‘Jurassic World: El reino caído’: de vuelta a los orígenes


Como cualquier género o subgénero, el cine de dinosaurios debe ofrecer con cada película algo nuevo, diferente. Y en esta ocasión esa diferencia no es otra que nuevas criaturas creadas genéticamente a partir de otros dinosaurios. En realidad, la fórmula no es nueva, porque ya ocurrió en la primera entrega de esta nueva serie de films, pero sí es nuevo el enfoque que aporta J. A. Bayona (Lo imposible), o al menos lo suficientemente fresco y respetuoso con el original como para superar a su predecesora.

Porque es la labor del director la que marca la diferencia. Y curiosamente, lo hace homenajeando al maestro Spielberg y ese film que ahora cumple 25 años y que, como queda patente con este Jurassic World: El reino caído, está más en forma que muchas otras historias. Desde el tratamiento de los personajes hasta la iluminación y los juegos con las sombras de los dinosaurios, pasando por detalles como la herida en la pierna de la heroína o esa suerte de extraña familia formada por las necesidades del momento, Bayona opta por mirar en el espejo del film que lo inició todo y aprovechar los recursos narrativos en su propio beneficio para conformar un relato fresco, dinámico, por momentos intenso y cargado con parte de la magia que, por ejemplo, no tenía el film de 2015.

Su labor, sin embargo, no oculta un guión más bien deficiente en lo que a narrativa se refiere. Si bien es cierto que el tratamiento de personajes es correcto (y la labor de todo el reparto es espléndida), el desarrollo del arco argumental es excesivamente lineal, recurriendo a lugares comunes y giros argumentales previsibles, sin dar pie a la sorpresa o a una cierta intriga en una trama, por otro lado, entregada al entretenimiento en estado puro. Y esto no es algo necesariamente malo, al contrario: consciente de las dificultades de aportar algo nuevo y diferente, opta por una historia que para muchos será “más de lo mismo” y vestirla de forma elegante y sobresaliente con la firma de Bayona.

Este Jurassic World: El reino caído es lo que toda secuela debe ser: más acción, más diversión, más adrenalina y, en pocas palabras, mejor que su predecesora. Con una fuerza visual que no es veía en la saga desde el primer film, Bayona imprime un toque imprescindible para entender la calidad del film, que recurre a temas del film original como la familia, las dudas sobre la ética de crear dinosaurios o el poder y la avaricia de aquellos que desean sacar rédito económico a una fuerza de la naturaleza de este calibre. En este sentido, posiblemente lo mejor del film sea su final, abriendo la puerta a una tercera entrega con posibilidades infinitas.

Nota: 7/10

Anuncios

Kenneth Brannagh resuelve el ‘Asesinato en el Orient Express’


Después de la tormenta llega la calma. Y habitualmente, después de un fin de semana de blockbuster llega otro algo más tranquilo en lo que a grandes estrenos se refiere. Este viernes 24 de noviembre es, en cierto sentido, así. A pesar de que no hay ninguna película llamada a arrasar en la taquilla, sí aterrizan en la cartelera varios títulos lo suficientemente interesantes y atractivos como para atraer a un buen número de espectadores.

El primero de ellos es Asesinato en el Orient Express, nueva adaptación de la famosa novela de Agatha Christie que dirige y protagoniza Kenneth Branagh (Dunkerque). Para aquellos que no conozcan la trama, esta se desarrolla a bordo del Orient Express, un tren en el que viaja un nutrido y variopinto grupo de personas, entre ellos el detective Hercules Poirot. Cuando uno de los pasajeros aparece muerto una mañana, el detective deberá averiguar quién es el responsable de su muerte, algo complicado cuando todos los pasajeros podrían tener motivos para matarle. Intriga y drama se dan cita en este viaje que cuenta con un espectacular reparto integrado, además de Branagh, por Michelle Pfeiffer (Madre!), Daisy Ridley (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza), Judi Dench (La reina Victoria y Abdul), Johnny Depp (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), Penélope Cruz (La reina de España), Willem Dafoe (La gran muralla), Derek Jacobi (Cenicienta) y Josh Gad (La Bella y la Bestia).

Muy diferente es Saw VIII, nueva entrega de la famosa saga de terror que arranca cuando una serie de cuerpos comienzan a aparecer por diferentes rincones de la ciudad. El denominador común de todos ellos es la violenta muerte que tuvieron, y las sospechas recaen en Jigsaw, que lleva más de 10 años muerto. Terror y gore en estado puro en este film dirigido a cuatro manos por los hermanos Michael y Peter Spierig (Daybreakers) y protagonizado por Laura Vandervoort (Ted), Tobin Bell (Enterrados vivos), Callum Keith Rennie (Warcraft: El origen), Matt Passmore (serie The Glades), Mandela Van Peebles (We the party) y Brittany Allen (Look again).

Estados Unidos, Reino Unido y Francia colaboran en Paddington 2, continuación de la película de 2014 sobre el oso con abrigo y sombrero creado por Michael Bond y cuyo argumento se centra en la rutina que ya vive el joven oso junto a la familia que le ha acogido. Con motivo del 100 cumpleaños de su tía, decide aceptar todo tipo de trabajos para poder ahorrar y comprar un buen regalo, aunque todo se complica cuando el presente es robado. Dirigida por Paul King, realizador de la primera parte, esta comedia cuenta con las voces de Ben Whishaw (En el corazón del mar), Michael Gambon (Kingsman: El círculo de oro) e Imelda Staunton (Pride), a los que se suman Sally Hawkins (Godzilla), Hugh Bonneville (Una razón para vivir) y Julie Walters (Brooklyn) para dar vida al resto de personajes.

Estos tres países también están detrás de En realidad, nunca estuviste aquí, thriller dramático basado en la novela de Jonathan Ames que gira en torno al secuestro de la hija de un importante político y cómo este contacta con un veterano de guerra que se dedica a salvar chicas de las mafias y las redes de explotación sexual. Lynne Ramsay (Tenemos que hablar de Kevin) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Joaquin Phoenix (Puro vicio), Ekaterina Samsonov (The ticket), Alessandro Nivola (Selma), John Doman (serie Gotham), Judith Roberts (Sentencia de muerte) y Alex Manette (La venganza de Jane).

El drama de acción tiene su principal representante en 6 días, film dirigido por Toa Fraser (Tierra de guerreros) que narra los hechos acontecidos durante la ‘Operación Nimrod’, que tuvo lugar después de que un grupo de terroristas israníes asaltaran la embajada iraní en Londres en 1980, tomando 26 rehenes y exigiendo la liberación de 91 presos durante el régimen del Ayatolá Jomeini. La trama aborda la tensión de esos momentos y el rescate final a cargo de las fuerzas especiales británicas. Mark Strong (El caso Sloane), Jamie Bell (Cuatro Fantásticos), Abbie Cornish (Geostorm), Martin Shaw (Facelift), Jared Turner (End of daze) y Emun Elliott (Exodus: Dioses y reyes) son los principales actores.

Puramente británica es Tierra de Dios, drama romántico escrito y dirigido por el actor Francis Lee (No soy nadie sin ti), quien debuta de este modo en la dirección de largometrajes. La historia sigue el aprendizaje de un joven que vive en una granja junto a sus ancianos padres cuidando y criando ovejas. Su alienada vida cambia cuando llega a la granja un trabajador rumano para ayudar en las tareas, surgiendo algo entre ambos que llevará al joven a aprender a amar. En el reparto destacan los nombres de Josh O’Connor (Florence Foster Jenkins), Alex Secareanu (Elegidos para ser héroes), Gemma Jones (El diario de Bridget Jones) e Ian Hart (La mejor receta).

En lo que a producción española se refiere, La higuera de los bastardos es la adaptación de la novela de Ramiro Pinilla que, en clave de comedia dramática con toques de thriller, sigue a un ejecutor durante el Franquismo que, al cruzar su mirada con la de un niño al que dejó huérfano, decide vigilar y cuidar la higuera que el pequeño plantó sobre la tumba de su padre. Convencido de que en un futuro el chico le matará, su actitud con el árbol empieza a crearle fama de ermitaño y convierte el lugar en sitio de peregrinación. Todo ello mientras el chivato que denunció a la familia no se separa del ejecutor pensando que bajo el árbol lo que realmente se esconde es un tesoro. Dirigida por Ana Murugarren (Tres mentiras), la película está protagonizada por Karra Elejalde (1898. Los últimos de Filipinas), Carlos Areces (De regreso al colegio), Jordi Sánchez (Señor, dame paciencia), Eneko Sagardoy (Amaren eskuak), Ramón Barea (El guardián invisible) y Pepa Aniorte (Cuerpo de élite), entre otros.

También es de producción nacional Tierra firme, comedia dirigida por Carlos Marques-Marcet (Fantastic) que gira en torno al viaje de tres amigos en barco por los canales de Londres. A través de sus experiencias y su forma de entender el amor se pondrá a prueba su capacidad para seguir juntos a pesar de sus diferencias. Natalia Tena (serie Juego de Tronos), Oona Chaplin (Proyecto Lázaro), David Verdaguer (Verano 1993), Geraldine Chaplin (Un monstruo viene a verme), Charlotte Atkinson (Cold), Lara Rossi (serie Crossing lines) y Trevor White (American Assassin) encabezan el reparto.

Otro de los estrenos europeos es El fiel, film nominado en la pasada edición de los Oscar que une crimen y drama en una historia de amor protagonizada por dos jóvenes que guardan importantes secretos y mantienen una doble vida que puede poner en peligro no solo su turbulento amor. Michaël R. Roskam (Bullhead) es el encargado de dirigir esta cinta interpretada, entre otros, por Matthias Schoenaerts (La chica danesa), Adèle Exarchopoulos (Diré tu nombre), Kerem Can (Istambul Story), Sam Louwyck (Monk) y Jean-Benoît Ugeux (L’astragale).

La única representante de la animación es la noruega El bosque de Haquivaqui, musical de 2016 para toda la familia que arranca cuando los animales más pequeños del bosque deciden redactar una ley para que todos puedan vivir en paz y armonía y evitar así que los animales más grandes se los coman. El problema es que el zorro siempre está hambriento. Basado en el libro de Thorbjørn Egner, la cinta está dirigida por Rasmus A. Sivertsen (Dos colegas al rescate) y cuenta con las voces de Nils Jørgen Kaalstad (Staying alive), Frank Kjosås (Engelen) y Stig Henrik Hoff (El último rey), entre otros.

A medio camino entre el documental y la comedia dramática está la española Cortar (Las 1001 novias), tercera entrega de la trilogía escrita, dirigida y protagonizada por Fernando Merinero (El viaje de Penélope), en la que analiza su vida y sus relaciones más íntimas a raíz del rodaje de una película en Gran Canaria, donde se reencuentra con antiguas parejas a través de cartas y recuerdos. En el resto del reparto destacan Angélica Revert (Retratos de mujer con hombre al fondo), Montserrat Berciano, Carolina Clemente (Tres metros sobre el cielo) y Magaly Santana (Los hijos del viento).

El documental en estado puro es el género de la española Indestructible. El alma de la salsa, ópera prima de David Pareja que realiza un recorrido visual por la salsa hasta que Diego ‘El Cigala’ la hace suya creando un acontecimiento irrepetible.

También española es El latido de Urdaibai, documental que recoge la vida dentro de esta Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde hace más de 30 años. A través de las actividades cotidianas de varios personajes el director Alberto Rojo compone un retrato de la realidad actual de este espacio natural.

Un lobo y un mito acaparan la atención de los estrenos


Estrenos 17enero2014Las productoras y distribuidoras no han perdido el tiempo en España. Apenas han transcurrido tres semanas desde que se consumó la tradición de las 12 uvas y ya se han presentado varias películas con numerosas candidaturas a los Oscar. Sin embargo, hoy viernes, 17 de enero, llega a las pantallas una de las que más posibilidades tiene de triunfar en la gala. Y no llega sola, lo cual es una novedad con respecto a las anteriores fechas de estreno. Muchos nombres propios, muchos premios y, sobre todo, mucha calidad, es lo que promete el fin de semana.

Y como no podría ser de otro modo, comenzamos con El lobo de Wall Street, nuevo proyecto de Martin Scorsese (La invención de Hugo) y Leonardo DiCaprio (El gran Gatsby) que recoge la historia real de Jordan Belfort, quien amasó una tremenda fortuna y un enorme éxito en el mundo empresarial y financiero con poco más de 20 años. Un éxito sostenido por estafas y corrupción en un momento en el que el miedo a la ley no parecía existir, por lo que la discreción y el control nunca formaron parte de su forma de vida. Un drama basado en el libro del propio Belfort y adaptado por Terence Winter (creador de Boardwalk Empire) que le ha valido al actor un Globo de Oro, y que cuenta además con Jonah Hill (Juerga hasta el fin), Margot Robbie (serie Pan Am), Matthew McConaughey (Mud), Kyle Chandler (Argo), Jon Favreau (Iron Man 3), Jon Bernthal (La gran revancha), Jean Dujardin (The artist), Rob Reiner (Historia de lo nuestro) y Shea Whigham (Take Shelter).

Otra biografía es la base de Mandela: Del mito al hombre, reconstrucción de la vida de uno de los hombres más importantes del último siglo que recoge desde los años de su infancia hasta su elección como el primer presidente elegido democráticamente en Sudáfrica. Protagonizada por Idris Elba (serie Luther), tras las cámaras se encuentra Justin Chadwick (Las hermanas Bolena), mientras que William Nicholson (Gladiator) es el encargado de adaptar la autobiografía del propio Mandela. El reparto se completa con Naomie Harris (Skyfall), Tony Kgoroge (Invictus), Riaad Moosa (Material), Deon Lotz (Sleeper’s Wake) y Jamie Barlett (Tierra de sangre).

La producción española de ficción queda representada por El futuro, drama dirigido por Luis López Carrasco que, enmarcado en la sociedad de 1982, aborda la visión del futuro que tienen un grupo de jóvenes que han vivido el fin de una dictadura, la llegada al poder del socialismo o el fallido golpe de Estado. Un futuro que provoca euforia y nerviosismo a partes iguales. La película, que ha cosechado éxito en los festivales por los que ha pasado, cuenta con actores desconocidos o casi desconocidos como Lucía Alonso, Rafael Ayuso (serie Pulseras rojas), Marta Bassols (True Love), Marina Blanco o Manuel Calvo.

Siguiendo en Europa, desde Italia nos llega Todo el santo día, comedia romántica de 2012 que muestra los problemas de una pareja que solo puede verse unas horas por la mañana, cuando él llega de trabajar y ella se marcha a su puesto de trabajo. Una situación complicada además por unos gustos y formas de pensar muy diferentes, y que se agrava cuando se plantean intentar tener un hijo. Paolo Virzì (La prima cosa bella) es el encargado de dirigir esta adaptación de la novela de Simone Lenzi, mientras que Luca Marinelli (La soledad de los números primos), Federica Victoria Caiozzo, Micol Azzurro (Good as you), Claudio Pallitto, Stefania Felicioli y Franco Gargia (Così è la cita) forman el elenco principal.

España también está muy presente en la adaptación a la pantalla de la novela de Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes, película realizada en 2011 y que ve, por fin, la luz. Co producida con México y Dinamarca, la historia sigue la vida de un columnista en un periódico provincial que pasa los días de su soltería pagando a toda mujer con quien tiene relaciones sexuales. Con dosis dramáticas y románticas a partes iguales, esta cinta dirigida por Henning Carlsen (Oviri), cuenta con un reparto internacional encabezado por Emilio Echevarría (Babel), Geraldine Chaplin (El hombre lobo), Ángela Molina (Los abrazos rotos), Olivia Molina (Dieta mediterránea) y Alejandra Barros (Viento en contra).

Del 2011 es también Oslo, 31 de agosto, drama noruego que sigue el viaje de un día realizado por un joven en proceso de desintoxicación que logra un permiso para acudir a una entrevista de trabajo. Esta excusa le permitirá pasar una noche en la ciudad, visitando viejos amigos y comprendiendo todo aquello que ha perdido y desperdiciado, lo cual no le impedirá soñar con una vida mejor a sus 34 años. Joachim Trier (Reprise) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que sus principales intérpretes son Anders Danielsen Lie (Herman), Hans Olav Brenner, Johanne Kjellevik Ledang e Ingrid Olava (Varg Veum – Kalde Hjerter).

En cuanto al género documental, dos son las novedades que llegan este fin de semana. Por un lado tenemos Asier y yo, cinta dirigida por Aitor Merino (visto en la serie Hay alguien ahí) y Amaia Merino que trata de explicar el cambio que se produce en un joven Asier Aranguren para que llegue a integrarse en la banda terrorista ETA. Todo a través de los ojos de su amigo de la infancia, el propio Aitor Merino.

La otra es Sigo siendo, cinta peruana que combina diversas historias de personajes unidas, entre otras cosas, por la música. Historias que, aunque pueden parecer lejanas, poseen muchos puntos en común, principalmente porque sus protagonistas buscan encontrarse y definir sus identidades. La película está dirigida por Javier Corcuera (Invierno en Bagdag).

‘Lobezno inmortal’ se enfrenta al cine europeo


Estrenos 26julio2013Si algo define la mayoría de los estrenos del viernes 26 de julio es su procedencia. Todos ellos, salvo la excepción del blockbuster que llega todas las semanas, provienen de Europa, algunas en colaboración con países sudamericanos o asiáticos. Es una buena oportunidad, por tanto, de acercarse a un tipo de cine que no es muy propio de estas fechas, normalmente plagadas de grandes y espectaculares títulos. Eso no quita, como hemos mencionado antes, para que no exista un representante en dicha categoría. Y un representante de peso que, por cierto, se estrenó el pasado miércoles aprovechando la festividad de Santiago.

Lobezno inmortal es el título de dicha película, y como todo el mundo podrá imaginarse es una especie de continuación/reinicio de la primera película del personaje (X-Men Orígenes: Lobezno) surgido de las páginas y películas de los X-Men de Marvel. Proyectada en 2D y en 3D, la historia traslada al mutante con esqueleto y garras de adamantium y factor regenerativo a Japón unos años después de lo ocurrido en la trilogía original. Concretamente hasta las puertas del propietario de una gran empresa al que salvó hace décadas y que se ofrece a convertirle en mortal. Vulnerable por primera vez, Lobezno deberá enfrentarse a sus enemigos y a su propia mortalidad, batalla de la que deberá salir reforzado si quiere sobrevivir. Dirigida por James Mangold (Noche y día), el reparto vuelve a estar encabezado por Hugh Jackman (Los miserables), quien se pone en la piel del personaje por sexta vez (si se cuenta su breve aparición en X-Men: Primera generación), al que se unen Rila Fukushima, Hiroyuki Sanada (Speed racer), Svetlana Khodchenkova (El topo), Brian Tee (Chain letter) y Famke Janssen (Venganza: Conexión Estambul) como participación especial.

Y como decimos, el resto son propuestas europeas. La primera que habría que destacar es la española Tres60, ópera prima de Alejandro Ezcurdia que gira en torno a la investigación de un joven universitario tras encontrar un carrete fotográfico en la casa de sus padres. Dicho carrete contiene una foto de su mejor amigo desaparecido hace años. Las pistas que encontrará le guiarán por un peligroso viaje cuya resolución cambiará su mundo para siempre. Raúl Mérida (serie Los protegidos) es el principal protagonista de este thriller, en el que está acompañado por Sara Sálamo (serie Arrayán), Joaquim de Almeida (Peligro inminente), Geraldine Chaplin (El monje) y Guillermo Estrella (Biutiful) entre otros.

Otro de los títulos interesantes, al menos por el nombre que se encuentra tras él, es Io e te, producida en 2012 y dirigida por Bernardo Bertolucci (El último emperador). La trama se centra en un adolescente de 14 años cuyas dificultades para relacionarse con su familia y con el mundo en general le llevan a encerrarse en el sótano de su casa durante una semana. Sin embargo, su vida dará un giro cuando su frágil hermanastra irrumpa en esa especie de santuario que ha creado. Este intenso drama está protagonizado por Jacopo Olmo Antinori, Tea Falco (I vicerè), Sonia Bergamasco (La straniera), Tommaso Ragno (La passione), Pippo Delbono (Cavalli) y Veronica Lazar (El misterio de Ginostra).

Por su parte, Reino Unido presenta Una canción para Marion, nuevo film escrito y dirigido por Paul Andrew Williams (Cherry Tree Lane) en el que un jubilado es convencido por su mujer para que se una a un coro de su localidad muy poco convencional. A pesar de sus reticencias y de las de su hijo, finalmente acepta, abriéndose ante él nuevas perspectivas para poder aprovechar la vida, algo a lo que contribuirá la directora del coro. Gemma Arterton (Radio encubierta), Terence Stamp (Destino oculto), Vanessa Redgrave (Cartas a Julieta), Christopher Eccleston (Amelia) y Anne Reid (Foster) son sus principales intérpretes.

Entrando en las co producciones, dos son los films que hay que destacar. El primero es Cautiva, cinta del 2012 en la que participan Francia, Reino Unido, Filipinas y Alemania. Basada en hechos reales, la historia sigue a un grupo de personas secuestradas por unos separatistas islámicos que se ven obligadas a caminar y sobrevivir por la selva, teniendo que hacer frente a la constante violencia generada por los ataques del ejército filipino. Escrita y dirigida por Brillante Mendoza (Tirador), la película cuenta en su reparto con Isabelle Huppert (Dead Man Down), Katherine Mulville, Marc Zanetta, Rustica Carpio (Ika-Sampu) y Timothy Mabalot (Bahay bata).

La segunda, a su vez último estreno de la semana, es Colosio, el asesinato, también producida en 2012 aunque en esta ocasión por México, España, Francia y Colombia. Al igual que la anterior, está basada en los hechos reales acontecidos en 1994 en México, concretamente en Tijuana, cuando el candidato a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado en medio de un mitin. El impacto que generó ese acontecimiento todavía se deja sentir, y prueba de ello es este film que a modo de thriller cuenta la historia de un experto en inteligencia que empieza a investigar el asesinato por su cuenta. Lo que desconoce es que, al mismo tiempo, otro agente recibe el encargo de eliminar a todos los testigos y las pruebas relacionados con el caso. Dirigida por Carlos Bolado (Sólo Dios sabe), está protagonizada por José María Yazpik (Sueño), Daniel Giménez Cacho (Arráncame la vida), Kate del Castillo (El precio de la inocencia), Odiseo Bichir (Mosquita muerta) y Tenoch Huerta (Días de gracia).

‘Lo imposible’: la desesperación de la soledad


A la hora de abordar una historia real suelen tomarse dos alternativas por otro lado lógicas: inspirarse en los sucesos acontecidos o narrar casi momento a momento lo ocurrido entonces. El segundo suele ser el utilizado en dramas o en conflictos sociales, y los resultados varían en función del grado de emotividad imprimido a los acontecimientos. Dicho estilo es el elegido por Juan Antonio Bayona (El orfanato) para su recreación del tsunami que arrasó la costa de Tailandia en 2004. El resultado es un film notable en todos sus aspectos, aunque no por ello es perfecto.

Porque sí, Lo imposible emociona y sobrecoge. La elegancia visual del director a la hora de mostrar un horror que arrasa con todo superando edificios es fascinante. Bayona evita, sabiamente, caer en lo grotesco para evidenciar la desolación de un entorno destruido, utilizando en su lugar recursos más emotivos como los contraluces, las composiciones visuales o los planos amplios que permiten al espectador situarse en el contexto.

El momento del tsunami, auténtico atractivo visual del film, es impecable, es cierto, precedido de algunos planos mar adentro tan simbólicos como amenazantes. Pero no lo es menos lo vivido en los días posteriores, con hospitales desbordados de heridos, muertos y familiares desesperados por encontrar a sus más allegados, y con el sentimiento desesperante de la soledad sobrevolando en todo momento (algo en lo que se hace hincapié en varias secuencias).

Sin embargo, los momentos que se suponen más emotivos terminan quedando por debajo de las expectativas creadas, y ese es un problema achacable al guión de Sergio G. Sánchez por varios motivos. El principal es la distribución de los bloques dramáticos, que restan tensión dramática al conjunto y dejan ver, tal vez demasiado pronto, las cartas con las que la película va a jugar. A esto cabe sumar un crescendo de los conflictos internos y externos de los protagonistas, casi sin dejar respiro al espectador, que obligan a una resolución en su tramo final casi apoteósica, y que por supuesto no consigue.

Sea como fuere, la sensación de que podría haber sido más intensa en su tratamiento logra quedar en un segundo plano gracias a la planificación y a la labor de los actores, de todos los actores. Desde el joven Tom Holland, que encarna a Lucas, hasta secundarios como Geraldine Chaplin (La mosquitera), los intérpretes consiguen conformar un mosaico de dolor y horror notable. Baste como muestra el momento en que Ewan McGregor rompe a llorar en medio de una reunión tras intentar hablar por teléfono. Al final, Lo imposible se revela como un documento necesario para comprender un poco mejor una catástrofe natural de semejantes dimensiones.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: