‘Detroit’: la intimidación en las manos del racismo


Hay una idea en la nueva película de Kathryn Bigelow (El peso del agua) que define a la perfección todo lo que en ella se narra y que es pronunciada por un par de personajes. Es algo así como el juego de la intimidación, una técnica de interrogatorio que, en las manos equivocadas, puede derivar en algo trágico. Y los conflictos raciales en la ciudad de Detroit tienen mucho de eso, aunque no solo de eso vive este drama.

En efecto, los acontecimientos narrados en Detroit fueron mucho más que lo ocurrido en el Motel Algiers, pero esos hechos ofrecen una visión compleja y detallada de todo lo vivido en esos días gracias a la mano imprescindible de Bigelow tanto en el tratamiento visual de la trama, con una cámara en mano angustiosa por momentos, como en la labor con los actores, todos ellos brillantes. A través de las horas que policías, guardia nacional y acusados pasan en este Motel la historia aborda todo tipo de complejos sentimientos, desde el racismo más absurdo hasta la incomprensión de unos jóvenes en una situación desconcertante, pasando por los traumas que dicha situación deja en muchos protagonistas.

Con un comienzo muy atractivo que explica la situación previa a los disturbios, la cinta viene a confirmar el odio de una policía conocida por su violencia. Odio hacia aquellos que son diferentes, a los que no dudan en disparar por la espalda. El racismo, por tanto, es el punto de partida de esta historia, peor hay mucho más. De hecho, uno de los elementos que merecen un análisis en profundidad es el proceso dramático de las víctimas, la tortura psicológica a la que son sometidas y las consecuencias que sufren por ello, así como el proceso judicial posterior que vuelve a poner en duda un sistema definido profundamente por el mismo racismo del que hacen gala los policías, aunque disfrazado con la serenidad de un jurado.

Así las cosas, Detroit se revela como un film complejo y coral en el que los detalles y las miradas, cómplices o amenazadoras, conforman un paisaje único capaz de definir la amalgama de sentimientos que durante esos días generaron unos conflictos cuyo balance fue de decenas de fallecidos y miles de heridos. De una parte de estos conflictos Bigelow es capaz de construir una imagen global que cambió la vida de los protagonistas de un modo inimaginable, y es precisamente en esta capacidad de definir algo tan grande con algo tan pequeño lo que convierte a este film, con sus defectos (una duración excesiva, para empezar), en una obra tan interesante.

Nota: 7,5/10

Anuncios

Los conflictos raciales de ‘Detroit’ se trasladan a la cartelera


Poco a poco empiezan a asomar en la cartelera española títulos que podrían competir en las principales categorías de los premios que se entregarán a principios de 2018. Este viernes, 15 de septiembre, llega una de esas películas que parecen llamadas a acaparar, al menos, buena parte de las nominaciones, fundamentalmente por la temática que aborda y los nombres que apoyan el proyecto. Pero este fin de semana hay más, mucho más.

Sin duda el estreno más importante es Detroit, drama histórico con dosis de thriller que supone el regreso a la gran pantalla de la directora Kathryn Bigelow (La noche más oscura). Y lo hace con una historia que narra los disturbios raciales que tuvieron lugar en Detroit en julio de 1967. Los altercados comenzaron con una redada en un bar donde se estaba celebrando una fiesta, y terminaron con 43 muertos y más de 2.000 heridos. En el extenso reparto encontramos a John Boyega (Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza), Jack Reynor (Macbeth), Hannah Murray (serie Juego de tronos), Anthony Mackie (Capitán América: Civil War), Will Poulter (El renacido), Jacob Latimore (Belleza oculta), Jason Mitchell (Kong: La isla calavera) y John Krasinski (Los Hollar).

El otro estreno estadounidense es la comedia Juerga de mamis, cinta que sigue las aventuras de cuatro madres que lo único que tienen en común es que sus hijos van a la misma clase. Un día deciden salir y emborracharse, lo que dará lugar a una serie de situaciones a cada cual más surrealista que les demostrarán que se parecen más de lo que creen. Alethea Jones debuta en el largometraje cinematográfico con esta historia protagonizada por Toni Collette (Imperium), Rob Huebel (serie Transparent), Caleb y Matthew Paddock (Adultos a la fuerza), Cooper J. Friedman (The Thinning) y Owen Vaccaro (Feliz Día de la Madre).

Entre los estrenos europeos destaca Jacques, cinta francesa de 2016 que aborda la vida de Jacques Cousteau, en concreto cuando en 1948 se embarcó junto a su mujer y sus hijos en una odisea por la ciencia, la fama y la televisión. La decisión llevó a que la relación con su familia se torciera y a tener apuros económicos. Con los libros de Jean-Michel Cousteau y Albert Falco como base, la cinta está dirigida por Jérôme Salle (Zulu) y protagonizada por Lambert Wilson (Las confesiones), Pierre Niney (Como hermanos), Audrey Tautou (La espuma de los días) y Chloe Hirschman.

De 2016 también es Ali y Nino, drama romántico con capital procedente de Reino Unido y Azerbaiyán que adapta el libro de Kurban Said cuya historia, ambientada a comienzos de siglo XX, gira en torno al amor que surge entre un aristócrata musulmán y una princesa cristiana, y que deberá enfrentarse a tradiciones milenarias y prejuicios y enemistades ancestrales. El inicio de la guerra pondrá a prueba no solo su relación, sino a toda la sociedad. La cinta está dirigida por Asif Kapadia (El regreso), mientras que María Valverde (Ahora o nunca), Adam Bakri (Omar), Mandy Patinkin (serie Homeland) y Connie Nielsen (3 días para matar) encabezan el reparto.

La comedia francesa tiene a su principal representante en Alibi.com, agencia de engaños, film dirigido, protagonizado y parcialmente escrito por Philippe Lacheau (Se nos fue de las manos) que arranca cuando un hombre que se dedica a crear coartadas y cualquier tipo de estratagema para cubrir el rastro de sus clientes conoce a una joven que odia a los hombres que mienten. Comienza así una cadena de acontecimientos cuya primera piedra es, precisamente, ocultar a la chica a qué se dedica realmente. La situación se complica cuando conoce al padre de ella, que al mismo tiempo es uno de sus clientes. El reparto se completa con Élodie Fontan (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), Julien Arruti (París a toda costa), Tarek Boudali (Quiero ser italiano), Didier Bourdon (Tres hermanos y una herencia) y Nathalie Baye (Solo el fin del mundo).

Sin duda la cinta más internacional es La región salvaje, cinta que combina drama, ciencia ficción y terror para narrar cómo una joven madre y su hermano ven alteradas sus vidas en un pequeño y tranquilo pueblo de México con la llegada de una joven que les asegura que en una cabaña de un bosque cercano habita algo que no es de este mundo capaz de terminar con todos sus problemas. Un ente a cuya fuerza no pueden resistirse y al que deberán rendirse si no quieren sufrir su ira. Con capital mexicano, danés, francés, alemán, noruego y suizo, este film de 2016 está dirigido por Amat Escalante (Heli) y protagonizado por un reparto casi anónimo encabezado por Ruth Ramos, Simone Bucio, Jesús Meza, Edén Villavicencio (Pares y nones) y Andrea Peláez.

Con algo más de retraso llega la danesa Iqbal y la fórmula secreta, adaptación de la novela de Manu Sareen producida en 2015 que, en clave de comedia familiar, arranca cuando tres chicos hacen explotar accidentalmente el colegio en el que estudian. Lo ocurrido llega a oídos de un par de delincuentes, que quieren al fórmula que utilizaron. Al negarse, intentarán secuestrar al miembro más pequeño de la familia, por lo que la pandilla de amigos deberá ingeniárselas para protegerle y evitar que los adultos se enteren de lo ocurrido. Tilde Harkamp debuta en la dirección de largometrajes con esta aventura en cuyo reparto encontramos a Hircano Soares, Arien Takiar, Liv Leman Brandorf (Familien Jul), Runi Lewerissa (Den blå munk), Sara Masoudi y Moowgliie Duissara.

Brasil, Francia y España colaboran en Hotel Cambridge, drama dirigido por Eliane Caffé (Narradores de Javé) que, a medio camino del documental, aborda el movimiento de los sin techo a través de un grupo de ocupas en un edificio de Brasil, explorando las tristes historias y los puntos de vista de los implicados. La cinta está protagonizada por José Dumont (Trash: ladrones de esperanza), Carmen Silva, Suely Franco (Cristina quer casar) y Juliane Arguello.

La propuesta de animación es Spark, una aventura espacial, producción con capital canadiense y surcoreano que dirige Aaron Woodley (El rescate) y cuya trama gira en torno a un grupo de amigos que deberán detener a un malvado general que hace tiempo se apoderó de un planeta y lo rompió en pedazos, y que ahora pretende conquistar el universo. Entre las voces en su versión original encontramos las de Jace Norman (serie Henry Danger motion comic), Jessica Biel (Unidas por sangre), Hilary Swank (Deuda de honor), Susan Sarandon (Una madre imperfecta) y Patrick Stewart (Green room).

Terminamos el repaso de esta semana con el documental Camina conmigo, cinta escrita y dirigida a cuatro manos por Marc J. Francis (When China Met Africa) y Max Pugh (The road to freedom peak) que muestra la vida de una comunidad de monjes y monjas Zen Budistas, así como a su maestro Thich Nhat Hanh.

‘No respires’ mientras ‘Ben-Hur’ vuelve a correr en la arena


Estrenos 2septiembre2016Comenzamos septiembre, y lo hacemos con nuevas versiones de clásicos inmortales. Algo que, habitualmente, no da muy buenos resultados. Muchos son los estrenos que llegan a la cartelera española este viernes, 2 de septiembre, y lo cierto es que la mayoría de ellos no parecen tener el interés suficiente como para atraer a un amplio número de espectadores. La mayoría, es cierto, pero siempre hay algún título que esconde secretos a descubrir.

Desde luego, no parece que sea el caso de Ben-Hur (2016), nueva versión de la inmortal historia escrita por Lew Wallace y cuya adaptación más famosa la interpretó Charlton Heston (Los 10 mandamientos) en 1959. Ahora, y bajo la dirección de Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), esta épica trama vuelve a narrar cómo un príncipe judío es traicionado por su hermano adoptivo, un tribuno romano. Convertido en esclavo y separado de su madre y su hermana, deberá vivir varios años en las galeras de un barco hasta que logre liberarse, con el único objetivo de lograr la venganza y restaurar su nombre. Acción, aventura y unos renovados efectos visuales son las claves de esta cinta protagonizada por Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Toby Kebbell (Warcraft), Nazanin Boniadi (serie Homeland), Haluk Bilginer (Sueño de invierno), Pilou Asbæk (serie 1864), Rodrigo Santoro (Focus), Moises Arias (El juego de Ender) y Morgan Freeman (Objetivo: Londres).

El terror psicológico llega de la mano de No respires, cinta dirigida por Fede Alvarez (Posesión infernal) que, aunque a priori puede parecer terror en estado puro, su premisa es ligeramente diferente. Un grupo de jóvenes ladrones se dispone a dar un golpe sencillo y que podría hacerles muy ricos: desvalijar la casa de un hombre ciego en la que, en principio, se esconde un gran botín. Pero una vez dentro, y con la casa a oscuras, los papeles de presa y cazador pronto dan un vuelco. El reparto, aunque extenso, tiene como principales actores a Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Bang bang baby), Dylan Minnette (Prisioneros) y Daniel Zovatto (It follows).

En lo que a la comedia familiar se refiere, Siete vidas es el título de lo nuevo de Barry Sonnenfeld (Men in Black 3), cuya trama se centra en un hombre rico que vive su vida al límite y que disfruta con su trabajo, algo que no termina de gustar a su familia. Para el cumpleaños de su hija decide comprar un gato a un peculiar vendedor, pero de camino a casa sufre un terrible accidente y queda en coma. Su alma, sin embargo, se traspasa al animal. Kevin Spacey (serie House of cards), Jennifer Garner (Los milagros del cielo), Christopher Walken (Eddie el Águila), Robbie Amell (serie The Flash), Cheryl Hines (El benefactor), Malina Weissman (Thirsty) y Teddy Sears (serie Masters of sex) encabezan el reparto.

Este septiembre supone también el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson (Los mercenarios 3) con Blood father, en un papel que conoce a la perfección. La historia arranca cuando una joven es traicionada por su novio traficante después de un robo a un cártel. Perseguida y asustada, su única vía de escape será su desastroso padre, un borracho y violento ex convicto que quiere ejercer de buen progenitor, incluso aunque eso ponga en riesgo su propia vida. Dirigida por Jean-François Richet (Una semana en Córcega), esta mezcla de acción y thriller tiene un reparto que se completa con William H. Macy (La habitación), Diego Luna (Elysium), Thomas Mann (Memoria) y Erin Moriarty (Los amos del barrio).

Muy diferente es el thriller Criminal, coproducción inglesa y norteamericana que recupera un viejo tema policíaco utilizado en varios films de corte fantástico. Con el objetivo de detener una conspiración diabólica, las fuerzas de seguridad deciden implantar los recuerdos, secretos y habilidades de un agente de la CIA muerto en una misión, en un impredecible y violento convicto, de modo que el agente pueda terminar el trabajo en el cuerpo de un hombre cuya vida no parece importarle a nadie. Dirigida por Ariel Vromen (The Iceman), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Kevin Costner (3 días para matar), Ryan Reynolds (Deadpool), Gary Oldman (El niño 44), Tommy Lee Jones (Malavita), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Alice Eve (Misconduct), Jordi Mollà (Mi familia italiana) y Michael Pitt (serie Hannibal).

Entre los estrenos puramente europeos destaca la francesa Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa), nueva entrega de la famosa saga de comedias que sitúa a los dos protagonistas de la Edad Media atascados en los corredores del tiempo y aterrizando en la Revolución Francesa, cuando los descendientes del escudero Delcojón saquean el castillo de los descendientes del conde Godofredo. Dirigida por Jean-Marie Poiré (Mi mujer se llama Mauricio), la cinta vuelve a contar con Jean Reno (Escuadrón de élite) y Christian Clavier (No molestar) como principales actores, a los que se suman Karin Viard (Grandes familias), Franck Dubosc (Bis), Sylvie Testud (French women) y Marie-Anne Chazel (Fanny).

Desde Italia llega La espera, drama basado en la obra de Luigi Pirandello que dirige Piero Messina en el que supone su debut en el largometraje. El argumento gira en torno a una mujer que pasa sus días en una solitaria villa de Sicilia. Hasta allí se desplaza su hijo y la novia de éste para pasar la Pascua. Cuando el joven sale y las dos mujeres se quedan a solas, desconocidas la una de la otra, comienza una conversación que llevará a los personajes a descubrir sus secretos. Juliette Binoche (Godzilla), Giorgio Colangeli (Cloro), Domenico Diele (Mia madre) y Lou de Laâge (Respire) son los principales actores.

España y México colaboran en El elegido, drama histórico con dosis de thriller que narra el asesinato de León Trotsky en México a manos de un comunista español. Dirigida por Antonio Chavarrías (Dictado), la película cuenta con un reparto internacional encabezado por Hannah Murray (serie Juego de tronos), Alfonso Herrera (La dictadura perfecta), Henry Goodman (Altamira), Julian Sands (Me), Emilio Echevarría (Memoria de mis putas tristes) y Frances Barber (Mr. Holmes).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, y entre ellos destaca lo nuevo de Imanol Uribe (El viaje de Carol) como director, Lejos del mar, drama de 2015 que gira en torno a un hombre que, al salir de la cárcel, recorre media España para ir a ver a su compañero de celda, que arrastra una enfermedad terminal. Sin embargo, termina tropezándose con la doctora que le atiende, una mujer con la que tuvo un encuentro terrible hace años y que marcó para siempre la vida de ambos. El reparto está encabezado por Elena Anaya (La piel que habito), Eduard Fernández (Felices 140), José Luis García Pérez (Impávido) e Ignacio Mateos (La mula).

También es interesante Cerca de tu casa, drama musical dirigido por Eduard Cortés (The Pelayos) con el problema de los desahucios como telón de fondo. La trama se centra en una mujer que debe volver a casa de sus padres junto a su marido y su hija al ser echada del piso en el que vivían. Pero junto a ella, la cinta muestra el drama al que se enfrenta el empleado del banco, vecino de la familia, que debe ejecutar una orden que detesta. Y también los remordimientos del policía que debe echarles, y que vive atormentado. La película está protagonizada por Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar (La fossa), Adriana Ozores (Nacidas para sufrir), Manuel Morón (Cuento de verano) y Oriol Vila (La punta del iceberg).

Diferente es el género de La puerta abierta, comedia dramática centrada en una mujer que vive con su madre y que, al igual que ella, en su día fue prostituta. Los problemas con sus vecinos no hacen más que aumentar, pero la llegada de un inesperado miembro a esta extraña familia le dará una oportunidad de encontrar la felicidad. Ópera prima de Marina Seresesky, la cinta cuenta en su reparto con Carmen Machi (Rumbos), Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi), Asier Etxeandia (La novia), Paco Tous (Somos gente honrada), Sonia Almarcha (Orson West) y Mar Saura (serie El ministerio del tiempo).

El cine para adolescentes invade la cartelera española


Estrenos 19septiembre2014La segunda mitad del mes de septiembre va camino de convertirse en una tierra de nadie para las novedades que están por llegar. Hoy, viernes 19, son muchos los estrenos que aterrizan en la cartelera española, pero ninguno de ellos presenta a priori la fuerza necesaria para convertirse en un gran éxito. Por supuesto, todo puede ocurrir, pero teniendo en cuenta que los títulos con más peso de la semana (o lo que es lo mismo, aquellos con mayor distribución) van dirigidos a públicos muy concretos, no sería extraño que ninguno de ellos lograse marcar una diferencia significativa. Eso sí, los adolescentes tienen en esta ocasión un protagonismo especial.

Y es que las tres principales películas norteamericanas compiten por su atención. La primera de ellas es El corredor del laberinto, nuevo intento de iniciar una saga cinematográfica para los más jóvenes, en esta ocasión basada en las novelas de James Dashner. Ópera prima de Wes Ball, su trama gira en torno a un chico que un día despierta en un descampado rodeado de varios jóvenes y sin recordar nada de su pasado. La única forma de salir del claro es atravesando un ciclópeo laberinto que se abre durante el día y se cierra durante la noche, momento en el que no solo cambia su diseño, sino que unas criaturas campan a sus anchas por el entramado de altas paredes. El reparto está formado por Dylan O’Brien (Los becarios), Thomas Brodie-Sangster (serie Juego de Tronos), Kaya Scodelario (Ahora y siempre), Will Poulter (Somos los Miller), Aml Ameen (Red heart) y Blake Cooper (Prosper), entre otros.

Muy distinta es Si decido quedarme, drama romántico que adapta la novela de Gayle Forman y que sigue la vida de una joven cuya vida parece encaminada a conseguir todo lo que se proponga. Sin embargo, un terrible accidente la dejará al borde de la muerte. Será en ese momento cuando deba sopesar todos los aspectos de su vida y decidir si vive o si finalmente muere. R.J. Cutler, habitual director de series, entre las que se encuentra Nashville, es el encargado de poner en imágenes el guión y de dirigir a Chloë Grace Moretz (Kick-Ass 2. Con un par), Mireille Enos (Sabotage), Liana Liberato (Un invierno en la playa), Lauren Lee Smith (Three days in Havana), Jamie Blackley (El quinto poder) y Stacy Keach (Nebraska).

Otro de los estrenos estadounidenses es Así en la Tierra como en el Infierno, thriller de terror que vuelve a explotar el formato footage para abordar, en esta ocasión, el viaje de un grupo de exploradores a las catacumbas de la ciudad de París en la que los huesos sin catalogar y los tortuosos pasillos forman un laberinto que encierra un oscuro secreto. Cuando el grupo desvele la verdadera función de esta ciudad de los muertos se desatará un terror inimaginable. Dirigida por John Erick Dowdle (La trampa del mal), que también participa en el guión, la película tiene como actores principales a Ben Feldman (Monstruoso), Perdita Weeks (The invisible woman), Edwin Hodge (The purgue: La noche de las bestias), François Civil (Ellas) y Marion Lambert.

Nicolas Cage (El aprendiz de brujo) vuelve a la cartelera española con Joe, drama del 2013 con ciertas dosis de oscuridad que narra el viaje de redención de un ex presidiario cuya vida transcurre pacífica y anónima en un pequeño pueblo de Texas. Su tendencia al alcohol al caer la noche encontrará alivio en la llegada de un joven que busca trabajo para mantener a su familia. Viendo una oportunidad de devolver a la sociedad lo que le quitó, se vuelca con él en su intento de enderezar la vida de ambos. David Gordon Green (Superfumados) dirige esta adaptación de la novela de Larry Brown, mientras que Tye Sheridan (Mud), Heather Kafka (Pit stop), Ronnie Gene Blevins (Samuel Bleaks), Sue Rock (Suicide notes) y Adriene Mishler (Good night) acompañan a Cage en el reparto principal.

Dejamos Estados Unidos para pasar al otro lado de la frontera. Desde Canadá llega La gran seducción, comedia dirigida por Don McKellar (Childstar) en la que un pequeño pueblo canadiense que vive de las ayudas públicas ve una oportunidad de prosperar cuando una importante empresa decide instalar allí una fábrica. La única condición es que haya un médico en el pueblo, algo poco probable. Todo cambia cuando un joven doctor debe pasar allí un mes, iniciándose una estrategia por parte de todos los habitantes para conseguir que se quede de forma permanente. Taylor Kitsch (El único superviviente) y Brendan Gleeson (Pacto de silencio) son los principales protagonistas, a los que se suman Liane Balaban (serie Sobrenatural), Gordon Pinset (serie Los Pilares de la Tierra) y Mary Walsh (Mambo italiano), entre otros.

En cuanto a los estrenos europeos, uno de los más relevantes es la francesa Yves Saint Laurent, que como su propio título indica aborda la vida del famoso diseñador de moda. En concreto, la cinta narra su juventud y auge, así como los demonios internos y el inmovilismo del mundo de la moda a comienzos de la segunda mitad del siglo XX, contra los que tuvo que luchar durante buena parte de su vida profesional y personal. Basada en el libro de Laurence Benaïm, la película cuenta con Jalil Lespert (24 mesures) tras las cámaras, y con Pierre Niney (Tímidos anónimos), Guillaume Gallienne (Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!), Charlotte Le Bon (La espuma de los días), Laura Smet (Pauline et François), Nikolai Kinski (Fay grima), Ruben Alves (La jaula dorada) y Marie De Villepin (Baikonur) delante de ellas.

Desde Gran Bretaña llega God help the girl, ópera prima de Stuart Murdoch que, en clave musical, narra el drama romántico de una joven que escribe canciones para superar sus problemas emocionales, proceso durante el cual conocerá a una pareja que también utiliza la música para afrontar la encrucijada en la que se han convertido sus vidas. El reparto está compuesto por Emily Browning (Pompeya), Olly Alexander (Grandes esperanzas), Hannah Murray (Código de defensa), Pierre Boulanger (Monte Carlo) y Cora Bisset (Red road).

La única representante española es El amor no es lo que era, drama producido en 2013 que supone el debut en el largometraje de Gabriel Ochoa, quien además participa en el guión. El argumento se centra en tres parejas en diferentes etapas de su relación. Los miembros de una de ellas acaban de conocerse; otra, sin embargo, pasa por un momento de crisis sin comprender qué es lo que está fallando; por último, una pareja que hacía años que no se veía vuelve a reencontrarse. Aida Folch (El artista y la modelo), Alberto San Juan (Mientras duermes), Petra Martínez (Que se mueran los feos), Carlos Álvaez-Nóvoa (De tu ventana a la mía), Blanca Romero (Fin), José Coronado (Los últimos días) y Nicolás Coronado (serie Tierra de lobos) son los principales actores.

La griega Boy eating the bird’s food completa el grupo de novedades europeas de la semana, al menos en lo que a ficción se refiere. Ópera prima escrita y dirigida por Ektoras Lygizos, y estrenada en 2012, este intenso drama sobre los efectos de la crisis griega sigue a un joven contratenor que se ve obligado a robar la comida de su canario para subsistir. Reacio a pedir auxilio a amigos y familiares, con los que parece haber perdido toda relación, su vida transcurre entre los intentos de mantener vivo a su único amigo y las acciones desesperadas por solventar una situación extrema. Con una puesta en escena muy particular, la película tiene un limitado y casi anónimo reparto encabezado por Yiannis Papadopoulos (Antes del anochecer), Kleopatra Peraki, Vangelis Kommatas, Lila Mpaklesi (Paradeisos) y Kharálampos Goyós.

Del 2010 es el último de los estrenos de ficción. Fase 7 es una producción argentina enmarcada en la ciencia ficción que, en clave de thriller, narra la psicosis generada por el temor a un posible contagio de la Gripe A. En concreto, la trama se centra en los vecinos de un bloque de viviendas que harán lo que sea necesario para que la amenaza no llegue a sus hogares. Debut en la dirección de Nicolás Goldbart, quien también escribe el guión, la película cuenta con un reparto integrado por Daniel Hendler (Los paranoicos), Jazmín Stuart (La peli), Yayo Guridi (Bañeros III, todopoderosos), Federico Luppi (La habitación de Fermat) y Carlos Bermejo (Morir en San Hilario).

En lo que al género documental se refiere, Sacro GRA realiza un viaje por el anillo de 70 kilómetros que circunvala Roma. Una zona que, como explican los siete protagonistas de esta historia, no solo está alejado de los grandes monumentos de la ciudad eterna, sino que es un escaparate para los marginados de una capital que no termina de expandirse. La película está dirigida por Gianfranco Rosi (Boatman).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: