Freddy Mercury vuelve a cantar ‘Bohemian Rapsody’


La festividad de Todos los Santos, y el puente que muchas comunidades van a coger el viernes día 2 de noviembre, ha adelantado los estrenos a este miércoles, 31 de octubre. Y curiosamente, la mayoría no son de terror, aprovechando que llega Halloween. Eso ya fue el viernes pasado. No, esta semana los estrenos tienen un cariz muy diferente, y la mayoría de ellos tienen un notable interés dramático, lo que ya apunta a posibles nominados en los Oscar.

Sin duda el estreno más esperado es Bohemian Rhapsody, biopic de Freddy Mercury y la mítica banda Queen, desde sus inicios hasta su última reunión, narrando por el camino su ascenso meteórico a la fama, la ruptura del grupo y la enfermedad que terminó con la vida del extraordinario cantante. Bryan Singer (X-Men: Apocalipsis) se pone tras las cámaras en esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido protagonizada por Rami Malek (serie Mr. Robot), Joseph Mazzello (La red social), Gwilym Lee (Isle of dogs), Ben Hardy (Mary Shelley), Mike Myers (Malditos bastardos), Lucy Boynton (Asesinato en el Orient Express), Aidan Gillen (serie Juego de tronos) y Tom Hollander (La promesa).

Puramente estadounidense es El cascanueces y los cuatro reinos, aventura familiar de corte fantástico que recupera el mito del conocido personaje para narrar una historia cuyo punto de partida es una joven que lo único que desea es una llave especial que abre una caja con un regalo de un valor incalculable. En una fiesta anual recibe un hilo dorado que le lleva a un extraño mundo compuesto por cuatro reinos. Con la ayuda de un soldado deberá desafiar a uno de los reinos y a la tirana que lo regenta si quiere encontrar la ansiada llave. Dirigida a cuatro manos por Lasse Hallström (Un viaje de diez metros) y Joe Johnston (Capitán América: El primer vengador), la cinta cuenta en su reparto con Mackenzie Foy (Los mejores deseos), Keira Knightley (Everest), Morgan Freeman (Ben-Hur), Helen Mirren (Belleza oculta), Matthew Macfadyen (La familia von Trapp), Jayden Fowora-Knight, Richard E. Grant (El otro guardaespaldas) y Jack Whitehall (Feliz día de la madre).

Este miércoles también es el regreso de Spike Lee (Oldboy), que dirige Infiltrado en el KKKlan, drama con toques de humor que narra la historia real del primer detective afroamericano de la policía de Colorado Springs a mediados de los años 70. En el departamento nadie le tiene en demasiada consideración, por lo que decide infiltrarse en el Ku Klux Klan y poner al descubierto sus actividades, para lo que contará con la ayuda de su compañero blanco. John David Washington (serie Ballers) y Adam Driver (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi) dan vida a la pareja protagonista, estando acompañados en el reparto por Topher Grace (Máquina de guerra), Corey Hawkins (Kong: La Isla Calavera), Laura Harrier (Spider-Man: Homecoming) y Alec Baldwin (Misión Imposible: Fallout).

Estados Unidos, Reino Unido y China ponen el capital de Hunter Killer. Caza en las profundidades, adaptación de la novela escrita a cuatro manos por George Wallace y Don Keith que arranca cuando el capitán de un submarino se pone al frente de un grupo de Navy Seals con el objetivo de rescatar al presidente de Rusia, prisionero tras un golpe militar, y evitar así lo que podría ser el comienzo de la Tercera Guerra Mundial. Donovan Marsh (Spud) dirige esta cinta de acción y suspense protagonizada por Gerard Butler (Geostorm), Gary Oldman (El instante más oscuro), Michael Nyqvist (The girl in the book), Common (Blue night), Linda Cardellini (Dos padres por desigual) y Toby Stephens (serie Black sails).

En lo que a estrenos españoles se refiere, El árbol de la sangre es el título de lo nuevo escrito y dirigido por Julio Medem (Ma ma), un drama cuyo punto de partida es el viaje de una joven pareja al caserío que posee la familia de él. Allí descubrirán sus raíces familiares y las historias de amor, celos y sexo que han nutrido a cada generación, pero también saldrán a la luz secretos del pasado de cada uno que pondrán en peligro su propia historia de amor. Úrsula Corberó (La corona partida), Álvaro Cervantes (1898. Los últimos de Filipinas), Najwa Nimri (Verbo), Patricia López Arnaiz (El guardián invisible), Ángela Molina (El otro hermano), Daniel Grao (Acantilado), Josep Maria Pou (Abracadabra) y Luisa Gavasa (La novia) son los principales actores.

También española es la cinta romántica de ciencia ficción Sin fin, cuya trama gira en torno al viaje en el tiempo que hace un joven, concretamente hasta su último día con el que fue el amor de su vida. Él intentará por todos los medios hacer que ella recuerde cómo se conocieron y que vuelva a ser la joven alegre y risueña de la que un día se enamoró. Dirigida a cuatro manos por César Esteban Alenda y José Esteban Alenda, ambos debutantes en el largometraje, la película está protagonizada por Javier Rey (Kiki, el amor se hace), María León (Cuerpo de élite), Juan Carlos Sánchez (Un Dios prohibido), Mari Paz Sayago (Es por tu bien), Paco Ochoa (23-F: La película) y Roberto Campillo.

Con capital argentino y español llega a las pantallas El ángel, drama biográfico acerca del asesino en serie más famoso de Argentina, un hombre que con 20 años mató a 11 personas en dos años. Todavía sigue en la cárcel, y es el preso que más tiempo lleva encerrado del país sudamericano. Luis Ortega (Lulu) pone en imágenes esta historia en cuyo reparto encontramos, entre otros, a Chino Darín (La reina de España), Lorenzo Ferro, Daniel Fanego (Eva no duerme), Luis Gnecco (Una mujer fantástica), Peter Lanzani (Los últimos) y Cecilia Roth (Migas de pan).

El último de los estrenos de la semana es Una receta familiar, drama dirigido por Eric Khoo (In the room) que arranca cuando un joven chef debe abandonar su ciudad natal en Japón para iniciar un viaje culinario hacia Singapur con el objetivo de encontrar la verdad sobre su pasado y su familia. El film, con capital procedente de Francia, Japón y Singapur, está protagonizado por Tsuyoshi Ihara (Los últimos caballeros), Seiko Matsuda (Shanghai baby), Takumi Saitoh (Danchi) y Jeanette Aw (Find my dad).

Anuncios

‘Tres anuncios en las afueras’ avisan de ‘El instante más oscuro’


Poco a poco van llegando a la cartelera los títulos llamados a protagonizar las galas de premios y los festivales de las próximas semanas. Con la resaca de los Globos de Oro todavía presente, este viernes 12 de enero aterrizan en los cines de toda España algunos de los films más interesantes para aquellos que busquen algo más que acción, espectacularidad y adrenalina. Claro que estos ingredientes también están presentes en las novedades de hoy.

El primer título de la semana es Tres anuncios en las afueras, thriller dramático con capital estadounidense y británico que escribe y dirige Martin McDonagh (Siete psicópatas) y que arranca cuando una mujer descubre que el asesino de su hija todavía anda suelto. Es entonces cuando se enfrentará a las autoridades locales para iniciar personalmente la búsqueda y tomarse la justicia por su mano. El reparto de este film, uno de los ganadores en los citados Globos de Oro, está encabezado por Frances McDormand (Moonrise kingdom), Woody Harrelson (La guerra del Planeta de los Simios), Sam Rockwell (Blue Iguana), Peter Dinklage (serie Juego de tronos), John Hawkes (Everest), Abbie Cornish (RoboCop), Caleb Landry Jones (Déjame salir), Kerry Condon (Un lugar donde quedarse) y Zeljko Ivanek (Argo).

Puramente británica es El instante más oscuro, cinta biográfica que narra la llegada de Winston Churchill al puesto de Primer Ministro británico en 1940, durante la II Guerra Mundial, siendo su primera decisión luchar contra Hitler o aceptar un acuerdo de paz. Dirigido por Joe Wright (Pan: Viaje a Nunca Jamás), este drama histórico está protagonizado por Gary Oldman (Un espacio entre nosotros), Ben Mendelsohn (Rogue One: Una historia de Star Wars), Kristin Scott Thomas (Suite francesa), Lily James (Baby Driver), Stephen Dillane (La medida de la venganza) y David Strathairn (La deuda).

Estados Unidos y Reino Unido, junto a China, colaboran en El extranjero, nueva película de Martin Campbell (Casino Royale) que adapta una novela de Stephen Leather cuya trama se centra en un humilde propietario de un restaurante en Londres que ve cómo su hija adolescente, su mayor amor en el mundo, es asesinada en un atentado terrorista. Comienza así un viaje de venganza en el que pedirá la ayuda del viceministro irlandés, quien a su vez carga con un pasado problemático. Jackie Chan (Hora punta), Pierce Brosnan (serie The son), Katie Leung (Harry Potter y las Reliquias de la Muerte – Parte 2), Charlie Murphy (serie Happy Valley) y Michael McElhatton (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur) encabezan el reparto.

Antes de entrar de lleno en el cine europeo, una producción puramente estadounidense. Most Beautiful Island es el título del debut como directora y guionista de la actriz Ana Asensio (The Afterlight), quien también protagoniza este thriller dramático acerca de una inmigrante sin papeles en Estados Unidos cuya precaria situación le lleva a aceptar un trabajo de una noche, aparentemente sencillo y bien pagado. Pero a medida que pase la noche descubrirá que la oferta esconde el lado más cruel del sueño americano. El reparto se completa con Natasha Romanova (Julia), David Little (Occupant), Nicholas Tucci (Faults), Larry Fessenden (El día de la novia) y Caprice Benedetti (Split).

Sin duda una de las propuestas más originales de los últimos meses es Loving Vincent, primera película realizada con pinturas animadas en la que cada fotograma es un cuadro pintado al óleo al que se ha dotado de movimiento. Todo ello para componer una cinta de animación que recorre la vida y obra de Vincent Van Gogh, y que ha requerido de cinco años de trabajo. Dirigida por Dorota Kobiela (The flying machine) y Hugh Welchman, la película cuenta con las voces de Douglas Booth (Noé), Saoirse Ronan (Brooklyn), Aidan Turner (La carta secreta), Eleanor Tomlinson (Jack el cazagigantes) y Chris O’Dowd (Cuban Fury).

Puramente española es la comedia Thi Mai, rumbo a Vietnam, cinta dirigida por Patricia Ferreira (El alquimista impaciente) que arranca cuando una mujer recibe la noticia de que su hija ha muerto en un accidente. Pasados unos días acude a su casa para arreglar los papeles de su hija y descubre una carta en la que le conceden la adopción de una niña vietnamita, por lo que decide emprender el viaje de su vida a Vietnam, acompañada de dos amigas, para recoger a la pequeña. El reparto está encabezado por Carmen Machi (El bar), Adriana Ozores (Cerca de tu casa), Aitana Sánchez-Gijón (El club de los incomprendidos), Dani Rovira (100 metros) y Pedro Casablanc (Despido procedente).

Del mismo país procede Call TV, comedia que combina el terror y el thriller en una trama que gira en torno a una joven actriz que se pone al frente de un programa nocturno de llamadas en una televisión local. Lo que iba a ser una noche tranquila se convierte en una pesadilla cuando un psicópata al otro lado del teléfono amenaza con matarla si no sigue sus instrucciones. La única salvación de la joven parecen ser una mujer aficionada a la investigación policial y su vecino, que acaba de matar sin querer a una muchacha con el cuchillo con el que cortaba un trozo de melón. Norberto Ramos del Val (Amor tóxico) dirige esta historia protagonizada por María Hervás (Cómo sobrevivir a una despedida), Ismael Martínez (De chica en chica), Álvaro Lafora (Smoking Club 129 normas), Ana del Arco (Fuera de foco), Aroa Gimeno (Amanecer de un sueño) y Javier Albalá (Mujeres en el parque).

Por último, también pertenece a la animación The Jungle Bunch: la panda de la selva, aventura para toda la familia con capital francés que se centra en un pingüino que, en lugar de vivir con los suyos, fue criado por una tigresa. En lugar de ser un ave marina, el animal se ha convertido en un maestro del kung-fu, y siguiendo la estela de su madre adoptiva ha decidido defender la selva y mantener el orden junto a sus amigos. Su mayor reto llegará cuando un diabólico koala y su banda de babuinos pretendan destruir su hogar. Dirigida por David Alaux, director a su vez de las incursiones televisivas de estos personajes, la cinta cuenta con las voces de Paul Borne (Coup de sang), Philippe Bozo, Pascal Casanova (Rodin) y Emmanuel Curtil (On the horizon), entre otros.

‘El otro guardaespaldas’: A 200 palabrotas por hora


El género de las buddy movies hace tiempo que parece haber agotado la fórmula. O al menos, no ser capaz de reinventar la dinámica que sustenta su trama. Y bajo este prisma, la nueva película de Patrick Hughes (Red Hill) es un quiero y no puedo, un intento de ofrecer algo diferente con la misma estructura y la misma narrativa. Y en ese extraño equilibrio es donde logra sus mayores virtudes y presenta sus mayores defectos.

Y es que El otro guardaespaldas es un film irregular, con una duración excesiva que, sin embargo, no engaña al espectador. Es lo que es, un entretenimiento sin mayor objetivo que introducir la mayor cantidad de tacos e insultos posibles por minuto mientras las balas y los coches vuelan por los aires. Acción a raudales, diálogos correctos con palabras políticamente incorrectas y un desarrollo dramático algo esquemático que tienen en la pareja protagonista a sus máximos valedores. Ver a Ryan Reynolds (Criminal) y Samuel L. Jackson (Cell) juntos en pantalla es posiblemente el mayor acierto del film, amén de un buen ramillete de secundarios que siempre son de agradecer.

Por supuesto, la ironía, la espectacularidad y la adrenalina están aseguradas, pero más allá de eso la historia se vuelve endeble. Quizás haya que agradecer el hecho de que, al menos, exista una historia, pero lo cierto es que resulta casi irrelevante. Si a esto sumamos varias secuencias innecesarias que alargan el conjunto hasta casi dos horas de metraje, el resultado son demasiados agujeros en el ritmo narrativo como para pasarlos por alto, incluso a pesar de los protagonistas y de unas cuantas secuencias muy bien rodadas y plagadas de un humor un tanto negro.

Todo esto se puede resumir en que El otro guardaespaldas es lo que podría esperarse de una película de estas características… y puede que un poquito más. Si lo que se busca es acción con poca justificación para distraerse durante un par de horas, esta es la película. Incluso con sus problemas de ritmo, que los tiene, y un guión previsible y plagado de arquetipos, Patrick Hughes logra ofrecer un producto lo suficientemente bueno como para no desesperar. Puede que sea su mano en la realización o puede que sea la pareja estrella, pero el caso es que no es un mal representante de este tipo de cine.

Nota: 6/10

La animación y el terror españoles lideran los estrenos de la semana


Agosto termina, en lo que a estrenos se refiere, de un modo muy diferente a como había empezado. En primer lugar, porque este viernes día 25 se dan cita un buen puñado de títulos nuevos enfocados a todo tipo de público, desde el infantil hasta los amantes del terror. Pero es que además, y es algo que no ocurría desde hacía meses, las dos principales novedades tienen sello español y son muy diferentes entre ellas.

Sin duda la película de la semana es Tadeo Jones 2: El secreto del rey Midas, continuación del éxito de animación español realizado en 2012 que arranca cuando el protagonista viaja a Las Vegas para asistir a la presentación de un descubrimiento realizado por su compañera de aventuras que demostraría la existencia del Collar de Midas. Todo se tuerce cuando la arqueóloga es secuestrada por un malvado ricachón que quiere hacerse con el collar y las riquezas que promete. Tadeo, acompañado de su loro y su perro, deberá iniciar una nueva aventura para rescatarla, enfrentándose por el camino con nuevos enemigos y conociendo nuevos aliados. Enrique Gato, creador del personaje, vuelve a ponerse tras las cámaras, acompañado en esta ocasión por David Alonso, que debuta en la dirección. Entre las voces en su versión original destacan Trevor White (serie X company), Adriana Ugarte (Julieta), Michelle Jenner (Tenemos que hablar) y José Corbacho (Incidencias).

El terror es lo que predomina en la española Verónica, nuevo film de Paco Plaza ([REC]) inspirado en archivos policiales nunca resueltos cuya trama se inicia con una Ouija realizada por un grupo de adolescentes. A partir de ese momento, una de las chicas será asediada por presencias sobrenaturales que amenaza con hacer daño a toda su familia. Sandra Escacena, Bruna González (La promesa), Claudia Placer, Iván Chavero, Ana Torrent (Encontrarás dragones), Sonia Almarcha (La puerta abierta) y Leticia Dolera (La novia) encabezan el reparto.

El estreno hollywoodiense de la semana es El otro guardaespaldas, comedia de acción que se centra en la extraña relación que se establece entre un guardaespaldas y un asesino a sueldo cuando el primero es contratado para proteger al segundo, que está a punto de testificar en un juicio. Patrick Hughes (Los mercenarios 3) es el encargado de poner en imágenes esta historia que tiene como principales protagonistas a Ryan Reynolds (Life) y Samuel L. Jackson (Kong: La isla Calavera), a los que acompañan Salma Hayek (El marido de mi hermana), Gary Oldman (Criminal), Elodie Yung (serie Daredevil), Joaquim de Almeida (Diablo) y Richard E. Grant (Logan).

Entre los estrenos europeos destaca la británica Una cita en el parque, romance con toques de comedia y drama que se centra en una viuda cuya vida se ha desmoronado desde el fallecimiento de su marido, aunque ella vive sin aceptarlo. Todo podría cambiar cuando, a través de la ventana y al otro lado del parque junto al que vive, ve a un hombre cuya vida podría estar igual de destartalada que la suya. Dirigida por Joel Hopkins (Nunca es tarde para enamorarse), la cinta está protagonizada por Diane Keaton (Ático sin ascensor), Brendan Gleeson (Assassin’s Creed), Lesley Manville (Maléfica), James Norton (Bonobo), Simon Callow (Golden Years) y Jason Watkins (serie Taboo).

Francia, Alemania y Bélgica producen En lugar del Sr. Stein, la nueva película escrita y dirigida por Stéphane Robelin (¿Y si vivimos todos juntos?) que, en clave de comedia romántica, gira en torno a un viudo jubilado que, gracias a la ayuda de un joven contratado por su hija para que le ayude, descubre las maravillas de Internet y comienza a entrar en una página de contactos. Cuando una joven, seducida por su romanticismo, le pide una cita, el hombre decide aceptar, pero solo hay un problema: la foto que ha puesto es la del chico que le ayuda, al que intentará convencer para que se haga pasar por él. El reparto está encabezado por Pierre Richard (Mes héros), Yaniss Lespert (El nombre), Fanny Valette (La traversée), Stéphanie Crayencour (El médico africano), Stéphane Bissot (Los caballeros blancos) y Macha Méril (Un regalo para ella).

Alemania y Francia también están detrás, en este caso junto a Rumanía, de Ana, mon amour, drama que se inspira en la novela de Cezar Paul-Bedescu, autor que participa en el guión de esta historia que se centra en una pareja que se enamoró en la Universidad. Sus vidas han corrido juntas durante años, pero cuando ella logra triunfar él parece aislarse cada vez más al percatarse de que toda su vida ha girado en torno a una mujer que no puede comprender. Dirigida por Cãlin Peter Netzer (Madre e hijo), la película está protagonizada por Diana Cavallioti (Elegidos para ser héroes), Mircea Postelnicu (Portretul luptatorului la tinerete), Carmen Tanase (Selfie), Vasile Muraru (Padurea de fagi) y Adrian Titieni (Puzzle).

Cerramos este repaso a los estrenos con El movimiento, drama con capital argentino y surcoreano escrito y dirigido por Benjamín Naishtat (Historia del miedo) y cuya trama, ambientada en la primera mitad del siglo XIX en la Pampa argentina, se centra en la anarquía total que vivió la región en esa época, cuando grupos de hombres armados que decían pertenecer al movimiento recorrían la zona exigiendo tributos y sumisión. Una de estas bandas está comandada por un hombre educado y carismático que parece esconder oscuras intenciones. Pablo Cedrón (Boca de Pozo), Céline Latil, Francisco Lumerman (serie El marginal), Marcelo Pompei y Alberto Suarez (El estudiante) encabezan el reparto.

‘No respires’ mientras ‘Ben-Hur’ vuelve a correr en la arena


Estrenos 2septiembre2016Comenzamos septiembre, y lo hacemos con nuevas versiones de clásicos inmortales. Algo que, habitualmente, no da muy buenos resultados. Muchos son los estrenos que llegan a la cartelera española este viernes, 2 de septiembre, y lo cierto es que la mayoría de ellos no parecen tener el interés suficiente como para atraer a un amplio número de espectadores. La mayoría, es cierto, pero siempre hay algún título que esconde secretos a descubrir.

Desde luego, no parece que sea el caso de Ben-Hur (2016), nueva versión de la inmortal historia escrita por Lew Wallace y cuya adaptación más famosa la interpretó Charlton Heston (Los 10 mandamientos) en 1959. Ahora, y bajo la dirección de Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), esta épica trama vuelve a narrar cómo un príncipe judío es traicionado por su hermano adoptivo, un tribuno romano. Convertido en esclavo y separado de su madre y su hermana, deberá vivir varios años en las galeras de un barco hasta que logre liberarse, con el único objetivo de lograr la venganza y restaurar su nombre. Acción, aventura y unos renovados efectos visuales son las claves de esta cinta protagonizada por Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Toby Kebbell (Warcraft), Nazanin Boniadi (serie Homeland), Haluk Bilginer (Sueño de invierno), Pilou Asbæk (serie 1864), Rodrigo Santoro (Focus), Moises Arias (El juego de Ender) y Morgan Freeman (Objetivo: Londres).

El terror psicológico llega de la mano de No respires, cinta dirigida por Fede Alvarez (Posesión infernal) que, aunque a priori puede parecer terror en estado puro, su premisa es ligeramente diferente. Un grupo de jóvenes ladrones se dispone a dar un golpe sencillo y que podría hacerles muy ricos: desvalijar la casa de un hombre ciego en la que, en principio, se esconde un gran botín. Pero una vez dentro, y con la casa a oscuras, los papeles de presa y cazador pronto dan un vuelco. El reparto, aunque extenso, tiene como principales actores a Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Bang bang baby), Dylan Minnette (Prisioneros) y Daniel Zovatto (It follows).

En lo que a la comedia familiar se refiere, Siete vidas es el título de lo nuevo de Barry Sonnenfeld (Men in Black 3), cuya trama se centra en un hombre rico que vive su vida al límite y que disfruta con su trabajo, algo que no termina de gustar a su familia. Para el cumpleaños de su hija decide comprar un gato a un peculiar vendedor, pero de camino a casa sufre un terrible accidente y queda en coma. Su alma, sin embargo, se traspasa al animal. Kevin Spacey (serie House of cards), Jennifer Garner (Los milagros del cielo), Christopher Walken (Eddie el Águila), Robbie Amell (serie The Flash), Cheryl Hines (El benefactor), Malina Weissman (Thirsty) y Teddy Sears (serie Masters of sex) encabezan el reparto.

Este septiembre supone también el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson (Los mercenarios 3) con Blood father, en un papel que conoce a la perfección. La historia arranca cuando una joven es traicionada por su novio traficante después de un robo a un cártel. Perseguida y asustada, su única vía de escape será su desastroso padre, un borracho y violento ex convicto que quiere ejercer de buen progenitor, incluso aunque eso ponga en riesgo su propia vida. Dirigida por Jean-François Richet (Una semana en Córcega), esta mezcla de acción y thriller tiene un reparto que se completa con William H. Macy (La habitación), Diego Luna (Elysium), Thomas Mann (Memoria) y Erin Moriarty (Los amos del barrio).

Muy diferente es el thriller Criminal, coproducción inglesa y norteamericana que recupera un viejo tema policíaco utilizado en varios films de corte fantástico. Con el objetivo de detener una conspiración diabólica, las fuerzas de seguridad deciden implantar los recuerdos, secretos y habilidades de un agente de la CIA muerto en una misión, en un impredecible y violento convicto, de modo que el agente pueda terminar el trabajo en el cuerpo de un hombre cuya vida no parece importarle a nadie. Dirigida por Ariel Vromen (The Iceman), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Kevin Costner (3 días para matar), Ryan Reynolds (Deadpool), Gary Oldman (El niño 44), Tommy Lee Jones (Malavita), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Alice Eve (Misconduct), Jordi Mollà (Mi familia italiana) y Michael Pitt (serie Hannibal).

Entre los estrenos puramente europeos destaca la francesa Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa), nueva entrega de la famosa saga de comedias que sitúa a los dos protagonistas de la Edad Media atascados en los corredores del tiempo y aterrizando en la Revolución Francesa, cuando los descendientes del escudero Delcojón saquean el castillo de los descendientes del conde Godofredo. Dirigida por Jean-Marie Poiré (Mi mujer se llama Mauricio), la cinta vuelve a contar con Jean Reno (Escuadrón de élite) y Christian Clavier (No molestar) como principales actores, a los que se suman Karin Viard (Grandes familias), Franck Dubosc (Bis), Sylvie Testud (French women) y Marie-Anne Chazel (Fanny).

Desde Italia llega La espera, drama basado en la obra de Luigi Pirandello que dirige Piero Messina en el que supone su debut en el largometraje. El argumento gira en torno a una mujer que pasa sus días en una solitaria villa de Sicilia. Hasta allí se desplaza su hijo y la novia de éste para pasar la Pascua. Cuando el joven sale y las dos mujeres se quedan a solas, desconocidas la una de la otra, comienza una conversación que llevará a los personajes a descubrir sus secretos. Juliette Binoche (Godzilla), Giorgio Colangeli (Cloro), Domenico Diele (Mia madre) y Lou de Laâge (Respire) son los principales actores.

España y México colaboran en El elegido, drama histórico con dosis de thriller que narra el asesinato de León Trotsky en México a manos de un comunista español. Dirigida por Antonio Chavarrías (Dictado), la película cuenta con un reparto internacional encabezado por Hannah Murray (serie Juego de tronos), Alfonso Herrera (La dictadura perfecta), Henry Goodman (Altamira), Julian Sands (Me), Emilio Echevarría (Memoria de mis putas tristes) y Frances Barber (Mr. Holmes).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, y entre ellos destaca lo nuevo de Imanol Uribe (El viaje de Carol) como director, Lejos del mar, drama de 2015 que gira en torno a un hombre que, al salir de la cárcel, recorre media España para ir a ver a su compañero de celda, que arrastra una enfermedad terminal. Sin embargo, termina tropezándose con la doctora que le atiende, una mujer con la que tuvo un encuentro terrible hace años y que marcó para siempre la vida de ambos. El reparto está encabezado por Elena Anaya (La piel que habito), Eduard Fernández (Felices 140), José Luis García Pérez (Impávido) e Ignacio Mateos (La mula).

También es interesante Cerca de tu casa, drama musical dirigido por Eduard Cortés (The Pelayos) con el problema de los desahucios como telón de fondo. La trama se centra en una mujer que debe volver a casa de sus padres junto a su marido y su hija al ser echada del piso en el que vivían. Pero junto a ella, la cinta muestra el drama al que se enfrenta el empleado del banco, vecino de la familia, que debe ejecutar una orden que detesta. Y también los remordimientos del policía que debe echarles, y que vive atormentado. La película está protagonizada por Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar (La fossa), Adriana Ozores (Nacidas para sufrir), Manuel Morón (Cuento de verano) y Oriol Vila (La punta del iceberg).

Diferente es el género de La puerta abierta, comedia dramática centrada en una mujer que vive con su madre y que, al igual que ella, en su día fue prostituta. Los problemas con sus vecinos no hacen más que aumentar, pero la llegada de un inesperado miembro a esta extraña familia le dará una oportunidad de encontrar la felicidad. Ópera prima de Marina Seresesky, la cinta cuenta en su reparto con Carmen Machi (Rumbos), Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi), Asier Etxeandia (La novia), Paco Tous (Somos gente honrada), Sonia Almarcha (Orson West) y Mar Saura (serie El ministerio del tiempo).

‘El niño 44’: sin crimen en el paraíso


Gary Oldman y Tom Hardy en un instante de 'El niño 44', de Daniel Espinosa.En una época cinematográfica en la que el apartado técnico ha alcanzado casi la perfección distinguir una buena película de otra mala es una ardua tarea. Hay excepciones, claro está, pero por regla general el lenguaje narrativo o los efectos visuales son similares de un film a otro. Ante esto, solo queda analizar la esencia, aquello por lo que siempre comienza una película: el guión. Puede ser repetitivo, pero con casos como la nueva película de Daniel Espinosa (Dinero fácil) es más que evidente que sin un buen guión nunca, jamás, podrá haber una buena película. Y un pequeño matiz: un mal guión no implica necesariamente malos personajes o situaciones inverosímiles.

No, un mal guión queda definido por su desarrollo dramático, por el tratamiento que hace de las líneas principal y secundarias de la trama. Y en esto falla estrepitosamente El niño 44, una suerte de thriller que deambula sin objetivo claro durante buena parte de su metraje en un intento por ofrecer al espectador algo más que la mera investigación de una serie de asesinatos en un entorno, el de la URSS, en el que no podían existir este tipo de crímenes por ser una enfermedad capitalista. Mal planteada desde el principio (para explicar la situación de los personajes no es necesario desarrollar secuencias completas), la película no posee un objetivo claro. Las revelaciones y los puntos de giro parecen ubicados en puntos de la trama equivocados, lo que genera una serie de desajustes alarmantes. Por poner un ejemplo, desde que se produce el primer asesinato hasta que el protagonista decide ponerse a investigar se suceden una serie de tramas secundarias que poco o nada aportan al thriller, salvo para convertirlo en un relato de envidias y corruptelas en el seno de la Unión Soviética. Y eso son unos 30 minutos.

Lo cierto es que lo mejor, y lo que salva un poco los muebles, es su reparto, que hace lo que puede con unos personajes poco definidos, básicos en sus motivaciones y que muchas veces actúan por instinto más que por unos objetivos claros. Cabe señalar en este sentido que los personajes secundarios son unos de los más damnificados por el mal diseño del guión, que les condena a tener presencia minoritaria a pesar de estar llamados a jugar un papel más relevante. Es lo que ocurre cuando la historia no fluye de forma natural, cuando se trata de obligar a los personajes y al propio desarrollo dramático a ir por un cauce en lugar de dejar que todo discurra por otro.

La verdad es que El niño 44 es un quiero y no puedo. Su intención de abarcar un sinfín de matices que definan el contexto social en el que transcurre la historia genera, en realidad, tantos desarrollos como historias tiene la película. Quizá la más absurda sea la persecución a homosexuales, sin relación alguna con los asesinatos y de una gratuidad asombrosa. Todos los problemas surgen, no cabe duda, de su mal elaborado guión, en el que las secuencias no solo no fluyen de forma orgánica, sino que están mal estructuradas. La cinta logra salvar en cierto modo su situación gracias a los actores y a una realización que, todo sea dicho, tiene un lenguaje interesante en algunos momentos que contrastan con otros caóticos y de caligrafía ininteligible. Las intenciones son buenas, pero aunque se trate de ocultar el crimen en el paraíso, las pruebas son tan evidentes que no queda más remedio que reconocer el delito.

Nota: 5/10

Hardy y Rovira lideran unos estrenos a la sombra de ‘Jurassic World’


Estrenos 19junio2015La verdad es que hablar de los estrenos que llegan a la cartelera española una semana después de Jurassic World, cinta que ha batido todos los récords de recaudación en solo tres días, es una tarea complicada. Claro que más complicado lo tienen las novedades que hoy, 19 de junio, aterrizan en los cines de toda España. Unas películas que, todo sea dicho, han tenido la previsión de no intentar competir con los dinosaurios por hacerse un hueco en las salas. No solo los géneros son muy diferentes. El público al que van dirigidas también es muy distinto, lo que sin duda será beneficioso para su futuro en la cartelera. Pero comencemos con el repaso.

De todos los films que llegan el más destacado es El niño 44, thriller policíaco y político que adapta la novela de Tom Rob Smith ambientada en la URSS. Tomando como premisa la idea de que en el imperio socialista no existían asesinatos al ser una enfermedad capitalista, la trama construye una intriga en torno a un agente secreto de la policía soviética que, tras enfrentarse a sus superiores, es destinado a un puesto avanzado de una sombría provincia. Allí comenzará a investigar la muerte del hijo de un viejo amigo, destapando toda una trama política para encubrir a un asesino en serie de niños. Dirigida por Daniel Espinosa (El invitado), la cinta tiene un interesante reparto encabezado por Tom Hardy (Mad Max: Furia en la carretera), Noomi Rapace (La entrega), Gary Oldman (El amanecer del Planeta de los Simios), Paddy Considine (Pride), Joel Kinnaman (Una noche para sobrevivir), Jason Clarke (Asalto al poder), Vincent Cassel (La bella y la bestia) y Fares Fares (serie Tyrant).

También se estrena la esperada comedia española Ahora o nunca, cinta que tratará de repetir el éxito de Ocho apellidos vascos y con la que comparte actores. Dirigida por Maria Ripoll (Lluvia en los zapatos), la historia arranca cuando una pareja decide casarse tras años de noviazgo en el pequeño pueblo de la campiña inglesa en el que se conocieron. Pero la situación empezará a torcerse cuando una huelga de controladores aéreos cancele el vuelo en el iban a viajar el novio y varios invitados, iniciándose así una sucesión de situaciones que pasarán por todos los géneros, desde la road movie hasta el western, pasando por la acción y el drama. Todo para intentar llegar a una boda que se retrasa día tras día. Dani Rovira (Ocho apellidos vascos), María Valverde (Exodus: Dioses y hombres), Clara Lago (Tengo ganas de ti), Gracia Olayo (Musarañas), Joaquín Núñez (Grupo 7), Jordi Sánchez (En fuera de juego), la cantante Melody y Yolanda Ramos (Carmina y amén) son los actores principales.

Y sin duda uno de los títulos más interesantes, o al menos uno de los que han generado más expectación, es White god, drama producido en 2014 entre Hungría, Alemania y Suecia cuya historia gira en torno a una joven y la relación con su perro. Una relación que termina cuando los padres de la chica deciden abandonar al animal, que será capturado por una perrera. Sin embargo, el can logra escapar ayudado por otros perros y juntos inician un recorrido de venganza contra los seres humanos que dará lugar a una guerra sin cuartel en la que solo la joven parece tener la llave para poner fin a la violencia. Dirigida por Kornél Mundruczó (Delta), la cinta está protagonizada por Zsófia Psotta, Sándor Zsótér (Lányok), Szabolcs Thuróczy (Adás), Lili Monori (A magzat) y Károly Ascher.

El cine animado tiene a su representante en Campanilla y la leyenda de la bestia, nueva entrega de las aventuras del hada que saltó a la fama con Peter Pan (1953) que comienza cuando la protagonista y sus amigas encuentran a un extraño animal con el que pronto entablan amistad. Sin embargo, un grupo de hadas rival que considera al animal como un peligro para su supervivencia y sus hogares decide capturarle, por lo que la pequeña heroína deberá acudir en su ayuda. Aventura, diversión y humor llegan de la mano de Steve Loter (serie Kim Possible) y con las voces de Ginnifer Goodwin (serie Érase una vez), Mae Whitman (El viento se levanta), Rosario Dawson (Cautivos), Lucy Liu (serie Elementary), Megan Hilty (serie Smash), Danai Gurira (serie The Walking Dead), Chloe Bennet (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.) y Anjelica Huston (El gran año), entre otros.

Pasamos ahora a los documentales. La cinta española Chavín de Huantar “El teatro del más allá” es un recorrido por la conocida como Roma de los Andes, un centro ceremonial que condensó hacia el 1200 a.C. todos los conocimientos teológicos, arquitectónicos y artísticos de la época. La cinta está dirigida por José Manuel Novoa (Alas para la Historia) y cuenta con la participación de National Geographic como uno de sus productores.

También española, aunque con participación estadounidense, es ¡Buen camino!, producción del 2013 que aborda el Camino de Santiago desde la perspectiva de seis peregrinos con edades, nacionalidades y creencias muy diversas. A lo largo de 800 kilómetros su directora Lydia B. Smith, que debuta tras las cámaras, introduce al espectador en un entorno definido por el esfuerzo, el sacrificio, la solidaridad y el humor.

Y por último, México y Argentina producen La huella del Dr. Ernesto Guevara, cinta del 2013 que, como su título indica, sigue el recorrido que realizó el Che Guevara durante su juventud por América. A través de diarios y correspondencia que mantuvo con sus seres queridos la película reconstruye sus vivencias, visita los lugares por los que pasó y recupera el testimonio de aquellos que lo conocieron en un intento de desentrañar las influencias que convirtieron a este joven en uno de los personajes más importantes del siglo XX. La película está escrita y dirigida por Jorge Denti (Juan Gelman y otras cuestiones).

‘Drácula de Bram Stoker’, tradición visual para un clásico moderno


Gary Oldman es el 'Drácula de Bram Stoker' en la película de Francis Ford Coppola.El reciente estreno de Drácula: La leyenda jamás contada es una pieza más en este fenómeno revisionista del vampiro. Sin embargo, en el caso de este film la revisión es del personaje escrito por Bram Stoker, punto de partida de todo un fenómeno posterior que ya dura más de un siglo. Y más concretamente, del hombre antes del monstruo, algo que pocas películas sobre el conde han abordado. Una de esas pocas películas, posiblemente la más fiel a la novela epistolar del escritor irlandés, es la que realizó en 1993 Francis Ford Coppola (El padrino), cuyo respetuoso título ya indica en cierto modo dicha fidelidad. Y aunque han pasado poco más de 20 años, Drácula de Bram Stoker puede ser considerada como un clásico tanto en su apuesta visual como en la carga dramática del protagonista, algo que muchas veces se desestima para potenciar el lado violento y sangriento del mismo.

Porque si algo caracteriza al film es que las técnicas utilizadas para dar vida al mundo sobrenatural en el que vive el vampiro son, por decirlo de algún modo, tradicionales. En este sentido son reveladores algunos pasajes de los contenidos extras que diversas ediciones en DVD y Blu-ray contienen. Momentos del film como los ojos de Drácula observando sobreimpresionados un tren de pasajeros, las diversas secuencias de acción a caballo o las escenas de batalla iniciales son buenos ejemplos. Todo ello, independientemente de que sea más o menos acertado, imprime al film un carácter único, acorde con la historia que narra y la época en la que se enmarca, en la que el cine era considerado casi como una atracción de feria más. Pero además, genera cierta nostalgia y una capacidad física que no tienen los actuales films de vampiros. Dicho de otro modo, este recurso a las técnicas más tradicionales, que evidentemente utilizan mecanismos reales, hace que los personajes puedan interactuar con algo auténtico, algo que indefectiblemente se traslada al conjunto.

Aunque si algo distingue a Drácula de Bram Stoker del resto de versiones del personaje es la facilidad que tiene Coppola para fundir en la historia drama y sangre, romance y violencia. Algo que, por otro lado, sabe trasladar James V. Hart (Contact), guionista del film, desde la novela. En efecto, desde el primer instante el carácter trágico del protagonista queda patente, lo que le convierte más en una figura de la que sentir lástima que en una criatura salvaje y violenta a la que temer. El hecho de que todo gire alrededor del amor perdido y de un sentimiento que es más fuerte que la muerte hace que el resto de conceptos, todos ellos de vital importancia para conformar el carácter final de cada uno de los roles, se conviertan en meros aderezos. Así, Drácula no es una criatura fuerte cuyo que se mueva por un afán individualista, sino que queda retratado como un ser condenado a buscar el amor por toda la eternidad y a alimentarse de otro ser humano para subsistir.

Y es en esos primeros minutos donde, además, la película conecta directamente con la historia real de Vlad Tepes, el “empalador”, algo en lo que en principio se inspira la última de las versiones del famoso vampiro. La verdad es que el film de Coppola ha dejado en el imaginario colectivo un sinfín de referencias y referentes culturales, desde el aspecto de Drácula cuando es anciano, hasta la amiga de la protagonista convertida en vampiresa con un vestido blanco impoluto. Pero entre todas ellas una de las más señaladas es su forma de narrar las luchas del conde contra los otomanos y la ya famosa armadura roja que alude directamente a un cuerpo humano sin piel. El carácter dramático de estas primeras secuencias, con el suicidio de su amada, su rechazo a la religión y la cruz pétrea sangrando por la herida de una espada, predispone al espectador a una historia diferente, pero también ofrece un trasfondo emotivo que marca por completo el devenir del desarrollo dramático posterior.

Actores, sangre y tradición

Por supuesto, buena parte del éxito de Drácula de Bram Stoker reside en el reparto, quizá no el mejor en lo que a calidad interpretativa se refiere pero sin duda el más adecuado para los personajes. Ni qué decir tiene que en esa categoría de “calidad interpretativa” quedan excluidos tanto Gary Oldman (El topo) como Anthony Hopkins (Hitchcock), pues ambos convierten a sus personajes, Drácula y Van Helsing respectivamente, en roles atemporales, incapaces de clasificar y, hasta la fecha, posiblemente los mejores que se han visto en una pantalla (aunque sobre esto, como no podría ser de otro modo, habrá discrepancias). El primero dota a su vampiro de un trasfondo trágico perfecto y único, convirtiendo al personaje en un ser atormentado cuya búsqueda del amor choca frontalmente con su naturaleza violenta y condenada a causar daño en el ser humano. El segundo quita gravedad al supuesto archienemigo para convertirle en un rol inteligente, conocedor de su propia inteligencia y, en consecuencia, divertido e irónico.

No quiere decir esto que el resto de intérpretes no logren una labor notable, pero lo cierto es que ninguno de ellos logra alcanzar la presencia de los dos anteriores, que se debaten en duelo para dilucidar quién es capaz de captar mayor atención de la cámara. Tanto Keanu Reeves (Matrix) como Winona Ryder (El protector), cuyos personajes deberían de tener algo más de peso narrativo, se convierten en meros engranajes para hacer avanzar la acción, sin alcanzar a tener una personalidad propia capaz de sobreponerse a la naturaleza que les otorga la historia. No hablemos ya de los secundarios, auténticos testigos de todo lo que ocurre sin mayor relevancia que la de participar en la batalla final para, en cierto modo, equilibrar fuerzas con un ser sobrenatural.

Pero como decía al antes, su presencia es la más adecuada para los personajes, pues ofrecen ese aspecto tradicional y clásico que mencionaba al principio. Clasicismo que incluso podría encontrarse en las secuencias más violentas y sangrientas de la historia, que también existen. Al fin y al cabo, es un vampiro, y el componente sangriento es inseparable. Más que clasicismo, habría que hablar de homenajes. Coppola aprovecha una puesta en escena clásica para introducir referencias, algunas más veladas que otras, a grandes clásicos del género de terror. Quien haya visto El resplandor (1980) encontrará cierto parecido entre este film y la sangre entrando a chorro en la película sobre el conde Drácula. Quien haya visto Nosferatu (1922) podrá recordar la llegada en barco o el uso de las sombras por parte del director de Apocalypse Now (1979), sobre todo en el castillo del conde.

Todo ello, más que convertir a Drácula de Bram Stoker en un compendio referencial, otorga al film una entidad propia y única, capaz de sobreponerse a versiones anteriores y de ser una referencia para versiones sucesivas. Francis Ford Coppola, en su intento por homenajear la novela, convierte su película en una cinta personal que, al igual que su base literaria, combina inteligentemente el romance y el drama, salpicándolo de violencia y cierto aire malsano cuando la ocasión lo requiere. La apuesta del director por técnicas tradicionales en lugar de las, en aquel momento, incipientes herramientas digitales, otorga a la obra una naturaleza distinta que se integra en la historia como si de una pieza más del puzzle se tratara, evitando distracciones innecesarias y generando una mayor credibilidad a lo que se ve en pantalla. Un clásico moderno, por tanto, concebido de este modo en todos y cada uno de sus elementos.

‘El amanecer del Planeta de los Simios’: el peligro de volverse humano


César deberá hacer frente a la rebelión en 'El amanecer del Planeta de los Simios'.Son contadas las ocasiones en las que una secuela supera a su predecesora, pero cuando eso ocurre uno tiene la sensación de estar ante algo diferente y único. Sobre todo si la primera entrega ya es de por sí notable. Le ocurrió, por ejemplo, a la trilogía de Batman realizada por Christopher Nolan (Origen), y le ocurre a este reinicio de uno de los mayores clásicos del género. El origen del planeta de los simios (2011) fue una de esas películas que han ganado presencia con los años, dejando un mejor sabor de boca cada vez que se revisa. Su continuación, en la que solo perduran los simios, confirma que estamos ante, al menos, una notable revisión de la historia. Y recalco “al menos” porque solo el tiempo dirá si en realidad estamos ante un clásico moderno.

Como digo, El amanecer del Planeta de los Simios supera a su predecesora en todo. Es, en resumen, todo lo que se espera de una secuela. Más acción, más épica y un guión más complejo que ahonda en los matices de los personajes y en su evolución dramática, dando protagonismo a las criaturas animadas digitalmente y dejando a los actores de carne y hueso como meras comparsas, casi espectadores en primera fila de la revolución y previsible guerra que determinará el futuro de la Humanidad. Y es esto lo más atractivo del film. La capacidad de director y guionistas para adentrarse en la estructura social simiesca es fascinante desde el primer minuto, con esa primera secuencia de la cacería que, en pocas palabras, deja sin aliento. El desarrollo posterior de la historia no hace sino confirmar una idea que ya se planteó en la primera película y que ahora alcanza su máxima expresión: la inteligencia es la mayor arma que existe. Es por ella que los simios dejan de ser animales para convertirse en humanos, y es por ella que se inicia una guerra que nadie quiere, pero que resulta inevitable.

La lectura que realiza Matt Reeves (Déjame entrar), quien por cierto sabe cuando aportar su estilo narrativo, acerca del conflicto que crece dentro de la familia de los simios es brillante. La familiaridad con la que lo aborda, asemejando a los animales con los humanos (o viceversa, según se mire), resulta tan inquietante como esclarecedora en relación con las motivaciones humanas, el odio, la violencia de la intolerancia y el miedo a lo desconocido. Es cierto que los humanos se antojan secundarios en la trama, pero la idea conceptual de que son ellos los que provocan la epidemia, y por extensión su propia aniquilación, planea sobre las algo más de dos horas de metraje que, a diferencia de otras historias, pueden resultar incluso cortas. Ver a los simios cometer los mismos errores que los humanos por los mismos motivos debería hacer reflexionar al espectador sobre lo que se ve en pantalla.

Todo esto no sería posible, claro está, sin un trabajo de efectos y diseño gráfico simplemente perfecto. Los detalles de los simios alcanzan un grado tal que en ningún momento se llega a dudar de las emociones, pensamientos e intenciones que rondan la mente de todos y cada uno de los animales. Y de esto tienen buena parte de culpa los actores, comenzando por Andy Serkis (King Kong), a quien se debería empezar a reconocer su labor como intérprete, mucho más compleja y completa bajo un traje lleno de sensores que la que consiguen muchos de los actores actuales. Algunos de los momentos, como las conversaciones entre César y su hijo, son estremecedoras. Esto permite, al mismo tiempo, que la interacción entre humanos y criaturas digitales sea mucho más coherente y creíble, permitiendo el flujo emocional que conforma la relación principal entre los humanos protagonistas y el verdadero corazón de la producción: César. El hecho de que la historia comience y acabe con un plano detalle de sus ojos es la mejor prueba de que esta trama no versa sobre la lucha entre hombres y simios, sino que narra la vida de un único individuo.

La conclusión más evidente es que El amanecer del Planeta de los Simios es una buena película. Una muy buena película, más bien. Su facilidad para aunar espectáculo (el ataque a San Francisco es de lo mejor del film) y contenido emocional demuestra que las grandes producciones pueden ser grandes películas si se hacen con coherencia y con un cierto sentido dramático. Pero más allá de todo esto, la película confirma que estamos ante un nuevo fenómeno cinematográfico de la ciencia ficción que no se limita a continuar con lo narrado en el anterior film, sino que gracias a su independencia de aquel es capaz de complementarlo para narrar una historia más grande que ambas películas. El hecho de que esta nueva aportación a la saga posea un ritmo imparable que obliga a mantener la vista fija en el devenir de los personajes no hace sino confirmar la sensación de que estamos ante algo diferente, algo nuevo. Ante el amanecer de un nuevo Planeta de los Simios.

Nota: 8,5/10

La guerra por el planeta entre simios y humanos llega a la cartelera


Estrenos 18julio2014Han pasado varias semanas desde el último gran estreno en la cartelera española, y la consecuencia más directa de eso ha sido el irregular comportamiento de la taquilla, cuyo último capítulo ha sido el más dramático de todos. Hoy, 18 de julio, los cines de España reciben a uno de los títulos más esperados del verano, tanto por la expectación generada por los tráilers y las primeras impresiones como por el buen sabor de boca que dejó la anterior entrega de la saga. Y en cierto modo, llega casi en solitario, pues aunque son varios los títulos que aterrizan hoy viernes en la cartelera, todos ellos se distancian tanto del gran estreno que, en líneas generales, compiten en otras categorías, tanto económicas como de espectadores. Eso sí, la variedad de géneros que caracterizó las últimas semanas queda aquí reducida a la mínima expresión. Pero comencemos por el blockbuster de la semana.

Este no es otro que El amanecer del Planeta de los Simios, continuación de la película de 2011 El origen del planeta de los simios que, a su vez, era una precuela y reinicio de una de las sagas más famosas de la ciencia ficción. La trama se desarrolla unos años después de lo acontecido en el anterior film, y sitúa a simios y humanos conviviendo en un frágil equilibrio producido por el virus lanzado para eliminar a los simios genéticamente evolucionados. Un virus que no solo acaba con los animales, sino que también tiene efectos devastadores en la raza humana. A pesar de los intentos por ambas partes, el conflicto por determinar qué especie será la que gobierne el mundo parece inevitable. Las primeras impresiones apuntan a un tratamiento muy similar al de su predecesora, combinando acción con un buen tratamiento. Eso sí, todo bajo un prisma diferente, pues en esta ocasión es Matt Reeves (Monstruoso) el que se pone tras las cámaras. Andy Serkis, actor encargado de dar vida a Gollum en la saga de El Señor de los Anillos, repite como César, el simio que lidera a su pueblo. El resto del reparto se completa con Jason Clarke (Asalto al poder), Kodi Smit-McPhee (Déjame entrar), Gary Oldman (RoboCop), Keri Russell (serie The americans), Toby Kebbell (El consejero), Kirk Acevedo (serie Fringe) y Judy Greer (Carrie).

Para los más pequeños aterriza otra secuela. Aviones: Equipo de rescate supone el regreso de la compañía Disney al mundo de Cars (2006). Ambientada algún tiempo después de lo ocurrido en la primera entrega de 2013, la historia sigue al avión más rápido del aire en su inevitable retiro de la competición después de que su motor falle. Necesitado de ayuda, se une a un equipo encargado de luchar contra el fuego, enemigo al que deberán enfrentarse cuando un Parque Nacional se vea amenazado por un gran incendio. Roberts Gannaway aprovecha su experiencia en animación para debutar con este film en el largometraje, contando para ello con las voces en la versión original de Dane Cook (Como la vida misma), Ed Harris (Snowpiercer), Julie Bowen (serie Modern family), Hal Holbrook (Lincoln), Curtis Armstrong (Atraco por duplicado) y John Michael Higgins (Dando la nota).

La producción nacional queda representada este fin de semana por Marsella, un drama con algunos toques de comedia que dirige Belén Macías (El patio de mi cárcel) y que narra el viaje que realizan la madre biológica y la madre junto a la hija de ambas. Un viaje propiciado por la sentencia de un juez que devuelve la custodia a la primera después de que la perdiera cinco años atrás por un problema de alcoholismo. Durante el trayecto ambas mujeres iniciarán una emotiva lucha para conquistar el corazón de la pequeña. María León (La voz dormida) y Goya Toledo (Las 13 rosas) son las actrices principales, a las que acompañan Eduard Fernández (Miel de naranjas), Àlex Monner ([REC]3: Génesis), la debutante Noa Fontanals y Juan Blanco (Al final todos mueren).

En lo referente a las novedades que llegan desde Europa hay que decir que todas ellas proceden de Francia, son comedias y fueron estrenadas en el país vecino durante el 2013. Una de ellas es Eyjafjallajökull (o simplemente ‘El volcán’), película de título imposible que dirige Alexandre Coffre (Une puré affaire) cuya trama se centra en el viaje que deben dos divorciados cuyo odio mutuo está por encima de todo menos de su hija, a cuya boda intentan llegar. Y aunque en un principio ambos van en avión, la erupción del volcán que da nombre al film les obliga a compartir coche, generando un sinfín de situaciones que puede acercarles o separarles aún más. Dany Boon (Llévame a la Luna) y Valérie Bonneton (Pequeñas mentiras sin importancia) conforman la pareja protagonista de un reparto que se completa con Denis Ménochet (Malditos bastardos), Albert Delpy (Dos días en Nueva York), Bérangère McNeese (La oportunidad de mi vida) y Malik Bentalha (Mi tierra).

La chica del 14 de julio es el título de la ópera prima de Antonin Peretjatko, una historia centrada en cuatro amigos que se ven abocados a una situación cuanto menos insólita. El gobierno francés, en un intento por paliar los efectos de la crisis, decide acortar el verano. Los cuatro protagonistas, de vacaciones, deben volver a su ciudad, pero para ello tendrán que sortear toda clase de peligros provocados por tan extraña medida. Robos, asaltos, conflictos entre los veraneantes de julio y los de agosto, y unas retenciones de más de 400 kilómetros. Pero en medio del caos el objetivo de los amigos sigue siendo encontrar a una joven que conocieron el 14 de julio. Los encargados de dar vida a estos personajes son Vimala Pons (El último verano), Vincent Macaigne (La bataille de Solférino), Marie-Lorna Vaconsin (La fête des voisins), Grégoire Tachnakian (Les acteurs anonymes), Thomas Schmitt y Philippe Gouin.

La última de las comedias francesas lleva por título Voy a ser mamá, obra escrita, dirigida e interpretada por Valérie Lemercier (Le derrière) cuya historia comienza cuando una pareja francesa acomodada y con una vida envidiable decide adoptar a un niño ruso para convertir su casa en el hogar perfecto. Sin embargo, el pequeño que adoptan es un rebelde en potencia, un tirano que hará peligrar su relación y sus respectivos trabajos. El reparto se completa con Gilles Lellouche (Los infieles), el pequeño Samatin Pendev, Marina Foïs (Polisse), Nanou Garcia (Zouzou) y Brigitte Roüan (La oportunidad de mi vida).

Dejamos Europa para trasladarnos hasta Sudamérica, desde donde proceden los dos últimos estrenos de la semana. El primero lleva por título Corazón de león, comedia producida entre Argentina y Brasil en 2013 escrita y dirigida por Marcos Carnevale (Anita). Su trama gira en torno a la relación que se establece entre una exitosa abogada divorciada recientemente y un arquitecto de renombre igualmente divorciado. Ambos se conocen cuando la mujer pierde el teléfono y él lo encuentra con la intención de devolvérselo. La química que surge entre ellos les lleva a querer conocerse, pero el encuentro desvela que el hombre menos de un metro y medio. La pareja se verá obligada a superar los prejuicios sociales si realmente quieren ser felices. Guillermo Francella (El secreto de sus ojos), Julieta Díaz (Dos más dos), Jorgelina Aruzzi (serie Son amores), Nora Cárpena (Un italiano en la Argentina) y Mauricio Dayub (La segunda muerte) son sus principales protagonistas.

El segundo, un thriller dramático producido en Brasil, es la ópera prima escrita y dirigida por Fernando Coimbra. El lobo detrás de la puerta comienza cuando una niña es secuestrada y en la comisaría se dan cita los padres de la pequeña y la amante del hombre, principal sospechosa del delito. Los testimonios contradictorios de los tres personajes desvelarán un pasado de secretos que será la clave para desvelar el paradero de la desaparecida. En el reparto encontramos nombres como los de Thalita Carauta (A Mulher Invisível), Juliano Cazarré (360 – Juego de destinos), Milhem Cortaz (Tropa de élite), Leandra Leal (Estamos juntos), Fabiula Nascimento (Amor?) e Isabelle Ribas, entre otros.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: