Spider-man: ¿’Amazing’ o ‘Friendly neighbour’?


La noticia cinematográfica de la red de hoy ha sido, sin ningún tipo de dudas, la publicación del nuevo trailer de The Amazing Spider-man, nueva versión de las aventuras del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko allá en los años 60 y que se ha convertido en uno de los superhéroes más conocidos del mundo e imagen del sello Marvel. Digo nueva versión porque todos sus responsables se han encargado de aclarar por activa y por pasiva que no continúa las películas de Sam Raimi protagonizadas por Tobey Maguire y Kirsten Dunst.

De hecho, el director es Marc Webb, quien dio la campanada hace unos años con (500) días juntos, y los protagonistas son Andrew Garfield (La red social), Emma Stone (Rumores y mentiras) y Rhys Ifans (Notting Hill) como el villano de la función. Pero lo que el nuevo trailer ha dejado entrever, más allá del diseño del Lagarto, es un tono a priori opuesto al de la anterior trilogía. No sólo la historia no continúa la trama desarrollada en las anteriores, sino que se percibe un ambiente mucho más oscuro.

Para empezar, la mayoría de las escenas mostradas transcurren de noche. ¿Casualidad o premeditación? El pasado del trepamuros cobra, además, una mayor importancia que en las entregas de Raimi, incluyendo en la historia a los padres de Peter Parker y, según se desvela en los minutos que se publican hoy, relacionándolos con el Dr. Connors, alias Lagarto, del que Spiderman termina por resultar responsable.

Traje y efectos

Otra de las grandes diferencias es el traje, muy alejado del tradicional diseño de los cómics y de las anteriores películas. Con unos guantes y unas botas que parecen, pues eso, guantes y botas (y no un pijama rojo y azul), la distribución de colores, así como el logo que luce en pecho y espalda se vuelven mucho más estilizados. Lo que sí mantiene con la idea de los cómics es que debe fabricar la telaraña de forma artificial, lanzándola a través de unos pequeños dispositivos que, en la película, parecen encenderse cuando se activan.

Pero lo más esperado era el diseño del villano. Si bien habían surgido imágenes en el merchandising, lo poco que se puede ver de él en el trailer invita a abrir boca para los más puritanos. Tomando como referencia ese personaje del número 6, el Lagarto, que por cierto resulta inquietante con los rasgos de Ifans, se convierte en una especie de humanice con piel escamada y verde, garras en lugar de extremidades y, lo más peligroso, una enorme cola capaz de tirar abajo una pared. También se ha dejado entrever ese submundo tenebroso y laberíntico que conforman las alcantarillas de Manhattan, aunque como no podía ser de otro modo algunas escenas de acción se trasladarán a los cielos.

Muchas son las diferencias entre un Spiderman y otro. Si en la primera trilogía el personaje de Maguire mencionaba la mítica frase: “Soy tu amistoso vecino Spiderman”, la versión de Garfield se queda con el aspecto asombroso. Pero a pesar de todo existen similitudes que tienen que ver más con el concepto visual de Raimi. Por mucho que Webb lo intente, Spiderman es y seguirá siendo en pantalla grande un hijo del creador de Posesión Infernal. Es difícil competir con una película que creó una cámara especial, la spidercam, tan de moda ahora en los eventos deportivos.

Aunque de noche, los vuelos y balanceos del hombre araña mantienen ese toque anterior, algo que es de agradecer. La pregunta que muchos se harán es si es necesaria una nueva versión. Para los fans del personaje, claro que sí. Para los demás… bueno, sólo esperar que como película mantenga el nivel de las dos primeras, especialmente de Spiderman 2, y haga olvidar el cansancio que denotó el tercer volumen. Lo que sí será interesante es comprobar si un director como Marc Webb, con poca experiencia en este tipo de films, es capaz de igualar los combates tan logrados con el Dr. Octopus en esa segunda entrega. Por ahora, sólo podemos ver el trailer y esperar su estreno el 3 de julio en Estados Unidos y, tres días después, en España.

Anuncios
Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: