Música y drama reparten premios y derrotas en los 76 Globos de Oro


Vaya por delante que nunca he creído del todo eso de que los Globos de Oro son la antesala de los Oscar, aunque reconozco que los datos a lo largo de los años confirman en cierto modo esta teoría. Por eso esta 76 edición de estos premios concedidos por la prensa internacional en Estados Unidos es tan atractiva, pues de confirmar los pronósticos podrían verse algunas sorpresas en el Teatro Dolby (antes Kodak). Y si no se confirman, vendría a demostrar que no siempre estas dos entregas de premios están de acuerdo. Sea como fuere, lo cierto es que en esta ocasión las estatuillas han estado muy repartidas, y aunque para todo hay opiniones, creo que han logrado un amplio consenso a favor.

Desde luego, las mayores sorpresas, para mal, las han dado El vicio del poderHa nacido una estrella, las dos principales favoritas en categorías cinematográficas que casi se van de vacío. La primera solo ha logrado el premio al Mejor Actor de Comedia para Christian Bale (El caballero oscuro), mientras que la segunda logra el premio por la canción ‘Shallow’, compuesta entre otros por Lady Gaga, quien logra así su segundo de estos premios tras el obtenido por American Horror Story: Hotel. Por el contrario, se puede decir que Green Book y Bohemian Rhapsody, con el permiso de Alfonso Cuarón y su Roma, han sido las grandes triunfadoras y, por qué no, las grandes sorpresas. No es que no tuvieran posibilidades de lograr premios, sencillamente parecían títulos menos favoritos. Y personalmente considero que otorgar estos premios a un film como el biopic de Freddy Mercury no solo eleva a esta cinta a la categoría que merece, sino que reconoce la labor de Bryan Singer (X-Men) como director (aunque sin premio para el realizador) y la de Rami Malek (serie Mr. Robot) como actor, este sí con premio particular por su espléndida interpretación del fallecido cantante.

Lo que sí dejan estos premios es una más que presumible lucha por los principales premios Oscar. Lucha, dicho sea de paso, que será muy interesante analizar una vez se conozca el resultado y hacia qué lado han caído los apoyos. Pero los Globos de Oro han dejado algunas sorpresas, la más interesante, sin duda, la de Mejor Película de Animación. En la última década esta categoría ha tenido un único dueño en los Oscar: Walt Disney. Ya sea a través de Pixar o cualquiera otra de las compañías que forman parte de este macroimperio, lo cierto es que sus películas han sido premiadas de forma sistemática año tras año, con la excepción de Rango (2011). Por eso que una film como Spider-Man: Un nuevo universo haya logrado imponerse a cintas como Los Increíbles 2Ralph rompe Internet es un cambio más que positivo en esta trayectoria, demostrando que hay vida más allá de Disney, al menos en lo que a premios se refiere.

Último reconocimiento

En lo que respecta a la televisión, la mayor sorpresa posiblemente sea que ninguna de las habituales producciones que copan estas categorías ha logrado premios, lo cual no hace sino confirmar el buen momento de las series en todos sus formatos. En el recuerdo queda ese premio a Mejor Serie Drama para The americans, cuya última temporada, además de idónea, deja uno de los momentos más importantes de la narrativa moderna y una conclusión perfecta para una serie que ha sabido mantener un alto nivel dramático, de intriga y político durante prácticamente todas sus temporadas.

También destaca la repetición, por segundo año consecutivo, de Rachel Brosnahan como Mejor Actriz Comedia/Musical por The Marvelous Mrs. Maisel y, sobre todo, el triunfo de la serie de antología American Crimen Story, un formato poco habitual pero que ha dado muy buenos resultados en líneas generales en las producciones que se han arriesgado a ofrecer algo diferente y bien planteado al espectador. Sin premios se queda The Handmaid’s Tale, cuya segunda temporada ha dejado algunos momentos de irregularidad dramática y una labor excepcional de su principal secundaria, a la que da vida Ivonne Strahovski (All I see is you) y que finalmente no ha logrado tampoco un reconocimiento en forma de premio.

En resumen, y volviendo a lo que decía inicialmente, los Globos de Oro dejan unos premios muy repartidos, con pocos films que acaparen muchos reconocimientos y evidenciando la dificultad a la hora de premiar unos u otros trabajos. Queda la duda ahora de si los Oscar se plantearán también en estos términos, o si por el contrario habrá grandes triunfadoras. En cualquier caso, la realidad es que, sobre todo en televisión, las producciones no solo crecen en variedad, sino también en calidad, y eso obliga a mirar en muchas direcciones y a abrir el abanico de premios a obras que, décadas atrás, tal vez ni siquiera se habrían planteado. Y sobre todo, estos reconocimientos permiten a muchos creadores arriesgar con historias y planteamientos diferentes, enriqueciendo a su vez el propio séptimo arte, del que ya forma parte por derecho propio la pequeña pantalla.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Bohemian Rhapsody.

Mejor Película Comedia/Musical: Green Book.

 Mejor Director: Alfonso Cuarón, por Roma.

Mejor Actor Dramático: Rami Malek, por Bohemian Rhapsody.

Mejor Actor Comedia/Musical: Christian Bale, por El vicio del poder.

Mejor Actriz Dramática: Glenn Close, por La buena esposa.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Olivia Colman, por La favorita.

 Mejor Actor Secundario: Mahershala Ali, por Green Book.

Mejor Actriz Secundaria: Regina King, por El blues de Beale Street.

Mejor Guión: Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Hayes Currie, por Green Book.

Mejor Banda Sonora: Justin Hurwitz, por El primer hombre.

Mejor Canción: Lady Gaga, Anthony Rossomando, Andrew Wyatt y Mark Ronson, por ‘Shallow’, de Ha nacido una estrella.

Mejor Película en Lengua Extranjera: Roma (México).

Mejor Película de Animación: Spider-Man: Un nuevo universo.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Americans.

Mejor Actor Drama: Richard Madden, por Bodyguard.

Mejor Actriz Drama: Sandra Oh, por Killing Eve.

Mejor Serie Comedia: El método Kominsky.

Mejor Actor Comedia/Musical: Michael Douglas, por El método Kominsky.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Rachel Brosnahan, por The Marvelous Mrs. Maisel.

Mejor Miniserie/Telefilme: American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Darren Criss, por American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Patricia Arquette, por Fuga en Dannemora.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Ben Wishaw, por A very english scandal.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Patricia Clarkson, por Heridas abiertas.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: