Música y drama reparten premios y derrotas en los 76 Globos de Oro


Vaya por delante que nunca he creído del todo eso de que los Globos de Oro son la antesala de los Oscar, aunque reconozco que los datos a lo largo de los años confirman en cierto modo esta teoría. Por eso esta 76 edición de estos premios concedidos por la prensa internacional en Estados Unidos es tan atractiva, pues de confirmar los pronósticos podrían verse algunas sorpresas en el Teatro Dolby (antes Kodak). Y si no se confirman, vendría a demostrar que no siempre estas dos entregas de premios están de acuerdo. Sea como fuere, lo cierto es que en esta ocasión las estatuillas han estado muy repartidas, y aunque para todo hay opiniones, creo que han logrado un amplio consenso a favor.

Desde luego, las mayores sorpresas, para mal, las han dado El vicio del poderHa nacido una estrella, las dos principales favoritas en categorías cinematográficas que casi se van de vacío. La primera solo ha logrado el premio al Mejor Actor de Comedia para Christian Bale (El caballero oscuro), mientras que la segunda logra el premio por la canción ‘Shallow’, compuesta entre otros por Lady Gaga, quien logra así su segundo de estos premios tras el obtenido por American Horror Story: Hotel. Por el contrario, se puede decir que Green Book y Bohemian Rhapsody, con el permiso de Alfonso Cuarón y su Roma, han sido las grandes triunfadoras y, por qué no, las grandes sorpresas. No es que no tuvieran posibilidades de lograr premios, sencillamente parecían títulos menos favoritos. Y personalmente considero que otorgar estos premios a un film como el biopic de Freddy Mercury no solo eleva a esta cinta a la categoría que merece, sino que reconoce la labor de Bryan Singer (X-Men) como director (aunque sin premio para el realizador) y la de Rami Malek (serie Mr. Robot) como actor, este sí con premio particular por su espléndida interpretación del fallecido cantante.

Lo que sí dejan estos premios es una más que presumible lucha por los principales premios Oscar. Lucha, dicho sea de paso, que será muy interesante analizar una vez se conozca el resultado y hacia qué lado han caído los apoyos. Pero los Globos de Oro han dejado algunas sorpresas, la más interesante, sin duda, la de Mejor Película de Animación. En la última década esta categoría ha tenido un único dueño en los Oscar: Walt Disney. Ya sea a través de Pixar o cualquiera otra de las compañías que forman parte de este macroimperio, lo cierto es que sus películas han sido premiadas de forma sistemática año tras año, con la excepción de Rango (2011). Por eso que una film como Spider-Man: Un nuevo universo haya logrado imponerse a cintas como Los Increíbles 2Ralph rompe Internet es un cambio más que positivo en esta trayectoria, demostrando que hay vida más allá de Disney, al menos en lo que a premios se refiere.

Último reconocimiento

En lo que respecta a la televisión, la mayor sorpresa posiblemente sea que ninguna de las habituales producciones que copan estas categorías ha logrado premios, lo cual no hace sino confirmar el buen momento de las series en todos sus formatos. En el recuerdo queda ese premio a Mejor Serie Drama para The americans, cuya última temporada, además de idónea, deja uno de los momentos más importantes de la narrativa moderna y una conclusión perfecta para una serie que ha sabido mantener un alto nivel dramático, de intriga y político durante prácticamente todas sus temporadas.

También destaca la repetición, por segundo año consecutivo, de Rachel Brosnahan como Mejor Actriz Comedia/Musical por The Marvelous Mrs. Maisel y, sobre todo, el triunfo de la serie de antología American Crimen Story, un formato poco habitual pero que ha dado muy buenos resultados en líneas generales en las producciones que se han arriesgado a ofrecer algo diferente y bien planteado al espectador. Sin premios se queda The Handmaid’s Tale, cuya segunda temporada ha dejado algunos momentos de irregularidad dramática y una labor excepcional de su principal secundaria, a la que da vida Ivonne Strahovski (All I see is you) y que finalmente no ha logrado tampoco un reconocimiento en forma de premio.

En resumen, y volviendo a lo que decía inicialmente, los Globos de Oro dejan unos premios muy repartidos, con pocos films que acaparen muchos reconocimientos y evidenciando la dificultad a la hora de premiar unos u otros trabajos. Queda la duda ahora de si los Oscar se plantearán también en estos términos, o si por el contrario habrá grandes triunfadoras. En cualquier caso, la realidad es que, sobre todo en televisión, las producciones no solo crecen en variedad, sino también en calidad, y eso obliga a mirar en muchas direcciones y a abrir el abanico de premios a obras que, décadas atrás, tal vez ni siquiera se habrían planteado. Y sobre todo, estos reconocimientos permiten a muchos creadores arriesgar con historias y planteamientos diferentes, enriqueciendo a su vez el propio séptimo arte, del que ya forma parte por derecho propio la pequeña pantalla.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Bohemian Rhapsody.

Mejor Película Comedia/Musical: Green Book.

 Mejor Director: Alfonso Cuarón, por Roma.

Mejor Actor Dramático: Rami Malek, por Bohemian Rhapsody.

Mejor Actor Comedia/Musical: Christian Bale, por El vicio del poder.

Mejor Actriz Dramática: Glenn Close, por La buena esposa.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Olivia Colman, por La favorita.

 Mejor Actor Secundario: Mahershala Ali, por Green Book.

Mejor Actriz Secundaria: Regina King, por El blues de Beale Street.

Mejor Guión: Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Hayes Currie, por Green Book.

Mejor Banda Sonora: Justin Hurwitz, por El primer hombre.

Mejor Canción: Lady Gaga, Anthony Rossomando, Andrew Wyatt y Mark Ronson, por ‘Shallow’, de Ha nacido una estrella.

Mejor Película en Lengua Extranjera: Roma (México).

Mejor Película de Animación: Spider-Man: Un nuevo universo.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Americans.

Mejor Actor Drama: Richard Madden, por Bodyguard.

Mejor Actriz Drama: Sandra Oh, por Killing Eve.

Mejor Serie Comedia: El método Kominsky.

Mejor Actor Comedia/Musical: Michael Douglas, por El método Kominsky.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Rachel Brosnahan, por The Marvelous Mrs. Maisel.

Mejor Miniserie/Telefilme: American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Darren Criss, por American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Patricia Arquette, por Fuga en Dannemora.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Ben Wishaw, por A very english scandal.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Patricia Clarkson, por Heridas abiertas.

Las mujeres protagonizan la 75 edición de los Globos de Oro


A diferencia de la pasada edición, los Globos de Oro de este 2018 han dejado unos premios muy repartidos entre los principales títulos de las diferentes categorías de cine y televisión. Con todo, en esta 75 edición ha habido vencedores y vencidos, sorpresas y grandes olvidados, sobre todo en lo que a cine se refiere. Por empezar por estos últimos, sin duda Los archivos del Pentágono ha sido la gran derrotada. El film de Steven Spielberg (Lincoln) optaba prácticamente a todas las categorías cinematográficas a las que podía optar, incluyendo banda sonora, pero tras la gala de este pasado domingo 7 de enero el palmarés de premios ha quedado en blanco. Su gran ausencia ha sido similar a la de La forma del agua, si bien es cierto que esta ha logrado dos premios, uno para Guillermo del Toro (Pacific Rim) como director y otro para Alexandre Desplat (Valerian y la ciudad de los mil planetas) como compositor de la banda sonora.

Y después de los olvidados, los vencedores. En estos Globos de Oro marcados por la reivindicación y la denuncia de la violencia y los abusos contra las mujeres, han sido precisamente producciones protagonizadas por actrices las que han acaparado la práctica totalidad de los premios, principalmente en televisión. Es el caso de Tres anuncios en las afueras, principal vencedor de esta edición cuya protagonista, Frances McDormand (Tierra prometida) ha logrado el premio como Mejor Actriz Dramática. Esta película, sin embargo, ha permitido reivindicar y reconocer el trabajo de Martin McDonagh, director y guionista del film, quien con apenas tres películas a sus espaldas ha logrado dejar su impronta personal en un sistema de producción cinematográfica que tiende cada vez más a parecerse a una cadena de montaje. Personalmente creo que Escondidos en Brujas (2008) y Siete psicópatas (2012) son dos joyas a reivindicar siempre que surja la ocasión, y el hecho de que la tercera película escrita y dirigida por McDonagh haya sido reconocida con los premios a Mejor Película Dramática y Mejor Guión confirma que estamos ante un autor de peso.

En cuanto al resto de premiados en cine, muy repartidos entre algunos esperados y algunas sorpresas. Entre los primeros podríamos incluir el premio a Coco como Mejor cinta de animación o el de Gary Oldman por su recreación de Winston Churchill en El instante más oscuro (este tipo de papeles siempre son del agrado de la Academia, por lo que no es extraño que termine siendo el ganador del Oscar). Y entre las sorpresas podría estar la de James Franco como Mejor Actor de Comedia en The disaster artist; sorpresa relativa, pues la realidad es que buena parte del éxito de esa película radica en la fidelidad de las interpretaciones y de los planos de la película The room (2003), y en este aspecto la labor de Franco es inigualable.

La criada y las mentiras

En lo que a los premios de televisión se refiere, menos sorpresas y menos Globos de Oro repartidos entre los candidatos. Y de nuevo, las mujeres como protagonistas. A pesar de la calidad de los títulos candidatos a Mejor Serie Dramática, parecía evidente que The Handmaid’s Tale iba a lograr el galardón, y las previsiones se cumplieron. No debería ser una sorpresa. Para empezar, es la única serie nueva de las cinco candidatas, lo que ya de por sí aporta un elemento diferenciador a lo que se puede ver en el resto de producciones. Pero es que además, como producto audiovisual, ofrece muchos más niveles interpretativos y conceptuales que sus rivales, amén de una factura técnica, interpretativa y narrativa espléndidas. Sus actores, su fotografía, la temática que aborda y el modo en que se desarrolla la trama son, en líneas generales, muy superiores a los de sus competidoras. De ahí también el premio recogido por su protagonista, Elisabeth Moss (serie Mad Men).

Aunque en este apartado televisivo sin duda la gran triunfadora ha sido Big Little Lies, que ha acaparado la práctica totalidad de los premios relativos a la Mejor Miniserie. Premios no solo a la producción como tal, sino a casi todos sus actores. Y digo casi porque sus actrices competían de dos en dos en las categorías Principal y Secundaria, por lo que una de ellas tenía que irse a casa sin el premio. Finalmente, Nicole Kidman (La seducción) y Laura Dean (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos jedi) fueron las agraciadas. Y el hecho de que esta ficción se haya llevado tantos premios invita a analizar la única categoría en la que no competía, la de Mejor Actor de Miniserie o TV Movie, que ha ido a parar a Ewan McGregor (American Pastoral) por su papel en la tercera temporada de Fargo. Baste señalar que él, junto a David Thewlis (Teorema Zero), es uno de los grandes atractivos de una temporada más floja que sus predecesoras.

En líneas generales, por tanto, los Globos de Oro entregados en este 2018 han dejado, al menos en televisión, menos variedad de la que podría esperarse, muy al contrario de lo que ha ocurrido en las categorías cinematográficas, que por cierto ya dejan entrever cuál puede ser la quiniela de los Oscar, sobre todo si se tiene en cuenta lo ocurrido el año pasado. En cualquier caso, lo cierto es que la calidad de los títulos que competían en esta edición era alta, muy alta, por lo que el destino de las estatuillas podría haber sido cualquiera. A continuación encontraréis la relación de los ganadores de la 75 edición de los Globos de Oro.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Tres anuncios en las afueras.

Mejor Película Comedia/Musical: Lady Bird.

 Mejor Director: Guillermo del Toro, por La forma del agua.

Mejor Actor Dramático: Gary Oldman, por El instante más oscuro.

Mejor Actor Comedia/Musical: James Franco, por The disaster artist.

Mejor Actriz Dramática: Frances McDormand, por Tres anuncios en las afueras.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Saoirse Ronan, por Lady Bird.

 Mejor Actor Secundario: Sam Rockwell, por Tres anuncios en las afueras.

Mejor Actriz Secundaria: Allison Janney, por Yo, Tonya.

Mejor Guión: Martin McDonagh, por Tres anuncios en las afueras.

Mejor Banda Sonora: Alexandre Desplat, por La forma del agua.

Mejor Canción: Justin Paul & Benj Pasek, por ‘This is me’, de El gran showman.

Mejor Película en Lengua Extranjera: En la sombra (Francia y Alemania).

Mejor Película de Animación: Coco.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Handmaid’s Tale.

Mejor Actor Drama: Sterling K. Brown, por This is us.

Mejor Actriz Drama: Elisabeth Moss, por The Handmaid’s Tale.

Mejor Serie Comedia: The Marvelous Mrs. Maisel.

Mejor Actor Comedia/Musical: Aziz Ansari, por Master of none.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Rachel Brosnahan, por The Marvelous Mrs. Maisel.

Mejor Miniserie/Telefilme: Big Little Lies.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Ewan McGregor, por Fargo.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Nicole Kidman, por Big Little Lies.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Alexander Skarsgård, por Big Little Lies.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Laura Dern, por Big Little Lies.

‘La La Land’ allana su camino a los Oscar en los Globos de Oro 2017


'La La Land' y 'The Crown', principales triunfadores en los Globos de Oro 2017Es muy poco habitual que en una entrega de premios cinematográficos, sea cual sea, una de las películas más nominadas logre llevarse todas las estatuillas a las que opta. Es relativamente normal que una cinta con una, dos, tres o incluso cuatro nominaciones logre todos esos premios, pero ¿siete de siete? Bueno, pues eso es lo que ha conseguido en la 74 edición de los Globos de Oro La ciudad de las estrellas, título en español para La La Land, llamada a ser la película del año. Y ante esto se abre ahora el debate acerca de su posibilidad de ser también la gran triunfadora en los Oscar.

Vaya por delante que son muy pocas las comedias que han logrado repetir hazaña en ambos premios (lo que vendría a confirmar que eso de que los Globos de Oro son la ‘antesala de los Oscar’ es un poco excesivo), pero los precedentes son, sin lugar a dudas, esperanzadores, comenzando por la última en conseguirlo: The artist. Y aunque todavía tienen que conocerse las nominaciones, el éxito del film dirigido por Damien Chazelle (Whiplash) no resta la importancia de otros nominados en esta edición de 2017, entre ellos ComancheríaManchester frente al mar o la otra galardonada como Mejor Película Dramática: Moonlight.

De hecho, y aunque pueda parecer secundario, es interesante el mensaje lanzado por algunos de los premios en la categoría cinematográfica, entre ellos el de Mejor Actriz Secundaria, Mejor Actor Dramático y Mejor Actriz Dramática. El primero viene a responder a una crítica surgida ante la ausencia de nominados y premiados afroamericanos en los Oscar; el segundo reconoce a un actor que ya ha hecho méritos más que suficientes para confirmarse como uno de los mejores de su generación; y el tercero cierra reconoce también la labor de los actores del cine europeo más allá del propio premio a la Película en Lengua Extranjera.

En efecto, Viola Davis, una de las actrices más nominadas en los últimos años y menos premiadas, ha logrado su primer Globo de Oro por Fences, aunque no es la única actriz de color que ha competido en esta categoría, y posiblemente no sea la única que lo haga en los Oscar. Y antes de finalizar con el análisis de lo que han sido y lo que pueden deparar estos premios, un apunte: el premio a Aaron Taylor-Johnson como Mejor Actor Secundario por Animales nocturnos puede parecer excesivo teniendo en cuenta la competencia, pero sin duda es merecido para un profesional capaz de ponerse en la piel de cualquier personaje. Y por supuesto, Meryl Streep, nominada por Florence Foster Jenkins, se lleva su premio, en esta ocasión honorífico.

Todo por The Crown

En las categorías televisivas es donde más de uno puede haberse llevado una sorpresa. Desde luego, y esto es un apunte puramente personal, esta edición de los Globos de Oro ha sido una de las más completas en lo que a nominaciones se refiere, sobre todo en el premio a la Mejor Serie Dramática, que ha terminado en manos de The Crown, la principal favorita, pero que tenía como competidores Juego de Tronos, Stranger Things, WestworldThis is us. Con todo, el hecho de que sean unos premios tan repartidos indica la buena salud de la ficción televisiva en cualquier formato.

Los Globos de Oro 2017 dejan igualmente una reflexión interesante. Para empezar, parece que esos años en los que dos o tres series acaparaban la atención en todas las categorías han llegado a su fin, al menos de momento. Las principales categorías contaban con veteranos como VeepTransparentMozart in the jungle, a los que se suman títulos como los mencionados anteriormente. Y ninguno de ellos ha logrado ninguna de las estatuillas, dejando paso a las nuevas producciones más frescas y con propuestas diferentes.

Diferente es el caso de las miniseries. Como es evidente, los nominados suelen ser nuevos cada año, pero en esta ocasión dos han sido los títulos que se han llevado el gato al agua. Por un lado, American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson, serie cuyo formato es similar al de American Horror Story pero que aborda casos reales. Quizá lo más destacable sea el premio para Sarah Paulson, actriz que en los últimos años ha demostrado su talento en la serie de terror y que ahora es reconocida por su rol en este drama. Y por otro, El infiltrado, cuyos principales actores han sido reconocidos en casi todas las categorías, lo que da una idea de lo que puede llegar a ofrecer el producto.

Así las cosas, todo apunta a que La ciudad de las estrellas (La La Land) será la gran triunfadora en los próximos premios que vengan, incluidos los Oscar. Pero más allá de esta visión, lo relevante de esta edición de los Globos de Oro se haya en los premiados ajenos a esta comedia dramática musical, tanto por el talento que se reconoce como por lo que representan socialmente hablando. A continuación podéis encontrar todos los premiados.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Moonlight.

Mejor Película Comedia/Musical: La ciudad de las estrellas (La La Land).

 Mejor Director: Damien Chazelle, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Actor Dramático: Casey Affleck, por Manchester frente al mar.

Mejor Actor Comedia/Musical: Ryan Gosling, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Actriz Dramática: Isabelle Huppert, por Elle.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Emma Stone, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

 Mejor Actor Secundario: Aaron Taylor-Johnson, por Animales nocturnos.

Mejor Actriz Secundaria: Viola Davis, por Fences.

Mejor Guión: Damien Chazelle, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Banda Sonora: Justin Hurwitz, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Canción: Justin Hurwitz, por ‘City of Stars’, de La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Película en Lengua Extranjera: Elle (Francia).

Mejor Película de Animación: Zootrópolis.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Crown.

Mejor Actor Drama: Billy Bob Thornton, por Goliath.

Mejor Actriz Drama: Claire Foy, por The Crown.

Mejor Serie Comedia: Atlanta.

Mejor Actor Comedia/Musical: Donald Glover, por Atlanta.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Tracee Ellis Ross, por Black-ish.

Mejor Miniserie/Telefilme: American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Tom Hiddleston, por El infiltrado.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Sarah Paulson, por American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Hugh Laurie, por El infiltrado.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Olivia Colman, por El infiltrado.

La 73 edición de los Globos de Oro confirma el año de DiCaprio


Alejandro González Iñárritu y Leonardo DiCaprio posan con sus Globos de Oro.La 73 edición de los Globos de Oro deja impresiones para todos los gustos. Ya sea en cine o en televisión, el reparto de premios puede que no haya sido todo lo justo que debería para algunos, pero desde luego representan mejor que anteriores ediciones la riqueza y calidad de las producciones del recientemente acabado 2015. Pero por encima de todo reconocen algo que Hollywood lleva retrasando algunos años, quizá demasiados: el reconocimiento a Leonardo DiCaprio como el gran actor en el que se ha convertido. El renacido, película con la que Alejandro González Iñárritu tratará de obtener por segundo año consecutivo los principales premios Oscar (el año pasado la agraciada fue Birdman), apunta a convertirse en la consagración del protagonista de El lobo de Wall Street (2013). Claro que su éxito conlleva la inmerecida derrota de otros actores, como es el caso de Michael Fassbender, gran perdedor de la noche a pesar de sus papeles en MacbethSteve Jobs.

Por lo demás, pocas novedades en los premiados del cine. Pocas, pero no ninguna. Desde luego, lo más llamativo es ese premio a Sylvester Stallone, quien no por casualidad ha hecho examen de conciencia y ha reconocido el mérito de un personaje como Rocky, su amigo y confidente a lo largo de los años, y que tantos éxitos le ha reportado, incluyendo un Oscar y, quién sabe, tal vez dos. Con todo, y teniendo en cuenta los nombres que integraban esa categoría de Mejor Actor Secundario, no deja de ser sorprendente que el protagonista de Los mercenarios 3 (2014) haya logrado el éxito de la noche.

A tenor de lo vivido en la noche del domingo al lunes, todo apunta a que la disputa de los principales premios estará entre El renacidoMarte, pero nadie debería perder de vista algunas de las cintas que, aunque en categorías ‘secundarias’, han igualado en número de Globos de Oro a las dos grandes triunfadoras, o al menos a una de ellas. Me refiero a Steve Jobs, uno de los retratos más interesantes del fundador de Apple que, gracias a la maestría de Aaron Sorokin (serie The newsroom), adquiere un nivel superior al esperado. El premio al Mejor Guión es, en este sentido, más que merecido, del mismo modo que el otorgado a Kate Winslet. Por cierto, de confirmarse que en los próximos Oscar tanto DiCaprio como Winslet ganan estos mismos premios se cerrará una especie de círculo que comenzó con Titanic allá por 1997.

Un genio en la jungla de las series

Y si en las categorías cinematográficas encontramos variedad y cierta justicia en los premios, en televisión ocurre prácticamente lo mismo. El gran triunfador, al menos en lo que a número de premios se refiere, es Mozart in the jungle. A diferencia de Transparent, la triunfadora de la pasada edición, la producción protagonizada por Gael García Bernal (Un pedacito de cielo) ahonda más en el carácter humorístico de sus personajes con un tono más fresco y dinámico, lo que sumado al gran trabajo de Bernal ha permitido que, esta vez sí, se alce con los principales premios.

Más discutible resultan otros galardonados, como es el caso de la cantante Lady Gaga, quien se ha impuesto como Mejor Actriz de Miniserie por American Horror Story: Hotel. Sin dudar en ningún momento de su merecimiento, la labor que realiza, por ejemplo, Kirsten Dunst en la segunda temporada de Fargo es simplemente brillante, sobre todo porque gracias a su labor el espectador asiste a una transformación psicológica y casi física del personaje, algo sumamente complejo tanto para la narrativa como para la interpretación.

Pero en cualquier caso, la impresión general de esta 73 edición de los Globos de Oro es la de un palmarés ajustado a la realidad del panorama cinematográfico y televisivo actual. Si consideramos, como suele ser habitual, que son la antesala de los Oscar (o al menos una guía para los premios cinematográficos más codiciados del mundo), todo apunta a que Leonardo DiCaprio será el triunfador y a que González Iñárritu logrará algo que muy pocos, por no decir ninguno, han conseguido (dos premios seguidos en Mejor Película y Director). Habrá que esperar. Por lo pronto, a continuación encontraréis la relación completa de los premiados.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: El renacido.

Mejor Película Comedia/Musical: Marte.

 Mejor Director: Alejandro González Iñárritu, por El renacido.

Mejor Actor Dramático: Leonardo DiCaprio, por El renacido.

Mejor Actor Comedia/Musical: Matt Damon, por Marte.

Mejor Actriz Dramática: Brie Larson, por La habitación.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Jennifer Lawrence, por Joy.

 Mejor Actor Secundario: Sylvester Stallone, por Creed. La leyenda de Rocky.

Mejor Actriz Secundaria: Kate Winslet, por Steve Jobs.

Mejor Guión: Aaron Sorokin, por Steve Jobs.

Mejor Banda Sonora: Ennio Morricone, por Los odiosos ocho.

Mejor Canción: Sam Smith por ‘Writting’s on the wall’, de Spectre.

Mejor Película en Lengua Extranjera: El hijo de Saúl (Hungría).

Mejor Película de Animación: Del revés.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: Mr. Robot.

Mejor Actor Drama: John Hamm, por Mad Men.

Mejor Actriz Drama: Taraji P. Henson, por Empire.

Mejor Serie Comedia: Mozart in the jungle.

Mejor Actor Comedia/Musical: Gael García Bernal, por Mozart in the jungle.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Rachel Bloom, por Crazy ex-girlfriend.

Mejor Miniserie/Telefilme: Wolf Hall.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Oscar Isaac, por Show me a hero.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Lady Gaga, por American Horror Story: Hotel.

Mejor Actor Secundario Miniserie/Telefilme: Christian Slater, por Mr. Robot.

Mejor Actriz Secundaria Miniserie/Telefilme: Maura Tierney, por The affair.

La 72ª edición de los Globos de Oro deja unos premios muy repartidos


De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, imágenes de 'Boyhood', 'la serie 'The affair', 'Birdman' y la serie 'Transparent'.

De izquierda a derecha, y de arriba a abajo, imágenes de ‘Boyhood’, ‘la serie ‘The affair’, ‘Birdman’ y la serie ‘Transparent’.

Cuando los críticos analizan los premios de cualquier gala tienden a sacar conclusiones acerca del gran vencedor, del gran perdedor y de los grandes ausentes. Y así se ha hecho con la 72ª edición de los Globos de Oro, esos premios otorgados por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood que vienen a ser la antesala de los Oscar. De ahí su especial relevancia. Siguiendo con la teoría, lo mejor de 2014 fueron Boyhood en el ámbito cinematográfico y The affair en el televisivo. Pero un análisis algo más exhaustivo revela que, al menos este año, no ha habido claros vencedores y vencidos.

En efecto, Boyhood se ha llevado Mejor Película Dramática, Mejor Director y Mejor Actriz Secundaria. Pero nada más. Considerar que Birdman, la otra gran candidata, ha terminado siendo derrotada resulta un poco osado. Los premios a Mejor Actor Dramático y Mejor Guión la confirman como uno de los mejores productos del año, y desde luego se ajustan a lo que la película es capaz de ofrecer. Es cierto que la Mejor Película de Comedia o Musical ha ido a parar para El gran hotel Budapest, pero esto no debería ser un síntoma de una derrota, sino del reconocimiento a la maravillosa fábula de Wes Anderson (Moonrise kingdom). Aunque la mayor evidencia de que este ha sido un gran año cinematográficamente hablando es la amplia variedad de nombres y títulos que centran el resto de galardones en las categorías de largometrajes.

Viendo todas y cada una de las categorías, que como todos los años podéis encontrar al final del texto, la sensación que se desprende es la de una paridad interesante entre la mayor parte de los films. La imposibilidad de premiar a todos los nominados obliga a buscar alternativas. Si una es premiada como Mejor Película, otra logra el galardón de Mejor Guión. Si el protagonista de un film logra un premio, la protagonista de otro hace lo propio. En realidad, los derrotados no deben buscarse entre los premiados, sino entre aquellos que se han ido de vacío. Es el caso de, por ejemplo, Perdida de David Fincher (Seven), que apenas optaba a una candidatura, y de The imitation game, ignorada completamente en las categorías en las que competía.

Lo cierto es que estos premios han sido, en su vertiente cinematográfica, más homogéneos de lo que lo han sido en ediciones anteriores, a pesar de que algunos pretendan encontrar derrotas donde no las hay. Por supuesto que ha habido derrotados, aunque no son BirdmanLa teoría del todo o Meryl Streep (Memorias de África). Aunque si alguien busca una reflexión algo más alejada de los focos y del ruido mediático de los grandes premios, que se fije en la Mejor Película en Lengua Extranjera, galardón entregado a Leviatán y no a Ida, gran triunfadora de los premios europeos en el 2014. De mantener el mismo criterio de ganadores y perdedores, sin duda esta diferencia de opiniones encierra una serie de matices realmente interesantes.

‘True Detective’ no encuentra su premio

En lo que respecta a la televisión, el fenómeno ha sido parecido, aunque en esta ocasión sí hay varios grandes perdedores. Y también a diferencia de la sección cinematográfica, ha habido muchas sorpresas, empezando por los principales galardones de Mejor Serie Dramática y de Comedia. Veteranas como The good wife (una de las más aclamadas del año), Juego de TronosGirls no han tenido muchas oportunidades ante The affairTransparent. Ambas se alzan no solo con esos Globos de Oro, sino con sendos premios a sus actores y actrices, convirtiéndolas en los grandes triunfadores de la pequeña pantalla junto a Fargo en la categoría de miniserie.

Aunque posiblemente lo más llamativo haya sido la ausencia total de True detective y de sus dos protagonistas. Siendo como ha sido una de las mejores series del año cuesta encontrar un motivo por el que no hayan tenido ninguna oportunidad ante su gran rival, Fargo. De hecho, la única explicación que cabe encontrar es, precisamente, la existencia de la serie protagonizada por Billy Bob Thornton (Bandidos), quien por cierto se lleva el premio al Mejor Actor de Miniserie. La presencia de estas dos joyas de la pequeña pantalla era una de las pugnas más interesantes, y aunque resulta injusto que una haya terminado yéndose de vacío, no es menos justo que la otra se haya hecho con las dos estatuillas. Dicho de otro modo, habría sido igual de injusto que True detective se lo hubiera llevado todo. Y ya que hablamos de actores, mención aparte merece el reconocimiento a Kevin Spacey por su rol en House of cards, completando lo que ya logró el año pasado su compañera de reparto, Robin Wright (La princesa prometida).

Por lo demás, los premios han dejado un poco de todo. Desde sorpresas como la de Gina Rodriguez por su rol en Jane the virgin hasta premios lógicos como el de Maggie Gyllenhaal por The honourable woman, serie que por cierto habría merecido alguna que otra nominación más. Se puede decir, por tanto, que estos Globos de Oro 2015 han repartido suerte de forma más o menos equilibrada. Evidentemente, si pueden considerarse como una guía para conocer los ganadores de los Oscar, parece claro que Boyhood se llevará algunos de los premios más importantes. Pero eso no debe impedir que veamos el potencial de cintas como BirdmanLa teoría del todo, que a pesar de lo que se piense han sido las otras grandes vencedoras de la noche. A continuación los premiados.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Boyhood.

Mejor Película Comedia/Musical: El gran hotel Budapest.

 Mejor Director: Richard Linklater, por Boyhood.

Mejor Actor Dramático: Eddie Redmayne, por La teoría del todo.

Mejor Actor Comedia/Musical: Michael Keaton, por Birdman.

Mejor Actriz Dramática: Julianne Moore, por Siempre Alice.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Amy Adams, por Big eyes.

 Mejor Actor Secundario: J.K. Simmons, por Whiplash.

Mejor Actriz Secundaria: Patricia Arquette, por Boyhood.

Mejor Guión: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone, Alexander Dinelaris y Armando Bo, por Birdman.

Mejor Banda Sonora: Jóhann Jóhannsson, por La teoría del todo.

Mejor Canción: Common y John Legend por ‘Glory’, de Selma.

Mejor Película en Lengua Extranjera: Leviatán (Rusia).

Mejor Película de Animación: Cómo entrenar a tu dragón 2.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The affair.

Mejor Actor Drama: Kevin Spacey, por House of cards.

Mejor Actriz Drama: Ruth Wilson, por The affair.

Mejor Serie Comedia: Transparent.

Mejor Actor Comedia/Musical: Jeffrey Tambor, por Transparent.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Gina Rodriguez, por Jane the virgin.

Mejor Miniserie/Telefilme: Fargo.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Billy Bob Thornton, por Fargo.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Maggie Gyllenhaal, por The honourable woman.

Mejor Actor Secundario Miniserie/Telefilme: Matt Bomer, por The normal heart.

Mejor Actriz Secundaria Miniserie/Telefilme: Joanne Froggatt, por Downton Abbey.

‘La gran estafa americana’ lidera unos Globos de Oro muy repartidos


'La gran estafa americana' y 'Breaking Bad', triunfadoras de los Globos de Oro 2014.Para gustos los colores, pero la pasada edición de los Globos de Oro, la número 71, ha sido una de las más equilibradas y más coherentes de los últimos años. Al menos para una mayoría que parece coincidir, a grandes rasgos, en que los ganadores de estos premios del cine y la televisión son los más apropiados. Evidentemente, siempre hay discrepancias, pero lo cierto es que las películas y series incluidas en cada categoría tenía la calidad suficiente para competir en igualdad de condiciones con las demás. Lo cual no quiere decir, sin embargo, que no exista alguna que otra sorpresa y, por qué no, alguna injusticia.

Lo más probable es que aquellos que disfrutaran con esa joya audiovisual titulada Gravity se sorprendieran la noche del domingo al lunes cuando 12 años de esclavitud le arrebató el título de Mejor Película Dramática. Sobre todo si tenemos en cuenta que el Mejor Director sí fue Alfonso Cuarón (Y tu mamá también). Desde luego, ambos films poseen una calidad fuera de toda duda, pero es indudable que como ejercicio fílmico, en su conjunto, la odisea espacial es mucho más completa. Su planificación, que transporta al espectador directamente a los movimientos casi poéticos que se dan en la ausencia de gravedad; su fotografía, siempre jugando con los contrastes de la Tierra con el Sol; o su montaje de sonido, angustioso y relajante por momentos. Todo ello convierte al film de Cuarón en una obra que atrapa desde el primer minuto.

Por su parte, la odisea esclavista, a pesar de contar con un contenido dramático mucho mayor, vive de un formato más tradicional, más previsible. Ello no impide que sea un gran relato, sobre todo gracias a una dirección de actores impecable que, coincidencia o no, debería haber encontrado un premio que finalmente no ha logrado. Aunque esta dicotomía entre película y director queda ensombrecida por la que fue la triunfadora de la noche, La gran estafa americana, film que cuenta con un mayor número de papeletas para llevarse varios Oscars si tenemos en cuenta que esta gala siempre se ha considerado la antesala de esos premios. Sobre todo sus actrices, Amy Adams (La duda) y Jennifer Lawrence (Los Juegos del Hambre), ambas triunfadoras en sus respectivas categorías y esta última con serias posibilidades de lograr un segundo Oscar consecutivo.

En lo referente a las sorpresas, agradables por otro lado, hay que destacar las categorías de los actores masculinos, sobre todo los premios a Leonardo DiCaprio (J. Edgar) y a Matthew McConaughey (Sahara). Ambos llevan ya varios años tratando de quitarse la etiqueta de cara bonita gracias a papeles realmente complicados, plagados de matices y con bastante poco glamour. El caso del primero tal vez sea el más evidente, pues de un tiempo a esta parte sus papeles, sin dejar de ser protagonista, poseen un componente perturbador que los convierte casi en antihéroes, y por extensión al actor. Lo de McConaughey, empero, está siendo menos conocido, pero mucho más transgresor, si cabe, que lo de su compañero de profesión. Ambos premios vienen a reconocer dicho cambio, algo digno de aplaudir tanto por la labor de los propios actores como de los críticos que han votado.

El viejo mundo de series

En cuanto a las series, los Globos de Oro premian a una de las series más influyentes de los últimos tiempos. Breaking Bad, nominada durante cuatro años, se lleva los premios a Mejor Serie Drama y Mejor Actor Dramático. Dos premios que reconocen la calidad de la producción y reparan en cierto modo la injusticia cometida. Hay que decir que no era sencillo, pues competencia como House of cards, que se contenta con el más que merecido premio a Robin Wright (La princesa prometida) o Masters of Sex, que no logró ninguno, hacían muy difícil decantarse por un título en concreto. La buena noticia es que la mayor parte de las series aclamadas por crítica y público se encontraban entre los nominados, siendo lo más lógico que vuelvan dentro de un año.

Es el caso de, por ejemplo, Ray Donovan, que se lleva únicamente el premio al Mejor Actor Secundario en miniserie o telefilme. La labor de Jon Voight (Cuestión de honor) en esta serie que actualmente emite Canal+ alcanza un nivel difícilmente superable al alcanzar el estado exacto de desconfianza, lástima, desconcierto y depravación. El hecho de que la producción no haya logrado más premios es un síntoma claro de la competencia que este año existía y que, como decíamos al inicio, permitía a cualquiera de los nominados contar con todas las papeletas para llevarse los premios.

Del resto de premios destaca igualmente el éxito de Brooklyn 99, comedia de Andy Samberg que se ha impuesto a veteranas en este ámbito como son The Big Bang TheoryModern Family, esta última acostumbrada a ganar estos títulos casi de forma instantánea; y Behind the Candelabra, que confirma una vez más su éxito y el regreso triunfal de Michael Douglas (The game) tras superar un cáncer. En definitiva, unos premios coherentes, como mencionaba al inicio, que quedan repartidos entre lo mejor del año. Puede que el reparto tenga más o menos detractores, pero en definitiva están todos los que son y son todos los que están. Lo que sí dejan en el aire es cuál de todos estos nombres y títulos serán el triunfador en la gran gala que les sucede.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: 12 años de esclavitud.

Mejor Película Comedia/Musical: La gran estafa americana.

 Mejor Director: Alfonso Cuarón, por Gravity. 

Mejor Actor Dramático: Matthew McConaughey, por Dallas Buyers Club.

Mejor Actor Comedia/Musical: Leonardo DiCaprio, por El lobo de Wall Street.

Mejor Actriz Dramática: Cate Blanchett, por Blue Jasmine.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Amy Adams, por La gran estafa americana

 Mejor Actor Secundario: Jared Leto, por Dallas Buyers Club.

Mejor Actriz Secundaria: Jennifer Lawrence, por La gran estafa americana.

Mejor Guión: Spike Jonze, por Her.

Mejor Banda Sonora: Alex Ebert, por Cuando todo está perdido.

Mejor Canción: Ordinary Day, de U2 (Mandela: Del mito al hombre).

Mejor Película en Lengua Extranjera: La gran belleza (Italia).

Mejor Película de Animación: Frozen, el reino del hielo.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: Breaking Bad.

Mejor Actor Drama: Bryan Cranston, por Breaking Bad.

Mejor Actriz Drama: Robin Wright, por House of Cards.

Mejor Serie Comedia: Brooklyn 99.

Mejor Actor Comedia/Musical: Andy Samberg, por Brooklyn 99.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Amy Poehler, por Parks & Recreation.

Mejor Miniserie/Telefilme: Behind the Candelabra.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Michael Douglas, por Behind the Candelabra.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Elisabeth Moss, por Top of the Lake.

Mejor Actor Secundario Miniserie/Telefilme: Jon Voight, por Ray Donovan.

Mejor Actriz Secundaria Miniserie/Telefilme: Isabelle Bisset, por Dancing on the edge.

Globos de Oro 2013: Affleck da la sorpresa y ‘Homeland’ se confirma


Ben Affleck, en un momento de los Globos de Oro 2013.Se les suele llamar “la antesala de los Oscar”, pero lo cierto es que los votantes son críticos extranjeros de Hollywood. Suele entenderse que los ganadores de los Globos de Oro serán los que tengan todas las papeletas de ganar en los posteriores Oscar. Tal vez sea por esto que la Academia de cine norteamericana, en un intento por desmitificar dicha relación, decidió este año adelantar sus candidaturas. Y lo cierto es que tampoco se ha despejado gran cosa en lo que respecta a nominados y posibles ganadores. Es más, si fuese cierto todo lo mencionado anteriormente, estaríamos ante uno de los años más sorprendentes en lo que a premiados se refiere, pues los Globos de Oro de este año han dado un giro en su apartado cinematográfico para proclamar vencedora a una película pequeña, casi independiente, realizada por un actor/director que está demostrando una capacidad narrativa impecable.

Hablamos de Ben Affleck (Pearl Harbor), la gran sorpresa de una gala presentada por Tina Fey (Noche loca) y Amy Poehler (Cuestión de pelotas) en la que tuvieron cabida desde los momentos más emotivos hasta los más cómicos. Desde luego, si algo confirman estos premios es que los críticos y analistas del cine afrontan las producciones desde un punto de vista muy distinto al de los profesionales y, sobre todo, se encuentran libres de prejuicios morales, históricos o sociales. Personalmente, no me sorprendió demasiado que Argo se llevara los premios de Mejor Película Dramática y Mejor Director de Película Dramática. La sencillez de su planteamiento y la honestidad de su realización la convierten en uno de esos títulos que, sin ser espectaculares en su forma, son maravillosos en su fondo, y eso suele ser algo que gusta entre los círculos más especializados.

Empero, que Hollywood no premie ni los últimos días de Lincoln ni la caza del mayor terrorista de la historia resulta algo poco creíble, por no decir imposible. Que Affleck repita en los Oscar de este 2013 sí sería sorprendente, aunque no sería la primera vez que ocurre. Lo que no parece probable, en ningún caso, es que la disputa por las doradas estatuillas se encuentre entre las ganadoras en esta edición de los Globos: la ya mencionada ArgoLos miserables. Ni siquiera en categorías como la de Mejor Actor, donde Daniel Day-Lewis (En el nombre del padre) parece ser el claro vencedor.

En cierto modo, esta gala ha servido, como en muchos otros años, para poner algo de justicia y equilibrar la balanza de los Oscar. Cierto, no es lo mismo ganar uno que otro, pero al recordar los premios anuales en Estados Unidos normalmente ambos van de la mano. Es por eso que premios como el de Hugh Jackman (Acero puro) resultan tan positivos, pues dejar sin reconocimiento una labor como la suya en el musical basado en la obra de Victor Hugo sería una auténtica injusticia. Por lo demás, muchos de los premios sí han confirmado algunas expectativas, como el de Mejor Película de Animación (Brave) o Extranjera (Amor).

A los pies de ‘Homeland’

Pero el cine no ha sido el único que salió ganando de los Globos de Oro de este año. La televisión ha visto confirmada la trayectoria ascendente de la que, posiblemente, sea la mejor producción televisiva de la temporada y, por qué no, de los últimos años (y de los venideros). La segunda temporada de Homeland ha supuesto tal revolución en el concepto narrativo y de construcción de personajes que parecía impensable que no terminada con algún premio. Al final, los tres principales en categoría de Mejor Serie Dramática (producto, actor y actriz). Y eso que la competencia era realmente alta, con pesos pesados como Boardwalk EmpireThe NewsroomDownton Abbey, auténticas joyas de la pequeña pantalla; con todo, el final de la última entrega de Homeland es insuperable, se mire por donde se mire.

Ni siquiera una sorpresa como la de Girls parece haber eclipsado el reinado de la serie sobre terrorismo y traición. En efecto, la serie creada por Lena Dunham, quien también la protagoniza, le arrebató por cuarto año consecutivo el premio a la Mejor Serie de Televisión  – Comedia o Musical a Modern Family, dejando por el camino también a dos comedias más clásicas como The Big Bang TheoryEpisodes. Con todo y con esto, en lo que a número de estatuillas se refiere la serie cómica no ha sido la otra gran protagonista de la gala.

No, la otra producción televisiva que se ha llevado elogios ha sido Game Change, la reproducción de la vida de Sarah Palin durante las elecciones presidenciales de 2008. Con el premio de Mejor Miniserie se convierte, por delante de producciones como The HourHatfields & McCoys (en la que solo fue premiado el fantástico trabajo de Kevin Costner), en la revelación de este año, y a la que habría que sumar el de Mejor Actriz para Julianne Moore (Magnolia) y Mejor Actor Secundario para Eda Harris (Una mente maravillosa).

La verdad es que poco importa al final que los Globos de Oro sean o no la antesala de los Oscar. Lo que sí está claro es que este año los premios han supuesto toda una sorpresa respecto a las previsiones que se tenían, tanto en cine como en televisión, aunque no por ello han sido menos coherentes. De hecho, en medio de ese pequeño revuelo que se ha levantado con Ben Affleck se pueden encontrar otros tantos premios que reflejan una consonancia clara de crítica y público, pues poca gente puede negar que los premiados han sido y son de lo mejor, si no lo mejor, de 2012. Tanto en cine como en televisión.

Ganadores y nominados de los Globos de Oro 2013

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: