Sobrevivir al videojuego de ‘Jumanji’ para tener ‘Una vida a lo grande’


Antes de comenzar el repaso a los estrenos, desearos desde Toma Dos una Feliz Navidad. La aventura parece haberse instalado en la cartelera, y desde luego este viernes 22 de diciembre no va a desaparecer. Pero si hace una semana dichas aventuras eran en una galaxia muy muy lejana, ahora se trasladan a un videojuego. Eso sí, a diferencia del pasado día de estrenos, la principal novedad de esta semana llega acompañada de comedia, drama y animación para toda la familia.

Así que comenzamos el repaso con Jumanji: Bienvenidos a la jungla, nueva adaptación del libro de Chris Van Allsburg que, a diferencia de la versión de 1995 protagonizada por Robin Williams (El indomable Will Hunting), traslada la acción al interior de un videojuego. Planteada como secuela de esta, la trama comienza cuando cuatro adolescentes castigados en su instituto descubren un videojuego al que son transportados cuando comienzan a jugar. Una vez dentro, y con el aspecto de los personajes que han elegido, no solo deberán avanzar en el juego, deberán sobrevivir a él y encontrar el secreto escondido en su interior. Jake Kasdan (Sex tape) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Dwayne Johnson (Baywatch: Los vigilantes de la playa), Kevin Hart (Un espía y medio), Jack Black (Pesadillas), Karen Gillan (Guardianes de la galaxia vol. 2), Rhys Darby (Love birds), Alex Wolff (Mi gran boda griega 2), Nick Jonas (Goat) y Bobby Cannavale (Ant-Man).

Estados Unidos y Noruega colaboran en Una vida a lo grande, comedia dramática con tintes de ciencia ficción que supone el regreso tras las cámaras de Alexander Payne (Nebraska). La historia se centra en un futuro en el que, para acabar con los problemas de la superpoblación, se ha optado por reducir a la gente para que consuman menos recursos. En este contexto, un hombre se da cuenta de que su vida podría mejorar siendo pequeño, a pesar de los problemas que eso le acarreará al principio. Matt Damon (Jason Bourne), Kristen Wiig (Cazafantasmas), Christoph Waltz (La leyenda de Tarzán), Neil Patrick Harris (Perdida), Laura Dern (Wilson), Jason Sudeikis (Colossal), Udo Kier (Broer) y Joaquim de Almeida (El otro guardaespaldas) encabezan el reparto.

Este viernes también es el turno de lo nuevo de Woody Allen (Café Society) como director y guionista, Wonder Wheel, drama ambientado en el Nueva York de los años 50 y centrado en las vidas de cuatro personajes entrelazadas por sus actos: una actriz insegura que trabaja de camarera; su marido, que opera el carrusel de Coney Island; la hija de este, que huye de un marido mafioso; y un socorriste que sueña con ser escritor. Entre los actores encontramos a Kate Winslet (Triple 9), Justin Timberlake (Runner, runner), Juno Temple (Away), Jim Belushi (Toda la verdad), Max Casella (Vivir de noche), Jack Gore (serie Billions).

En lo que a animación se refiere, el estudio responsable de la saga Ice Age presenta Ferdinand, comedia de aventuras que tiene como protagonista un toro que, a causa de un error, es considerado una bestia peligrosa, por lo que le capturan y le llevan lejos de su hogar. Acompañado por un grupo de inadaptados, el animal iniciará una aventura para tratar de regresar con los suyos. Basada en el libro de Munro Leaf y Robert Lawson, la película está dirigida por Carlos Saldanha (Rio) y cuenta con las voces de John Cena (Padres por desigual), Bobby Cannavale, Lily Day, Anthony Anderson (El gran año), Kate McKinnon (Fiesta de empresa), Peyton Manning, Juanes y Raúl Esparza (serie Hannibal), entre otros.

También estadounidense es La cena, thriller dramático que adapta la novela de Herman Koch en la que dos parejas se reúnen en un restaurante para decidir qué hacer con el asesinato que han cometidos sus hijos, y que ha sido grabado por una cámara de seguridad. La decisión se complica dado que uno de los padres es político. Oren Moverman (Invisibles) dirige esta cinta protagonizada por Richard Gere (El nuevo exótico Hotel Marigold), Rebecca Hall (Transcendence), Laura Linney (Sully), Chloë Sevigny (Amor y amistad), Steve Coogan (Mindhorn) y Michael Chernus (La familia Fang).

El drama está presente en Columbus, film norteamericano que supone la ópera prima de Kogonada. La historia sigue la vida de un hombre coreano en Columbus, donde su padre, arquitecto de profesión, está en coma. Durante su estancia conoce a una joven que también cuida de su madre, en este caso para ayudarla a superar su adicción a las drogas. Ambos lucharán por hacer realidad sus sueños y poder tener una vida libre más allá de sus padres. En el reparto destacan los nombres de John Cho (Star Trek: Más Allá), Haley Lu Richardson (Múltiple), Parker Posey (Irrational man), Michelle Forbes (Dear Sidewalks) y Rory Culkin (Gabriel).

El último de los estrenos desde Estados Unidos es Bright, cinta de acción enmarcada en la ciencia ficción que solo podrá verse a través de Netflix. Dirigida por David Ayer (Escuadrón suicida), la película se ambienta en un mundo en el que conviven humanos y criaturas fantásticas. En este contexto, un detective recibe como compañero al primer orco que entra en el cuerpo de policía, y juntos comenzarán la investigación de un asesinato que les llevará a descubrir una varita mágica capaz de conceder cualquier deseo y que es considerada un arma mortal. Will Smith (Belleza oculta), Joel Edgerton (Loving), Noomi Rapace (El niño 44), Lucy Fry (La oscuridad), Brad William Henke (serie Orange is the new black), Andrea Navedo (serie Jane the virgin), Jay Hernandez (Malas madres) y Edgar Ramírez (Gold, la gran estafa) son los principales actores.

Desde Rusia nos llega Demasiado cerca, drama ambientado a finales de los años 90 del pasado siglo en el Cáucaso ruso. Allí una familia que subsiste gracias a un negocio familiar recibe un día una llamada advirtiendo del secuestro del hijo pequeño y de su novia. Al día siguiente reciben las condiciones y la cantidad económica del rescate, demasiado alta para sus posibilidades, lo que les lleva a vender su negocio y tener que buscar ayuda en aquellos que les rodean. Dirigida por Kantemir Balagov (Molodoy eschyo), la película está protagonizada por los debutantes Darya Zhovnar, Olga Dragunova, Veniamin Kac, Atrem Cipin y Nadir Zhukov.

El último de los estrenos de ficción es Tiger está vivo, thriller de acción y aventura con capital indio que dirige Ali Abbas Zafar (Bharat) y cuya trama se centra en un espía indio que, durante una complicada misión en Dublin, conoce a una estudiante de la que se enamora. Cuando descubre que es una espía paquistaní, ambos decidirán engañar a sus agencias y fugarse juntos, lo que pondrá en peligro sus vidas. Salman Khan (Tubelight), Katrina Kaif (Blue), Paresh Rawal (Welcome back) y Angad Bedi (Pink) son algunos de los protagonistas.

En lo que a documental se refiere la única propuesta es la española Lesa Humanitat, cinta escrita y realizada por Héctor Faver (Invocación) que gira en torno a la memoria histórica y la justicia universal, reflexionando sobre la impunidad de los criminales del Franquismo y la manipulación de los hechos desde la Transición hasta nuestros días.

Anuncios

‘Escuadrón Suicida’, unos buenos malos… ¿o eran malos buenos?


Will Smith y Margot Robbie lideran el 'Escuadrón Suicida' de David Ayer.A tenor de las críticas recibidas, debo de ser de los pocos que defienden Escuadrón Suicida. Y la verdad es que no me arrepiento. Argumentos a su favor tiene, como también los tiene en su contra. Vamos, lo que le viene a pasar al 80% de las películas, y lo que prácticamente ocurre en todas las cintas de superhéroes. El problema, o al menos uno de los más importantes, de la cinta de David Ayer (Corazones de acero), no radica en la propia historia, sino en algo que va más allá de la película, y que tiene un nombre: DC Cómics. La reciente obsesión por juntar en pantalla a un grupos de personajes conocidos por los amantes de los cómics está llevando a esta compañía a hacer películas irregulares, de difícil narrativa, pero con mucha espectacularidad.

La verdad es que esta película con un plantel de actores más que notable merece un análisis más profundo que el de la mera crítica, de ahí este extenso texto. A David Ayer se le puede acusar de muchas cosas, pero desde luego no de lo principal en cualquier película de superhéroes/supervillanos: entretenimiento. Porque esta reunión de malos no tan malos (hay buenos que son peores) es eso, puro y sencillo entretenimiento. El que quiera buscar algo más puede que lo encuentre, pero saldrá mayormente decepcionado. Y la verdad es que la película no busca nada más. Secuencias brillantemente ejecutadas, un humor algo irregular pero efectivo, sobre todo cuando recae sobre Margot Robbie (La leyenda de Tarzán) y su ya imprescindible Harley Quinn, y algunos diálogos que permiten hacer avanzar la acción son las señas de identidad. Vamos, lo mismo que ocurre en Los Vengadores y cintas similares.

Quizá la mejor defensa para este argumento es que Escuadrón Suicida dura dos horas y apenas se nota, logrando superar los baches propios de la narrativa de forma más o menos solvente. Pero volvamos sobre el reparto, o mejor dicho sobre esa pareja formada por Robbie y Jared Leto (El señor de la guerra), un Joker menos alocado y más psicópata que sin duda eleva el tono del film cada vez que aparece… y se hace poco. Ambos personajes, sin duda los mejor definidos e interpretados, son el mejor ejemplo de cómo los secundarios (o protagonistas con menor peso en la trama) pueden terminar por arrebatar el protagonismo de una historia. Y este sí es un punto débil de la película, que abordaré a continuación.

Pero junto a ellos hay todo un grupo de actores solventes, disfrutando de sus respectivos papeles y demostrando que la película puede funcionar en todos sus aspectos. El desarrollo dramático conseguido por Ayer, aunque claramente diferenciado en dos partes, es lo suficientemente sólido como para componer un mosaico de aventura, acción y humor en el que cada personaje, al menos los principales, está definido no solo por sus motivaciones, sino por su pasado y por su personalidad. Otra cosa es lo que ocurre con el resto de secundarios y lo que cabría esperar de la cinta. En cualquier caso, no se puede negar que esta cinta es una pieza más en la construcción de ese mundo cinematográfico de DC, y personalmente creo que es una pieza interesante y atractiva.

Al humo de las velas

Pero seamos sinceros. Escuadrón Suicida no es una película perfecta. De hecho, posiblemente no sea de las mejores de superhéroes. Y varios son sus problemas, que en principio no afectan al disfrute de estas aventuras, pero que sí pueden resultar determinantes para un tipo de público, sobre todo el más especializado. Para empezar, y como comentaba al inicio, DC Cómics llega tarde. Más bien, llega al humo de las velas a esta especie de fiesta en que se han convertido las películas de superhéroes. Con un tono más oscuro que su eterno rival, Marvel Cómics, la compañía ha querido resumir en un par de películas los años de trabajo en la pantalla grande que lleva su competidora. Y eso pasa factura, en algunos casos más grande que en otros.

En la película que nos ocupa, esto se traduce en una necesidad de presentar a demasiados personajes en una sola historia. Si algo han demostrado este tipo de films es que presentar a más de un personaje en la trama (además del héroe, claro está) tiende a ser un problema narrativo más que evidente. Ha pasado con todos, desde Spider-Man a Batman. Y si eso es así, ¿qué puede ocurrir cuando son 10 los roles a desarrollar? Aunque la opción elegida por Ayer no es la peor de todas, desde luego deja muchas lagunas. Para empezar, divide claramente la historia en dos, impidiendo un desarrollo más o menos profundo de la trama principal y su respectiva amenaza. Además, el director y guionista se ve obligado a desarrollar únicamente a los principales, dejando al resto a su suerte y a tratar de resumir su historia en una sola frase, con suerte en una mínima secuencia. Esta idea, aunque efectiva, termina por desdibujar a este grupo de villanos, convirtiendo a muchos de ellos en arquetipos lineales con poca o ninguna diferencia entre ellos, salvo sus habilidades y su aspecto, claro está.

Y precisamente los villanos es otro punto débil de la cinta. Puede parecer irónico que una cinta que se basa en un grupo de malos tenga como debilidad precisamente eso, pero así es. El problema es la necesaria humanización de los personajes. Todos ellos, sobre todo los principales, deben tener un aspecto con el que se puedan identificar los espectadores. Y esto termina siendo un problema, amén de escoger a actor como Will Smith (La verdad duele), héroe por antonomasia del cine de aventuras moderno, para un asesino a sueldo que parece más una figura paternal para el resto de supervillanos. La película utiliza dos herramientas para esa humanización, a cada cual más peligrosa. Por un lado, convertir a los presuntamente buenos, y en general a todos los que les rodean, en más malos que los propios villanos. Y por otro, demostrar que todos los malos lo que buscan, en realidad, es una vida tranquila, sencilla y en paz.

Eso es algo que no funciona, al menos no como vehículo para demostrar que son villanos sin escrúpulos que pueden lograr la redención con sus buenas acciones por un bien mayor. Y no funciona porque, además de que parecen héroes en lugar de antihéroes, los buenos parecen demasiado inocentes. Algo que representa a la perfección el personaje de Joel Kinnaman (serie House of cards), quien comienza la cinta aparentando un desprecio hacia su escuadrón de villanos y termina por ser amigo de asesinos, psicópatas y monstruos. Y ni siquiera la muerte inicial de un miembro del grupo puede eliminar la sensación de que estos antihéroes son héroes; para eso ya se cuidan mucho de que el único que muere es aquel que no tiene casi ni presentación. El resultado final es que Escuadrón Suicida funciona como película de superhéroes, no de supervillanos obligados a hacer el bien. Funciona por su entretenimiento, aunque falla en algunos aspectos que para muchos pueden ser fundamentales. Ahora bien, se disfruta mucho, tanto de la acción como del humor, de su banda sonora y de la locura que imprimen al conjunto Leto y Robbie. Al final, como todo, la película funciona porque se encuentra en un punto intermedio. Y puede que ese sea el problema.

‘Escuadrón Suicida’ lidera los primeros estrenos de agosto


Estrenos5agosto2016La cartelera española comienza el mes de agosto con el que posiblemente sea el estreno más esperado del verano, por no decir del año. Las críticas para todos los gustos y el notable reparto la precedente, pero esta cinta no es lo único que llega este viernes, 5 de agosto, como es lógico. Sin embargo, sí se puede decir que es el más importante, y prueba de ello es que la mayoría del resto de films no parecen querer competir contra su previsible éxito de taquilla.

Hablamos de Escuadrón suicida, nueva adaptación de un cómic, en esta ocasión de DC, que parte de una premisa cuanto menos original. Una oficial de inteligencia de Estados Unidos decide reclutar a los mayores villanos encarcelados gracias a los superhéroes para enfrentarse a un ente enigmático. Sin embargo, cuando el grupo se encuentra sobre el terreno descubre que su objetivo no era la victoria, sino ser una cabeza de turco ante el previsible fracaso, por lo que deberán decidir entre su redención o su huída hacia la libertad. Escrita y dirigida por David Ayer (Sabotage), la cinta, que promete acción, humor y diversión a raudales, cuenta con un reparto de vértigo en el que destacan Will Smith (La verdad duele), Jared Leto (Dallas Buyers Club), Margot Robbie (La leyenda de Tarzán), Jai Courtney (Terminator: Génesis), Cara Delevingne (Ciudades de papel), Viola Davis (serie Cómo defender a un asesino), Joel Kinnaman (Una noche para sobrevivir), Jay Hernandez (Ladrones), Adewale Akinnouye-Agbaje (Pompeya), Raymond Olubawale (Make your move), Scott Eastwood (El viaje más largo), Jim Parrack (serie True Blood), Common (Selma), Ezra Miller y Ben Affleck, estos repitiendo sus respectivos papeles en Batman v Superman: El amanecer de la Justicia.

Muy diferente es Mascotas, propuesta de animación producida entre Japón y Estados Unidos que dirigen a cuatro manos Yarrow Cheney, quien debuta en el largometraje, y Chris Renaud (Gru, mi villano favorito). La trama narra las aventuras que viven nuestros animales de compañía cuando se quedan solos en casa mientras sus dueños van a trabajar o al colegio. Proyectada en 2D y 3D, la cinta cuenta con las voces, en su versión original, de Louis C.K. (serie Horace and Pete), Eric Stonestreet (serie Modern family), Kevin Hart (Un espía y medio), Jenny Slate (Joshy), Ellie Kemper (Sex tape. Algo pasa en la nube) y Lake Bell (Golpe de Estado).

Desde Hollywood también llega Hello, my name is Doris, comedia romántica con toques dramáticos de 2015 cuya historia comienza cuando una mujer soltera entrada en años que no ha conocido el amor se enamora a primera vista de uno de sus compañeros de trabajo, mucho más joven que ella. Desde ese momento iniciará todo un proceso para conquistarle en el que involucrará incluso a la nieta de su mejor amiga. Michael Showalter (The Baxter) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Sally Field (Lincoln), Wendi McLendon-Covey (Juntos y revueltos), Beth Behrs (serie Dos chicas sin blanca) y Max Greenfield (Reencuentro de amigos).

Con algo de retraso llega la comedia dramática El verano de May, producción de 2013 que cuenta con capital norteamericano, jordano y qatarí. Escrito, dirigido y protagonizado por Cherien Dabis (Amerrika), el film arranca cuando una sofisticada neoyorquina regresa a Jordania, su país natal, para celebrar su boda. Allí salen a relucir innumerables problemas sociales y culturales que obligarán a la mujer a plantearse el paso que está a punto de dar. El reparto se completa con Bill Pullman (Lola Versus), Hiam Abbass (Inheritance) y James Garson Chick (La noche más oscura).

Antes de pasar a los estrenos europeos, Regreso a casa es un drama chino que adapta la novela de Geling Yan en la que, a principios de los setenta, un hombre logra escapar de un campo de trabajo en China para ver a su familia. Sin embargo, su hija, que no quiere que nada arruine su carrera como bailarina, se las ingenia para mantenerle alejado. Años más tarde, y una vez finalizada la Revolución Cultural, el hombre regresa legalmente a casa, solo para descubrir que su mujer, enferma, no le reconoce, aunque sigue esperando a que su marido vuelva. Dirigida por Zhang Yimou (Héroe), en el reparto destacan nombres como los de Gong Li (Memorias de una geisha), Ni Yan (Mural), Tao Guo (7 assassins), Huiwen Zhang y Daoming Chen (Ci ling).

Ahora sí, entre las novedades del Viejo Continente destaca Bella y perdida, drama italiano con tintes fantásticos que gira en torno a un pastor que cuida voluntariamente el Palacio de Carditello, perteneciente a los Borbones. Una propiedad ahora abandonada y desvalijada por ladrones que, además, han arrasado la comarca que lo rodea, ahora en manos de la Camorra. El pastor, junto con dos animales que logra salvar, iniciará un viaje cuyo final cambiará su vida. Pietro Marcello debuta en el largometraje de ficción con este film protagonizado por un reparto casi debutante integrado por Elio Germano (Padroni di casa), Gesuino Pittalis, Sergio Vitolo y Tommaso Cestrone.

Desde Alemania procede Mi vida a los sesenta, comedia dramática producida en 2014 centrada en la vida de una mujer que ha logrado el éxito profesional pero que ha fracasado en el plano sentimental. Cuando le dan la jubilación anticipada en su empresa decide quedarse embarazada y tener la familia que nunca había logrado. El destino querrá que el donante de esperma sea del hijo de un hombre con el que comenzará una relación de la forma más accidental posible. Ópera prima de Sigrid Hoerner, la cinta está protagonizada por Iris Berben (El equipo Tigre), Edgar Selge (El quinto poder), Carmen-Maja Antoni (La cinta blanca) y Björn von der Wellen (Si no nosotros, ¿quién?).

Sin duda el film más internacional es La memoria del agua, drama romántico producido en 2015 entre España, Alemania, Chile y Argentina cuyo argumento narra la difícil relación de un joven matrimonio después del fallecimiento de su hijo. Cada vez más distanciados a pesar del amor que sienten el uno por el otro, la cinta narra la fractura de la pareja y la búsqueda de todo aquello que permita reducir el dolor de la pérdida. Sin embargo, un reencuentro abre la puerta a retomar la relación, algo que podría cambiar para siempre sus vidas. Dirigida por Matías Bize (La vida de los peces), la película está protagonizada por Elena Anaya (Todos están muertos), Benjamín Vicuña (Drama), Pablo Cerda (Educación física) y Néstor Cantillana (No).

‘Birdman’, o la favorita para los Oscar, llega a la cartelera española


Estrenos 9enero2015Tan solo se han consumido dos fines de semana de enero en este 2015, pero la calidad de los títulos, sobre todo de los que están en cabeza en la carrera por las nominaciones, es indiscutible. Si la semana pasada era The imitation game, hoy viernes, 9 de enero, llega a las pantallas españolas la que muchos críticos aseguran será la gran triunfadora. Junto a ella cuatro títulos americanos y europeos que son serias alternativas para acudir a las salas de cine, incluyendo un estreno adelantado al pasado martes, Día de Reyes en España.

Pero comencemos por Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia), principal estreno de la semana nominado a 7 Globos de Oro y que parte con ventaja en la entrega de los Oscar. Dirigida por Alejandro González Iñárritu (21 gramos), la historia gira en torno a un actor venido a menos cuyo mayor éxito profesional se lo debe a un superhéroe que interpretó en su juventud. Sus intentos por estrenar una obra de teatro se ven entorpecidos por su propio ego, que trata de recuperar las viejas glorias conseguidas por su famoso personaje. Un drama con ciertos toques de fantasía y humor negro que ha cosechado magníficas críticas allá donde se ha estrenado, y que cuenta en su reparto con Michael Keaton (Batman), Emma Stone (The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Zach Galifianakis (Resacón en Las Vegas), Edward Norton (El gran hotel Budapest), Naomi Watts (St. Vincent) y Andrea Riseborough (Oblivion).

Muy distinto es el drama bélico Corazones de acero, título en español para Fury, lo nuevo de David Ayer (Sabotage) como director y guionista. Protagonizada por Brad Pitt (Guerra Mundial Z), la cinta se enmarca en los últimos combates de la II Guerra Mundial, cuando un tanque aliado con cinco soldados en su interior debe hacer frente a una misión casi suicida: mantener la posición en un punto estratégico contra un amplio número de soldados alemanes. El reparto se completa con un puñado de actores conocidos, entre los que destacan Shia LaBeouf (Transformers), Logan Lerman (Noé), Scott Eastwood (Golpe de efecto), Xavier Samuel (Anonymous), Michael Peña (Sin tregua), Jon Bernthal (El lobo de Wall Street), Jason Isaacs (Dawn) y Jim Parrack (serie True Blood).

El único estreno europeo, que nos llega desde Gran Bretaña y Francia, es Paddington, estrenada el pasado 6 de enero y basada en el personaje creado por Michael Bond, por cierto autor del argumento del film, que narra el viaje que realiza un pequeño oso peruano a Londres, donde espera empezar a vivir la vida que siempre soñó. Sin embargo, nada es lo que esperaba en la gran ciudad hasta que conoce a una familia que le acoge y que deberá defenderle de los intereses de una taxidermista que pretende disecarle para el museo en el que trabaja. Paul King (Benny and the bull) se encarga de dirigir esta cinta familiar que cuenta con Ben Whishaw (Skyfall) como la voz del oso protagonista y con Nicole Kidman (Grace de Mónaco) como la villana. Junto a ellos encontramos un puñado de actores conocidos, entre ellos Hugh Bonneville (serie Downton Abbey), Sally Hawkins (Blue Jasmine), Julie Walters (Mamma Mia!), Michael Gambon (El cuarteto), Jim Broadbent (La dama de hierro) e Imelda Staunton (Maléfica).

En cuanto al resto de estrenos, uno de ellos es Luna en Brasil, adaptación de la novela Flores raras de Carmen L. Oliveira realizada en 2013 que narra la relación de amor entre la poetisa norteamericana Elizabeth Bishop, ganadora del Pulitzer, y la arquitecta brasileña Lota de Macedo, quien diseñó el Flamengo Park. Ambientada en los años 50, la cinta sigue los primeros y tensos encuentros que desembocaron en una historia romántica que modificó el mundo que las rodeaba de forma irreversible. Dirigida por Bruno Barreto (Amor en el aire), la película está protagonizada por Gloria Pires (Si yo fuera tú), Miranda Otto (In her skin), Tracy Middendorf (Boy wonder), Treat Williams (Un pedacito de cielo) y Lola Kirke (Another happy day).

Por último, con algo de retraso llega desde Canadá Quédate conmigo, drama estrenado en su país en 2013 escrito y dirigido por Michael McGowan (One week) que gira en torno a la relación de una pareja casada durante más de 60 años. A pesar de haber superado todo tipo de adversidades, la mujer ha caído enferma, e incluso subir las escaleras de su casa supone un riesgo. Decidido a no perderla, su marido empieza a construir una casa en la que ella se sienta cómoda, pero las leyes urbanísticas han cambiado, y podría terminar en la cárcel si no ceja en su empeño. En el reparto encontramos a James Cromwell (The artist), Geneviève Bujold (Las mansiones de Jericó), Campbell Scott (The amazing Spider-Man) y Julie Stewart (Snow cake).

‘Sabotage’: un bosque de testosterona que no deja ver los árboles


Arnold Schwarzenegger protagoniza 'Sabotage', de David Ayer.Como si de uno de sus personajes se tratara, Arnold Schwarzenegger está dispuesto a demostrar que todavía no ha sido derrotado y a recuperar el trono que ostentaba allá por los años 80 y 90 del pasado siglo con películas como Commando (1985), Depredador (1987) o El último gran héroe (1993). Pero ni la época es la misma ni el actor está en la misma forma. Es por eso que películas como la que dirige David Ayer (Dueños de la calle) con irregular fortuna se antoja más una especie de homenaje a un tipo de cine de acción muy tradicional, alejado de grandes efectos digitales y capaces de entretener hasta su último fotograma. Un homenaje a un actor que ha aprendido una valiosa lección: el tiempo obliga a buscar apoyos. Pero todo ello, nostalgia y dinamismo incluidos, no debe impedir al espectador notar las evidentes carencias de un producto inacabado.

La primera y más importante es que su trama, aunque solventa en líneas generales todas las incógnitas que plantea, tiene un desarrollo algo intermitente. Mientras que en su primera mitad la acción es prácticamente constante, desde el momento en que la investigación sobre la muerte de los miembros del equipo toma el control el film pierde músculo y ralentiza notablemente su dinamismo. Esto no sería algo negativo si no fuera por el hecho de que su forma de abordar la intriga deja una serie de vacíos narrativos que el espectador debe rellenar por su cuenta y riesgo, lo que generará no pocos quebraderos de cabeza. Y al mismo tiempo, esto tampoco sería un problema si los personajes no quedaran relegados a la mínima expresión hacia el final del metraje.

En efecto, los problemas del arco narrativo pueden tolerarse gracias a una puesta en escena dinámica que ofrece algunos hallazgos interesantes, como aquellos en los que dos líneas temporales distintas se presentan entrelazadas. La acción del film, unido a unos diálogos que despertarán la nostalgia de más de uno, puede ser motivo suficiente para dejarse llevar. Empero, los personajes frenan el desarrollo hasta el punto de convertirse en meros peleles al servicio del gran maestro Schwarzenegger, quien por cierto se reserva uno de esos finales para quitarse el sombrero (la expresión de su rostro al ver que ha recibido un disparo tras acabar con todo un bar de matones es impagable). Pero volviendo a los secundarios, son ellos los que generan más interés en los primeros compases de la historia, ofreciendo un crisol de personalidades que podrían haber dado mucho más de sí, sobre todo las de Sam Worthington (Avatar) y Joe Manganiello (Qué esperar cuando estás esperando). La única que se salva es Mireille Enos (Guerra Mundial Z), cuya evolución es una carrera hacia delante en una espiral de violencia y paranoia de lo más interesante.

Así las cosas, Sabotage es lo que cabría esperar de este tipo de cine. Acción, violencia, diálogos tópicos y chistes sin demasiada gracia. Las bazas con las que juega son conocidas, o deberían serlo, por el espectador antes incluso de comprar la entrada. Y en este sentido cumple, y de qué manera, con su función. Pero rascando un poco la superficie uno puede encontrarse con una trama que, aunque interesante, se pierde en un laberinto de mentiras e intereses. David Ayer, quien vuelve a demostrar una cierta personalidad formal, no es capaz de dar forma al thriller que se esconde bajo tantos tiros y tantos cadáveres. Da la sensación de que podría haber llegado a algo más si hubiera tenido un poco más de trasfondo, de que en este caso el bosque no deja ver los árboles. Pero bueno, al fin y al cabo es una cinta para pasar el rato y para rememorar esos años dorados del cine de acción. Y para eso es ideal.

Nota: 6/10

Schwarzenegger trata de recuperar su estatus con un ‘Sabotage’


Estrenos 11julio2014El verano cinematográfico de este 2014 está siendo, cuanto menos, de perfil bajo. Aquellos que sigan viernes tras viernes las novedades que llegan a la cartelera habrán notado que muchos de los estrenos en principio más relevantes carecen de grandes estrellas o de tramas propias de esta época. Hoy, 11 de julio, los estrenos mantienen esa tendencia, pues salvo un thriller de acción a la antigua usanza, el resto de films se enmarcan en general en comedias amables y dramas sociales y románticos. Todo a la espera de que empiecen a llegar los grandes títulos, algo que ocurrirá la semana próxima. Por ahora, aquí va un resumen de estas nuevas películas.

Quizá un síntoma del fenómeno mencionado es el hecho de que uno de los films más relevantes es Sabotage, propuesta de acción e intriga que recupera la época dorada del género, tanto por su estrella como por la temática y el estilo visual utilizado. La historia gira en torno a las relaciones creadas en un grupo especial de la DEA encargado de las misiones más peligrosas y brutales. En una de esas misiones se hacen con una importante suma de dinero que logran esconder. Cuando algún tiempo después los agentes empiecen a morir uno a uno el equipo deberá investigar quién está detrás de todo sin poder confiar en nadie. Dirigida por David Ayer (Sin tregua), la película es un nuevo intento por parte de Arnold Schwarzenegger (Terminator) de recuperar un trono que perdió en los 90. Eso sí, para ello se rodea de un puñado de actores conocidos, entre los que destacan Sam Worthington (Avatar), Terrence Howard (Prisioneros), Olivia Williams (El sexto sentido), Joe Manganiello (serie True Blood), Max Martini (Pacific Rim), Mireille Enos (Guerra Mundial Z) y Josh Holloway (serie Intelligence).

Diametralmente opuesta es la temática de Más allá del amor, drama romántico adolescente basado en la novela de Scott Spencer que se encarga de dirigir Shana Feste (El mejor). Su trama aborda la relación entre una chica privilegiada y un joven carismático cuya pasión tendrá que luchar contra las opiniones de ambas familias, opuestas a dicho amor. Alex Pettyfer (Soy el número cuatro) y Gabriella Wilde (Carrie) son los principales protagonistas, a los que acompañan Robert Patrick (Terminator 2: El juicio final), Bruce Greenwood (El vuelo), Rhys Wakefield (The Purge: La noche de las bestias), Dayo Okeniyi (Runner Runner), Joely Richardson (Luces rojas) y Emma Rigby (El médico).

Igualmente distinta es otro de los estrenos que nos llegan de Estados Unidos. Producida en 2013, La batalla del año 3D es un musical dirigido por Benson Lee que se basa en un documental dirigido por el mismo director titulado Planet B-Boy (2007). Con la presencia de bailarines de hip-hop profesionales, la cinta narra los intentos de un antiguo y exitoso bailarín que, gracias a la fortuna que ha amasado, pretende devolver a Estados Unidos su lugar en las competiciones de baile. Para ello contrata a antiguos colaboradores, pero nuevos retos se le presentarán al tener que lidiar con los egos de las nuevas estrellas. Entre sus intérpretes encontramos a Josh Holloway, que también estrena Sabotage, Laz Alonso (Jugada perfecta), Josh Peck (Red Dawn), Caity Lotz (serie Arrow), el rapero Chris Brown (Ladrones) y el bailarín Jon ‘Do Knock’ Cruz.

Con más retraso nos llega Un plan perfecto, estrenada en 2012. Ópera prima escrita y dirigida por la actriz Jennifer Westfeldt (serie 24), quien se reserva un papel en el film, su argumento gira en torno a seis amigos cuya relación se ve marcada por la llegada de sus bebés. Mientras que los problemas crecen en los matrimonios a medida que van teniendo más niños, los dos únicos miembros de la pandilla que todavía permanecen solteros deciden tener un hijo mientras mantienen su independencia para salir con otras personas. La película, que se encuentra a medio camino entre la comedia coral y el drama, cuenta con Adam Scott (La vida secreta de Walter Mitty), Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga), Kristen Wiig (Casi perfecta), Megan Fox (Transformers), Chris O’Dowd (Calvary), Jon Hamm (serie Mad Men) y Edward Burns (Salvar al soldado Ryan).

Dejamos Estados Unidos para hablar del único estreno español de la semana, La cueva, historia de terror que comienza cuando un grupo de cinco amigos decide ir a pasar sus vacaciones en Formentera, donde durante varios días recorren los rincones más hermosos y desconocidos de la isla. Ataviados únicamente con sus mochilas, una de sus exploraciones les lleva a una cueva que deciden explorar. La situación se volverá insostenible cuando ninguno de ellos logre encontrar el camino de vuelta y tanto el agua como la comida empiecen a escasear. Alfredo Montero (Niñ@s) es el encargado de poner en imágenes un guión en el que también participa, mientras que Marta Castellote, Xoel Fernández (Mataharis), Eva García-Vacas (Holmes & Watson. Madrid days), Marcos Ortiz (La chispa de la vida) y Jorge Páez dan vida a los cinco amigos.

Otro título importante de la semana es El abuelo que saltó por la ventana y se largó, éxito sueco del 2013 que adapta la novela de Jonas Jonasson. El film sigue las peripecias de un abuelo que en el día de su 100 cumpleaños se escapa de su residencia. Rápidamente se ve envuelto en una trama criminal al robar una importante suma de dinero a un conocido capo. Aunque capturarle podría parecer sencillo, el anciano no es un hombre cualquiera. Su vida ha estado plagada de momentos imprescindibles en la Historia de la Humanidad, conociendo a personajes tan relevantes como Stalin, Hitler, Franco o Reagan. Dirigida por Felix Herngren (Varannan vecka), en el reparto de la película destacan Robert Gustafsson (Fyra nyanser av bruna), Iwar Wiklander (Las huellas imborrables), David Wiberg, Mia Skäringer (Mammas pojkar), Jens Hultén (Más allá de la frontera), Bianca Cruzeiro y Alan Ford (Snatch: Cerdos y diamantes).

Desde Reino Unido aterriza en España el drama romántico Ahora y siempre, film del 2012 con un interesante reparto que adapta la novela de Jenny Downham para contar cómo una joven diagnosticada con una enfermedad terminal se enfrenta al mundo a través de una lista de tareas que toda adolescente debería realizar. Y aunque poco a poco logra hacer su sueño realidad, la llegada de un nuevo vecino pondrá su mundo patas arriba. Tras las cámaras encontramos a Ol Parker (Rosas rojas), mientras que frente a ella se dejan ver nombres como los de Dakota Fanning (La guerra de los mundos), Jeremy Irvine (Grandes esperanzas), Olivia Williams, que repite estreno, Kaya Scodelario (Shank) y Paddy Considine (El ultimátum de Bourne).

También de 2012 es la co producción entre Alemania y Noruega titulada Dos vidas, una combinación de thriller y drama que dirigen a cuatro manos Georg Maas (NeuFundLand) y Judith Kaufmann, quien debuta de este modo en la dirección. Su trama se ambienta en Europa unos años después de la caída del Muro de Berlín. Una “hija de la guerra” (fruto del amor entre un soldado alemán y una mujer noruega), solicitada para declarar contra el estado noruego, se niega a colaborar en el juicio. Su reacción tendrá consecuencias inesperadas cuando toda su vida se vaya desmoronando poco a poco al descubrirse todos los secretos y mentiras sobre los que se construyó su infancia y la de sus hijos. Una situación que obligará a todos los miembros de la familia a posicionarse a su lado o contra ella. Juliane Köhler (El hundimiento), Liv Ullmann (Sonata de otoño), Sven Nordin (Ulykken), Ken Duken (Mi último día sin ti), Julia Bache-Wiig (En gansee snill mann) y Rainer Bock (Passion) son los actores principales.

Por último, hay que hablar de Borgman, thriller escrito y dirigido por Alex van Warmerdam (Los norteños) cuya historia se centra en un hombre que vive bajo tierra en un refugio que él mismo ha construido. Su vida, similar a la de otras personas, se ve alterada cuando un grupo de hombres armados, entre ellos un sacerdote, acudan al bosque en el que se esconde con la intención de matarle. El reparto está formado por Jan Bijvoet (Alabama Monroe), Hadewych Minis (Loft), Jeroen Perceval (Bullhead), Tom Dewispelaere (Frits en Freddy) y el propio Warmerdam.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: