Elton ‘Rocketman’ John pone la música a ‘John Wick: Capítulo 3’


El mes de mayo finaliza por todo lo alto en lo que a estrenos se refiere, tanto por el interés que puedan tener los títulos que llegan este viernes día 31 como por la variedad y cantidad de los mismos. Musical biográfico, acción, thriller, comedia y mucho cine español son los ingredientes que los espectadores podrán encontrar en la cartelera.

Sin duda el título más importante es Rocketman, drama biográfico sobre la vida y carrera musical de Elton John, desde sus inicios como prodigio en la Royal Academy of Music hasta el estrellato con una carrera en la que su compositor y colaborador Bernie Taupin jugó un papel fundamental. Dirigida por Dexter Fletcher (Eddie el Águila), esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido está protagonizada por Taron Egerton (Kingsman: El círculo de oro), Bryce Dallas Howard (Jurassic World: El reino caído), Richard Madden (serie Los Médici: Señores de Florencia), Jamie Bell (Cuatro fantásticos), Steven Mackintosh (Urban Hymn) y Gemma Jones (Tierra de Dios), entre otros.

Muy diferente es John Wick: Capítulo 3 – Parabellum, nueva entrega de la saga de acción protagonizada por Keanu Reeves (Matrix) que cuenta con capital exclusivamente hollywoodiense. La trama narra los hechos inmediatamente posteriores a la segunda entrega, cuando el protagonista es ex-comulgado por un asesinato dentro de las instalaciones del Continental. Esto provocará que toda clase de asesinos salgan en su búsqueda para cobrar la recompensa millonaria por su cabeza. Chad Stahelski vuelve a ponerse tras las cámaras como ya hizo en las dos anteriores entregas, y el reparto se completa con Ian McShane (El niño), Lawrence Fishburne (Passengers), Lance Reddick (Little woods), Halle Berry (X-Men: Días del futuro pasado), Anjelica Huston (El gran año) y Asia Kate Dillon (serie Billions).

Reino Unido y Estados Unidos también colaboran en La corresponsal, drama bélico de corte biográfico basado en un artículo de Vanity Fair escrito por Marie Brenner que aborda el trabajo y la vida de Marie Colvin, una de las corresponsales más famosa actualmente. Aunque al inicio de su carrera parece sentirse cómoda denunciando los horrores en países de todo el mundo mientras comparte martinis con la élite de Londres, poco a poco las tragedias que ve y relata empiezan a pesar en su vida personal hasta desmoronarse. A pesar de todo, se embarca en un último trabajo, el más peligroso, en la ciudad sitiada de Homs (Siria). Matthew Heineman, director de documentales como City of ghosts (2017), debuta en el género de ficción con esta cinta de 2018 entre cuyos actores destacan Rosamund Pike (El hombre del corazón de hierro), Jamie Dornan (Cincuenta sombras de Grey), Stanley Tucci (Transformers: El último caballero), Tom Hollander (La promesa), Alexandra Moen (Not alone) y Corey Johnson (Jackie).

Entre los estrenos puramente europeos destaca Infiltrado en Miami, comedia francesa de 2018 escrita y dirigida por Rachid Bouchareb (Tras la pista del enemigo) que arranca cuando un policía de Belleville, el distrito multiétnico de París, decide entrar como funcionario en el consulado francés de Miami ocupando el puesto de un amigo suyo que ha sido asesinado, con la esperanza de encontrar al asesino. En el estado norteamericano se alía con un policía con malas pulgas que le enseñará lo básico, y con el que comenzará a investigar el crimen. Omar Sy (Mañana empieza todo), Luis Guzmán (9/11), Biyouna (Cheba Louisa), Diem Nguyen, Eriq Ebouaney (Asalto en París) e Issaka Sawadogo (Det vita folket) encabezan el reparto.

Francia también está presente, junto a Bélgica, en la comedia dramática Clara y Claire, adaptación de la novela de Camille Laurens cuya trama se centra en una mujer de 50 años que, para espiar a su amante, crea un perfil falso en las redes sociales haciéndose pasar por una joven de 24 años. Sin embargo, el efecto que consigue es que el mejor amigo de su amante se enamore de ella, y que ella empiece a sentir algo por él. Y aunque todo transcurre en el mundo virtual, los sentimientos cada vez se vuelven más reales. Dirigida por Safy Nebbou (Comme un homme), la cinta está protagonizada por Juliette Binoche (Ghost in the Shell: El alma de la máquina), Nicole Garcia (Grandes familias), François Civil (Fonzy), Marie-Ange Casta (Ouvert la nuit), Guillaume Gouix (Perros rabiosos) y Charles Berling (Marie Curie).

La aventura dramática tiene como principal representante a Ártico, producción islandesa de 2018 que tiene como protagonista a un hombre que trata de sobrevivir en el Ártico, a 70 grados bajo cero, refugiándose en los restos de un avión accidentado. Sin embargo, un evento inesperado le obligará a salir y a emprender un peligroso viaje. Joe Penna debuta en el largometraje con esta cinta que tiene como únicos protagonistas a Mads Mikkelsen (serie Hannibal), Maria Thelma Smáradóttir (serie Prisioneras) y Tintrinai Thikhasuk.

Desde Italia llega 10 días sin mamá, comedia dirigida por Alessandro Genovesi (Soap opera), que también participa en su guión. El argumento se centra en un matrimonio y sus tres hijos. Él está completamente volcado en su trabajo, sin tiempo que dedicar a su familia, mientras que ella ha dejado de lado todo para ejercer como madre. Pero cuando la mujer, estresada de su rutina, decide irse de viaje a Cuba con su hermana, él tendrá que comenzar a ejercer como padre, lo que provocará un sinfín de situaciones caóticas. Fabio De Luigi (Esconde a la abuela en la nevera), Valentina Lodovini (Soundtrack), Angelica Elli, Bianca Usai y Matteo Castellucci son los principales actores.

En lo que a producción española se refiere, La estrategia del pequinés es el título de la adaptación de la novela homónima escrita por Alexis Ravel. Este thriller ambientado en las Islas Canarias arranca cuando un hombre que ha dejado atrás su vida criminal y trata de seguir adelante de forma tranquila se une a un último golpe para poder afrontar la enfermedad de su mujer. El plan es robar la caja fuerte del abogado y testaferro del más temible traficante de las islas. Para ello se suman al grupo un matón y una prostituta. Pero hasta un plan sencillo puede complicarse cuando los socios son gente que tiene la traición como única regla. Elio Quiroga (Nodo) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Jorge Bosch (Las ovejas no pierden el tren), Enrique Alcides (Haz de tu vida una obra de arte), Unax Ugalde (Lasa y Zabala), Kira Miró (No lo llames amor… llámalo X), Ismael Fritschi (Crisis) y Pep Jové (La luna en botella).

También española, aunque con colaboración estadounidense, es The chain, thriller dirigido por David Martín Porras (Stealing summers) que arranca cuando un hombre descubre que tiene la misma enfermedad neurológica que su padre. Dispuesto a no vivir lo mismo que él, decide suicidarse, para lo que contacta con una siniestra cadena de muertes asistidas. Su vida entrará en una espiral de violencia cuando deba cumplir con la única condición de la cadena: para morir primero hay que matar a alguien. El reparto está encabezado por John Patrick Amedori (Exorcismo en el Vaticano), Ray Wise (El destino de los Burnett), Madeline Zima (From A to B), Adrienne Barbeau (Gates of darkness), Jamie Clayton (El muñeco de nieve) y Dey Young (The northern kingdom).

La comedia dramática también es el género de Escapada, debut en el largometraje de Sarah Hirtt que cuenta con capital español, belga y luxemburgués. Ambientada en España, la historia aborda la relación de tres hermanos que vuelven a reencontrarse para solucionar una herencia. Un acontecimiento que despertará viejos fantasmas y que pondrá a prueba sus diferentes visiones del mundo. Entre los principales actores encontramos a François Neycken (Rodin), Raphaëlle Corbisier, Yohan Manca, María León (El autor), Sergi López (Huérfana) y Fermí Reixach (Amnesia).

La cinta más internacional posiblemente sea La ceniza es el blanco más puro, drama romántico coproducido entre China, Japón y Francia. La historia arranca en 2001, cuando una joven locamente enamorada de un cabecilla del hampa local es testigo de un ataque contra el hombre que ama. Para defenderle, dispara contra aquellos que pretenden atacarle, y para no delatarle termina condenada a cinco años de cárcel. Al salir busca al que fue su amor, pero este no parece dispuesto a aceptarla en su vida tras tanto tiempo. Jia Zhangke (Más allá de las montañas) escribe y dirige este film protagonizado por Zhao Tao (Naturaleza muerta), Liao Fan (Shi Fu), Xu Zheng (Wu rey qu), Liang Casper, Feng Xiaogang (Lao pao er) y Diao Yinan (Black coal).

Pasamos ahora a los estrenos de animación. Dilili en París es una cinta familiar de misterio con capital francés, belga y alemán ambientada en la Belle Époque y que tiene como protagonista a una joven que se embarca en una investigación para descubrir el origen de una serie de misteriosos secuestros, para lo que contará con la ayuda de un repartidor con scooter y de personajes extraordinarios que se cruzarán en su camino. Escrito y dirigido por Michel Ocelot (Kirikú y la bruja), el film cuenta con las voces originales de Prunelle Charles-Ambron, Enzo Ratsito, Natalie Dessay (Lucia di Lammermoor) y Bruno Paviot (Los pitufos 2), entre otros.

También de animación es Okko, el hostal y sus fantasmas, producción japonesa de 2018 basada en las novelas de Hiroko Reijo y Asami que tienen como protagonista a una joven que, tras perder a sus padres en un accidente de coche, va a vivir con su abuela, que regenta una posada tradicional japonesa. Allí empezará a ver y relacionarse con fantasmas que enseñarán a la joven la profesión de su abuela para convertirse en heredera del negocio. Kitarô Kôsaka (Nasu: Suitcase No Wataridori) es el encargado de dirigir esta cinta, entre cuyas voces en versión original destacan Seiran Kobayashi, Nana Mizuki (Gatos: Un viaje de vuelta a casa), Satsumi Matsuda, Rina Endô (serie Barakamon) y Etsuko Kozakura (Bonobono: Kumomo no Ki no Koto).

Terminamos este repaso con el documental La ciudad oculta, cinta dirigida por Víctor Moreno (La piedra) que cuenta con capital español, francés y alemán. La historia pone su mirada en un universo nunca visto en una película: el mundo que forman las tuberías, galerías, túneles, estaciones de metro, … en el subsuelo de una gran urbe. Un espacio sin el cual no podría funcionar y del que, sin embargo, no siempre somos conscientes.

1ª T. de ‘American Gods’, el viaje del héroe en la guerra de los dioses


Puede que para muchos el nombre de Neil Gaiman no tenga especial interés, pero el autor británico no solo es uno de los creadores de fantasía más interesantes de las últimas décadas, sino que su interpretación de los mitos y los dioses clásicos invita a una reflexión sobre el mundo, el ser humano y la sociedad que muy pocos escritores consiguen. Y eso es precisamente lo que se esconde tras la primera temporada de American Gods, adaptación en formato de serie de una de sus novelas más conocidas. Recién estrenada la segunda etapa, es obligado revisar algunos de los pilares narrativos de los primeros ocho episodios de la ficción creada por Bryan Fuller (serie Hannibal) y Michael Green (guionista de Blade Runner 2049).

Para aquellos que no conozcan su argumento, la historia arranca cuando un hombre sale de prisión. Ese mismo día se entera que su novia y su mejor amigo han muerto en un accidente de tráfico que apunta a que estaban teniendo una aventura. El expresidiario conoce además a un misterioso hombre que responde al nombre de Sr. Miércoles, quien le contrata para iniciar un viaje que le llevará a ser protagonista en una guerra en la que los antiguos y los nuevos dioses y mitos luchan por el favor y el control de los hombres. Visto así la serie podría entenderse como una propuesta de ciencia ficción al estilo más clásico, pero nada más lejos de la realidad. De hecho, Fuller y Green realizan un planteamiento completamente diferente, optando más por el drama y la intriga y, sobre todo, por un desarrollo de personajes muy arriesgado en los tiempos que corren.

Porque al igual que los antiguos dioses de American Gods, esta primera temporada recurre a algo que ya no suele verse, y es dedicar toda una temporada, episodio tras episodio, a desarrollar los orígenes, motivaciones y posicionamiento de cada uno de los personajes secundarios que aparecen en la historia. De este modo, esta etapa se convierte más en un escaparate de seres míticos, de dioses en la tierra que pasan desapercibidos entre nosotros pero a los que se les rinde, o se les ha rendido alguna vez, culto de un modo u otro. Y es algo completamente gratificante. Como ocurre con los nuevos dioses (los nuevos media, los media, la tecnología, …), el actual ritmo de la sociedad parece impedir una cierta pausa y reflexión, y que una serie de estas características sea capaz de desafiar esto para presentar algo más pausado y tradicional es, a la vez que admirable, una suerte de vínculo metalingüístico entre realidad y ficción que hace aún más compleja la serie.

Para muchos tal vez esta estructura narrativa de esta primera etapa sea algo negativo para la propia ficción, y hasta cierto punto es cierto, pues centrar la atención en los personajes secundarios muchas veces distrae del objetivo principal, e incluso impide un seguimiento natural de la trama. Sin embargo, enriquece notablemente el universo en el que se desarrolla la acción, y teniendo en cuenta la complejidad que se antoja va a tener el argumento, resulta gratificante poder conocer las motivaciones y la posición de cada uno de los roles. Esto permite, además, una reinterpretación de muchos seres mitológicos y divinos de diferentes culturas y épocas de la civilización, una seña de identidad de Gaiman que los creadores de esta ficción televisiva logran captar a la perfección.

Composición de las tramas

Todo ello genera, por otro lado, algo muy interesante para cualquier profesional y aficionado a las complejas historias, y es la construcción de un “árbol” de tramas en el que cada arco argumental secundario es una rama que se une al resto en un tronco central que no es otro que la guerra que se avecina. Vista así, esta primera temporada de American Gods se convierte en un interesante compendio de detalles y líneas dramáticas que se entrelazan, se nutren y modifican unas a otras, y sobre todo se hacen crecer entre ellas. El viaje de los dos protagonistas permite al espectador asomarse a una visión de las creencias religiosas antiguas (y modernas, aunque en menor medida) tan particular como acertada, pero ante todo le permite descubrir los vínculos de esas antiguas deidades, de su devenir durante siglos en una tierra en la que la fe parece haber desaparecido. A través del Sr. Miércoles, rol magistralmente interpretado por Ian McShane (John Wick: Pacto de sangre), se va desenmarañando una intrincada madeja de viejos rencores, de encuentros pasados y de traiciones presentes.

Aunque la parte dramática no sería nada sin un apartado visual espléndido que no solo saca el máximo provecho a la historia en sí, sino que capta la esencia estética de la obra de Gaiman. A medio camino entre la belleza y la visceralidad, la complejidad dramática de los personajes se nutre con una puesta en escena única que oscila entre la road movie y el viaje del héroe para encontrar su sentido en el mundo. Asimismo, la serie aprovecha para presentar los ambientes en los que se mueven los secundarios, cada uno de ellos definiéndoles de una forma muy precisa que contribuye, además, a esa reinterpretación de los mitos que realiza Gaiman. Todo ello, fondo y forma, crea una obra diferente, no apta para todos los públicos y capaz de poner a prueba la paciencia de muchos espectadores. Pero no hay atajos para poder afrontar la complejidad de una historia de estas características, y al igual que ocurre con otras series de dimensiones tan grandes, la paciencia al final tiene su recompensa.

Esta primera temporada nos deja, por tanto, el viaje iniciativo de un héroe que se adentra en un mundo de dioses, mitos y seres mágicos. Un mundo que convive con el nuestro a plena vista y que, sin embargo, el común de los mortales es incapaz de ver. Bajo este prisma, esta ficción se convierte en una versión moderna de clásicas historias, lo que aporta al conjunto un sentido mucho mayor, engrandeciendo su propia esencia y trascendiendo sus propias limitaciones televisivas para revelarse como una historia atemporal, única y brillante. Serían necesarias muchas entradas en este rincón de Internet para analizar todos y cada uno de los matices que representan a los dioses, así como cada interpretación que de sus mitos se realiza. Baste decir que, por ejemplo, los personajes de Anubis e Ibis son sencillamente perfectos, cada uno convertido en una versión moderna de su función en el Antiguo Egipto, balanza del juicio de Osiris incluida.

Lo que representa este comienzo de American Gods es el punto de partida de un complejo juego en el que los intereses y los conflictos se contraponen unos con otros. La belleza formal de su propuesta, la profundidad de sus personajes y de sus arcos dramáticos, y el toque de humor característico de Gaiman (la escena con todos los Jesús provocados por las ramificaciones de la religión católica es tan hilarante como cierta) componen ocho episodios no solo recomendables, sino sumamente interesantes para todo aquel aficionado a la historia, a los mitos clásicos y, sobre todo, al contraste que generan con una sociedad de consumo como la actual. Fuller y Green componen una sinfonía en la que cada paso del viaje, cada dios o ser mitológico que aparece, queda representado por una nota característica que enriquece el conjunto hasta dotarlo de una vida única, propia y diferente a lo visto habitualmente en televisión.

Regresa ‘Hellboy’ con Theron y Rogen logrando lo ‘Casi imposible’


La recta final del mes de mayo va a concentrar un importante número de estrenos que tratarán de continuar con la estela de blockbusters iniciada por la última película de Marvel. Es de suponer que ninguna de ellas podrá lograr el rotundo éxito de los superhéroes, pero en todo caso es casi seguro que atraerán a un buen número de espectadores a las salas. Y este viernes día 17 uno de esos estrenos procede también de un cómic, y reinicia una saga iniciada hace ya 15 años.

Se trata de la nueva versión de Hellboy, nueva aventura cinematográfica del conocido personaje de cómic creado por Mike Mignola que en esta ocasión dirige Neil Marshall (Centurión) y cuya historia sitúa a este demonio en una lucha contra un espíritu ancestral que fue amante del mago Merlín, del que aprendió los hechizos que la convirtieron en una de las brujas más poderosas. Tras ser derrotada y enterrada, regresa de entre los muertos con la intención de destruir a la humanidad. Aventura, acción, humor y una estética más oscura y violenta es lo que plantea esta cinta coproducida por Estados Unidos, Reino Unido y Bulgaria que cuenta en su reparto con David Harbour (serie Stranger things), Ian McShane (Hércules), Milla Jovovich (Resident Evil), Penelope Mitchell (Gnaw), Thomas Haden Church (Spider-Man 3), Sasha Lane (Ritmos del corazón), Daniel Dae Kim (serie Hawai 5.0) y Brian Gleeson (La suerte de los Logan).

Muy diferente es la comedia romántica estadounidense Casi imposible. Su trama arranca cuando un periodista desenfadado se reencuentra inesperadamente con la que fuera su niñera y primer amor, que ahora es una de las mujeres más influyentes del mundo y candidata a la Presidencia. Él logra cautivarla y ella decide contratarle como redactor de sus discursos, para sorpresa de sus asesores. Y aunque el periodista no está preparado para el mundo en el que vive ella, la química entre ellos les llevará a un romance por todo el mundo no exento de peligros. Jonathan Levine (Los tres reyes malos) se pone tras las cámaras de esta historia protagonizada por Charlize Theron (Atómica), Seth Rogen (The disaster artist), June Diane Raphael (El día de la novia), Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), Andy Serkis (Black Panther) y Randall Park (Aquaman).

Antes de pasar a los estrenos europeos hay que destacar Sombra, nuevo drama de acción dirigido por Zhang Yimou (La gran muralla) que cuenta con capital procedente de China y Hong Kong y cuyo argumento se centra en un rey y su gente, que buscan recuperar su tierra natal después de ser expulsados. Cada uno de los personajes busca el mismo objetivo, aunque por motivaciones diferentes que generará una intrincada red de intrigas y traiciones. Deng Chao (I belonged to you), Sun Li (E gun tian shi), Ryan Zheng (This is me), Guan Xiaotong (Romance out of the blue) y Wang Qianyuan (Guns and kidneys) encabezan el reparto.

Desde Francia nos llega La última locura de Claire Darling, adaptación de la novela de Lynda Rutledge que tiene como punto de partida la venta que una mujer hace de todas sus pertenencias el primer día de verano. El motivo de este mercadillo improvisado es la creencia de que su muerte se producirá ese día. A medida que se van vendiendo los objetos a precios ridículos los recuerdos de su vida llegan a su mente, alternándose los momentos más brillantes con los más trágicos. Pero esta venta también motiva el regreso de su hija, con la que no ha tenido contacto en más de 20 años. Julie Bertuccelli (El árbol) se pone tras las cámaras de este drama que tiene como protagonista a Catherine Deneuve (El nuevo nuevo testamento), a la que acompañan Chiara Mastroianni (El precio de la fama), Alice Taglioni (Reparar a los vivos), Laure Calamy (Los casos de Victoria), Samir Guesmi (Jeunesse) y Olivier Rabourdin (Las guardianas), entre otros.

También francesa es Un hombre fiel, comedia dramática de corte romántico que dirige y protagoniza Louis Garrel (Los fantasmas de Ismael), quien colabora además en el guión. La historia arranca cuando una mujer deja a su novio por su mejor amigo, del que además está embarazada. Ocho años después, y tras la muerte del amigo, la pareja vuelve a reunirse. Sin embargo, su nueva relación no será bien vista ni por el hijo de ella ni por la hermana del difunto, enamorada en secreto de él. El reparto se completa con Laetitia Casta (El fraude), Lily-Rose Depp (La bailarina) y Joseph Engel (Isn’t it delicious).

El último estreno procedente del país galo es Necesitamos tu voto, comedia política de 2018 que tiene como protagonista a un joven que entra a trabajar en la campaña de un candidato a las elecciones presidenciales, en el puesto de asistente de la directora de comunicación. Fascinado por ella, aprenderá los entresijos del puesto y del mundo político. Mathieu Sapin debuta en el largometraje con esta historia protagonizada por Alexandra Lamy (Historias de una indecisa), Finnegan Oldfield (Reparar a los vivos), Valérie Karsenti (La escuela de la vida), Gilles Cohen (Tres recuerdos de mi juventud) y Philippe Katerine (Un sol interior).

España y Bélgica, junto a México, producen El año de la plaga, aventura de 2018 que mezcla comedia y fantasía en la adaptación de la novela de Marc Pastor a la gran pantalla. La trama arranca cuando los amigos de un joven deciden buscarle una novia después de una dolorosa ruptura. La situación se complica cuando el chico recibe una llamada de su ex, asustada porque la gente de su entorno ha perdido sus recuerdos y sus emociones. Sin saber muy bien lo que ocurre, pero con un bagaje de películas que le han marcado a lo largo de su vida, decide convertirse en el héroe que nunca fue y rescatar al amor de su vida, algo en lo que contará con la ayuda de sus amigos. Carlos Martín Ferrera (Zulo) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Iván Massagué (Kamikaze), Miriam Giovanelli (serie Velvet), Sílvia Abril (Cuerpo de élite), Marta Castellote (La sexta alumna), Brays Efe (serie Paquita Salas), María Molins (Cien años de perdón) y Ana Serradilla (Espacio interior), entre otros.

La comedia familiar con toques de intriga está representada por La pequeña traviesa, cinta alemana de 2018 que dirige Joachim Masannek (Las fieras fútbol club) y que gira en torno a una niña capaz de hablar con los animales. Nadie conoce esta particular habilidad salvo sus padres, lo que ha obligado a la familia a mudarse en numerosas ocasiones. En el último de estos traslados ella promete no volver a meterse en líos, pero cuando descubre que un ladrón ha secuestrado a un pequeño elefante de un zoo cercano emprenderá una aventura en la que su habilidad será fundamental. Malu Leicher, Christoph Maria Herbst (Bienvenidos a Grecia), Peri Baumeister (Oregon Pine), Tom Beck (Un mensaje para ti), Aylin Tezel (The yellow birds) y Meret Becker (Padre a la fuerza) son los principales actores.

La cinta más internacional de la semana es La carga, primera película de ficción escrita y dirigida por Ognjen Glavonic (Dubina dva) que cuenta con capital serbio, francés, croata, iraní y qatarí. Su argumento se ambienta en 1999, cuando un conductor de camiones es contratado para trasladar una mercancía desde Kosovo hasta Belgrado durante los bombardeos de la OTAN. Sin saber lo que está transportando, deberá viajar por un territorio inhóspito y peligroso, a través de un país devastado por la guerra. Entre los actores protagonistas encontramos a Leon Lucev (Ivan), Pavle Cemerikic (Nicije dete), Tamara Krcunovic (Vlaznost), Ivan Lucev e Igor Bencina (Karaula).

República Checa, Eslovaquia y Dinamarca colaboran en Lejos de Praga, drama con toques cómicos de 2017 que adapta el libro de Zdenek Sverák acerca de un niño de 8 años que se ve obligado a abandonar su casa en Praga durante la II Guerra Mundial. El pequeño se muda a una casa en el campo en la que veranea junto a sus familiares. Allí deberá adaptarse a un nuevo ritmo de vida, y será allí donde se sienta atraído por la belleza de las chicas por primera vez y donde descubra oscuros secretos familiares. Dirigida por Jan Sverák (Sueños de juventud), la cinta está protagonizada por Alois Grec, Jan Tríska (Poseídos), Oldrich Kaiser (Rachanda), Tereza Voriskova (Alois Nebel) y Ondrej Vetchý (Vsivaci).

Terminamos con el documental español Hospitalarios, las manos de la Virgen, que descubre al espectador lo que cada año ocurre en una pequeña aldea al sur de Francia desde 1858, donde hombres y mujeres con todo tipo de dolencias y enfermedades llegan en peregrinación para ser tratados de sus dolencias en la conocida como Gruta de Lourdes. La cinta está dirigida por Jesús García Colomer.

3ª T de ‘Ray Donovan’, vender el alma para lograr la mejor temporada


Liev Schreiber e Ian McShane marcan el desarrollo de la tercera temporada de 'Ray Donovan'.La serie creada por Ann Biderman (Las dos caras de la verdad) y protagonizada por Liev Schreiber (El mayordomo) ha mantenido un nivel más que aceptable en sus dos primeras temporadas, ahondando fundamentalmente en los problemas familiares, en el pasado y en el modo en que afectan a los personajes. Pero la tercera temporada de Ray Donovan ha sido, sencillamente, increíble. Y lo ha logrado, curiosamente, abandonando las tramas del pasado para centrarse en el futuro.

Estos nuevos 12 episodios sitúan al protagonista, hombre controlador donde los haya, ante situaciones que no controla, ante un mundo que, a priori, está fuera de su alcance y al que, sin embargo, quiere aferrarse desesperadamente para solventar su vida y la de su familia. En este contexto, los conflictos dramáticos de la temporada adquieren una mayor importancia, en tanto en cuanto el desarrollo obliga al personaje a algo a lo que no está acostumbrado: a vender su alma para poder salvar a los que quiere. A lo largo de los episodios ha sido tan habitual ver al héroe hacer y deshacer a su antojo, que verle atado de pies y manos por una familia más poderosa es algo sumamente atractivo.

Claro que no todo depende de la solidez dramática de esta tercera temporada. Las incorporaciones que presenta Ray Donovan en esta entrega tienen mucho que decir, fundamentalmente Ian McShane (El niño) y Katie Holmes (serie Dawson crece), brillantes en sus respectivos papeles. Más allá del héroe, el mundo creado por estos personajes, padre e hija, deja la violencia que desprende el rol de Schreiber como una mera anécdota. Y no porque sean viscerales, más bien al contrario. La capacidad de destruir con el poder y la influencia a quien quieran, de manipular los hechos para beneficiarse, y de controlar todo a su alrededor, les convierte en lobos con piel de cordero, algo a lo que todavía no estaba acostumbrada la serie.

Por ello, la temporada se torna mucho más atractiva de lo que fueron las anteriores etapas. Tal vez ha tenido mucho que ver el hecho de que la segunda entrega de episodios requirió de un análisis en profundidad del pasado de la familia Donovan, lo que terminó perjudicando el ritmo del conjunto. Sea como fuere, lo cierto es que la apuesta por hacer avanzar la acción a través de la introducción de nuevos personajes (y de retomar tramas abiertas anteriores) ha sido exitosa, hasta el punto de convertir esta tercera etapa en la mejor hasta la fecha.

Problemas del pasado

Pero la verdadera riqueza de Ray Donovan radica en su facilidad para integrar en un todo armónico todas las tramas, enriqueciéndose unas con otras para volver más complejas las relaciones entre los protagonistas. De hecho, es a raíz de una línea dramática heredada de la segunda temporada que el protagonista vende su alma. Pero es precisamente por eso por lo que, al final, se desencadenan una serie de acontecimientos que permiten ver, por primera y quizá última vez, al héroe de esta trama sin su coraza.

Y de nuevo es el personaje de Jon Voight (Cuestión de honor) el elemento perturbador de todo el desarrollo dramático. Lo cierto es que, sin su presencia, la serie no sería lo mismo. Tal vez porque es el único personaje que va por libre, tal vez porque es la verdadera némesis del héroe (y eso que es su padre), lo cierto es que ha recuperado con fuerza el carácter catalizador de los mayores dramas que presenta esta tercera temporada.

De hecho, sin él no habría tenido lugar el desenlace que se ha producido. No me refiero tanto a las acciones en sí mismas como al desarrollo de toda su trama, que termina como quería el personaje de Schreiber, aunque con una mayor carga trágica y dramática. La capacidad de Mickey Donovan para destruir todo y a todos los que le rodean se convierte, en definitiva, en el segundo motor de la serie, generando un notable contraste con el protagonista, cuyo fin es, precisamente, tratar de salvar todo y a todos los que le rodean.

Lo que deja en el recuerdo esta tercera temporada de Ray Donovan es a un héroe que afronta sus horas más bajas. A un hombre acostumbrado a controlar y a lograr el éxito que debe plegarse a las exigencias de otros para poder salvar a su familia. Y en esa debilidad, en ese conflicto interno y externo, es donde más crece la serie. ¡Ah!, y no hay que olvidar al personaje de Dash Mihok (El lado bueno de las cosas), el hermano pequeño de los Donovan. Su evolución en esta temporada es brillante, y el actor ha sabido estar a la altura. El broche de oro para una temporada impecable.

‘Hércules’: las capas que no dejan ver al hombre detrás de la leyenda


Dwayne Johnson es 'Hércules' en la película de Brett Ratner.Normalmente una película nace con muy buenas intenciones. Intenciones que, de un modo u otro, traspasan todas las capas que componen un film para revelarse, aunque sea de forma velada, en el resultado final. Lo nuevo de Brett Ratner (Hora punta) las tiene. La idea de eliminar el carácter divino del mito de Hércules para convertirlo en un hombre extraordinario ayudado por un grupo de seguidores con habilidades igualmente notables no es algo novedoso, pero sí interesante. El problema de la película llega después, cuando dicha idea pasa por todos los filtros necesarios para convertirse en un simple entretenimiento con pocos o ningún reto para el espectador.

Y es que Hércules peca de casi todo. El desarrollo dramático de la historia es casi nulo, convirtiéndose en una aventura previsible y los diálogos poseen un cierto humor inocente que resta gravedad a unos personajes marcados por la violencia y la guerra. Bueno, en realidad los personajes, salvo alguna honrosa excepción, tampoco quedan definidos excesivamente bien, lo que ayuda a esa imagen de cinta para todos los públicos con un cierto tema adulto en un fondo muy profundo. Eso sí, hay que reconocerle a Dwayne Johnson (El rey Escorpión) su esfuerzo por dotar al personaje tanto de presencia física como de carisma, siendo en gran medida el que aguanta el peso de la trama. Como contrapunto, la labor de Ian McShane (serie Los pilares de la Tierra) aporta al conjunto un aire fresco e irónico que genera los únicos momentos verdaderamente cómicos del film.

El principal problema de la cinta se halla, por tanto, en la base sobre la que se construye, pero la labor de Ratner tampoco ayuda demasiado a limpiar la sensación de estar ante una versión descafeinada de algo que podría haber sido algo más. Independientemente de que no posea una identidad propia, el director opta por la ausencia total de sangre en las numerosas secuencias de combate que nutren el film. Como si de un guiño a la ausente divinidad del protagonista se tratara, los personajes apenas sangran en sus combates, ni los héroes ni los villanos. Un estilo muy pulcro que, una vez más, sirve al director para superar todos los filtros y convertir su historia en algo descafeinado.

Todo ello con la premisa inicial de mostrar el mundo real en el que se justifica la existencia de los seres mitológicos y las leyendas. La forma de transformar a los centauros, al Cerbero o a la Hidra en meros juegos de perspectiva es cuanto menos curiosa. Pero más allá de todo eso, Hércules no es más que un entretenimiento simple y sin demasiada carga emocional, entregado por completo a destacar los músculos del héroe y la habilidad de sus hermanos de armas. Brilla por su ausencia el conflicto dramático, y tampoco es que Ratner aporte una originalidad visual notable al conjunto. Además, el hecho de que, al final, el protagonista realice auténticas gestas de un semidiós tampoco beneficia a esa idea del “hombre detrás de la leyenda”. Desde luego, opciones había de que fuera mejor, aunque visto el resultado también podría haber sido mucho peor.

Nota: 5,5/10

El estreno de ‘Hércules’ quiere librar del mal a los ‘Jersey boys’


Estrenos 5septiembre2014Arrancamos otra página del calendario de este 2014, lo que en novedades cinematográficas viene a suponer una época de transición entre los blockbusters veraniegos, en lo que este año ha sido bastante irregular, y los títulos interesantes con un mayor peso dramático e interés emocional. Hoy viernes, 5 de septiembre y primer fin de semana del mes, es el vivo ejemplo de lo que veremos en las próximas semanas: grandes nombres, grandes efectos visuales e historias muy interesantes. O lo que es lo mismo, estrenos para todos los gustos. Y por supuesto, no hay que olvidar el reestreno de uno de los films más enternecedores de la Historia del cine.

El más importante de dichos estrenos es, sin duda, Hércules, nueva aproximación al héroe de la mitología griega que en esta ocasión se basa en la saga de cómics ‘The Thracian Wars’, de Steve Moore. El argumento sitúa al personaje justo después de haber realizado sus 12 trabajos, ganándose la vida como mercenario. En una de esas misiones el rey de Tracia y su hija le involucran en su guerra contra un tirano, momento en el que el héroe deberá reencontrarse a sí mismo. Acción, espectáculo y efectos especiales son los tres grandes pilares sobre los que se asienta el film dirigido por Brett Ratner (X-Men. La decisión final). Frente a la cámara podremos ver, tanto en 2D como en 3D, a Dwayne Johnson (Dolor y dinero) como el mítico héroe, acompañado para la ocasión por John Hurt (Rompenieves), Ian McShane (El niño), Joseph Fiennes (serie American Horror Story: Asylum), Rufus Sewell (The Sea), la modelo y debutante Irina Shayk, Aksel Hennie (Headhunters) e Ingrid Bolsø Berdal (Flukt).

Aunque sin duda una de las novedades más atractiva es Jersey boys, lo nuevo de Clint Eastwood como director tras J. Edgar en 2011. Basada en el musical homónimo, la película los orígenes de la banda ‘Four Seasons’, así como los de su líder, Frankie Valli. A través de números musicales y canciones del famoso grupo como ‘Big girls don’t cuy’ o ‘Grease’, el film aborda la problemática vida del cantante y su relación con la mafia, algo que terminó costándole muy caro. El reparto combina rostros conocidos con otros debutantes, entre los que destacan Christopher Walken (Siete psicópatas), John Lloyd Young, Erich Bergen (How sweet it is), Vincent Piazza (serie Boardwalk Empire), Michael Lomenda, Steve Schirripa (serie Los Soprano) y Johnny Cannizzaro (serie The young and the restless).

Las dos últimas propuestas procedentes de Estados Unidos comparten género. Líbranos del mal es la nueva incursión en el terror centrado en posesiones demoníacas, aunque como viene siendo habitual en los últimos tiempos se basa en el relato de un testigo real, en este caso un agente de policía al que da vida Eric Bana (Troya). La trama arranca cuando dicho policía, que pasa por un momento personal delicado, se alía a un sacerdote especializado en exorcismos para acabar con una serie de crímenes que se están sucediendo en Nueva York. Alejada del estilo found footage que ha caracterizado las últimas representantes del género, la película dirigida por Scott Derrickson (Sinister) promete emociones fuertes y más de un susto a los espectadores y a los protagonistas, entre los que cabe destacar a Édgar Ramírez (Libertador), Olivia Munn (serie The Newsroom), Sean Harris (Prometheus), Joel McHale (Juntos y revueltos) y Chris Coy (Rogue River).

Por su parte, Casi humanos es la ópera prima de Joe Begos, quien actúa en calidad de director y guionista. Enmarcada en el terror de corte alienígena y monstruoso, la historia se desarrolla en un pequeño pueblo de Maine, donde un joven será acusado y absuelto del asesinato de su mejor amigo, quien algún tiempo atrás desapareció en un intenso haz de luz. Años después una serie de horribles asesinatos llevarán al joven a pensar que su amigo ha regresado, aunque convertido en algo muy distinto. Frente a la cámara encontramos a Graham Skipper (Late bloomers), Josh Ethier (La casa de Rosewood Lane), Vanessa Leigh (The mise), Susan T. Travers (Sleather), Anthony Amaral III y Michael A. LoCicero.

Dejamos Hollywood para centrarnos en Europa, aunque con una parada previa en Colombia. Ciudad Delirio es el nuevo largometraje de Chus Gutiérrez (Retorno a Hansala) que narra, en clave cómica, el proceso de cambio que vive un médico español después de que, durante un congreso en Cali, conozca a una bailarina de salsa. Su recuerdo le impide sentirse cómodo a su vuelta tanto en su trabajo como en su vida personal, por lo que decide volver a Colombia, esta vez a trabajar. Los sucesivos encuentros con la joven bailarina derivarán en un romance. Julián Villagrán (Quién mató a Bambi?), Carolina Ramírez (serie La Pola), Ingrid Rubio (La estrella) y Jorge Herrera (90 millas) conforman el reparto principal.

La representante francesa de la semana es el thriller dramático El amor es un crimen perfecto, cuyo argumento gira en torno a un profesor de Literatura en la universidad de Lausanne cuya fama de conquistador entre sus alumnas no es ningún secreto. Cuando su última conquista, una de las alumnas más brillantes que ha tenido, desaparezca sin dejar rastro, se convertirá en el foco de las sospechas de su madre, quien ha iniciado la investigación de su hija. Adaptación de la novela escrita por Philippe Dijan, la película está dirigida a cuatro manos por los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu (Pintar o hacer el amor), y protagonizada por Mathieu Amalric (La venus de las pieles), Karin Viard (Polisse), Maïwenn Le Besco (Alta tensión), Sara Forestier (Los nombres del amor) y Denis Podalydès (Caché).

Desde Alemania nos llega la producción de 2013 Destino Marrakech, drama que aborda la relación entre padre e hijo cuando este último visita al primero en la ciudad del título. Un viaje a un país exótico cuya influencia será determinante para que ambos personajes puedan reencontrarse tanto física como emocionalmente, o separarse definitivamente. Caroline Link (En un lugar de África) escribe y dirige la propuesta, en la que encontramos a Ulrich Tukur (Houston), Samuel Schneider (Boxhagener Platz), Hafsia Herzi (El viaje de Bettie), Marie-Lou Sellem (serie El lugar del crimen) y Josef Bierbichler (La cinta blanca).

Para los más nostálgicos la cartelera española vuelve a recibir este fin de semana Cinema Paradiso, emotiva película italiana de 1989 escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore (La mejor oferta) que, con motivo de su 25 aniversario, ha sido restaurada digitalmente. La historia, para aquellos que no hayan podido verla, sigue la vida de un niño en un pueblecito de Italia donde el único pasatiempo es acudir al Cine Paradiso. Fascinado por la magia del cine, sus deseos de que se convierta en realidad le llevan a entablar amistad con el propietario y proteccionista del cine. A medida que crece su destino le lleva a perseguir sus sueños lejos de su hogar, pero una llamada le obligará a volver y le desvelará un secreto largamente guardado. Philippe Noiret (Cómicos en apuros), quien falleció en 2006, y Salvatore Cascio (Están todos bien) como el pequeño ‘Toto’ son la pareja protagonista, a los que acompañan Jacques Perrin (El pacto de los lobos), Agnese Nano (Aria), Brigitte Fossey (Los hijos del náufrago), Marco Leonardi (El mexicano) y Antonella Attili (Cavalli).

La única cinta de animación de la semana es La abeja Maya: La película, nueva aventura del famoso personaje de la televisión que ahora, con las nuevas tecnologías, se presenta en formato tridimensional y con animación por ordenador. Dirigida por Alexs Stadermann (The Woodlies Movie), la trama arranca cuando la jalea real de la colmena en la que vive Maya desaparece. Las principales sospechosas son las avispas, y dado que Maya tiene una amistad cercana a pesar de las instrucciones de mantenerse alejada de ellas, se la considera cómplice. Acompañada únicamente por su amigo Willy se embarcará en un viaje hasta la colmena de las avispas para descubrir al verdadero culpable y lograr así la amistad entre abejas y avispas. La película cuenta con las voces de Coco Jack Gillies (serie Devil’s Playground), Kodi Smit-McPhee (El amanecer del Planeta de los Simios), Jacki Weaver (El lado bueno de las cosas) y Noah Taylor (Al filo del mañana), entre otros.

El documental español L’endemà cierra los estrenos de hoy viernes. Dirigido por Isona Passola, autor del documental Cataluña Espanya (2009), la obra trata de dar respuestas serias a las incógnitas que plantea la posibilidad de vivir en una Cataluña independiente de España, tratando de este modo de eliminar el miedo a lo desconocido, base argumental de la obra.

‘El niño’: jugando al contrabando en el estrecho


Jesús Castro es 'El niño' de Daniel Monzón.Si algo hay que reconocerle a Daniel Monzón (Celda 211) es su capacidad para aunar espectáculo y realismo en un único producto que, en líneas generales, siempre deja una sensación satisfactoria. Hay casos, como el del motín carcelario de su anterior film, en que alcanza cotas sobresalientes, pero en cualquier caso su nivel cinematográfico se mantiene normalmente alto. Su último proyecto no lo es menos, y aunque puede tener ciertas irregularidades de ritmo propias de una historia con tantas aristas como esta, el resultado final es notable, más si tenemos en cuenta el impresionante reparto del que hace gala la película.

Porque El niño podrá ser más o menos realista; podrá tener unas secuencias de acción rodadas con agilidad y muy del gusto hollywoodiense; incluso posee un cierto toque violento con esas salvajes muertes colgando de puentes. Pero al final son los actores y sus personajes los que sustentan buena parte del interés. Hablar de gente como Luis Tosar (También la lluvia), Sergi López (Tango libre) o Eduard Fernández (Luna caliente) sería reiterar la enorme calidad de unos intérpretes que pueden (y deben) ser considerados de lo mejor que ha dado el cine español. El que merece especial atención es Jesús Castro, joven debutante que carga sobre sus hombros un interesante personaje de mirada desafiante cuyo único objetivo es “no aburrirse”. Su labor, sobre todo en los momentos en que cruza el estrecho de Gibraltar perseguido por helicópteros, sorprende y engatusa a partes iguales.

A medio camino entre el thriller y la acción, Monzón compone un relato interesante sobre la vida en el estrecho y sobre las dos caras de un negocio en el que la traición, sea del bando que sea, se paga cara. Empero, la película se desinfla en la primera parte de su segundo acto en un intento por dotar a sus personajes protagonistas de un trasfondo algo más humano, más cercano y más profundo. Esto, aunque a la larga ayuda a comprender determinadas decisiones y actitudes, obliga al ritmo narrativo a reducir intensidad, centrándose en una historia de amor que bien podría haberse resuelto de forma algo más directa. Además, el argumento se toma su tiempo para hilvanar las diferentes tramas que se desarrollan en la primera parte de la película, lo que acentúa esa falta de ritmo.

Pero no es un obstáculo insalvable. De hecho, este tipo de problemas narrativos, que se dan en la mayoría de películas, beneficia en cierto modo a El niño. Evidentemente, en un primer momento el espectador puede perder cierto interés en la historia, sobre todo durante el cortejo del personaje de Castro, pero a la larga mucha de la información suministrada en esos minutos beneficia al desarrollo. Daniel Monzón demuestra de este modo que es posible hacer cine espectacular con un cierto toque nacional, lo que en ningún caso quiere decir “casposo”. Con una historia seria e intensa en las manos el director aprovecha para crear un reflejo de la vida al margen de la ley en un lugar en el que el contrabando está a la orden del día. Un thriller de acción, en definitiva, que bien podría haber producido algún gran estudio de Estados Unidos. Eso sí, sin las concesiones típicas que el beneficio económico les obliga a hacer.

Nota: 7/10

El contrabando de ‘El niño’ se encuentra ‘En el ojo de la tormenta’


Estrenos 29agosto2014Agosto termina, pero el verano cinematográfico todavía durará algunas semanas más si atendemos a las novedades que están a punto de llegar. Unos estrenos, por cierto, que dan un respiro a la cartelera española para que esta pueda acoger títulos que si bien a priori no son grandes blockbusters, sí tienen los ingredientes necesarios para atraer la atención del público, sobre todo los dos más importantes de hoy, viernes 29. Buenas campañas de publicidad han hecho que se hable de ellas, pero sus atractivos van más allá del mero marketing, sustentando sus bazas en las tramas y los nombres propios que las protagonizan.

Comenzamos por En el ojo de la tormenta, cinta norteamericana de acción enmarcada en las catástrofes naturales que ha basado su promoción en algo poco habitual pero muy efectivo: la espectacularidad y sencillez de su historia, dejando a un lado la relevancia de los actores que la protagonizan. Y es que la historia, que se centra en una pequeña localidad donde se suceden una serie de letales tornados, está contada a través de las cámaras de cazadores de tormentas profesionales que buscan, ante todo, una foto única. Dirigida por Steven Quale (Destino final 5), la película cuenta en su reparto con Richard Armitage (El Hobbit: La desolación de Smaug), Sarah Wayne Callie (serie The walking dead), Matt Walsh (Ted), Alycia Debnam Carey (Martha’s New Coat), Arden Escarpeta (Midnight son) y Nathan Kress (serie iCarly).

El otro estreno al que hacía referencia en la introducción es El niño, propuesta española de la semana que dirige Daniel Monzón (Celda 211) y que aborda el mundo del contrabando en el estrecho de Gibraltar. En concreto, la historia gira en torno a los intentos de la policía por detener las actividades de los narcotraficantes al mismo tiempo que tres jóvenes deciden introducirse en ese peligroso mundo por su cuenta y riesgo, cruzando los 14 kilómetros que separan Europa de África en una lancha motora. Acción, thriller y drama son los componentes de un film protagonizado por un elenco internacional en el que destacan Luis Tosar (Mientras duermes), el debutante Jesús Castro, Sergi López (Ismael), Ian McShane (Piratas del Caribe. En mareas misteriosas), Bárbara Lennie (Miel de naranjas) y Eduard Fernández (Todas las mujeres).

Desde Canadá nos llega una comedia romántica que ha dejado buenas sensaciones a su paso. Se trata de Amigos de más, un nuevo intento de Daniel Radcliffe para que la gente empiece a verle como algo más que la versión adulta de Harry Potter. Basada en la obra de teatro de  T.J. Dawe y Michael Rinaldi ‘Toothpaste and Cigars’, la trama sigue la relación de amistad que se establece entre un chico y una chica que se conocen durante una fiesta. La química que se genera entre ellos les permite hablar de todo y sentirse cómodos con la sinceridad que comparten. El problema es que ella tiene novio y él está locamente enamorado de su mejor amiga. Michael Dowse (Llévame a casa nena) es el encargado de poner en imágenes esta historia que, además de Radcliffe, cuenta en su reparto con Zoe Kazan (No es tan fácil), Rafe Spall (Prometheus), Adam Driver (A propósito de Llewyn Davis), Jemima Rooper (La dalia negra) y Mackenzie Davis (Breathe in).

El argentino Daniel Burman presenta hoy su última película tras La suerte en tus manos, realizada en 2012. Se trata de El misterio de la felicidad, comedia romántica con ciertas dosis de drama que protagonizan Guillermo Francella (Corazón de león) e Inés Estévez (La fuga) y que arranca cuando un hombre desaparece sin previo aviso, dejando a su esposa en una situación desesperada. Esta recurre al mejor amigo y socio del marido, iniciándose así una búsqueda tanto del desaparecido como de una felicidad que ninguno parece haber encontrado. En el reparto encontramos también a Fabián Arenillas (Tesis sobre un homicidio), Alejandro Awada (Días de pesca en Patagonia) y Sergio Boris (Diablo).

La producción más europea de la semana es El congreso, lo nuevo de Ari Folman (Vals con Bashir) como director y guionista. Alemania, Bélgica, Francia, Luxemburgo y Polonia, en colaboración con Israel, se encuentran detrás de esta adaptación de la novela de Stanislaw Lem que cuenta el pacto al que llega la actriz Robin Wright con una productora de cine para que esta realice una imagen digital de la actriz y la utilice en todas las películas que quiera, tanto si son del gusto de la protagonista de la serie House of cards como si no. Las consecuencias de dicho acuerdo llevarán a la actriz a un mundo que nunca hubiese creído real. A medio camino entre la animación y la imagen real, la película cuenta con la propia Wright interpretándose a sí misma, a la que se añaden nombres tan conocidos como los de Harvey Keitel (El gran hotel Budapest), Jon Hamm (serie Mad Men), Paul Giamatti (Los idus de marzo), Kodi Smit-McPhee (El amanecer del Planeta de los Simios) y Danny Huston (Hitchcock).

De Francia también procede El secuestro de Michel Houellebecq, comedia dramática escrita y dirigida por Guillaume Nicloux (El elegido) que trata de dar un sentido a la desaparición en 2011 del conocido novelista. Riéndose de sí mismo, Houellebecq juega con las posibilidades de su secuestro, analizando la posible moral de sus captores y su propia personalidad. Por tanto, además del propio autor, en el reparto encontramos a Mathieu Nicourt (Le clef), Maxime Lefrançois (Low cost) y Luc Schwarz (Le mac) y Françoise Lebrun (Dead Europe).

Terminamos el repaso de esta semana con Las nuevas aventuras de Caperucita Roja, propuesta animada del 2011 procedente de Estados Unidos que combina para la ocasión a los personajes de dos famosos cuentos infantiles. La acción se inicia cuando Caperucita Roja se reencuentre con la Abuelita y el Lobo para embarcarse en una aventura y salvar a Hansel y Gretel. Primer largometraje dirigido por Mike Disa, entre las voces originales se pueden destacar las de Hayden Panettiere (serie Nashville), Glenn Close (Guardianes de la galaxia), Cheech Marin (Abierto hasta el amanecer), Joan Cusack (Las ventajas de ser un marginado) y Martin Short (Mars Attack!).

‘Anna Karenina’ se enfrenta a un caza gigantes de cuento


Estrenos 15marzo2013.Ya lo hemos comentado alguna vez en este blog. Si el invierno suele ser la época idónea para el estreno de títulos de mayor calidad, nominados a todos los premios habidos y por haber y con unos repartos de auténtico lujo, la primavera suele ser una época de transición entre dichas producciones y las destinadas a reventar las taquillas de todo el mundo. Las novedades de hoy, viernes 15 de marzo, son buena prueba de ello. Muchos títulos, en efecto, pero todos ellos (o al menos la gran mayoría) muy interesantes desde diversos puntos de vista.

Puede que el más atractivo para el público en general sea Anna Karenina, lo nuevo de Joe Wright como director y de Keira Knightley como actriz, en la que es su tercera colaboración juntos tras Orgullo y prejuicio (2005) y Expiación. Más allá de la pasión (2007). Adaptación de la novela de León Tolstói, la historia comienza cuando la protagonista, esposa de un alto cargo dentro del régimen imperial, realiza un viaje para mediar en los problemas conyugales de su hermano, quien le ha sido infiel a su esposa. Su vida dará un vuelco cuando, durante el trayecto, conozca a un joven conde con el que inicia una relación. De elevada factura técnica y artística, este intenso drama cuenta con numerosos rostros conocidos que se suman al de Knightley, como son Jude Law (Contagio), Aaron Taylor-Johnson (Salvajes), Matthew Macfadyen (Un funeral de muerte), Kelly Macdonald (serie Boardwalk Empire), Olivia Williams (El sexto sentido) y Emily Watson (War horse).

Competidora directa por los primeros puestos de la taquilla es Jack el caza gigantes, adaptación del famoso cuento de las habichuelas mágicas que sigue la estela de adaptaciones “adultas” de historias infantiles. En esta ocasión se narra la guerra que se desencadena entre humanos y gigantes después de que un granjero abra la puerta entre los dos mundos sin darse cuenta, por supuesto plantando una habichuelas mágicas. El joven deberá luchar no solo por su vida, sino por el mundo que conoce y por el amor de una princesa. Acción, aventura y comedia se mezclan bajo la tecnología 3D, todo dirigido con mano firme por Brian Singer, quien vuelve a la pantalla grande tras Valkiria, hace cinco años. Frente a la cámara encontramos a Nicholas Hoult (X-Men: Primera generación), Ewan McGregor (Trainspotting), Eleanor Tomlinson (Alicia en el país de las maravillas), Stanley Tucci (Un plan perfecto), Eddie Marsan (Redención), Ewen Bremmer (Conocerás al hombre de tus sueños), Ian McShane (Piratas del Caribe. En mareas misteriosas) y Bill Nighy (Desafío Total).

Un carácter algo menos comercial poseen los siguientes tres estrenos. El primero, El chico del periódico, es la adaptación de la novela de Peter Dexter, quien también es autor del guión a cuatro manos con el director de la cinta, Lee Daniels (Precious). La trama gira en torno a dos hermanos, uno de ellos periodista de un prestigio diario de Miami, que investigan la historia de una misteriosa mujer aficionada a escribirse con condenados en el corredor de la muerte. Dicha historia se centra en uno de dichos condenados que, según ella, está esperando su ejecución por un crimen que no cometió. Desde luego, lo más llamativo del film es su reparto, plagado de estrellas: Zac Efron (High School Musical), Matthew McConaughey (Magic Mike), Nicole Kidman (Bajo Amenaza), John Cusack (El enigma del cuervo), David Oyelowo (Criadas y señoras) y Scott Glenn (Noches de tormenta).

También con un reparto muy conocido, más entre el sector más joven que entre los espectadores adultos, nos llega Spring breakers, cinta transgresora y provocativa que cuenta la historia de cuatro chicas que, para disfrutar de unas vacaciones de primavera, deciden atracar un establecimiento y conseguir dinero. Este acto será el principio de un viaje que les llevará a encontrar protección bajo el ala de un matón. Escrita y dirigida por Harmony Korine (Mister Lonely), el reparto está integrado por James Franco (Caballeros, princesas y otras bestias), Selena Gomez (Ramona y su hermana), Ashley Benson (serie Pequeñas mentirosas), Vanessa Hudgens (Sucker Punch), Rachel Korine (Septien) y Heather Morris (serie Glee).

Josh Radnor, protagonista de la serie Cómo conocí a vuestra madre, vuelve al cine tras su ópera prima, Happythankyoumoreplease, con una comedia romántica de título Amor y letras. La historia gira en torno a un joven que, desencantado con su trabajo, vuelve a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Durante su estancia allí conocerá a una joven de 19 años con la que iniciará un romance que deberá enfrentarse a numerosos problemas. Director, guionista y protagonista, Radnor está acompañado por Elizabeth Olsen (Luces Rojas), Richard Jenkins (Déjame entrar), Allison Janney (La hija de mi mejor amigo) y Zac Efron, quien duplica estreno junto a El chico del periódico.

España queda representada en dos títulos. El primero de ellos es el drama A puerta fría, dirigida por Xavi Puebla (Noche de fiesta) y con la participación de un veterano como Nick Nolte (Gangster Squad). El argumento arranca cuando un antiguo vendedor estrella comienza a replantearse su vida al comprobar que el trabajo que tantos éxitos le deparó en el pasado le deja de lado por nuevas y atractivas generaciones de hombres capaces de vender más que él. La película cuenta con la presencia, además de Nolte, de Antonio Dechent (La voz dormida), María Valverde (La mujer del anarquista), Sergio Caballero (En fuera de juego), Héctor Colomé (Flores negras) y José Ángel Egido (Pájaros de papel), entre otros.

Otro drama, aunque esta vez producido en Argentina, es Días de pesca en Patagonia, que gira en torno a la llegada de un ex alcohólico a un pequeño pueblo argentino para desintoxicarse mediante la práctica de una afición como la pesca. El conflicto surgirá por la presencia de la hija, a quien hace años que no ve debido precisamente a que ella se refugió en dicha localidad. Escrita y dirigida por Carlos Sorin (Historias mínimas), el reparto está integrado en su mayoría por rostros noveles y desconocidos, aunque hay hueco para algún veterano, como es el caso de Alejandro Awada (Nueve reinas). Junto a él, Victoria Almeida (La última mirada), Oscar Ayala, Diego Caballero, Daniel Keller y Martín Galindez.

Si nos centramos en el género documental, sin duda uno de los más interesantes es Mundo pequeño, la otra producción española que llega a nuestras pantallas. Dirigida por Marcel Barrena, esta producción de no ficción sigue los pasos del joven Albert, cuyo único sueño es viajar por todo el mundo y poder llegar al punto más alejado de su casa. Lo novedoso estriba en la forma de hacerlo: sin dinero, sin compañía, sin equipaje y sin separarse de su silla de ruedas, con la que convive desde que era pequeño.

También en el documental, aunque esta vez combinado con la animación, nos encontramos con Pequeñas voces, producción colombiana del 2010 que se ha convertido en un claro alegato contra la violencia. Escrito y dirigido por Jairo Eduardo Carrillo (Dios los junta y ellos se separan), a través de los testimonios de cuatro niños que han vivido la violencia y la guerra de guerrillas (uno de ellos incluso llegó a combatir en la selva) el espectador vive en su piel la crudeza de una violencia que los jóvenes no entienden y que les inspira verdadero terror.

Para concluir, The art of flight 3D, producido en 2011 en Estados Unidos, supone el mayor documental realizado hasta la fecha sobre snowboard. Bajo la dirección de Curt Morgan (Red Bull Young Jaws), y con la participación de famosos especialistas de este deporte como Travis Rice, la película demuestra que los límites de la física y de la resistencia humana pueden ponerse a prueba, y que pueden permitir realizar auténticas proezas en las montañas más espectaculares del mundo.

Charlize Theron e Imanol Uribe eclipsan unos mediocres estrenos


En lo que llevamos de año, los pocos estrenos orientados exclusivamente a entretener y llenar las salas de adolescentes están teniendo una repercusión más bien pobre. Con la excepción de casos muy concretos, el resto no están encontrando un camino fácil para generar repercusión entre los espectadores. El fin de semana del 1 de junio trae consigo un nuevo intento de las productoras por crear un éxito indiscutible, y lo hace con la nueva versión del cuento de Blancanieves. Pero no es el único estreno importante. Un thriller psicológico, comedia e interesantes producciones españolas son algunas de las propuestas de este viernes.

En cualquier caso, parece que ninguno de ellos hará sombra a Charlize Theron (Hancock) y su Blancanieves y la leyenda del cazador. Estrenada con varios meses de diferencia respecto a la otra aproximación al cuento de los hermanos Grimm protagonizada por Julia Roberts (Novia a la fuga), el film presenta una historia mucho más adulta, más oscura y, en líneas generales, más fiel al relato literario que el otro título de este 2012. Y al igual que en aquel, el mayor atractivo lo presenta la actriz que da vida a la madrastra, y no la auténtica protagonista, interpretada en esta ocasión por Kristen Stewart (saga Crepúsculo). En esta ocasión, la malvada reina y madrastra de Blancanieves encarga a un cazador que acabe con su vida en el bosque, pero cuando éste se apiada de ella comenzará una lucha por el reino que combina hierro y magia, y en la que estarán presentes tanto los siete enanitos como el príncipe. Dirige Rupert Sanders en la que es su ópera prima, y en el reparto destacan Chris Hemsworth (Thor) como el cazador, Sam Claflin (Piratas del Caribe. En mareas misteriosas) como el príncipe, Ian McShane (Scoop), Bob Hoskins (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), Ray Winstone (La invención de Hugo), Nick Frost (Zombies party) y Toby Jones (Luces rojas).

Junto a la propuesta fantástica y de acción de la semana llega un título del 2010 que también tiene nombres conocidos en su cartel. La sombra de los otros aborda en tono de intriga y thriller psicológico la labor de una psiquiatra forense especializada en desenmascarar falsos casos de personalidad múltiple que deberá enfrentarse al caso más extraño de su carrera al tratar a un hombre que cuyas múltiples personalidades aseguran que son víctimas de asesinato. Dirigida por la pareja responsable de Underworld: El despertar, Måns Mårlind y Björn Stein, la cinta está protagonizada por Julianne Moore (Los chicos están bien) y Jonathan Rhys Meyers (Match Point). Sin duda, la buena repercusión de la labor de sus directores en la franquicia vampírica ha hecho posible que este film de suspense con tintes clásicos vea finalmente la luz.

El que fuera uno de los mejores guionistas del cine hollywoodiense de los 80 del siglo pasado, Lawrence Kasdan (autor del libreto de En busca del arca perdida), retoma labores de dirección con la comedia ¡Por fin solos!, protagonizada por Diane Keaton (Morning Glory) y Kevin Kline (Sin compromiso). Ambos dan vida a un matrimonio que, tras muchos años juntos, deciden adoptar a un perro que encuentran en una autopista. El drama se desata cuando el marido pierde al animal en un bosque, iniciándose una búsqueda en la que participarán personajes de lo más diverso. Una comedia con toques dramáticos destinada a un público muy concreto y a los seguidores de este tipo de films, en los que Keaton parece haber encontrado su hueco en la industria. Completan el reparto rostros tan conocidos como Richard Jenkins (Los diarios del ron).

En cuanto a las propuestas españolas, esta semana llegan dos producciones de muy distinta índole. Por un lado, la muy interesante Miel de naranjas, lo último de Imanol Uribe (Días contados), quien narra en imágenes la historia de una pareja de novios en plenos años 50, es decir, en la posguerra. Él, que cumple el servicio militar en un juzgado, decide actuar al comprobar, día tras día, las injusticias que se cometen por parte del régimen. Protagonizan este drama Blanca Suárez (The Pelayos) e Iban Garate (Arriya), siendo secundados por nombres tan conocidos del cine español como Ángela Molina (Carne trémula), Bárbara Lennie (La piel que habito), Karra Elejalde (Airbag) y Eduard Fernández (El método).

Por otro, y en un tono mucho más cómico, En fuera de juego. Dirigida por David Marqués (Cualquiera), la película cuenta la vida de un representante de futoblistas de tercera y un médico traumatizado por el fútbol que verán unidos sus destinos por la aparición de un joven “crack”, iniciándose entonces toda una serie de tretas y artimañas por lograr sus objetivos. El film cuenta con grandes nombres de la comedia en España como son Fernando Tejero y Diego Peretti, quienes ya coincidieron en Al final del camino, a los que acompañan Hugo Silva (Lo contrario al amor), Carolina Pelleritti (Un tipo corriente) y José Sancho (Hable con ella), amén de una serie de personajes relacionados con el fútbol como los jugadores Iker Casillas y Martín Palermo, o los periodistas deportivos José Ramón de la Morena y Alfredo Relaño.

Los estrenos se completan con la producción francoalemana ¿Y si vivimos todos juntos?, una película coral que cuenta en clave cómica la difícil situación de un grupo de ancianos que, ante la perspectiva de ir a vivir a una residencia de ancianos, decide compartir casa. La propuesta llega de la mano de Stéphane Robelin (Real movie), escritora y realizadora, y cuenta con un reparto donde destacan nombres como el de Guy Bedos (La jungle), Daniel Brühl (Malditos bastardos), Geraldine Chaplin (El monje) y Jane Fonda (La madre del novio).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: