‘El círculo’ busca ‘La ciudad perdida’ durante una ‘Noche de venganza’


Muchos títulos con notables repartos es lo que propone este primer fin de semana de mayo. Desde películas que adaptan historias reales hasta thriller fantásticos o cintas de acción, este viernes, día 5, llegan a la cartelera española una amplia variedad de propuestas que, aunque ninguna parece estar llamada a llenar las salas como lo han hecho otros films en semanas anteriores, sí ofrecen al espectador algo diferente.

La primera de ellas es Z, la ciudad perdida, cinta biográfica que combina drama, aventura y acción de la mano de James Gray (El sueño de Ellis), quien escribe y dirige esta adaptación del libro de David Grann acerca de las expediciones que llevó a cabo el soldado Percy Fawcett en la selva brasileña. La primera de ellas le dejó tan fascinado que se embarcó nuevamente, descubriendo vestigios de antiguas civilizaciones perdidas. Tras regresar a Inglaterra, logra el apoyo para iniciar un último viaje, acompañado esta vez de su hijo mayor, en busca de la ciudad perdida de Z, pero nunca más se supo de ellos. En el reparto destacan nombres como los de Charlie Hunnam (Pacific Rim), Robert Pattinson (Life), Tom Holland (En el corazón del mar), Sienna Miller (Una buena receta), Angus Mcfadyen (Cisne blanco) e Ian McDiarmid (Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith).

Muy diferente es El círculo, thriller de ciencia ficción cuya trama, basada en la novela de Dave Eggers, arranca cuando una joven es contratada para trabajar en la compañía de internet más prestigiosa del mundo, que ha logrado unificar toda la información digital del individuo en una única identidad en busca de la transparencia. Sin embargo, a medida que la joven asciende, y guiada por el fundador de la empresa, irá sobrepasando los límites de la privacidad, la ética y la libertad, afectando a familiares, amigos y a ella misma. Dirigida por James Ponsoldt (Aquí y ahora), la película está protagonizada por Emma Watson (La bella y la bestia), Tom Hanks (Sully), John Boyega (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza), Karen Gillan (Guardianes de la galaxia Vol. 2) y Bill Paxton (Al filo del mañana), en la que ha sido su última película antes de fallecer.

El thriller policíaco y de acción está representado por Noche de venganza, remake del film francés dirigido en 2011 por Frédéric Jardin cuyo argumento se centra en un policía de Las Vegas aparentemente corrupto. Después de que un atraco salga mal, una banda criminal decide secuestrar al hijo de este policía, que deberá recuperarlo en una sola noche mientras Asuntos Internos le investiga. La nueva versión, dirigida por Baran bo Odar (Silencio de hielo), está protagonizada por Jamie Foxx (Annie), a quien acompañan Michelle Monaghan (Pixels), Gabrielle Union (El nacimiento de una nación), Dermot Mulroney (La verdad), Scoot McNairy (Perdida), T.I. (Ant-Man) y David Harbour (Escuadrón suicida).

Terror en estado puro es lo que propone Nunca digas su nombre (Bye Bye Man), film dirigido por Stacy Title (El diablo viste de negro) que gira en torno a tres jóvenes universitarios que se mudan a una vieja casa fuera del campus. Allí liberan sin querer un ente sobrenatural que persigue y mata a todo aquel que descubre su nombre, por lo que intentarán mantener su existencia en secreto y evitar así la muerte del resto de compañeros. Douglas Smith (El caso Sloane), Cressida Bonas, Lucien Laviscount (Between two worlds), Carrie-Anne Moss (Matrix), Faye Dunaway (Flick) y Doug Jones (Ouija: El origen del mal) encabezan el reparto.

Entre los estrenos europeos de este viernes destaca Un Reino Unido, drama romántico que narra el conflicto internacional que provocó el príncipe de Botswana, Seretse Khama, al enamorarse y casarse con una mujer blanca de Londres en los años 40. Basada en el libro de Susan Williams, la película está dirigida por Amma Asante (Belle) y protagonizada por David Oyelowo (Selma), Rosamund Pike (Nuestro último verano en Escocia), Jack Davenport (Gernika), Tom Felton (Resucitado) y Laura Carmichael (serie Downton Abbey).

En lo que a producción nacional se refiere destaca Pasaje al amanecer, debut en el largometraje de Andreu Castro (serie Yo quisiera) que se ambienta en noviembre de 2004, durante la que es considerada la batalla más sangrienta de la guerra de Irak. En ese contexto un foto periodista es contratado para entrar en el centro del conflicto y relatar en imágenes lo que ocurre. El joven, antes de ir, deberá comunicárselo a su familia y a su novia, lo que resquebrajará los cimientos de las relaciones y llevará a todos los personajes a vivir sus particulares infiernos. El reparto está encabezado por Nicolás Coronado (Novatos), Andrea Duro (Los miércoles no existen), Elvira Mínguez (Truman), Lola Herrera (Primer y último amor), Ruth Díaz (Tarde para la ira) y Antonio Valero (Los Borgia).

El drama también está presente en El jugador de ajedrez, cuya historia se desarrolla durante la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial. El protagonista es un campeón de ajedrez español que, cuando el conflicto bélico estalla en España, decide emigrar a Francia junto a su mujer, natural del país, y la hija de ambos. Sin embargo, una vez allí será detenido por los nazis al considerarle un espía. Su única vía para sobrevivir es la pasión que siente el oficial al mando por el ajedrez. Luis Oliveros (Pata negra) dirige esta propuesta protagonizada por Marc Clotet (La estrella), Melina Matthews (Nick), Alejo Sauras (Los abrazos rotos), Andrés Gertrúdix (El apóstata) y Pau Durà (Todo está en el aire).

Entre el resto de estrenos destaca Casi leyendas, comedia dramática con el mundo de la música como telón de fondo que gira en torno a tres amigos que se han distanciado con el paso de los años. Sin embargo, deberán volver a reunirse para formar el grupo musical que estuvo a punto de alcanzar la fama hace 25 años, viéndose obligados además a afrontar sus calamitosas vidas. Escrita y dirigida por Gabriel Nesci (Días de vinilo), la película cuenta entre sus actores con Diego Peretti (Papeles en el viento), Santiago Segura (La reina de España), Diego Torres (La venganza), Claudia Fontán (La reconstrucción) y Florencia Bertotti (Igualita a mi).

Con algo de retraso llega la canadiense Los demonios, drama escrito y dirigido en 2015 por Philippe Lesage en el que es su debut en el largometraje de ficción. La trama se centra en un niño de diez años sensible e imaginativo que le tiene miedo a todo lo que le rodea, desde un posible divorcio de sus padres hasta el sida. Su vida en una zona residencial de Montreal se verá alterada cuando se produzcan una serie de secuestros de niños en su zona, lo que le llevará a descubrir que los demonios de su infancia podrían estar relacionados con las desapariciones. Édouard Tremblay-Grenier, Yannick Gobeil-Dugas, Vassili Schneider (Lucidité passagère), Sarah Mottet, Mathis Thomas y Laurent Lucas (Perros rabiosos) encabezan el reparto.

Desde Japón llega Maravillosa familia de Tokio, comedia que arranca el día del cumpleaños de la mujer del patriarca de una tradicional familia japonesa. Durante la celebración, y como regalo, la mujer le pide a su marido el divorcio. La revelación no solo supone un duro golpe para el incrédulo marido, sino que removerá los cimientos de toda la estructura familiar, cuyos miembros tratarán de evitar por todos los medios lo que parece ser una catástrofe. Yôji Yamada (Una familia de Tokio) dirige esta propuesta en cuyo reparto destacan los nombres de Yû Aoi (Viaje hacia la orilla), Yui Natsukawa (La casa del tejado rojo), Kazuko Yoshiyuki (Leonie), Isao Hashizume (Eien no 0), Shôzô Hayashiya (Penguin’s memorie – Shiawase monogatari) y Tomoko Nakajima (Boku no ojisan).

De Asia también procede Seoul Station, cinta de terror realizada en animación tradicional producida en Corea del Sur que gira en torno a los intentos por sobrevivir de un grupo de personas en la capital de aquel país después de que una horda de mendigos se haya transformado en zombis. Planteada como una precuela de Train to Busan (2016), la cinta está escrita y dirigida por el mismo autor, Yeon Sang-ho (The fake).

También pertenece al género de animación Ovejas y lobos, comedia de aventuras producida en Rusia y ambientada en una lejana y mágica tierra donde un grupo de ovejas vive sin preocupaciones hasta que una manada de lobos acampa en un barranco cercano. La película es la ópera prima de Andrey Galat y Maxim Volkov.

Terminamos el repaso con el documental español Herederos de la bestia, film escrito y dirigido a cuatro manos por Diego López y David Pizarro (Los perversos rostros de Víctor Israel) que aborda la historia detrás de la película El día de la bestia (1995) a través de entrevistas con el director, Álex de la Iglesia (El bar), los actores Santiago Segura, Terele Pávez (La puerta abierta) o Álex Angulo (Zipi y Zape y el club de la canica), y el guionista Jorge Guerricaechevarría (Cien años de perdón).

Anuncios

La ‘Obsesión’ de Jennifer Lopez por ‘El año más violento’


Estrenos 20marzo2015Nuevo fin de semana, y nueva ocasión para disfrutar de varias novedades con interés para públicos de lo más diversos. Desde el drama criminal de época a la comedia dramática, desde la animación hasta el thriller, la mayor parte de los géneros encuentran representación en los estrenos que esta semana se han distribuido entre ayer jueves, 19 de marzo, y hoy viernes. A todo ello se suman nombres atractivos que se convierten, en muchos casos, en el principal atractivo de los films. Pero comencemos por las novedades de ayer.

J.C. Chandor (Margin call) escribe y dirige El año más violento, drama con dosis de acción que transcurre en Nueva York a principios de la década de los años 80. La trama se centra en un inmigrante hispano que trata de sacar adelante un negocio honesto en una ciudad asolada por la corrupción y el crimen. En este contexto, su vida personal y profesional se verán envueltos en una espiral de violencia y traición que le llevará a luchar por su supervivencia. El reparto está encabezado por Jessica Chastain (Interstellar), Oscar Isaac (Las dos caras de enero), David Oyelowo y Alessandro Nivola, ambos vistos en Selma, y Catalina Sandino Moreno (serie The bridge).

El thriller tiene su máximo representante en Obsesión, nueva película de Rob Cohen (A todo gas) que sirve de vehículo a Jennifer Lopez (El plan B) para regresar al largometraje tras dos años de ausencia. El argumento se centra en la vida de una madre recién separada que se refugia en su hijo para superar su divorcio. Todo cambia cuando se muda un carismático joven a la casa de al lado, iniciándose una relación de amistad que pronto se convierte en una atracción física que llevará a ambos personajes a superar límites que no creían posibles. Junto a la actriz destacan en el reparto Ryan Guzman (April Rain), Kristin Chenoweth (serie Glee), John Corbett (serie Sexo en Nueva York) e Ian Nelson (El juez).

Y precisamente Jennifer Lopez es una de las voces originales de Home: Hogar, dulce hogar, cinta de animación producida por Dreamworks que sigue las aventuras de un alienígena inadaptado que llega a la Tierra huyendo de sus propios congéneres. Cuando una joven aventurera le encuentra se entablará una amistad que permitirá al alienígena comprender que ser diferente, equivocarse y aprender es parte de la esencia del ser humano. Dirigida por Tim Johnson (Hormigaz), entre los actores que prestan su voz a esta comedia destacan Jim Parsons (serie The Big Bang Theory), la cantante Rihanna (Battleship), Steve Martin (No es tan fácil) y Matt Jones (Cooties).

La producción más europea de la semana es, sin duda, Pasolini, nuevo film de Abel Ferrara (El funeral) que aborda la vida del conocido director italiano y la confusión que rodeó su muerte en 1975. Producida entre Italia, Francia y Bélgica, el principal protagonista de la cinta es Willem Dafoe (El gran hotel Budapest), al que acompañan Maria de Medeiros (Pulp Fiction), Riccardo Scamarcio (En tercera persona), Giada Colagrande (Before It Had A Name) y Adriana Asti (La mejor juventud).

Los estrenos del jueves se completan con el documental National Gallery, escrito y dirigido por Frederick Wiseman (Zoo) y que, como su propio título indica, se adentra en la vida del famoso museo londinense. A través de su funcionamiento, de sus visitantes y de sus trabajadores el director retrata no solo la pintura que se expone, sino que establece una relación entre pintura y cine que nutre ambos artes.

Viernes 20 de marzo

El mayor aliciente lo presenta El hombre más enfadado de Brooklyn, última película en la que podremos ver a Robin Williams (La gran boda) como protagonista. La cinta, que adapta una película franco-israelí titulada The 92 minutes of Mr. Baum (1997), narra los intentos de un antipático hombre por enmendar no solo su forma de ser, sino los errores que ha cometido con aquellos a los que ama. Todo porque recibe la noticia de que le quedan 90 minutos de vida. Humor y drama se combinan en este film dirigido por Phil Alden Robinson (Campo de sueños) y en cuyo reparto encontramos, además, a Mila Kunis (El destino de Júpiter), Melissa Leo (Prisioneros), Peter Dinklage (serie Juego de tronos) y James Earl Jones (Conan, el bárbaro).

Desde Gran Bretaña aterriza la comedia dramática Pride, cuya acción se ubica en el verano de 1984, momento en el que un grupo de mineros de Gales decide ponerse en huelga por las medidas que impone Margaret Thatcher. En un acto de solidaridad, un grupo de activistas gays de Londres decide acudir en su apoyo. Sin embargo, el sindicato minero se mostrará reticente a tal ayuda por venir de donde viene. Matthew Warchus (Círculo de engaños) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Bill Nighy (Una cuestión de tiempo), Andrew Scott (serie Sherlock), Imelda Staunton (La maldición de Rookford), Dominic West (serie The wire) y Paddy Considine (Submarine).

Y también de Reino Unido, aunque en colaboración con Austria, procede Mi tierra, drama romántico de corte histórico que supone el debut en el largometraje de Fritz Urschitz. La trama se centra en una joven de origen austríaco y su padre que, huyendo de los nazis, se han acomodado en un pequeño pueblo inglés. A pesar de las penurias que sufren mantienen la fe en un futuro mejor. Un futuro que parece llegar cuando ella conoce a uno de los amigos de su padre, iniciándose una relación romántica entre ambos que permitirá a la joven llegar a comprender cuál es su sitio en el mundo. Natalie Press (Island), Matthias Habich (Barriere), Johannes Krisch (La conspiración del silencio), Katy Bartrop (Godforsaken) y Karl Fischer (Folge Mir) encabezan el reparto.

Y terminamos con un estrenos español. Capa caída supone el debut en el largometraje de Santiago Alvarado, y ahonda en el género de los superhéroes desde un punto de vista diferente. Narrado como un falso documental, el film sigue la vida rutinaria de Magno, un superhéroe con poderes increíbles que hace años fue repudiado y que ahora trabaja como frutero. Juanjo Pardo (Oculto), Francesc Pagès (Los últimos días) y Rafa Delacroix (serie La Riera) son algunos de sus actores.

‘Selma’: la marcha de la dignidad por la igualdad


David Oyelowo protagoniza 'Selma', de Ava Duvernay.Se ha criticado mucho que este año no haya habido en los premios Oscar una mayor representación del colectivo negro en las categorías más importantes. Y viendo el resultado final de la nueva película de Ava DuVernay (I will follow) es hasta cierto punto comprensible. La cinta, que recoge la lucha de Martin Luther King en la ciudad que da nombre a la película, aprovecha notablemente sus recursos para erigirse como una lucha no solo por la igualdad, sino por la dignidad humana. Una lucha en la que no todo es blanco o negro, pero en la que claramente sale perdiendo la muchas veces criticada intolerancia sureña de Estados Unidos.

De este modo Selma se aproxima más a lo que fue 12 años de esclavitud allá por 2013 que a lo que propuso El mayordomo ese mismo año. Si bien es cierto que su ritmo es irregular, en buena medida motivado por una historia con muchos momentos estáticos, la intensidad emocional de sus secuencias, sobre todo de aquellas que tienen como protagonista brutales palizas a unos individuos desarmados y en protesta pacífica, es incuestionable. Es dicha intensidad la que logra impregnar al conjunto de una pátina dramática que sitúa al espectador como uno más de los protestantes de Selma y como uno más de los objetivos del racismo y la brutal violencia.

El guión, construido sobre un formato académico y poco dado a la innovación, deja en el recuerdo numerosos instantes estremecedores desde diversos puntos de vista, sobre todo gracias a un comienzo que rompe los esquemas al espectador y le condiciona irremediablemente durante las dos horas de metraje. Que nadie entienda esto como una crítica; es más bien una alabanza a un desarrollo dramático que golpea en un primer instante para poder hacer comprender el porqué de los acontecimientos. A esto ayuda, por supuesto, un reparto comprometido tanto en los roles principales como en los secundarios, ya sean héroes o villanos. Quizá lo menos relevante de todo sea la puesta en escena de DuVernay, más artesana que artista, y una fotografía con pocos contrastes y mucho academicismo.

Pero aunque la impresión general de Selma sea la de una película corriente que aborda una vergonzosa época de Estados Unidos lo cierto es que las horas posteriores a su visionado permiten comprender la magnitud de lo narrado. En realidad, poco importa lo que se consigue. Lo realmente atractivo es cómo se consigue, cómo la sociedad de todo el país se unió tras comprobar la brutalidad sin sentido y cómo la marcha encabezada por Martin Luther King se convirtió en una marcha por la dignidad de todo un pueblo. Quizá no sea la mejor película del año. Es más, tiene muchos aspectos a mejorar, sobre todo formales. Pero sin duda es un film notable.

Nota: 7/10

‘Selma’ es el punto de partida de los estrenos de marzo


Estrenos 6marzo2015Iniciamos nuevo mes cinematográfico en lo que a estrenos se refiere, pero viendo las novedades poco parece haber cambiado. La cartelera española se va a nutrir a partir de hoy viernes, 6 de marzo, de cintas de Oscar, de propuestas de terror, thriller y comedia que llevan sello europeo y norteamericano. Ah!, y el regreso de unos personajes que han marcado un antes y un después para muchas generaciones. Pero lo primero es lo primero.

Si hay un estreno que destaca ése es Selma, drama histórico y biográfico producido entre Estados Unidos y Reino Unido que narra la marcha que un joven Martin Luther King emprendió desde Selma a Montgomery, en Alabama, como acto para defender y reivindicar los derechos civiles y la igualdad de voto. Un acto cuya repercusión más inmediata fue que el presidente Johnson firmó la ley sobre el derecho al voto ese mismo año. Nominada a Mejor Película y ganadora de un Oscar a la Mejor Canción, esta cinta dirigida por Ava DuVernay (I will follow) tiene un amplio e interesante reparto en el que destacan David Oyelowo (El mayordomo), Tom Wilkinson (El gran hotel Budapest), Tim Roth (El fraude), Giovanni Ribisi (Mil maneras de morder el polvo), Cuba Gooding Jr. (Jerry Maguire), Carmen Ejogo (serie Hora Cero), Alessandro Nivola (La gran estafa americana), André Holland (serie The Knick) y la presentadora Oprah Winfrey.

Puramente norteamericana es En tercera persona, nuevo trabajo de Paul Haggis (Crash) como guionista y director, producido en 2013 y que de nuevo vuelve a tratar el tema de las relaciones humanas y cómo determinan nuestro futuro, incluso de forma indirecta. En concreto, la trama narra las historias de amor, pasión y confianza de tres parejas que viven en Nueva York, Roma y París, sin que aparentemente tengan relación alguna. Un interesante drama que, como suele ser habitual en el director, cuenta con un reparto de lujo, a saber: Liam Neeson (Caminando entre las tumbas), Olivia Wilde (Rush), Maria Bello (Prisioneros), Mila Kunis (Ted), Adrien Brody (Midnight in Paris), James Franco (Juerga hasta el fin) y Kim Basinger (Batman).

Sin dejar Estados Unidos, toca ahora hablar de un film que puede parecer comedia, pero en realidad pertenece al género de terror. Zombeavers (Castores zombies) supone el debut en el largometraje de Jordan Rubin, y como su propio título indica narra la surrealista historia de un grupo de jóvenes universitarios cuyas vacaciones junto a un apacible lago se ven alteradas por un grupo de castores muertos vivientes con una agresividad desatada. Cortney Palm (San Patricios), Lexi Atkins (White Dwarf), Rachel Melvin (My funny Valentine) y Hutch Dano (Ramona y su hermana) son algunos de los protagonistas que sufrirán los ataques de estos particulares zombis.

También de terror, aunque producida en 2013, es Oculus: El espejo del mal, nuevo film de Mike Flanagan (Absentia) que arranca cuando dos hermanos vuelven a reunirse tras 20 años de separación. Uno de ellos, encerrado durante ese tiempo en una institución mental por el brutal asesinato de sus padres, trata de rehacer su vida, pero el pasado parece perseguirle. Su hermana está convencida de que él no solo no cometió los crímenes, sino que fue una fuerza sobrenatural alojada en un antiguo espejo de su casa. El reparto está encabezado por Karen Gillan (Guardianes de la galaxia), Brenton Thwaites (Maléfica), Katee Sackhoff (Riddick), Rory Cochrane (Argo) y Annalise Basso (Al filo de la verdad).

Cerramos el ciclo de films estadounidenses con Lawless (Sin ley), drama ambientado en el mundo del crimen producido en 2012 y cuyo argumento, ambientado en la década de los años 30, sigue la lucha de tres hermanos que han logrado salir adelante gracias a una destilería de alcohol y a un negocio de venta ilegal. El contrabando se verá amenazado cuando llegue desde Chicago un agente especial que imponga la Ley Seca, algo que los tres hermanos no pueden permitir. Basado en la novela de Matt Bondurant, el film está dirigido por John Hillcoat (La carretera), quien dirige a un notable plantel de actores, en el que destacan Shia LaBeouf (Transformers), Tom Hardy (Origen), Jason Clarke (Tierra de asesinatos), Guy Pearce (MS1: Máxima seguridad), Jessica Chastain (El árbol de la vida), Mia Wasikowska (Stoker), Dane DeHaan (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro) y Gary Oldman (El topo).

Canadá y Alemania son los dos países que están detrás de Maps to the stars, lo nuevo de David Cronenberg (Promesas del este) como director. Este intenso drama gira en torno a los secretos y los lados oscuros de todos los miembros de una familia que vive en Hollywood y que está marcada por traumas, obsesiones y celos. La frágil situación familiar se agravará cuando uno de sus miembros regrese del psiquiátrico y empiece a trabajar para una actriz en decadencia y cuya vida ha estado marcada por las sospechas de asesinato. Un interesante film con un no menos interesante reparto, a saber: Julianne Moore (Siempre Alice), Mia Wasikowska, que repite esta semana, Robert Pattinson (Agua para elefantes), John Cusack (Grand piano), Olivia Williams (Sabotage) y Sarah Gadon (Enemy).

Producida entre Reino Unido e Irlanda, Calvary es el segundo film de John Michael McDonagh tras la notable El irlandés (2011), de nuevo protagonizado por Brendan Gleeson (Al filo del mañana). Su argumento, dramático aunque con ciertas dosis de humor negro, narra cómo un sacerdote debe hacer frente a sus propio calvario mientras mantiene a flote la fe de sus feligreses y la vida de su frágil hija. En el reparto también destacan Chris O’Dowd (Thor: El mundo oscuro), Kelly Reilly (El vuelo), Aidan Gillen (serie Juego de Tronos) y Dylan Moran (Corredor de fondo).

Si nos centramos en los estrenos nacionales, destacan dos películas. Por un lado, la comedia Perdiendo el norte, tercer largometraje de Nacho G. Velilla (Que se mueran los feos) que aborda una de las mayores problemáticas de la España actual: el éxodo de jóvenes al extranjero, concretamente a Alemania. Todo comienza cuando dos jóvenes con una gran cualificación pero pocas oportunidades laborales ven un programa similar a ‘Españoles por el Mundo’ y deciden ir a Alemania ante el alentador panorama que se muestra. Sin embargo, cuando llegan allí las cosas no son como se anunciaban por televisión. Yon González (Torrente 4), Blanca Suárez (Los amantes pasajeros), Julián López (Torrente 5. Operación Eurovegas), José Sacristán (Magical girl), Miki Escarbé (La maniobra de Heimlich), Úrsula Corberó (Quién mató a Bambi?), Malena Alterio (Al final del camino), Javier Cámara (La vida inesperada) y Carmen Machi (Ocho apellidos vascos) conforman el reparto principal.

Por otro, La luz con el tiempo dentro es un drama biográfico que trata de aproximar al espectador a la figura de Juan Ramón Jiménez a través de una reconstrucción de su vida mediante su obra. Con el autor como protagonista y narrador de la historia, el film incluye secuencias que incluso llegan a adaptar relatos suyos. Dirigida por Antonio Gonzalo (Una pasión singular), la cinta cuenta con un reparto encabezado por Marc Clotet (La voz dormida), Carlos Álvarez-Nóvoa (El amor no es lo que era), Tamara Arias (7 pasos y medio), Ana Fernández (Acorralados) y Alex O’Dogherty (serie Doctor Mateo).

Argentina, Colombia, Francia y Polonia están detrás de Refugiado, la producción más internacional de la semana. Dirigida por Diego Lerman (La mirada invisible), quien también participa en el guión, la historia arranca cuando un niño de siete años regresa a su casa después de una fiesta de cumpleaños y descubre a su madre inconsciente. Víctima de malos tratos, cuando la mujer despierta decide acudir a un centro para mujeres maltratadas con el pequeño, y desde allí ambos iniciarán un viaje para instalarse en otro lugar. Un viaje en el que, a través de los ojos del niño, todo se vuelve peligroso. Entre los intérpretes principales están Julieta Díaz (Corazón de león), Sebastián Molinaro, Marta Lubos (Patagonia) y Valentina García Guerrero.

Desde Asia nos llegan dos películas muy distintas. The target (El objetivo) es una producción de Corea del Sur escrita y dirigida por Chang (Gosa) que sigue la búsqueda desesperada de dos personajes de lo más dispar: un ex mercenario acusado de un crimen que no ha cometido y un médico cuya esposa ha sido secuestrada. Cuando los caminos de ambos se crucen solo dispondrán de 36 horas para descubrir quién está detrás de todo. El reparto está encabezado por Jin Guo, Yeo-Jeong Jo (Bang Ja Jeon), Jin-wook Lee (Su-sang-han gel-nyeo) y Seung-ryong Ryu (Sikeurit).

Por último, una de animación japonesa. Los Caballeros del Zodíaco: La leyenda del Santuario supone una revisión del famoso manga de Masami Kurumada y de la serie de televisión que influyó en tantas generaciones. Con un diseño por ordenador y unos efectos mejorados, la cinta dirigida por Kei’ichi Sato (Ashura) es una especie de resumen del arco argumental más famoso de estos personajes, es decir, el que enfrenta a Seiya y sus amigos a los Caballeros de Oro, en una lucha por salvar a Atenea. La versión original cuenta con las voces de Kaito Ishikawa, Kenji Akabane, Kensho Ono (Eden), Nobuhiko Okamoto (Patema y el mundo inverso) y Kenji Kojima (Clannad).

‘Interstellar’: los Nolan crean una nueva odisea en el espacio


MAtthew McConaughey y Anne Hathaway son los principales protagonistas de 'Interstellar'.Hay películas que desde el primer fotograma se intuyen épicas, atemporales. Películas que, independientemente de su magnitud o de su presupuesto, tienen eso que muy pocas historias logran hoy en día: magia. Los hermanos Nolan, pues a pesar del genio individual de cada uno dependen mucho uno del otro, pertenecen a ese pequeño grupo capaz de narrar las historias más fantásticas e inverosímiles de la forma más humana posible. Con su última película van un paso más allá, utilizando la majestuosidad y grandiosidad del espacio para, en definitiva, adentrarse en los conflictos emocionales de un padre y una hija a través del espacio y del tiempo.

Y como todo artista que se precie, sabe reconocer que muchos otros antes que él han abonado el terreno que ahora él trabaja. O lo que es lo mismo, Christopher Nolan (Insomnio), en su calidad de director, es consciente de que las odiseas espaciales tienen un referente cultural inamovible, por lo que la mejor manera de triunfar es homenajeando el clásico de Stanley Kubrick. En cierto modo, Interstellar puede entenderse como una versión moderna y algo menos conceptual de 2001: Una odisea en el espacio, con las distancias más que evidentes que las separan en materia argumental y dramática. Pero a pesar de dichas diferencias, las influencias y las referencias son más que evidentes. Desde la estructura de su tercio final hasta detalles como los robots que acompañan la misión (una especie de fusión entre el monolito y HAL 9000), el film posee ese aire clásico y vanguardista que define al film de Kubrick.

Pero esta odisea moderna creada por los Nolan va más allá. Con un comienzo algo lento pero magistralmente elaborado, la película es una reflexión sobre la relatividad del tiempo y cómo eso afecta a los seres humanos. También es un intenso drama familiar en el que la mayor tragedia no es la separación entre padre e hija, sino las promesas difíciles de cumplir y los sacrificios de nuestra propia vida para salvar toda una especie. Los dilemas morales que se suceden en la historia, combinados con esa obsesión de director y guionista con el paso del tiempo y sus diferentes dimensiones, otorgan al conjunto un sentido grandilocuente de una historia que casi podría considerarse intimista. Todo ello con el trasfondo de la ciencia y el misterio de los agujeros negros, lo que por cierto genera uno de los mejores puntos de giro que tiene el film.

Estamos, por tanto, ante una de esas historias que tienen todos los elementos para convertirse en un clásico. Incluso en un referente. Aunque al igual que ocurre en Interstellar, solo el paso del tiempo permitirá saber si el film ha alcanzado ese lugar en el que pueda subsistir una vez su vida actual termine. Desde luego, los fans de Christopher Nolan (y de su hermano, aunque no sean conscientes) encontrarán en esta epopeya de ciencia ficción uno de los relatos más sólidos, emotivos y espectaculares de los últimos años. Los premios deberían caer por el propio peso de la gravedad, aunque como suele ocurrir con estas películas, posiblemente se queden orbitando. Por supuesto, eso no resta ningún mérito a lo que se puede disfrutar durante casi tres horas que apenas se notan.

Nota: 8,5/10

Nolan envía a McConaughey en un viaje ‘Interstellar’ por la cartelera


Estrenos 7noviembre2014Nuevo viernes, nuevo fin de semana y nuevas películas que llegan a la cartelera. En esta ocasión, eso sí, con el evidente atractivo de la nueva historia surgida de la mente de los hermanos Nolan (El caballero oscuro) que, a tenor de las primeras imágenes, puede convertirse en uno de los films del año. Pero por supuesto, este 7 de noviembre viene cargado de otros títulos para todos los gustos, desde comedias familiares hasta dramas sociales, pasando por cintas de animación para los más pequeños. Se puede decir que, tras una época de transición, el cine ha entrado definitivamente en el otoño, época de cintas más dramáticas que espectaculares que cuentan algo más que una sucesión de secuencias de acción.

Así que comenzamos con Interstellar, dirigida por Christopher Nolan y con guión escrito a cuatro manos por él mismo y por su hermano Jonathan. Un drama enmarcado en la ciencia ficción y los viajes espaciales que sigue a un grupo de viajeros espaciales cuya misión es utilizar un agujero de gusano y llegar a los confines donde el ser humano no había podido llegar antes con la intención de localizar un lugar para que la Humanidad pueda subsistir después de que la Tierra haya quedado inhabitable. Las primeras imágenes ya ofrecen una idea de la espectacularidad y el intimísimo que se combinan en esta historia protagonizada por un reparto simplemente espectacular: Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club), Jessica Chastain (Mamá), Anne Hathaway (Los miserables), Michael Caine (Ahora me ves…), Wes Bentley (American Beauty), Bill Irwin (La boda de Rachel), Casey Affleck (Adiós pequeña, adiós), Topher Grace (Spider-Man 3), John Lithgow (El origen del Planeta de los Simios), Ellen Burstyn (serie Political animals) y David Oyelowo (El mayordomo).

Muy distinta es la nueva comedia familiar producida por la factoría Disney que adapta el libro de Judith Viorst. Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso comienza cuando un chico de 11 años vive el peor día de su vida, una sucesión de desafortunadas coincidencias que le harán preguntarse si este tipo de cosas solo le ocurren a él, entre otras cosas porque su optimista familia no parece hacerle mucho caso. Sin embargo, cuando poco después sean sus padres y sus hermanos los que vivan una auténtica pesadilla personal comprenderá que todos, en mayor o menor medida, pueden vivir uno de esos días horribles en sus vidas. Miguel Arteta (Rebelión adolescente) es el encargado de poner en imágenes la historia y de dirigir a Steve Carell (Los amos de la noticia), Jennifer Garner (Butter), Ed Oxenbould (Paper planes), Dylan Minette (Prisioneros), Kerris Dorsey (serie Ray Donovan) y Megan Mullally (The kings of summer).

También estadounidense, aunque con colaboración francesa, es El amor es extraño, drama dirigido por Ira Sachs (El juego del matrimonio) que gira en torno a una pareja homosexual que, tras décadas de vida conjunta, deciden casarse al amparo de la nueva ley que reconoce su unión. A su vuelta de la luna de miel, sin embargo, las cosas cambian, y su nueva situación hace que despidan a uno de ellos. Pronto comprueban que no pueden pagar la hipoteca de su piso, por lo que deben mudarse a uno mucho más pequeño y barato. Una reunión de amigos y parientes les servirá para comprobar el apoyo real que tiene su decisión y para encontrar la forma de salir de su situación. John Lithgow, que esta semana repite con Interstellar, y Alfred Molina (Spider-Man 2) son los principales protagonistas, a los que acompañan Marisa Tomei (Los idas de marzo), Cheyenne Jackson (Lola versus), Charlie Tahan (Siempre a mi lado) y Tatyana Zbirovskaya (Zelimo).

Pasamos ahora a las novedades españolas, y entre ellas destaca Justi&Cia, último largometraje del actor Álex Angulo (El día de la bestia), fallecido el pasado mes de julio. A medio camino entre la comedia y el drama, el argumento sigue la decisión de un ex minero que, harto de la situación que le ha tocado vivir, decide convertirse en un justiciero social. Para ello se aliará con un jubilado cuya vida le resulta monótona. Ópera prima de Ignacio Estaregui, en el reparto también encontramos a Hovik Keuchkerian (Los días no vividos), Antonio Dechent (La última isla), Marta Larralde (Todas las mujeres) y Juanma Lara (Al final del camino), entre otros.

España y México se encuentran detrás de Espacio interior, drama producido en 2012 que supone el debut en la dirección de Kai Parlange. La historia comienza cuando un joven es secuestrado y recluido en un pequeño cuarto. Obligado a revelar información sobre sus seres queridos, el joven se abandona a la suerte ante la sensación de haber traicionado a su familia. Sin embargo, cuando está al borde de la muerte un pequeño atisbo de esperanza le hará comprender que ni su mente ni su espíritu están secuestrados, lo que le llevará a buscar la redención. Entre los actores principales encontramos a Kuno Becker (El cartel de los sapos), Ana Serradilla (La otra familia), Hernán Mendoza (Caja negra), Gerardo Taracena (Apocalypto) y Rocío Verdejo (Desafío).

Aunque la producción más internacional es sin duda Blue Lips. España, Estados Unidos, Brasil, Italia y Argentina son los países tras este drama cuya premisa es cuanto menos curiosa, sobre todo en lo que al apartado técnico se refiere. Seis personajes de diferentes países que por distintos motivos viajan a Pamplona verán cómo sus vidas se cruzan en plenas fiestas de San Fermín. Hasta aquí todo normal. Lo interesante es que cada uno de esos personajes está dirigido por un director. O lo que es lo mismo, la película tiene seis directores que coincidieron en la ciudad española para rodar los planos que reúnen a todos sus actores. Daniela De Carlo (Qualquer gato Vira-Lata), Gustavo Lipsztein (Travesía mortal) y los debutantes Julieta Lima, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez y Nobu Shima son los directores, mientras que frente a la cámara tenemos a Dudu Acevedo (1972), Simone Castano, Keona Cross, Mariana Cordero (Tres días), Malena Sánchez (Tiro de gracia) y Avi Rothman (Missed connections).

La actriz francesa Audrey Dana (Torpedo) debuta en el largometraje con la comedia gala French women, que como su propio título indica cuenta con un reparto casi en exclusiva femenino. Su trama sigue las vidas de 11 mujeres que representan todos los aspectos y rangos sociales de Francia, desde la madre con hijos que dedica su vida a su familia hasta las mujeres de negocios. Todo un alegato en favor del papel de las mujeres en la sociedad actual que cuenta con la participación de nombres como Isabelle Adjani (Bon boyare), Alice Belaïdi (Fonzy), Laetitia Casta (El fraude), Julie Ferrier (En la flor de la vida), Audrey Fleurot (Intocable), Géraldine Nakache (Los infieles), Vanessa Paradis (Café de flore), Alice Taglioni (La presa) y la propia Dana.

Del 2013 es Los niños del cura, comedia dramática producida en Croacia y dirigida por Vinko Bresan (Marsal) que comienza cuando un joven cura llega a una pequeña isla para hacerse cargo de los pocos habitantes que acuden a la iglesia. En un intento de aumentar la natalidad de la zona, inicia un plan en colaboración con el farmacéutico del pueblo que consiste en perforar los preservativos antes de venderlos. Sin embargo, las consecuencias de esta iniciativa serán totalmente inesperadas. Marija Skaricic (Shahada), Kresimir Mikic (Solo entre nosotros), Nisa Butijer (Majka asfalta), Inge Appelt (Bella boina) y Ana Begic (Nije kraj) son algunos de los actores principales.

La única representante del género de animación es Dixie y la rebelión zombi, producción española dirigida a cuatro manos por Beñat Beitia y Ricardo Ramón, productor y director respectivamente de la anterior entrega de esta saga, Papá, soy una zombi (2011). En esta ocasión la trama encuentra a la protagonista viviendo la vida que siempre soñó, algo que cambia cuando sus viejos amigos zombis le avisan de que está a punto de iniciarse una rebelión de los muertos que amenaza con destruir a los vivos. La joven adolescente será la única capaz de detener la guerra, aunque para ello tendrá que decidir si realmente está dispuesta a poner en peligro a sus amigos.

Terminamos con un documental un poco especial, pues en su desarrollo combina música y drama a partes iguales. 20.000 días en la Tierra es un reflejo de los procesos creativos y la vida íntima del músico e icono cultural Nick Cave a lo largo de 24 horas que servirán, además, para exponer todo aquello que convierte al ser humano en lo que es. Dirigida por Iain Forsyth y Jane Polar (Run for me), la película cuenta, además de con el propio Cave, con personajes como Susie Black, el músico Warren Ellis, Darian Leader, el actor Ray Winstone (Noé) y Kylie Minogue.

‘El origen del planeta de los simios’, distanciarse del original para mantener la esencia


César dirige la revolución de los monos en 'El origen del Planeta de los Simios', dirigida por Rupert Wyatt.Uno de los pilares fundamentales de la ciencia ficción cinematográfica está representado por la saga ‘El planeta de los simios’, fundamentalmente gracias al original de 1968 protagonizado por Charlton Heston (El último hombre…vivo) que adaptaba la novela de Pierre Boulle. El amplio número de referencias culturales que aquel film aportó a la sociedad, así como el complejo y elaborado mensaje que transmitía, lo convierten en un clásico imprescindible y en objeto de numerosas secuelas y remakes que no siempre han tenido la calidad esperada. El inminente estreno de El amanecer del planeta de los simios devuelve a la actualidad no solo al film original, sino también a la película que se atrevió a contar los inicios de la dominación de los monos sobre los humanos: El origen del planeta de los simios (2011).

Dirigida por Rupert Wyatt (The escapist), la trama desarrolla la relación de un científico que busca una cura para el alzheimer con un simio al que adopta y que, por una serie de experimentos, ha adquirido un coeficiente intelectual similar al de un humano. Una relación que termina derivando en una revolución de un amplio grupo de simios cuyo único propósito es buscar la libertad de la que los humanos les privan al encerrarlos en zoos y laboratorios. A grandes rasgos esta podría ser la sinopsis, pero incluso en esta breve reseña puede encontrarse ya una de las características más importantes del film: su independencia. No la de los simios, que también, sino la de la propia historia respecto al original y al resto de versiones y secuelas que se han realizado. Tal vez sea porque no necesita tener demasiado en cuenta lo narrado en otros films, pero lo cierto es que dicha libertad permite a la película de Wyatt desarrollarse de forma autónoma, encontrando su propia historia y sus propios recursos narrativos.

Y es que a diferencia de la saga, en la que la lucha entre hombres y simios por la supervivencia es más patente, El origen del planeta de los simios se antoja más como un estudio acerca de la violenta condición humana, de la ausencia total de compasión de una sociedad alentada por los resultados y por su mal entendida superioridad intelectual. La forma en que la trama desarrolla el arco dramático del simio protagonista, que vuelve a contar con la magistral interpretación de Andy Serkis, quien ya estaba familiarizado con los monos gracias a King Kong (2005), hace hincapié en todo momento en la indefensión de una criatura que no encuentra su sitio ni entre los humanos ni entre sus semejantes. Esta evolución deja algunos de los mejores momentos del film, como es ese primer momento en que César, nombre clave en la historia original, descubre que puede utilizar su intelecto para derrotar a gorilas mucho más grandes y fuertes que él. En cierto modo, y salvando las distancias, es un homenaje a ese primer fragmento de 2001: Una odisea en el espacio (1968).

La película no es, por tanto, un producto más que trate de exprimir el poco jugo que le queda a la historia original, sino que parte de lo ya conocido para preguntarse qué ocurrió para que se llegara a dicha situación. En este sentido, además, no se deja llevar por la acción desmedida o por la relativamente sencilla idea de que los monos conquistan el mundo. La complejidad que adquieren los simios les convierte en personajes incluso más interesantes que algunos de los roles humanos, pues les dota de unos objetivos mucho más elaborados. No tratan de vengarse o de responder con violencia lo que a todas luces es una tortura, sino que buscan un lugar al que llamar hogar. Esa inteligencia al servicio de una naturaleza tan “inocente” como la animal es otro de los aspectos a destacar del film, que por cierto contiene algunas secuencias de acción espléndidamente realizadas.

Dueños de nuestro destino

Narrativamente hablando, El origen del planeta de los simios comparte con sus predecesoras algunos aspectos que la vinculan de forma ineludible con la historia que todo el mundo conoce. El primero y más relevante es la idea de que el ser humano se convierte en su propio verdugo. Aunque es cierto que se aleja notablemente de ese giro dramático del film original que deja atónito a todo aquel que se acerca sin saber nada de la historia, la película mantiene el mismo espíritu. En esta ocasión, a través de la relación que el simio establece con el personaje de James Franco (Juerga hasta el fin), prácticamente el único que comprende los riesgos a futuro que conlleva tratar a los animales de esa forma. Las interacciones entre ambos personajes, simio y humano, crean un núcleo dramático y emotivo que impulsa en muchos momentos la trama, sobre todo cuando esta tiende a estancarse. Una relación, por cierto, que adquiere su máxima expresión cuando César logra articular una palabra. Un momento tan sencillo como como cargado de significado.

No por casualidad, esa idea de que el ser humano es dueño de su fatídico destino, presa a su vez de sus ansias de conocimiento y de su desprecio por los animales, se desarrolla de forma casi paralela al hecho de que los simios adquieren conciencia de su propia naturaleza, y por lo tanto también toman las riendas de su futuro. Ambos procesos, representados en cierto modo por los roles de Franco y Serkis, se convierten en las dos caras de una misma moneda. El ascenso del planeta de los simios supone la caída del planeta de los humanos. La genialidad del film, o al menos lo más loable, es que logra dejar patente dicha dualidad sin mostrar enfrentamientos directos entre ambas razas, centrándose en el trasfondo emocional de los personajes y en la evolución de los animales. El hecho de dotar al simio César de una personalidad con la que cualquier individuo puede identificarse no hace sino acrecentar la sensación de abuso y maltrato, encontrando en ello una justificación más que razonable a sus ansias de libertad.

En definitva, y esto es algo que también mantiene con el original, la película aborda a los primates como si de seres humanos se tratara. No busca simplemente mostrarlos como animales que inician una guerra ante unas criaturas de similar intelecto pero mucha menos fuerza física, sino como criaturas cuya naturaleza siempre les guía a vivir en libertad y en paz. Y esta idea, si bien es cierto que acerca a esta precuela al resto de films, también la distancia notablemente de todas. Mientras que en el original (y en el resto) los simios son mostrados como una sociedad que, en líneas generales, se comporta como la humana, aquí no adquieren todavía ese grado de organización, permitiendo al director abordar muchos más matices en todos los ámbitos, desde la ya mencionada moralidad humana hasta las motivaciones de César y del resto de simios.

El origen del planeta de los simios, por tanto, se puede entender como una historia notable en la que todos los elementos, desde los efectos hasta la acción, están al servicio de una trama sólida que sabe encontrar su equilibrio entre el homenaje al original (al fin y al cabo, se nutre de ella) y la personalidad propia, creando un híbrido que, al igual que el simio protagonista, posee lo mejor de los dos mundos. La ausencia de miedo en Rupert Wyatt y el resto de responsables a la hora de afrontar el reto de enfrentarse a la sombra de un gran clásico como el film de 1968 es lo mejor que le podría ocurrir a una trama que no tiene reparos en huir de concesiones para revelarse como una reflexión sobre las relaciones, sobre la naturaleza humana y sobre el futuro de la sociedad.

‘Anna Karenina’ se enfrenta a un caza gigantes de cuento


Estrenos 15marzo2013.Ya lo hemos comentado alguna vez en este blog. Si el invierno suele ser la época idónea para el estreno de títulos de mayor calidad, nominados a todos los premios habidos y por haber y con unos repartos de auténtico lujo, la primavera suele ser una época de transición entre dichas producciones y las destinadas a reventar las taquillas de todo el mundo. Las novedades de hoy, viernes 15 de marzo, son buena prueba de ello. Muchos títulos, en efecto, pero todos ellos (o al menos la gran mayoría) muy interesantes desde diversos puntos de vista.

Puede que el más atractivo para el público en general sea Anna Karenina, lo nuevo de Joe Wright como director y de Keira Knightley como actriz, en la que es su tercera colaboración juntos tras Orgullo y prejuicio (2005) y Expiación. Más allá de la pasión (2007). Adaptación de la novela de León Tolstói, la historia comienza cuando la protagonista, esposa de un alto cargo dentro del régimen imperial, realiza un viaje para mediar en los problemas conyugales de su hermano, quien le ha sido infiel a su esposa. Su vida dará un vuelco cuando, durante el trayecto, conozca a un joven conde con el que inicia una relación. De elevada factura técnica y artística, este intenso drama cuenta con numerosos rostros conocidos que se suman al de Knightley, como son Jude Law (Contagio), Aaron Taylor-Johnson (Salvajes), Matthew Macfadyen (Un funeral de muerte), Kelly Macdonald (serie Boardwalk Empire), Olivia Williams (El sexto sentido) y Emily Watson (War horse).

Competidora directa por los primeros puestos de la taquilla es Jack el caza gigantes, adaptación del famoso cuento de las habichuelas mágicas que sigue la estela de adaptaciones “adultas” de historias infantiles. En esta ocasión se narra la guerra que se desencadena entre humanos y gigantes después de que un granjero abra la puerta entre los dos mundos sin darse cuenta, por supuesto plantando una habichuelas mágicas. El joven deberá luchar no solo por su vida, sino por el mundo que conoce y por el amor de una princesa. Acción, aventura y comedia se mezclan bajo la tecnología 3D, todo dirigido con mano firme por Brian Singer, quien vuelve a la pantalla grande tras Valkiria, hace cinco años. Frente a la cámara encontramos a Nicholas Hoult (X-Men: Primera generación), Ewan McGregor (Trainspotting), Eleanor Tomlinson (Alicia en el país de las maravillas), Stanley Tucci (Un plan perfecto), Eddie Marsan (Redención), Ewen Bremmer (Conocerás al hombre de tus sueños), Ian McShane (Piratas del Caribe. En mareas misteriosas) y Bill Nighy (Desafío Total).

Un carácter algo menos comercial poseen los siguientes tres estrenos. El primero, El chico del periódico, es la adaptación de la novela de Peter Dexter, quien también es autor del guión a cuatro manos con el director de la cinta, Lee Daniels (Precious). La trama gira en torno a dos hermanos, uno de ellos periodista de un prestigio diario de Miami, que investigan la historia de una misteriosa mujer aficionada a escribirse con condenados en el corredor de la muerte. Dicha historia se centra en uno de dichos condenados que, según ella, está esperando su ejecución por un crimen que no cometió. Desde luego, lo más llamativo del film es su reparto, plagado de estrellas: Zac Efron (High School Musical), Matthew McConaughey (Magic Mike), Nicole Kidman (Bajo Amenaza), John Cusack (El enigma del cuervo), David Oyelowo (Criadas y señoras) y Scott Glenn (Noches de tormenta).

También con un reparto muy conocido, más entre el sector más joven que entre los espectadores adultos, nos llega Spring breakers, cinta transgresora y provocativa que cuenta la historia de cuatro chicas que, para disfrutar de unas vacaciones de primavera, deciden atracar un establecimiento y conseguir dinero. Este acto será el principio de un viaje que les llevará a encontrar protección bajo el ala de un matón. Escrita y dirigida por Harmony Korine (Mister Lonely), el reparto está integrado por James Franco (Caballeros, princesas y otras bestias), Selena Gomez (Ramona y su hermana), Ashley Benson (serie Pequeñas mentirosas), Vanessa Hudgens (Sucker Punch), Rachel Korine (Septien) y Heather Morris (serie Glee).

Josh Radnor, protagonista de la serie Cómo conocí a vuestra madre, vuelve al cine tras su ópera prima, Happythankyoumoreplease, con una comedia romántica de título Amor y letras. La historia gira en torno a un joven que, desencantado con su trabajo, vuelve a su antigua universidad para la cena de jubilación de su profesor favorito. Durante su estancia allí conocerá a una joven de 19 años con la que iniciará un romance que deberá enfrentarse a numerosos problemas. Director, guionista y protagonista, Radnor está acompañado por Elizabeth Olsen (Luces Rojas), Richard Jenkins (Déjame entrar), Allison Janney (La hija de mi mejor amigo) y Zac Efron, quien duplica estreno junto a El chico del periódico.

España queda representada en dos títulos. El primero de ellos es el drama A puerta fría, dirigida por Xavi Puebla (Noche de fiesta) y con la participación de un veterano como Nick Nolte (Gangster Squad). El argumento arranca cuando un antiguo vendedor estrella comienza a replantearse su vida al comprobar que el trabajo que tantos éxitos le deparó en el pasado le deja de lado por nuevas y atractivas generaciones de hombres capaces de vender más que él. La película cuenta con la presencia, además de Nolte, de Antonio Dechent (La voz dormida), María Valverde (La mujer del anarquista), Sergio Caballero (En fuera de juego), Héctor Colomé (Flores negras) y José Ángel Egido (Pájaros de papel), entre otros.

Otro drama, aunque esta vez producido en Argentina, es Días de pesca en Patagonia, que gira en torno a la llegada de un ex alcohólico a un pequeño pueblo argentino para desintoxicarse mediante la práctica de una afición como la pesca. El conflicto surgirá por la presencia de la hija, a quien hace años que no ve debido precisamente a que ella se refugió en dicha localidad. Escrita y dirigida por Carlos Sorin (Historias mínimas), el reparto está integrado en su mayoría por rostros noveles y desconocidos, aunque hay hueco para algún veterano, como es el caso de Alejandro Awada (Nueve reinas). Junto a él, Victoria Almeida (La última mirada), Oscar Ayala, Diego Caballero, Daniel Keller y Martín Galindez.

Si nos centramos en el género documental, sin duda uno de los más interesantes es Mundo pequeño, la otra producción española que llega a nuestras pantallas. Dirigida por Marcel Barrena, esta producción de no ficción sigue los pasos del joven Albert, cuyo único sueño es viajar por todo el mundo y poder llegar al punto más alejado de su casa. Lo novedoso estriba en la forma de hacerlo: sin dinero, sin compañía, sin equipaje y sin separarse de su silla de ruedas, con la que convive desde que era pequeño.

También en el documental, aunque esta vez combinado con la animación, nos encontramos con Pequeñas voces, producción colombiana del 2010 que se ha convertido en un claro alegato contra la violencia. Escrito y dirigido por Jairo Eduardo Carrillo (Dios los junta y ellos se separan), a través de los testimonios de cuatro niños que han vivido la violencia y la guerra de guerrillas (uno de ellos incluso llegó a combatir en la selva) el espectador vive en su piel la crudeza de una violencia que los jóvenes no entienden y que les inspira verdadero terror.

Para concluir, The art of flight 3D, producido en 2011 en Estados Unidos, supone el mayor documental realizado hasta la fecha sobre snowboard. Bajo la dirección de Curt Morgan (Red Bull Young Jaws), y con la participación de famosos especialistas de este deporte como Travis Rice, la película demuestra que los límites de la física y de la resistencia humana pueden ponerse a prueba, y que pueden permitir realizar auténticas proezas en las montañas más espectaculares del mundo.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: