‘Gravity’ vence en unos Oscar 2014 llenos de contrastes


La foto más famosa de los Oscars 2014.Ya sé que a estas alturas la mayor parte de la gente habrá leído, oído o visto todo tipo de comentarios, análisis y fragmentos de la 86ª edición de los Oscar. Y soy muy consciente de que acompañar un texto algo atrasado con una foto que ha dado la vuelta al mundo no es que sea muy adecuado. La tardanza responde a la necesidad de encontrar una palabra que trate de definir con la máxima exactitud posible las sensaciones que dejó la gala. Y creo que el término es contraste. Desde luego, la foto refleja perfectamente esa idea, pues la elegancia tradicional de este espectáculo queda plasmado en esa tendencia de moda entre los famosos que son las fotos hechas a uno mismo, o selfies. Evidentemente, la ceremonia dejó muchos más contrastes, como es la sensación de que, aunque justos, se ha hecho una gran injusticia. Y eso es lo realmente interesante.

Más allá de comentarios desafortunados (como decir que si 12 años de esclavitud no logra el Oscar a la Mejor Película es por racismo) o de ver a hombres y mujeres con trajes de miles de dólares comiéndose una pizza, lo que mejor plasma el carácter de la gala es echar una ojeada a los ganadores y, sobre todo, a los perdedores. O mejor dicho, al gran perdedor. Leonardo DiCaprio y El lobo de Wall Street se fueron con las manos vacías. El gran proyecto del actor de Titanic (1997) no logró ni una sola de las estatuillas a pesar de ser una de las grandes favoritas, sobre todo en algunas categorías como la de Mejor Actor. Aquí es donde se halla la gran contradicción de la gala. No creo que nadie dude de que tanto 12 años de esclavitud, con 3 premios, y Gravity, con 7 Oscars, han sido las grandes y justas vencedoras. Ni que los premios a los actores y actrices, por más que supongan una injusticia para otros (caso de Julia Roberts, por ejemplo), entran dentro de lo previsto.

Empero, que la película de DiCaprio no haya conseguido absolutamente nada abre la puerta a una impresión que no pocos espectadores y profesionales manifiestan desde hace algún tiempo, y es el hecho de que el actor va a tener que sufrir mucho para conseguir este premio. Estos día escuché el comentario de que DiCaprio no va a conseguir ningún premio si tenemos en cuenta que posiblemente no tenga otra oportunidad como esta. Personalmente, no creo que eso pase, pero sí es cierto que le ocurrirá lo que, por ejemplo, le ocurre a Steven Spielberg (Lincoln). Durante los últimos años ha demostrado que es algo más que una cara bonita (lo mismo que el ganador de este año, Matthew McConaughey), pero a tenor de lo ocurrido en este 2014 parece que va a tener que trabajar durante algunos años más para obtener un premio que persigue desde hace décadas.

Una gala de contrastes, en efecto. Sí, la ceremonia tuvo momentos mucho más distendidos que en otras ocasiones, dando una imagen menos encorsetada de las estrellas. Pero continuemos centrándonos en los ganadores. Las dos grandes triunfadoras dejan igualmente sensaciones encontradas. Habrá quienes defiendan la cinta sobre la esclavitud; otros la odisea espacial. Como suele ocurrir, en el centro se encuentra el punto de equilibrio. Porque sí, la película de Alfonso Cuarón (Y tu mamá también) es la mejor experiencia audiovisual del año. Posiblemente de la década. Desde un punto de vista narrativo es única, bella, casi perfecta. Su planteamiento a modo de ballet espacial capaz de seguir los suaves movimientos de la ingravidez es sencillamente genial. Sin embargo, como película en conjunto, como unión de todos y cada uno de los elementos que conforman una obra audiovisual, la cinta de Steve McQueen (Shame) puede que sea más completa, sobre todo gracias a un reparto en estado de gracia.

Lo mejor de todo esto, la mejor conclusión que se puede sacar de una entrega de premios tan llena de contrastes, es que hay un único ganador: el cine. Dado que los premios han estado tan repartidos, que incluso los perdedores de la noche no son tan perdedores si se analizan el resto de candidatos, el resultado debería ser positivo para la profesión a la que pertenecen y, por lo tanto, para todos. Siempre hay matices, por supuesto. Pero en líneas generales, estos Oscar 2014 han sido justos con todos. No haber dado a Gravity los premios que ha conseguido habría sido una gran injusticia. No haber reconocido la calidad de 12 años de esclavitud no habría tenido nada que ver con el racismo, sino con la falta de sensibilidad audiovisual. Haber dado algo a El lobo de Wall Street habría sido un resultado más justo. Pero no hay premios para todos.

A continuación os dejo la lista de Ganadores de la 86ª edición de los Oscar.

Mejor película: 12 años de esclavitud de Steve McQueen.

Mejor director: Alfonso Cuarón por Gravity.

Mejor actor principal: Matthew McConaughey por Dallas Buyers Club.

Mejor actriz principal: Cate Blanchett por Blue Jasmine.

Mejor actriz de reparto: Lupita Nyong’o por 12 años de esclavitud.

Mejor actor de reparto: Jared Leto por Dallas Buyers Club.

Mejor película de animación: Frozen, el reino del hielo de Chris Buck & Jennifer Lee.

Mejor película de habla no inglesa: La gran belleza de Paolo Sorrentino.

Mejor guión adaptado: John Ridley por 12 años de esclavitud.

Mejor guión original: Spike Jonze por Her.

Mejor documental: A 20 pasos de la fama de Morgan Neville.

Mejores efectos visuales: Gravity (Tim Webber, Chris Lawrence, Dave Shirk y Neil Corbould).

Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki por Gravity.

Mejor montaje: Alfonso Cuarón & Mark Sanger por Gravity.

Mejor diseño de producción: El Gran Gatsby 3D (Catherine Martin & Beverly Dunn).

Mejor vestuario: Catherine Martin por El Gran Gatsby 3D.

Mejor maquillaje: Dallas Buyers Club (Adruitha Lee & Robin Mathews).

Mejor banda sonora: Steven Price por Gravity.

Mejor canción original: Kristen Anderson-Lopez & Robert Lopez por Frozen, el reino del hielo.

Mejor mezcla de sonido: Gravity (Skip Lievsay, Niv Adiri, Christopher Benstead y Chris Munro).

Mejor montaje de sonido: Gravity (Glenn Freemantle).

Mejor cortometraje: Helium de Anders Walter & Kim Magnusson.

Mejor corto animado: Mr. Hublot de Laurent Witz & Alexandre Espigares.

Mejor corto documental: The lady in number 6: Music saved my life de Malcolm Clarke & Nicholas Reed.

Anuncios

‘La gran estafa americana’ lidera unos Globos de Oro muy repartidos


'La gran estafa americana' y 'Breaking Bad', triunfadoras de los Globos de Oro 2014.Para gustos los colores, pero la pasada edición de los Globos de Oro, la número 71, ha sido una de las más equilibradas y más coherentes de los últimos años. Al menos para una mayoría que parece coincidir, a grandes rasgos, en que los ganadores de estos premios del cine y la televisión son los más apropiados. Evidentemente, siempre hay discrepancias, pero lo cierto es que las películas y series incluidas en cada categoría tenía la calidad suficiente para competir en igualdad de condiciones con las demás. Lo cual no quiere decir, sin embargo, que no exista alguna que otra sorpresa y, por qué no, alguna injusticia.

Lo más probable es que aquellos que disfrutaran con esa joya audiovisual titulada Gravity se sorprendieran la noche del domingo al lunes cuando 12 años de esclavitud le arrebató el título de Mejor Película Dramática. Sobre todo si tenemos en cuenta que el Mejor Director sí fue Alfonso Cuarón (Y tu mamá también). Desde luego, ambos films poseen una calidad fuera de toda duda, pero es indudable que como ejercicio fílmico, en su conjunto, la odisea espacial es mucho más completa. Su planificación, que transporta al espectador directamente a los movimientos casi poéticos que se dan en la ausencia de gravedad; su fotografía, siempre jugando con los contrastes de la Tierra con el Sol; o su montaje de sonido, angustioso y relajante por momentos. Todo ello convierte al film de Cuarón en una obra que atrapa desde el primer minuto.

Por su parte, la odisea esclavista, a pesar de contar con un contenido dramático mucho mayor, vive de un formato más tradicional, más previsible. Ello no impide que sea un gran relato, sobre todo gracias a una dirección de actores impecable que, coincidencia o no, debería haber encontrado un premio que finalmente no ha logrado. Aunque esta dicotomía entre película y director queda ensombrecida por la que fue la triunfadora de la noche, La gran estafa americana, film que cuenta con un mayor número de papeletas para llevarse varios Oscars si tenemos en cuenta que esta gala siempre se ha considerado la antesala de esos premios. Sobre todo sus actrices, Amy Adams (La duda) y Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre), ambas triunfadoras en sus respectivas categorías y esta última con serias posibilidades de lograr un segundo Oscar consecutivo.

En lo referente a las sorpresas, agradables por otro lado, hay que destacar las categorías de los actores masculinos, sobre todo los premios a Leonardo DiCaprio (J. Edgar) y a Matthew McConaughey (Sahara). Ambos llevan ya varios años tratando de quitarse la etiqueta de cara bonita gracias a papeles realmente complicados, plagados de matices y con bastante poco glamour. El caso del primero tal vez sea el más evidente, pues de un tiempo a esta parte sus papeles, sin dejar de ser protagonista, poseen un componente perturbador que los convierte casi en antihéroes, y por extensión al actor. Lo de McConaughey, empero, está siendo menos conocido, pero mucho más transgresor, si cabe, que lo de su compañero de profesión. Ambos premios vienen a reconocer dicho cambio, algo digno de aplaudir tanto por la labor de los propios actores como de los críticos que han votado.

El viejo mundo de series

En cuanto a las series, los Globos de Oro premian a una de las series más influyentes de los últimos tiempos. Breaking Bad, nominada durante cuatro años, se lleva los premios a Mejor Serie Drama y Mejor Actor Dramático. Dos premios que reconocen la calidad de la producción y reparan en cierto modo la injusticia cometida. Hay que decir que no era sencillo, pues competencia como House of cards, que se contenta con el más que merecido premio a Robin Wright (La princesa prometida) o Masters of Sex, que no logró ninguno, hacían muy difícil decantarse por un título en concreto. La buena noticia es que la mayor parte de las series aclamadas por crítica y público se encontraban entre los nominados, siendo lo más lógico que vuelvan dentro de un año.

Es el caso de, por ejemplo, Ray Donovan, que se lleva únicamente el premio al Mejor Actor Secundario en miniserie o telefilme. La labor de Jon Voight (Cuestión de honor) en esta serie que actualmente emite Canal+ alcanza un nivel difícilmente superable al alcanzar el estado exacto de desconfianza, lástima, desconcierto y depravación. El hecho de que la producción no haya logrado más premios es un síntoma claro de la competencia que este año existía y que, como decíamos al inicio, permitía a cualquiera de los nominados contar con todas las papeletas para llevarse los premios.

Del resto de premios destaca igualmente el éxito de Brooklyn 99, comedia de Andy Samberg que se ha impuesto a veteranas en este ámbito como son The Big Bang TheoryModern Family, esta última acostumbrada a ganar estos títulos casi de forma instantánea; y Behind the Candelabra, que confirma una vez más su éxito y el regreso triunfal de Michael Douglas (The game) tras superar un cáncer. En definitiva, unos premios coherentes, como mencionaba al inicio, que quedan repartidos entre lo mejor del año. Puede que el reparto tenga más o menos detractores, pero en definitiva están todos los que son y son todos los que están. Lo que sí dejan en el aire es cuál de todos estos nombres y títulos serán el triunfador en la gran gala que les sucede.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: 12 años de esclavitud.

Mejor Película Comedia/Musical: La gran estafa americana.

 Mejor Director: Alfonso Cuarón, por Gravity. 

Mejor Actor Dramático: Matthew McConaughey, por Dallas Buyers Club.

Mejor Actor Comedia/Musical: Leonardo DiCaprio, por El lobo de Wall Street.

Mejor Actriz Dramática: Cate Blanchett, por Blue Jasmine.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Amy Adams, por La gran estafa americana

 Mejor Actor Secundario: Jared Leto, por Dallas Buyers Club.

Mejor Actriz Secundaria: Jennifer Lawrence, por La gran estafa americana.

Mejor Guión: Spike Jonze, por Her.

Mejor Banda Sonora: Alex Ebert, por Cuando todo está perdido.

Mejor Canción: Ordinary Day, de U2 (Mandela: Del mito al hombre).

Mejor Película en Lengua Extranjera: La gran belleza (Italia).

Mejor Película de Animación: Frozen, el reino del hielo.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: Breaking Bad.

Mejor Actor Drama: Bryan Cranston, por Breaking Bad.

Mejor Actriz Drama: Robin Wright, por House of Cards.

Mejor Serie Comedia: Brooklyn 99.

Mejor Actor Comedia/Musical: Andy Samberg, por Brooklyn 99.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Amy Poehler, por Parks & Recreation.

Mejor Miniserie/Telefilme: Behind the Candelabra.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Michael Douglas, por Behind the Candelabra.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Elisabeth Moss, por Top of the Lake.

Mejor Actor Secundario Miniserie/Telefilme: Jon Voight, por Ray Donovan.

Mejor Actriz Secundaria Miniserie/Telefilme: Isabelle Bisset, por Dancing on the edge.

Thor saca de la oscuridad a la taquilla española


Noviembre ha empezado de la mejor manera posible en lo tocante a la taquilla y las recaudaciones. Con un incremento del 33% respecto a la semana pasada en el cómputo general, España ve cómo los espectadores dejan unos 9 millones de euros en las salas de todo el país. Claro que estos datos deben ser analizados desde una doble perspectiva. Por un lado, estamos hablando de un fin de semana largo motivado por la festividad de Todos los Santos; por otro, la película más taquillera, además de una distribución masiva, se presentaba en 3D, con el consecuente aumento del precio de las entradas. En este sentido, es significativo que ninguno de los demás estrenos haya llegado a superar la parte baja del top 10, quedándose muchos de ellos fuera de esta lista, lo que ha permitido a los títulos más veteranos aguantar en posiciones similares a las de la semana pasada.

Entrando en el detalle del ranking, la primera película que nos encontramos es Thor: El mundo oscuro, llamada a ser la más taquillera tanto por su temática como por su distribución, 717 salas. Los 2,47 millones de euros obtenidos los confirman, y la colocan entre los mejores estrenos del año con datos que no se veían desde el verano. La media por sala se queda en 3.453 euros, una buena cifra que, sin embargo, habrá que ver cómo evoluciona, pues si algo ha quedado demostrado este año es que este tipo de films pierden fuerza en taquilla rápidamente.

A continuación, y como avanzábamos antes, mantenimientos de semanas anteriores hasta los últimos puestos. El primero que nos encontramos es Turbo, que se queda en los 916.000 euros aproximadamente, lo que supone un descenso mínimo del 5%. Su total se queda a las puertas de los 4 millones de euros, y no sería extraño que terminara alrededor de los 7,5 millones si mantiene el buen ritmo, algo que parece probable a falta de potentes estrenos dirigidos a su público objetivo. En cuanto a la medalla de bronce, Insidious: Capítulo 2 registra el mayor descenso de este ranking, un 35,5%, lo que supone algo más de 906.000 euros este fin de semana. 2,78 millones de euros es su montante final hasta ahora, y aunque todo apunta que podría colocarse fácilmente en el entorno de los 5 millones de euros, el estreno de nuevos films de terror en las próximas semanas podría afectar a su comportamiento.

En cuarta posición está Capitán Phillips, que se queda lejos de las anteriores películas y recauda 0,56 millones de euros esta semana, es decir, un 13,4% menos. Su total tras tres semanas en cartel es de 3,27 millones de euros, por lo que no debería resultar complicado que alcance los 5 millones de euros. Similares datos, al menos en las recaudaciones parciales, son los de Gravity, que esta semana marca el ecuador de esta lista. Unos 546.000 euros es lo que consigue en los tres días aquí analizados, lo que supone un descenso del 13,7%. Eso sí, su total tras cinco semanas en la cartelera es de 7,24 millones de euros, teniendo como objetivo más inmediato los 8 millones que, casi con toda probabilidad, superará.

El descenso más bajo si lo comparamos con la semana pasada lo protagoniza El mayordomo, cuyo 4% de pérdida sitúa la recaudación en unos 3.000 euros por debajo de su predecesora, es decir, 543.000 euros. Su total se queda muy cerca de los 4 millones de euros, cifra que superará casi con toda probabilidad la semana que viene, teniendo como objetivo más inmediato alcanzar los 5 millones. Por otro lado, la sorpresa de la semana la da Zipi y Zape y el club de la canica, que mantiene su recaudación respecto a la semana pasada, aumentando un imperceptible 0,1%. Por tanto, los 0,49 millones de euros recaudados hacen un total de 4,29 millones de euros en cinco semanas, siendo relativamente sencillo que supere los 5 millones. El último de los títulos más veteranos del top 10 es Una cuestión de tiempo, comedia que sigue manteniéndose entre lo más visto con un descenso del 12% después de que la semana pasada mantuviera sus cifras intactas. Así, esta semana se queda en los 331.000 euros aproximadamente y supera los 1,6 millones de euros en su tercera semana. De mantener este ritmo no tendrá dificultades para superar los 2 millones de euros.

Y como lo prometido es deuda, dos estrenos en los últimos puestos de la tabla. En noveno lugar se halla Pacto de silencio, cuyo estreno en 128 pantallas deja un total de casi 315.000 euros (2.460 euros de media). Teniendo en cuenta la temática y el reparto de actores no parece probable que vaya a mejorar mucho sus cifras en las próximas semanas, por lo que el millón de euros es un objetivo razonable para este film. Un objetivo, por cierto, al que también parece aspirar el farolillo rojo de este top 10, el estreno Doraemon y Nobita Holmes en el misterioso Museo del Futuro, que debuta con 0,29 millones de euros en 222 salas, lo que deja una media de 1.330 euros.

‘Insidious 2’ aterroriza a los estrenos pero no al resto de la taquilla


Todo apuntaba a que la segunda parte de Insidious (2010) seguiría los pasos de su predecesora en lo que a éxito se refiere. Los datos de la taquilla del fin de semana pasado lo confirman, aunque dejan también varios detalles a tener en cuenta. El primero, quizá el más esperanzador, es que durante todo el mes de octubre la recaudación no ha bajado de 6 millones de euros (los datos de los tres días que analizamos a continuación superan los 6,4 millones). Además, la fiesta del cine organizada durante la semana pasada ha demostrado que los malos datos económicos en el cine no se deben a la calidad, sino a los precios. Sin embargo, hay que aclarar que de los estrenos tan solo la cinta de terror ha tenido una repercusión interesante. No encontramos otras novedades hasta los puestos más bajos del top 10.

Pero volviendo a la cinta más taquillera, y entrando en el detalle, el estreno de Insidious: Capítulo 2 llegaba a 348 salas el pasado viernes, y su recaudación ha sido de 1,37 millones de euros. Una media de casi 4.000 euros que permite vaticinar un futuro prometedor para la cinta si, como todo apunta, no encuentra una oposición firme en su género y mantiene el tipo frente a los blockbusters que están por llegar. Por ahora no sería extraño que terminase en los 5 millones de euros como poco.

El segundo puesto lo ocupa Turbo gracias sin duda al leve descenso respecto a la semana anterior, un 26% que deja al film en los 940.000 euros en esta semana y con un total de 2,83 millones de euros. Todo apunta a que podría terminar en los 5 millones de euros sin demasiadas complicaciones, al menos hasta que lleguen cintas animadas de características similares que puedan hacerle sombra. Un comportamiento que siguen de cerca la mayoría de los títulos que se mantienen en el ranking, lo cual significa que la recaudación de esta semana se apoya en los hombros de las veteranas.

Por ejemplo, en tercer lugar encontramos Capitán Phillips con 0,63 millones de euros, un 38% menos aproximadamente que deja el total en 2,46 millones de euros. No sería extraño que la película termine alrededor de los 5 millones de euros, aunque las más que probables nominaciones a los Oscar podrían aumentar la cifra. Muy cerca se encuentra Gravity, que sigue su exitoso camino perdiendo este fin de semana un 30%, sumando 618.000 euros y registrando 6,42 millones de euros en total. Los 7 millones parecen estar bastante cerca, y no sería extraño que terminara entre los 8 y los 9 millones de euros.

En mitad de la tabla se coloca El mayordomo, que registra el menor descenso del top 10 (-20%), lo que le permite recaudar algo más de medio millón de euros. Su total asciende ya a los 3,21 millones, y su futuro se atiene a las mismas variables que Capitán Phillips, es decir, a las más que posibles nominaciones. Por ahora superará los 4 millones, pero tiene complicado llegar a los 5. La otra cinta infantil de los puestos altos de la taquilla, Zipi y Zape y el club de la canica se queda en sexta posición con un descenso del 27%, es decir, 0,48 millones de euros que hacen un total de 3,7 millones. A pesar de la competencia de Turbo la cinta española parece aguantar, por lo que terminará en el entorno de los 5 millones de euros casi con toda probabilidad.

A continuación se halla Una cuestión de tiempo, única cinta del top 10 que mantiene la recaudación obtenida la semana pasada, es decir, 372.000 euros. Sin duda el boca oreja ha permitido este buen comportamiento en taquilla, pero es gracias a lo obtenido entre semana que la película acumula en 10 días 1,18 millones de euros. Desde luego, si logra seguir así algunas semanas más podría terminar en los 2,5 millones de euros, y eso si no mejora las expectativas. El octavo lugar es para otra española, Las brujas de Zugarramurdi, que pierde un 28% para recaudar 232.000 euros. 4,34 millones es lo que lleva recaudado desde su estreno, y con algo de suerte alcanzará los 5 millones al final de su recorrido en salas.

Para finalizar el repaso al top 10, un estreno y un viejo conocido de la taquilla. Grand Piano se queda en los 221.000 euros el fin de semana de su estreno, repartidos en 176 pantallas y con una media de 1.200 euros aproximadamente. Unos datos muy bajos que no hacen presagiar un futuro demasiado positivo para este thriller. Tendrá suerte si llega al millón de euros, siendo lo más probable que termine entre el medio millón y los 750.000 euros. El farolillo rojo lo porta Prisioneros, que con sus 216.000 euros acumula ya 1,66 millones. Es complicado, pero podría llegar a los 2 millones con algo de suerte en las próximas semanas.

La animación mete el ‘Turbo’ y se coloca líder de taquilla


Octubre está siendo un buen mes para el cine. Tanto en el aspecto creativo como en el económico. Las películas, en mayor o menor medida, mantienen una buena calidad, algo que parece estar repercutiendo en el interés del público. Tras los resultados de la taquilla de este pasado fin de semana España ve cómo la recaudación supera por tercera semana consecutiva los 6 millones de euros, algo que prácticamente no se veía desde agosto. Esta semana, sin embargo, las cifras bajan respecto a hace siete días. 6,56 millones de euros que suponen un 2,4% menos que la semana anterior y que, al menos en el top 10, supone unos descensos más acusados en aquellas películas que no son estrenos.

Esto no impide, claro está, que las dos películas más importantes, al menos en distribución, se hallan hecho con los primeros puestos. Turbo es, con 1,26 millones de euros, el film más taquillero, repartiendo las cifras en 636 cines (casi 2.000 euros de media) y augurando un futuro bastante prometedor, entre otras cosas porque es la única película animada en las próximas semanas. Dependerá mucho del interés que provoque y del boca oreja, pero no sería extraño que terminase por encima de los 6 millones de euros. Muy parecida ha sido la respuesta a Capitán Phillips, que se hace con el segundo puesto gracias a los 1,02 millones de euros que recauda en 413 pantallas. Esto implica que la media por sala es mayor que la de su predecesora, en concreto unos 500 euros más. Su futuro, sin embargo, es más incierto, y no por falta de calidad. La llegada de nuevos dramas esta misma semana, así como de otros competidores a los Oscar en los próximos días, van a dificultar mucho su evolución. En cualquier caso, no sería extraño que se quede cerca de los 5 millones de euros.

Los siguientes puestos del ranking los ocupan viejos conocidos de los espectadores. Gravity se queda con la medalla de bronce y 877.000 euros, es decir, un 38,5% menos que hace una semana. Desde luego, no es una situación alarmante; ni es de los descensos más pronunciados de este top 10 ni su total refleja un rechazo del público. Casi 5 millones en tres semanas es el balance que deja hasta ahora la cinta de Alfonso Cuarón (Y tu mamá también), y lo que le queda. Visto lo visto, las previsiones de terminar entre los 7,5 y los 10 millones de euros se mantienen. Algo mejor reacciona El mayordomo a la llegada de las nuevas películas, aunque no mucho mejor. Casi 0,70 millones de euros es lo que logra en este último fin de semana, un 33% menos. Su total supera ya los 2 millones de euros, y no parece probable que llegue mucho más lejos de los 3,5 millones de euros.

Zipi y Zape y el club de la canica logran el mejor resultado en comparación con el fin de semana anterior. Ocupa el quinto puesto con 661.000 euros, un 31% menos que, sin duda, ha estado provocado por la llegada de Turbo. Con todo, en esta su tercera semana acumula 2,96 millones de euros, por lo que todo apunta a que podría llegar a los 4 millones de euros, e incluso superarlos si la presencia de la cinta de animación no la perjudica demasiado. A continuación otro estreno, Una cuestión de tiempo, comedia que logra 372.000 euros en 255 pantallas, es decir, 1.460 euros en cada una. Casi con toda probabilidad superará el millón de euros, pero no parece probable que llegue mucho más lejos.

Por su parte, el thriller Prisioneros se queda en el séptimo lugar del ranking con poco más de 328.000 euros en su segunda semana, un descenso del 45,6% que deja el total en estos 10 días en 1,08 millones de euros. De seguir así terminará su vida en salas en los 1,5 millones de euros, sobre todo teniendo en cuenta los thrillers que llegarán en unos días. Diferente es el caso de Las brujas de Zugarramurdi, la más veterana del top 10 que se queda esta semana en unos datos muy similares a su predecesora: 323.000 euros y un descenso del 42%. Eso sí, tras un mes en cartel lleva recaudados 3,66 millones de euros, y con algo de suerte terminará en los 4 millones.

La parte baja del ranking que aquí analizamos está ocupada, en primer lugar, por Runner Runner, que registra el peor porcentaje respecto a la semana anterior. Sus cerca de 162.000 euros suponen un 57,3% menos, y dejan un total de 1,38 millones de euros, cifra que prácticamente será definitiva, teniendo como objetivo ahora mismo mantenerse entre los 1,5 y los 2 millones de euros. Cierra el top 10 otro estreno, El quinto poder, que no ha generado el interés que cabría esperar. Estrenada en 203 salas, sus 147.603 euros arrojan una media de 727 euros, abocándola casi instantáneamente al olvido. No llegará al millón de euros, desde luego, y habrá que ver si logra acercarse al medio millón de euros.

‘Gravity’ sobrevuela la taquilla y los nuevos estrenos


Buena semana para el cine en España. Si hace siete días se superaban los 6 millones de euros en el global recaudado, en esta ocasión la cifra se aproxima a los 7 millones, cantidad que, viendo cómo está siendo el año, es muy positiva. De estos 6,8 millones de euros recaudados quizá las noticias más importantes son que el número uno se mantiene intacto y que las variaciones del top 10 se mantienen muy por debajo de la semana pasada.

Por tanto, y como se desprende de lo ya dicho, Gravity sigue líder en su segunda semana con 1,44 millones de euros, un descenso del 13,5% que sitúa su cantidad total en 3,7 millones de euros. Dado que ninguno de los estrenos del pasado viernes ha podido hacerle sombra, es lógico pensar que podría mantener su buena línea algo más de tiempo, por lo que su techo estaría situado entre los 7,5 y los 10 millones de euros.

En segunda posición, y superando el millón de euros, está El mayordomo, que logra en su estreno 1,04 millones de euros repartidos en 290 cines, lo que deja una media de 3.600 euros aproximadamente, buen dato que, sin embargo, podría verse afectado por los estrenos más inmediatos. Sea como fuere, la recaudación lograda con una distribución no demasiado amplia permite pensar que podría llegar hasta los 5 millones de euros con algo de suerte. Por su parte, Zipi y Zape y el club de la canica se mantienen con fuerza en el tercer puesto, perdiendo esta semana un 9,5% y quedándose a las puertas del millón de euros, concretamente en 969.000 euros. 2,2 millones es lo que ya ha recaudado, aunque su futuro se verá afectado sin duda por la llegada de nuevas aventuras infantiles como Turbo. En cualquier caso, 5 millones de euros sigue siendo un buen techo.

Prisioneros se estrena en cuarto lugar. Estrenada en 279 salas, sus 0,61 millones de euros arrojan un balance de 2.187 euros por pantalla. No son malos datos, sobre todo si se comparan con otros estrenos similares en semanas anteriores, pero tampoco permite augurar un futuro brillante en lo que se refiere a la recaudación. Lo normal sería que se quedara alrededor de los 2 millones de euros, puede que incluso en los 3 millones con algo de suerte. El punto intermedio del ranking es para Las brujas de Zugarramurdi, que en su tercera semana pierde un 31% y se queda en algo más de 562.000 euros. Lleva recaudados 3,22 millones de euros, y si sigue esta línea no sería extraño que terminara cerca de los 5 millones de euros.

A continuación nos encontramos con el thriller Runner Runner, cuyo descenso del 32,6% deja al film en 0,38 millones de euros recaudados el pasado fin de semana. En 10 días lleva acumulados algo más de 1,1 millones de euros, y todo apunta a que terminará en el entorno de los 2 millones de euros. El siguiente puesto del top 10 lo ocupa 2 guns que registra una caída similar (-34%) y una recaudación de 277.00 euros. La cinta de acción se sitúa cerca de los 2 millones de euros que superará dentro de poco, pero analizando su progreso no parece muy probable que alcance los 3 millones al final de su vida en salas.

La parte baja del ranking está ocupada por las tres cintas más veteranas. En octavo lugar tenemos Justin y la espada del valor, que celebra su mes en cartel con uno de los descensos más bajos del box office, un 10,4%. Consigue 0,25 millones de euros, y su total se queda a las puertas de los 2 millones de euros. Al igual que Zipi y Zape y el club de la canica, el estreno de Turbo le va a afectar, aunque estando ya en el ocaso de su distribución comercial en cines no parece que vaya a ser determinante. Superará ese techo de los 2 millones de euros, pero no llegará mucho más.

Finalmente, La gran familia española se coloca novena con algo más de 155.000 euros en su quinta semana, un 38% menos que supone el mayor descenso del top 10. 2,72 millones de euros es lo que acumula ya, y todo apunta que, como máximo y si se diera un cierto vuelco a su situación, podría llegar a los 3 millones de euros. En cuanto al farolillo rojo, Percy Jackson y el mar de los monstruos se queda en poco más de 100.000 euros, lo que supone un 28,5% menos. Presumiblemente desaparecerá de los 10 más taquilleros la semana que viene, por lo que el total de 1,9 millones que atesora en esta ocasión es prácticamente definitivo, teniendo como esperanza llegar a los 2 millones de euros.

‘Gravity’ lidera una taquilla que flota por encima de los 6 millones


Continúa la tendencia al alza que la semana pasada inició Las brujas de Zugarramurdi en la taquilla española. Y esta vez logrando superar los 6 millones de euros en total, lo que supone algo más de un 11% respecto a siete días atrás. Sin embargo, no son datos tan positivos si entramos en el detalle. De los 6,4 millones de euros obtenidos casi el 70% corresponde a los cinco primeros, entre los que se hallan tres estrenos. Además, prácticamente todos los films del top 10 menos las nuevas incorporaciones al ranking sufren caídas de más del 40%, algo que se extiende a la práctica totalidad de las proyecciones en España.

En este contexto, Gravity se ha alzado como la película más taquillera con un estreno de 1,66 millones de euros repartidos en 325 cines, lo que deja una alta media de más de 5.000 euros por sala. Unos buenos datos que sin duda se han beneficiado de las buenas críticas que ha tenido el 3D en este caso. Es cierto que no hay estrenos a la vista que compitan en el mismo género, pero la llegada de próximos y sólidos candidatos a los Oscar van a crear una dura rivalidad. Por ahora, lo normal sería que terminara por encima de los 6 millones de euros.

La española Zipi y Zape y el club de la canica termina en segundo lugar con 1,07 millones de euros repartidos en 359 salas. Una mayor difusión y menor recaudación que su predecesora que dejan una media de casi 3.000 euros por pantalla y que obligan a pensar en un comportamiento más moderado. No hay que olvidar, sin embargo, que no existe una fuerte competencia en el ámbito infantil ahora mismo, por lo que podría mantenerse algunas semanas más. Habrá que esperar, pero no sería extraño que rondara los 5 millones de euros al final de su vida en cines.

Otra española, la ya citada Las brujas de Zugarramurdi, pierde el número uno para caer hasta la medalla de bronce con el descenso más moderado de este ranking: un 34%. 815.000 euros es lo que suma a lo recaudado la semana pasada para hacer un total de 2,4 millones de euros. De seguir así lo lógico será que termine por encima de los 5 millones, incluso llegando a los 6 millones de euros. Otro estreno, Runner Runner, es el que encontramos en cuarta posición con 568.000 euros aproximadamente repartidos en 348 pantallas. Comparado con los otros dos grandes estrenos, su recepción no ha sido tan celebrada, sobre todo si atendemos a que deja unos 1.600 euros por sala de media. Va a depender mucho del boca oreja, pero hay pocas posibilidades de que este thriller pueda superar los 3 millones de euros.

Por su parte, 2 guns cae hasta la mitad del ranking con los 0,41 millones de euros logrados el pasado fin de semana, lo que representa un 51,1% menos que hace una semana. Acumula ya un total de 1,5 millones de euros, y de repetirse este comportamiento podría llegar a los 2,5 millones, pero no mucho más allá. La siguiente película que encontramos es Justin y la espada del valor, que pierde un 54% respecto al fin de semana anterior para quedarse en los 286.330 euros, cantidad que le deja un total de 1,68 millones de euros. Sin duda le ha afectado la llegada de Zipi y Zape, pero podría recuperar algo de terreno si la competencia en cuestión de cine infantil se equilibra. De todas formas, no parece muy probable que supere los 3 millones de euros.

El puesto séptimo es para  La gran familia española, que se halla entre las que menos pierden en comparación con el fin de semana pasado pero que, aún así, se queda en los 250.000 euros, es decir, un 43% menos. Sus casi 2,5 millones de euros en total la convierten en el film más taquillero del top 10 en lo referente al global, y mantiene sus expectativas de poder llegar a superar los 3 millones de euros, aunque parece complicado. Algo más pierde Percy Jackson y el mar de los monstruos. En concreto, un 49% que arroja una cantidad de algo más de 149.000 euros y deja la recaudación total en España en 1,76 millones de euros, situando el objetivo en los 2 millones de euros.

La parte baja del ranking la ocupan RushAsalto al poder, ambas con descensos muy similares. La primera pierde un 54,6% y recauda 134.633 euros, lo que le deja un total de 1,14 millones de euros y no hace pensar que llegue a superar los 2 millones de euros. La segunda desciende en su recaudación un 54,7%, lo que en la práctica supone una cifra de casi 128.000 euros. 2,4 millones de euros es lo que atesora cuando cumple un mes en cartelera. Sin duda superará los 2,5 millones, pero nada hace presuponer que superará los 3 millones de euros.

‘Gravity’: la angustia de flotar en soledad


Sandra Bullock lucha por su vida en 'Gravity', de Alfonso Cuarón.No sé si una película es capaz de anticipar la calidad de los próximos estrenos. Pero desde luego, si lo nuevo de Alfonso Cuarón (Grandes esperanzas) es un avance de lo que está a punto de venir, los últimos meses de este 2013 van a ser indescriptibles. Indescriptiblemente buenos, quiero decir. La odisea espacial protagonizada por unos estupendos Sandra Bullock (Speed) y George Clooney (Ocean’s Eleven) es con diferencia la mejor experiencia cinematográfica en lo que va de año, y me atrevería a decir que es la mejor desde hace ya demasiado tiempo.

Con una historia aparentemente sencilla (dos astronautas se quedan suspendidos en el espacio sin comunicación y con su nave destrozada) el director y su hijo, guionista de la cinta y culpable de buena parte de su calidad, componen un thriller que oscila siempre entre el drama y el miedo psicológico, teniendo siempre presente la angustia que genera la soledad de un vacío oscuro como es el espacio. Todo en la película está calculado al milímetro para componer un relato perfecto, desde los efectos especiales, increíblemente realistas, hasta la banda sonora, bella e inquietante a partes iguales. No hablemos ya de la fotografía, todo un torrente de sutilezas y detalles que atrapa al espectador desde el primer momento.

Aunque todo esto no sería lo mismo sin la genialidad del director. Cualquier aficionado al cine, y desde luego cualquier joven director que quiera dedicarse a esto, debería tener este relato espacial entre sus referentes audiovisuales. Ya desde el espléndido plano secuencia inicial Cuarón enseña sus cartas en lo que a estilo se refiere. No me he parado a contarlos, claro está, pero es evidente que tiene muy pocos planos. El uso de la cámara y del movimiento frente a ella (estática y dinámica van de la mano en cada uno de los planos), con todas las posibilidades que ofrece la ingravidez, crea un estado de sugestión en el espectador que le introduce de lleno en una trama que no pierde el tiempo para echar a andar. Por otro lado, el uso de las tres dimensiones es tan acertado que no solo merece la pena verse con unas gafas puestas, sino que posiblemente la experiencia no sea ni remotamente parecida sin ellas.

Claro que estos son solo los aspectos formales. Dramáticamente hablando la película es un viaje de superación incomparable, un relato que huye de rodeos para contar una historia directa y sencilla, definiendo a los personajes en apenas unos minutos y cronometrando todos y cada uno de los puntos de inflexión que debe tener la trama para resultar atractiva. Es más, son 90 minutos que se antojan hasta demasiado escasos. Alfonso Cuarón crea con Gravity un punto y aparte en lo que a angustia espacial se refiere. Nada de oscuros recodos en las naves. Nada de explosiones en un espacio sin oxígeno. Simple y llanamente la lucha de un personaje por su supervivencia. Solo en su plano final, cuando el cuerpo humano toca tierra, podremos respirar tranquilos. Hasta entonces, disfruten en la ingravidez.

Nota: 9/10

Alfonso Cuarón une a Bullock y Clooney en la ingravidez


Estrenos 4octubre2013Comienza un nuevo mes cinematográfico. Tradicionalmente, octubre marca en líneas generales la llegada del otoño, de una época en la que las películas buscan más la atención de académicos, festivales y galardones varios que la del público masivo cuya máxima es el entretenimiento puro y duro. Y este 2013 no parece que vaya a defraudar en este sentido. Hoy viernes, 4 de octubre, llega la primera de estas películas, acompañada para la ocasión por mucho cine español y, eso que nunca falte, algunas propuestas puramente comerciales.

Así que comenzamos, como no puede ser de otro modo, con Gravity, nuevo proyecto de Alfonso Cuarón (Hijos de los hombres) que ha recogido críticas muy positivas allí por donde ha pasado. Con guión co escrito con su propio hijo, Jonás Cuarón (Año uña), la historia gira en torno exclusivamente a dos personajes, una ingeniera especializada en Medicina que realiza su primer viaje espacial y un veterano astronauta que está a punto de retirarse. Todo parece ir bien hasta que realizan un paseo espacial, momento en el que el transbordador queda destruido, dejándoles solos en mitad de la oscuridad. Angustia, suspense y realismo es lo que parece plantear el film ya desde sus primeros avances. Sandra Bullock (La proposición) y George Clooney (Los idus de marzo) son sus protagonistas, a los que acompañan Ed Harris (Dolor y dinero), Amy Warren (serie Boardwalk Empire) y Paul Sharma (serie Doctors) únicamente con sus voces.

El otro gran estreno norteamericano es Runner Runner, thriller de acción cuya trama comienza cuando un estudiante de Princeton decide jugarse sus ahorros en el póquer por Internet para afrontar las deudas que tiene. Cuando lo pierde todo descubre que le han timado, y decide ir a visitar al responsable de su situación, un magnate del juego online que vive en Costa Rica. Seducido por el estilo de vida, empezará a trabajar para él hasta que descubre la inquietante verdad que se esconde tras este hombre. A la par, el FBI empieza a presionar al joven estudiante para que ayude en la captura del empresario, planteándose ante él un dilema moral y económico. Dirigida por Brad Furman (El inocente), el atractivo de la película radica en su trío protagonista: Justin Timberlake (In time), Ben Affleck (Argo) y Gemma Arterton (Una canción para Marion), junto a los que encontramos a Anthony Mackie (Gangster Squad), Michael Esper (Todas las cosas buenas), Oliver Cooper (Project X) y John Heard (Solo en casa).

El tercer y último estreno proveniente de Estados Unidos es Peligrosamente infiltrada, nuevo vehículo para el lucimiento de Miley Cyrus, que sigue probando suerte en la gran pantalla lejos de su personaje de Hannah Montana. En esta ocasión se mete en la piel de una dura detective privada contratada por el FBI cuya misión es infiltrarse en una hermandad universitaria para vigilar y proteger a una testigo adolescente. Dirige Tom Vaughan (Algo pasa en Las Vegas), y junto a Cyrus podremos ver a Joshua Bowman (serie Revenge), Jeremy Piven (La sombra del reino), Mike O’Malley (serie Glee), Lauren McKnight (House of fears), Kelly Osbourne (Should’ve Been Romeo) y Megan Park (Diary of the Dead).

Y como decimos, muchas propuestas de ámbito nacional. La más relevante, al menos en lo que a repercusión se refiere, es Zipi y Zape y el club de la canica, cinta de aventuras y humor que traslada a la gran pantalla las aventuras de estos famosos hermanos del cómic creados por José Escobar. Sus travesuras les llevarán a pasar un verano en un colegio donde jugar y cualquier cosa que tenga que ver con la diversión están prohibidos. Sin embargo, rápidamente fundan el club de la canica y descubren que el centro contiene secretos que tendrán que desvelar. Dirigida por Oskar Santos (El mal ajeno) y con los debutantes Daniel Cerezo y Raúl Rivas dando vida a los hermanos, la película cuenta además con Javier Gutiérrez (Al final del camino), Claudia Vega (Eva), Marcos Ruiz (Lobos de Arga), Fran García y Álex Angulo (El gran Vázquez).

La herida es otra de las películas producidas en España del fin de semana. Ópera prima de Fernando Franco, quien colabora en el guión, su argumento gira en torno a una joven que trabaja ayudando a los demás y que, aparentemente, tiene una vida plena. Sin embargo, su intimidad es muy distinta, siendo distante e incluso agresiva con aquellos que están más próximos. Poco a poco este comportamiento se va acentuando, llegando a autolesionarse y provocando poco a poco una soledad que la llevará a límites que no había conocido. Protagonizado por Marian Álvarez (Lo mejor de mí), este intenso drama tiene también en su reparto a Manolo Soto (Impávido), Luis Callejo (Lo contrario al amor), Andrés Gertrúdix (Silencio en la nieve) y Rosana Pastor (Imaginario).

Producida entre España y Chile, Gloria es otro de los films relevantes de hoy viernes. Presente en los festivales de Berlín y San Sebastián, la película dirigida por Sebastián Lelio (La sagrada familia) sigue el drama de una mujer madura cuya vida transcurre fundamentalmente llenando vacíos personales, con actividades durante el día y en locales para solteros por la noche. Es precisamente en uno de estos lugares donde conoce a un hombre con el que entabla la que intuye podría ser la última relación. Una relación que se irá minando poco a poco por la excesiva dependencia de él hacia sus hijos y su ex mujer, lo que pondrá a prueba la entereza de la protagonista, interpretada por Paulina García (Cachimba). Además, entre los actores destacan también Sergio Hernández (La noche de enfrente), Diego Fontecilla (La vida de los peces), Fabiola Zamora y Coca Guazzini (Padre nuestro).

De habla hispana, aunque de origen argentino, es Mi primera boda, producción del 2011 que narra en clave de enredo cómico el devenir de la boda perfecta: trajes preciosos, tartas enormes, lugares bellísimos. Incluso un error que comete el novio y que decide ocultar a la novia para no poner en peligro la ceremonia, algo que evidentemente no ocurrirá, generando además una cadena de acontecimientos que nadie podría prever. Ariel Winograd (Cara de queso “mi primer ghetto”) es el encargado de dirigir a Natalia Oreiro (Música en espera), Daniel Hendler (Fase 7), Imanol Arias (serie Cuéntame cómo pasó…), Martín Piroyansky (La vieja de atrás) y Muriel Santa Ana (Un cuento chino), entre otros.

Concluimos el repaso a los estrenos con otro film de 2011, en este caso proveniente de Malasia y en clave animada. Un pez fuera del mar narra la aventura de un joven tiburón que decide rescatar a las crías que un grupo de cazadores furtivos han capturado, aunque para ello tenga que enfrentarse a su mayor miedo: salir a la superficie, al mundo de los humanos. Dirige Aun Hoe Goh, que debuta en el largometraje, y ponen las voces principales Maxwell Vreeland Andrew, Steven Bone, Colin Chong, Chi-Ren Choong y Jason Cottom.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: