‘Mientras dure la guerra’: el templo de la inteligencia


Hay que reconocerle a Alejandro Amenábar (Tesis) su valentía a la hora de escoger proyectos. O más bien, su capacidad para afrontar producciones que tratan de ahondar en los entresijos que se esconden detrás de cada historia, sea real o ficticia. Las motivaciones, el desarrollo de acontecimientos, los giros argumentales que cambian por completo el sentido de una trama, … Todo ello, unido a un lenguaje visual que sabe adaptarse a cada relato, le convierte en uno de los mejores directores del panorama español.

Eso, y mucho más, es lo que desprende Mientras dure la guerra. Su forma de encarar el inicio de la Guerra Civil en España y la relación del escritor Miguel de Unamuno con el bando sublevado y la República es sencillamente brillante. Puede parecer simple, incluso un poco academicista, pero en un país tan polarizado como este es un soplo de aire fresco que alguien tome la suficiente distancia para tratar de aportar una visión objetiva de los acontecimientos. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que no despierte sentimientos de muy diversa índole, pero sí permite al espectador acercarse a este momento vital de la historia reciente de España. A través de un desarrollo marcado por los giros argumentales en forma de muertes y disparos en la madrugada, Amenábar construye el cambio de paradigma que se produce en el protagonista (magistral Karra Elejalde –La higuera de los bastardos-) de una forma natural, evidenciando el error inicial que se traduce, finalmente, en ese discurso histórico en la Universidad de Salamanca el Día de la Raza (ahora Día de la Hispanidad).

Pero la película va mucho más allá. En realidad, los acontecimientos acaecidos en 1936 no dejan de ser un reflejo de lo que el director en realidad quiere contar, y es el carácter de una sociedad condenada a enfrentarse, condenada a no entenderse. La breve secuencia del protagonista y su joven amigo en una carretera a Zamora discutiendo por ideas contrarias (con una clara referencia al Duelo a garrotazos de Goya) es posiblemente el momento más clarificador de un film cuya puesta en escena, vestuario y reparto son simplemente soberbios. Y si la historia de Unamuno resulta atractiva por cuanto viene a representar ese cambio de mentalidad, no lo es menos el modo en que Francisco Franco desarrolla su estrategia para terminar convirtiéndose en el dictador que gobernó España durante casi 40 años.

Habrá quienes critiquen a Mientras dure la guerra por plantear la historia tan solo desde el punto de vista de un bando. Habrá quienes consideren que evita mostrar la violencia. Pero la realidad es que Amenábar construye el que posiblemente sea el relato más fiel de esos primeros meses de contienda. No es necesario mostrar disparos en la nuca, ni conflictos bélicos en el frente. Basta con evidenciar la virulencia con la que se defienden las ideas para hacerse una idea del enconamiento social y político existente en 1936. Y es aquí donde subyace el verdadero interés y la extraordinaria visión de la película. Su retrato de aquellos meses, de los intelectuales, las cazas de brujas, los fusilamientos y el golpe de Estado (no solo en la sublevación militar, sino también de Franco dentro de sus propias filas) es brillante, elegante y tan complejo como la sociedad que describe. Un reflejo de muchas cosas que se pueden ver y sentir hoy en día.

Nota: 9/10

‘Rambo’ sigue regresando ‘Mientras dure la guerra’


Septiembre finaliza con un claro ambiente bélico en lo que a cine se refiere. Y lo hace recuperando viejos personajes y acontecimientos históricos del pasado siglo en España. Pero este viernes día 27 también es el turno de mucha comedia, algo de drama y algo de ciencia ficción.

Comenzamos el repaso con Mientras dure la guerra, regreso a los cines de Alejandro Amenábar (Regresión). Esta coproducción entre España y Argentina aborda la vida del escritor Miguel de Unamuno durante el verano de 1936, cuando decide apoyar públicamente la sublevación militar contra la República, siendo destituido como rector de la Universidad de Salamanca. Cuando el bando sublevado empieza a encarcelar a algunos de sus compañeros y el conflicto se vuelve cada vez más sangriento comenzará a cuestionarse su postura inicial. Drama, historia y cine bélico se dan cita en este film protagonizado por Karra Elejalde (Que baje Dios y lo vea), Eduard Fernández (Perfectos desconocidos), Santi Prego (A esmorga), Nathalie Poza (No sé decir adiós), Patricia López Arnaiz (El árbol de la sangre), Luis Zahera (El reino), Luis Bermejo (La tribu), Inma Cuevas (Toc toc) y Tito Valverde (Villaviciosa de al lado), entre otros.

Muy diferente es Rambo: Last blood, nueva entrega de la saga estadounidense que vuelve a protagonizar Sylvester Stallone (Creed II: La leyenda de Rocky), y que en esta ocasión sitúa al exmilitar retirado en su rancho familiar. Su descanso se ve interrumpido por la desaparición de su nieta tras cruzar la frontera con México. El veterano emprende así un peligros viaje en el que se enfrentará a uno de los cárteles más peligrosos de la zona, descubriendo la verdad tras la desaparición de su nieta. Su sed de venganza le llevará a cumplir una última misión. Dirigida por Adrian Grunberg (Vacaciones en el infierno), esta cinta de acción, aventura y thriller cuenta en su reparto, además de Stallone, con Paz Vega (Actos de venganza), Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas), Óscar Jaenada (El hombre que mató a Don Quijote), Yvette Monreal (Lowriders), Adriana Barraza (Loca por el trabajo) y Joaquín Cosio (Cinderelo).

Entre el resto de estrenos europeos encontramos El papel de sus vidas, comedia francesa escrita y dirigida por Anne Giafferi (Angie et Gabrielle) que tiene como protagonistas a dos mujeres: una actriz que acaba de salir de una fallida operación de cirugía estética, y a la doble que utiliza para reemplazarla en un rodaje. Lo que la primera no sabe es que la segunda es su hermana gemela. La tensión entre ambas irá en aumento al chocar sus personalidades, pues la actriz es una diva detestable y su doble, peluquera de profesión, una persona encantadora. Mathilde Seigner (Vuelta a casa de mi madre) da vida a los dos personajes femeninos, estando acompañada en el reparto por François-Xavier Demaison (Como conocí a mi padre), Arié Elmaleh (Entre ellas), Marie-Anne Chazel (Fanny), Nicolas Briançon (Les gamins) y Vincent Regan (Normandía al desnudo).

También francesa, aunque con colaboración belga, es Bienvenidos al barrio, cuya trama sigue a un jefe de una agencia de comunicación que, tras un tormentoso control fiscal, se ve obligado a desmoralizar su empresa a un barrio muy conflictivo del extrarradio de París. Una vez allí conocerá a un joven que se ofrece a enseñarles los modos y costumbres de su nuevo barrio. Mohamed Hamidi (La vaca) se pone tras las cámaras de esta comedia protagonizada por Gilles Lellouche (Cosas de la edad), Malik Bentalha (Mi tierra), Camille Lou (serie Les bracelets rouges), Sabrina Ouazani (Historias de una indecisa), Anne-Elisabeth Blateau (serie Scènes de ménages) y Loïc Legendre (Los 50 son los nuevos 30).

Puramente española es Agur Etxebeste!, secuela de Aupa Etxebeste! (2005) que, al igual que la primera cinta, está dirigida a cuatro manos por Asier Altuna y Telmo Esnal. El argumento sitúa al protagonista en un momento de su vida en el que, por “problemas de salud”, se ve obligado a abandonar la alcaldía. Sin embargo, para no perder el mandato del Ayuntamiento decide nombrar a su mujer como la primera alcaldesa del pueblo. Pero ella, lejos de ser una mujer de paja, se toma muy en serio su trabajo y comienza a realizar cambios en el funcionamiento de la administración, poniendo patas arriba la relación de pareja. Esta comedia cuenta con Ramón Agirre (Black is Beltza), Elena Irureta (A escondidas), Iban Garate (Miel de naranjas) y Paco Sagarzazu (Bajo la piel de lobo) como principales actores.

La propuesta de ciencia ficción de la semana es H0us3, ópera prima de Manolo Munguia que transcurre durante una cena de un grupo de antiguos compañeros de la universidad, a la que acuden también sus parejas. Un encuentro para ponerse al día después de varios años que, sin embargo, da un giro cuando uno de ellos confiesa haber descifrado uno de los archivos más secretos de Internet, dentro del cual hay una aplicación de realidad aumentada. Al intentar modificarla entre todos desencadenarán una serie de acontecimientos con consecuencias inesperadas. La cinta, que cuenta con capital español, está protagonizada por Rubèn Serrano (serie El secreto de Puente Viejo), Roc Esquius (serie La Riera), Míriam Tortosa (El juego del ahorcado), Anna Bertran (serie Pop ràpid) y Mariona Tena (Diario de una ninfómana).

Desde India llega, en colaboración con Francia, Señor, drama romántico de 2018 cuya trama sigue a una empleada de hogar que trabaja para un hombre de familia adinerada. Él parece tenerlo todo, pero no ha logrado alcanzar sus sueños y se siente perdido. Ella vive llena de esperanza. Cuando sus mundos se cruzan las barreras que parecían insuperables comenzarán a verse de otro modo. Escrita y dirigida por Rohena Gera, que de este modo debuta en el largometraje de ficción tras el documental What’s love got to do with it (2013), la cinta cuenta con un reparto encabezado por Tillotama Shome (Sold), Vivek Gomber (Tribunal), Geetanjali Kulkarni (Hotel Salvación), Rahul Vohra (Un + une) y Ahmareen Anjum.

Por último, Hasta siempre, hijo mío es el título del drama chino dirigido por Xiaoshuai Wang (Sueños de Shangai) que sigue la vida de dos matrimonios a lo largo de casi cuatro décadas, abordando los grandes cambios sociales y económicos a los que tienen que hacer frente en China. Entre los principales actores encontramos a Liya Ai (Cheng xiang sheng di hua er), Jiang Du (Hong hai xing dong), Zhao-Yan Guo-Zhang (An elephant sitting still), Jingjing Li (Monster hunt) y Xi Qi (Wan wu sheng zhang).

‘Perfectos desconocidos’: el eclipse telefónico de la verdad


Qué puede haber de malo en que un grupo de amigos que se conoce desde hace muchos años compartan sus llamadas y mensajes durante una cena? Pues a tenor de lo visto en la nueva película de Álex de la Iglesia (Los crímenes de Oxford), mucho. Y es que esta comedia negra, adaptación de la película italiana homónima de 2016, es un compendio de giros argumentales, algunos más previsibles que otros, dinámico y, sobre todo, autodestructivo.

Autodestructivo para los personajes, que no para la historia. Es más, la estructura argumental de Perfectos desconocidos, a modo de obra teatral, apenas tiene irregularidades en su ritmo narrativo, aprovechando las posibilidades que ofrecen siete personajes y sus respectivos secretos a lo largo de dos horas. Con inteligencia, el guión salta de uno a otro con frescura y naturalidad, teniendo como epicentro del drama tragicómico la tecnología y la fantasía que rodea un eclipse de luna como el que sirve de excusa para algunos de los momentos más hilarantes y surrealistas de la trama. Al buen tono del film contribuyen, en este caso más que nunca, un plantel de actores espléndido. Por supuesto, habrá quien prefiera a uno u a otro, pero en líneas generales la interpretación y el partido que saca de la misma De la Iglesia es sencillamente brillante.

Con todo, habrá quien piense que esta no es una historia de Álex de la Iglesia, y en cierto modo tiene razón. La historia a priori parece alejada de los cánones excesivos a los que nos tiene acostumbrados el director, pero eso es solo a priori. La realidad es que el desarrollo de la trama, incluyendo un final de corte fantástico con varias interpretaciones, es histriónico, con personajes al borde de sus posibilidades y con una realidad inicial destruida por la locura de unos roles con miedo a perder lo que tienen y a afrontar las consecuencias de sus actos, con los que por cierto provocan la concatenación de revelaciones que se ve en pantalla. Con todo, la trama peca a veces de demasiado teatral, con alegatos algo forzados a favor o en contra de un determinado tema, o con largos diálogos para tratar de desgranar la personalidad de los personajes.

Pero es un problema menor. La realidad es que Álex de la Iglesia utiliza un lenguaje visual dinámico y fresco, acorde con el propio desarrollo de la trama y con el que saca el máximo partido no solo al trasfondo social y dramático de esta comedia, sino a un grupo de actores a la altura de las circunstancias. Una película compleja en su sencillez, con numerosas capas interpretativas que invitan a pensar no solo en los secretos de aquellos a los que, en teoría, mejor conocemos, sino en los riesgos de las nuevas tecnologías y en cómo éstas han cambiado nuestra forma de relacionarnos. Y todo ello riéndonos a carcajada limpia.

Nota: 7/10

‘1898. Los últimos de Filipinas’: los tontos de Baler


Los soldados sobreviven en una iglesia durante el asedio de '1898. Los últimos de Filipinas'.El cine español tiene una deuda con la historia de su país. Más o menos como la tienen casi todos los países a la hora de analizar y reconocer sus propios errores. Tal vez por eso el debut en el largometraje de Salvador Calvo ha provocado el interés y la curiosidad que ha provocado. Y lo cierto es que, al menos en el aspecto dramático y autocrítico, no decepciona, abordando uno de los hechos históricos más interiorizados en la cultura popular desde un punto de vista sincero y ajeno a patriotismos baratos o a heroismos trasnochados.

Habrá quien diga que eso es realismo. En realidad, 1898. Los últimos de Filipinas es un mural de personalidades, un reflejo del declive de una guerra en la que los jóvenes no creen y en la que los más veteranos simplemente hacen los único que han sabido hacer en esos años. De este modo, se genera un conflicto que va más allá del puro belicismo y que termina por definir no solo el contexto político de la época, sino incluso el social. Quizá el mayor problema en este sentido es que los personajes tienden a estereotiparse a medida que avanza la historia: el teniente sediento de sangre; el doctor razonable; los jóvenes asustados; el cura que trata de imbuir de lecciones de vida a través de la palabra de Dios. Pero con todo y con eso, la habilidad de Calvo para narrar la historia logra desprender a la trama de muchos de sus lastres, ofreciendo un estilo visual que aprovecha al máximo los potenciales del desarrollo y que presenta un contexto político, social y económico que en varias ocasiones puede trasladarse a la actualidad.

El talón de Aquiles, sin embargo, se encuentra precisamente en la propia historia. Por mucho que la vistan, que tenga momentos realmente impactantes o que su reparto (la inmensa mayoría del mismo al menos) haga una labor más que notable, lo cierto es que este relato de un grupo de soldados atrincherados en una iglesia da para poco. Para muy poco. Y dos horas de duración son excesivas para algo que podría haberse narrado en hora y media, incluso menos. La consecuencia más inmediata es que en muchos momentos la trama avanza con paso demasiado lento, repitiendo esquemas y cayendo en una reiteración de ideas y propuestas que generan la impresión de andar en círculos hasta los momentos relevantes de la acción.

Lo que termina provocando 1898. Los últimos de Filipinas es una sensación de producto preciosista (algunos planos son brillantes), con factura técnica y artística impecable y con algunos momentos realmente logrados, pero cuyo contenido parece forzado por una necesidad etérea de que la película tiene que tener una duración determinada, como si los casi 12 meses de asedio tuvieran que relatarse en los casi 120 minutos que dura. Menos tiempo habría convertido este film en algo mejor para mayor crítica y vergüenza del Imperio. Y habría eliminado, además, algunas irregularidades dramáticas que se aprecian en determinados momentos.

Nota: 6,5/10

‘El hombre de las mil caras’: el tuerto en el país de los ciegos


'El hombre de las mil caras', la historia de Paesa y Roldán dirigida por Alberto Rodríguez.Como película, técnicamente hablando, no es extraordinaria. Y desde luego su historia podría haber aprovechado mucho mejor algunos elementos narrativos. Pero lo nuevo de Alberto Rodríguez (La isla mínima) no es una gran película por el aspecto técnico, sino por el trasfondo dramático y reflexivo que contiene, y sobre todo por la radiografía de un país y sus debilidades.

Porque sí, como reza la frase promocional, El hombre de las mil caras es la historia del hombre que engañó a todo un país. Pero también es la historia de cómo un país ha permitido a lo largo de los años que los altos cargos sean corruptos con aparente impunidad. Y es la historia de cómo un gobierno puede llegar a caer si traiciona al hombre equivocado. Con todo esto, la historia de Paesa y Roldán adquiere un nuevo significado, más profundo que el mero thriller político y mucho más interesante que la simple exposición de hechos o, en este caso, del punto de vista del personaje magistralmente interpretado por Eduard Fernández (Marsella).

El problema de la película, si es que tiene alguno, es que la historia deja fuera de foco a personajes que podrían haber tenido más relevancia en la trama. Evidentemente, esto no es un problema de guión, de dirección o montaje, sino de la propia veracidad de los hechos, que obliga a mantener una fidelidad en el desarrollo. Asimismo, sus dos horas de metraje pueden parecer excesivas en algunos momentos en los que el argumento parece encallar (y solo parece, porque la resolución deja claro que este hombre ha engañado incluso a los espectadores actuales).

Pero todo ello son cuestiones menores en El hombre de las mil caras. En realidad, Alberto Rodríguez se confirma, si es que era necesario, como uno de los grandes directores de thriller de España. Su manejo de los tiempos, de la cámara y de los actores es brillante y poco dado a efectismos. Es interesante comprobar cómo un simple plano de Eduard Fernández con la mirada perdida en el infinito es capaz de transmitir tanto. Una película imprescindible tanto para aquellos que siguieron la persecución de Luis Roldán con interés como para aquellos que quieran conocer su historia un poco mejor.

Nota: 8/10

Los nuevos siete magníficos, contra Streep, Mortensen y Fernández


Estrenos 23septiembre2016Nuevo viernes de septiembre y nueva cita con los estrenos en las salas de cine. Y como está siendo habitual este mes, títulos de puro entretenimiento se juntan con los que empiezan a sonar a Oscar, aunque solo sea en esa carrera inicial hacia las nominaciones. Este 23 de septiembre llega cargado de acción, humor y drama.

La acción la pone Los siete magníficos, remake del film de 1960 que, a su vez, adaptaba la película de Akira Kurosawa Los siete samuráis (1957). Para quienes no conozcan la trama, esta arranca cuando los habitantes de un pueblo deciden contratar los servicios de siete hombres, entre los que se encuentran forajidos y sicarios, para que les salven de la opresión y el terror que está sembrando un empresario industrial. Y aunque inicialmente se mueven por dinero, estos siete hombres pronto descubrirán que sus motivaciones van más allá. El encargado de esta nueva versión es Antoine Fuqua (The Equalizer), que cuenta con un reparto encabezado por Denzel Washington (2 guns), Chris Pratt (Guardianes de la galaxia), Ethan Hawke (Regresión), Vincent D’Onofrio (serie Daredevil), Peter Sarsgaard (El caso Fischer), Matt Bomer (Dos buenos tipos), Cam Gigandet (Plush), Haley Bennett (Kristy) y Luke Grimes (Forever).

El humor lo aporta Florence Foster Jenkins, biografía dirigida por Stephen Frears (Philomena) acerca de la vida de una heredera neoyorquina que en los años 40 decidió cumplir su sueño y convertirse en cantante de ópera. Pero lo que ella consideraba como una voz espléndida para el resto era hilarantemente horrible. Con ayuda de su manager y marido la mujer logró actuar en teatros de la ciudad hasta que se enfrentó a un concierto público en el Carnegie Hall. Meryl Streep (Sufragistas), Hugh Grant (Operación U.N.C.L.E.), Simon Helberg (serie The Big Bang Theory), Rebecca Ferguson (Hércules), John Kavanagh (In secret) y Nina Arianda (La sombra del actor) son los principales protagonistas.

Y el drama, aunque con dosis de humor, lo propone Captain Fantastic, segunda película de Matt Ross (serie Silicon Valley) como director tras 28 hotel rooms (2012). El argumento se centra en una familia que vive en medio del bosque y cuyo patriarca se ha entregado a la educación de sus hijos, enseñándoles todo lo que considera necesario para sobrevivir en la naturaleza. Sin embargo, una tragedia obliga al clan a acudir a la ciudad, donde las enseñanzas del hombre chocarán frontalmente con la realidad del mundo. Con Viggo Mortensen (Las dos caras de enero) como principal protagonista, en el reparto también encontramos a Frank Langella (serie The americans), Kathryn Hahn (La visita), George MacKay (Pride), Steve Zahn (serie Mad dogs), Annalise Basso (Standing up) y Samantha Isler (Dig two graves).

Estados Unidos participa, junto a Turquía, en la cinta de terror Baskin, producción de 2015 que arranca cuando una patrulla de policía que recorre la Turquía rural recibe una llamada momentos antes de terminar su turno. Cuando llegan a la zona se encuentran con la celebración de una misa negra que ha abierto las puertas al infierno. Dirigida por Can Evrenol, que debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta entre sus actores con Muharrem Bayrak (Nefes: Vatan sagolsun), Fadik Bülbül, Mehmet Cerrahoglu, Elif Dag (Risse im Betim) y Fatih Dokgöz (Elveda katya).

Pasamos ahora al estreno español de la semana, El hombre de las mil caras, thriller político basado en la novela de Manuel Cerdán que narra, a su vez, la historia de Francisco Paesa, ex agente secreto español que tuvo que huir del país por un caso de extorsión. Cuando regresa, arruinado y con una vida personal en crisis, recibe la visita de Luis Roldán, ex director de la Guardia Civil que le contrata para sacar los 1.500 millones de pesetas robados al erario público. Sin embargo, esto le dará la oportunidad de ajustar cuentas con el Estado español. Dirigido por Alberto Rodríguez (La isla mínima), la película está protagonizada por Eduard Fernández (Truman), José Coronado (Cien años de perdón), Marta Etura (Los últimos días) y Carlos Santos (Miel de naranjas), entre otros.

También española es Fátima o el parque de la fraternidad, drama de 2015 dirigido por Jorge Perugorría (Habana abierta) que se centra en un travesti cuya vida está marcada por la crudeza de las decisiones que debe tomar para poder sobrevivir y estar junto al hombre que ama. El reparto está encabezado por Carlos Enrique Almirante (La pared de las palabras), Tomás Cao (Larga distancia), Mirtha Ibarra (Amor crónico) y Broselianda Hernández (Siempre Habana).

En lo que a estrenos europeos se refiere, destaca El porvenir, coproducción franco alemana escrita y dirigida por Mia Hansen-Løve (Eden: Lost in music) que se centra en una mujer, escritora y profesora de filosofía, cuya vida se reparte entre su trabajo, sus hijos y atender a su posesiva madre. Pero todo dará un vuelco cuando su marido anuncie que la abandona por otra mujer. Este drama está protagonizado por Isabelle Huppert (Luces de París), Edith Scob (Primavera en Normandía), Roman Kolinka (Juliette) y André Marcon (El hombre perfecto).

En clave de comedia se desarrolla El gruñón, film de 2014 con capital de Finlandia e Islandia cuya trama arranca cuando un hombre al que todo lo que ha ocurrido después de 1953 le enfurece tiene que irse a vivir con la familia de su hijo a Helsinki. Su vida allí representa todo lo que odia, pero tratará de integrarse en su familia ayudando a su nuera, una mujer de carrera, a cerrar un negocio. El problema es que para lograrlo posiblemente enfade a alguien. Basado en la novela de Tuomas Kyrö, el relato está dirigido por Dome Karukoski (Napapiirin sankarit) y protagonizado por Antti Litja (Hella W), Petra Frey (Kotirauha), Janne Reinikainen (Vuosaari), Timo Lavikainen (Roskisprinssi) y Kari Ketonen (Risto).

De 2014 también es Caballo dinero, drama escrito y dirigido por Pedro Costa (Casa de lava) que gira en torno a un hombre cuyos recuerdos le llevan a vivir de nuevo los momentos previos a abandonar su Cabo Verde natal para buscar una vida mejor en Lisboa, donde siempre ha vivido desplazado. Unos instantes marcados por la violencia y la revolución. Con cierto toque biográfico, el reparto de esta historia está encabeza por Ventura (Juventude em marcha), Vitalina Varela, Tito Furtado y Benvindo Tavares.

Francia, España. Argentina y Chile están detrás de Neruda, drama biográfico acerca de la persecución del Premio Nobel de Literatura por la policía de Chile a finales de los años 40, cuando se dio la orden de detenerlo por sus convicciones comunistas. Pablo Larraín (No) dirige esta propuesta que cuenta con Luis Gnecco (Aurora), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Mercedes Morán (Betibú), Alfredo Castro (El Club) y Pablo Derqui (Sabrás qué hacer conmigo) como principales intérpretes.

En 2015 también se produjo Blanka, film con capital italiano, filipino y japonés que, en clave de drama, narra la historia de una joven que se gana la vida con robos y trucos en las calles de Manila. Todo cambia cuando conoce a un cantante ciego que también saca provecho de la calle. Si bien ambos aúnan fuerzas para hacer frente a las necesidades, ella descubre su capacidad para el canto y la necesidad de cambiar si quiere lograr el amor de una persona. Kohki Hasei debuta en el largometraje de ficción con esta historia protagonizada por un reparto anónimo en el que destacan Cydel Gabutero, Peter Millari, Jomar Bisuyo y Raymond Camacho.

‘No respires’ mientras ‘Ben-Hur’ vuelve a correr en la arena


Estrenos 2septiembre2016Comenzamos septiembre, y lo hacemos con nuevas versiones de clásicos inmortales. Algo que, habitualmente, no da muy buenos resultados. Muchos son los estrenos que llegan a la cartelera española este viernes, 2 de septiembre, y lo cierto es que la mayoría de ellos no parecen tener el interés suficiente como para atraer a un amplio número de espectadores. La mayoría, es cierto, pero siempre hay algún título que esconde secretos a descubrir.

Desde luego, no parece que sea el caso de Ben-Hur (2016), nueva versión de la inmortal historia escrita por Lew Wallace y cuya adaptación más famosa la interpretó Charlton Heston (Los 10 mandamientos) en 1959. Ahora, y bajo la dirección de Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), esta épica trama vuelve a narrar cómo un príncipe judío es traicionado por su hermano adoptivo, un tribuno romano. Convertido en esclavo y separado de su madre y su hermana, deberá vivir varios años en las galeras de un barco hasta que logre liberarse, con el único objetivo de lograr la venganza y restaurar su nombre. Acción, aventura y unos renovados efectos visuales son las claves de esta cinta protagonizada por Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Toby Kebbell (Warcraft), Nazanin Boniadi (serie Homeland), Haluk Bilginer (Sueño de invierno), Pilou Asbæk (serie 1864), Rodrigo Santoro (Focus), Moises Arias (El juego de Ender) y Morgan Freeman (Objetivo: Londres).

El terror psicológico llega de la mano de No respires, cinta dirigida por Fede Alvarez (Posesión infernal) que, aunque a priori puede parecer terror en estado puro, su premisa es ligeramente diferente. Un grupo de jóvenes ladrones se dispone a dar un golpe sencillo y que podría hacerles muy ricos: desvalijar la casa de un hombre ciego en la que, en principio, se esconde un gran botín. Pero una vez dentro, y con la casa a oscuras, los papeles de presa y cazador pronto dan un vuelco. El reparto, aunque extenso, tiene como principales actores a Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Bang bang baby), Dylan Minnette (Prisioneros) y Daniel Zovatto (It follows).

En lo que a la comedia familiar se refiere, Siete vidas es el título de lo nuevo de Barry Sonnenfeld (Men in Black 3), cuya trama se centra en un hombre rico que vive su vida al límite y que disfruta con su trabajo, algo que no termina de gustar a su familia. Para el cumpleaños de su hija decide comprar un gato a un peculiar vendedor, pero de camino a casa sufre un terrible accidente y queda en coma. Su alma, sin embargo, se traspasa al animal. Kevin Spacey (serie House of cards), Jennifer Garner (Los milagros del cielo), Christopher Walken (Eddie el Águila), Robbie Amell (serie The Flash), Cheryl Hines (El benefactor), Malina Weissman (Thirsty) y Teddy Sears (serie Masters of sex) encabezan el reparto.

Este septiembre supone también el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson (Los mercenarios 3) con Blood father, en un papel que conoce a la perfección. La historia arranca cuando una joven es traicionada por su novio traficante después de un robo a un cártel. Perseguida y asustada, su única vía de escape será su desastroso padre, un borracho y violento ex convicto que quiere ejercer de buen progenitor, incluso aunque eso ponga en riesgo su propia vida. Dirigida por Jean-François Richet (Una semana en Córcega), esta mezcla de acción y thriller tiene un reparto que se completa con William H. Macy (La habitación), Diego Luna (Elysium), Thomas Mann (Memoria) y Erin Moriarty (Los amos del barrio).

Muy diferente es el thriller Criminal, coproducción inglesa y norteamericana que recupera un viejo tema policíaco utilizado en varios films de corte fantástico. Con el objetivo de detener una conspiración diabólica, las fuerzas de seguridad deciden implantar los recuerdos, secretos y habilidades de un agente de la CIA muerto en una misión, en un impredecible y violento convicto, de modo que el agente pueda terminar el trabajo en el cuerpo de un hombre cuya vida no parece importarle a nadie. Dirigida por Ariel Vromen (The Iceman), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Kevin Costner (3 días para matar), Ryan Reynolds (Deadpool), Gary Oldman (El niño 44), Tommy Lee Jones (Malavita), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Alice Eve (Misconduct), Jordi Mollà (Mi familia italiana) y Michael Pitt (serie Hannibal).

Entre los estrenos puramente europeos destaca la francesa Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa), nueva entrega de la famosa saga de comedias que sitúa a los dos protagonistas de la Edad Media atascados en los corredores del tiempo y aterrizando en la Revolución Francesa, cuando los descendientes del escudero Delcojón saquean el castillo de los descendientes del conde Godofredo. Dirigida por Jean-Marie Poiré (Mi mujer se llama Mauricio), la cinta vuelve a contar con Jean Reno (Escuadrón de élite) y Christian Clavier (No molestar) como principales actores, a los que se suman Karin Viard (Grandes familias), Franck Dubosc (Bis), Sylvie Testud (French women) y Marie-Anne Chazel (Fanny).

Desde Italia llega La espera, drama basado en la obra de Luigi Pirandello que dirige Piero Messina en el que supone su debut en el largometraje. El argumento gira en torno a una mujer que pasa sus días en una solitaria villa de Sicilia. Hasta allí se desplaza su hijo y la novia de éste para pasar la Pascua. Cuando el joven sale y las dos mujeres se quedan a solas, desconocidas la una de la otra, comienza una conversación que llevará a los personajes a descubrir sus secretos. Juliette Binoche (Godzilla), Giorgio Colangeli (Cloro), Domenico Diele (Mia madre) y Lou de Laâge (Respire) son los principales actores.

España y México colaboran en El elegido, drama histórico con dosis de thriller que narra el asesinato de León Trotsky en México a manos de un comunista español. Dirigida por Antonio Chavarrías (Dictado), la película cuenta con un reparto internacional encabezado por Hannah Murray (serie Juego de tronos), Alfonso Herrera (La dictadura perfecta), Henry Goodman (Altamira), Julian Sands (Me), Emilio Echevarría (Memoria de mis putas tristes) y Frances Barber (Mr. Holmes).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, y entre ellos destaca lo nuevo de Imanol Uribe (El viaje de Carol) como director, Lejos del mar, drama de 2015 que gira en torno a un hombre que, al salir de la cárcel, recorre media España para ir a ver a su compañero de celda, que arrastra una enfermedad terminal. Sin embargo, termina tropezándose con la doctora que le atiende, una mujer con la que tuvo un encuentro terrible hace años y que marcó para siempre la vida de ambos. El reparto está encabezado por Elena Anaya (La piel que habito), Eduard Fernández (Felices 140), José Luis García Pérez (Impávido) e Ignacio Mateos (La mula).

También es interesante Cerca de tu casa, drama musical dirigido por Eduard Cortés (The Pelayos) con el problema de los desahucios como telón de fondo. La trama se centra en una mujer que debe volver a casa de sus padres junto a su marido y su hija al ser echada del piso en el que vivían. Pero junto a ella, la cinta muestra el drama al que se enfrenta el empleado del banco, vecino de la familia, que debe ejecutar una orden que detesta. Y también los remordimientos del policía que debe echarles, y que vive atormentado. La película está protagonizada por Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar (La fossa), Adriana Ozores (Nacidas para sufrir), Manuel Morón (Cuento de verano) y Oriol Vila (La punta del iceberg).

Diferente es el género de La puerta abierta, comedia dramática centrada en una mujer que vive con su madre y que, al igual que ella, en su día fue prostituta. Los problemas con sus vecinos no hacen más que aumentar, pero la llegada de un inesperado miembro a esta extraña familia le dará una oportunidad de encontrar la felicidad. Ópera prima de Marina Seresesky, la cinta cuenta en su reparto con Carmen Machi (Rumbos), Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi), Asier Etxeandia (La novia), Paco Tous (Somos gente honrada), Sonia Almarcha (Orson West) y Mar Saura (serie El ministerio del tiempo).

Numerosos estrenos llegan para ver la Guerra Civil de Marvel


Estrenos 29abril2016El último fin de semana de abril es el elegido para acoger la presentación en público del segundo gran evento cinematográfico del año. Y si el primero perteneció a DC Cómics, este queda en manos de su más directo competidor, Marvel. Pero curiosamente, y a diferencia del encuentro entre Batman y Superman, en esta ocasión la cinta llega acompañada por un gran número de estrenos, algunos de ellos más que notables y que han tenido presencia en los principales premios del mundo. Aunque si algo destaca este viernes, 29 de abril, es la Guerra Civil que pretende arrasar en taquilla.

Desde luego, Capitán América: Civil War es uno de los films más esperados del año. Un evento cinematográfico que no solo continúa el Universo Marvel creado en la gran pantalla, sino que al igual que ocurrió en el papel, pretende mover los cimientos de lo construido hasta ahora. Dirigida por Anthony y Joe Russo, autores de Capitán América: El soldado de invierno (2014), la historia se sitúa inmediatamente después de Los Vengadores: La era de Ultrón (2015), cuando una nueva misión termina en una nueva devastación. Es entonces cuando las autoridades deciden poner en marcha un sistema para depurar responsabilidades y un órgano que regule estas intervenciones, obligando a los superhéroes a identificarse ante alguien. Tal decisión provocará un cisma entre los dos principales líderes superheróicos, iniciándose un enfrentamiento que cambiará para siempre la relación entre ellos. Acción y buenas dosis de drama es lo que los fans podrán encontrar en esta historia que acoge a todos los superhéroes vistos hasta ahora, así como algún otro que se presenta en sociedad. El reparto está encabezado por Chris Evans (Snowpiercer), Robert Downey Jr. (El juez), Scarlett Johansson (Lucy), Sebastian Stan (Marte), Anthony Mackie (Dolor y dinero), Don Cheadle (serie House of lies), Jeremy Renner (Misión: Imposible – Nación secreta), Chadwick Boseman (42), Paul Bettany (Mortdecai), Elizabeth Olsen (Godzilla), Paul Rudd (Ant-Man), Emily VanCamp (serie Revenge), Daniel Brühl (Burnt) y Tom Holland (En el corazón del mar), quien da vida al nuevo Spider-man.

Muy distinta es Trumbo, drama biográfico basado en el libro de Bruce Cook que aborda la vida del guionista Dalton Trumbo, reputado autor de muchos libretos en los años 40 que fue perseguido por sus ideas políticas. Su nombre estuvo incluido en la famosa lista negra que contó con algunos de los actores, directores y periodistas más conocidos de la época. Jay Roach (En campaña todo vale) dirige una propuesta protagonizada por Bryan Cranston (Argo), Diane Lane (El hombre de acero), Helen Mirren (Un viaje de diez metros), John Goodman (El jugador), Elle Fanning (Maléfica), Louis C.K. (La gran estafa americana) y Michael Stuhlbarg (Steve Jobs).

La comedia norteamericana tiene a su máximo representante en Feliz día de la madre, producción dirigida por Garry Marshall (Historias de San Valentín) orientada a llenar las salas en un fin de semana que, no por casualidad, se celebra el Día de la Madre. La cinta presenta cuatro historias, tres de mujeres muy diferentes y una de un hombre que debe afrontar un día como este un año después de que su esposa falleciera. El enredo, el humor y algunas dosis de drama se entremezclan en las vidas de los personajes para evidenciar los problemas a los que se deben enfrentar las madres en su día a día. El reparto, de auténtico lujo, está encabezado por Julia Roberts (Agosto), Jennifer Aniston (Somos los Miller), Kate Hudson (Una decisión peligrosa), Jason Sudeikis (El héroe de Berlín), Britt Robertson (Tomorrowland) y Timothy Olyphant (serie Justified).

Respecto a la animación, la única propuesta es Ratchet & Clank: La película, adaptación del famoso videojuego cuya historia arranca cuando un joven mecánico que vive en un lejano planeta acude a las pruebas de los Galactic Space Rangers para entrar a formar parte de este cuerpo de élite que proteja el Universo, justo en el momento en que un malvado villano decide destruir un planeta con una nueva y poderosa arma. La película, dirigida a cuatro manos por Kevin Munroe (Dylan Dog: Los muertos de la noche) y Jericca Cleland (serie Animism), cuenta con las voces, en su versión original, de James Arnold Taylor (serie Johnny Test), David Kaye (Up), Rosario Dawson (Cautivos), Paul Giamatti (San Andrés), John Goodman (Calle Cloverfield 10) y Sylvester Stallone (Creed: La leyenda de Rocky).

Antes de pasar a las novedades del Viejo Continente, una propuesta australiana. Backtrack es el nuevo trabajo escrito y dirigido por Michael Petroni (Till human voices wake us), un thriller con ciertas dosis de ciencia ficción que arranca cuando un accidente se cobra la vida de la hija de un psicólogo. Destrozado por la pérdida, el hombre se refugia en su trabajo hasta que descubre que todos los pacientes que ha tratado desde el trágico suceso son fantasmas de personas que murieron en 1987, año que parece tener algún significado para él que no recuerda. Decidido a conocer el origen de sus delirios, viaja hasta un pueblo en el que un secreto oculto durante décadas podría ser la respuesta a todo. El reparto está encabezado por Adrien Brody (American Heist), Sam Neill (Mejor otro día), Bruce Spence (Yo, Frankenstein) y Robin McLeavy (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros).

En cuanto a los estrenos europeos, desde Francia llega Monsieur Chocolat, biopic dramático sobre la vida de Rafael Padilla, el primer artista negro que se subió a un escenario en aquel país y que logró convertirse en una estrella junto al payaso Foottit. Una vida que, sin embargo, no estuvo exenta de problemas raciales y prejuicios sociales. Roschdy Zem (Bodybuilder) dirige la cinta, que cuenta con Omar Sy (Intocable) como principal protagonista, al que se suman James Thierrée (Desacuerdo perfecto), Clotilde Hesme (serie Les revenants), Olivier Gourmet (Grand Central), Frédéric Pierrot (Joven y bonita) y Noémie Lvovsky (Mi casa en París).

Varios son los estrenos españoles. Uno de los más interesantes es La punta del iceberg, thriller dramático que arranca cuando se producen tres suicidios en el seno de una importante empresa. Una mujer será la encargada de investigar los sucesos, descubriendo todo un entramado de abusos de poder, mentiras encubiertas y un ambiente laboral enfermizo. Ópera prima de David Cánovas, la película está protagonizada por Maribel Verdú (Felices 140), Carmelo Gómez (La playa de los ahogados), Ginés García Millán (Vulcania), Bárbara Goenaga (Pikadero), Fernando Cayo (Palmeras en la nieve) y Álex García (La novia).

Diametralmente opuesta es La noche que mi madre mató a mi padre, comedia escrita y dirigida por Inés París (Semen, una historia de amor) centrada en los enredos que se generan durante una cena de amigos. Ex parejas, viejas rencillas y nuevos amores se dan cita en esta reunión en la que todos los personajes terminarán por perder los papeles. Belén Rueda (Ismael), Eduard Fernández (El niño), Diego Peretti (Sin hijos), María Pujalte (Que se mueran los feos), Fele Martínez (La estrella) y Patricia Montero (Fuga de cerebros 2) integran el reparto.

También pertenece a la comedia Quatretondeta, film que arranca cuando una hija pretende repatriar a París el cadáver de su madre contra los deseos de su padre. Es entonces cuando el hombre roba el cadáver de su esposa y emprende un viaje hasta el pueblo que da nombre a la película para poder enterrarla. El problema es que, de camino, se pierde, dando lugar a todo un enredo en el que se irán involucrando cada vez más personajes. Pol Rodríguez debuta en la dirección con esta obra protagonizada por José Sacristán (Toro), Laia Marull (Las olas), Julián Villagrán (Ciudad Delirio) y Sergi López (Un día perfecto).

España está presente, junto a Finlandia y Etiopía, en el thriller fantástico Crumbs, obra que sigue el viaje de un personaje aficionado a recoger migajas de civilizaciones pasadas que se ve obligado a vagar por un paisaje etíope postapocalíptico en el que tendrá que hacer frente a Santa Claus, brujas, nazis de segunda generación y a sus propios miedos. Dirigida por Miguel Llansó, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta está protagonizada por un reparto anónimo en el que destacan Daniel Tadesse, Selam Tesfayie (Sost Maezen) y Tsegaye Abegaz.

Otro de los estrenos europeos es El caso Fritz Bauer, drama alemán dirigido por Lars Kraume (Todo por el éxito) que aborda la historia del hombre que logró llevar ante la justicia al ex SS Adolf Eichmann doce años después de la II Guerra Mundial. Entre los actores principales encontramos a Burghart Klauβner (Tren de noche a Lisboa), Ronald Zehrfeld (Phoenix), Dani Levy (La vaca nupcial) y Sebastian Blomberg (Berlin Telegram).

Y desde Suecia aterriza en la cartelera española una nueva aventura de la familia Andersson, en esta ocasión Los Andersson en la nieve. La comedia, ópera prima de Gustaf Åkerblom, se centra en el hijo del clan, enamorado de una compañera de clase que está a punto de irse a esquiar con otro chico. Para recuperarla, convence a toda su familia de ir a la misma estación de esquí a pasar las vacaciones, aunque ninguno sabe esquiar y no se pueden permitir ese viaje. El reparto está encabezado por William Ringström (Los Andersson en Grecia), Anja Lundkvist (Offside), Hanna Elffors Elfström (Los Andersson) y Julius Jimenez Hugoson.

Entre el drama y el documental se sitúa Mysterious Object at Noon, ópera prima de Apichatpong Weerasethakul realizada en el año 2000 y que ahora llega a nuestras pantallas. La historia, con capital tailandés y Holandés, sigue el viaje del equipo de grabación por Tailandia entrevistando a varias personas que se encuentra por el camino. A través de sus relatos se va dando forma a una fábula protagonizada por un niño en silla de ruedas con superpoderes y su profesora. La cinta también fue la primera incursión en el cine para algunos de sus actores, entre ellos Kongkiat Khomsiri, Djuangjai Hirunsri y Saisiri Xoomsai.

Puramente documental es Mañana, producción francesa que parte de un estudio en el que se advertía de que parte de la Humanidad desaparezca en el año 2100. La cinta recoge experiencias en varios países de gente que está experimentando nuevas formas de agricultura, ecologismo, democracia y economía. Nuevas fórmulas que están funcionando y que son una pequeña muestra de cómo podría ser el mundo del mañana. La obra está dirigida por Cyril Dion, quien debuta en la dirección, y la actriz Melanie Laurent (Respire).

De Niro es ‘El becario’ de ‘El último cazador de brujas’


Estrenos 30octubre2015Después de un par de fines de semana con una tanda de estrenos liderada por títulos atractivos y, en general, muy esperados, la última semana de octubre se toma un respiro para, posteriormente, recuperar con fuerza la atracción a las salas. Eso no quiere decir que este viernes, 30 de octubre, no tenga nombres interesantes e historias cuanto menos interesantes.

Una de esas historias es la de El becario, nueva comedia escrita y dirigida por Nancy Meyers (No es tan fácil) que, como su propio título indica, aborda el proceso de prácticas dentro de una empresa, aunque con un ligero matiz. El becario es un hombre de 70 años que, hastiado de la jubilación, decide aceptar el puesto en una empresa de moda online fundada por una joven que ansía controlarlo todo para lograr el éxito. El reparto principal cuenta con actores como Robert De Niro (La gran revancha), Anne Hathaway (Interstellar), Rene Russo (Thor), Nat Wolff (Ciudades de papel) y Adam DeVine (Dando la nota).

Muy distinta es El último cazador de brujas, cinta de acción y ciencia ficción al servicio de Vin Diesel (Fast & Furious 7) que, con todo, cuenta con un reparto de altura. Como se desprende del título, la trama sigue a un cazador de brujas que logró derrotar a la Reina Bruja. Sin embargo, antes de lograrlo la criatura le maldijo con la inmortalidad, lo que le ha impedido estar junto a su mujer y su hija en la otra vida. Siglos después, y ya en la actualidad, este cazador es el único que queda vivo para enfrentarse a una resucitada Reina Bruja que clama venganza. Breck Eisner (Sahara) es el encargado de poner en imágenes esta historia que cuenta en su reparto con Elijah Wood (Grand Piano), Michael Caine (Kingsman: Servicio Secreto), Rose Leslie (serie Juego de tronos) y Julie Engelbrecht (Die Mamba).

Desde Estados Unidos también llega La verdad, drama biográfico basado en el libro de Mary Mapes que narra el proceso de toma de decisión que llevaron a cabo esta productora de las noticias de la CBS y su socio, el presentador del programa Dan Rather, en torno a una información que llegó a sus manos durante las elecciones norteamericanas en 2004, en plena Guerra de Irak. Una información que cambiaría para siempre el rumbo de la historia y que tuvieron que defender con todos los medios a su disposición. El guionista James Vanderbilt (The amazing Spider-man) debuta con esta historia en la dirección, contando para ello con un reparto encabezado por Cate Blanchett (Monuments men), Robert Redford (Capitán América: El soldado de invierno), Elisabeth Moss (serie Mad men), Topher Grace (Spider-man 3), Dennis Quaid (El ladrón de palabras) y Bruce Greenwood (Más allá del amor).

La propuesta musical es Los últimos cinco años, adaptación de la obra teatral de Jason Robert Brown que dirige Richard LaGravenese (Hermosas criaturas). Producida en 2014, la trama se centra en la relación de amor entre una actriz en ciernes y un aspirante a escritor. Sin embargo, cinco años después de enamorarse sus sueños se han visto superados por la realidad de sus vidas, y lo único que les queda es una relación que no parece ir a ninguna parte. Ante esto, ambos se ven obligados a hacer un repaso de sus vidas para poder comprender en qué momento se desviaron del camino que habían emprendido. Anna Kendrick (Into the woods), Jeremy Jordan (serie Smash), Tamara Mintz, Cassandra Inman, Bettina Bresnan (Vamps) y Charly Bivona (Cymbeline) encabezan el reparto.

El capital norteamericano, en colaboración con el mexicano, también está presente en Little Boy, comedia dramática ambientada en la II Guerra Mundial cuyo argumento arranca cuando el padre de un niño es enviado al frente. El pequeño, rechazado por el resto de niños debido a su baja estatura, tiene en su padre a su único amigo, por lo que iniciará un largo viaje para poder traerlo de vuelta. Inspirado por su héroe de cómic favorito, para tener éxito en su aventura necesitará la ayuda del vecino japonés que representa al enemigo y al que nadie habla en todo el vecindario. Dirigida por Alejandro Monteverde (Bella), quien también participa en el guión, la película cuenta con un interesante reparto liderado por Jakob Salvati (serie Cleaners), Cary-Hiroyuki Tagawa (serie Revenge), Emily Watson (La teoría del todo), Tom Wilkinson (Negocios con resaca), Eduardo Verástegui (Cristiada), Ben Chaplin (El retrato de Dorian Gray), Michael Rapaport (Cuerpos especiales) y Kevin James (Pixels).

En lo que a lengua hispana se refiere lo más relevante es Truman, producción hispano argentina dirigida por Cesc Gay (Una pistola en cada mano) que comienza con el reencuentro de dos viejos amigos, uno recién llegado de Argentina. Acompañados por el perro de uno de ellos, las vidas de estos dos hombres cambiarán a lo largo de cuatro intensos días que estarán marcados por la difícil situación que atraviesan. Humor y drama se juntan en esta historia protagonizada por Ricardo Darín (Relatos salvajes), Javier Cámara (Perdiendo el norte), Dolores Fonzi (La patota) y Eduard Fernández (Felices 140).

Puramente española es Las aventuras de Moriana, comedia cuya trama sigue el desdichado camino de una mujer desahuciada con tres hijos a su cargo. Decidida a mirar siempre hacia delante, logra levantar un restaurante de la nada, pero el éxito no acompaña al proyecto. Su siguiente paso será sumamente ambicioso: rodar una película en la que implicará a toda su familia. Primer largometraje de ficción para David Perea, que escribe el guión, y Luis Soravilla, en el reparto encontramos a Terele Pávez (Mi gran noche), Enrique Villén (Viral), Geli Albaladejo (Volando voy), Antonio Hidalgo y Carolo Ruiz (Crimen ferpecto).

El último estreno procedente de España es el thriller dramático El cadáver de Anna Fritz, cinta dirigida por Hèctor Hernández Vicens (serie Pol & Cia) y con la que debuta en el largometraje. La historia, aunque sencilla, es sumamente perturbadora. Una joven y bella actriz acaba de morir. Tres jóvenes deciden colarse en el depósito para poder ver su belleza en persona por última vez. Sin embargo, cuando logran estar frente al cuerpo deciden que también serán los últimos en hacer el amor con ella. Alba Ribas (Animals), Cristian Valencia (Tú y yo), Albert Carbó (Di Di Hollywood) y Bernat Saumell (Eloïse) conforman el reparto.

Dejamos España para centrarnos en lo que llega de Europa, y entre ellos destaca Educación Siberiana, film italiano de 2013 basado en el libro de Nicolai Lilin que cuenta la vida de dos niños que crecen en el sur de la Rusia soviética educados tan solo en la violencia, el robo y el uso de armas. Dirigida por Gabriele Salvatores (No tengo miedo), la cinta cuenta en su reparto con John Malkovich (Memorias de un zombie adolescente) y Peter Stormare (El último desafío), a los que se suman Eleanor Tomlinson (Jack el caza gigantes) y Arnas Fedaravicius, entre otros.

Francia, Alemania y Bélgica están detrás de 3 corazones, drama romántico cuya trama arranca cuando un hombre pierde un tren a París y se ve obligado a esperar toda una noche al siguiente. Durante ese tiempo conoce a una mujer con la que parece compenetrarse a la perfección, aunque no sabe nada de ella. Cuando finalmente se separan, quedan en verse unos días después en la capital francesa, pero él no puede acudir. Durante los siguientes años tratará de encontrar a la mujer, incluso después de casarse con otra. Lo que no sabe es que su mujer y aquel amor son hermanas. Benoît Jacquot (Adiós a la reina) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Benoît Poelvoorde (El precio de la fama), Charlotte Gainsbourg (Samba), Chiara Mastroianni (Los canallas) y Catherine Deneuve (En un patio de París).

Y pasamos por último a los documentales. Entre ellos destaca The Propaganda Game, film que cuenta con capital español, estadounidense, alemán, francés, chino y norcoreano. La película, rodada de la mano del único extranjero que trabaja para el régimen de Corea del Norte, trata de abordar las mentiras y la manipulación de la información que existe en torno a lo que sucede en aquel país. La cinta está dirigida por Álvaro Longoria (Hijos de las nubes).

Un tema similar aborda El gran vuelo es una coproducción entre Chile y España de 2014 escrita, dirigida y producida por Carolina Astudillo Muñoz (El deseo de la civilización). Su argumento gira en torno a una mujer comunista que, durante los primeros años de dictadura franquista, escapó de una cárcel de Barcelona por la puerta principal. Fue en ese momento cuando su rastro se perdió, viviendo desde entonces en constante huida. Pero su fuga es también la de muchas mujeres que lucharon por su libertad, ya fuera en el régimen Franquista o en la rigidez de sus propios partidos.

Cierra la tanda de estrenos la obra El gran museo, producción austríaca de 2014 dirigida por Johannes Holzhausen (Family portraits) que traslada al espectador al interior del Museo Kunsthistorisches de Viena para mostrarle los entresijos y el día a día de uno de los espacios culturales más importantes del mundo.

‘Felices 140’: las miserias del dinero


El anuncio del premio de la lotería desencadenará todo tipo de reacciones en 'Felices 140'.Hacia el final del metraje de lo nuevo de Gracia Querejeta (15 años y un día) se dice que el dinero ha hecho que la familia de uno de los personajes esté más unida. Dicho así, poco conflicto debería de existir en un film que narra cómo una mujer anuncia a sus amigos que le ha tocado el premio de Euromillones. Pero tras esa frase se esconde una intrincada y compleja red de emociones, amores perdidos, viejas rencillas y ambiciones egocéntricas. Y la forma en que se revelan todos ellos es lo realmente interesante de este drama.

De hecho, el tratamiento dramático de la historia es lo que diferencia a Felices 140 de otros films menores o pertenecientes a otro género. Querejeta, quien participa en el guión, apuesta por un desarrollo armado sobre la idea de que cualquier revelación, por pequeña que sea, lleva a otra. Y esta a otra. Una sucesión de datos que obligan al espectador a modificar su punto de vista inicial sobre esta, a priori, inocente reunión de amigos. Es gracias al pulso narrativo de la directora que la película parece contada en un suspiro, y es gracias al guión que la historia aumenta progresivamente su interés.

Esto no implica, ni mucho menos, que estemos ante un thriller o un drama con giros argumentales soberbios. Más bien todo lo contrario. Poco o nada tiene de sorprendente la trama, salvo el incidente que desencadena toda la acción y que, en realidad, no deja de ser una excusa para justificar algo que se preveía casi desde el comienzo. Una excusa, sí, pero realmente útil y sólida. Sin embargo, esta ausencia de sorpresas se compensa con unos personajes complejos, marcados por sus propias inseguridades, sus miedos y sus recelos acumulados durante años. Y aquí los actores, todos ellos sin excepción, componen un cuadro único, dotando a sus roles de una humanidad y de una coherencia interna fuera de toda duda.

Aunque puede parecer una película menor, con apenas un escenario y un puñado de actores entregados a sus personajes, lo cierto es que Felices 140 adquiere una dimensión mucho más profunda a medida que ocupa las reflexiones posteriores. La facilidad con la que el desarrollo dramático desvela las miserias de cada personaje, sus errores del pasado y sus verdaderas naturalezas es simplemente magistral. Y esto es indicativo de que la historia, aunque sencilla en apariencia, esconde un trasfondo social y psicológico de notable profundidad. Y esto es lo que queda al final.

No: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: