‘The Amazing Spider-Man: El poder de Electro’: la impotencia del héroe


Peter Parker se enfrentará a poderosos enemigos en 'The Amazing Spider-Man: El poder de Electro'.No sé si es casualidad o que la experiencia es un grado, pero si algo comparten las dos trilogías sobre el superhéroe arácnido es que, al menos por ahora y a falta de que llegue la tercera de la nueva saga, las segundas partes superan lo visto en las primeras. En el caso concreto que nos atañe el director Marc Webb ((500) días juntos) evidencia los motivos por los que fue elegido, y que tienen más que ver con el aspecto dramático de la historia que con sus efectos y su dinamismo. La cinta gana peso emocional, recupera conceptos clásicos del personaje al mismo tiempo que reinventa otros y propone nuevas vías inexploradas hasta ahora. Lo cual no quiere decir, claro está, que sea una cinta perfecta.

En líneas generales, The Amazing Spider-Man: El poder de Electro combina sabiamente la dual naturaleza del protagonista, un Andrew Garfield (Nunca me abandones) que vuelve a demostrar la complicidad que tiene con el personaje. El drama, ya sea en forma de respuestas del pasado o promesas del futuro, encuentra los huecos necesarios entre las espectaculares secuencias de acción (en las que, todo sea dicho, se abusa de la cámara lenta) para conformar una historia que no solo retoma las incógnitas dejadas por la primera parte, sino que abre otras nuevas. Incluso se permite el lujo de anticipar la llegada del grupo de villanos más importante del mundo del cabeza de red.

Dicho drama, por cierto, es lo que define por encima de cualquier otro aspecto la nueva aventura del trepamuros. A medida que pasan los minutos (puede que demasiados minutos) una sospecha de tragedia inevitable se cierne sobre el desarrollo dramático, generando cierta incomodidad en el espectador que, tanto si conoce las historias en papel como si no, no se resuelve hasta el final. El film vuelve a abordar de forma magistral (la imagen de la telaraña con forma de mano es sencillamente insuperable) la impotencia de un joven superhéroe al que la vida le demuestra una y otra vez que no es invencible, y que sus poderes no son nada ante el destino que le aguarda.

Hay que decir, empero, que si bien la cinta gana en dramatismo, sigue pecando de los errores que ya se vieron en su predecesora. Por fortuna, el traje ha vuelto a senderos más clasicistas, pero la distinción entre Peter Parker/Spider-Man sigue siendo casi inexistente, utilizando la personalidad algo cómica y burlona característica del superhéroe en ambos aspectos de su vida. Igualmente, la presencia de hasta tres villanos (en la práctica son dos, pero bueno) no hace sino impedir un mejor desarrollo de los personajes, restando fuerza a unos enemigos, por otro lado, muy logrados.

Desde luego, The Amazing Spider-Man: El poder de Electro tiene todavía muchas aristas que pulir, pero eso no impide que sea un espectáculo de lo más entretenido y recomendable. Los más puritanos posiblemente no terminen de comulgar con el origen de algunos villanos, caso del Duende, pero eso no debería ser un obstáculo para encontrar en esta segunda parte una gran obra sobre el personaje, capaz de captar el dinamismo de los movimientos del héroe y su lado más trágico en un único y bien armado conjunto. Solo cabe esperar que la tercera entrega siga esta senda y que se olvide, en todo caso, de la terrible manía de introducir más de un villano en la función, algo que normalmente siempre ha tenido terribles consecuencias.

Nota: 7,5/10

Anuncios

Avance de ‘The amazing Spider-Man 2’: tres por el precio de uno


En 'The Amazing Spider-Man 2' el trepamuros deberá enfrentarse a Electro, Rino y el Duende Verde.Desde hace varios días se anunciaba que las primeras imágenes en movimiento de The amazing Spider-Man 2 estaban a punto de ver la luz. Pues bien, el pasado jueves los seguidores de las aventuras del arácnido superhéroe de Marvel pueden disfrutar de dicho tráiler en el que lo más interesante, además de comprobar que se ha retomado el diseño más clásico del traje, es la presencia de tres villanos (Electro, Rino y Duende). Pero de eso hablaremos más adelante. Ahora, una breve sinopsis, si es que eso es posible.

Digo esto porque poco ha trascendido de su argumento. Lo que sí se conoce es que el guión, escrito por Alex Kurtzman y Roberto Orci (creadores de la serie Fringe) retoma el final de su predecesora, situando al protagonista en la encrucijada de su labor como superhéroe y su vida como Peter Parker, con todo lo que eso conlleva (promesas, familia, instituto, …). En este contexto el joven trepamuros continuará con su investigación de Oscorp, empresa para la que trabajaba su padre antes de morir y en la que descubrirá no solo importantes secretos, amén de enfrentarse a enemigos que parecen compartir un origen común.

Visualmente espectacular, como todas las películas sobre el personaje que se han hecho recientemente, la película sí parece aprovechar mucho mejor las ventajas que otorga la naturaleza de este superhéroe, algo parecido a lo que ocurrió con la primera y segunda película dirigidas por Sam Raimi (Posesión infernal). Prueba de ello es ese primer plano siguiendo la caída libre de Spider-man, quien por cierto sigue vistiendo un traje que no parece encajarle tanto como debería. Detalles aparte, lo que hay que destacar, al menos en el plano visual, es el personaje de Electro, interpretado por Jamie Foxx (Django desencadenado).

Siendo sincero, las primeras imágenes del actor caracterizado no parecían prometer mucho, y en cierto modo los momentos más estáticos del tráiler confirman esta idea. Sin embargo, las imágenes finales de este avance, con ese combate entre héroe y villano, trasladan magistralmente la dinámica de este tipo de confrontaciones, aprovechando al máximo las posibilidades que ofrece la electricidad y las características de uno de los personajes más atractivos del mundo del cómic. A todo esto habría que añadir el hecho de que tres villanos, con sus correspondientes desarrollos dramáticos y sus luchas individuales con el superhéroe, tengan cabida en una sola película. Evidentemente, habrá que esperar a ver el resultado, pero la experiencia previa de Spider-man 3 no fue particularmente buena (con la que parece compartir, además, un mayor uso de los efectos digitales).

The amazing Spider-Man 2, subtitulada en España como El poder de Electro, cuenta con todo el equipo del original, es decir, con Marc Webb [(500) días juntos] como director, Andrew Garfield (Nunca me abandones) como Spider-man, Emma Stone (Rumores y mentiras) como Gwen Stacy, Sally Field (Lincoln) como la tía May, además de apariciones de Martin Sheen (Infiltrados) y Denis Leary (Doble contratiempo). Aunque lo realmente interesante reside en las nuevas incorporaciones: Paul Giamatti (Templario), Dane DeHaan (Chronicle) y Chris Cooper (Pacto de silencio), además del ya mencionado Foxx. A continuación podéis ver el tráiler íntegro.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: