Su majestad ‘El rey león’, en carne y hueso digitales


Tras un fin de semana más bien discreto en lo que a grandes estrenos se refiere, este viernes 19 de julio llega a los cines españoles una de las películas más esperadas del año, remake a su vez de uno de los grandes títulos de Disney. Y en lo que a blockbusters se refiere, es el único, aunque este estreno llega acompañado de títulos interesantes para un amplio abanico de espectadores.

Pero comencemos el repaso por El rey león, regreso a la gran pantalla de esta clásica historia estrenada hace 25 años y que es uno de los grandes títulos de la animación tradicional. Ahora llega en carne y hueso digitales, es decir, con animales creados por CGI, continuando la apuesta de la casa de Mickey Mouse de trasladar sus clásicos a imagen real, manteniendo su esencia aunque con ciertas reinterpretaciones. Para aquellos que no conozcan esta historia, la cinta narra cómo un cachorro de león llamado a ser el rey de la sabana africana se ve obligado a huir después de la muerte de su padre, de la que se cree responsable después de que su tío, que lucha por el trono, le convenza de ello. En el exilio encontrará nuevos amigos y aprenderá a madurar para reclamar lo que le pertenece por derecho. Jon Favreau, que ya dirigió El libro de la selva (2016), se pone tras las cámaras de esta versión que adelanta su estreno al jueves 18 y que cuenta con las voces originales de Donald Glover (Han Solo: Una historia de Star Wars), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Beyoncé (Austin Powers en Miembro de Oro), James Earl Jones (Buscando un destino), John Oliver (El gurú del buen rollo), John Kani (Black Panther), Seth Rosen (The disaster artist) y Billy Eichner (Malditos vecinos 2), entre otros.

A este único estreno estadounidense se le suman otras novedades. Bosque maldito es el título del debut en el largometraje de Lee Cronin, quien se pone al mando de esta cinta de terror irlandesa cuya trama arranca cuando una madre soltera empieza a sospechar que algo siniestro surgido de las profundidades de un misterioso agujero ha transformado a su hijo. A partir de ese momento la línea que separa lo racional y lo inexplicable se difumina. El reparto está encabezado por Seána Kerslake (A date for mad Mary), James Cosmo (Monochrome), Kati Outinen (El Havre), Simone Kirby (The truth commissioner), Steve Hall (The foolish heart) y James Quinn Markey (serie Vikingos).

Desde Francia llega la comedia Al agua gambas, film que narra cómo un subcampeón de waterpolo es condenado a entrenar a Los gambas purpurina, un equipo gay, tras realizar unos comentarios homófobos. Aunque los jugadores están más interesados en la fiesta que en la competición, inician un viaje a Croacia para participar en el mayor acontecimiento deportivo homosexual del mundo, lo que dará la oportunidad al subcampeón de revisar sus prioridades en la vida. Dirigida a cuatro manos por Maxime Govare (Daddy Cool) y Cédric Le Gallo, para el que es su ópera prima, la cinta cuenta entre sus actores con Nicolas Gob (Cézanne y yo), Alban Lenoir (La mujer que sabía leer), Geoffrey Couët (Théo & Hugo: París 5:59), Michaël Abiteboul (Papá o mamá), David Baïot (Fort Buchanan) y Romain Lancry (Le doudou).

De 2018 es el thriller dramático Utoya. 22 de julio, con capital noruego y cuya trama narra en tiempo real la masacre de 2011 que causó un extremista armado de extrema derecha en un camping político de verano en el que estaban más de 500 jóvenes. La cinta sigue la vida de una joven y sus amigos minuto a minuto mientras tratan de sobrevivir a la pesadilla. Dirigida por Erik Poppe (Mil veces buenas noches), cuenta en su reparto prácticamente anónimo con Andrea Berntzen, Aleksander Holmen, Solveig Koløen Birkeland, Brede Fristad (Bare tjue) y Elli Rhiannon Müller Osbourne, entre otros.

Entre los estrenos de otros rincones del mundo destaca la canadiense Génesis, nuevo drama escrito y dirigido por Philippe Lesage (Los demonios) que tiene como protagonistas a tres adolescentes que viven el primer amor. Un joven se enamora de su mejor amigo mientras su hermanastra deja a su novio en busca de cierta libertad. Y mientras todo ello acontece, un niño conoce sus primeros deseos en un campamento de verano. Théodore Pellerin (Isla Blanca), Noée Abita (El gran baño), Brett Dier (Exeter), Mylène Mackay (Le trip à trois), Marc Beaupré (La Run) y Pier-Luc Funk (1987) son los principales actores de esta película de 2018.

Las novedades de ficción terminan con Ayla, la hija de la guerra, producción turca de 2017 que aborda, en clave dramática, los acontecimientos históricos y biográficos del sargento Süleyman, que en 1950, durante la Guerra de Corea, se encontró a una niña medio congelada, sin padres y sola. El vínculo que se forma entre ellos es instantáneo e inseparable, hasta el punto de que el militar arriesga su vida para salvar a la pequeña, a la que llama Ayla en referencia a la luna que había en la noche en la que se encontraron. Can Ulkay (Sarikamis Cocuklari) dirige este film protagonizado por Çetin Tekindor (Av Mevsimi), Ismail Hacioglu (Meryem), Kyung-jin Lee (Wonjun Sojoonghan Sarang), Kim Seol, Ali Atay (40) y Damla Sönmez (Kurtulus Son Durak).

Un único documental llega este viernes a las salas españolas. Se trata de Entendiendo a Ingmar Bergman, un retrato de la vida y obra del clásico director que, a través de escenas clave de su filmografía y entrevistas con sus colaboradores más cercanos y con una nueva generación de cineastas, aborda sus temas recurrentes y los elementos que construyen su mundo artístico. La cinta está dirigida a tres bandas por Margarethe von Trotta (El mundo abandonado), Felix Moeller (Verbotene filme) y Bettina Böhler.

Anuncios

1ª T. de ‘Preacher’, transgresión para una historia diferente al cómic


Dominic Cooper, Ruth Negga y Joseph Gilgun dan vida a los tres protagonistas de 'Predicador'.Si algo positivo tienen las adaptaciones de cómics de superhéroes al cine y la televisión es que abren la puerta a un mundo mucho más amplio, más oscuro y más adulto. Me refiero a esas historias gráficas que se han convertido en auténticas obras de culto y referentes para los amantes de este elemento de la cultura. A esto ha contribuido también, claro está, el éxito de The Walking Dead. Todo esto viene a cuento de la primera temporada de Predicador, versión televisiva de la obra creada por Garth Ennis y Steve Dillon que han adaptado Sam Catlin (serie Breaking Bad), Evan Goldberg (Malditos vecinos 2) y Seth Rogen (Juerga hasta el fin) en una historia que, aunque ligeramente diferente, mantiene la esencia gamberra y transgresora de su argumento.

Para aquellos que no lo conozcan, la trama se centra en Jesse Custer, un joven predicador de Texas en una parroquia en medio de ninguna parte que es poseído por una entidad cuyo poder se equipara al de Dios. Capaz de ordenar a la gente que haga aquello que no quiere, inicia un viaje acompañado de su antigua novia y de un vampiro irlandés para encontrar a Dios y pedirle explicaciones por haber abandonado el Cielo. Y aunque esta es la historia, en líneas generales, del cómic, esta temporada aborda sin embargo el modo en que el protagonista afronta su nuevo poder, todo ello con un hilo argumental totalmente nuevo, al menos con respecto a la línea regular de la historia gráfica.

Y es precisamente por esa libertad que Predicador logra una dinámica única, a medio camino entre las referencias de las páginas originales y el humor negro que aportan el trío de creadores. A pesar de la presencia de personajes conocidos, la introducción de roles secundarios que encajan perfectamente en el mundo creado por Ennis y Dillon no hace sino enriquecer la trama, cuya narrativa, por cierto, es algo inconexa al inicio pero coherente en su resolución. A lo largo de los 10 episodios el tratamiento se centra en desarrollar tanto el poder del protagonista (con algunos momentos tan hilarantes como inquietantes) como el triángulo que se forma con los que serán los otros grandes personajes de la trama. Aunque es cierto que hay algunos momentos en que su relación no se sustenta demasiado bien (los acontecimientos ocurren demasiado rápido, perdiendo justificación), en líneas generales componen sólidamente las bases de la dinámica que, presumiblemente, se explotará más adelante, dejando para ello algunas pinceladas de los sentimientos, del pasado y de los caracteres de cada uno.

No es extraño que en este tipo de producciones los elementos novedosos se terminen convirtiendo en lo realmente atractivo. Y como he mencionado, la diferente historia y los personajes secundarios son los que marcan realmente el tono de esta ficción, amén de una puesta en escena tan ácida como malsana en algunos momentos. En este sentido, destaca la labor de Jackie Earle Haley (Watchmen) con un rol tan intrigante como desagradable, cuya falta de fe y de sentimientos roza lo monstruoso. En cierto modo podría entenderse como un preludio de lo que está por llegar, pues sea fiel o no a las páginas del cómic, parece evidente que los personajes de este tipo van a ser una constante. La pregunta es si los demás estarán a la altura de semejante villano, porque de no ser así posiblemente la serie decaiga.

Ángeles y demonios

De este modo, la primera temporada de Predicador desprende la esencia de la saga original en todos y cada uno de sus fotogramas. La combinación de drama y acción otorga a la trama el equilibrio perfecto entre humor y violencia, entre intriga y comedia. Curiosamente, sus creadores apuestan por una espectacularidad que no se desprende, al menos no siempre, de las páginas del cómic, que afronta desde el comienzo una búsqueda más terrenal. La forma de presentar a Cassidy (un idóneo Joseph Gilgun –Pride-) es tan inesperada como salvaje, definiendo casi en una única secuencia la mayoría de matices de su personalidad. Algo similar ocurre con el rol de Tulip O’Hare, un papel que Ruth Negga (Loving) ha hecho suyo hasta niveles insospechados.

Evidentemente, el protagonista es el que se lleva un mayor desarrollo dramático. Más allá de la labor de Dominic Cooper (Warcraft. El origen), lo realmente interesante es el proceso que vive el predicador una vez recibe a Génesis. Proceso en el que ángeles y demonios tienen mucho que ver, y en el que tienen lugar algunas de las mejores y más hilarantes secuencias de esta temporada, desde la lucha en la iglesia hasta esa habitación de un motel llena de cadáveres repetidos de los mismos ángeles. Esto, además, confirma la necesidad de los guionistas de alejarse deliberadamente de la historia original en algunos de sus aspectos. Posiblemente lo único que se le pueda echar en cara a la trama es una cierta inconexión en la forma de abordar el pasado y las relación de este predicador con el rol de Negga. No es que no se explique, sino que su forma de enfocarlo puede desorientar a algunos espectadores durante los primeros compases de la historia.

Y en medio de todo esto, el Santo de los Asesinos. Este imprescindible personaje de la trama, interpretado por Graham McTavish (La hora decisiva), es introducido en la temporada casi como un elemento diferenciador, sin demasiada conexión con el resto de la trama pero que, poco a poco y a base de repetir su única y corta línea argumental una y otra vez, va adquiriendo relevancia dramática para, en el último episodio, confirmar no solo su pasado o su presente, sino el futuro que va a tener en el argumento. Y como no podía ser de otro modo, protagoniza una de las secuencias más violentas de la serie rodada, por cierto, aprovechando el fuera de campo de un modo pocas veces visto en televisión.

Se puede decir que la primera temporada de Predicador, a pesar de sus diferencias con el cómic original, se mantiene fiel al espíritu tan transgresor y gamberro que tienen las viñetas. Poco importan, por tanto, que el pasado o la presentación de los personajes se ajuste a la idea de Garth Ennis y Steve Dillon. Poco importa que la trama se desarrolle de forma totalmente diferente. Al final, lo que cuenta es si realmente esta serie puede enmarcarse en el mundo de este predicador con una entidad todopoderosa en su interior. La respuesta es un rotundo sí, por lo que solo se puede disfrutar del humor ácido que desprenden sus secuencias. Y sobre todo, mostrar la esperanza en que las siguientes temporadas entrarán de lleno en la búsqueda de Dios que ha iniciado Jesse Custer.

‘Del revés’ y ‘Los minions’ animan la taquilla española


Fin de semana muy animado. No lo digo únicamente por los movimientos en la taquilla, sino porque ésta está dominada por el cine de animación. Además, y por primera vez en muchas semanas, los principales estrenos del pasado viernes se cuelan en el top 10, que vuelve a tener dos films por encima del millón de euros. Una taquilla que durante el fin de semana logró recaudar 7,5 millones de euros según El Séptimo Arte, un 9,5% más que hace siete días. De ellos, más de la mitad pertenecen a los dos primeros títulos de este ranking.

Como era de esperar Del revés se coloca en primera posición con 2,89 millones de euros obtenidos en 735 salas, lo que arroja un balance de casi 4.000 euros en cada una, sin duda un dato que augura un notable éxito para la nueva joya de Pixar. Ahora mismo, y teniendo en cuenta que no tiene ningún rival directo durante varias semanas, su techo se sitúa en los 10 millones de euros, puede que incluso algo más. Un límite que ya ha superado Los minions, que esta semana cae al segundo puesto con 1,63 millones de euros, un 45,7% menos. El descenso es idéntico al de la semana anterior, lo que evidencia una notable caída del impacto del film. Eso no impide que acumule ya 17,2 millones de euros, por lo que su objetivo más inmediato se sitúa en los 25 millones.

La medalla de bronce es para otro estreno, Eliminado, que se queda en los 544.890 euros en 222 pantallas, es decir, 2.454 euros de media. No es un mal comienzo para una cinta que llegaba a la cartelera sin demasiadas expectativas y con el handicap de estrenos a priori más llamativos. Sin embargo, no parece que vaya a ser capaz de superar los 4 millones de euros, sobre todo si no logra mantener un buen ritmo recaudatorio en las próximas semanas. Terminator: Génesis baja hasta la cuarta posición al recaudar 517.772 euros, más de un 60% de pérdida con respecto al fin de semana anterior. No hay que perder de vista que esto se produce en su segunda semana en cartel, por lo que a pesar de tener un total acumulado que ronda los 2 millones de euros lo más probable es que tenga dificultades para superar los 5 millones.

En quinto lugar encontramos Jurassic World, que recauda 369.334 euros, un 43,3% menos. Su total se queda en los 20,7 millones de euros, por lo que con algo de fortuna, y si logra mantener un cierto nivel recaudatorio en las próximas semanas, podría alcanzar los 25 millones. Muy diferente es el panorama para Ahora o nunca, que se queda en los 333.050 euros (-37%) y acumula 6,7 millones de euros. La comedia española poco a poco logra acercarse a los 7 millones, y lo más probable es que termine su recorrido por las salas españolas con unos 9 millones de euros.

Otros dos estrenos se cuelan en los siguientes puestos del box office. En primer lugar la española Rey gitano, que obtiene 331.796 euros en 293 pantallas. Los 1.132 euros de media solo permiten marcarse como objetivo más inmediato los 2 millones de euros, puede que incluso los 2,5 millones, pero en ningún caso es probable que llegue a los 5 millones. Algo similar le ocurre a Eternal, que se queda en séptima posición con 218.578 euros logrados en 190 salas, lo que suponen 1.150 euros en cada una. Su principal prioridad ahora mismo es lograr los 1,5 millones de euros.

Y cuando se cumple un mes desde su estreno, San Andrés baja hasta el noveno puesto del top 10 debido a los 113.664 euros obtenidos, que representan un descenso de casi el 60% con respecto a la semana anterior. Su total está muy próximo a los 3 millones, cifra que superará casi con toda probabilidad en la próxima semana, pero todo indica que no llegará mucho más lejos. Finalmente Magic Mike XXL sufre el mayor descenso de este ranking, pasando de la quinta a la última posición en su segunda semana. Logra 95.149 euros, un 65,78% menos, por lo que sus expectativas ahora mismo se sitúan en lograr superar el medio millón de euros.

Terminator no conquista una taquilla dominada por ‘Los minions’


El futuro más inmediato pasa por la animación. Ni guerras apocalípticas ni parques temáticos abocados al caos. Los minions dominan la taquilla española, y todo apunta que seguirán haciéndolo a menos que Del revés, lo nuevo de Pixar, le arrebate tal honor. Los datos del pasado fin de semana confirman que la cinta protagonizada por estos personajes amarillos mantiene una buena salud a pesar de la llegada de grandes films veraniegos. Eso sí, la taquilla española ha experimentado un descenso del 22,86% respecto a la semana anterior, recaudando 6,85 millones de euros según informa El Séptimo Arte.

Entrando en el detalle, Los minions logran unos 3 millones de euros, un 45,7% menos que hace siete días. Es un descenso importante, pero a pesar de ello siguen siendo unos datos tremendamente positivos para la cinta, que acumula ya 13 millones. Por ahora su objetivo más inmediato son los 20 millones, cifra que no tardará en superar si mantiene este ritmo. Por su parte, Terminator: Génesis logra la segunda posición con 1,3 millones de euros repartidos en 611 salas, lo que deja una media de 2.128 euros aproximadamente. No es un mal dato para comenzar, pero da la sensación de que podría haber aspirado a algo más. Por ahora, y si es capaz de mantenerse unas semanas, su techo está en los 7,5 millones de euros.

La que sigue manteniendo una buena salud en el ranking es Jurassic World, que esta semana recauda unos 652.070 euros (-37%) y acumula ya 19,8 millones. Es evidente que estos días superará los 20 millones, lo que convierte al film en un éxito absoluto y pone su techo en los 22 millones de euros. Muy distinto es el panorama para Ahora o nunca, que logra hacerse con 529.041 euros cuando se cumple un mes desde su estreno. La cifra representa un 23,5% menos que el fin de semana anterior y permite a la cinta quedarse a las puertas de los 6 millones. Dado el comportamiento de las últimas semanas no es difícil que supere los 7 millones, aunque llegar a los 10 millones de euros parece una meta irrealizable.

El otro gran estreno de la semana, Magic Mike XXL, se queda en mitad del top 10 con 278.113 euros en 233 salas, lo que arroja un balance de 1.194 euros de media. El dato no augura un futuro prometedor, y aunque depende de cómo evolucione estas semanas, todo indica que no logrará superar los 2,5 millones de euros. Muy cerca se queda San Andrés, que logra 276.924 euros, un 44,6% menos que la semana anterior. Su total se queda cerca de los 2,5 millones de euros, por lo que es de esperar que supere dicha cantidad durante estos días. Sin embargo, no parece probable que llegue a lograr mucho más de los 3 millones, si es que finalmente consigue superarlos.

La séptima posición del box office es para Espías, que logra poco más de 200.o00 euros, un 33,3% menos. La recaudación total que presenta por ahora está muy próxima a los 1,5 millones de euros, y con algo de suerte podría incluso llegar a los 2 millones de euros, pero su futuro no parece prometer mucho más. Algo mejor es el comportamiento de Aprendiendo a conducir, que en su segunda semana recauda 140.270 euros, un 26,2% menos. Sin embargo, su total no llega todavía al medio millón de euros, por lo que parece complicado que pueda alcanzar algo más de los 800.000 euros antes de abandonar las salas.

Campanilla y la leyenda de la bestia sufre el empuje de Los minions y tras un mes en cartel recauda 61.783 euros, lo que representa un descenso del 31%. Con este balance su total se queda en el entorno de los 1,2 millones de euros, por lo que lo más probable es que ni siquiera supere los 1,5 millones. Por último, el farolillo rojo es para Nuestro último verano en Escocia, que se lleva 39.330 euros y vuelve a colarse en este ranking. Su descenso es del 15%, el más bajo del top 10, y acumula ya cerca de 1,9 millones de euros. Con algo de suerte, y si es capaz de aguantar en cartelera alguna semana más, podría incluso terminar por encima de los 2 millones.

‘Terminator: Génesis’: el presente de un pasado alterado por el futuro


Arnold Schwarzenegger vuelve a ser el T-800 en 'Terminator: Génesis'.A primera vista la saga ‘Terminator’ puede ser entendida como un mero entretenimiento de viajes en el tiempo, robots de última tecnología y la ya tradicional guerra entre la Humanidad y las máquinas. Pero esta historia creada por James Cameron (Mentiras arriesgadas) va mucho más allá: es una reflexión sobre el destino, sobre la fútil lucha del hombre contra algo que ocurrirá irremediablemente. Por eso esta entrega/reinicio/remake dirigida por Alan Taylor (Mi Napoleón) deja con un sabor de boca tan agridulce, pues combina lo mejor y más tradicional de la saga pero trata de dar un final que no solo no concuerda, sino que además rompe por completo con todo lo visto a lo largo de las dos horas de metraje.

La verdad es que toda película con viajes en el tiempo es un ejercicio de funambulismo muy peligroso. Exige por parte de director y guionista un control de todo lo que ocurre y de todo lo que se dice para que concuerde no solo con el presente, sino con el futuro que todavía está por llegar y con el pasado que todo el mundo conoce. Dicho de otro modo, ofrecer un final que no mantenga intacto el pasado, el presente y el futuro rompe por completo con el desarrollo dramático de la historia. Por ello no tiene mucho sentido la secuencia final de Terminator: Génesis, y por eso no parece muy coherente el giro que da el film hacia su tercio final.

Y es que la película va de más a menos. Con un comienzo espectacular y brillante, la cinta se anuncia como una especie de homenaje a los dos primeros títulos de la serie, ambos clásicos indiscutibles. La presencia de los robots de ambas cintas, algunos guiños a momentos inolvidables y ciertos diálogos cargados de ironía parecen convertir a esta nueva entrega en una referencia constante a lo mejor de este universo. Pero es cuando debe tomar las riendas de su propia historia cuando la cosa empieza a torcerse. Su objetivo de rizar el rizo lleva a sus responsables a crear una trama que no aguanta ni siquiera una mínima reflexión, no digamos ya una “sesuda” discusión sobre la viabilidad de lo visto en pantalla. A esto tampoco ayuda demasiado el reparto, no tanto porque no sean los actores idóneos sino porque sus personajes tienen un punto autoparódico que no termina de encajar bien en el mito de Sarah Connor y Kyle Reese.

Todo ello por no hablar de algunas preguntas sin respuesta que plantea la película. Es cierto que Terminator: Génesis aborda una línea temporal diferente, y como tal tiene libertad para desarrollar la trama a su antojo. Y hasta cierto punto, sale victoriosa del intento. Pero el problema es que está planteada como una historia tradicional y estándar, en la que el final feliz es de obligado cumplimiento y en la que los héroes logran el objetivo completo, esto es, acabar con la amenaza en el pasado, en el presente y en el futuro. Y eso, más que le pese a alguno, no es Terminator.

Nota: 5,5/10

‘Terminator’ se reinicia para acabar con ‘Magic Mike XXL’


Estrenos 10julio201510Fin de semana de emociones fuertes. Hacía bastante tiempo que no se citaban en un mismo viernes dos films llamados a llenar las salas. Este fenómeno, unido al éxito de Los minionsJurassic World provoca que estemos ante una lucha por la taquilla muy interesante. Pero hoy viernes, 10 de julio, no solo llegan blockbusters a la cartelera. Varias novedades, incluyendo alguna española, conforman una oferta que va desde la comedia al drama, pasando por el thriller o el biopic musical.

Y como no puede ser de otro modo, comenzamos el repaso con Terminator: Génesis, nueva entrega de la saga de ciencia ficción apocalíptica que, en esta ocasión, está planteada más como un reinicio de la historia de Sarah Connor y el Terminator enviado para matarla. Todo comienza como los seguidores de la serie ya conocen. El líder de la resistencia contra las máquinas, John Connor, envía a Kyle Reese a 1984 para que proteja a su madre del Terminator enviado para matarla. Sin embargo, algo sale mal y se produce una fractura temporal que crea nuevos acontecimientos. El soldado se encontrará entonces con un pasado que no se parece en nada al que conocía, por lo que deberá no solo enfrentarse a nuevos enemigos, sino que buscará el modo de volver a escribir el pasado. Dirigida por Alan Taylor (Thro: El mundo oscuro), la película es un vehículo para que Arnold Schwarzenegger (Sabotage) regrese a uno de sus personajes más importantes. El reparto se completa con Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Jason Clarke (El amanecer del Planeta de los Simios), Jai Courtney (El maestro del agua), J. K. Simmons (Whiplash), Matt Smith (Lost river), Byung-hun Lee (Red 2) y Sandrine Holt (serie Rehenes).

Aunque sin duda la cinta más importante para muchas (y muchos) será Magic Mike XXL, secuela del film de 2012 que, como se desprende del título, promete algo más grande, más largo y más sofocante de lo que ofreció la primera entrega. ¿Y en qué se traduce esto? Bueno, pues en unos espectáculos de strippers masculinos más subidos de tono. La cinta sitúa a los protagonistas tres años después, ya retirados cuando estaban en la cresta de la ola. Su intención es abandonar ese mundo definitivamente, pero quieren hacerlo a su manera, es decir, ofreciendo un espectáculo como nunca antes se ha visto. Gregory Jacobs (Escalofríos) se pone tras las cámaras para dirigir a Channing Tatum (Foxcatcher), Matt Bomer (serie Ladrón de guante blanco) y Joe Manganiello (serie True Blood) en los principales personajes, a los que se suman intérpretes femeninas como Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre: Sinsajo I), Amber Heard (3 días para matar), Jada Pinkett Smith (serie Gotham) y Andie MacDowell (Prácticamente muerto).

Para aficionados a la música nos llega uno de los estrenos más interesantes, Love & Mercy, el biopic de Brian Wilson, fundador de los Beach Boys. La cinta aborda su vida en dos etapas muy concretas. La primera durante su época de máximo esplendor y de sus primeros problemas nerviosos que le impidieron manejar el éxito que llegó a tener su grupo. La segunda, unos 20 años después, se centra en el hombre arruinado y confundido que está bajo vigilancia de un psicólogo durante 24 horas. Drama musical que recupera la figura de uno de los compositores que marcaron una época y que está dirigido por Bill Pohlad (Old explorers). En el reparto, plagado de nombres conocidos, encontramos entre otros a Paul Dano (Prisioneros), John Cusack (Fuga al límite), Elizabeth Banks, que esta semana repite estreno, Paul Giamatti (San Andrés), Jake Abel (La huésped) y Joanna Going (El árbol de la vida).

El drama romántico está representado por Elsa & Fred, cinta del 2014 dirigida por Michael Radford (El mercader de Venecia) que gira en torno a la relación de dos personas en el ocaso de sus vidas. Él se ha quedado viudo recientemente, por lo que su hija decide trasladarle a un pequeño apartamento en contra de su voluntad. Ella sigue soñando con encontrar a su galán de cine. Su encuentro les llevará a descubrir que nunca es tarde para hacer planes. Shirley MacLaine (La vida secreta de Walter Mitty), Christopher Plummer (The tempest), Marcia Gay Harden (Parkland), Scott Bakula (serie Mujeres desesperadas), Chris Noth (serie Sexo en Nueva York) y James Brolin (Burlesque) encabezan el reparto.

La representante española es Investigación policial, thriller en clave cómica del 2013 que escribe, dirige y protagoniza Daniel Aguirre, quien de este modo debuta en el largometraje. La cinta gira en torno a dos investigadores enfrascados en un caso que no parece avanzar hacia ninguna parte. Las numerosas horas que pasan juntos intentado resolverlo les permitirá compartir sus frustraciones sobre sus respectivas vidas personales. Pero todo cambiará cuando se topen sin previo aviso con una aventura que podría dar por terminada la investigación. El reparto se completa con Sergio Cortina, Antonio Resines (Ni pies ni cabeza), Belén López-Valcárcel e Ingrid García Jonsson (Hermosa juventud).

Y solo en algunos cines se repone con motivo de su 50 aniversario El mundo sigue, cinta de 1965 escrita y dirigida por Fernando Fernán Gómez (La lengua de las mariposas), quien también se reserva uno de los roles principales, y basada en la novela de Juan Antonio de Zunzunegui. Ambientada en la España de los años 60, la película se centra en las relaciones de una familia en la que la madre es una abnegada mujer que soporta cómo su marido, guardia municipal, tiende a maltratarla. Su único hijo, beato convertido en sacerdote, dedica su vida a tratar de expiar los pecados de su familia, mientras que sus dos hijas, cada una obsesionada a su manera por la riqueza, se odian mutuamente. Junto a Fernán Gómez aparecen en pantalla Agustín González (El abuelo), Francisco Pierrá (Amaya), Gemma Cuervo (Señora doctor), Lina Canalejas (El extraño viaje) y Milagros Leal (La vil seducción).

Desde Italia nos llega la comedia romántica ¿Te acuerdas de mí?, cinta producida en 2014 y dirigida por Rolando Ravello (Tutti contro tutti) en la que un cleptómano y una narcoléptica que sufre amnesia cada vez que se desmaya inician una relación sentimental cuando se conocen en la consulta de su psiquiatra. Él está profundamente enamorado, pero ella, que lleva un diario para poder recordar todo, tiene apuntado que es una persona a evitar. El plantel de actores está encabezado por Ambra Angiolini (Maldamore), Edoardo Leo (Viva l’Italia), Paolo Calabresi (Tutta colpa di Freud), Susy Laude (Henry) y Pia Engleberth (El capital humano).

Con algo de retraso se estrena Paraíso, comedia mexicana del 2013 que se centra en los esfuerzos de una mujer por adaptarse a su nueva vida en México D.F. Todo cambiará cuando se entere de un curso de cocina gallega organizado por un grupo de españolas de su vecindario. Dirigida por Mariana Chenillo (Cinco días sin Nora), la película está protagonizada por Andrés Almeida (La otra familia), Daniela Rincón, Luis Gerardo Méndez (Morelos) y Camila Selser (Amor de mis amores), entre otros.

Otra de las novedades de la semana es Retratos de familia, debut en el largometraje de Anthony Chen. Producida en Singapur en 2013 e inspirada en la infancia del director, la trama comienza cuando una mujer filipina entra a trabajar para una familia en la que las relaciones entre el padre, la madre y el hijo son muy tensas. La presencia de la mujer, que rápidamente establece un fuerte vínculo con el chico, no hace sino tensar aún más las situaciones y despertar los celos de la madre. En el reparto destacan los nombres de Yeo Yann Yann (Muallaf), Chen Tian Wen (El laberinto del asesino), Angeli Bayani (Graceland) y Jialer Koh.

El único documental estrenado hoy es La mirada del silencio, producción de 2014 que cuenta con capital procedente de Finlandia, Dinamarca, Indonesia, Noruega y Reino Unido. Dirigida por Joshua Oppenheimer, autor de la polémica The act of killing (2012), la película viene a ser una mirada desde el lado de las víctimas a los mismos acontecimientos narrados en aquel film, llegando a enfrentar a una familia superviviente del genocidio indonesio con los asesinos de muchos de sus familiares.

mirada del silencio

‘Ira de titanes’ logra desbancar a ‘Intocable’, que sigue manteniéndose entre las más vistas


La llegada de un blockbuster como Ira de titanes a las pantallas españolas hacía presagiar su dominio de la taquilla, al menos durante una semana, y no ha defraudado. Y aunque ha sido una de las pocas películas que ha derrotado en recaudación a Intocable, la cinta francesa sigue demostrando su buena salud descendiendo solo un 16%. Junto a la épica cinta protagonizada por Sam Worthington los primeros puestos los ocupan estrenos de la semana, incluyendo esa pequeña joya española del cine de terror titulada [REC]3: Génesis.

En el caso de la superproducción hollywoodiense, en el primer fin de semana logró 1,99 millones de euros en 545 pantallas, lo que le augura una carrera relativamente larga, obteniendo a su paso una importante recaudación, sobre todo si tenemos en cuenta que se estrena una semana antes de la Semana Santa en España. Por su parte, la segunda posición la ocupa la familiar Lorax, en busca de la trúfula perdida se ha quedado en los 1,21 millones, pero se ha estrenado en más salas, 611, lo que deja una media muy inferior y que deja unas perspectivas menos halagüeñas que la historia mitológica. En esta lucha poco ha tenido que ver el nuevo formato tridimensional, pues ambas competían en las mismas condiciones, siendo estrenadas tanto en 2D como en 3D.

La tercera posición la ocupa Intocable, que gracias a ese descenso del 16% que ya hemos mencionado acumula esta semana 1,16 millones de euros. En total, más de 7 millones de euros acumulados y más de un millón de espectadores son las cifras de la cinta en España, lo que confirma su fenómeno en nuestro país y el gran boca-oreja que los espectadores están difundiendo. El techo no parece estar cercano, por lo que podría superar los 10 millones de euros cuando termine su andadura.

La propuesta zombi de Paco Plaza no alcanza el millón de euros en el fin de semana de su estreno, y aunque los 820.000 euros son inferiores a las dos partes anteriores, las buenas sensaciones que deja [REC]3: Génesis y los positivos comentarios que surgen de las redes sociales podrían ayudar a su camino en la taquilla, aunque en su contra juega su género, enfocado a un target muy concreto.

Tanto la quinta como la sexta posición las ocupan estrenos de la semana anterior que han tenido un devenir similar. Por un lado, Todos los días de mi vida, con 750.000 euros, registra un descenso del 42%, alcanzando los 2,48 millones de euros; por otro, Blancanieves (Mirror, mirror) se derrumba un 51%, acumulando 1,8 millones de euros que, a buen seguro, están muy lejos de las previsiones de sus responsables.

El Top 10 del ranking lo completan El exótico Hotel Marigold, que cae un 16% respecto a la semana anterior, recaudando 414.000 euros y acumulando poco más del millón de euros. Habrá que ver el efecto que tienen las fiestas de estos días en su devenir de las próximas semanas. También sigue manteniéndose Los idus de marzo, que logra 185.000 euros, lo que supone un descenso del 36% para la veterana cinta, acumulando ya los 2 millones de euros.

‘[REC]3: Génesis’: una boda fuera de lo común


En 2007, el cine de terror español vivió uno de sus momentos más dulces gracias al estreno de [REC], una propuesta innovadora en su forma y original en su fondo que hizo saltar de la butaca a más de uno, sobre todo con ese final resuelto con la visión nocturna de una cámara de vídeo. La pregunta que cabría hacerse sobre esta tercera parte es: ¿más de lo mismo? ¿merece la pena? Bueno, la respuesta es un rotundo sí. Sí para los seguidores del género zombi; sí para los fans del terror; y sí para los más nostálgicos que echen de menos producciones del tipo Braindead, tu madre se ha comido a mi perro.

Sin embargo, aviso para puritanos. La película de Paco Plaza, esta vez en solitario sin Jaume Balagueró, apuesta por un estilo más tradicional, dejando a un lado el formato casero y “amateur” para narrar los orígenes de la enfermedad zombie en medio de una boda de una forma más “cinematográfica”, si bien la transición de uno a otro es sencillamente perfecta y, al mismo tiempo, queda perfectamente marcada con un recurso que aquí no vamos a desvelar. Igualmente, la película tampoco es apta para determinados estómagos. El carácter más bien intrigante que poseían las dos primeras partes queda aquí paliado por una apuesta más salvaje, visceral y sangrienta que queda aderezada en todo momento por la comedia.

En efecto, el carácter cómico, casi autoparódico, de la película es, en el fondo, lo que convierte a este relato en un gran hallazgo de nuestro cine. Un humor que, a diferencia de cintas como Torrente, apuesta más por el elemento incoherente en una historia ya de por sí extravagante. Personajes que creen saber mucho de cine, animadores infantiles con un disfraz sospechosamente parecido a un personaje animado, o una crítica descarada a uno de los hechos más sangrantes de nuestros defensores de la propiedad intelectual son solo algunos de los momentos más delirantes y aplaudidos, a los que cabría sumar la forma de matar a los monstruos, a cada cual más gore.

Pero si el cambio formal que practican Paco Plaza y su equipo es más que evidente, no lo es menos la evolución de los personajes, sobre todo el de la novia, interpretada maravillosamente por Leticia Dolera (Spanish movie, donde imitaba a Manuela Velasco en… [REC]). Dos frases definen al detalle el cambio que da su personaje. Del “vais a flipar” que dice a una pareja al comienzo de todo el fenómeno, al “este es mi día” que suelta motosierra en mano contra unos zombis, no ocurre mucho en cuestión de minutos de metraje, pero hay todo un mundo en el aspecto narrativo. No soy el primero que lo dice, y no seré el último, pero el personaje de Dolera se convierte en una suerte de Uma Thurman en Kill Bill, lo que lejos de resultar ridículo termina por estimular el conjunto.

Un conjunto, por cierto, que bebe de numerosas referencias previas. De hecho, la cita anterior de Braindead, la tercera película de Peter Jackson, no es casual. Incluso uno de los asesinatos de zombis homenajea una de las escenas finales de dicha película. Pero lo novedoso, lo que realmente hace que la película se alce por encima de otras historias similares, es el romanticismo que impregna todo el relato. Al fin y al cabo, esto es una boda. La lucha desesperada de los recién casados por buscar una salida es lo que mueve a la historia, permitiendo además un equilibrio que resulta casi natural entre el drama, lo irreal y la comedia. De hecho, las peleas por la supervivencia, en esa apuesta por el gore más clásico, resultan menos dramáticas que una simple escena con un autobús como protagonista. Sencillamente espeluznante.

Película más que recomendable para los fans, [REC]3: Génesis promete diversión y vísceras a raudales. Eso sí, que nadie desvíe la atención a otra cosa. Los detalles son importantes, muy importantes. Ese es otro de los pilares fundamentales y sólidos del film. Todo lo que se cuenta, ya sea con cámara casera o en “formato cine”, es importante, por lo que atentos a todo lo que se mencione. No defraudará.

Nota: 8/10

La ‘Ira de titanes’ se enfrenta a los zombis españoles de ‘[REC]3 Génesis’


En el circuito de salas comerciales las épocas del año se distinguen gracias fundamentalmente a dos fenómenos: en invierno llegan a las pantallas estrenos que compiten por los premios inventados y por inventar, y que consecuentemente son considerados “de alto nivel”; en verano, por el contrario, las películas que son puro entretenimiento, destinadas a un consumo masivo para recaudar cuanto más mejor colapsan los multicines. Según esto, se podría decir que el fin de semana que comienza hoy, el del 30 de marzo, es el primero de la época estival si echamos un vistazo a los estrenos.

Y es que las nuevas propuestas vienen lideradas por dos llamativos títulos. El primero es Ira de titanes, secuela del remake de Furia de titanes con los mismos protagonistas y proyectada en el mismo formato que esta, el 3D, aunque a primera vista parece que se ha corregido el principal defecto de su predecesora, que fue convertida a las tres dimensiones y denostada por ello. Acción, aventura e impactantes efectos visuales promete esta historia en la que Perseo (Sam Worthington, que todavía tiene en cartel Al borde del abismo) debe volver a ayudar a los dioses ante la rebelión de los titanes, que adquieren poder a medida que la fe de los hombres en sus dioses se debilita. Liam Neeson (Love Actually), Ralph Fiennes (El jardinero fiel), Danny Huston (La conspiración) y Bill Nighy (El exótico Hotel Marigold) ponen cara a dioses y guerreros de la mitología griega, todos ellos dirigidos por Jonathan Liebesman (Invasión a la Tierra). Muy recomendable para palomiteros poco escrupulosos con la fidelidad a las historias de la antigüedad.

El otro gran estreno es la esperada [REC]3 Génesis, última entrega de la saga zombi española que llega acompañada de inmejorables críticas. Dirigida esta vez en solitario por Paco Plaza, y planteada como una precuela de los acontecimientos narrados en las dos partes anteriores, la acción se traslada a una boda donde Clara y Koldo verán cómo el día más feliz de sus vidas se torna en pesadilla. Leticia Dolera (De tu ventana a la mía) y Diego Martín (Amigos) son los protagonistas de esta cinta que promete terror, sangre y humor negro a raudales.

Lorax: En busca de la trúfula perdida es la nueva propuesta de los creadores de Gru, mi villano favorito. Proyectada también en 3D, la historia adapta un relato del Dr. Seuss en el que un joven debe salir fuera de las fronteras de la ciudad en busca de un objeto para ganarse el afecto de una chica. Para lograrlo, deberá descubrir la historia del Lorax, un criatura malhumorada pero de buen corazón a la que pone voz Danny DeVito (La guerra de los Rose). Dejando a un lado su poco cuidada animación (sobre todo si se compara con Pixar), el principal atractivo reside en los intérpretes: Zac Efron (high School Musical) y Taylor Swift (Historias de San Valentín) acompañan a DeVito.

Por su parte, Katherine Heigl vuelve a la pantalla grande con una comedia que mezcla romance y acción, un poco al estilo de Killers. En el caso de La cazarrecompensas, la protagonista de 27 vestidos da vida a una empleada de unos grandes almacenes que, tras perder su trabajo, se mete a cazarrecompensas. Una producción hecha a medida de la actriz que hará las delicias de sus seguidores y de los fans de este tipo de films. Dirigida por Julie Anne Robinson, especializada en comedias románticas como La última canción, en la película aparecen también Jason O’Mara (Terra Nova), John Leguizamo (Moulin Rouge) o Debbie Reynolds (Cantando bajo la lluvia).

En cuanto a las producciones europeas, hasta cinco títulos se cuelan en las carteleras españolas. Tres veces 20 años supone la segunda película de ficción para Julie Gavras (La faute à Fidel!), en la que William Hurt (Syriana) e Isabella Rossellini (La muerte os sienta tan bien) interpretan a un matrimonio en el que cada uno afronta la tercera edad de forma muy distinta. También es el turno de una nueva adaptación de Cumbres Borrascosas, esta vez dirigida por Andrea Arnold (Fish Tank) e interpretada por Kaya Scodelario (Moon), James Howson (en su debut en el cine), Nichola Burley (StreetDance 3D) y Steve Evets (Buscando a Eric) entre otros.

El documental queda representado por una producción alemana sobre un personaje español. Bulli: Cooking in progress supone una mirada a la cocina de Ferran Adriá y su concepto de creatividad e innovación. Dirige Gereon Wetzel, especialista en documentales. Junto a ella, y proveniente de China, Historias de Shanghai explica la historia de esta ciudad en constante evolución que se vio marcada por la revolución comunista. Dirige Jia Zhang-ke.

Por su parte, el drama El último cowboy llega con más de dos años de retraso a España. Producida por Finlandia y Alemania, esta producción dirigida por Zaida Bergroth narra la historia de dos hermanos que crecen marcados por la tragedia que desencadena uno de ellos cuando, siendo un niño, encuentra una carta que desencadena peleas entre sus padres. Delante de las cámaras encontramos a Lauri Tilkanen, Tommi Korpela (Rare Exports) y Martti Suosalo (El baile a ciegas).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: