‘Bumblebee’: Primer contacto


Que la saga ‘Transformers’ estaba agotada creativamente hablando es algo incuestionable. La deriva de las películas, a cada cual más espectacular y con mayores destrucciones del planeta, terminó por distanciarse mucho del espíritu de aquel primer film en el que, ante todo, la historia giraba en torno a un chico, su primer coche y cómo se veía envuelto en un conflicto de dimensiones galácticas. Por eso esta cinta sobre uno de los personajes más icónicos de este grupo de robots se puede entender como un primer contacto, un regreso a los orígenes no solo de esta saga, sino de lo que siempre fueron los Transformers.

Y todo eso es Bumblebee. Con sus debilidades, que las tiene, la cinta combina a la perfección espectáculo con un tratamiento bastante elaborado de las relaciones entre humanos y robots más allá de la guerra que siempre es un telón de fondo. Un vínculo que se pudo ver en la primera entrega y en la serie de animación original que, además, está homenajeada en varios momentos de este film de Travis Knight (Kubo y las dos cuerdas mágicas), quien sin ser Michael Bay (ni lo pretende), ofrece al espectador un relato bien narrado, huyendo de efectismos habituales en este tipo de cintas. El guión, por tanto, se sustenta más en los personajes que en los puntos álgidos de la acción, planteando más una historia de amistad que una batalla, una lucha por comprender aquello que es diferente más que un conflicto entre buenos y malos.

Por tanto, y con efectos especiales de por medio, nos encontramos ante un film algo más personal de lo que pudieron ser las últimas entregas de la saga, si es que algo así es posible con una cinta de robots alienígenas. Con todo, la historia sigue siendo excesivamente simple. El cambio de chico por chica en el rol protagonista no evita que exista la sensación de estar ante un desarrollo prácticamente igual al del film original, incluyendo algunos toques cómicos que pueden extrapolarse de una cinta a otra. Esto resta cierta originalidad al relato, lo que unido al hecho de ser un spin-off de la taquillera saga hace que el conjunto pierda algo de brillo propio, eclipsado siempre por el recuerdo de todas las películas anteriores, sea bueno o malo.

Esto, sin embargo, no es, o no debería, ser óbice para disfrutar de una aventura sumamente entretenida que devolverá a la infancia a más de uno, sobre todo con ese inicio en Cybertron. Bumblebee tiene todo los que debería tener un film de estas características, pero carece de algo fundamental: originalidad. Lo más trágico de todo es que no es algo de lo que pueda huir, teniendo en cuenta la cantidad de películas con estos seres de protagonistas. Que ahora el protagonista sea este escarabajo amarillo sin duda es un soplo de aire fresco y supone un buen primer contacto para un posible reinicio de la saga, pero en ningún momento este relato logra desprenderse de la sensación de ser un producto más de una producción en serie. Pero un buen producto al fin y al cabo.

Nota: 6,5/10

Anuncios

La historia de ‘Bumblebee’ pone el punto final a 2018


Último fin de semana del año, y desde Toma Dos os deseo un Feliz Año Nuevo y que 2019 sea el momento de cumplir todos vuestros deseos y objetivos, y por supuesto de ver buen cine. Pero antes de llegar a enero, varios son los títulos que llegan a la cartelera, y muy variados. Comedia, acción, terror, spin-off y varias propuestas europeas, entre otros, aterrizan en las pantallas españolas este viernes, 28 de diciembre.

Y la principal de ellas es Bumblebee, cinta sobre el conocido personaje de la saga ‘Transformers’ que, en cierto modo, trata de revitalizar una saga algo alicaída en sus últimas entregas. Travis Knight (Kubo y las dos cuerdas mágicas) se pone tras las cámaras para narrar el origen de este Autobot, que llega a la Tierra después de numerosas batallas para refugiarse. Es 1987, y el robot se esconde en una chatarrería donde, tiempo después, le encuentra una joven de 18 años que busca su primer coche. Cuando ella logra que ese viejo escarabajo amarillo vuelva a funcionar descubrirá que no es un simple coche, y se adentrará en un mundo plagado de peligros. Acción, diversión y efectos digitales se dan cita en esta producción hollywoodiense protagonizada Hailee Steinfeld (Dando la nota 3), Pamela Adlon (All Square), John Cena (#SexPact), Justin Theroux (serie The leftovers), Angela Bassett (serie American Horror Story: Apocalypse), Megyn Price (Love happens), Stephen Schneider (serie Broad city) y John Ortiz (Nostalgia).

También procede de Estados Unidos Lo que esconde Silver Lake, comedia dramática con toques de intriga que arranca cuando un joven de 33 años descubre en su piscina a una misteriosa joven. Al día siguiente no solo ha desaparecido, sino que la casa en la que vivía está completamente vacía. El joven se embarca entonces en una frenética búsqueda que le lleva a intentar descifrar todo tipo de posibles códigos para dar con ella, adentrándose en el escándalo y la conspiración de la ciudad. Dirigido por David Robert Mitchell (It follows), el film está protagonizado por Andrew Garfield (Silencio), Riley Keough (La suerte de los Logan), Topher Grace (Infiltrado en el KKKlan), Jimmi Simpson (serie Westworld), Laura-Leigh Claire (Somos los Miller) y Callie Hernandez (Alien: Covenant), entre otros.

La última propuesta de terror del año es Eliminado: Dark web, película escrita y dirigida por Stephen Susco, quien debuta en el largometraje con esta historia cuyo punto de partida es la compra de un portátil por parte de un joven. Al llegar a casa descubre en el aparato toda una serie de archivos escondidos. Al enseñárselos a sus amigos todos terminan sumergiéndose en la red oscura, donde los criminales buscan todo aquello que les ayude en sus carreras criminales. Pero su presencia es detectada por alguien que quiere mantener el anonimato y el secretismo de los usuarios de la Dark Web. Colin Woodell (Seattle road), Rebecca Rittenhouse (No te preocupes, no llegará lejos a pie), Chelsea Alden (Face 2 face), Betty Gabriel (Déjame salir), Andrew Lees (Newness) y Stephanie Nogueras (serie Cambiadas al nacer) encabezan el reparto.

También pertenece al terror el primero de los estrenos europeos, Await further instructions, producción procedente de Reino Unido cuya trama transcurre un 25 de diciembre, fecha en la que una familia despierta con su casa rodeada por una viscosa sustancia negra. Convencidos de que ha ocurrido alguna catástrofe, se encuentran completamente aislados y la televisión lo único que emite es un mensaje aconsejando que no salgan de casa. A medida que pasan las horas la información se actualiza con mensajes más aterradores, y la paranoia de los miembros de la familia aumenta hasta desencadenar una carnicería. Dirigida por Johnny Kevorkian (The disappeared), la cinta está protagonizada por David Bradley (serie Juego de tronos), Abigail Cruttenden (Negación), Holly Weston (Dementamania), Sam Gittins (Sacracide) y Neerja Naik (Sold).

La producción española, en colaboración con Portugal, tiene como única representante Tiempo después, comedia de ciencia ficción que dirige José Luis Cuerda (Todo es silencio) cuyo argumento transcurre en 9177, cuando el mundo entero, y posiblemente el universo, se ha reducido a un único Edificio Representativo y a unas afueras cochambrosas en las que parados y hambrientos tratan de sobrevivir. En este mundo, un hombre trata de superar las dificultades vendiendo una limonada que él mismo manufactura, y con la que espera demostrar que otro mundo es posible. Miguel Herrán (El guardián invisible), Blanca Suárez (El bar), Antonio de la Torre (Abracadabra), Roberto Álamo (La niebla y la doncella), Carlos Areces (La higuera de los bastardos), Nerea Camacho (Tengo ganas de ti), Miguel Rellán (Villaviciosa de al lado), Gabino Diego (Nuestros amantes) y Berto Romero (El pregón), entre otros, son los protagonistas.

La comedia familiar navideña de la semana lleva por título Santa Claus & Cía., producción franco belga de 2017 dirigida y protagonizada por Alain Chabat (La espuma de los días), quien también colabora en el guión de esta historia que arranca cuando todos los elfos que ayudan a Papá Noel a entregar los regalos en todo el mundo enferman a la vez. Desesperado, busca aliados que le ayuden a preservar la magia de la Navidad, y en ese viaje aterriza en el moderno París. El reparto se completa con Golshifteh Farahani (Altamira), Pio Marmaï (Nos futurs), Bruno Sanches (Le talent de mes amis), Audrey Tatou (Jacques) y Louise Chabat (Amis publics).

Francia y Japón colaboran en Viaje a Nara, cuya trama gira en torno a una ensayista francesa que conoce en Japón a un hombre que vive en las montañas. A pesar de las barreras culturales y de idioma, ambos sentirán la necesidad de acercarse el uno al otro. Escrito y dirigido por Naomi Kawase (Hacia la luz), este drama está protagonizado por Juliette Binoche (Ghost in the Shell: El alma de la máquina), Masatoshi Nagase (Five to nine), Mari Natsuki (Hidamari no kanojo), Takanori Iwata (Evergreen love) y Minami (Shazai no ôsama).

Aunque sin duda la cinta más internacional de la semana es La decisión, thriller dramático de 2017 que cuenta con capital procedente de Irak, Canadá, Reino Unido, Francia, Qatar y los Países Bajos. Dirigida por Mohamed Al Daradji (In the sands of Babylon), la película transcurre en el Bagdad de 2006, cuando un mujer se dirige a la estación para cometer un atentado suicida. Una vez allí, sin embargo, parece vacilar, y el encuentro con un seductor vendedor no hará sino aumentar sus dudas. Mientras ella se replantea sus convicciones, él luchará por salvar su vida y la de todos los transeúntes. El reparto está encabezado por Bennet De Brabandere, Zahraa Ghandour, Ameer Jabarah y Michel Kandinsky, casi todos ellos debutantes en la interpretación.

El resto de estrenos se completan con dos cintas. Una de ellas es Elis, la voz de Brasil, drama biográfico producido en 2016 en el país sudamericano que narra la vida de una de las mejores cantantes brasileñas de todos los tiempos. La carrera de esta artista, siempre en busca de cambios y luchando contra sus propios demonios, se desarrolló durante la dictadura militar. Hugo Prata debuta en la dirección de largometrajes con este film en cuyo guión también participa, y que está protagonizado por Andréia Horta (Muita calma nessa hora 2), Gustavo Machado (Disparos), Caco Ciocler (De menor), Lúcio Mauro Filho (Entrando numa roubada) y Júlio Andrade (El joven Paulo Coelho).

Finalmente, desde India llega Simmba, comedia con dosis de drama y acción que tiene como protagonista a un chico huérfano que trabaja como policía, disfrutando del poder que le da su posición para llevar un estilo de vida inmoral y poco ético. El hecho de ser un policía corrupto no parece importarle hasta que un giro inesperado que afecta a su vida privada le transforma, obligándole a escoger un camino más recto. Rohit Shetty (Dilwale) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Ranveer Singh (Kill Dil), Ajay Devgn (Shivaay), Abdul Quadir Amin (Bombay talkies), Sonu Sood (Happy new year) y Sara Ali Khan (Kedarnath).

‘Spider-Man: Un nuevo universo’: el spider-verso en todo su esplendor


Desde aquella lejana Spider-Man 2 (2004) el superhéroe más icónico de Marvel no había vuelto a tener una incursión que uniera a crítica y público. Por ello esta nueva aventura, alejada de lo visto hasta ahora y con un diseño novedoso y rompedor, supone un soplo de aire fresco tanto para los fans del trepamuros como para aquellos que simplemente quieran pasar un par de horas de entretenimiento. Aunar ambos universos es tarea complicada, pero este nuevo universo en el que conviven un puñado de “Spider-Men” lo logra con nota.

Porque ante todo, Spider-Man: Un nuevo universo es una obra que entretiene, divierte y apasiona. Con un guión muy elaborado y unos personajes perfectamente definidos, la trama se desarrolla de forma coherente manejando en todo momento los elementos que definen a este personaje: la culpa, la responsabilidad, proteger al inocente, … Los seguidores del héroe que no conocieran este spider-verso encontrarán una obra sencillamente apasionante que explota al máximo las posibilidades narrativas que ofrece la agilidad, el humor, la acción y la espectacularidad de este personaje en sus numerosas versiones.

Pero es que, además de un guión más que notable para este tipo de films, la cinta ofrece una animación diferente, fresca, capaz de trasladar el cómic a la gran pantalla y hacerlo con un toque personal. Esta apuesta rompedora por un tratamiento visual único en el que, por ejemplo, el sentido arácnido alcanza su máxima expresión, o las peleas adquieren un toque muy, digamos, onomatopéyico, no solo no resta credibilidad al conjunto, sino que convierte al film en algo más que lo visto hasta ahora, en una especie de cómic en movimiento que no suele verse en pantalla, sea en imagen real o en animación. Desde luego, el diseño de personajes, de la ciudad de Nueva York y de ese multiverso arácnido es brillante, estando acompañado de una música que encaja a la perfección y, por supuesto, de un guión que plantea los giros dramáticos y las motivaciones de héroes y villanos de forma seria, sobria y sin ningún tipo de cortapisas.

Spider-Man: Un nuevo universo se revela como una de las mejores películas de superhéroes, y desde luego una de las mejores con el hombre araña como protagonista. Y lo es porque conjuga todos sus elementos de forma equilibrada, sin concesiones de ningún tipo y manejando las claves de la historia de este personaje con elegancia y maestría. De hecho, la sensación de culpabilidad y los remordimientos del protagonista son el motor de una historia en la que un héroe no solo debe salvar el mundo, sino al resto de héroes. Al contrario de lo que pudiera parecer, la trama no tiene una gran complejidad, pero sí el punto exacto para que el espectador no pueda perderse ni un segundo de esta sobresaliente película.

Nota: 9/10

Jackman se viste de ‘El gran showman’ para evitar dar la nota


Termina 2017, y lo hace con un puñado de estrenos tan variopintos como interesantes, al menos algunos de ellos. Con la música como gran protagonista, este viernes 29 de diciembre la comedia se convierte en el principal aliciente de las novedades que inundan la cartelera, ya sea combinada con el drama o en clave más gamberra. Y antes de comenzar el repaso, desde Toma Dos os deseamos un Feliz Año Nuevo y que el 2018 llegue cargado de buenas y emocionantes películas.

Sin duda este viernes la principal novedad es El gran showman, biopic de P. T. Barnum, pionero de la industria del espectáculo con una propuesta circense que combinaba malabares y lo que entonces se conocía como ‘freaks’. Narrado en clave musical, el film es la ópera prima de Michael Grace, que dirige un reparto encabezado por Hugh Jackman (Los miserables), Michelle Williams (Manchester frente al mar), Zac Efron (Baywatch: Los vigilantes de la playa), Zendaya (Spider-Man: Homecoming), Rebecca Ferguson (El muñeco de nieve) y Paul Sparks (serie House of cards), entre muchos otros.

La música también es protagonista en Dando la nota 3, que sitúa a las Bellas desunidas y tratando de mantenerse a flote con un empleo después de ganar el campeonato mundial y comprobar que no pueden ganarse la vida creado música solo con su voz. El grupo tiene una última oportunidad de reunirse en una gira alrededor del mundo junto al ejército, pero su reencuentro estará marcado por la rivalidad con otro grupo que combina sus voces con instrumentos. Humor, algo de drama y mucho ritmo es lo que propone esta cinta dirigida por Trish Sie (Step Up all in) y protagonizada por Anna Kendrick (El contable), Elizabeth Banks (Power Rangers), Brittany Snow (Una noche para morir), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Rebel Wilson (Agente contrainteligente), Ruby Rose (John Wick: Pacto de sangre), Anna Camp (serie True Blood), Ester Dean (Dando la nota) y John Lithgow (Interstellar).

Muy diferente es la comedia dramática The disaster artist, nuevo film dirigido y protagonizado por James Franco (Una lucha incierta) que adapta el libro biográfico escrito a cuatro manos por Greg Sestero y Tom Bissell, y que narra el rodaje caótico de una de las peores películas de la historia, ‘The room’, realizada y protagonizada en 2003 por Tommy Wiseau. En el reparto encontramos, además de a Franco, a su hermano Dave Franco (Ahora me ves 2), Alison Brie (Mejor… solteras), Josh Hutcherson (Los juegos del hambre: Sinsajo – Parte 1), Seth Rogen (Malditos vecinos 2), Zac Efron, que repite estreno, y Sharon Stone (Mothers and daughters).

Fuera de Estados Unidos destaca la británica El arte de la amistad, comedia dramática biográfica escrita y dirigida por el actor Stanley Tucci (Blind date) en torno a la vida del escultor y pintor suizo Alberto Giacometti, en concreto a su amistad con el escritor norteamericano James Lord, al que pidió retratar durante un viaje que este último realizó a París. Geoffrey Rush (Dioses de Egipto), Armie Hammer (Animales nocturnos), Clémence Poésy (Mañana empieza todo), Tony Shalhoub (Dulce venganza), James Faulkner (serie Juego de tronos) y Sylvie Testud (Tamara) encabezan el reparto.

Francia, Canadá y la República Checa colaboran en Una bolsa de canicas, drama que adapta la novela homónima de Joseph Joffo ambientada en la II Guerra Mundial. La historia se centra en dos hermanos que se ven obligados a huir de su hogar en París para no ser capturados por los nazis, comenzando un viaje por toda Francia hasta llegar a un lugar seguro en el que reencontrarse con su familia. Dirigida por Christian Duguay (Boot camp), la película cuenta entre sus actores con Dorian Le Clech (Lili Rose), Batyste Fleurial, Christian Clavier (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), Elsa Zylberstein (Primavera en Normandía), Patrick Bruel (Los ojos amarillos de los cocodrilos) y César Domboy (Un hombre de altura).

Desde Alemania nos llegan las dos últimas novedades. Por un lado, la comedia romántica Olvídate de Nick, cinta con toques dramáticos dirigida por Margarethe von Trotta (Tiro de gracia) cuya trama se centra en la relación entre dos mujeres totalmente opuestas que comparten un piso en Nueva York y el mismo exmarido, un galán que ha dejado a su segunda mujer por una joven modelo. Con el paso del tiempo y la convivencia ambas mujeres comprenderán que no es tanto lo que les separa. En el reparto destacan los nombres de Ingrid Bolsø Berdal (serie Westworld), Katja Riemann (High Society), Lucie Pohl (Deadly signal), Haluk Bilginer (Shelter) y Susan Duerden (Double duty).

Por otro, Recuerdos desde Fukushima es un drama que arranca cuando una joven alemana se une a una organización humanitaria que viaja a Fukushima para tratar de hacer la vida más fácil a los supervivientes de la catástrofe nuclear. Allí conocerá a la última geisha de la ciudad, una mujer arisca con la que, sin embargo, trabará amistad. Doris Dörrie (Cerezos en flor) escribe y dirige esta cinta protagonizada por Kaori Momoi (Amaya), Naomi Kamata, Rosalie Thomass (Taxi), Kurumi Aizawa y Moshe Cohen.

‘Hasta el último hombre’ se enfrenta a ‘El editor de libros’


Estrenos 7 y 9 de diciembre de 2016La extraña semana en España entre el lunes 5 de diciembre y el domingo 11 ha provocado que la cartelera reciba los estrenos de forma adelantada este miércoles, día 7. Esto va a permitir a muchos espectadores acercarse a las salas para comprobar, como se empieza a rumorear, que los principales títulos que llegan tienen serias opciones de competir por los Oscar en las principales categorías. Dos películas muy diferentes entre sí pero que tienen todos los elementos habituales en las producciones dramáticas que suelen presentarse en estos premios. Junto a ellos, varias novedades que se reparten entre este miércoles y el viernes 9.

Comenzamos el repaso con Hasta el último hombre, drama bélico producido entre Estados Unidos y Australia basado en un personaje real y que supone el regreso tras las cámaras de Mel Gibson (La pasión de Cristo) después de 10 años. La trama, ambientada en la II Guerra Mundial, narra la historia de Desmond T. Doss, médico militar que combatió en la batalla de Okinawa sin disparar un solo tiro, y que con sus acciones se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir la Medalla de Honor en la historia de Estados Unidos. El reparto está encabezado por Andrew Garfield (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro), Vince Vaughn (serie True detective), Sam Worthington (Everest), Teresa Palmer (Triple 9), Rachel Griffiths (Al encuentro de Mr. Banks) y Hugo Weaving (La modista).

También destaca la británica El editor de libros, adaptación del libro de A. Scott Berg en torno a la figura de Max Perkins, editor de autores como Hemingway o Fitzgerald. El argumento se centra en la relación de amistad entre él y un joven Thomas Wolfe, un diamante en bruto que ayudó a convertir en un genio. Dirigida por Michael Grandage, que debuta de este modo en la dirección, la cinta está protagonizada por Colin Firth (Kingsman: Servicio secreto), Jude Law (Espías), Nicole Kidman (El secreto de una obsesión), Guy Pearce (Iron Man 3), Laura Linney (Sully) y Dominic West (Pride).

Muy diferente a estas películas es la comedia Fiesta de empresa, producción hollywoodiense dirigida a cuatro manos por Josh Gordon y Will Speck (directores de Un pequeño cambio) que, como se desprende de su título, gira en torno a una fiesta de empresa organizada por unos directivos para conseguir atraer a un cliente. El problema llega cuando el evento se les va de las manos y termina convirtiéndose en un desmadre fuera de control. Humor gamberro a raudales es lo que ofrece este film, además de nombres como los de Jennifer Aniston (Cómo acabar sin tu jefe 2), Jason Bateman (Un espía y medio), Olivia Munn (X-Men: Apocalipsis), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Jamie Chung (serie Érase una vez), Kate McKinnon (Cazafantasmas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Este miércoles también se estrena Paterson, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) como director en la ficción cinematográfica. A medio camino entre el drama y la comedia, la historia de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y Alemania gira en torno a un conductor de autobús llamado Paterson que vive y trabaja en la ciudad de Paterson (Nueva Jersey). Su vida, monótona y rutinaria, se reparte entre su trabajo, su pasión por la poesía y su novia, una mujer con una vida y sueños muy diferentes. Juntos son capaces de encontrar la poesía y la belleza en los detalles más pequeños. Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Golshifteh Farahani (Altamira) dan vida a la pareja protagonista.

Este miércoles también llegan otras dos novedades. Por un lado, la española María (y los demás) supone el debut en el largometraje de Nely Reguera. Este drama arranca cuando una mujer que ha cargado siempre con el peso de su familia, cuidando de su padre y sus hermanos, recibe la noticia de que su progenitor va a contraer matrimonio con su enfermera. Este hecho abre la puerta a la posibilidad de que viva su propia vida, aunque deberá afrontar si realmente quiere y es capaz de hacerlo. Los principales actores son Bárbara Lennie (Magical girl), José Ángel Egido (Quién mató a Bambi?), Rocío León (Anabel), Pablo Derqui (Neruda), Vito Sanz (Los exiliados románticos) y Julián Villagrán (Ciudad delirio).

Por otro, Migas de pan es un drama producido entre España y Uruguay dirigido por Manane Rodríguez (Un ajuste de cuentas) cuya historia gira en torno al regreso de una mujer a su país natal, del que tuvo que huir tras enfrentarse a la persecución, el presidio y la pérdida de custodia de su hijo. En su vuelta tendrá que decidir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia. En el reparto encontramos a Cecilia Roth (Los amantes pasajeros), Ernesto Chao (La playa de los ahogados), Ulises Di Roma (El faro del sur), Quique Fernández (Próxima) y Justina Bustos (Una noche de amor).

Viernes, 9 de diciembre

Junto a estos estrenos adelantados al miércoles también llegan a la cartelera varios títulos este viernes, 9 de diciembre. Uno de ellos es Las apariencias engañan, comedia norteamericana cuyo argumento se centra en una pareja cuya vida da un giro radical al verse implicados en una trama de espionaje y descubrir que sus vecinos, aparentemente perfectos, son en realidad dos agentes secretos que trabajan para el Gobierno. Greg Mottola (Paul) dirige esta propuesta protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), Isla Fisher (Animales nocturnos), Zach Galifianakis (R3sacón), Gal Gadot (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Ming Zhao (Héctor y el secreto de la felicidad), Maribeth Monroe (El Plan B) y Kevin Dunn (Decisión final).

Con algo de retraso llega En defensa propia, western dramático estrenado en 2014 que dirige Daniel Barber (Harry Brown) y que ambienta su acción en los últimos días de la Guerra de Secesión. En concreto, la trama se centra en tres mujeres que, abandonadas a su suerte, deberán hacer todo lo posible para defender su hogar y a ellas mismas del ataque de dos soldados que se han escapado del Ejército de la Unión. Sam Worthington, que hace doblete, Brit Marling (The East), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Muna Otaru (Leones por corderos), Kyle Soller (El quinto poder) y Ned Dennehy (Downhill) son los principales actores.

Por otro lado, la española 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla relata en clave dramática cómo una joven licenciada en periodismo se convirtió en la primera persona en encontrar a Emiliano Revilla, empresario secuestrado durante 249 días por ETA. Aunque sabe que tiene la noticia del año, también es consciente de que no puede dar la exclusiva hasta pasadas unas horas. Debut en el largometraje de Luis María Ferrández, la cinta está protagonizada por Macarena Gómez (Musarañas), Alberto Jiménez (El gran salto adelante), Beatriz Medina (Los héroes del mal), Mauricio Bautista (Marisa en los bosques), Tema Blasco (Lección debida) y Javier Antón (Messer).

Finalmente, el documental brasileño Cinema Novo es un ensayo cinematográfico acerca de uno de los movimientos audiovisuales más influyentes en Sudamérica durante los años 50 y 60, todo visto a través de las obras y las reflexiones de sus autores más destacados. La cinta está escrita y dirigida por Eryk Rocha (Transeunte).

‘Begin Again’, cine hecho música en una banda sonora


Gregg Alexander es el compositor de la banda sonora de 'Begin again', dirigida por John Carney.Uno de los objetivos por los que inicié este blog hace algo más de dos años consistía en poder analizar films y series de televisión desde diversos puntos de vista, desde el narrativo hasta el interpretativo, pasando por el visual y el sonoro. Y eso es lo que hoy propongo con la película Begin Again, comedia dramática musical estrenada hace unas semanas cuya crítica podéis encontrar en este rincón de internet. La obra de John Carney (Once) es uno de esos relatos audiovisuales que, a priori, basan su fortaleza en su música, pero que una vez vistos se erigen como algo mucho mayor convirtiéndose en historias que encandilan gracias a su honesto sentido del drama, que le impide caer en el tópico o la sensiblería. Película aparte, lo que evidentemente destaca sobremanera es su banda sonora, compuesta para la ocasión por Gregg Alexander, líder de la extinta banda New Radicals.

Muchos tal vez se pregunten por qué incluir un comentario sobre una banda sonora compuesta por canciones pertenecientes al pop. El motivo no es otro que la propia definición de banda sonora de una película musical. Estamos acostumbrados a que un musical, salvando contadas excepciones, sea una obra en la que sus personajes empiezan a cantar en mitad de la acción, utilizando la música para narrar emociones y situaciones. Para ello suelen componerse piezas que, a través de la rima (que en ocasiones brilla por su ausencia), desarrollan esos aspectos de los personajes y sus circunstancias. El caso de la película de Carney, empero, es muy diferente. La música es un personaje más que, como si de un secundario principal se tratara, influye en la vida de los protagonistas, pero en ningún caso les roba interés. Es en este equilibrio donde la labor de Alexander hace acto de presencia y adquiere especial relevancia.

En efecto, la labor del compositor del tema You get what you give puede parecer sencilla, pero va más allá de aportar una amplia cartera de canciones a Begin Again. Si uno analiza detenidamente las 16 pistas que componen el álbum aprecia al instante una unidad similar a la que puede encontrarse en cualquier película musical. Los temas pop, con sus diferencias y sus similitudes, suponen un conjunto único que, a diferencia de otras bandas sonoras en las que la música sigue el camino que marca la película, se antoja algo caótico. En este sentido, el oyente puede encontrarse un poco perdido si lo que espera es encontrar los temas de la película en el mismo orden en el que aparecen. Pero esto no impide que no sean identificables. Es más, su valor como música independiente es tal que ensalza lo que se ve en pantalla hasta el punto de poder identificar sin problemas los momentos a los que hace referencia.

Este último aspecto es tal vez el más significativo del disco. Funciona igual de bien tanto si se conoce la referencia fílmica como si no. Evidentemente, haber visto a Keira Knightley (London Boulevard) y a Adam Levine (serie American Horror Story: Asylum) interpretar las canciones da algo más de sentido a ciertas repeticiones que se dan en el CD, pero en cualquier caso no son imprescindibles para que canciones como Lost StarsTell me if you wanna go home funcionen como éxitos propios del mundo de la música. Se puede decir que Gregg Alexander logra combinar los diferentes estilos de bandas sonoras en un único compacto. No es una música que solo pueda entenderse dentro de una película; no es una música ya existente que sirva de base para un musical; no son canciones existentes que se añaden como acompañamiento para luego vender más discos. Es, simple y llanamente, una de esas obras que ganan enteros con el paso del tiempo porque es capaz de combinar todos esos aspectos, haciéndose asequible a un público más amplio.

De actores y cantantes

Una de las mayores evidencias de ese equilibrio entre cine y música que tan bien funciona en Begin Again es la presencia en pantalla de Knightley y Levine. Actriz y cantante ejemplifican la dualidad del film entre imagen y sonido, dos mundos que muchas veces quedan supeditados uno al otro pero que en manos de Carney se hallan en igualdad de condiciones. Curiosamente, no se trata de que uno sea cantante y la otra sea actriz, sino de la capacidad de ambos para aunar en sus respectivas figuras lo mejor de ambos mundos. La protagonista de Anna Karenina (2012) se revela como una voz melódica, suave y capaz de, al menos, interpretar canciones pop con una cierta carga dramática bastante mejor que muchas estrellas juveniles de hoy. Por su parte, el líder de la banda Maroon 5 confirma que no es capaz de aportar, aunque sea en papeles secundarios, una cierta entereza a sus personajes, no siendo simplemente una cara bonita que quede bien en el cartel promocional.

Como no podía ser de otro modo, son ellos los que copan la práctica totalidad de las 16 canciones de la banda sonora, permitiendo comparar voces y estilos a todo aquel que quiera escuchar. Más rítmico y melódico él, más pausada y suave ella, sus interpretaciones del tema principal del disco, Lost stars (que encontraréis al final del texto), dan una idea de las interesantes diferencias entre ambos. Diferencias que, por cierto, están en el corazón de la película, que revela de este modo las diferentes formas de entender la música. Y es aquí donde volvemos a encontrar la relevancia de la obra de Alexander. Que sea capaz de transmitir a través de diversas canciones el sentido general del film es brillante. Y que además se permita la libertad de crear temas musicales que funcionen independientemente de la película, y con distintas versiones dirigidas a públicos diversos, es lo que convierte a esta banda sonora en algo diferente.

Begin again se convierte, por tanto, en una banda sonora diferente, especial en muchos sentidos. Desde luego, si la película gusta es gracias a una música atractiva que crece en relevancia a medida que pasan las semanas y se rememoran las escenas a través de la música. Empero, lo que más sorprende al escuchar las canciones por separado es la facilidad con la que transmiten no solo la historia del film, sino su propia identidad, su propia historia. Es aquí donde la labor de Gregg Alexander se vuelve imprescindible, pues aunque parezca sencillo alcanzar ese equilibrio es una de las tareas más complicadas que puede haber en la realización de una película. Como decía antes, ni la música se somete a la historia ni la historia queda eclipsada por la música. Gracias a la colaboración de Carney y Alexander, de Knightley y Levine, ambos aspectos de la producción van de la mano y se complementan para narrar algo más de lo que se puede ver o escuchar.

‘Begin Again’: las perlas de vivir la música


Keira Knightley y Mark Ruffalo graban un disco callejero en 'Begin Again', de John Carney.Cuando un tema apasiona a un director se nota. Sus películas dejan en el espectador una huella emocional que supera todas las barreras e irregularidades técnicas que puedan tener. Sobre todo si el espectador comparte dicha pasión y se entrega por entero a la historia. John Carney (Once) respira música, y eso es algo incuestionable al ver su nuevo film. Su amor por la música y por una industria que tiende a enrocarse en sí misma con artistas de efímero éxito y dudoso calado moral son temas presentes en cada plano, en cada nota y en cada movimiento de los actores. Y salvo que a uno no le guste la música, es imposible no dejarse llevar por la aventura de grabar un disco en las calles de Nueva York, que adquiere así categoría de personaje imprescindible.

Es este amor por el arte de la composición musical el que permite al director y guionista de Begin Again sortear los numerosos obstáculos que presenta la cinta, sobre todo en lo que a desarrollo dramático se refiere. Con un guión cuya estructura es un tanto irregular, la trama no presenta conflictos excesivamente graves ni giros argumentales notables. Esto no significa que la historia carezca de dinamismo, al contrario, pero sí termina por jugar en contra del resto de elementos del film, todos ellos espléndidos. Se puede decir que la música es el elemento que articula todos y cada uno de los componentes de este grupo capaz de tocar una melodía agradable y atractiva sin necesidad de leer la partitura. O lo que es lo mismo, mientras que el desarrollo sobre el papel es un tanto débil, el planteamiento en imágenes rebosa alegría, inteligencia y complicidad.

Una complicidad que no solo es con el espectador, sino entre director y actores. Cuando los integrantes de un rodaje disfrutan con lo que hacen, disfrutan de verdad, sus emociones se transmiten a la cámara, y esta los proyecta sobre los espectadores. Carney logra transmitir a un reparto entregado su amor por este arte, y todos, desde Keira Knightley (Orgullo y prejuicio) hasta Hailee Steinfeld (Valor de ley) responden de forma magnífica. Es cierto que sus roles tal vez sean tópicos, e incluso que las situaciones que viven no tengan demasiada originalidad, pero gracias a la pasión que transmiten (y a un final bastante fuera de lo común) la película termina por convertirse en un viaje que desgrana las decisiones a las que se enfrentan los nuevos talentos y el camino por el que les llevan sus actos.

Al final, Begin Again puede ser entendida como una película más sobre música, que no musical. Y es cierto que tanto su guión como su definición de personajes no son sus mejores bazas, pero son lo suficientemente sólidas como para generar una base sobre la que construir una perla que dé sentido a los momentos de la vida más rutinarios, como se menciona en un momento del metraje. Su banda sonora es imprescindible, sus actores son más que correctos y su final es uno de esos finales en los que todo termina como tiene que terminar, lo que además suprime la etiqueta “romántica”. En definitiva, una feel-good movie que los amantes de la música no deberían perderse.

Nota: 6,5/10

Los dragones de Dreamworks vuelven a volar en la cartelera


Estrenos 1agosto2014El primer fin de semana de agosto se presenta cuanto menos curioso en lo que a estrenos se refiere. Varios títulos llegan hoy, viernes 1, a las salas españolas, y todos ellos proceden de Estados Unidos y de Europa. Y a tenor del cariz que tienen las producciones, solo uno parece erigirse como firme candidato a arrasar en la taquilla veraniega de este 2014. Uno, por cierto, que convierte en protagonistas de las salas de cine a los más pequeños de la casa. Todo esto no impide, por supuesto, que el resto de espectadores no puedan escoger entre una amplia variedad de temas, desde la comedia romántica hasta el thriller de acción más clásico.

Así que iniciamos el repaso con Cómo entrenar a tu dragón 2, secuela de la exitosa y notable cinta de animación del 2010 producida por Dreamworks que retoma la relación entre un joven vikingo enclenque y algo cobarde, y un dragón con el que, en teoría, debería estar enemistado. La trama, que transcurre cinco años después de la primera entrega, sitúa a los dos protagonistas en medio de una guerra por la paz cuando descubren por accidente una isla de hielo secreta en la que viven dragones salvajes y un misterioso Jinete de Dragones. Dean DeBlois repite tras las cámaras, mientras que Jay Baruchel (Juerga hasta el fin), Cate Blanchett (Blue Jasmine), Gerard Butler (300), Craig Ferguson (Trust Me), Jonah Hill (El lobo de Wall Street), Christopher Mintz-Plasse (Kick Ass 2. Con un par), America Ferrera (Sin tregua), Kristen Wiig (La vida secreta de Walter Mitty), Djimon Hounsou (Amistad) y Kit Harington (serie Juego de Tronos) son algunos de los actores que prestan sus voces en la versión original.

La comedia romántica tiene como principal propuesta Begin Again, cinta ambientada en el mundo de la música escrita y dirigida por John Carney (Once). La película arranca con la relación de una pareja que comparte su pasión por la música. Cuando él sea tentado por un importante contrato discográfico el romance entre ambos se romperá, por lo que ella se verá obligada a empezar de nuevo. En uno de estos comienzos conocerá a un productor musical en horas bajas que busca algo con lo que reflotar su reputación. El reparto principal está compuesto por nombres tan importantes como Keira Knightley (Anna Karenina), Mark Ruffalo (Ahora me ves…), Hailee Steinfeld (Valor de ley), el cantante de Maroon 5, Adam Levine (serie American Horror Story: Asylum), Catherine Keener (Sobran las palabras) y el rapero Mos Def (16 calles).

El último de los estrenos norteamericanos es El protector (Homefront), producto hecho a la medida de su estrella, Jason Statham (Los mercenarios 2). Basado en la novela de Chuck Logan, y con un guión escrito por Sylvester Stallone (La gran revancha), este thriller de acción  sigue la apacible vida de un ex agente de la DEA que se retira a un pequeño pueblo con su familia. Todo cambia cuando un traficante de drogas llega a la localidad y amenaza a su familia y a todos los que ahora considera sus amigos, por lo que el hombre se verá obligado a volver a la acción. Adrenalina y violencia es lo que asegura este film dirigido por Gary Fleder (El jurado) a todos sus seguidores, que podrán encontrar en pantalla, además, a actores como James Franco (El origen del planeta de los simios), Winona Ryder (Cisne negro), Kate Bosworth (Perros de paja), Frank Grillo (Infierno blanco) y Rachelle Lefevre (Asalto al poder).

Empezamos el recorrido por las películas europeas con la francesa Reencontrar el amor, drama romántico escrito y dirigido por Lisa Azuelos (LOL), quien también interpreta a uno de los personajes. La trama sigue a un feliz hombre de familia que disfruta de una vida plena hasta que un día se encuentra por casualidad con una mujer que despertará en él sentimientos inesperados. Y aunque al principio ninguno de los dos busca una relación (ella tiene la norma de evitar los hombres casados), un posterior reencuentro les llevará a vivir situaciones que mezclarán sueños y realidad. Sophie Marceau (Cambio de papeles) y François Cluzet (En solitario) son la pareja protagonista, a los que se suman actores como Alexandre Astier (Astérix en los Juegos Olímpicos) y Arthur Benzaquen (R.T.T.).

Dos son las producciones nacionales que debutan hoy en la cartelera. Una de ellas, El oro del tiempo, es el nuevo drama escrito y dirigido por Xavier Bermúdez (León y Olvido) cuyo argumento se centra en la vida de un hombre cuyo amor por su esposa fallecida le ha llevado a preservar su cuerpo durante 40 años en la casa que ambos compartían. Sin embargo, mientras que los años no pasan para ella, sí hacen estragos en él, por lo que se ve obligado a contratar a una joven para que cuide de su frágil salud. Sin apenas más escenarios que la vivienda, el reparto está integrado por Ernesto Chao (Los muertos van deprisa), Nerea Barros (Rafael), Manolo Cortés (Un cuento para Olivia) y Marta Larralde (Dos miradas).

La otra es El árbol magnético, intenso drama que arranca cuando un joven regresa a su pueblo natal para asistir a una despedida simbólica de la casa que fue su horgar, ahora en venta. A través del “árbol magnético”, una curiosidad local de extrañas propiedades, y con la ayuda de una chica que fue criada como su prima y que siempre se sintió atraída por él, el joven irá recordando poco a poco quién era y el pasado que le ha convertido en la persona que es hoy. Ópera prima de Isabel de Ayguavives, la película cuenta con un reparto en el que destacan actores como Andrés Gertrúdix (El idioma imposible), Manuela Martelli (Olvidados), Agustín Silva (Magic Magic), Juan Pablo Larenas (La nana), Gonzalo Robles (serie Los 80), Daniel Alcaíno (Paseo de oficina) y Catalina Saavedra (La jubilada).

Terminamos con la producción italiana del 2013 Viajo sola, tercera película dirigida por Maria Sole Tognazzi (Passato prossimo) que, en clave dramática, narra la búsqueda del equilibrio que realiza una mujer cuya vida profesional transcurre entre hoteles y destinos lujosos, y sin embargo su vida personal es sencilla, rutinaria y solitaria. Margherita Buy (No basta una vida), Stefano Accorsi (Silencio de amor), Fabrizia Sacchi (Melissa P.), Gianmarco Tognazzi (Maledimiele), Lesley Manville (Another year) y Alessia Barela (Zora la vampira) son algunos de sus actores.

‘3 días para matar’: I don’t care, I love it


Kevin Costner protagoniza '3 días para matar', de McG.De la unión entre Luc Besson (Juana de Arco) y McG (Los Ángeles de Charlie) puede surgir algo tan bueno como deprimente. O mejor dicho, tan atractivo como desagradable. El primero se ha convertido con los años en uno de esos creadores capaces de hacer siempre (o casi siempre) lo mismo sin llegar a saturar al espectador. El segundo… bueno, con ver su filmografía sobran las palabras. Por eso las sensaciones que generaba su unión en un proyecto de acción protagonizado por un recuperado Kevin Costner (The company men) eran encontradas. Afortunadamente, el resultado es más de Besson que de McG, lo que implica una historia dinámica y fresca alejada de estridencias visuales o efectos imposibles.

A pesar de sus evidentes limitaciones dramáticas, esta historia a medio camino entre el drama paternofilial y el thriller de espías más tradicional logra entretener al espectador durante la mayor parte de su metraje. Con un desarrollo dramático que nunca abandona las estructuras narrativas habituales, 3 días para morir combina sabia e irónicamente los dos mundos que confluyen en el protagonista. La facilidad con la que realizador y guionista plasman los equilibrios emocionales de un personaje que intenta poner en orden su vida personal al mismo tiempo que lleva a cabo su trabajo (ambos incompatibles, como es evidente) resulta fascinante, sobre todo en algunos momentos realmente logrados, como la relación que se establece con uno de los secundarios al que interroga o la secuencia con un personaje italiano, interrumpida por un tono de llamada al que hace referencia el título de esta crítica. Un recurso muy utilizado a lo largo de sus casi dos horas de metraje que no llega a resultar tedioso, como sí ocurre con otros temas recurrentes.

Y es que ese es el principal problema de la cinta, y por extensión del cine de Besson. Las secuencias de acción están muy logradas. Los personajes, aunque sin demasiadas complicaciones, quedan muy bien definidos, engrandecidos además por un reparto más que correcto (sobre todo Costner y la joven Hailee Steinfeld). La trama evoluciona con naturalidad y coherencia, incluso en algunos momentos en los que necesita hacer concesiones. Pero hacia el final del film la historia se pierde en sus propios planteamientos, obligando al espectador a asistir a una lucha por la vida en medio de un tiroteo y una persecución cuyo único resultado es la muerte. Hasta tres veces el protagonista sufre la misma situación y por los mismos motivos, lo que no hace sino generar cierto absurdo que contrasta bastante con la seriedad del resto del relato. Igualmente, existen diversos momentos en los que el ritmo pierde fuerza, aunque un film en el que todo se sucede con relativa celeridad es normal que deba existir una pausa para contar algo más que lo que se ve en pantalla.

En líneas generales, 3 días para matar es una cinta de acción a la antigua usanza, sin más pretensiones que entretener haciendo reír y generando secuencias de acción potentes. Le pese a quien le pese, Besson es un maestro de este tipo de cine. Tiene sus defectos y sus virtudes, por supuesto, pero su dominio de los tiempos es ejemplar. Una cinta de acción muy recomendable en todos los aspectos que no defraudará a los amantes del género y que hará disfrutar a aquellos que simplemente busquen una distracción. No deberíamos sonrojarnos, por tanto, si a la salida del cine tarareamos aquello de: “I don’t care, I love ii”, o lo que es lo mismo, “me da igual, me encanta”.

Nota: 7/10

Los ‘Malditos vecinos’ tienen ‘3 días para matar’ el aburrimiento


Estrenos 9mayo2014Debido al Día del Trabajo los primeros estrenos del mes de mayo de 2014 se han retrasado hasta hoy, viernes 9. Y si las novedades que llegan se pueden entender como sintomáticas de lo que va a ser el resto del mes, nos esperan semanas de numerosos y muy diversos estrenos. En efecto, muchas son las películas que llegan a la cartelera, y quizá lo mejor es que todas ellas pertenecen a géneros muy dispares, son de nacionalidades y estilos muy distintos, y están respaldadas por nombres propios que van dirigidos a públicos muy concretos. En definitiva, la oferta cinematográfica se renueva ampliamente para tratar de competir en una cartelera ya de por sí muy completa.

Uno de esos estrenos es 3 días para matar, nueva película dirigida por McG (Los ángeles de Charlie) y con Luc Besson (El quinto elemento) como artífice de la historia. Protagonizada por Kevin Costner (Hatfields & McCoys), la historia gira en torno a un agente del servicio secreto que ve cómo su vida está a punto de apagarse a causa de una enfermedad terminal. Motivado por una droga experimental que podría salvarle, acepta realizar una última y peligrosa misión. Cuando las cosas no se desarrollan como cabría esperar, el hombre iniciará una carrera contrarreloj por su vida. Acción, adrenalina y diversión es lo que encontrarán aquellos que decidan verla. Amber Heard (Los diarios del ron), Hailee Steinfeld (Valor de ley), Connie Nielsen (Basic), Eriq Ebouaney (Transporter 3), Richard Sammel (Malditos bastardos) y Tómas Lemarquis (Insensibles) completan el reparto.

Muy distinto es el cariz de Malditos vecinos, comedia gamberra que narra cómo una familia debe luchar por recuperar la vida que tenían antes de que una fraternidad universitaria se mude a la casa de al lado. Las situaciones rocambolescas y las provocaciones no harán más que aumentar hasta que los intereses de los vecinos choquen frontalmente. Dirigida por Nicholas Stoller (Paso de ti), la película cuenta en su reparto con Seth Rogen (Juerga hasta el fin) y Rose Byrne (Los becarios) dando vida la matrimonio, mientras que en la fraternidad encontramos a Zac Efron (El chico del periódico), Dave Franco (Ahora me ves…) y Christopher Mintz-Plasse (Kick-Ass 2. Con un par), siendo Lisa Kudrow (serie Friends) otro de los rostros más conocidos del film.

Una de las propuestas más interesantes es Snowpiercer. Con un equipo artístico y técnico internacional, esta producción coreana en la que participan también Estados Unidos, Francia y la República Checa se ambienta en un futuro apocalíptico en el que los supervivientes de la Humanidad, tras un experimento fallido para terminar con el calentamiento global, viven en un tren alimentado por un motor en constante movimiento. Dando vueltas por un mundo de nieve y hielo, el tren no ha logrado eliminar las diferencias de clases, siendo los primeros vagones para los poderosos y los vagones de cola para la clase explotada. Todo cambiará cuando un joven decida liderar una revuelta para hacerse con el control de la máquina. Bong Joon-ho (The host) es el encargado de poner en imágenes un guión en el que él mismo participa y que interpretan Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno), Jamie Bell (Al borde del abismo), Tilda Swinton (El gran hotel Budapest), Alison Pill (serie The Newsroom), John Hurt (Melancolía), Ed Harris (Dolor y dinero), Octavia Spencer (Criadas y señoras) y Luke Pasqualino (The Apparition).

En un lugar sin ley es el título del nuevo trabajo de David Lowery (Deadroom) como director y guionista. Ambientado en los años 70, este drama aborda la vida de dos jóvenes ladrones enamorados que viven despreocupadamente de lo que consiguen robar en cada uno de sus asaltos. Sin embargo, cuando la mujer mata a un policía durante una de las persecuciones será el hombre el que cargue con las culpas y vaya a la cárcel. Cuatro años después, consumido por la necesidad de ver a su mujer y a su hija, pondrá en marcha un plan de fuga. Rooney Mara (Her) y Casey Affleck (Un golpe de altura) dan vida a la pareja protagonista, completándose el reparto con Ben Foster (El único superviviente), Keith Carradine (Heredarás la tierra), Nate Parker (Non-Stop) y Robert Longstreet (Take shelter).

Terminamos con los estrenos norteamericanos con un film de 2011, Mi último día sin ti, comedia dramática de corte romántico que gira en torno al viaje que realiza un joven ejecutivo alemán a Nueva York con la responsabilidad de despedir a numerosos empleados de la empresa para la que trabaja. Uno de ellos es una joven que acaba de empezar y cuyo sueño es llegar a ser cantante. Poco a poco se iniciará una relación entre ambos que cambiará su forma de ver el mundo. Stefan C. Schaefer (Arranged) es su director, mientras que Nicole Beharie (serie Sleepy Hollow), Ken Duken (Amenaza terrorista), Reg E. Cathey (El fraude), Marlene Forte (Cut off) y Robert Clohessy (El lobo de Wall Street) son los actores principales.

Dejamos Estados Unidos definitivamente para centrarnos en las producciones europeas. Una de ellas es Mi vida ahora, drama británico con dosis de thriller que narra cómo una joven que es enviada a Reino Unido a vivir con sus tíos asiste al estallido de un conflicto que sume al país en una especie de dictadura militar. A partir de ese momento deberá luchar por su vida en una guerra que no entiende si quiere volver a ver al joven del que se enamoró antes del conflicto. Dirigida por Kevin Macdonald (La legión del águila), la película está interpretada por Saoirse Ronan (Hanna), Tom Holland (Lo imposible), George MacKay (Resistencia), Harley Bird, Danny McEvoy y Anna Chancellor (Breaking and entering).

Desde Francia nos llega la adaptación de una de las novelas de más éxito de los últimos tiempos. Los ojos amarillos de los cocodrilos es el nombre del film y de la obra literaria de Katherine Pancol que narra en clave dramática la relación de dos hermanas diametralmente opuestas. Una, historiadora de profesión, pasa dificultades después de separarse; la otra, mujer florero, vive una vida vacía y sin pretensiones. Todo cambia cuando esta afirma que está escribiendo un libro, mentira que poco a poco empieza a sobrepasarla y por la que tendrá que pedir ayuda a su hermana para que lo escriba por ella. El éxito de la novela creará unos vínculos que ninguna esperaba. Dirigida por Cécile Telerman (Toda la culpa es de mi madre), el reparto está integrado por Emmanuelle Béart (Mission: Impossible), Julie Depardieu (El pastel de boda), Jacques Weber (7 años de matrimonio), Karole Rocher (Polisse), Patrick Bruel (Oh, Jerusalén), Quim Gutiérrez (La gran familia española) y Alice Isaaz (Fiston), entre otros.

También francesa es Wrong cops, comedia policíaca escrita y dirigida por Quentin Dupieux (Rubber) cuyo argumento se centra en un policía corrupto y melómano cuya lista de delitos es más larga que la de los criminales a los que persigue. Para colmo, la comisaría en la que trabaja está repleta de individuos a cada cual más disfuncional: un maníaco sexual, un policía chantajista, un tuerto deforme cuyo sueño es ser una estrella del techno, … La vida de todos ellos cambiará cuando una de las víctimas del protagonista, un vecino dado por muerto, se despierte. Mark Burnham (Wrong), el cantante Marilyn Manson (Party monster), Grace Zabriskie (Hasta que el cura nos separe), Daniel Quinn (Karaoke man), Steve Little (La cruda realidad), Isabella Palmieri (serie As the world turns) y Eric Roberts (El caballero oscuro) son sus principales protagonistas.

Un castillo en Italia es el nombre de nuestro siguiente estreno. Producida en Francia, esta comedia con tintes dramáticos es el nuevo proyecto de Valeria Bruni Tedeschi (Actrices), quien escribe, dirige y protagoniza la historia de una joven que vive a caballo entre París y un viejo castillo familiar al norte de Italia. Su vida está marcada por las constantes insistencias de su entorno familiar por encontrar un marido, algo que empezará a sopesar cuando conozca a un joven actor que vuelva a despertar en ella sentimientos que creía perdidos. En su decisión terminará influyendo mucho su hermano, enfermo terminal de sida cuya vida parece apagarse a la par que la ruina de la familia se hace más evidente. El resto de los intérpretes principales son Louis Garrel (Un verano ardiente), Filippo Timi (El americano), Marisa Bruni Tedeschi (Es más fácil para un camello), Xavier Beauvois (A galope) y Céline Sallette (De óxido y hueso).

Reino Unido también está presente en nuestra cartelera con The machine, thriller de ciencia ficción escrito y dirigido por Caradog W. James (Little white lies) cuya trama transcurre en un mundo futuro que vive inmerso en la Segunda Guerra Fría. En este contexto el Ministerio de Defensa británico encarga a un científico que desarrolle el arma perfecta: un soldado cibernético capaz de acatar las más difíciles órdenes. Tras recluirse bajo tierra debido a los fracasos de sus primeros proyectos, el hombre logra crear el clon de una bella mujer que será la clave de la victoria. Caity Lotz (serie Arrow), Toby Stephens (Muere otro día), Denis Lawson (Perfect sense), Sam Hazeldine (El enigma del cuervo) y Pooneh Hajimohammadi integran el reparto principal.

La representante española más relevante es Una noche en el viejo México, segunda película como director de Emilio Aragón (serie Médico de familia). Rodada en Estados Unidos y con un reparto internacional, la historia sigue el viaje que realizan un anciano y su nieto después de que, por un azar del destino, hayan perdido sus tierras y su rancho. Un viaje que les llevará hasta México y que les servirá para conocerse mejor el uno al otro. Una parada durante la noche les llevará a conocer a una stripper que ve en ambos una forma de escapar de su vida y encontrar un futuro mejor. Robert Duvall (Jack Reacher) y Jeremy Irvine (Grandes esperanzas) son los dos principales protagonistas, junto a los que encontramos a Angie Cepeda (Heleno), Luis Tosar (Mientras duermes), Joaquín Cosio (El llanero solitario), Javier Gutiérrez (Zipi y Zape y el club de la canica) y Jim Parrack (serie True Blood).

El malagueño Ramón Salazar (20 centímetros) es el responsable de 10.000 noches en ninguna parte, drama que escribe y dirige centrándose en el viaje que realiza un hombre gris y miedoso con la intención de escapar de su propia vida. Un viaje de autodescubrimiento que le llevará a aprender nuevas formas de entender la vida al tiempo que le enseñará que toda decisión conlleva siempre una incertidumbre por lo que pudo haber sido. La cinta está protagonizada por Najwa Nimri (Abre los ojos), Lola Dueñas (Los amantes pasajeros), Susi Sánchez (La piel que habito), Andrés Gertrúdix (Silencio en la nieve), Andrés Lima (Tú eliges) y Rut Santamaría (Historias de Lavapiés).

El único estreno de la semana que llegó ayer jueves es la española Las aventuras de Lily Ojos de Gato, drama dirigido por Yonay Boix que, a lo largo de una noche, desvela el verdadero rostro de una joven que aparenta ser fuerte, decidida, independiente y con grandes planes de futuro. Poco a poco la realidad demostrará que su situación laboral es casi inexistente, que bebe más de la cuenta y que uno de sus mayores deseos es ser madre a pesar de no encontrar una pareja estable. El reparto está integrado por nombres poco conocidos y debutantes como los de Ana Adams, josé Gimeno, Beatriz Olivares, Elena Rey y Álex Alcalde.

España, Francia e Irlanda son los países que están detrás de Amor en su punto, comedia romántica protagonizada por Richard Coyle (Un buen año) y Leonor Watling (Lo mejor de Eva) que se centra en la búsqueda del amor de un periodista gastronómico que, a pesar del éxito en su carrera, no logra encontrar a su media naranja. Su vida dará un vuelco cuando su camino se cruce con el de una comisaria de arte que parece totalmente opuesta a él pero por la que siente una irresistible atracción. Dirigida a cuatro manos por Dominic Harari y Teresa Pelegri, que ya colaboraron en Seres queridos (2004), la cinta cuenta también con Ginés García Millán (Entre el cielo y el mar), Simon Delaney (Spin the bottle), Ciara Bailey (Invasion Ireland) y Michelle Beamish (Eden) frente a las cámaras.

En apatía. Secuelas del odio es el último film español de ficción que recibimos este viernes. Ópera prima de Joel Arellanes Duran, quien escribe y dirige, la trama se centra en un joven a quien los abusos de su infancia, la violencia y una educación agnóstica le han vuelto indiferente ante la vida. Cuando una persona tome su lugar ante la ley y pegue por lo que él es responsable su apatía se verá trastornada. Este intenso drama está protagonizado por Álvaro Díaz Rodríguez, Christian Casas (serie Cuéntame cómo pasó), Lucía Ramos (serie Física o química) y Carme Juan.

Pasamos a continuación a los documentales. Violetta: La emoción del concierto supone el salto a la gran pantalla de los personajes de la famosa serie de televisión de Disney Channel que ha triunfado en Latinoamérica y Europa. En concreto, esta producción argentina dirigida por Matthew Amos, realizador especializado en eventos musicales (MTV World Stage: Evanescence 3D), sigue los pasos de la gira por Europa que hicieron las estrellas de la ficción televisiva a finales de 2012 y principios de 2013.

Por último, la española El somni es un viaje alrededor del Celler de Can Roca que utiliza diversas técnicas audivisuales y estilos narrativos, incluyendo la animación o el cine de ensayo. La cinta está dirigida por Franc Aleu (Bubbles).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: