‘Rey Arturo: La leyenda de Excalibur’: las locas aventuras de un mito


A la pregunta sobre si es posible hacer una película sobre una leyenda sin tener en cuenta dicha leyenda la respuesta es un único nombre: Guy Ritchie. El director de Snatch: Cerdos y diamantes (2000) no solo ha logrado la cuadratura del círculo, sino que lo hace con ese estilo personal tan característico de montaje histriónico, música a juego y recursos visuales casi únicos. Pero su visión particular para narrar cualquier historia no significa que sea la más correcta, como es el caso de esta nueva versión del mito artúrico.

Desde luego, Rey Arturo: La leyenda de Excalibur es un film entretenido, dinámico y espectacular desde un punto de vista visual. El particular sello de Ritchie se deja sentir desde el primer minuto, gracias sobre todo a ese montaje capaz de narrar en imágenes situaciones pasadas, presentes y futuras como si de un videoclip se tratara, recurriendo asimismo a la narrativa en imágenes de los relatos dentro de la propia película. El resultado son unos primeros minutos, todo el primer acto y la presentación del segundo, realmente entretenidos, divertidos y, por momentos, interesantes.

Todo ello, sin embargo, se desinfla desde el momento en que entra en juego el mito de Arturo, la espada y todo lo que rodea a esta historia, de la que el director y sus guionistas dejan muy poco, por no decir nada. A partir de aquí las referencias a otras historias, que más o menos habían estado presentes durante los minutos previos, se vuelven mucho más constantes, logrando un extraño híbrido entre Robin Hood, Hamlet, los espartanos de 300 o la saga de ‘El señor de los anillos’ entre otros, que divierte por la locura que engendra pero que realmente cuenta poco o nada de una historia que podría haber dado para mucho más y que se limita, en último término, a la acción sin mucho sentido y a los efectos especiales por doquier.

De hecho, Rey Arturo: La leyenda de Excalibur tiene poco de leyenda y poco de Arturo. Apenas tres momentos de la historia del rey y un puñado de elementos de la historia original se mantienen en esta versión que tiende a perderse en un intento de reinterpretar todos y cada uno de sus elementos. Lo peor de todo es que en ese proceso termina por aportar muy poco a lo ya conocido, tan solo para crear una fantasía medieval que lleva los nombres de Arturo y Excalibur por poner una referencia. Y todo ello con un reparto solvente que parece pasárselo en grande con esta entretenida y alocada aventura.

Nota: 6/10

El ‘Rey Arturo’ lucha por su reino contra los ‘Emoji’ de tu móvil


Pocos estrenos con alguna que otra novedad llamada a llenar las salas. Esa es la tónica con la que ha comenzado el mes de agosto y, a tenor de lo que está por llegar, parece que se mantendrá durante las próximas semanas. Este viernes día 11 le llega el turno a las reinterpretaciones de historias clásicas, casi mitológicas, y de elementos sociales de lo más actuales. Y con ellas, como decimos, poco más, aunque no por ello menos importante.

El repaso a la nueva cartelera comienza con Rey Arturo: La leyenda de Excalibur, nueva visión a la historia de este personaje, su espada y todo lo que rodea a su leyenda. La trama, en esta ocasión, arranca cuando un pequeño Arturo ve cómo su padre es asesinado a manos de su tío, quien se hace con el control del reino. Obligado a huir, durante año vaga por callejones y remotos rincones sin saber muy bien quién es o a qué está destinado. Todo cambia cuando sea capaz de sacar una mítica espada de una roca, iniciando una rebelión contra el usurpador. Mucha acción, fantasía y efectos especiales en esta apabullante y espectacular propuesta dirigida por Guy Ritchie (Operación U.N.C.L.E.) y protagonizada por Charlie Hunnam (Z, la ciudad perdida), Jude Law (El editor de libros), Eric Bana (La hora decisiva), Astrid Bergès-Frisbey (Orígenes), Djimon Hounsou (La leyenda de Tarzán), Aidan Gillen (serie Juego de tronos) y Annabelle Wallis (Annabelle).

Muy diferente es Emoji, la película, que como su propio título indica es la versión animada y para los más jóvenes de los emoticonos. El argumento sigue a un emoticono que, a diferencia del resto, puede adoptar diversas expresiones. Tratando de ser normal, y tras cometer un garrafal error, iniciará una aventura por las diferentes aplicaciones de cualquier móvil. En su camino, sin embargo, descubrirá un peligro mucho mayor que amenaza con acabar con el estilo de vida de todos los emoticonos que viven dentro de un móvil. Humor y aventura para toda la familia se dan cita en este film realizado por Tony Leondis (Igor) que cuenta, en su versión original, con las voces de T.J. Miller (serie Silicon Valley), James Corden (Into the woods), Anna Faris (El dictador), Maya Rudolph (Hermanísimas), Patrick Stewart (Logan), la cantante Christina Aguilera (Burlesque) y Sofía Vergara (serie Modern family).

El último estreno de la semana procedente de Estados Unidos es Descontroladas, comedia con dosis de acción que arranca cuando una joven, incitada por su novio, decide hacer un viaje con su madre a Ecuador. Una vez allí ambas son secuestradas, iniciándose una carrera frenética por escapar de sus captores en una aventura que unirá aún más a ambas mujeres. Jonathan Levine (Memorias de un zombie adolescente) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Amy Schumer (Y de repente tú), Goldie Hawn (Amigas a la fuerza), Christopher Meloni (Yo soy la venganza), Ike Barinholtz (Escuadrón suicida), Randall Park (Fiesta de empresa), Wanda Sykes (Malas madres), Joan Cusack (Pop star) y Óscar Jaenada (Infierno azul), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca la italiana La hora del cambio, comedia con una temática muy actual. La acción transcurre en un pequeño pueblo siciliano en el que las leyes parecen existir solo para incumplirse. Carreteras con socavones, tráfico imposible, basura acumulada en las calles, excrementos de perros, una fábrica altamente contaminante, … Todo parece ir de mal en peor, y los vecinos están más que hartos. Por eso en las elecciones un nuevo alcalde es elegido con la promesa principal de cumplir todo lo que incluye en su programa electoral. Pero a pesar del apoyo, no está tan claro que los vecinos estén preparados para ese compromiso. Dirigida y protagonizada por Ficarra & Picone (La matassa), en el reparto de la cinta encontramos también a actores como Leo Gullotta (Guardiani delle nuvole) y Vincenzo Amato (Invencible).

Con mucho retraso se estrena también Milagro en Praga, comedia romántica realizada en 2013 por Lenka Kny (Stinu neuteces) cuya trama arranca cuando una familia, para romper una supuesta maldición que afecta a una de las hijas, que no puede quedarse embarazada, decide devolver una estatuilla del Niño Jesús de Praga a su lugar de origen, iniciando un viaje de México a la República Checa durante el cual se sucederán extraños incidentes, encuentros románticos y pequeños milagros. El reparto de este film con capital mexicano, checo y eslovaco está encabezado por Josef Abrhám (Yo serví al rey de Inglaterra), Aislinn Derbez (El cielo en tu mirada), Dolores Heredia (Una vida mejor), Igor Chmela (Román pro muze) y Danica Jurcová (360 – Juego de destinos).

El estreno de ‘Hércules’ quiere librar del mal a los ‘Jersey boys’


Estrenos 5septiembre2014Arrancamos otra página del calendario de este 2014, lo que en novedades cinematográficas viene a suponer una época de transición entre los blockbusters veraniegos, en lo que este año ha sido bastante irregular, y los títulos interesantes con un mayor peso dramático e interés emocional. Hoy viernes, 5 de septiembre y primer fin de semana del mes, es el vivo ejemplo de lo que veremos en las próximas semanas: grandes nombres, grandes efectos visuales e historias muy interesantes. O lo que es lo mismo, estrenos para todos los gustos. Y por supuesto, no hay que olvidar el reestreno de uno de los films más enternecedores de la Historia del cine.

El más importante de dichos estrenos es, sin duda, Hércules, nueva aproximación al héroe de la mitología griega que en esta ocasión se basa en la saga de cómics ‘The Thracian Wars’, de Steve Moore. El argumento sitúa al personaje justo después de haber realizado sus 12 trabajos, ganándose la vida como mercenario. En una de esas misiones el rey de Tracia y su hija le involucran en su guerra contra un tirano, momento en el que el héroe deberá reencontrarse a sí mismo. Acción, espectáculo y efectos especiales son los tres grandes pilares sobre los que se asienta el film dirigido por Brett Ratner (X-Men. La decisión final). Frente a la cámara podremos ver, tanto en 2D como en 3D, a Dwayne Johnson (Dolor y dinero) como el mítico héroe, acompañado para la ocasión por John Hurt (Rompenieves), Ian McShane (El niño), Joseph Fiennes (serie American Horror Story: Asylum), Rufus Sewell (The Sea), la modelo y debutante Irina Shayk, Aksel Hennie (Headhunters) e Ingrid Bolsø Berdal (Flukt).

Aunque sin duda una de las novedades más atractiva es Jersey boys, lo nuevo de Clint Eastwood como director tras J. Edgar en 2011. Basada en el musical homónimo, la película los orígenes de la banda ‘Four Seasons’, así como los de su líder, Frankie Valli. A través de números musicales y canciones del famoso grupo como ‘Big girls don’t cuy’ o ‘Grease’, el film aborda la problemática vida del cantante y su relación con la mafia, algo que terminó costándole muy caro. El reparto combina rostros conocidos con otros debutantes, entre los que destacan Christopher Walken (Siete psicópatas), John Lloyd Young, Erich Bergen (How sweet it is), Vincent Piazza (serie Boardwalk Empire), Michael Lomenda, Steve Schirripa (serie Los Soprano) y Johnny Cannizzaro (serie The young and the restless).

Las dos últimas propuestas procedentes de Estados Unidos comparten género. Líbranos del mal es la nueva incursión en el terror centrado en posesiones demoníacas, aunque como viene siendo habitual en los últimos tiempos se basa en el relato de un testigo real, en este caso un agente de policía al que da vida Eric Bana (Troya). La trama arranca cuando dicho policía, que pasa por un momento personal delicado, se alía a un sacerdote especializado en exorcismos para acabar con una serie de crímenes que se están sucediendo en Nueva York. Alejada del estilo found footage que ha caracterizado las últimas representantes del género, la película dirigida por Scott Derrickson (Sinister) promete emociones fuertes y más de un susto a los espectadores y a los protagonistas, entre los que cabe destacar a Édgar Ramírez (Libertador), Olivia Munn (serie The Newsroom), Sean Harris (Prometheus), Joel McHale (Juntos y revueltos) y Chris Coy (Rogue River).

Por su parte, Casi humanos es la ópera prima de Joe Begos, quien actúa en calidad de director y guionista. Enmarcada en el terror de corte alienígena y monstruoso, la historia se desarrolla en un pequeño pueblo de Maine, donde un joven será acusado y absuelto del asesinato de su mejor amigo, quien algún tiempo atrás desapareció en un intenso haz de luz. Años después una serie de horribles asesinatos llevarán al joven a pensar que su amigo ha regresado, aunque convertido en algo muy distinto. Frente a la cámara encontramos a Graham Skipper (Late bloomers), Josh Ethier (La casa de Rosewood Lane), Vanessa Leigh (The mise), Susan T. Travers (Sleather), Anthony Amaral III y Michael A. LoCicero.

Dejamos Hollywood para centrarnos en Europa, aunque con una parada previa en Colombia. Ciudad Delirio es el nuevo largometraje de Chus Gutiérrez (Retorno a Hansala) que narra, en clave cómica, el proceso de cambio que vive un médico español después de que, durante un congreso en Cali, conozca a una bailarina de salsa. Su recuerdo le impide sentirse cómodo a su vuelta tanto en su trabajo como en su vida personal, por lo que decide volver a Colombia, esta vez a trabajar. Los sucesivos encuentros con la joven bailarina derivarán en un romance. Julián Villagrán (Quién mató a Bambi?), Carolina Ramírez (serie La Pola), Ingrid Rubio (La estrella) y Jorge Herrera (90 millas) conforman el reparto principal.

La representante francesa de la semana es el thriller dramático El amor es un crimen perfecto, cuyo argumento gira en torno a un profesor de Literatura en la universidad de Lausanne cuya fama de conquistador entre sus alumnas no es ningún secreto. Cuando su última conquista, una de las alumnas más brillantes que ha tenido, desaparezca sin dejar rastro, se convertirá en el foco de las sospechas de su madre, quien ha iniciado la investigación de su hija. Adaptación de la novela escrita por Philippe Dijan, la película está dirigida a cuatro manos por los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu (Pintar o hacer el amor), y protagonizada por Mathieu Amalric (La venus de las pieles), Karin Viard (Polisse), Maïwenn Le Besco (Alta tensión), Sara Forestier (Los nombres del amor) y Denis Podalydès (Caché).

Desde Alemania nos llega la producción de 2013 Destino Marrakech, drama que aborda la relación entre padre e hijo cuando este último visita al primero en la ciudad del título. Un viaje a un país exótico cuya influencia será determinante para que ambos personajes puedan reencontrarse tanto física como emocionalmente, o separarse definitivamente. Caroline Link (En un lugar de África) escribe y dirige la propuesta, en la que encontramos a Ulrich Tukur (Houston), Samuel Schneider (Boxhagener Platz), Hafsia Herzi (El viaje de Bettie), Marie-Lou Sellem (serie El lugar del crimen) y Josef Bierbichler (La cinta blanca).

Para los más nostálgicos la cartelera española vuelve a recibir este fin de semana Cinema Paradiso, emotiva película italiana de 1989 escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore (La mejor oferta) que, con motivo de su 25 aniversario, ha sido restaurada digitalmente. La historia, para aquellos que no hayan podido verla, sigue la vida de un niño en un pueblecito de Italia donde el único pasatiempo es acudir al Cine Paradiso. Fascinado por la magia del cine, sus deseos de que se convierta en realidad le llevan a entablar amistad con el propietario y proteccionista del cine. A medida que crece su destino le lleva a perseguir sus sueños lejos de su hogar, pero una llamada le obligará a volver y le desvelará un secreto largamente guardado. Philippe Noiret (Cómicos en apuros), quien falleció en 2006, y Salvatore Cascio (Están todos bien) como el pequeño ‘Toto’ son la pareja protagonista, a los que acompañan Jacques Perrin (El pacto de los lobos), Agnese Nano (Aria), Brigitte Fossey (Los hijos del náufrago), Marco Leonardi (El mexicano) y Antonella Attili (Cavalli).

La única cinta de animación de la semana es La abeja Maya: La película, nueva aventura del famoso personaje de la televisión que ahora, con las nuevas tecnologías, se presenta en formato tridimensional y con animación por ordenador. Dirigida por Alexs Stadermann (The Woodlies Movie), la trama arranca cuando la jalea real de la colmena en la que vive Maya desaparece. Las principales sospechosas son las avispas, y dado que Maya tiene una amistad cercana a pesar de las instrucciones de mantenerse alejada de ellas, se la considera cómplice. Acompañada únicamente por su amigo Willy se embarcará en un viaje hasta la colmena de las avispas para descubrir al verdadero culpable y lograr así la amistad entre abejas y avispas. La película cuenta con las voces de Coco Jack Gillies (serie Devil’s Playground), Kodi Smit-McPhee (El amanecer del Planeta de los Simios), Jacki Weaver (El lado bueno de las cosas) y Noah Taylor (Al filo del mañana), entre otros.

El documental español L’endemà cierra los estrenos de hoy viernes. Dirigido por Isona Passola, autor del documental Cataluña Espanya (2009), la obra trata de dar respuestas serias a las incógnitas que plantea la posibilidad de vivir en una Cataluña independiente de España, tratando de este modo de eliminar el miedo a lo desconocido, base argumental de la obra.

‘Troya’, o la obra de Homero bajo un prisma realista de la guerra


Brad Pitt acabará con la vida de Eric Bana en el duelo que ambos protagonizan en 'Troya'.En unos días llegará a España Hércules, nueva superproducción de corte épico que trata de poner al día personajes e historias de la Grecia y Roma clásicas. En estos días he tenido la oportunidad de revisar un film que hace justamente 10 años llegaba a las pantallas de todo el mundo no exenta de cierta polémica. Se trata de Troya, la adaptación de La Ilíada de Homero dirigida por Wolfgang Petersen (Estallido) y adaptada por David Benioff, el mismo que está ahora mismo tras el éxito de Juego de Tronos. Una película que, más allá de su apartado técnico y de una serie de concesiones a la épica y el dramatismo, supone un acercamiento bastante fiel a la obra clásica y, porqué no, a los acontecimientos históricos que en teoría narra.

De hecho, salvo detalles como el arco temporal en el que transcurre la acción o la presencia de los dioses griegos en la historia, la película de Petersen es un reflejo de las pasiones, los ideales y las motivaciones que se recogen en la obra literaria. Benioff logra eliminar todos aquellos aspectos fantásticos del desarrollo dramático para convertir la trama en algo realista que se mueve al son de objetivos de lo más terrenales. Objetivos que, como digo, están presentes en los versos de Homero aunque maquillados por la influencia divina. El personaje que mejor representa esto es, como no podía ser de otro modo, Aquiles, al que da vida un incomparable Brad Pitt (Guerra Mundial Z). Más allá de su condición de estrella; más allá de su forma física o de su belleza, el actor logra convertirse en el famoso héroe griego entre otras cosas porque sobre el papel el rol está definido como un guerrero consciente de su trágico final, que acepta de forma crítica y consciente de las consecuencias.

Tanto guionista como director conforman en torno a la figura del personaje una historia que apenas posee descanso, creando un guión casi perfecto desde un punto de vista teórico que, a pesar de todo, comete algunos errores de carácter más dramático. Ambas ideas son consecuencia directa del contenido de La Ilíada. Si uno lee entre los versos de la obra comprenderá rápidamente que todos los conceptos de la moderna teoría del guión se encuentran donde deben estar, o lo que es lo mismo, planteamiento, nudo y desenlace avanzan con los puntos de giro y las incorporaciones de las tramas secundarias que tanto se buscan hoy en día, muchas veces sin conseguirlo. Pero del mismo modo, desde un punto de vista dramático la obra de Homero introduce la presencia divina de forma tan arraigada en la trama que el hecho de eliminarla en Troya provoca que sus huecos deban ser rellenados con ideas secundarias que pueden resultar algo débiles.

En otro orden de cosas, y por si acaso alguien no ha tenido la oportunidad de acercarse a la historia original, la película recoge acontecimientos que no aparecen en la epopeya, entre ellos el propio rapto o huída de Helena (a la que da vida Diane Kruger, ahora disfrutando del éxito de The bridge) o el ataque a la ciudad con el famoso caballo de madera como figura representativa. Dichos acontecimientos, muchos de ellos pertenecientes a otras obras, completan una historia de una forma un tanto particular, modificando el futuro de muchos personajes y ofreciendo una visión más coherente y realista de muchos otros, como es el propio Aquiles. Todas estas modificaciones son, lejos de artimañas de cara al público masivo, una herramienta necesaria para definir de forma mucho más clara el carácter de cada personaje, su semblante y su papel dentro de la épica batalla por la ciudad inexpugnable.

Personajes semidivinos sin divinidad

Ese es el motivo de que, por ejemplo, los villanos de la función no sean los troyanos, sino el líder de los griegos, interpretado por Brian Cox (Templario). Del mismo modo, el papel de Héctor se modifica lo suficiente para destacar su honorabilidad, su templanza y su inteligencia, aspectos todos ellos que quedan potenciados con la interpretación de Eric Bana (Hulk). Incluso un papel tan secundario en esta obra como el de Sean Bean (GoldenEye), Ulises en la ficción, queda perfectamente definido en momentos muy puntuales de la trama, evidenciando una historia en la que la línea que separa héroes de villanos es extremadamente fina. La verdad es que si uno analiza las obras de Benioff rápidamente puede encontrar ciertos paralelismos entre ellas en este aspecto.

Pero como decía al comienzo, uno de los elementos más atractivos de Troya es su capacidad para narrar los acontecimientos de forma “aséptica”, eliminando por completo la presencia física y real de los dioses, quienes tienen una papel determinante en la epopeya de Homero. Es más, su valor puede considerarse como contraproducente, pues se les trata como meras creencias encarnadas en ídolos cuya fuerza es nula. Esto obliga a Benioff a dar un nuevo sentido a algunos de los mitos más conocidos de esta historia, como la idea de la invulnerabilidad de Aquiles o ese aura de grandes guerreros de todos los héroes que participan en la contienda. En líneas generales, el guionista sale airoso de la tarea al encontrar una justificación que encaja en cada uno de los mitos, como es la muerte de Aquiles por un flechazo en el talón o el estilo de combate de éste y de Héctor, quienes por cierto protagonizan una lucha frente a las murallas de Troya muy bien desarrollada.

Mención aparte merecen los efectos especiales, algunos de ellos ciertamente toscos. Si bien es cierto que la película gana bastantes enteros en los momentos bélicos y los planos cortos, las secuencias que requieren de una magnitud mayor tienden a quedar resueltas de forma rápida y poco detallada, como si no fuese necesario cuidar un aspecto en el que, siendo sinceros, cada vez es más fácil encontrar el fallo. Que las naves griegas se repitan cada cierto número o que las multitudes no reaccionen como deberían ante algunos acontecimientos son muestra de que Petersen siempre ha sido un director que se ha encontrado más cómodo en el apartado físico y real de un rodaje que en el digital. Afortunadamente, no es esta película una obra que base su grueso dramático en esta técnica, por lo que al final su influencia queda reducida a una serie de momentos puntuales que, eso sí, deslucen algo el conjunto.

En cualquier caso, Troya no puede ni debe verse como una traslación a imágenes de la obra de Homero, sino como una adaptación que bucea en los aspectos más humanos y reales de la contienda. Las reflexiones de Aquiles o los intereses personales y ambiciosos de Agamenón son pruebas de que los personajes persiguen, ante todo, su propia gloria, situando a los dioses como meros referentes en los que, curiosamente, pocos personajes creen. Todo esto lleva a una visión de los acontecimientos más próxima a lo que debió ser la realidad que se esconde tras La Ilíada, en la que los intereses estratégicos fueron justificados por una mujer. Puede que el guión flaquee en algunos momentos, sobre todo en los aspectos más románticos. Y sin duda el apartado digital no posee la calidad que podría esperarse de una superproducción. Pero supone un buen ejercicio fílmico de adaptación y reinterpretación de una de las obras más importantes de la Historia.

La música de los Coen y Mark Wahlberg inauguran el cine del 2014


Estrenos 1enero2014¡FELIZ AÑO 2014! Dado que este es un rincón de cine, solo espero que todos vuestros proyectos se hagan realidad y, al menos, podáis disfrutar de un buen año de cine. Como ya comentamos la semana pasada, hoy miércoles, 1 de enero, la cartelera española recibe los primeros estrenos del nuevo año. Pocos, es cierto, pero desde luego interesantes y para todos los gustos. Esperemos que, en su inmensa mayoría, las novedades de estos 12 meses que están por llegar tengan por lo menos eso en común. Drama, terror, comedia, cine bélico, musical. Todo repartido en un cinco películas que comparten una peculiaridad, o mejor dicho dos: proceden de Estados Unidos y de Francia (con una pequeña participación Española).

Y dado que hay que empezar por algún sitio, nada mejor que hacerlo con la nueva película escrita y dirigida por los hermanos Coen (Fargo), que tiene como protagonista la música. A propósito de Llewyn Davis narra el periplo de un joven músico durante una semana del invierno de 1961 en Nueva York. Sin apenas recursos y con muchos obstáculos que superar, algunos de ellos autoimpuestos, el joven sobrevive de la ayuda prestada por amigos y desconocidos mientras deambula de local en local esperando realizar una audición para algún magnate de la música. Drama, música se funden para hacer disfrutar a los seguidores de la obra de estos hermanos que, según las primeras impresiones, vuelven a repetir éxito. Oscar Isaac (Drive) es el protagonista, al que acompañan Carey Mulligan (El gran Gatsby), Justin Timberlake (Runner Runner), Jeanine Serralles (Across the Universe), F. Murray Abraham (serie Homeland), Garrett Hedlund (TRON: Legacy) y John Goodman (Argo).

Como ya anunciamos en el titular, Mark Wahlberg (Dolor y dinero) es el otro nombre importante de estos estrenos adelantados. Él y muchos de los protagonistas de El único superviviente, biopic de corte bélico que narra la historia de Marcus Luttrell, Navy SEAL que, en 2005, tenía como misión acabar con la vida de un líder terrorista en Afganistán. Sin embargo, su unidad murió en una emboscada, siendo él el único en salir con vida gracias a la ayuda de una tribu de la región. Dirigida por Peter Berg (Battleship), la cinta combina drama, acción y hechos reales, y cuenta en su reparto con actores como Taylor Kitsch (Salvajes), Emile Hirsch (La hora más oscura), Ben Foster (Contraband), Eric Bana (Las hermanas Bolena) y Alexander Ludwig (Los juegos del hambre).

El último de los títulos procedentes de Estados Unidos es Paranormal activity: Los señalados, última entrega de la saga de terror que en realidad está planteada como un spin-off de dicha serie cinematográfica. La trama comienza cuando uno de los personajes, Jesse, es señalado por misteriosas fuerzas que le llevan a introducirse en un mundo dominado por todo tipo de espíritus, mientras que sus amigos y familiares tratan por todos los medios de salvarle. Escrita y dirigida por Christopher Landon (Burning Palms), guionista de la serie desde la segunda entrega, la película mantiene el formato y la estructura de sus predecesoras, pensada principalmente para los amantes de este tipo de cine de terror. Molly Ephraim (Paranormal Activity 2), Crystal Santos (Bare knuckles), Richard Cabral (El mensajero), Andrew Jacobs, Jorge Diaz (Love, Concord) y Eddie J. Fernandez (Indomable) son sus principales protagonistas.

Pasemos ahora a las propuestas europeas y, más concretamente, francesas. En solitario es una de ellas. Con participación española, es la ópera prima de Christophe Offenstein, y sigue las andanzas de un hombre que, por un golpe del destino, consigue participar en la Vendée Globe, una vuelta al mundo a vela en solitario y sin escalas. Todo parece ir bien hasta que descubre un polizón a bordo que podría acabar con la carrera y su sueño de ganar la competición, por lo que decide esconder al joven. Será entonces cuando empiece una aventura aún mayor. François Cluzet (Intocable) es el absoluto protagonista, aunque eso no impide que se den cita actores como Samy Seghir (Big city), Guillaume Canet (La guerra de los botones), Virginie Efira (La oportunidad de mi vida), José Coronado (Los últimos días) y Arly Jover (El imperio de los lobos).

Por último, una comedia. En la flor de la vida, producida en 2012, narra la tensa relación entre padre e hijo cuando este último, veterano productor y presentador de televisión, pierde su empleo y se ve obligado a acoger en su casa al primero. A pesar de las numerosas asistentes que pone a su padre, ninguna dura demasiado por el difícil carácter de este. Hasta que entra en sus vidas una mujer que les mostrará un camino para acercar posturas y poder disfrutar de los momentos que los dos pasan juntos. El film supone el debut en el largometraje de ficción de Nick Quinn, y cuenta con Pierre Arditi (Bambou), Jean-Pierre Marielle (Un gran equipo), Julie Ferrier (Los seductores), Audrey Fleurot (La delicadeza) y Artus de Penguern (La gente honrada) delante de las cámaras.

Allen y Besson contra los asesinos de Bambi


Estrenos 15noviembre2013Nueva semana de estrenos, y nueva semana con muchas propuestas. En esta ocasión, 10 son los títulos nuevos que los espectadores podrán disfrutar en cartelera. Sin embargo, y a diferencia de semanas anteriores, ninguno de ellos parte en principio con un público de masas al que dirigirse, utilizando en cambio actores y nombres propios detrás de las cámaras para generar interés. Eso sí, hoy viernes, 15 de noviembre, mantiene la tendencia de presentar varias propuestas españolas, todas ellas de géneros muy diferentes. Pero si hay un nombre propio que protagoniza el fin de semana es el de Woody Allen.

Y es que lo nuevo del director de Annie Hall (1977) se estrena hoy. Y como es habitual en él, el reparto está compuesto por un puñado de actores, unos más conocidos que otros, que según las primeras impresiones son lo mejor del film. Con el título Blue Jasmine el director neoyorquino aborda la historia de una sofisticada mujer de la alta sociedad de Nueva York que, tras quedarse arruinada y perder a su marido, se muda al modesto apartamento de su hermana en San Francisco con el objetivo de rehacer su vida, revolucionando en el proceso la rutina y las relaciones personales de esta. A medio camino entre el drama y la comedia, géneros que el director maneja a la perfección, la película cuenta con Cate Blanchett (Robin Hood) como absoluta protagonista, a la que acompañan Alec Baldwin (No es tan fácil), Sally Hawkins (Grandes esperanzas), Alden Ehrenreich (Hermosas criaturas), Andrew Dice Clay (Point Doom), Annie McNamara, Louis C. K. (Increíble pero falso), Peter Sarsgaard (Linterna Verde), Bobby Cannavale (serie Boardwalk Empire), Max Casella (Mátalos suavemente) y Michael Stuhlbarg (La invención de Hugo).

También con tono cómico, aunque esta vez algo más negro, se presenta Malavita, nueva película de Luc Besson (El quinto elemento) como director. Titulada originalmente The family, la historia gira, como no podría ser de otro modo, en torno a una familia. Una familia mafiosa. Su periplo se inicia cuando llegan a un tranquilo pueblo de Francia con una nueva identidad proporcionada por el Programa de Protección de Testigos. Pero las viejas costumbres nunca se pierden, y los problemas empezarán a aparecer cuando afronten su día a día al estilo de la mafia. El reparto está encabezado por tres nombres propios de peso: Robert De Niro (La gran boda), Michelle Pfeiffer (Sombras tenebrosas) y Tommy Lee Jones (Men in Black 3), a los que hay que añadir Dianna Agron (serie Glee), John D’Leo (Vaya par de polis) y Vincent Pastore (Uno de los nuestros).

Los dos siguientes estrenos llegan con algo de retraso a España. El primero, La huida, es un thriller producido en 2012 que narra la fuga de dos hermanos a Canadá después de dar un golpe en un casino tribal. Perseguidos por la justicia y en un entorno marcado por la nieve y la ventisca, deciden separarse para tener más oportunidades. Pero su plan cambiará cuando ella se encuentre con un joven cuyos padres viven cerca de la frontera, un sitio perfecto para reunirse de nuevo y cruzar con seguridad. Dirigida por Stefan Ruzowitzky (Los falsificadores), la cinta cuenta con un conocido reparto en el que destacan Eric Bana (Troya), Olivia Wilde (Rush), Charlie Hunnam (Pacific Rim), Kate Mara (serie House of cards), Kris Kristofferson (Blade), Sissy Spacek (Carrie) y Treat Williams (Algo pasa en Las Vegas).

Del 2012 es también The collection, una  de las propuestas de terror del fin de semana que, al igual que La cabaña en el bosque hace siete días, ha tenido muchos problemas de distribución a pesar del carácter de culto que ya tiene en algunos círculos. Dirigida por Marcus Dunstan, la película es una secuela de uno de sus films anteriores, The collector (2009). En esta ocasión, el coleccionista convence a un grupo de jóvenes para que acudan a un almacén subterráneo con la excusa de una fiesta. De la masacre que allí se produce solo logra escapar una joven que, sin embargo, es capturada y llevada a un lugar desconocido encerrada en un baúl. El padre de la joven, desesperado, chantajea a la única persona capaz de ayudarle: el joven que sobrevivió a su anterior encuentro con este macabro asesino. Personaje que, por cierto, vuelve a estar interpretado por Josh Stewart (Jekyll), al que acompañan en esta ocasión Emma Fitzpatrick (In time), Christopher McDonald (Cat Run), Lee Tergesen (Red tails) y Tim Griffin (Caza a la espía), entre otros.

Cambiamos de nacionalidad para dirigir la mirada hacia la producción nacional. Tres son las películas que se estrenan hoy viernes, y de tres géneros muy distintos. La primera, ¿Quién mató a Bambi?, es una comedia coral con muchos de los jóvenes rostros del cine español en la que dos situaciones de lo más estrambóticas se dan cita por un único motivo: el secuestro. Por un lado, dos jóvenes descubren que su jefe, además suegro de uno de ellos, está maniatado y semidesnudo en el maletero de su coche, del que no pueden sacarlo. Por otro, un hombre de negocios acuciado por las deudas y su socio planean un rapto exprés, pero se confunden de objetivo. Una serie de coincidencias y de desdichas terminarán por cruzar los caminos de estos cuatro personajes. El film está dirigido por Santi Amodeo (Cabeza de perro) y protagonizada por Quim Gutiérrez (La gran familia española), Ernesto Alterio (El otro lado de la cama), Julián Villagrán (Grupo 7), Enrico Vecchi (El traje), Clara Lago (La cara oculta), Úrsula Corberó (serie Gran Reserva), Carmina Barrios (Carmina o revienta) y el cameo del jugador de fútbol Andrés Iniesta.

Por su parte, Retornados vuelve a poner el acento en el género de terror y, más concretamente, en el subgénero zombi. Co producida por Canadá, la cinta dirigida por Manuel Carballo (La posesión de Emma Evans) arranca en una sociedad en la que conviven de forma aparentemente normal los humanos e individuos que, gracias a una proteína que deben inyectarse diariamente, evitan convertirse en zombis después de que un extraño virus les haya infectado. La protagonista, una joven que trabaja en uno de los laboratorios que desarrollan el medicamento, ve cómo su mundo se desmorona cuando la noticia de que la proteína va a dejar de producirse provoca caos y miedo en la sociedad. Desde ese momento deberá luchar no solo por su vida, sino por la de su novio, uno de esos retornados que si no se inyectan se convertirán en zombis. Emily Hampshire (Die), Kris Holden-Ried (Underworld: el despertar), Shawn Doyle (Frequency), Claudia Bassols (Una bala en la recámara) y Melina Matthews (Savage Grace) conforman el reparto principal.

El drama predomina en Los chicos del puerto, historia centrada en un niño que, con motivo de cumplir un encargo que su abuelo no puede hacer, logra desaparecer unos días de su casa junto a unos amigos. El encargo en cuestión es asistir a un funeral y depositar una vieja guerrera militar en la tumba de un amigo de su abuelo. Alberto Morais (Las olas) es el encargado de poner la trama en imágenes, mientras que los debutantes Omar Krim, Blanca Bautista y Mikel Sarasa conforman el trío protagonista. Junto a ellos, José Luis de Madariaga (serie La pecera de Eva) da vida al abuelo.

Con producción francesa y suiza se estrena también Sister, película dirigida por Ursula Meier (Home ¿Dulce hogar?) que, en clave dramática, narra la difícil relación de un chico con su hermana mayor, que en lugar de hacerse cargo de él se dedica a conseguir pequeños trabajos que no llevan a ningún sitio y a mantener relaciones sentimentales esporádicas. Ante esta situación, el joven se dedica a subir a una lujosa estación de esquí que está cerca de su bloque de apartamentos para robar el material y vendérselo a los jóvenes del barrio. La llegada de un trabajador británico, empero, provocará una situación complicada. Léa Seydoux, de actualidad gracias a La vida de Adèle, es la principal protagonista, a la que se suman Kacey Mottet Klein (Gainsbourg), Martin Compston (Donkeys), Gillian Anderson (serie Expediente X) y Jean-François Stévenin (El pacto de los lobos).

Terminamos el repaso a los estrenos con dos cintas de animación, una estadounidense y otra española. La primera, producida en 2011, se titula El pequeño ángel, y con una técnica por ordenador sencilla y directa adapta un best seller infantil en el que un joven ángel que aprende en el Cielo todo lo que se debe saber para convertirse en un importante ángel decide bajar a la Tierra acompañado por su perro para encontrar el regalo perfecto para Jesús en el día de Navidad. Lo que comienza como una excursión rápida se convertirá en un viaje plagado de aventuras. Dirigida por Dave Kim (My Colombian Bride Vacation), la película cuenta con las voces en la versión original de Ed Kelly (La sombra de la traición), Nina Kircher (Roller Girls), Clarity Patton y Ron Perlman (serie Hijos de la Anarquía).

La segunda lleva por título El pequeño mago, y supone la segunda incursión en el largometraje de Roque Cameselle, quien también escribe el guión. La trama comienza cuando un joven con increíbles poderes logra derrotar a un grupo de vikingos que amenazaban con arrasar con su pequeño pueblo de la costa gallega. La noticia de su valentía se propaga rápidamente, y gentes de todos los rincones se acercan para conocerle. A partir de entonces vivirá numerosas aventuras junto a su inseparable amiga, aunque la amenaza del obispo de la ciudad, que ha quedado como un cobarde, le acechará en todo momento. El film cuenta con las voces de, entre otros, Alfonso Agra (Agallas), María del Carmen Aguado, Cristina Aldrey e Ignacio Aramburu.

La imparable destrucción de ‘Hulk’ bajo tres rostros distintos


Comenzamos el análisis a las películas realizadas de los personajes que protagonizan Los Vengadores, y lo hacemos con las dos partes de Hulk, el alter ego de Bruce Banner que nace de la ira del doctor tras sufrir un accidente con rayos gamma. Dos películas, en efecto, pero de muy distinta repercusión, aceptación e incluso intención. El caso de Hulk, de hecho, por aquello de ser un personaje creado enteramente por ordenador, es significativo: tres actores son los que han puesto el rostro humano a la verde criatura. Primero fue Eric Bana en 2003; cinco años más tarde, Edward Norton trataba de controlar su ira; y en su próxima aparición, será Mark Ruffalo el encargado de hacerlo creíble cuando no se dedique a destruir una ciudad. Y en cada una de ellas Hulk mantenía los rasgos físicos (e incluso cicatrices) de los actores, algo que sin lugar a dudas es de alabar.

El primero en transformarse, como decimos, fue el actor de Troya bajo las órdenes de Ang Lee (Tigre y Dragón) en Hulk. La cinta, como es habitual en este tipo de historias, narra los orígenes del personaje, su exposición a los rayos y su lucha por comprender la criatura en la que se convierte, algo en lo que estará ayudado por Betty Ross, el elemento romántico interpretado por Jennifer Connelly (Una mente maravillosa) e hija del General Ross (Sam Elliot), una suerte de Capitán Ahab que persigue, en este caso, a su ballena verde.

Más allá de los cambios con respecto al cómic necesarios en toda adaptación al cine, lo que realmente llamó la atención, y también fue uno de los elementos más criticados, fue un montaje que se dejaba influir, precisamente, por la estructura en viñetas de las páginas dibujadas de Marvel. Un montaje que, aun siendo original, generaba serias dudas en la viabilidad de las secuencias, que se convertían en un mosaico algo caótico de movimiento y diálogos en el que era difícil centrar la atención. A esto se unía una estructura narrativa basada, quizá demasiado, en los recuerdos reprimidos de un personaje marcado por la tragedia y por un sentimiento de odio y temor hacia su padre, magníficamente interpretado por Nick Nolte.

La fortuna tampoco acompañó al actor principal, no tanto por la interpretación de Bana (más que correcta en su desesperación), sino por un físico poco apropiado para un científico que debe contrastar lo máximo posible con su alter ego musculoso. Eso sí, el film de Lee implantó algo que se ha mantenido en todas las apariciones recientes del personaje, y es el diseño de la estructura física, de los músculos y de la animación, que en esta primera entrega la llevó a cabo el propio director, entre otros.

Edward Norton y su tranquilidad

El resultado de Hulk no fue el que se esperaba, por lo que los responsables de la compañía propietaria del personaje se pensaron muy mucho una nueva película. Finalmente, se dio luz verde a un nuevo proyecto que estuviera a medio camino entre la secuela y un relanzamiento de la historia, con nuevas caras delante y detrás de las cámaras. Al contrario de la saga Spiderman, los X-MenLos 4 fantásticos, Hulk cambió de rostro. Ni siquiera se utilizó el número 2 en su título. El increíble Hulk llegaba a las pantallas en 2008 de la mano de Louis Leterrier (Transporter), y lo hacía con Edward Norton en la piel de Banner, Liv Tyler (Armageddon) como Betty Ross y William Hurt (Una historia de violencia) como el Coronel Ross.

Como es conocido, Norton impuso sus propias reglas en el guión y en su personaje, y lo cierto es que no fue algo negativo en el resultado final, más bien al contrario. Esta nueva película perdía el carácter luminoso de la primera para convertirse en una historia traumática, oscura y con cierto aire trágico, en la que el personaje de Norton es un fugitivo por voluntad propia, aislado del mundo y obligado a mantener su cuerpo por debajo de un número determinado de pulsaciones para no perder el control y transformarse.

Puede que el director no se caracterice por unas historias complejas, pero está especializado en cintas de acción, y ese carácter se evidencia en la fuerza de los planos y, sobre todo, en la destrucción final producida por la pelea entre Hulk y el villano, interpretado por un impecable Tim Roth (Reservoir Dogs) antes de su transformación. Unas secuencias acordes a la imponente presencia de la masa verde que, a diferencia de la película de Lee, no evitan los golpes ni las heridas producidas. Incluso Edward Norton, quien compone un Bruce Banner mucho más solitario, temeroso e inteligente, ofrece físicamente un aspecto mucho más creíble en una historia, por lo demás, más clara, directa y sencilla que la primera entrega.

Y como no podía ser de otro modo, el final de El increíble Hulk, tanto el momento en el que se ve a Norton meditando en una cabaña, como esa escena adicional al final de los créditos con Tony Stark (Robert Downey Jr.) hablando con el Coronel, enfocan directamente a Los Vengadores y la participación de un nuevo doctor Banner en la batalla para salvar el mundo. Tres intervenciones en la pantalla grande y tres actores diferentes que, además de modificar los rasgos de la criatura, inciden en las diferentes caras de un personaje poliédrico, complejo y asustado de sí mismo.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: