‘The Equalizer 2’: un buen plato de venganza


Denzel Washington (Fallen) ha hecho de todo en su carrera. De todo menos una secuela. Este es uno de los atractivos del nuevo film de Antoine Fuqua (Los amos de Brooklyn), pero desde luego no el principal ni el más relevante. Porque lo más interesante de la cinta es, en realidad, su superioridad dramática, visual e interpretativa con respecto al original, todo ello gracias a una historia mejor construida aunque irremediablemente previsible.

Y es que esta es la principal debilidad de The Equalizer 2, algo que también ocurría en la primera parte. La trama se desarrolla de forma directa, sin prácticamente ningún giro dramático que pueda producir sorpresa alguna o que desvele algún tipo de información inesperada que modifique por completo el sentido de la trama. El rol de Washington avanza en la historia sin que nada ni nadie pueda plantarle cara, descubriendo pistas que nadie más encontraría y acabando con grupos de enemigos casi sin despeinarse. Así las cosas, la película podría parecer casi anodina, pero precisamente en la sencillez de su guión es donde también encuentra su mayor virtud.

A diferencia de la primera película, en esta ocasión la trama ahonda en el pasado del protagonista, lo que otorga a la trama un trasfondo dramático sumamente interesante. Es este trasfondo, marcado por la traición, la venganza y el dolor, el que hace crecer la historia en su contenido, que no en su forma. Si a esto se suma un actor de la categoría de Washington y un director como Fuqua, lo que nos encontramos es un thriller solvente que mejora algunas de las carencias que tuvo el original, sobre todo en su ritmo narrativo, para ofrecer al espectador un producto directo, fácilmente consumible pero con una cierta intriga interna que juega en todo momento con el presente y el pasado del protagonista.

En este sentido, The Equalizer 2 deja momentos para el recuerdo. Al igual que la primera parte, la trama crece en espectacularidad y acción hasta un clímax tan fantasioso como visualmente espectacular. Pero más allá de eso, las motivaciones del héroe, su sentido del deber mezclado con la venganza y la labor de Fuqua tras las cámaras hacen de esta continuación un producto más complejo e interesante, que funciona perfectamente de forma individual y que es capaz de suplir sus evidentes carencias argumentales. Un thriller de acción perfecto para dos horas de entretenimiento puro que, además, se pasan en un suspiro.

Nota: 7/10

Vuelve Washington para enfrentarse a Statham y su ‘Megalodón’


Todo apunta a que agosto va a ser el mes más interesante del verano. A un fin de semana “increíble” se suma ahora otro que comienza este viernes día 10 plagado de estrenos con mayor o menor interés pero que están destinados, al menos los principales títulos, a atraer a los espectadores en busca de acción, entretenimiento y un par de horas frescas en una sala de cine.

Comenzamos el repaso con una secuela, The equalizer 2, de nuevo dirigida por Antoine Fuqua (Los siete magníficos) y protagonizada por Denzel Washington (Fences). La trama vuelve a narrar la lucha del protagonista por defender a los oprimidos, pero le sitúa ante el dilema de actuar conforme a sus principios cuando la víctima es alguien a quien ama. Acción y thriller se unen en este film cuyo reparto se completa con Pedro Pascal (Kingsman: El círculo de oro), Ashton Sanders (Moonlight), Bill Pullman (La batalla de los sexos), Melissa Leo (La mujer más odiada de América) y Jonathan Scarfe (Radio free Albemuth).

También pertenece a la acción, aunque en este caso combinado con el terror y la ciencia ficción, Megalodón, coproducción entre Estados Unidos y China que, como su propio título indica, gira en torno a esta prehistórica criatura. El argumento arranca cuando un grupo de vigilancia submarina queda atrapado en la fosa oceánica más profunda después de ser atacado por este enorme tiburón de 23 metros. Para rescatarlos un visionario oceanógrafo contrata a un especialista que guarda en secreto un enfrentamiento pasado con este mismo animal, lo que le obligará a superar sus miedos si quiere cumplir con la misión. Jon Turteltaub (El aprendiz de brujo) dirige esta propuesta protagonizada por Jason Statham (Fast & Furious 8), Ruby Rose (John Wick: Pacto de sangre), Bingbing Li (Guardianes de la tumba), Rainn Wilson (Thom Pain), Jessica McNamee (La batalla de los sexos), Robert Taylor (Kong: La isla Calavera) y Cliff Curtis (serie Fear the walking dead).

Puramente norteamericana es El rehén, thriller dramático que dirige Brad Anderson (La última llamada) cuyo protagonista es un antiguo diplomático norteamericano que se ve envuelto en una operación de espionaje en Líbano que despertará viejos demonios que creía haber dejado atrás, todo ello mientras intenta rescatar a un viejo amigo de la CIA. Jon Hamm (Baby driver), Rosamund Pike (El hombre del corazón de hierro), Shea Whigham (Knight of cups), Mark Pellegrino (Bad turn worse), Dean Norris (El libro secreto de Henry) y Kate Fleetwood (London road) encabezan el reparto.

La ciencia ficción de corte juvenil tiene su máximo representante en Mentes poderosas, adaptación de la primera novela de la saga literaria escrita por Alexandra Bracken cuya historia transcurre en un mundo en el que los jóvenes han desarrollado poderosas habilidades. Considerados como una amenaza por el gobierno, son detenidos. En este contexto la joven más poderosa con la que se han encontrado las autoridades logra escapar y unirse a un grupo de adolescentes que, al igual que ella, son fugitivos. Pero para poder sobrevivir no basta con huir, por lo que tendrán que montar una resistencia si quieren tener un control sobre su futuro. Jennifer Yuh Nelson (Kung Fu Panda 3) se pone tras las cámaras de esta producción de Hollywood protagonizada por Gwendoline Christie (serie Juego de tronos), Mandy Moore (serie This is us), Amandla Stenberg (El amor lo es todo, todo), Harris Dickinson (Postcards from London), Mark O’Brien (State Like Sleep), Patrick Gibson (Su mejor historia) y Wallace Langham (LBJ).

Otra de las novedades procedente de Estados Unidos es Una relación abierta, film de 2017 que combina comedia, drama y romance para narrar la idílica vida de una pareja que ha experimentado junta todas las fases de sus vidas: el primer beso, el primer amor, la primera relación, … Sin embargo, en el trigésimo cumpleaños de ella el mejor amigo de la pareja hace un brindis en forma de propuesta que sembrará una semilla de duda y curiosidad cuyo final será un experimento sexual que pondrá al límite la estabilidad de la pareja. Dirigida por Brian Crano (A bag of hammers), la cinta está protagonizada por Rebecca Hall (Mi amigo el gigante), Dan Stevens (serie Legión), Gina Gershon (My dead boyfriend), Jason Sudeikis (Colossal), François Arnaud (The people garden), Morgan Spector (Split) y Bridget Everett (Juerga de mamis).

Entre los estrenos europeos destaca Alto el fuego, cinta con capital francés y belga producida en 2016 y que supone el debut como director de largometrajes de Emmanuel Courcol, quien también escribe el guión de esta historia cuya trama gira en torno a un excombatiente de la Primera Guerra Mundial que, traumatizado por los horrores que ha visto, se esconde del mundo en un viaje sin fin aparente por África Oriental. Cuando la situación le empuja a un callejón sin salida decide volver a casa, pero el reencuentro será muy difícil. Solo parece encontrar la complicidad de una profesora de lenguaje de signos. Romain Duris (Nueva vida en Nueva York), Céline Sallette (serie Les revenants), Grégory Gadebois (Golpe de calor) y Julie-Marie Parmentier (Fever) son los principales actores.

Francia e Islandia colaboran en Buenos vecinos, comedia dramática dirigida por Hafsteinn Gunnar Sigurðsson (París Norðursins) que arranca cuando un hombre es echado de su casa tras una supuesta infidelidad. Su mujer le impide ver a su hija, por lo que decide volver a casa de sus padres, que mantienen una discusión con sus vecinos por un árbol que arroja sombra en el patio de los mismos. Mientras el hombre lucha por poder ver a su hija el conflicto vecinal se intensificará. El reparto está encabezado por Steinþór Hróar Steinþórsson (Afinn), Edda Björgvinsdóttir (Villiljós), Sigurður Sigurjónsson (Borgríki) y Þorsteinn Bachmann (Bakk).

Fuera de los estrenos europeos nos encontramos con Como nuestros padres, drama brasileño en torno a una mujer que siempre trata de ser perfecta en todos los aspectos de su vida, pero cuanto más se esfuerza más parece salirle todo mal. Atrapada en las diferentes generaciones de su familia (su madre, su marido y sus hijos), una revelación de su madre la llevará a redescubrir su verdadero yo. Dirigida por Laís Bodanzky (Las mejores cosas del mundo), la cinta está protagonizada por Maria Riberio (Entre nós), Paulo Vilhena (Un novio para mi mujer), Clarisse Abujamra (Getúlio), Felipe Rocha (Trago comigo) y Sophia Valverde.

Justicia, guerra, amor y literatura en los primeros estrenos de mayo


Era uno de los estrenos más esperados, y todo apunta a que terminará siendo el estreno más taquillero de la historia. Pero hay vida después de Vengadores: Infinity War, y esa vida se traduce en varios estrenos dirigidos a todo tipo de público, predominando la comedia, el drama y la acción en este 4 de mayo.

Y precisamente el drama con dosis de suspense es lo que ofrece Roman J. Israel, Esq., film escrito y dirigido por Dan Gilroy (Nightcrawler) cuyo protagonista, que da nombre al título, es un abogado defensor idealista y comprometido cuya vida cambia drásticamente el día en que su mentor, un icono de los derechos civiles, muere. Es entonces cuando es contratado por la empresa de un antiguo alumno de ese legendario hombre e inicia una amistad con una joven luchadora por la igualdad de derechos, desencadenándose una serie de eventos que pondrán a prueba los valores que siempre había defendido. La cinta, una de las últimas nominadas a los Oscar que quedaba por estrenarse, cuenta con un notable reparto encabezado por Denzel Washington (Los siete magníficos), Colin Farrell (La seducción), Carmen Ejogo (Selma), Shelley Hennig (Ouija), Nazneen Contractor (serie Heroes reborn) y Tony Plana (Adrift).

Muy diferente es 12 valientes, adaptación del libro de Doug Stanton que narra la lucha de varios soldados norteamericanos en los días inmediatamente posteriores al 11-S, cuando son enviados a Afganistán como primera respuesta al atentado terrorista. Allí deberán unir fuerzas con el ejército local y convencer al general aliado, para lo que adoptarán las tácticas de los soldados afganos a caballo y el respeto entre ellos. Nicolai Fuglsig (Exfil) dirige esta cinta bélica con dosis de acción y drama protagonizada por Chris Hemsworth (Cazafantasmas), Michael Shannon (La forma del agua), Michael Peña (Belleza oculta), Geoff Stults (J. Edgar), Austin Stowell (La batalla de los sexos), Ben O’Toole (Detroit) y Jack Kesy (Baywatch: Los vigilantes de la playa).

El drama biográfico con toques románticos es lo que propone Rebelde entre el centeno, adaptación del libro de Kenneth Slawenski realizada por Danny Strong en el que es su debut tras las cámaras en un largometraje. La trama aborda la vida del escritor J. D. Salinger y todo lo que rodeó a la creación de su obra más conocida, ‘El guardián entre el centeno’. Una adolescencia rebelde, grandes amores y pérdidas terribles son algunos de los hitos que marcaron su carácter. Nicholas Hoult (X-Men: Apocalipsis), Kevin Spacey (serie House of cards), Sarah Paulson (Carol), Brian d’Arcy James (Spotlight), Victor Garber (Eternal) y Zoey Deutch (Todos queremos algo) son los principales protagonistas.

Entre los estrenos procedentes de Estados Unidos también tenemos Amor a medianoche, remake de una miniserie japonesa de 2015 cuyo argumento se centra en una joven que padece una rara enfermedad que le impide exponerse a la luz del sol. Su vida cambiará cuando conozca a un chico e inicien un romance de verano. Dirigida por Scott Speer (Step Up Revolution), la cinta está protagonizada por Bella Thorne (The babysitter), Patrick Schwarzenegger (Zombie camp), Quinn Shephard (serie Rehenes) y Rob Riggle (Memorias de un asesino internacional).

Este fin de semana también llega Lucky, una de las últimas películas protagonizadas por Harry Dean Stanton (Un lugar donde quedarse). Dirigida por John Carroll Lynch, actor visto en El fundador (2016) que debuta de este modo tras las cámaras, la cinta sigue el viaje de autodescubrimiento de un ateo de 90 años quien ha enterrado a todos aquellos a los que alguna vez amó y que, en el ocaso de su vida, parte en busca de la iluminación. En el reparto también encontramos a Ed Begley Jr. (Cazafantasmas), Beth Grant (Domain), James Darren (Random acts), Barry Shabaka Henley (Mad families) e Yvonne Huff (Barry Munday).

La comedia gamberra la representa #SexPact, cinta que aborda el tema del sexo adolescente y la virginidad desde un punto de vista algo diferente. En esta ocasión son las chicas jóvenes las que planean mantener relaciones sexuales por primera vez el día del baile de graduación, y serán los padres de tres de ellas los que intentarán por todos los medios que eso no ocurra, provocando por el camino un sinfín de situaciones hilarantes. Ópera prima de Kay Cannon, la película está protagonizada por John Cena (Dos padres por desigual), Leslie Mann (Mejor… solteras), Kathryn Newton (serie Big little lies), Ike Barinholtz (The disaster artist), Gina Gershon (Inconcebible) y Rhoda Griffis (Los milagros del cielo).

Al mismo género pertenece Super maderos 2, secuela de la comedia de 2001 que recupera a los personajes de la historia original para situarles en medio de un conflicto entre Estados Unidos y Canadá. A consecuencia de eso se encomienda a estos policías establecer un nuevo puesto de patrulla de carreteras en la zona de litigio, lo que derivará en un trabajo policial nada convencional. Jay Chandrasekhar, quien ya dirigió la primera parte, vuelve a ponerse tras las cámaras y se reserva un personaje de esta cinta en cuyo reparto encontramos a Rob Lowe (Monster Trucks), Emmanuelle Chriqui (The steps), Lynda Carter (Dos chalados y muchas curvas), Brian Cox (serie Los Medici: Señores de Florencia), Seann William Scott (Vaya par de polis), Damon Wayans Jr. (Los otros dos) y Marisa Coughlan (Estación Espacial 76).

Dejamos Estados Unidos para mirar a Europa, concretamente a Alemania, desde donde llega Manifesto, film de 2015 escrito y dirigido por Julian Rosefeldt (The creation) en el que la actriz Cate Blanchett (Carol) da vida a varios personajes para rendir un homenaje a la tradición literaria de los manifiestos artísticos. Para ello se utilizan textos relacionados con el futurismo, el dadaísmo, Dogma 65 y otros movimientos, así como reflexiones personales de artistas, arquitectos, bailarines y directores de cine. El reparto de este drama se completa con Carl Dietrich, Erika Bauer y Marina Michael entre otros.

Francia presenta Amante por un día, drama que arranca cuando una joven de 26 años sufre una ruptura sentimental y decide regresar a casa de su padre. Sin embargo, allí descubre que el hombre tiene una relación con una chica de su misma edad. Philippe Garrel (Un verano ardiente) dirige este film protagonizado por Éric Caravaca (Pollo con ciruelas), Esther Garrel (Call me by your name), Louise Chevillotte y Laetitia Spigarelli (La terre penche).

La producción española está representada por Mi querida cofradía, cinta dirigida por Marta Díaz de Lope Díaz (Los inocentes) cuyo argumento arranca cuando una malagueña católica y apostólica está a punto de ser elegida como presidenta de su cofradía, su mayor sueño. Pero finalmente el elegido es Ignacio, su máximo rival. Esta situación llevará a la mujer a meterse en un lío que, lejos de solucionarse, parece aumentar poco a poco. Gloria Muñoz (Llueven vacas), Pepa Aniorte (Cuerpo de élite), Juan Gea (Las 13 rosas), Joaquín Núñez (Ahora o nunca) y Manuel Morón (Cerca de tu casa) encabezan el reparto.

El último de los estrenos de la semana es el documental Sâdhaka, la senda del yoga, cinta española dirigida por Nicolas Gauthier que realiza un viaje audiovisual de la mano de Ramiro Calle, pionero en introducir el yoga en España, para relatar la verdadera historia de esta práctica, sus virtudes, su propósito y las formas más falaces que puede adoptar, todo ello con humor y sabiduría sin evitar la polémica.

‘Fences’: a las duras y a las maduras


Denzel Washington y Viola Davis protagonizan 'Fences'.Las adaptaciones de obras de teatro pueden ser un arma de doble filo. Si están bien realizadas se convierten automáticamente en grandes films, pero una deficiente adaptación puede resultar en un producto tedioso repleto de diálogos interminables sin un objetivo claro. Por suerte para todos, la adaptación de la obra de August Wilson dirigida y protagonizada por Denzel Washington (John Q) pertenece a la primera categoría. Y digo “por suerte” porque, a pesar de todo, tiene ciertos momentos pertenecientes a la segunda categoría.

Narrativamente hablando, Fences es una historia medida al milímetro. La presentación de personajes, la exposición de conflictos, los puntos de giro, … todo está planificado para conducir al espectador por un drama que, más que lacrimógeno, es un auténtico proceso de reflexión sobre la vida y la madurez, hacia dónde nos llevan nuestras decisiones y la capacidad que tenemos de aceptar lo que nos toca o lo que elegimos vivir. Desde luego, la evolución de la historia es simplemente magistral, ahondando poco a poco en los problemas de esta familia y derribando esas vallas de las que habla el título y que, en el fondo, representan el muro que se construye (y se ha construido) entre los personajes. En este sentido, y aunque el trabajo de Washington es excepcional, destaca el papel de Viola Davis (Hermosas criaturas), magistral en todos y cada uno de los registros y asumiendo el cambio que se produce en su personaje como lo que es: un proceso de sinceridad con ella misma.

El problema, si es que se quiere buscar uno, es el habitual en este tipo de films. Sus largos diálogos pueden invitar a la evasión de la mente, con el consecuente riesgo de perder el hilo de los acontecimientos. Y es inevitable el bache de ritmo que sufre hacia el comienzo de su segundo acto. Por suerte, Washington, en su faceta de director, es capaz de solventar buena parte de estos problemas gracias a una puesta en escena que busca, ante todo, evitar siempre que puede un encopetado academicismo para ofrecer movimientos de cámara tan elegantes como sumamente expresivos, dotando al film de algo más que una mera traslación del teatro a la gran pantalla.

Desde luego, Fences es una de las películas del año. Con un reparto excepcional dando vida a unos personajes tan fuertes como débiles, tan carismáticos como miserables, la película bucea en los sentimientos encontrados que genera el hecho de conocer poco a poco las diferentes caras de un relato que comienza como la historia de una familia normal y corriente para convertirse en una explosión de miedos, medias verdades y mezquindades, principalmente de un hombre incapaz de ver todo lo bueno a su alrededor y con tendencia a la destrucción de aquellos que le quieren. Una película densa, es cierto, pero sumamente enriquecedora.

Nota: 7,5/10

‘Fences’ delimita la segunda parte de ‘Trainspotting’


Estrenos 24febrero2017Fin de semana de Oscar, y la cartelera española no podía celebrarlo de mejor manera. Si durante las últimas semanas han ido aterrizando en las salas de cine los principales títulos nominados a estos premios, este viernes 24 de febrero no es menos. Y como también ha sido habitual durante el mes de febrero, el grupo de películas estrenadas, aunque reducido, ofrece una amplia variedad para los espectadores, desde la comedia hasta el regreso de algunos de los personajes más conocidos de los años 90.

Comenzamos el repaso con Fences, adaptación de la obra de August Wilson que el propio autor se encarga de escribir, y en la que Denzel Washington (Los siete magníficos) se pone delante y detrás de las cámaras. Este intenso drama gira en torno a una antigua estrella del béisbol en los años 50 que no pudo competir en las grandes ligas por ser demasiado mayor y cuya vida se limita a cuidar de su familia trabajando en la recogida de basura. La tensión con su mujer y su hijo alcanzará su límite cuando este tenga la oportunidad de iniciar una carrera en el fútbol americano. Nominada a cuatro Oscar, en el reparto destacan, además de Washington, Viola Davis (Escuadrón Suicida), Mykelti Williamson (Convergence), Toussaint Raphael Abessolo (Allure), Jovan Adepo (serie The Leftovers) y Stephen Henderson (Lincoln).

Este viernes también se estrena la continuación, 20 años después, de Trainspotting (1996), titulada para la ocasión T2: Trainspotting. Adaptación de la novela de Irvine Welsh, quien también escribió el libro en el que se basó la primera historia, la cinta combina de nuevo comedia y drama para narrar el regreso de Mark Renton al único lugar que puede considerar un hogar. Allí le esperan sus viejos amigos, pero también sentimientos como la tristeza, la venganza, la alegría, el amor, los remordimientos y, por supuesto, los peligros que amenazarán su vida. Dirigida de nuevo por Danny Boyle (Steve Jobs), la película reúne al reparto original integrado por Ewan McGregor (Un traidor como los nuestros), Robert Carlyle (serie Érase una vez), Jonny Lee Miller (serie Elementary), Ewen Bremmer (Snowpiercer), Shirley Henderson (El cuento de los cuentos) y Kelly Macdonald (serie Boardwalk Empire).

El estreno español de la semana es la comedia Es por tu bien, film dirigido por Carlos Therón (Fuga de cerebros 2) cuyo argumento se centra en tres familias, concretamente en tres padres que ven cómo sus hijas se emparejan con tres novios a los que los futuros suegros consideran abominables. Dispuestos a hacer ver que no hay futuro en esas parejas, los hombres declaran la guerra a sus futuros yernos. El reparto cuenta con actores tan conocidos como José Coronado (El hombre de las mil caras), Javier Cámara (La reina de España), Roberto Álamo (Que Dios nos perdone), Pilar Castro (Las ovejas no pierden el tren), Carmen Ruiz (Mi gran noche), Andrea Ros (La final), Miki Esparbé (Cuerpo de élite), Georgina Amorós (Tini: El gran cambio de Violeta), Silvia Alonso (La corona partida) y María Pujalte (La noche que mi madre mató a mi padre).

Desde India llega Rangoon, drama histórico con dosis de acción que, en el marco de la II Guerra Mundial, narra la historia de amor entre la estrella de un teatro enviada a Birmania y un soldado del ejército indio que lucha con los británicos. Dirigida por Vishal Bhardwaj (Haider), la película está protagonizada por Kangana Ranaut (Ungli), Shahid Kapoor (Mausam) y Saif Ali Khan (Happy ending).

La animación también tiene esta semana sabor a Oscar y Goya. La vida de Calabacín es una coproducción franco suiza que adapta la novela de Gilles Paris cuya trama arranca cuando un niño debe ingresar en un hogar de acogida al perder a su madre. Aunque se verá obligado a encontrar su lugar en un entorno tan hostil, con la ayuda de nuevos amigos también encontrará el amor y una nueva familia. La cinta, nominada a Mejor Película de Animación, está dirigida por Claude Barras, quien debuta de este modo en el largometraje.

Psiconautas, los niños olvidados es el título de esta obra de animación española que combina drama y ciencia ficción que gira en torno a dos novios que han logrado sobrevivir a una catástrofe ecológica. La pérdida de sus padres les separa, pero mientras él se aísla y se consume, ella decide emprender un arriesgado viaje en busca de un lugar mejor, por lo que él deberá luchar contra sus propios demonios para poder salvarse. Nominada a los Goya, la película está dirigida a cuatro manos por Pedro Rivero (La crisis carnívora) y Alberto Vázquez, para quien es su primer largometraje.

Terminamos con el documental Yo, Claude Monet, retrato el artista realizado a través de 3.000 cartas personales en el que se ahonda en los momentos de eufórica creación y en la profunda depresión que vivió. Desesperación, alegría, suicidio o belleza son los componentes de esas misivas cuya esencia se muestra en el film a través de los lugares elegidos por el pintor para capturar en su lienzo y para escribir dichas cartas. La obra, que llega a los cines el jueves día 23, está dirigida por Phil Grabsky (Matisse).

‘Los siete magníficos’: satisfacción por un trabajo bien hecho


'Los siete magníficos' regresan de la mano de Antoine Fuqua.Realizar un remake puede parecer sencillo. Incluso puede considerarse que no se requieren grandes dotes para hacer este tipo de películas. Pero como para todo, es necesario tener cierta habilidad, y lo nuevo de Antoine Fuqua (Training day) es el mejor ejemplo, sobre todo si se compara con otras versiones recientes de clásicos imperecederos. Lo que logra el director con este film es algo tan difícil como fundamental en estos tiempos: entretener sin echar de menos la película que toma como referencia.

No seré yo quien defienda que Los siete magníficos, versión 2016, es una obra maestra, y mucho menos que está a la altura de la cinta de 1960. Pero desde luego es un film más que meritorio en todos sus aspectos. Fuqua logra, con pequeños cambios en la trama, mantener la esencia de esta historia de honor, hermanamiento y valentía gracias a un desarrollo de personajes que, si bien cojea en algunos casos (ya sea por falta de profundidad o por un exceso de previsibilidad), al final funciona a las mil maravillas. Desde luego, tanto Denzel Washington (Imparable) como Chris Pratt (Eternamente comprometidos) literalmente roban la atención en cada plano en el que aparecen, pero el resto del reparto, sobre todo los nombres más conocidos, logran crear un mosaico rico, variopinto y armonizado de roles.

Y esto es, en realidad, lo más importante del film. Su desarrollo, es cierto, cae en algunos tópicos, pero son problemas secundarios ante la puesta en escena elegida por Fuqua, quien lejos de experimentos visuales de última generación recurre a lo más tradicional, es decir, a las bases del western. Primeros planos, movimientos de cámara sencillos que ubiquen la acción, composiciones lineales y circulares para enriquecer la planificación, etc. Todo ello en un claro homenaje no solo al clásico dirigido por John Sturges (La gran evasión), sino a todo un género. Esto, en definitiva, es lo que le convierte en un gran director, pues en lugar de adaptar la trama a su estilo, adapta su estilo a la trama. Todo ello acompañado por una banda sonora obra de James Horner (Braveheart) que bebe del clásico para encontrar el tono perfecto.

El resumen más simple podría ser que Los siete magníficos es una buena película. En algunos tramos incluso excelente. Pero más allá de valoraciones de este tipo, lo cierto es que Antoine Fuqua ha creado un entretenimiento puro, una obra capaz de hacer reír, de emocionar, de generar tensión (el primer duelo en el pueblo es de lo mejor que se puede ver últimamente). Y todo ello teniendo que luchar contra la pesada losa que supone beber de un clásico. El mérito, por tanto, es doble. Tiene sus errores, e incluso habrá quienes encuentren demasiadas referencias a otras películas. Pero eso no tiene que ser necesariamente malo cuando las luces se encienden y la sensación que queda es de satisfacción.

Nota: 7/10

Los nuevos siete magníficos, contra Streep, Mortensen y Fernández


Estrenos 23septiembre2016Nuevo viernes de septiembre y nueva cita con los estrenos en las salas de cine. Y como está siendo habitual este mes, títulos de puro entretenimiento se juntan con los que empiezan a sonar a Oscar, aunque solo sea en esa carrera inicial hacia las nominaciones. Este 23 de septiembre llega cargado de acción, humor y drama.

La acción la pone Los siete magníficos, remake del film de 1960 que, a su vez, adaptaba la película de Akira Kurosawa Los siete samuráis (1957). Para quienes no conozcan la trama, esta arranca cuando los habitantes de un pueblo deciden contratar los servicios de siete hombres, entre los que se encuentran forajidos y sicarios, para que les salven de la opresión y el terror que está sembrando un empresario industrial. Y aunque inicialmente se mueven por dinero, estos siete hombres pronto descubrirán que sus motivaciones van más allá. El encargado de esta nueva versión es Antoine Fuqua (The Equalizer), que cuenta con un reparto encabezado por Denzel Washington (2 guns), Chris Pratt (Guardianes de la galaxia), Ethan Hawke (Regresión), Vincent D’Onofrio (serie Daredevil), Peter Sarsgaard (El caso Fischer), Matt Bomer (Dos buenos tipos), Cam Gigandet (Plush), Haley Bennett (Kristy) y Luke Grimes (Forever).

El humor lo aporta Florence Foster Jenkins, biografía dirigida por Stephen Frears (Philomena) acerca de la vida de una heredera neoyorquina que en los años 40 decidió cumplir su sueño y convertirse en cantante de ópera. Pero lo que ella consideraba como una voz espléndida para el resto era hilarantemente horrible. Con ayuda de su manager y marido la mujer logró actuar en teatros de la ciudad hasta que se enfrentó a un concierto público en el Carnegie Hall. Meryl Streep (Sufragistas), Hugh Grant (Operación U.N.C.L.E.), Simon Helberg (serie The Big Bang Theory), Rebecca Ferguson (Hércules), John Kavanagh (In secret) y Nina Arianda (La sombra del actor) son los principales protagonistas.

Y el drama, aunque con dosis de humor, lo propone Captain Fantastic, segunda película de Matt Ross (serie Silicon Valley) como director tras 28 hotel rooms (2012). El argumento se centra en una familia que vive en medio del bosque y cuyo patriarca se ha entregado a la educación de sus hijos, enseñándoles todo lo que considera necesario para sobrevivir en la naturaleza. Sin embargo, una tragedia obliga al clan a acudir a la ciudad, donde las enseñanzas del hombre chocarán frontalmente con la realidad del mundo. Con Viggo Mortensen (Las dos caras de enero) como principal protagonista, en el reparto también encontramos a Frank Langella (serie The americans), Kathryn Hahn (La visita), George MacKay (Pride), Steve Zahn (serie Mad dogs), Annalise Basso (Standing up) y Samantha Isler (Dig two graves).

Estados Unidos participa, junto a Turquía, en la cinta de terror Baskin, producción de 2015 que arranca cuando una patrulla de policía que recorre la Turquía rural recibe una llamada momentos antes de terminar su turno. Cuando llegan a la zona se encuentran con la celebración de una misa negra que ha abierto las puertas al infierno. Dirigida por Can Evrenol, que debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta entre sus actores con Muharrem Bayrak (Nefes: Vatan sagolsun), Fadik Bülbül, Mehmet Cerrahoglu, Elif Dag (Risse im Betim) y Fatih Dokgöz (Elveda katya).

Pasamos ahora al estreno español de la semana, El hombre de las mil caras, thriller político basado en la novela de Manuel Cerdán que narra, a su vez, la historia de Francisco Paesa, ex agente secreto español que tuvo que huir del país por un caso de extorsión. Cuando regresa, arruinado y con una vida personal en crisis, recibe la visita de Luis Roldán, ex director de la Guardia Civil que le contrata para sacar los 1.500 millones de pesetas robados al erario público. Sin embargo, esto le dará la oportunidad de ajustar cuentas con el Estado español. Dirigido por Alberto Rodríguez (La isla mínima), la película está protagonizada por Eduard Fernández (Truman), José Coronado (Cien años de perdón), Marta Etura (Los últimos días) y Carlos Santos (Miel de naranjas), entre otros.

También española es Fátima o el parque de la fraternidad, drama de 2015 dirigido por Jorge Perugorría (Habana abierta) que se centra en un travesti cuya vida está marcada por la crudeza de las decisiones que debe tomar para poder sobrevivir y estar junto al hombre que ama. El reparto está encabezado por Carlos Enrique Almirante (La pared de las palabras), Tomás Cao (Larga distancia), Mirtha Ibarra (Amor crónico) y Broselianda Hernández (Siempre Habana).

En lo que a estrenos europeos se refiere, destaca El porvenir, coproducción franco alemana escrita y dirigida por Mia Hansen-Løve (Eden: Lost in music) que se centra en una mujer, escritora y profesora de filosofía, cuya vida se reparte entre su trabajo, sus hijos y atender a su posesiva madre. Pero todo dará un vuelco cuando su marido anuncie que la abandona por otra mujer. Este drama está protagonizado por Isabelle Huppert (Luces de París), Edith Scob (Primavera en Normandía), Roman Kolinka (Juliette) y André Marcon (El hombre perfecto).

En clave de comedia se desarrolla El gruñón, film de 2014 con capital de Finlandia e Islandia cuya trama arranca cuando un hombre al que todo lo que ha ocurrido después de 1953 le enfurece tiene que irse a vivir con la familia de su hijo a Helsinki. Su vida allí representa todo lo que odia, pero tratará de integrarse en su familia ayudando a su nuera, una mujer de carrera, a cerrar un negocio. El problema es que para lograrlo posiblemente enfade a alguien. Basado en la novela de Tuomas Kyrö, el relato está dirigido por Dome Karukoski (Napapiirin sankarit) y protagonizado por Antti Litja (Hella W), Petra Frey (Kotirauha), Janne Reinikainen (Vuosaari), Timo Lavikainen (Roskisprinssi) y Kari Ketonen (Risto).

De 2014 también es Caballo dinero, drama escrito y dirigido por Pedro Costa (Casa de lava) que gira en torno a un hombre cuyos recuerdos le llevan a vivir de nuevo los momentos previos a abandonar su Cabo Verde natal para buscar una vida mejor en Lisboa, donde siempre ha vivido desplazado. Unos instantes marcados por la violencia y la revolución. Con cierto toque biográfico, el reparto de esta historia está encabeza por Ventura (Juventude em marcha), Vitalina Varela, Tito Furtado y Benvindo Tavares.

Francia, España. Argentina y Chile están detrás de Neruda, drama biográfico acerca de la persecución del Premio Nobel de Literatura por la policía de Chile a finales de los años 40, cuando se dio la orden de detenerlo por sus convicciones comunistas. Pablo Larraín (No) dirige esta propuesta que cuenta con Luis Gnecco (Aurora), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Mercedes Morán (Betibú), Alfredo Castro (El Club) y Pablo Derqui (Sabrás qué hacer conmigo) como principales intérpretes.

En 2015 también se produjo Blanka, film con capital italiano, filipino y japonés que, en clave de drama, narra la historia de una joven que se gana la vida con robos y trucos en las calles de Manila. Todo cambia cuando conoce a un cantante ciego que también saca provecho de la calle. Si bien ambos aúnan fuerzas para hacer frente a las necesidades, ella descubre su capacidad para el canto y la necesidad de cambiar si quiere lograr el amor de una persona. Kohki Hasei debuta en el largometraje de ficción con esta historia protagonizada por un reparto anónimo en el que destacan Cydel Gabutero, Peter Millari, Jomar Bisuyo y Raymond Camacho.

‘The equalizer’: el cronómetro de la venganza


Denzel Washington es 'The equalizer', el protector en la película de Antoine Fuqua.Denzel Washington se está especializando en un tipo de personajes que le van como anillo al dedo, al menos de momento. Hombres duros, entrenados, con un sentido de la justicia muy arraigado y solitarios. Hombres como el de El fuego de la venganza (2004), El libro de Eli (2010) o lo último de Antoine Fuqua, con el que ya coincidió en Training Day (2001). De hecho, la colaboración de actor y director en este 2014 explota al máximo la presencia del primero, hasta el punto de llevar sobre sus hombros una carga en muchos momentos demasiado pesada y salir airoso del intento.

Porque más allá de la violencia y de la hábil mano de Fuqua, The equalizer (El protector) es simple y llanamente Denzel Washington. La facilidad del intérprete para intimidar con una simple mirada permite al film rememorar viejas glorias de ese subgénero dentro del cine de acción como es el de la venganza. Sin necesidad de gritos ni de grandes secuencias de lucha, la trama logra satisfacer los deseos más íntimos del espectador, quien no necesita mucho para ponerse de parte de este justiciero cuyo repertorio en lo que a formas de matar se refiere es interminable. De hecho, tampoco es conveniente esperar mucho más. La presencia del actor eclipsa prácticamente todos los elementos que le acompañan, desde los actores (ni siquiera el villano está a la altura de su gélida mirada) hasta el guión, cuyo ritmo es un tanto irregular.

Es más, posiblemente estaríamos ante un thriller interesante si no fuera porque esta adaptación de la serie de los años 80 del siglo pasado no logra encajar todas sus piezas de forma correcta. El inicio, en el que se define al protagonista, se alarga en exceso; el desarrollo trata de decantarse por la historia, pero lo cierto es que lo único que logra es retrasar lo inevitable. Y su conclusión, tan épica como previsible, tiene un epílogo un tanto reiterativo (la venganza siempre alcanza el origen). Si el film logra mantener el tipo es gracias a que su director saca mucho partido a las secuencias de acción gracias a esa manía del personaje de cronometrar absolutamente todo. Sobre todo al primer encuentro con los rusos, todo un alarde narrativo que no escatima en violencia explícita. Todo ello unido a la labor de Washington que, como decimos, es el alma de esta historia.

The equalizer (El protector) es, en definitiva, un thriller de acción al uso que se salva por sus dos figuras principales. Frases épicas, peleas antológicas y un final que, aunque se conoce de antemano, es la guinda del pastel. El resto, aunque interesante, aporta más bien poco, por no decir nada. La película trata de desmarcarse de lo que se espera de ella al incidir en el aspecto pausado y algo inquietante de la persecución del protagonista, pero al final esto juega en su contra al retrasar algo que todos, incluyendo los propios personajes, saben y esperan. Esto es lo que lleva al film a durar más de dos horas, metraje a todas luces excesivo. Tal vez con algo menos de reflexión y algo más de acción directa estaríamos ante un producto más ajustado a su propio planteamiento.

nota: 6/10

Denzel Washington es ‘El protector’ de las nuevas ‘Ninja Turtles’


Estrenos17octubre2014Fieles a la cita de cada viernes, los estrenos inundan la cartelera española. Y si la semana pasada estaban liderados por uno de los films que, casi con toda probabilidad, competirán en los próximos Oscar, en esta ocasión llegan de la mano de un actor que ha sido reconocido recientemente en el Festival de San Sebastián. Pero su presencia no es lo único destacable entre las novedades de hoy, 17 de octubre: unos clásicos personajes de la televisión, el cine, los cómics, los juguetes, los videojuegos y prácticamente cualquier otro formato de entretenimiento regresan a la gran pantalla actualizados y modernizados. Se puede decir, por tanto, que la acción acapara los principales focos en las salas, aunque como viene siendo habitual, la oferta se completa con propuestas para todos los gustos.

Lo que está claro es que The equalizer (El protector) es el film más esperado de la semana. Adaptación de la serie de televisión creada por Michael Sloan (serie Alfred Hitchcock presenta) y Richard Lindheim, quien prácticamente solo ha trabajado en esta historia, la trama se centra en un misterioso personaje que trata de llevar una vida tranquila y anónima para escapar de un pasado violento. Sin embargo, cuando una noche conoce a una joven manipulada y sometida por un importante mafioso ruso recurrirá a ese pasado para ajustar cuentas, desencadenando una espiral de venganzas, sangre y muerte que le obligará a descubrir su verdadera naturaleza. Antoine Fuqua (Objetivo: La Casa Blanca) pone en imágenes esta cinta de acción protagonizada por Denzel Washington (gnus), Chloë Grace Moretz (Kick-Ass), Marton Csokas (Detrás de las paredes), Melissa Leo (Oblivion), Bill Pullman (Mientras dormías) y David Harbour (serie The Newsroom).

Y como decía en la introducción, las Tortugas Ninja vuelven a escena. Bajo el título Ninja Turtles el director Michael Bay (Transformers) apadrina en calidad de productor esta reinterpretación de la historia que, una vez más, vuelve a narrar cómo cuatro tortugas alteradas genéticamente a causa de una mutación accidental saldrán a la luz para enfrentarse a un malvado clan que se está apoderando de la ciudad de Nueva York. Adiestrados por una rata que también sufrió los efectos de la mutación, los cuatro héroes se unirán a una reportera para afrontar su destino y resolver las sombras y las dudas de su propio pasado. Jonathan Liebesman (Ira de titanes) dirige la propuesta, en la que destaca por encima de todo el nombre de Megan Fox (Nueva York para principiantes). Junto a ella encontramos a Alan Ritchson (Los Juegos del Hambre: En llamas), Noel Fisher (Invasión a la Tierra), Jeremy Howard (Un delantero muy peludo), Will Arnett (serie Arrested development), Pete Ploszek, Danny Woodburn (Mirror, mirror), William Fichtner (Elysium) y Whoopi Goldberg (Ghost).

Desde Australia nos llega El viaje de tu vida, adaptación al cine del libro escrito por la aventurera Robyn Davidson en el que narra el viaje que realizó a través del desierto australiano acompañada únicamente por su perro y cuatro camellos. Un viaje en el que, además de conocer personajes de lo más variopinto, descubrirá la magia de un mundo que no creía posible llegar a conocer. Drama y aventura se mezclan en esta historia dirigida por John Curran (Stone) y protagonizada por Mia Wasikowska (Stoker), Adam Driver (serie Girls), Emma Booth (Sólo ellos), Rainer Bock (Caballo de batalla) y Melanie Zanetti (La batalla de los malditos), entre otros.

En cuanto a los estrenos españoles, varias son las películas que debutan hoy en la cartelera. Una de ellas es Relatos salvajes, coproducida con Argentina y cuya trama involucra a numerosos personajes. Todo comienza con una decepción amorosa cuyas consecuencias llevarán a los protagonistas a perder el control de su propia naturaleza, embarcándose en un viaje violento en el que hasta el más mínimo detalle puede resultar fatídico. A medio camino entre la comedia y el thriller, la película está escrita y dirigida por Damián Szifrón (El fondo del mar), y cuenta con un reparto de peso integrado por Ricardo Darín (Séptimo), Oscar Martínez (La fiesta), Darío Grandinetti (Días de mayo), Rita Cortese (Viudas), Julieta Zylberberg (Extraños en la noche), Leonardo Sbaraglia (Luces rojas) y Erica Rivas (Por tu culpa).

La última ganadora de la Concha de Oro del Festival de San Sebastián también llega hoy a los cines. Magical girl es el segundo film escrito y dirigido por Carlos Vermut (Diamond Flash), y su historia arranca cuando un padre decide hacer todo lo que está en su mano para conseguirle a su hija el vestido de su serie japonesa preferida. Durante este viaje se encontrará con varios personajes problemáticos que terminarán por verse arrastrados a una red de chantajes, mentiras y corrupción en la que instintos y razón luchan por imponerse. José Sacristán (El muerto y ser feliz), Bárbara Lennie (El niño), Luis Bermejo (La montaña rusa), Lucía Pollán, Israel Elejalde (serie Águila roja), Elisabet Gelabert (Te doy mis ojos) y Javier Botet (Las brujas de Zugarramurdi) son los principales actores de este thriller dramático.

Y el famoso caso de los miembros de ETA Lasa y Zabala, torturados y asesinados por la Guardia Civil, vuelve a la actualidad con Lasa y Zabala, thriller dirigido por Pablo Malo (Frío sol de invierno) que se centra principalmente en los esfuerzos del abogado de las familias por llevar a los asesinos ante la justicia. Un proceso en el que las dudas de responder con las mismas armas adquirirán cada vez más fuerza y sentido. En el reparto principal podemos encontrar a Unax Ugalde (Somos gente honrada), Oirol Vila (El cuerpo), Francesc Orella (Silencio en la nieve), Aitor Mazo (15 años y un día), Pep Tosar (La estrella) y Ricard Sales (Lo mejor de mí).

Muy distinta es La distancia, film español de ciencia ficción y dosis de misterio que escribe y dirige Sergio Caballero (Finisterrae) y cuyo argumento, que transcurre en Rusia, utiliza el surrealismo y el humor absurdo para contar la historia de un secuestro y cómo un campesino que termina trabajando en las minas de carbón de Siberia logra hacerse con la propiedad de una central térmica. En pantalla podremos ver a un grupo de actores prácticamente desconocidos, entre los que destacan Michal Lagosz, Alberto Martínez y Jinson Añazco, todos ellos personajes en el film Blancanieves (2012).

Por último, y con algo de retraso, nos llega la última de las novedades nacionales. La jungla interior es la segunda película escrita y dirigida por Juan Barrero (Entre el dictador y yo), un drama autobiográfico muy próximo al documental realizado en 2013 y cuyo argumento comienza cuando el protagonista decide irse a una expedición al Pacífico, no sin antes acudir con su novia al pueblo en el que se crió y sacar a relucir las profundas diferencias que les separan. Cuando regresa cinco meses después su vida tal y como la conocía cambiará. La película está protagonizada por Gala Pérez Iñesta (Antigona despierta), Enriqueta White y Luz Barrero.

‘2 guns’: dinero, traición, disparos… y Peckinpah


Denzel Washington y Mark Wahlberg en un momento de '2 guns', de Baltasar Kormákur.Hay que reconocerle a Baltasar Kormákur la agilidad para rodar secuencias de acción. Su más reciente película, ese homenaje a las buddy movies y el western de Sam Peckinpah (sobre todo a Grupo Salvaje) protagonizado por Denzel Washington (American Gangster) y Mark Wahlberg (Tres reyes), demuestra una visión directa y sencilla, sin grandes excesos visuales y unos cuantos hallazgos interesantes. El problema es que, por muy distraída que sea en sus momentos de acción y por muy buena química que tengan sus protagonistas, 2 guns no tiene ni el ritmo ni el interés que cabría esperar de una cinta de estas características.

Cierto es que el principal atractivo es ver y escuchar a los protagonistas, sus contradicciones y su forma de “salvarse el culo” el uno al otro. Pero por desgracia no es suficiente. El guión de Blake Masters, especialista en series que debuta en el largometraje, es simple y llanamente una sucesión de episodios, convirtiendo el formato de largo en una pseudo temporada de cualquier producción televisiva de policías. La consecuencia de esto es que la trama posee numerosos altibajos, repitiendo informaciones y diálogos que hacen avanzar muy poco la acción. Lo más claro en este sentido es la forma de abordar las presentaciones de cada protagonista. Desde que el espectador descubre la identidad de cada uno hasta que ellos se presentan formalmente pasa todo un mundo en la gran pantalla, una especie de capítulo si hablásemos de la televisión.

Con esta premisa, ni la visión de Kormátur ni la labor de los actores, todos ellos a muy buen nivel, consiguen evitar que echemos alguna que otra mirada al reloj ante un desarrollo perezoso de los conceptos dramáticos que enriquecen la trama, que por cierto son más que interesantes. A esto contribuye también que todos los secundarios terminen siendo corruptos, en una especie de carrera por hacerse con varias decenas de millones de euros provenientes de la extorsión a los cárteles de la droga mexicana.

En realidad, la trama de 2 guns debería importar más bien poco. Un film de este tipo, pensado para el verano y el entretenimiento puro y duro, utiliza el argumento como excusa para un festival de persecuciones, tiroteos y diálogos divertidos. Esta película, empero, coge dicha base argumental y la retuerce y estira hasta límites innecesarios, obligando a rellenar los huecos con diálogos y, consecuentemente, ralentizando mucho el devenir de los protagonistas y complicando innecesariamente algunas líneas argumentales secundarias que podrían haberse resuelto en menos tiempo.

Nota: 6/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: