Phoenix se convierte en ‘Joker’ ante Garci y Sánchez Arévalo


El mes de octubre no podría arrancar de mejor manera en lo que a cine se refiere. Tras cosechar numerosas críticas y empezar a apuntar alto en los principales premios cinematográficos, llega a las carteleras españolas un film que, sin duda, va a ser uno de los estrenos del año. No lo hace solo, pues este viernes día 4 también es el regreso de nombres propios del cine español.

Sin duda el título de la semana es Joker, cinta acerca del origen del archienemigo de Batman que va más allá del propio universo del cómic para convertirse en todo un retrato de la sociedad actual. Dirigido por Todd Phillips (R3sacón), este drama con toques de thriller sigue la vida de un hombre derribado por la sociedad e incapaz de salir adelante. Será entonces cuando se convierta en el personaje conocido como el Joker, desatando una locura que contará cada vez con más seguidores. La película, que cuenta con capital estadounidense y canadiense, está protagonizada por Joaquin Phoenix (Los hermanos Sisters), Robert De Niro (Joy), Zazie Beetz (Deadpool 2), Frances Conroy (serie American Horror Story: Apocalypse), Marc Maron (Mike y Dave buscan rollo serio), Shea Whigham (El vicio del poder) y Brett Cullen (serie True Detective).

Este es el único estreno procedente de Estados Unidos. En lo que a Europa se refiere destaca El crack cero, thriller español que supone el regreso de José Luis Garci tras Holmes & Watson. Madrid days (2012). La trama, al más puro estilo del cine negro, se sitúa seis meses después del suicidio de un afamado sastre. Una misteriosa mujer visita a un detective privado para que investigue lo ocurrido, pues está convencida de que el hombre, que era su amante, fue asesinado. El investigador poco a poco irá descubriendo que existe más de un sospechoso, y más de una motivación para matar a un sastre. El reparto está encabezado por Carlos Santos (El hombre de las mil caras), Miguel Ángel Muñoz (Al final todos mueren), Patricia Vico (El aviso), Luisa Gavasa (El árbol de la sangre), Pedro Casablanc (Dolor y gloria), Belén López (La sal de la vida), Macarena Gómez (Musarañas), Cayetana Guillén Cuervo (Una pistola en cada mano), Paula Echevarría (serie Velvet) y Ramón Langa (Aún hay tiempo).

También regresa este viernes Daniel Sánchez Arévalo (La gran familia española) con Diecisiete, drama español que tiene como protagonista a un joven interno en un centro de menores que participa en una terapia de reinserción con perros. Allí establece un vínculo con un animal, pero cuando el perro finalmente es adoptado el joven, lejos de alegrarse, decide escaparse para buscarlo. Comienza así un viaje en el que participarán su hermanos mayor, su abuela, dos perros, una vaca y otros animales. Entre los principales actores encontramos a Biel Montoro (Blue Rai), Nacho Sánchez, Íñigo Aranburu (El guardián invisible), Kandido Uranga (70 binladens), Itsaso Arana (Acantilado) y Carolina Clemente (Implosión).

Francia y Bélgica colaboran en Una pequeña mentira, adaptación del cómic creado por Artur Laperla y Mario Torrecillas que narra la vida de un niño que trata por todos los medios de levantar el ánimo de su padre. Su gran oportunidad se presentará cuando un importante club de fútbol inglés se interese por el pequeño. Sin embargo, su baja estatura provoca que finalmente sea rechazado. Para no dar una mala noticia a su padre cometerá una pequeña mentira que, poco a poco, ser irá haciendo cada vez más grande. Julien Rappeneau (Rosalie Blum) se pone tras las cámaras de este drama protagonizado por François Damiens (Están por todas partes), Maleaume Paquin (Rémi: Una vida extraordinaria), Ludivine Sagnier (El amor está en el aire), André Dussollier (Le grand jeu) y Laetitia Dosch (Gaspard at the wedding).

Otro de los estrenos europeos es La directora de orquesta, drama biográfico de 2018 escrito y dirigido por Maria Peters (Sonny boy) que aborda la vida de Antonia Brico, joven que sueña con convertirse en directora de orquesta en los años 50. Dado que nadie parece tomarla en serio por ser una mujer, decide enfrentarse al mundo y presentarse a un examen de ingreso en la Orquesta Filarmónica de Berlín. Sus planes se verán trastocados cuando aparezca el amor de su vida y tenga que elegir entre él y sus sueños. Christanne de Brujin, Benjamin Wainwright (Historia de una pasión), Scott Turner Schofield (serie Belleza y poder), Seumas F. Sargent (The philosopher king) y Annet Malherbe (Lucia de B.) son los protagonistas de esta producción de los Países Bajos.

Con algo de retraso nos llega Cuernavaca, producción mexicana de 2017 que, en clave dramática, arranca cuando el mundo de un niño cambia por completo tras el accidente de su madre. Sin nadie que le cuide, es llevado con su abuela paterna en una casa en la que no es querido y en la que tendrá que enfrentarse al rechazo, al seductor y peligroso mundo del hijo del jardinero y a la búsqueda de su padre. La cinta es el debut en el largometraje de ficción de Alejandro Andrade, que escribe y dirige esta historia protagonizada por Carmen Maura (El futuro ya no es lo que era), Emilio Puente, Moisés Arizmendi (Los presentes), Mariana Gajá (Como te ves, me vi) y Diego Álvarez García.

Pasamos a los estrenos de animación, entre los que destaca Tabaluga y la princesa de hielo, film alemán de 2018 dirigido por Sven Unterwaldt Jr. (Otto’s eleven) y que adapta la famosa serie de televisión. La trama tiene como protagonista a un pequeño dragón que conoce a una hermosa princesa de hielo con la que surge algo más que amistad. Juntos deberán embarcarse en la aventura más grande de sus vidas para hacer frente al malvado Hombre de las Nieves. Entre las voces originales encontramos las de Kristin Fairlie (Moon point), Wincent Weiss, Michael Herbig (Cuatro contra el banco), Heinz Hoenig (Radio Heimat) e Yvonne Catterfeld (La familia von Trapp).

También de 2018, aunque esta vez con origen pakistaní, es El rey burro, fábula que arranca cuando el Rey León, monarca de la jungla, decide jubilarse. Para que su sucesor tenga credibilidad, decide convocar elecciones. Un humilde burro lavandero termina siendo candidato contra el sucesor legítimo del rey. Pero lo que nadie sabe, ni siquiera el burro, es que todo forma parte de un macabro plan de la consejera del Rey León para destronarle y hacerse con la corona. Esta ópera prima de Aziz Jindani cuenta con las voces de Afzal Khan (Moosa khan), Shafaat Ali (Parwaaz Hai Junoon), Hina Dilpazir (Saat Din Mohabbat In), Vasay Chaudhry (Armaan), Adeel Hashmi (Bachaana) y Shabbir Jan (Kanebaaz), entre otros.

Para finalizar este repaso, dos documentales. Amazing Grace es el título de una producción estadounidense de 2018 que aborda el concierto que Aretha Franklin dio en la Iglesia Bautista Misionera New Temple en Watts, Los Ángeles, en 1972. Dos días de conciertos que se convirtieron en el álbum más vendido de la artista y que fueron filmados por un equipo de rodaje encabezado por Sydney Pollack (La intérprete). El material, sin embargo, nunca vio la luz, y tras la muerte del director el productor Alan Elliott ha retomado el trabajo para convertirlo en un film dirigido a cuatro manos.

Por otro lado, Varados es el nuevo trabajo escrito y dirigido por Helena Taberna (Acantilado). Este film con capital español se acerca al día a día de los refugiados de larga duración en edificios en Atenas o en campos de refugiados, donde estos hombres y mujeres esperan una documentación que les permita continuar con sus vidas, viviendo mientras tanto en una situación precaria.

Los Goya reconocen a David Trueba tras años de nominaciones


David Trueba y Cristina Huete recogen el Goya a la Mejor Película por 'Vivir es fácil con los ojos cerrados'.Decía el director Daniel Sánchez Arévalo que tenía la esperanza de que la XXVIII gala de los Premios Goya que se celebró el pasado domingo 9 de febrero no fuese un fracaso para su film, La gran familia española, y terminase “yéndose de vacío”. Técnicamente no ocurrió así, es cierto, pero a nadie se le escapa que en esta edición la gran derrotada ha sido su comedia, que solo ha conseguido dos Goya. Una gala que, por lo demás, ha servido para redimirse en muchos sentidos. Más allá de la propia gala en si, muy marcada por la política, el evento ha permitido al cine español reconocer y reparar algunas de las injusticias más señaladas de la producción española. De este modo, Vivir es fácil con los ojos cerrados se ha convertido en la gran triunfadora al llevarse los premios principales, aunque si se analiza desde la cantidad, Las brujas de Zugarramurdi se lleva la palma. 6 contra 8, nada menos. Un balance que refleja pobremente la competencia que este año existía entre las nominadas. Al final, como siempre, os dejo la lista de ganadores, pero antes creo que es conveniente señalar algunas cosas.

Como decía, David Trueba (Soldados de Salamina) ha visto recompensada su trayectoria de buenos films y mejores guiones. El momento de la entrega del premio, tanto al Mejor Guión Original como al Mejor Director, estuvo marcado por un cierto aire de justicia poética. Desconozco si el premio en esta ocasión ha sido más merecido que en otras, o si su trabajo como guionista y director tiene más calidad que el de sus compañeros en las categorías. De lo que no me cabe ninguna duda es de que lo merecía. Desde hacía mucho tiempo. Es por eso que la sensación que deja la gala es la de haber restablecido un desequilibrio en lo que a ganadores de estos premios se refiere. Algo parecido a lo que ha ocurrido con Javier Cámara (Los amantes pasajeros), por cierto, que logra su primer Goya como Mejor Actor tras muchas nominaciones y, casi con toda probabilidad, mayores frustraciones. Por cierto, y aunque tenga poco que ver, los discursos de uno y de otro fueron espléndidos.

Claro que si creemos en esto de los equilibrios, posiblemente no haya habido una justicia mayor que entregar a Las brujas de Zugarramurdi la práctica totalidad de los premios a los que iba nominada. Eso sí, todos técnicos. Si lo de Trueba y Cámara ha sido justicia poética, divina o del destino, lo de Álex de la Iglesia, director de ese desparrame cómico con brujas y conjuros de por medio, parece más una disculpa. Cuando se anunciaron las nominaciones hace cosa de un mes ya se la consideró la gran damnificada en las principales categorías. El hecho de que haya sido la más premiada no hace sino reforzar la idea de que estamos ante un film redondo que, por diversos motivos, no ha podido optar a llevarse los principales galardones. Lo dicho, un merecido ‘mea culpa’ entonado por los académicos que encuentra una cierta justificación en que el premio se lo haya llevado la película de Trueba, aunque solo sea por incluir al director y guionista de forma oficial entre los elegidos como los mejores.

Un arma para los políticos

Y no quiero terminar este breve, brevísimo repaso, sin destacar dos aspectos muy diferentes entre sí. El primero es el premio que se ha llevado Futbolín como Mejor Película de Animación, confirmándola como la maravillosa película que es y, como decía su director Juan José Campanella (El secreto de sus ojos), demostrando que el cine de animación español puede traspasar todas las fronteras posibles. El otro tiene poco o nada que ver con el cine. Creo que aquellos que lean asiduamente este espacio se habrán percatado que trato de huir de los conflictos y problemas políticos que poco tienen que ver con el cine a pesar de que buscan desesperadamente situarlo en el centro de sus dianas.

Era evidente que con la situación que los trabajadores del séptimo arte están viviendo en España esta XXVIII gala iba a estar marcada por las críticas políticas, sobre todo si tenemos en cuenta que el Ministro de Educación y Cultura español, José Ignacio Wert, no asistió por supuestos problemas de agenda. Personalmente estoy en contra de que eventos como este, que deberían de ser un canto a una profesión tan hermosa y complicada como esta, desvíen su atención hacia personajes “de fuera” de la profesión, aunque entiendo perfectamente los motivos que les han llevado a aprovechar esta oportunidad. Lo que no logro entender es que algunos políticos aprovechen las quejas de un sector productivo que da trabajo a miles de personas para seguir politizando la cultura y el arte. Oír comentarios como “la gala de los Goya es una gala contra el PP” y similares no hace sino daño a un grupo social que lo único que quiere es que se eliminen las trabas para que puedan realizar un trabajo ya de por sí precario para la mayoría de profesionales. Una lástima, pero mientras el cine en España siga siendo un arma arrojadiza de los poderes políticos no se avanzará en la dirección adecuada.

Sea como fuere, la gala de este 2014 que premia lo mejor de 2013 ha sido justa. Justa en su intención de premiar a directores y actores que merecían semejante galardón desde hace tiempo. Y justa en su forma de reconocer el mérito de cintas que se han quedado fuera de las principales categorías. Tal vez el resultado final no refleje como debería la calidad de los films que competían, y aunque habrá comentarios para todos los gustos acerca de lo correcto o incorrecto del reparto de premios, en líneas generales parece haber consenso sobre la idoneidad de los ganadores. A continuación tenéis la lista de premiados.

Ganadores de la XXVIII edición de los Premios Goya

Mejor Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección Novel: Fernando Franco García, por La herida.

Mejor Guión Original: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Guion Adaptado: Alejandro Hernández y Mariano Barroso, por Todas las mujeres.

Mejor Música Original: Pat Metheny, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Canción Original: “Do you really want to be in love?”, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Masculina Protagonista: Javier Cámara, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Interpretación Femenina Protagonista: Marián Álvarez, por La herida.

Mejor Interpretación Masculina de Reparto: Roberto Álamo, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Femenina de Reparto: Terele Pávez, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Actor Revelación: Javier Pereira, por Stockholm.

Mejor Actriz Revelación: Natalia de Molina, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección de Producción: Carlos Bernases, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección de Fotografía: Pau Esteve Birba, por Caníbal.

Mejor Montaje: Pablo Blanco, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección Artística: Arturo García y José Luis Arrizabalaga, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Diseño de Vestuario: Francisco Delgado López, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Maquillaje y/o Peluquería: María Dolores Gómez Castro, Javier Hernández Valentín, Pedro Rodríguez y Francisco J. Rodríguez Frías, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Sonido: Charly Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejores Efectos Especiales: Juan Ramón Molina y Ferrán Piquer, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Película de Animación: Futbolín, de Juan José Campanella.

Mejor Película Documental: Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano.

Mejor Película Iberoamericana: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari (Venezuela).

Mejor Película Europea: Amor, de Michael Haneke (Austria).

Mejor Cortometraje Documental: Minerita, de Raúl de la Fuente.

Mejor Cortometraje de Ficción: Abstenerse agencias, de Gaizka Urresti.

Mejor Cortometraje de Animación: Cuerdas, de Pedro Solís García.

‘La gran familia española’: un novio para dos hermanas


Los integrantes de 'La gran familia española' se preparan para la boda.La trayectoria de Daniel Sánchez Arévalo, director de esta comedia con el fútbol como telón de fondo, es digna de análisis. A pesar de que sus películas son exitosas en líneas generales, su figura como director no goza del mismo bombo que, por ejemplo, si tienen otros directores jóvenes que están despuntando en el cine español. Y lo irónico es que muchos de ellos no son necesariamente mejores. Todo esto viene a cuento porque su última película, La gran familia española, tiene la posibilidad de ser elegida para representar a España en las candidatas a Mejor Película de Habla No Inglesa de los próximos Oscars. Y méritos tiene, sobre todo por la historia.

Y no me refiero al hecho de que recupere el gol de Iniesta en el Mundial de Sudáfrica, algo que por cierto inyecta una esperanza muy necesaria en los tiempos que corren, sino a los enredos familiares, a los secretos y a esa extraña ley por la cual toda familia tiene algún miembro poco normal. La forma de retratar a estos cinco hermanos que homenajean al film Siete novias para siete hermanos (1954), cada uno con sus problemas, sus neurosis y sus mentiras, es brillante en su concepción, pero lo es aún más en su desarrollo, provocando mil y una situaciones que más que la carcajada fácil crean y acumulan una serie de situaciones hilarantes. Tal vez los actores no estén todos a la altura, pero en líneas generales logran sus objetivos, destacando entre ellos Roberto Álamo (Un buen día lo tiene cualquiera) y Antonio de la Torre (Lope). Las secuencias que comparten ambos son algunas de las mejores.

El film en sí mismo puede verse como una comedia sencilla y natural, pero analizando la trama hay mucho más. Durante la mayor parte de su metraje se mueve entre el drama de un padre enfermo y la comicidad de unos jóvenes cuya boda por principios está destinada al fracaso, pero es en su tercio final, en su resolución, donde Sánchez Arévalo da un giro argumental para convertirla en una historia de amor, y no precisamente de los protagonistas. Aunque parezca secundaria, dicha revelación da sentido al contexto de la trama y obliga a ver buena parte de la historia desde otro punto de vista. Al final, el hecho del partido de fútbol apenas sirve de apoyo, quedando relegado prácticamente a algunos gags visuales y verbales.

Desde luego, La gran familia española no es una película perfecta. Buena parte de sus fallos tienen que ver con algunos de los actores, sobre todo con los menos experimentados y ese trío amoroso entre un chico y dos hermanas. Pero el tono general del relato, así como algunos hallazgos narrativos muy interesantes (la conversación final de cada una de las familias es inmejorable), la convierten en un film atractivo, divertido y esperanzador, muy en la línea de sus anteriores trabajos, confirmándole a su vez como uno de los directores que más cuidan las tramas y los personajes del panorama actual en nuestro país.

Nota: 7/10

Emmerich vuelve para enfrentarse a ‘La gran familia española’


Estrenos 13septiembre2013Este segundo fin de semana de septiembre se presenta, en lo que a estrenos se refiere, algo desequilibrado. Por un lado, hoy viernes, 13 de septiembre, nos llegan cintas de acción, de fantasía, comedias y dramas que aportan variedad a la hora de elegir qué ver. Pero por otro, el carácter de estas nuevas propuestas no es precisamente el de los blockbusters veraniegos, por lo que no sería demasiado extraño que la taquilla se resienta una vez pasado el fin de semana. En cualquier caso, no deja de ser interesante recuperar el cine de acción más clásico y, sobre todo, poder analizar con la perspectiva de los Oscar las pre candidatas españolas.

Comenzamos como siempre con los estrenos norteamericanos. El más interesante, entre otras cosas porque supone el regreso de Roland Emmerich al género que mejor maneja tras su visión de Shakespeare en Anonymous (2011), es Asalto al poder, cinta de acción y destrucción de los principales iconos norteamericanos en la que un policía del Capitolio se ve envuelto en pleno ataque paramilitar a la Casa Blanca, siendo el único capaz de salvar al Presidente de los Estados Unidos y al país. Escrita por James Vanderbilt, guionista de The Amazing Spider-man, la cinta cuenta con Channing Tatum (Efectos secundarios) y Jamie Foxx (Django desencadenado) como principales protagonistas, a los que acompañan Maggie Gyllenhaal (El caballero oscuro), Richard Jenkins (Los diarios del ron), James Woods (Ejecución inminente), Jason Clarke (La noche más oscura), Joey King (Expediente Warren: The Conjuring), Lance Reddick (serie Fringe) y Rachelle Lefevre (The caller).

Percy Jackson y el mar de los monstruos es el otro título que aporta Hollywood. Continuación de la película de 2010, la historia retoma la vida de este joven que, tras descubrir que es un semidiós griego, debe ahora recuperar el Vellocino de oro para salvar de la venganza de Cronos no solo su campamento, sino al mundo entero, tarea para la que contará con la ayuda de sus amigos. Basado en el segundo tomo de la saga literaria escrita por Rick Riordan, esta aventura fantástica plagaa de acción y humor está dirigida por Thor Freudenthal (El diario de Greg) y cuenta con el mismo reparto principal, compuesto por Logan Lerman (Un invierno en la playa), Alexandra Daddario (Carta blanca), Brandon T. Jackson (Rompedientes), Jake Abel (La huésped) y Sean Bean (Soldados de fortuna). A ellos se suman para la ocasión Douglas Smith (State’s evidence), Leven Rambin (Los juegos del hambre), Stanely Tucci (Un plan perfecto), Nathan Fillion (serie Castle) y Robert Knepper (serie Prison break).

La mayor parte del resto de estrenos es española. De todos ellos sobresale La gran familia española, nueva comedia escrita y dirigida por Daniel Sánchez Arévalo (Primos) que recientemente ha sido pre seleccionada por la Academia de Cine española como candidata a los Oscar. Su historia transcurre durante la final del Mundial que ganó España. Ese día un joven decide casarse con la que ha sido su amor de toda la vida. Sin embargo, nada sale como tenía planeado, incluyendo sus propias dudas sobre su amor. La película cuenta con muchos nombres conocidos del cine español como Quim Gutiérrez (Los últimos días), Antonio de la Torre (Los amantes pasajeros), Verónica Echegui (Yo soy la Juani), Miquel Fernández (Fin), Patrick Criado (serie Águila Roja), Roberto Álamo (La piel que habito), Arantxa Martí y Sandra Martín.

Una de las propuestas españolas que más puede atraer al público joven es Afterparty, una de terror que cuenta cómo el protagonista de una exitosa serie de televisión amanece encerrado en una cabaña junto a tres chicas que conoció la noche anterior en una fiesta. Lo único con lo que cuentan es un móvil que solo permite recibir vídeos de un asesino ataviado con la indumentaria del villano de su serie que está matando uno a uno al resto de jóvenes encerrados en ese mismo lugar. Debut en la dirección de Miguel Larraya, quien participa en el guión, la película está protagonizada por actores vistos en series de televisión: Luis Fernández (serie Los protegidos), Úrsula Corberó (serie Gran Reserva), David Seijo (serie El barco), Alicia Sanz (serie Bandolera), Ana Caldas (serie Bicho malo) y Juan Blanco (serie Amar es para siempre).

Otra cinta española que llega es Arraianos, drama producido en 2012 que combina realidad y ficción en una trama que sigue las vidas de los habitantes de un pueblo perdido en los bosques entre Galicia y Portugal, convertidos para la ocasión en actores que interpretan sus propias vidas. Dirigida por Eloy Enciso (Pic-nic), la película es una libre adaptación de la obra ‘O bosque’, de Jenaro Marinhas del Valle.

Saliendo de nuestras fronteras, aunque sin dejar Europa, tenemos el film El comandante y la cigüeña, comedia italiana de 2012 en la que confluyen diversas historias enmarcadas en el actual clima de crisis que viven Italia y el resto del mundo. Un fontanero cuya vida se centra en su familia y el trabajo y una artista que espera la oportunidad de su vida son los principales protagonistas de esta divertida trama acerca de las segundas oportunidades y la posibilidad de volver a empezar. Silvio Soldini (Pan y tulipanes) es su director, mientras que Valerio Mastandrea (La prima cosa bella), Alba Rohrwacher (Yo soy el amor), Luca Zingaretti (El cónsul Perlasca) y Claudia Gerini (La desconocida) son sus principales intérpretes.

En cuanto al género documental, dos son las novedades. El espíritu del ’45, escrito y dirigido por Ken Loach (El viento que agita la cebada) es un comprometido largometraje que, a través de declaraciones de los protagonistas de la época, narra el ambiente y los ideales que sucedieron inmediatamente a la II Guerra Mundial en Inglaterra, y que se basaban en una propiedad común en la que producción y servicios beneficiarían a todos, creando así una sociedad en la que unos pocos no se enriquecerían del trabajo de muchos. Una lucha colectiva que el director ha querido recordar en una época donde estos ideales son más necesarios que nunca.

Por su parte, Bajarí es una producción española que gira en torno al flamenco y a la cultura gitana en la Barcelona actual (el título es el nombre de la ciudad en caló). A través de las historias de unos jóvenes que buscan seguir los pasos de sus predecesores, la película narra la preparación y el desarrollo de estos jóvenes talentos y de un espectáculo en el que estarán acompañados por algunos de los más grandes artistas. El film es la ópera prima de Eva Vila.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: