‘El círculo’: ser lo que no somos delante de una cámara


Pros y contras de la tecnología. Beneficios y riesgos de tener todos nuestros datos en internet, ya sea desperdigados por el espacio digital o condensados en una única cuenta. Eterno debate que, en la nueva película de James Ponsoldt (Aquí y ahora), escribe un nuevo episodio cuya aportación al debate es más bien escasa. Y no porque no invite a la reflexión o no exponga claramente la dualidad de un mundo en constante, rápido y peligroso desarrollo, sino porque, como película, plantea un tratamiento dramático cuanto menos cuestionable. Muy a pesar del excelente reparto que tiene, todo sea dicho.

Desde luego, lo más llamativo de El círculo es su apuesta visual y muchos de los hitos que conforman su trama. Bebiendo de producciones previas, ya sean cinematográficas o televisivas, Ponsoldt apuesta por el caos que generan millones de mensajes incapaces de ser leídos en un formato visual que puede llegar a ser confuso, pero que en el fondo termina por llegar al espectador del modo adecuado a lo que se quiere transmitir. A esto se suma un diseño de producción que se nutre directamente del funcionamiento de los grandes gigantes de internet, a los que por cierto el argumento hace una crítica cuanto menos contundente, al menos durante su primera mitad. Todo ello conforma un desarrollo inicial interesante que, sin embargo, se desinfla de forma alarmante.

Y es que, como se menciona en un momento del film, todos nos comportamos diferente delante de una cámara. Da la sensación de que la historia no quiere en ningún momento tomar partido a favor o en contra de la tecnología. En una suerte de búsqueda del equilibrio entre lo bueno y lo malo, la cinta se queda en tierra de nadie, convirtiéndose en una huída hacia adelante de la protagonista que, para denunciar los riesgos de una transparencia absoluta y poner en evidencia a sus jefes, decide recurrir al máximo extremo de la transparencia. Todo ello después de sufrir en sus carnes las nefastas consecuencias de que toda su vida sea retransmitida por una cámara. Pero no queda ahí la cosa. La cinta se centra tanto en el personaje de Emma Watson (saga Harry Potter) que se olvida de dar algo de “cariño”, aunque sea mínimo, a algunas tramas secundarias, sobre todo a la de la mejor amiga, cuya evolución está narrada de forma tan escueta que da la sensación de que se ha quedado algo por el camino en la sala de montaje.

El verdadero problema de El círculo es pura y sencillamente dramático. El tratamiento del guión es tosco, plagado de referencias a otros films e historias previas similares que han abordado, si no este, otros temas relacionados. Y eso se nota a pesar de los actores, más que nada porque lo que podría dar un aire diferente al relato, como son las tramas secundarias, se reducen a la mínima expresión, siendo totalmente inconexas y, hasta cierto punto incomprensibles. Da la sensación de que la historia comienza de un modo pero, a mitad de desarrollo, comprende que hay una cámara que observa lo que está ocurriendo, tratando de rectificar y comportarse como algo que no es. O dicho de otro modo, la película comienza apuntando en una dirección para cambiar de rumbo, hacerlo sin una explicación coherente y terminar de un modo cuanto menos cuestionable.

Nota: 6/10

Drama, thriller y comedia acaparan los estrenos de la semana


Estrenos 12septiembre2014Hasta 11 estrenos llegan hoy, viernes 12 de septiembre, a las carteleras españolas. 11 novedades entre las que no se cuentan, por primera vez en varias semanas, grandes títulos capaces de atraer a un amplio espectro de espectadores, enfocadas la mayoría a sectores muy concretos. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que esta semana no tenga interés. Más bien es al contrario. Un experimento audiovisual casi sin precedentes y una de las últimas películas de uno de los mejores actores de los últimos años son algunas de las bazas que presentan los estrenos de esta semana.

Doce años. Eso es lo que ha tardado Richard Linklater, director de la trilogía compuesta por Antes del amanecer (1995), Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013), en rodar su nuevo proyecto, Boyhood (Momentos de una vida), un drama familiar que gira en torno al proceso de madurez de un niño cuyos padres están separados. El motivo no es otro que ver al joven protagonista crecer ante la cámara en un ejercicio cinematográfico pocas veces visto en una pantalla. El director condensa todo ese tiempo en casi tres horas de metraje en las que los conflictos románticos, familiares y sociales irán dando forma al joven protagonista. Ellar Coltrane (Fast food nation) fue el elegido para pasar de niño a adulto ante la cámara, mientras que Patricia Arquette (serie Boardwalk Empire) y Ethan Hawke (The purge: La noche de las bestias) dan vida a sus padres. El reparto se completa con Lorelei Linklater, Steven Chester (Pineapple) y Elijah Smith.

La otra importante propuesta de la semana es El hombre más buscado, thriller co producido entre Estados Unidos, Alemania y Reino Unido que adapta la novela homónima de John LeCarré. La trama se centra en un juego de intereses y de espionaje establecido entre un sin papeles checheno en Hamburgo, del que se sospecha que puede ser un terrorista islamista, y los servicios de inteligencia que tratan de capturarle. Durante su huída el hombre contactará con un banquero de dudosa reputación, algo en lo que tendrá un papel fundamental una joven abogada. Escrita y dirigida por Anton Corbijn (El americano), la película cuenta con un reparto notable en el que destacan Philip Seymour Hoffman (The master), Rachel McAdams (Una cuestión de tiempo), Robin Wright (serie House of cards), Willem Dafoe (El gran hotel Budapest), Daniel Brühl (Rush), Grigoriy Dobrygin (Atomnyy Ivan) y Nina Hoss (Barbara).

El último de los estrenos que cuenta con capital norteamericano es Ojalá estuviera aquí, comedia dramática dirigida y protagonizada por Zach Braff (Algo en común), quien por cierto también participa en la escritura del guión. Su argumento aborda la difícil situación que vive un padre de familia y los malabares que debe realizar para mantener su mundo en orden. Por un lado, su mujer debe mantenerles a todos con un salario mínimo; por otro, descubre que su padre está gravemente enfermo y arruinado; y por si fuera poco, su hermano complica las relaciones familiares. En el reparto, además de Braff, encontramos un puñado de rostros más o menos conocidos, como son Josh Gad (Los becarios), Ashley Greene (Crepúsculo), Kate Hudson (Algo prestado), Joey King (Asalto al poder), Mandy Patinkin (serie Homeland) y Jim Parsons (serie The Big Bang theory).

Alemania y Reino Unido, junto con Francia, también están tras la comedia Les doy un año, ópera prima de Dan Mazer, creador de personajes como Borat (2006) o Bruno (2009). La trama arranca cuando una pareja cuya química y atracción son innegables deciden ir un paso más allá y casarse, desoyendo los consejos de amigos y familiares. Consejos que ahondan en las irremediables diferencias que existen entre ellos y que saldrán a la superficie a medida que pasen los meses. Producida en 2013, la película cuenta con un reparto internacional en el que destacan los nombres de Rose Byrne (Insidious), Rafe Spall (La vida de Pi), Anna Faris (El dictador), Simon Baker (serie El mentalista), Stephen Merchant (Carta blanca), Minnie Driver (Betty Anne Waters), Jane Asher (Un funeral de muerte) y Jason Flemyng (Grandes esperanzas).

Otro de los nuevos títulos europeos es la francesa Mea culpa, nuevo thriller de acción dirigido por Fred Cavayé (Cuenta atrás) que en esta ocasión se centra en un policía retirado después de que, estando borracho, provocara un terrible accidente de tráfico. Como consecuencia de ello su familia se rompe y la relación con su antiguo compañero desaparece, pero su pasado, con sus luces y sus sombras, regresará cuando su familia sea puesta en peligro. Vincent Lindon (Los canallas) y Gilles Lellouche (Los infieles) forman la pareja protagonista, acompañados en esta ocasión por Nadine Labaki (Caramel), Gilles Cohen (20 años no importan) y Max Baissette de Malglaive (22 balas) como principales secundarios.

También desde Francia llega Antes del frío invierno, intenso drama en el que una pareja felizmente casada desde hace varios años ve cómo su estabilidad y todo lo que han construido se tambalea cuando ella empieza a recibir ramos de rosas y él conoce a una joven. Escrita y dirigida por Philippe Claudel (Silencio de amor), el reparto está encabezado por Daniel Auteuil (Marius), Kristin Scott Thomas (En la casa), Leïla Bekhti (La fuente de las mujeres), Richard Berry (La cliente) y Vicky Krieps (Hanna).

Pasamos ahora a las novedades españolas. Una de ellas es el thriller dramático Tres mentiras, debut en el largometraje de ficción de Ana Murugarren. La historia se centra en la investigación de una madre coraje que está decidida a desvelar las actividades que se realizaron en las primeras décadas de la democracia en un piso de Bilbao, donde se daba cobijo a jóvenes madres solteras pero sus hijos entraban en un sucio negocio. Nora Navas (Dictado), Mikel Losada (El cazador de dragones), Marta Castellote (La cueva), Lander Otaola (La buena hija) y Carmen San Esteban (Hoy no se fía, mañana sí) son los principales actores.

España y Argentina producen Betibú, thriller centrado en la investigación que lleva a cabo una prestigiosa escritora argentina sobre la muerte de un importante empresario en un barrio de las afueras de Buenos Aires. A medida que se implica más y más en el misterioso asesinato la escritora descubre que su muerte es solo la primera de una cadena de crímenes que no ha hecho más que empezar. Basado en la novela de Claudia Piñeiro, el film está dirigido por Miguel Cohan (Sin retorno), y cuenta con Mercedes Morán (Luna de Avellaneda), Daniel Fanego (Todos tenemos un plan), Alberto Ammann (Tesis sobre un homicidio), José Coronado (No habrá paz para los malvados), Marina Bellati (serie Los únicos) y Norman Briski (No somos animales) en su reparto.

Y desde el pasado miércoles algunas salas de España proyectan Cuinant, ópera prima de Marc Fàbregas que aborda en clave de comedia dramática los sentimientos y secretos que guarda una pareja, y que afloran cuando ambos tienen que cocinar para un grupo de invitados poco deseados. Chus Pereiro (Atrocious) y Miquel Sitjar (A la deriva) son sus protagonistas.

La alternativa animada del fin de semana es Lifi, una gallina tocada del ala, producción de Corea del Sur de 2011 que narra las aventuras de una gallina después de escapar de la granja en la jaula en la que estaba. Durante su viaje conocerá a una pareja de patos y a una comadreja. Cuando los primeros mueran a manos de la segunda la gallina deberá hacerse cargo de la pequeña cría de la pareja. Basada en la novela de Seonmi Hwang, la película supone el debut en el largometraje de Oh Seong-yun, y cuenta con las voces en la versión original de Moon So-ri (En otro país), Yoo Seung Ho (Hearty paws), Choi Min-sik (Lucy) y Park Cheol-min (No breathing) entre otros.

Finalizamos el repaso con un documental español que combina drama y biografía a partes iguales. Se trata de Gabor, cuya trama se centra en los intentos del debutante director en el largometraje, Sebastián Alfie, de abordar la ceguera en el altiplano boliviano. En este proceso conoce al director de fotografía que da nombre al film, un hombre que ha viajado por todo el mundo y que quedó ciego hace 1o años. Se inicia así una relación que llevará al documental a centrar su atención en la vida y el trabajo de este fotógrafo ciego.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: