‘Atrapa la bandera’ hace despegar muy poco a la taquilla española


Ante el balance que ha presentado la taquilla española en las últimas semanas, una mejoría podría ser acogida con los brazos abiertos. Sin embargo, los 4,9 millones de euros obtenidos durante el pasado fin de semana según Rentrak España no dejan mucho margen para la alegría. Es cierto que supone una mejora del 6,5%, pero el comportamiento de los estrenos y del resto de films que integran el top 10 invita a un análisis diferente. La diferencia entre el líder y los siguientes puestos es notable, y el último lugar de este ranking supera por poco los 100.000 euros.

Así las cosas, hay que alegrarse del éxito cosechado por Atrapa la bandera, que ocupa el primer puesto con 1,46 millones de euros, casi un tercio de la recaudación total. Repartidos en 542 pantallas, el balance que deja es de casi 3.000 euros en cada una. Con este debut no debería tener problemas en superar los 7 millones, sobre todo porque no hay ningún estreno a la vista que pueda plantarle cara en el ámbito de la animación infantil. Muy lejos se queda Ricki, que obtiene 503.402 euros en 265 salas, es decir, 1.900 euros de media. Si bien no es un mal arranque, buena parte de su éxito dependerá de cómo aguante las próximas semanas. Por ahora su objetivo es alcanzar los 5 millones de euros.

 A tercera posición cae Cuatro fantásticos, que recauda 431.583 euros, un 58% menos desde la semana pasada, fecha de su estreno. La cinta acumula 2,26 millones, aunque de seguir esta tendencia lo más probable es que no logre pasar de los 5 millones, confirmando que la historia de estos superhéroes en el cine no genera demasiado atractivo entre los espectadores. En cuarto lugar encontramos otro estreno, Un día perfecto, que se queda muy cerca del título anterior. En concreto, 423.032 euros que se reparten en 256 pantallas, lo que deja una media de 1.652 euros. Dado el tipo de film que es y el público al que va dirigido, no es un mal comienzo, aunque lo más probable es que no pase de los 3 millones de euros.

En mitad de este ranking se sitúa Del revés, que en su séptima semana obtiene 404.726 euros, un 35,5% menos que hace siete días. Su total es de 19,24 millones, lo que la convierte en uno de los títulos más taquilleros del box office, y desde luego en uno de los éxitos de este año. Ahora su objetivo es intentar superar los 20 millones de euros, algo que no debería costarle demasiado conseguir. Algo mejor parada sale Vacaciones, que en su segunda semana cae tres puestos. Recauda 324.942 euros, un 32% menos. Acumula 1,26 millones, lo que le permite soñar con lograr los 2 millones si es capaz de aguantar un poco más en taquilla. Superar esa cifra le resultará complicado.

El séptimo lugar es para Misión: Imposible – Nación secreta, que tras un mes en cartel acumula 5,4 millones, de los que 271.953 euros corresponden a esta semana. La cifra es un 32,45% menos, pero todavía le permite pensar en quedarse muy cerca de los 6 millones antes de abandonar las salas. Un techo que no parece que pueda lograr Operación U.N.C.L.E., que se queda en los 211.101 euros, un 39% menos. Su total supera los 2 millones, por lo que no es probable que pueda llegar, ni siquiera, a los 3,5 millones.

La novena posición la ocupa Extinction, que esta semana recauda 149.165 euros, un 43% menos. En su tercera semana de proyección presenta un total acumulado de 1,65 millones, por lo que va a tener dificultades para poder superar los 2 millones de euros. Por último, Los minions dan los últimos coletazos en este top 10 con los 101.538 euros recaudados, lo que supone un descenso del 46,47%. Sin duda le ha afectado la presencia de las otras cintas de animación, pero los 23,79 millones que atesora dejan fuera de toda duda su éxito en taquilla. Tiene difícil poder superar los 24 millones de euros, pero hay cierto margen para conseguirlo.

Anuncios

‘El mundo del mañana’ de la taquilla española pierde la esperanza


Mayo terminó con uno de los peores registros del año en lo que a recaudación de la taquilla española se refiere. Ni siquiera el estreno de un film que, a priori, debería llenar las salas ha sido capaz de mejorar el rendimiento de la cartelera, que durante el fin de semana pasado logró 3,76 millones según El Séptimo Arte, aproximadamente un 8% menos que hace siete días. Eso sí, a diferencia de lo ocurrido en las últimas semanas, se ha logrado superar el millón de euros en el film más taquillero del box office, aunque el dato más significativo es que los últimos títulos del top 10 ni siquiera llegan a los 100.000 euros, lo que deja una diferencia entre el primero y el último de más de un millón de euros.

Pero comencemos por el film más taquillero de la semana, que en esta ocasión es Tomorrowland: El mundo del mañana, cuyo estreno en 588 salas deja 1,22 millones de euros, es decir, 2.090 euros de media. En otras circunstancias no sería un mal comienzo, pero lo cierto es que se esperaba algo más de esta fantasía familiar. Por ahora su objetivo prioritario es superar los 5 millones de euros, aunque será complicado si los inminentes estrenos le roban protagonismo. En segunda posición se coloca Dando la nota: Aún más alto, que se queda en 440.779 euros, un 50% menos que el fin de semana de su estreno. Es una caída notable que invita a pensar en un futuro poco halagüeño. Por ahora acumula 1,55 millones, pero todo indica que no podrá superar los 4 millones de euros.

La medalla de bronce de este ranking es para Nuestro último verano en Escocia, que logra 405.959 euros en 253 pantallas (1.605 euros en cada una). Lo cierto es que para ser el tipo de film que es y el público al que va dirigido no es un mal arranque, y le permite aspirar, al menos, a los 1,5 millones de euros antes de abandonar las salas. Una cantidad que ya ha superado holgadamente Mad Max: Furia en la carretera, que esta semana logra 340.331 euros, un 48,6% menos. Su total se queda a las puertas de los 3 millones de euros, cantidad que con toda probabilidad supere en estos días, por lo que con algo de suerte podría terminar por encima de los 4 millones.

Poltergeist se queda en quinto lugar con una recaudación muy similar, 332.945 euros (-43,7%). En estos 10 días desde su estreno acumula 1,13 millones, y todo apunta a que su techo se sitúa entre los 2 y los 2,2 millones de euros siempre y cuando sea capaz de aguantar el terror que está a punto de llegar. Por su parte, Los Vengadores: La era de Ultrón se mantiene como el film más taquillero del top 10. Acumula 11,36 millones, de los que 268.172 euros pertenecen al pasado fin de semana. En términos relativos la recaudación representa un 44% menos, en la línea de semanas anteriores, por lo que su objetivo más inmediato es tratar de quedarse lo más próximo posible a los 12 millones, cifra que le constará superar.

En séptima posición se halla Caza al asesino, que marca una clara distancia respecto a las películas anteriores. Sus 88.265 euros representan un descenso en la recaudación del 62,8%, y dejan el total recaudado en 420.518 euros. Lo cierto es que tendrá suerte si logra terminar por encima de los 750.000 euros, lo que a todas luces debe considerarse un fracaso teniendo en cuenta el plantel de actores que avala el producto. La única cinta de animación de este ranking, ¡Upsss! ¿Dónde está Noé?, logra una recaudación similar, en concreto 87.067 euros. Se convierte de este modo en el menor descenso del top 10 con una pérdida del 13%. Su total es de 208.433 euros, y si tiene suerte podría terminar por encima de los 400.000 euros.

La cinta más veterana, La familia Bélier, se queda esta semana en novena posición con 80.334 euros, algo más del 41% de pérdida respecto al fin de semana anterior. Su total se queda en los 1,81 millones de euros, y con algo de suerte podría terminar por encima de los 2 millones antes de abandonar las salas, aunque es una tarea complicada. La que parece que no podrá conseguir ese objetivo es Suite francesa, que esta semana logra 80.074 euros (-53,7%) y acumula 1,35 millones, marcándose como objetivo alcanzar los 1,5 millones de euros.

‘Invasor’: buscando la verdad… a la española


Alberto Ammann, Inma Cuesta y Karra Elejalde, protagonistas de 'Invasor'.Por mucho que algunos se empeñen en negar lo evidente, el cine español está pasando por uno de sus mejores momentos. Las nuevas generaciones de directores están realizando un cine diferente, alejado de los tópicos de décadas anteriores y más próximo a los nuevos tiempos que corren. ¿Esto nos acerca al cine comercial norteamericano? Sí y no, y no es este el lugar para discutirlo. En cualquier caso, dentro de esta nueva tendencia hay títulos sólidos, títulos irregulares y títulos fallidos. Y aunque apunta muy buenas maneras, lo nuevo de Daniel Calparsoro (Salto al vacío) es un viaje repleto de moral y rectitud pero carente en algunos momentos de la emoción que se le presupone a este tipo de intrigas.

La historia luce, y mucho. Calparsoro vuelve a demostrar que tiene una mano maestra para este tipo de historias, y gracias a una labor de producción impecable la trama es capaz de trasladar desde el Irak más desértico a la Galicia más húmeda, dos entornos diametralmente opuestos que juegan en sí mismos un papel básico para entender los riesgos que corre el protagonista en uno y otro. Del mismo modo, los actores mucho más que la convicción necesaria en un thriller militar como este, sobre todo el protagonista, Alberto Ammann (Lope) y un Karra Elejalde (Airbag) tan cercano como siempre, a pesar de lo siniestro de su papel.

Sí, Invasor posee todos los elementos para ser una buena propuesta de suspense. Y en cierto modo lo es. Empero, lo que más flaquea es lo que debería ser su mejor baza: el guión. El punto de partida, esa amnesia temporal que oculta unos hechos terribles, a pesar de haber sido abordada en mil y una ocasiones, se revela atractivo e interesante, pero la forma de desarrollarlo tumba por completo cualquier interés más allá de algunos momentos muy concretos. Tal vez lo más frustrante sea descubrir en la primera parte del relato todo aquello que esconde la fragmentada mente del protagonista, por lo que el resto se convierte en una huida hacia adelante que apenas tiene secretos para el espectador más experimentado.

Los espacios y las situaciones resultan, además, demasiado conocidos, bebiendo de muchas y repetidas fuentes cinematográficas que no hacen sino entorpecer el interés por el desarrollo de la acción y los personajes, llegando a rozar el aburrimiento en ese declive dramático que suele producirse en el segundo acto. A esto hay que sumar un interés por hacer a los personajes “menos americanos”, más próximos a la realidad. Y en este caso, por desgracia, la realidad es menos dinámica que la ficción, por lo que el resultado de algunas situaciones (como el rapto de uno de los personajes o la propia resolución final) y de la película en sí se queda en tierra de nadie.

Nota: 6/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: