‘Midsommar’: normalizar lo macabro


Allá por 1980 Stanley Kubrick revolucionó el género de terror. Lo había hecho antes con otros géneros, y lo haría después. Desde entonces el terror ha evolucionado mucho hacia un formato más efectista, más centrado en el susto fácil con imágenes apabullantes y sonidos estridentes. Por eso la obra de Ari Aster es un soplo de aire fresco dentro del género. Una apuesta visualmente cautivadora que esconde el horror a plena luz del día, remitiendo en muchas ocasiones a ese lenguaje tan exclusivo que tenía Kubrick y que jugaba con el color, la iluminación, el montaje y el sonido… o la ausencia del mismo.

Para muchos Midsommar será una obra caótica, desordenada, inconexa. Dicho vulgarmente, una tontería. Y puede que parte de esto haya, lo que sin duda juega en su contra. Pero esta perturbadora visión de las tradiciones del norte de Europa esconde algo mucho más profundo en un montaje delicadamente escogido, con una fotografía exquisita y unos actores que, sin ser extraordinarios, sí son capaces de dar lo máximo de ellos en los momentos necesarios. Todo esto convierte a esta segunda película de Aster en una obra compleja, con numerosas lecturas tanto sociológicas como psicológicas. Aviso a navegantes: no es una obra terrorífica, pero sí muy perturbadora. Tanto que posiblemente no se borre de nuestra mente en varios días. No porque contenga imágenes macabras (alguna que otra sí que hay); ni siquiera por una atmósfera opresiva en la oscuridad. No, si esta película tiene algo digno de alabar es la capacidad del director para generar una angustia y un ambiente malsano a plena luz del día.

Y todo pasa, como de hecho hace el film, por normalizar lo macabro. Suicidios, sacrificios humanos, coitos en medio de un círculo al más puro estilo aquelarre, … Todo ello se muestra sin necesidad de juegos de sombras ni notas sonoras que hagan daño a los oídos. Simple y llanamente, se muestran como algo natural de una tradición tan antigua como el hombre. Y bajo esta premisa, Aster aprovecha las posibilidades que le otorga la cámara para narrar con la misma naturalidad, ajeno por completo a los cánones del terror y tratando en todo momento de que la locura que se apodera de los protagonistas no sea más que eso, una locura en medio de una pacífica comunidad que no hace nada malo. Esta suerte de cambio de roles dramáticos (los locos son los extranjeros que no entienden unas macabras tradiciones) no hace sino aportar mayor dramatismo al conjunto.

Puede que Midsommar no guste al gran público que busque gritos, sustos fáciles y fantasmas de rostro pálido y pelo muy negro. Pero con esta cinta Aster recupera un tipo de cine, y en concreto un cine de terror, capaz de ofrecer algo más profundo, algo que indaga y rebusca en las raíces mismas del terror subconsciente. El viaje que realiza la protagonista es el más claro ejemplo de cómo el ser humano reacciona ante los estímulos en base a su experiencia vital. Tiene sus altibajos, eso es innegable, sin ir más lejos el poco recorrido de algunos secundarios. Pero son problemas menores. Con un montaje perturbador y una fotografía que se acerca más a la composición pictórica que a una sucesión de fotogramas, la película se convierte en un viaje sensorial en el que la tragedia se entiende como algo natural, en el que la violencia y lo macabro forman parte de una tradición ancestral que se acepta como parte de algo mayor. Y nada hay más terrorífico que convertir en normal algo que no lo es.

Nota: 7,5/10

El regreso de las Tortugas Ninja y de los Warren lidera los estrenos


Estrenos 17junio2016Después de un fin de semana sin grandes estrenos que hayan llamado la atención en taquilla, y como viene siendo habitual, nos toca hablar de novedades que, casi con toda probabilidad, dejarán huella en la cartelera española. Y aunque el número de novedades es bastante similar al de los últimos meses, los nombres que los respaldan son, en esta ocasión, más atractivos que los de, por ejemplo, la semana pasada. Pero si algo caracteriza a lo que llega este viernes, 17 de junio, es que los principales estrenos son secuelas de cintas con más o menos éxito.

La primera de estas secuelas es Ninja Turtles: Fuera de las sombras, que tratará de repetir, al menos, el éxito de la cinta de 2014 acerca de estos icónicos personajes y sus aventuras en Nueva York. En esta ocasión, y como ya ocurrió con la segunda parte de la trilogía original, las cuatro tortugas tendrán que salir de las sombras para enfrentarse a Shredder y las criaturas que ha logrado desarrollar a partir de dos humanos: un jabalí y un rinoceronte. A esta amenaza, sin embargo, se suma otra procedente del espacio exterior. Acción, aventura y dosis de humor vuelven a ser las claves de esta cinta que promete más en todos los sentidos, y que dirige Dave Green (Tierra a Eco). En cuanto al reparto, está encabezado por Megan Fox (El dictador), Will Arnett (En la boda de mi hermana), Laura Linney (Mr. Holmes), Stephen Amell (serie Arrow), Tyler Perry (Perdida), Alan Ritchson (Lazer team), Jeremy Howard (Una vida de mentira), Noel Fisher (Invasión a la Tierra), Pete Ploszek (serie Teen Wolf), Brian Tee (Jurassic World) y Tony Shalhoub (Dolor y dinero).

También continúa una historia, aunque esta vez de terror, Expediente Warren: El caso Enfield, segunda parte de la cinta de 2013 que vuelve a dirigir James Wan (Insidious) y que recoge otro caso presuntamente real de la pareja de investigadores paranormales formada por el matrimonio Ed y Lorraine Warren, centrado en esta ocasión en un poltergeist que parece acosar a una madre que cría a sus cuatro hijos en una apartada casa. El reparto vuelve a estar encabezado por Patrick Wilson (Hogar no tan dulce hogar) y Vera Farmiga (El juez), a los que se suman Frances O’Connor (Piedad), Madison Wolfe (Joy), María Doyle Kennedy (Albert Nobbs) y Franka Potente (Valerie), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca La leyenda de Barney Thomson, ópera prima como director del actor Robert Carlyle (serie Érase una vez) que cuenta con capital británico y canadiense. La trama, en clave de comedia, arranca cuando un torpe y tímido barbero de Glasgow se enfrenta al despido por su incompetencia con las tijeras. Soltero empedernido y dominado por su madre, el hombre se verá envuelto en una investigación policial cuando un homicidio involuntario le convierta en el centro de una serie de crímenes obra de un psicópata. Las mentiras irán tejiendo una tela de araña de la que tendrá que lograr salir siendo inocente. Protagonizada por el propio Carlyle, la cinta cuenta entre sus intérpretes con Emma Thompson (Un golpe brillante), Ray Winstone (Caza al asesino), James Cosmo (Citadel) y Ashley Jensen (Langosta).

Aunque desde luego el más europeo tal vez sea El valle oscuro, adaptación de la novela de Thomas Willmann que cuenta con capital austríaco, alemán e italiano y cuya historia gira en torno a un misterioso hombre que llega a un pueblo de los Alpes suizos a mediados del siglo XIX. Aunque asegura proceder de la América del Lejano Oeste, su violento pasado y su sed de venganza llevan al pueblo una tormenta de sangre y violencia que se verá acrecentada por el modo en que el clan familiar que controla esa pequeña comunidad trata a sus ciudadanos. Este relato de misterio de 2014 que combina acción y western está dirigido por Andreas Prochaska (Morirás en tres días) y protagonizado por Sam Riley (En la carretera), Tobias Moretti (Yoko), Clemens Schick (The girl from Nagasaki) y Paula Beer (Ludwig II).

La cinta española de la semana es Amor tóxico, drama romántico con dosis de terror cuyo protagonista, un veinteañeros que trata de comprender a las mujeres, acude a una cita con una chica que ha conocido por internet. Pero lo que comienza como una posibilidad de encontrar el amor verdadero se convierte en una pesadilla en la que la joven, un demonio con cara de ángel, le hará pasar un infierno enloquecido del que solo puede el amor más puro. Dirigida por Norberto Ramos del Val (Faraday), la película está protagonizada por Mariu Bárcena, Ann Perelló, Eduardo Ferrés (La final) y Pepón Fuentes (Todos sus secretos).

España también colabora con el film argentino Capitán Kóblic, thriller dramático ambientado en 1977, bajo la Dictadura argentina. Su argumento arranca cuando un comandante de la Armada es elegido para pilotar un “vuelo de la muerte”. Consciente del destino de los prisioneros que transporta, y del suyo propio, decidirá desobedecer las órdenes y refugiarse en un pequeño pueblo de la Pampa, lo que cambiará por completo su vida, que estará bajo la amenaza de la represión. Sebastián Borensztein (Un cuento chino) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Ricardo Darín (Truman), Oscar Martínez (Paulina) e Inma Cuesta (La novia).

El cine francés tiene su máximo representante en Grandes familias, comedia de 2015 dirigida por Jean-Paul Rappeneau (Cyrano de Bergerac) que arranca cuando un financiero francés que vive en Shanghai con su compañera sentimental realiza un viaje a Francia. Allí, y en una visita exprés a su madre y su hermano, descubre que el hogar donde se crió en un pequeño pueblo se va a vender. Dispuesto a impedirlo, investigará los motivos de esa venta y a quién se va a realizar, lo que cambiará para siempre su vida. Mathieu Amalric (Tres recuerdos de mi juventud), Marine Vacth (Joven y bonita), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Nicole Garcia (Plein sud) y Karin Viard (La familia Bélier) encabezan el reparto.

También francés es el drama Mi hija, mi hermana, ambientado en el mundo del western y que se centra en una convención de amantes del estilo de vida del Lejano Oeste donde una familia que aspira a pasar un día inolvidable. Sin embargo, la desaparición de la hija en plena reunión no solo generará una crisis familiar, sino que romperá por completo la relación entre la mujer y el marido, quien emprenderá una búsqueda sin tregua hasta remotos lugares para encontrar a su hija, acompañado en todo momento de su hijo, quien sacrificará su juventud por localizar a su hermana. Ópera prima de Thomas Bidegain, la película está protagonizada por François Damiens (El nuevo nuevo Testamento), Ellora Torchia (serie Indian Summers), Agathe Dronne (Los nombres del amor) y Finnegan Oldfield (Geronimo).

Seguimos en el país galo. Entre amigos es el título de la nueva comedia dirigida por Olivier Baroux (Quiero ser italiano), cuya trama se centra en tres amigos que deciden alquilar un yate y realizar un viaje a Córcega acompañados de sus novias. Pero a pesar de la relación que les une desde hace años el tiempo en alta mar sacará a relucir los problemas de cada pareja, lo que a su vez pondrá en peligro la amistad de los protagonistas. El reparto está encabezado por Daniel Auteuil (Antes del frío invierno), Gérard Jugnot (Los chicos del coro), François Berléand (La felicidad nunca viene sola), Zabou Breitman (Incompatibles) y Melanie Doutey (Los infieles).

Suecia y Alemania son los países que apoyan el drama Mi “perfecta” hermana, primer largometraje escrito y dirigido por Sanna Lenken que gira en torno a una chica que entra en la adolescencia teniendo como modelo a su hermana mayor, a la que idolatra. Sin embargo, poco a poco descubrirá que tiene un trastorno alimentario, lo que irá rompiendo la familia. Entre los intérpretes encontramos a Annika Hallin (Flimmer), Rebecka Josephson, Henrik Norlén (La reunión) y Amy Diamond.

Y al igual que ha ocurrido en las anteriores semanas, llega a la cartelera la trilogía Las mil y una noches, esta vez su volumen 3: el embelesado. De nuevo dirigida por Miguel Gomes (A cara que mereces), este drama producido entre Portugal, Francia, Alemania y Suiza vuelve a desgranar la actualidad política y social de Portugal por boca de Sherezade, que narrará diversos cuentos como el de un gallo parlante que se presenta a unas elecciones municipales, un mago con la pócima mágica para acabar con la austeridad, el entrañable empeño de unos criadores de canarios… El reparto cuenta con Crista Alfaiate (4 copas), Carloto Cotta (Bairro), Américo Silva (Misterios de Lisboa) y Amar Bounachada.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: