‘Gru’ llega por tercera vez el día que Vigalondo se vuelve ‘Colossal’


El último viernes de junio va a dar paso, sin duda, a un fin de semana para los más pequeños de la casa. Y es que el principal estreno de este día 30 es la continuación de una de las sagas más rentables y conocidas de la animación actual, que no solo ha dejado millones en la taquilla sino que ha generado toda una corriente de merchandising con unos personajes que, gusten más o menos, ya forman parte del imaginario colectivo. No es la única novedad, por supuesto. Ciencia ficción, drama y comedia acaparan un buen puñado de títulos.

Pero comencemos por Gru 3, mi villano favorito, tercera entrega de la saga de Illumination dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin, autores de Los minions (2015), el spin off de esta serie de aventuras con dosis de comedia y de acción que, en esta ocasión, narra cómo el protagonista, después de ser expulsado de la Liga de Anti-Villanos por fallar en una de las misiones, se encuentra de forma casi inesperada con un hermano gemelo del que no conocía su existencia y quien quiere unirse a él para dar el golpe definitivo y convertirse en una pareja de supervillanos. Entre las voces en su versión original encontramos las de Steve Carell (La gran apuesta), Kristen Wiig (Cazafantasmas), Trey Parker (Baseketball), Miranda Cosgrove (Presencias misteriosas), Steve Coogan (La excepción a la regla) y Julie Andrews (Rompedientes).

Muy diferente es Colossal, nueva cinta escrita y dirigida por Nacho Vigilando (Open Windows) cuya historia, a medio camino entre la ciencia ficción y la comedia, arranca cuando una joven decide abandonar Nueva York y volver a su ciudad natal después de perder su trabajo y a su novio. Y mientras ella busca un nuevo sentido a su vida, Seúl es atacada por un monstruo. La joven comprenderá poco a poco que, de algún modo, está conectada con los acontecimientos a través de su mente. El reparto está encabezado por Anne Hathaway (El becario), Jason Sudeikis (El héroe de Berlín), Dan Stevens (serie Legión), Austin Stowell (El puente de los espías) y Tim Blake Nelson (Cuatro Fantásticos).

El tercer estreno estadounidense es Un don excepcional, drama dirigido por Marc Webb (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro) que gira en torno a un hombre soltero que tiene a su cargo a su sobrina, una niña prodigio que pronto empieza a destacar en matemáticas, lo que provocará una lucha por la custodia entre el hombre y su madre, que tiene planes para su nieta. Chris Evans (Capitán América: Civil War), Mckenna Grace (Independence Day: Contraataque), Jenny Slate (serie House of lies), Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Lindsay Duncan (Alicia a través del espejo) son los principales actores.

La comedia es el género protagonista de Una noche con mi exsuegro, film norteamericano dirigido por Gavin Wiesen (El arte de pasar de todo) que arranca con la incómoda cena a la que asiste un joven músico con los padres de su novia. Todo lo que puede salir mal sale mal, y poco tiempo después la chica le deja. Un buen día el padre de ella, un ocupado hombre de negocios, se presenta en la puerta del chico solicitando su ayuda para encontrar a la joven, que parece haber desaparecido, iniciando de este modo un viaje que podría desembocar en una extraña amistad. El reparto está encabezado por J.K. Simmons (El contable), Emile Hirsch (Just Jim), Analeigh Tipton (Lucy) y Meta Golding (The Fix).

Corea del Sur y Estados Unidos colaboran en Okja, aventura dramática con dosis de acción escrita y dirigida por Bong Joon-ho (Snowpiercer) que llega a Netflix el 28 de junio, y cuya trama comienza cuando una niña debe huir con su mejor amigo, un enorme animal perseguido por las grandes compañías para experimentar con él y utilizarlo como alimento. A través de su viaje la pequeña se verá obligada a madurar al descubrir lacras como los alimentos modificados genéticamente, el ecoterrorismo o la obsesión por las marcas y la imagen. Entre los actores encontramos a Ahn Seo-Hyun (Man-seu-teo), Tilda Swinton (Doctor Strange), Jake Gyllenhaal (Life), Lily Collins (Un invierno en la playa), Paul Dano (La juventud), Steven Yeun (serie The walking dead) y Giancarlo Esposito (serie Érase una vez).

La producción española tiene como uno de sus representantes la comedia Despido procedente, cinta que se centra en la difícil semana que vive un empresario de una multinacional, en la que además de enfrentarse a un compañero por un puesto de trabajo deberá lidiar con un desconocido que le acosa por la calle después de que le diera una indicación errónea, y por la que le reclama una indemnización. Basada en la historia titulada ‘El acosador’, de Juanjo Muñoz y Javier Pascual, la cinta está dirigida por Lucas Figueroa (Viral) y protagonizada por Imanol Arias (Anacleto: Agente secreto), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Hugo Silva (Tenemos que hablar), Luis Luque (Gato negro) y Miguel Ángel Solá (El corredor nocturno).

Muy diferente es el drama Verano 1993, producción española escrita y dirigida por Carla Simón, quien de este modo debuta en el largometraje. La trama gira en torno a una niña de 6 años cuya madre muere de sida, pasando a formar parte de la familia de sus tíos y su prima. El primer verano que pasa con ellos estará cargado de emociones que harán el cambio en su vida inolvidable. El reparto está encabezado por Bruna Cusí (serie Pulseras rojas), Laia Artigas, Paula Robles (serie Sol negro) y David Verdaguer (100 metros).

Entre el resto de estrenos europeos destaca la francesa Aurora, adaptación de la novela de Marie Desplechin que dirige Emilie Deleuze (Al amanecer) y cuya historia se centra en una adolescente de 13 años que se refugia en la música y en la banda de rock en la que toca para superar los problemas que tiene con su familia, los chicos y sus profesores. Entre los actores destacan los nombres de Philippe Duquesne (Tras la pared), Alex Lutz (París a toda costa), Tessa Blandin, Léna Magnien, Patricia Mazuy (Deux Rémi, deux) y Pauline Acquart (Los Feliz).

Desde Polonia llega Los últimos días del artista: Afterimage, última película del fallecido director Andrzej Wajda (Katyn) que aborda la vida y el proceso creativo del pintor vanguardista Wladyslaw Strzeminski, una de las figuras artísticas más importantes de la primera mitad del siglo XX en aquel país. La trama arranca cuando se niega a someter su arte al realismo social que impone Stalin en 1948. Perseguido y expulsado de la Universidad, comenzará una lucha contra la tiranía intelectual con la ayuda de sus alumnos. Boguslaw Linda (Kajinek), Aleksandra Justa (Ki) y Bronislawa Zamachowska (Sugihara Chiune) encabezan el reparto.

Polonia también está detrás, junto con Grecia, de Park, drama escrito y dirigido por Sofia Exarchou que supone su debut en el largometraje. La cinta aborda la vida de los jóvenes que viven aislados en la Villa Olímpica de los Juegos celebrados en Atenas en 2004, unas instalaciones en desuso y abandonadas que los chicos utilizan para pasar el tiempo celebrando una versión distorsionada de las pruebas deportivas. Unos jóvenes que crecen sin miedo a nada, pero que también buscan ser aceptados. El reparto cuenta con actores debutantes como Dimitris Kitsos, Enuki Gvenatadze y Dimitra Vlagopoulou, a los que se suman Lena Kitsopoulou (Parees) y Thomas Bo Larsen (La caza).

Fuera de las fronteras europeas destaca la cinta de animación japonesa En este rincón del mundo, adaptación del manga de Fumiyo Kono que, ambientado en 1944, narra cómo una joven de 18 años se ve obligada a casarse con un funcionario judicial del tribunal militar, trasladándose a vivir con la familia de este. Su vida transcurre de forma tranquila hasta que los alimentos comienzan a escasear y hasta que un amigo de la infancia la visita, despertando sentimientos que creía olvidados. La cinta está dirigida por Sunao Katabuchi (Arîte hime).

Anuncios

1ª T. de ‘Legión’, o cómo lograr una serie inusual basada en cómics


El mundo de las adaptaciones de cómics a la pequeña pantalla está siendo tan exitosa como repetitiva. La estructura narrativa de las diferentes series que han surgido a lo largo de estos últimos años comparten la base de enfrentar al héroe contra un enemigo externo, salir derrotado varias veces, replantearse sus propios miedos y motivaciones y, finalmente, vencer la mencionada amenaza en un heroico acto que represente su cambio psicológico y emocional. Es por eso que un producto como Legión, surgido de la mente de Noah Hawley (serie The unusuals), no solo es un soplo de aire fresco en este mundo superheroico, sino que aprovecha al propio protagonista para ofrecer una historia completamente diferente en su forma, compleja y retorcida, que obliga al espectador a prestar una inusual atención a la historia y los personajes, habitualmente de lo más flojo en estas ficciones.

Para aquellos que no conozcan la historia, un breve resumen. El protagonista es un joven y poderoso mutante encerrado en un psiquiátrico por considerar que está enfermo. Sin embargo, un grupo formado por mutantes y no mutantes decide rescatarle junto a otra mutante para que se una a su grupo, explicándole que lo que muchos consideran una enfermedad (incluso él mismo lo ha llegado a creer) es en realidad un increíble poder telépata. Sin embargo, sí existe algo dentro de él que trata de poseerle y robarle su poder, una entidad que ansía vengarse del padre del joven, al que este nunca llegó a conocer.

Narrado así, el argumento de esta primera temporada de 8 episodios puede resultar algo sencillo, e incluso similar al de series ya vistas. Pero Legión dista mucho de ser una serie convencional. Hawley aprovecha las posibilidades que ofrece el mundo de la mente, los recuerdos y los poderes mutantes para construir una narrativa tan fragmentada como la mente del protagonista, con constantes saltos en el tiempo dramático y con numerosas líneas argumentales paralelas que vienen a explicar lo que ocurre en el mundo real y lo que ocurre en el plano psíquico. La combinación es tal que, salvo por algunos tratamientos formales con sutiles diferencias (en algunos casos mucho más evidentes), puede llegar a confundirse el espacio en el que se desarrolla la acción.

Y aunque esto pueda considerarse una debilidad, pues sin duda muchos espectadores pueden dejar de lado la serie, en realidad es su mayor fortaleza. La serie es sumamente compleja, es cierto, pero al mismo tiempo copa todas las expectativas. De hecho, las supera. El que la trama se articule de un modo más o menos lineal, con el héroe luchando contra una amenaza externa y una interna, dota al conjunto de una coherencia que, de otro modo, se perdería. Por otro lado, el caos que puede parecer a simple vista su tratamiento formal termina, una vez superados los primeros capítulos, por ser algo enriquecedor, pues permite apreciar una amplia variedad de matices que aportan una mayor profundidad dramática a los personajes, sobre todo al protagonista, del que se desvelan poco a poco aspectos que deberán ser tratados en las siguientes temporadas.

Más allá de los poderes

De hecho, y aunque a priori es una serie sobre mutantes con extraordinarios poderes, Legión logra su máximo esplendor precisamente en el tratamiento de los personajes y en el modo en que presenta el enfrentamiento entre el bien y el mal dejando esos poderes a un lado, y recurriendo a ellos únicamente como herramienta para desarrollar aspectos de la trama mucho más profundos desde un punto de vista dramático. Esto hace que la primera temporada se distancie, y mucho, de producciones similares, convirtiéndola por ende en algo casi único en su forma y su contenido. Asimismo, la aportación cromática del diseño de producción es simplemente brillante, abordando la evolución del protagonista a través de una paleta de colores enriquecedora en todos los sentidos posibles.

Por su parte, el reparto, espectacular del primero al último, aporta a los personajes una entidad y una sobriedad sin igual. Incluso aquellos definidos más por su ironía logran engrandecer sus respectivos papeles gracias a una apuesta por llevar todo al extremo, siempre considerando unos límites. Evidentemente, esto convierte en muchas ocasiones a los protagonistas en arquetípicos, limitando en cierto modo la versatilidad y los diversos rostros que todos ellos tienen. Sin embargo, estas debilidades, que en realidad son puntuales, se compensan con el tratamiento argumental, con esa apuesta por los mundos de la mente, los recuerdos y la psicología, que ponen a los héroes ante situaciones tan complejas como peligrosas.

Y por si el camino recorrido en esta primera temporada no fuese lo suficientemente interesante, el episodio final deja en el aire muchas preguntas y tramas secundarias abiertas, amén de dar a la principal una futura segunda oportunidad que, esperemos, llegue más pronto que tarde. El hecho de que Hawley explore durante estos capítulos el pasado del protagonista interpretado por Dan Stevens (La Bella y la Bestia) enriquece los matices de este joven acusado de estar loco. De nuevo, sus poderes son algo casi secundario, dando más relevancia a sus todavía desconocidos orígenes (al menos para aquellos que no conozcan su trayectoria en los cómics) y generando la expectación necesaria para demandar más sobre él en la siguiente temporada.

El mejor resumen de Legión podría ser que es una serie de superhéroes muy, muy inusual. Alejada de formatos tradicionales y recurriendo a un personaje relativamente poco conocido entre el gran público, esta primera temporada absorbe todas las potencialidades de las capacidades y las explota al máximo, generando un universo único, colorido y fragmentado en el que realidad y ficción, mente y espacio físico se confunden para contar una compleja historia de miedos internos, amenazas externas y remordimientos arrastrados durante décadas. Una serie, en definitiva, en la que los mutantes son más bien personajes que deben afrontar sus problemas como cualquier otro. Una serie en la que los poderes no tienen el protagonismo. El problema es que esto puede cambiar a medida que se desarrollen esas capacidades sobrehumanas, pero esperemos que eso tarde en llegar, si es que llega alguna vez. Por lo pronto, solo se puede disfrutar de este debut.

‘La Bella y la Bestia’: animación de carne y hueso


Las producciones Disney tienen muchos defectos, pero si por algo pueden ser defendidas es por la magia que desprenden en cada plano, por esa capacidad de llevar al espectador, sea de la edad que sea, a un momento de su vida en el que todo era fantasía, en el que todo estaba por descubrir. Y si eso ya tiene mérito, lograrlo con una versión en imagen real de una historia mil veces vista y cantada es un reto al alcance de muy pocos.

De ahí que esta nueva versión de La bella y la bestia tenga tanto mérito. La traslación al mundo de carne y hueso de esta fantasía con objetos animados no solo es fiel al original, sino que logra desprender el carrusel de emociones que tienen sus canciones, amén del recorrido dramático de sus personajes, interpretados por unos actores que disfrutan con cada línea de diálogo y con cada movimiento de baile. Esa diversión se traslada, en última instancia, al desarrollo argumental de la historia, adaptada en algunos aspectos a los tiempos modernos pero sin perder de vista en ningún momento la fuerza de la poderosa historia de base.

Es magia, sí. Es romance, ternura y diversión. Pero incluso su intención por ser fiel al original (coartado, claro está, por los límites que impone la realidad) deja espacio para la introducción de ciertas secuencias que ayudan a explicar algo mejor la evolución de los personajes, su pasado y su futuro, y cómo todo termina por tener más coherencia. Dichas secuencias, aunque inteligentemente introducidas, restan sin embargo algo de ritmo al resto del desarrollo, lo que al final deja un sabor agridulce en un film, por otro lado, muy completo que aprovecha con bastante habilidad los recursos del musical y de la fantasía animada en la que se basa (atención al número del comedor o al clásico baile en el salón).

Al final, lo realmente importante es si La bella y la bestia logra emocionar tanto como su original animado. La respuesta es un rotundo sí. O al menos, un SÍ con mayúsculas. Quizá su mayor problema sea que, en ese intento por no ser una copia exacta, trata de introducir elementos nuevos cuyo funcionamiento dentro del engranaje dramático no siempre es el idóneo. Pero desde luego, si ese es el mayor problema, bendito sea, porque lo cierto es que, aunque perjudica al ritmo, ayuda a completar la historia, haciéndola algo más adulta y compleja. Disney ha encontrado un nuevo nicho de mercado en estas versiones en imagen real. ¿Cuál será la siguiente?

Nota: 7/10

Regresa el clásico. Regresa ‘La bella y la bestia’ en carne y hueso


Habrá muchos que hayan marcado en el calendario este viernes, 17 de marzo, como uno de los días imprescindibles en lo que a estrenos se refiere. Desde luego, a tenor de lo que llega a la cartelera española así lo parece, porque salvo la principal novedad, llamada a ser uno de los taquillazos del año, poco más parece destacar para el gran público, lo cual no quiere decir que carezcan de interés. Pero si hay algo que destaca esta semana es la nueva versión en imagen real de un clásico Disney.

En esta ocasión le toca el turno a La bella y la bestia, una de las cintas más taquilleras y recordadas de la compañía que vuelve a la gran pantalla copiada casi plano a plano de su original animado de 1991, aunque adaptada para el público actual. La historia, para aquellos que todavía no la conozcan, narra cómo una hermosa joven, lista e independiente, es capturada por una bestia para salvar a su padre. Entre estos dos personajes comenzará a surgir el amor cuando ella empiece a ver más allá del terrible aspecto y descubra que, en el fondo, hay un gran hombre. La música vuelve a ser parte fundamental de este film dirigido por Bill Condon (Mr. Holmes) y protagonizado por Emma Watson (Regresión), Dan Stevens (Caminando entre las tumbas), Luke Evans (La chica del tren), Emma Thompson (Un paseo por el bosque), Ewan McGregor (Un traidor como los nuestros), Ian McKellen (X-Men: Días del futuro pasado), Kevin Kline (Mi casa en París), Josh Gad (Pixels) y Stanley Tucci (Spotlight).

Muy diferente es Imperium, thriller dramático basado en la vida de un agente del FBI que estuvo durante años infiltrado en grupos neonazis estadounidenses. La trama arranca cuando este joven agente decide aceptar el encargo de su superiora para introducirse en una de estas bandas, de la que se sospecha que podría estar preparando acciones terroristas. Ópera prima de Daniel Ragussis, quien también es autor del guión, la cinta cuenta con un reparto encabezado por Daniel Radcliffe (Victor Frankenstein), Toni Collette (Mejor otro día), Burn Gorman (La cumbre escarlata), Sam Trammell (serie True Blood) y Nestor Carbonell (Cristiada).

La comedia dramática tiene a Los Hollar como principal representante. John Krasinski (Tierra prometida) dirige y protagoniza esta historia sobre un hombre que debe regresar a su pueblo natal tras enterarse de que su madre está muy enferma y va a ser sometida a una cirugía cerebral. Acompañado de su novia, embarazada de ocho meses, el joven tendrá que hacer frente a la vida que ha dejado atrás y a su disfuncional familia. Entre los actores también destacan Anna Kendrick (El contable), Margo Martindale (serie The americans), Richard Jenkins (Asalto al poder), Sharlto Copley (Chappie) y Mary Elizabeth Winstead (Calle Cloverfield 10).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, más concretamente al español. Incierta gloria es lo nuevo de Agustí Villaronga (Pa negre), un drama que adapta la novela de Joan Sales en la que un joven oficial republicano es destinado a un puesto temporalmente inactivo en el Frente de Aragón en 1937. Allí se enamora de una enigmática viuda que le convence para falsificar un documento que convierte a la mujer en señora de la comarca. La situación se complica cuando un amigo del oficial descubre el delito y, a cambio de no delatarle, le exige que aleje a su mujer y su hijo de los bombardeos de Barcelona. El reparto está encabezado por Terele Pávez (La puerta abierta), Oriol Pla (Truman), Juan Diego (Todo es silencio), Marcel Borràs (Ahora o nunca), Fernando Esteso (Cuatro mujeres y un lío) y Luisa Gavasa (La novia).

Francia y Bélgica se encuentran detrás de Crudo, thriller de terror que arranca cuando una joven vegetariana logra entrar en la facultad de veterinaria. Será allí donde sus gustos no serán entendidos por sus compañeros, que logran obligarla a comer carne casi a diario. Pero lo que comienza como una especie de tortura despierta en la joven un ansia por comer carne que termina llevándola a consumir todo tipo de carne cruda a cualquier hora del día. Unas ansias que deberá calmar por el bien de todos sus compañeros. Julia Ducournau debuta en el largometraje cinematográfico con esta cinta interpretada por Laurent Lucas (Floride), Bouli Lanners (De óxido y hueso), Rabah Nait Oufella (Atracadores), Ella Rumpf (Chrieg) y Garance Marillier, entre otros.

Francia también colabora, aunque en esta ocasión con Italia, en Locas de alegría, comedia dramática dirigida por Paolo Virzì (El capital humano), quien también colabora en el guión de esta historia centrada en dos mujeres muy diferentes. Por un lado, una condesa charlatana y adinerada que está convencida de encontrarse entre los círculos políticos más importantes. Por otro, una joven introvertida y tatuada envuelta en su propio halo de misterio. Lo que ambas comparten es que son pacientes de una delirante institución psiquiátrica. Valeria Bruni Tedeschi (Mi familia italiana), Micaela Ramazzotti (El nombre del bambino), Valentina Carnelutti (Arianna) y Elena Lietti (Il rosso e il blu) encabezan el reparto.

El último de los estrenos de ficción es El balcón de las mujeres, comedia dramática israelí que arranca cuando el balcón de las mujeres de una sinagoga se derrumba, dejando en coma a la mujer del rabino. El incidente provoca una crisis en la comunidad que se verá agravada con la llegada de un joven y carismático rabino que, aunque aparenta ser el salvador, oculta una realidad conservadora y misógina. Dirigida por Emil Ben-Shimon, que debuta de este modo en el largometraje cinematográfico, la cinta está protagonizada por Evelin Hagoel (My lovely sister), Sharon Elimelech (Shoshelet Schwartz), Itzik Cohen (A matter of size) y Yafit Asulin (Hadereh lean).

Terminamos el repaso de esta semana con Safari, documental austríaco dirigido por Ulrich Seidl (En el sótano) que vuelve a poner el foco en los bajos instintos de la sociedad. La cinta recoge el modo en que pasan sus vacaciones muchos turistas alemanes y austríacos, y que no es otro que disparando y matando animales en África solo por el hecho de que pueden hacerlo, posando posteriormente junto a los animales muertos.

El nuevo ‘Poltergeist’ llega para dar ‘Caza al asesino’


estrenos 22mayo2015Siguiendo con la fórmula que parece haberse impuesto durante este mes de mayo en la cartelera, los estrenos de hoy viernes, 22 de mayo, ofrecen al espectador una notable variedad de géneros, pero ninguno de ellos está llamado a convertirse en un blockbuster, al menos a primera vista. Eso no quita, ni mucho menos, que existan suficientes atractivos para decantarse por alguna de las numerosas opciones, sobre todo entre las que proceden de Estados Unidos, que esta semana son mayoría. Terror, comedia, thriller, musical, drama, … En la variedad está el gusto.

Pero dado que hay que comenzar por algún sitio, esta semana lo haremos por Poltergeist, remake del clásico de terror de 1982 dirigido por Tobe Hooper (La matanza de Texas). La historia, para aquellos que todavía no la conozcan, narra la vida de una familia que se muda a una nueva casa en la que empiezan a suceder fenómenos extraños. Cuando la actividad paranormal se intensifica descubren que el lugar está habitado por una serie de fantasmas. Los acontecimientos se precipitarán cuando la hija pequeña sea secuestrada, lo que obligará a la familia a recurrir a todo tipo de expertos. Gil Kenan (Monster House) es el encargado de ponerse tras las cámaras, mientras que el reparto de esta nueva versión está encabezado por Sam Rockwell (Siete psicópatas), Rosemarie DeWitt (Matar al mensajero), Jared Harris (Pompeya), Kennedi Clements (serie Rogue) y Kyle Catlett (serie The following).

Muy distinta es Caza al asesino, thriller de acción dirigido por Pierre Morel (Venganza) que adapta una novela de Jean-Patrick Manchette en la que un asesino de élite que es traicionado por su equipo decide vengarse a toda costa, lo que le llevará de una punta a otra del planeta. Si bien la trama puede resultar familiar, lo más atractivo del film reside en su reparto, en el que destacan Sean Penn (Gangster Squad), Javier Bardem (Skyfall), Idris Elba (Thor: El mundo oscuro) y Ray Winstone (Noé).

La comedia tiene uno de sus principales representantes en Dando la nota: Aún más alto, secuela de la cinta musical de 2012 que vuelve a contar con sus principales actrices y que, en esta ocasión, está dirigida por la actriz Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre: Sinsajo 1), quien de este modo debuta tras las cámaras en un largometraje completo. La trama se sitúa a las protagonistas tres años después de los acontecimientos de la primera parte tratando de lograr el título mundial de grupos. Sin embargo, un embarazoso accidente pone en riesgo no solo la competición, sino su permanencia en la Universidad. Para poder superarlo todo deberán afrontar el mayor reto de sus cortas carreras. Anna Kendrick (Into the woods), Rebel Wilson (Dolor y dinero), Brittany Snow (Syrup), Alexis Knapp (Project X), Hailee Steinfeld (Begin Again), Adam DeVine (serie Workaholics) y la propia Banks repiten en sus respectivos papeles, a los que se suman Katey Sagal (serie Hijos de la Anarquía) y Birgitte Hjort Sørensen (serie Borgen).

Y también cómica, aunque muy distinta, es Con la magia en los zapatos, nuevo vehículo para explotar los recursos de Adam Sandler (Niños grandes 2) que dirige para la ocasión Thomas McCarthy (Win win). Enmarcada en la ciencia ficción, la trama se centra en un reparador de zapatos cuya vida transcurre sin sobresaltos, pero al que el negocio familiar le resulta monótono. Su situación cambia cuando descubre un antiguo artefacto que le permite vivir la vida a través de los ojos de sus clientes, lo que le dará una nueva perspectiva de lo que tiene y del mundo que le rodea. El reparto sea completa con Dan Stevens (El quinto poder), Dustin Hofman (#Chef), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Ellen Barkin (Another happy day) y el rapero Method Man (El canguro).

Uno de los representantes del drama de esta semana es Lo mejor para ella, producción del 2014 escrita y dirigida por Mike Binder (Más allá del odio) que gira en torno a un hombre cuya mujer acaba de fallecer y que debe hacerse cargo de la educación y el cuidado de su nieta. Su situación se agrava cuando la abuela materna decide pedir la custodia de la pequeña, lo que generará un conflicto legal que sacará a la luz viejos problemas familiares. Kevin Costner (3 días para matar), Octavia Spencer (Snowpiercer), Jillian Estell (So this is Christmas), Bill Burr (Castores zombies), Anthony Mackie (Runner Runner) y André Holland (serie The Knick) son los principales protagonistas.

Estados Unidos y Francia están detrás de Lazos de sangre, drama del 2013 con dosis de thriller ambientado en el mundo del crimen y basado en la novela de Bruno y Michel Papet. Dirigida por Guillaume Canet (Pequeñas mentiras sin importancia), la trama se centra en la relación de dos hermanos cuyas vidas han discurrido por caminos muy distintos. Uno acaba de salir de la cárcel tras varios años encerrado por un asesinato; el otro es policía. A pesar de los intentos de este último por reconducir la vida de su hermano, aquel pronto vuelve a verse envuelto en el mundo del crimen, lo que arrastrará a ambos hermanos a una espiral de la que no podrán escapar. Uno de los mayores atractivos del film es su reparto, en el que encontramos nombres como los de Clive Owen (Intruders), Billy Crudup (Come Reza Ama), James Caan (Misery), Mila Kunis (Ted), Zoe Saldana (El ladrón de palabras), Marion Cotillard (El sueño de Ellis), Lili Taylor (Expediente Warren: The Conjuring), Noah Emmerich (serie The americans) y Matthias Schoenaerts (De óxido y hueso).

Y sin duda la producción más internacional es Corn Island, que cuenta con capital francés, alemán, checo, húngaro, georgiano y kazako. La historia comienza cuando un anciano granjero se asienta en una de las islas que cada año crea el río Enguri en la frontera entre Georgia y la República de Abjasia, dos países cuyas tensiones no han disminuido desde la guerra de principios de los años 90. Acompañado de su nieta adolescente, el hombre empezará a cultivar maíz al tiempo que ve cómo la pequeña florece. George Ovashvili (Gagma napiri) dirige la propuesta, mientras que Tamer Levent (Sueño de invierno), Irakli Samushia, Mariam Buturishvili e Ilyas Salman (Lal Gece) dan vida a los roles principales.

Desde Australia nos llega 52 martes, drama familiar del 2013 que supone el debut en el largometraje de ficción de Sophie Hyde, directora del documental Life in movement (2013). Su argumento gira en torno al cambio de sexo que afronta una mujer, madre de una adolescente de 16 años. Mientras dura el proceso, la mujer le pide a la joven que solo se vean los martes. La cinta, rodada a lo largo de un año, se convierte así en un relato sobre la identidad, el deseo o la sexualidad. El reparto está encabezado por Tilda Cobham-Hervey (One eyed girl), Del Herbert-Jane, Mario Späte, Beau Travis Williams e Imogen Archer.

Terminamos el repaso con la cinta de animación europea ¡Ups! ¿Dónde está Noé?, coproducida entre Alemania, Bélgica, Luxemburgo e Irlanda. Como su propio título indica, la historia se ambienta en el arca de Noé en pleno Diluvio Universal. En concreto, la trama se centra en dos niños que acaban cayéndose de la nave y que se verán obligados a sobrevivir y a buscar el camino hacia el monte mientras sus padres tratan de desviar el curso del arca para rescatarles. Toby Genkel (Das doppelte Lottchen) y Sean McCormack dirigen la propuesta.

Depp se viste de ‘Mortdecai’ para arruinar los ‘Felices 140’ de Verdú


Estrenos 10abril2015Uno podría pensar que la mayoría de los estrenos en abril llegarían con la Semana Santa y ese largo periodo vacacional que se ha producido en España. Pero no, ha sido el fin de semana siguiente, este que nos ocupa y que comienza hoy viernes, 10 de abril, el que acapara muchas novedades, hasta 13 películas. Y aunque muchas de ellas no tienen la intención de convertirse en grandes éxitos de taquilla, sí ofrecen al espectador una amplia variedad donde elegir. Por supuesto, hay excepciones que confirman la regla.

Una de esas excepciones es Mortdecai, comedia protagonizada por Johnny Depp (Transcendence) en la que da vida a un marchante de arte en bancarrota al que se le encarga la misión de recuperar un cuadro robado. Sin embargo, el hombre está más interesado en la leyenda que habla de un código bancario que oculta el oro de los nazis que en la propia salvaguarda de la pintura. Humor, acción y aventura se dan cita en esta adaptación de la novela de Kyril Bonfiglioli que adapta a la gran pantalla David Koepp, guionista de Spider-Man (2002) o Parque Jurásico (1993) que aquí se pone tras las cámaras, como ya hizo en El último escalón (1999). El reparto se completa con Gwyneth Paltrow (Iron Man 3), Paul Bettany (El sicario de Dios), Olivia Munn (serie The Newsroom), Ewan McGregor (Agosto), Jeff Goldblum (El gran hotel Budapest) y Ulrich Thomsen (serie Banshee).

Muy distinto es el drama La dama de oro, film que narra la historia real de Maria Altmann y el abogado Randol Schoenberg, quien ayudó a la primera en un viaje por media Europa para recuperar las pertenencias que los nazis le robaron sesenta años atrás, cuando se vio obligada a huir de Viena por ser judía. El proceso no solo les llevará a luchar contra el gobierno austríaco, sino que desvelará secretos del pasado que ella quería olvidar. Dirigida por Simon Curtis (Mi semana con Marilyn), la película está protagonizada por Helen Mirren (Un viaje de diez metros), Ryan Reynolds (El invitado), Daniel Brühl (El quinto poder), Katie Holmes (serie Los Kennedy), Max Irons (La huésped), Tatiana Maslany (Todos los días de mi vida), Charles Dance (serie Juego de tronos), Jonathan Pryce (Hysteria) y Tom Schilling (serie Hijos del Tercer Reich).

El último de los estrenos norteamericanos es The guest, thriller de acción con buenas dosis de misterio que arranca cuando un soldado que regresa de un combate se presenta ante la familia de uno de sus compañeros fallecidos en una de las misiones. Sin un sitio al que ir, la familia le acoge temporalmente, pero cuando una serie de misteriosas muertes empiezan a sucederse alrededor del joven soldado su pasado empezará a desvelarse. Adam Wingard (Tú eres el siguiente) dirige la propuesta, mientras que Dan Stevens (serie Downton Abbey), Maika Monroe (Una vida en tres días), Leland Orser (Morning), Sheila Kelley (Lazos de sangre), Brendan Meyer (Leap 4 your life) y Lance Reddick (serie Fringe) protagonizan el film.

Entre los estrenos españoles destaca Felices 140, nuevo film de Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés) que, en clave dramática, narra cómo una reunión de amigos y familiares termina convirtiéndose en un cúmulo de argucias, traiciones y recelos. Todo porque la protagonista anuncia que es la afortunada a la que le ha tocado un bote de Euromillones de 140 millones de euros. Lo que inicialmente es felicidad compartida pronto deja paso a las verdaderas intenciones de todos los presentes. Una interesante trama que está interpretada por un reparto muy atractivo en el que se dan cita Maribel Verdú (De tu ventana a la mía), Antonio de la Torre (La isla mínima), Eduard Fernández (El niño), Nora Navas (Tres mentiras), Marian Álvarez (La herida), Alex O’Doherty (serie Doctor Mateo) y Ginés García Millán (Amor en su punto).

También española es La matanza (Txarriboda), thriller que gira en torno a un joven empresario que prepara un intrincado plan para acabar con su esposa al ver que su fortuna peligra por problemas conyugales. El problema es que antes deberá deshacerse de una policía especializada en serial killers con especial obsesión por los asesinos de mujeres. Javier Rebollo y Alvar Gordejuela (La buena hija) escriben y dirigen el film, en cuyo reparto encontramos a Aitziber Garmendia (Ocho apellidos vascos), Mikel Losada (Tres mentiras), Patxo Tellería (Bi anti) e Itziar Atienza (Bypass), además del propio Gordejuela.

Otro de los nombres importantes de la semana es el de Jean-Jacques Annaud (Enemigo a las puertas), que regresa con El último lobo, drama basado en la novela de Jiang Rong que gira en torno a la relación de un joven chino y un lobezno a comienzos de la década de 1970. El chico, enviado a la estepa mongola para educar a los pueblos nómadas, descubrirá una relación casi mística entre estas gentes y el lobo, el gran depredador de la región. Para comprenderla decide capturar a una cría y establecer con ella un vínculo que se verá amenazado cuando un representante de la autoridad decida exterminar a todos los lobos de la región. Producida entre Francia y China, la cinta está protagonizada por Jiang Rong, Shaofeng Feng (Threads of time), Shawn Dou (Cheng shi you xi), Ankhnyam Ragchaa y Yin Zhusheng (Du zhan).

Y Francia, en este caso junto a Italia, también está presente en la producción de El capital humano, cuya acción arranca cuando un ciclista es atropellado de noche por un lujoso todoterreno. El accidente cambiará el destino de las dos familias involucradas: la de un millonario especulador de finanzas y la de un ambicioso agente inmobiliario al borde de la quiebra. Un drama de 2013 que adapta la novela de Stephen Amidon y que dirige Paolo Virzì (La prima cosa bella). Entre los intérpretes destacan Fabrizio Bentivoglio (Happy family), Matilde Gioli, Valeria Bruni Tedeschi (Un castillo en Italia), Guglielmo Pinelli y Fabrizio Gifuni (La mejor juventud).

Desde Ucrania nos llega The tribe, drama de 2014 que supone el debut en el largometraje de Miroslav Slaboshpitsky como guionista y director. La trama arranca cuando un joven sordo llega a un internado. Para poder sobrevivir e integrarse entra a formar parte de una cruel y rígida organización. Pero su mundo cambiará cuando desafíe las reglas al estar enamorado de una de las concubina de esta tribu urbana. Grigoriy Fesenko, Yana Novikova, Rosa Babiy y Alexander Dsiadevich conforman el debutante reparto principal.

Y con algo más de retraso se estreno Qué difícil es ser un dios, cinta de acción y ciencia ficción rusa de 2013 que narra el viaje que realizan un grupo de científicos a un planeta en el que impera un régimen tiránico y autoritario en una época que parece anclada en la Edad Media. Aunque el grupo tiene órdenes de no intervenir en los acontecimientos, uno de ellos desencadenará una guerra para tratar de salvar a algunos hombres del fatídico fin al que están destinados por ser intelectuales, artistas o críticos. Basada en la novela de Arkadiy Strugatskiy, la película está dirigida por Aleksey German (Control en los caminos), director que no se ponía tras las cámaras desde 1998, y en su reparto encontramos a Leonid Yarmolnik (Svyaz), Aleksandr Chutko (Mest shuta), Yuriy Tsurilo (Pop) y Evgeniy Gerchakov (Lyubov zla).

Pasamos ahora a dos películas japonesas. La primera es La casa del tejado rojo, adaptación de la novela de Kyôko Nakajima dirigida por Yôji Yamada (Una familia de Tokio) cuya trama comienza en 1936 para desarrollarse hasta nuestros días. La protagonista es una anciana que rememora en un cuaderno los días de su juventud en que entró a trabajar en la casa que da título al film y en la que vive una familia a la que adora. La llegada de un atractivo joven llevará a la dueña de la casa a iniciar un romance adúltero del que la protagonista es cómplice. Décadas después, tras la muerte de la criada, el sobrino de ésta encuentra un sobre cerrado que parece guardar un secreto que la anciana ha guardado durante todos estos años, algo que empujará al joven a buscar la verdad de lo ocurrido en aquella casa. Un intenso drama que está protagonizado por Takako Matsu (Confessions), Haru Kuroki (Fune wo amu), Hidetaka Yoshioka (Buda: El gran viaje), Satoshi Tsumabuki (Ai to matoko) y Chievo Baishô (The hidden blade).

La otra es Aguas tranquilas, drama escrito y dirigido por Naomi Kawase (El bosque de luto) que comienza cuando un joven encuentra un cuerpo flotando en la orilla de una isla en la que sus habitantes viven en armonía con todo lo que les rodea. Con la ayuda de una amiga comenzará a investigar un misterio que le llevará a descubrir los ciclos de la vida, la muerte o el amor. El reparto está encabezado por Nijirô Murakami, Jun Yoshinaga (Wasao), Makiko Watanabe (Chihi o tori ni) e Hideo Sakaki (La maldición).

El único representante del cine de animación es El séptimo enanito, fantasía en clave de aventura y comedia que combina las historias de varios cuentos de hada para narra cómo los siete enanito deben viajar al futuro para poder deshacer el hechizo de la Bella Durmiente que por accidente ha provocado uno de ellos. Dirigida a cuatro manos por Boris Aljinovic y Harald Siepermann, ambos debutantes en la dirección, la cinta cuenta con las voces en su versión original de Joshua Graham (Stok Stalk Stock), Matt Gilbert (Unavailable), Al Parrish, Geoff May y Joe Marth.

Y cerramos el repaso con Mucho más que miel, documental producido en 2012 a tres bandas entre Suiza, Alemania y Austria que, como se desprende del título, aborda el mundo de la apicultura y las abejas. Pero no lo hace como vehículo para conocer la naturaleza de estos insectos, sino como un relato en el que se analiza la estructura de esta especie, el trabajo de los apicultores y la importancia capital que tienen estos productores de miel para la supervivencia del ser humano como especie. La cinta está dirigida por Markus Imhoof (Der Berg), quien también colabora en el guión.

‘Caminando entre las tumbas’: thriller moderno de espíritu clásico


Liam Neeson deberá encarar la locura en 'Caminando entre las tumbas'.Es interesante comprobar cómo algunos actores han entrado en su madurez personal y profesional con una apuesta decidida por un tipo de personajes muy concreto. Si hace unas semanas era Denzel Washington el que reafirmaba su imagen de justiciero con The equalizer (El protector), ahora le toca el turno a Liam Neeson (Venganza) con sus agentes de la ley rudos, con un punto violento y capaces de saltarse las normas si la situación lo requiere. En esta ocasión, sin embargo, lo hace con un personaje y un tratamiento algo diferente, motivado por la base literaria de la historia y por la alternativa del director de recurrir, en cierto modo, a los clásicos detectives del cine negro.

Y digo “en cierto modo” porque, aunque Caminando entre las tumbas desprende el aroma de las historias de Sam Spade y compañía (a los que, no por casualidad, se hace referencia), su estructura narrativa es algo diferente, ofreciendo una visión algo distinta del clásico thriller. Esto tiene tantos puntos positivos como negativos. Lo mejor es que Scott Frank (The lookout) mantiene en todo momento un equilibrio entre la tensión de la infructuosa búsqueda de la persona desaparecida y la locura de los secuestradores/asesinos, lo que dota al conjunto de un cierto aire malsano que potencia, además, la imagen decadente y atormentada del personaje de Neeson. Un equilibrio que encuentra su máxima expresión, como no podía ser de otro modo, en su clímax dividido en dos partes bien diferenciadas: el cementerio y el sótano de la casa en la que los acontecimientos se precipitan en uno de los mejores momentos del film.

Sin embargo, todo ello resta suspense e intriga a la investigación que lleva a cabo este ex policía reconvertido en investigador privado sin licencia. El hecho de que se conozca a los criminales casi desde el primer momento impide al espectador establecer un juego de suspicacia que tan bien funciona en el cine negro. Ese componente, esa ignorancia, completaría un puzzle que sin ello se antoja demasiado sencillo, limitando sus posibilidades al desenlace previsible del secuestro. No hay nada en la película, por tanto, que pueda crear sorpresa, salvo tal vez algún detalle explicativo de las motivaciones, convirtiendo el desarrollo dramático en un simple y somero drama con dosis de violencia y tensión cuyo mayor interés reside en ver cómo el protagonista se enfrenta a sus demonios mientras trata de poner en orden una vida marcada por la tragedia, todo ello localizado en un chico al que convierte en una especie de ayudante.

Se puede decir que Caminando entre las tumbas es un thriller moderno con espíritu clásico. La estética de su puesta en escena, el planteamiento de su trama y el carácter del protagonista evocan los mejores momentos de los detectives más representativos de la novela negra, pero su desarrollo posterior es muy distinto. Desde el momento en que el director opta por mostrar a los antagonistas la cinta pierde buena parte de su misterio, limitando su interés al desarrollo de unos acontecimientos que, en mayor o menor medida, se pueden conocer de antemano. Un entretenimiento correcto que en ningún momento busca despertar la curiosidad del espectador, sino simplemente mostrarle el camino de redención de un hombre definido por sus errores.

Nota: 6/10

‘Serena’ y Liam Neeson se enfrentan a los zombis de ‘[REC]4’


Estrenos 31octubre2014Llegamos al último viernes de estreno de octubre… y al primer fin de semana de noviembre de la taquilla. Un fin de semana marcado por el miedo y las festividades de Halloween en Estados Unidos (y gracias a su silenciosa conquista, en medio mundo) y de Todos los Santos en España. Unos días, en definitiva, en los que las películas de terror se antojan apropiadas. Y si bien es cierto que alguna que otra novedad se enmarca dentro de esta categoría, hay que aclarar que la mayor parte de los estrenos de hoy, viernes 31 de octubre, poseen un corte más dramático. Eso sí, el cine español vuelve a situarse entre lo más potente, lo que permite pensar en un nuevo número uno nacional en taquilla.

Pero antes de hablar de esto nos detenemos en el film más interesante del fin de semana, sobre todo porque tiene muchas papeletas de acudir a los Oscar. Se trata de Serena, drama ambientado en la Gran Depresión norteamericana que vuelve a reunir frente a las cámaras a Jennifer Lawrence y Bradley Cooper, ambos protagonistas de El lado bueno de las cosas (2012) y La gran estafa americana (2013). La historia se centra en un joven matrimonio que viaja a las montañas de Carolina del Norte para establecer un imperio maderero. Tanto los trabajadores como los socios pronto comprueban que, a pesar de estar embarazada, la mujer ejerce un papel similar al de su marido, siendo ella muchas veces la que debe tomar las riendas de la empresa. Sin embargo, un inesperado aborto precipita los acontecimientos de la pareja, y por extensión de la empresa, acosada por el Gobierno para que venda los terrenos. Dirigida por Susanne Bier (Amor es todo lo que neccesitas), el reparto principal de la película se completa con Toby Jones (Luces rojas), Rhys Ifans (serie Elementary) y Sean Harris (Prometheus).

Aunque posiblemente la cinta más esperada por los seguidores sea [REC]4: Apocalipsis, nueva entrega de la saga española de zombis que, en esta ocasión, transcurre en un barco. La historia arranca más o menos cuando termina la segunda parte, es decir, cuando la protagonista es sacada del edificio en cuarentena después de ser la única superviviente. De allí es llevada directamente a un viejo petrolero en medio del mar acondicionado como una especie de laboratorio/hospital para tratar este tipo de cuarentenas. Lo que nadie sabe es que la joven reportera lleva en su interior la extraña infección, que no tardará en desatar un auténtico infierno en el barco. Dirigida en solitario por Jaume Balagueró (Mientras duermes), la cinta vuelve a contar con Manuela Velasco (El club de los suicidas), a la que se suman en esta ocasión Paco Manzanedo (Omnívoros), Héctor Colomé (La gran familia española), Ismael Fritschi (Al final todos mueren), Críspulo Cabezas (serie Amar es para siempre), Paco Obregón (La herida) y Mariano Venancio (Lope).

Volviendo a las novedades norteamericanas, otro título destacado es Caminando entre las tumbas, nuevo thriller para Liam Neeson (Non-stop) escrito y dirigido en esta ocasión por Scott Frank (The lookout) según la novela homónima de Lawrence Block que, a su vez, pertenece a una conocida serie de novela negra. La trama sigue a un ex detective alcohólico en fase de recuperación cuyo pasado le persigue y le atormenta. Su vida cambiará cuando un importante narcotraficante le contrate para que encuentre y detenga a los responsables de una serie de secuestros y asesinatos que tienen como objetivo a los integrantes de diversos cárteles. Su nuevo papel de detective privado le otorgará la posibilidad de ver cosas y acceder a información que la policía no puede conseguir, pero también le situará en una difícil posición en la que cualquier decisión puede convertirle en el tipo de monstruo que está persiguiendo. Acción e intriga son los ingredientes principales de un film que cuenta, además, con Dan Stevens (El quinto poder), David Harbour (The equalizer), Sebastian Roché (Happy tears) y Mark Consuelos (Cásate conmigo).

También de Estados Unidos procede Los Boxtrolls, adaptación en clave animada de la novela de Alan Snow en la que un joven de una ciudad victoriana cuyo máximo logro es producir queso descubre que bajo sus pies viven unos estrafalarios seres que portan cajas de cartón como una tortuga lleva su caparazón. Junto a ellos aprenderá que no todo es lo que parece, y vivirá la mayor de sus aventuras. Dirigida por Graham Annable y Anthony Stacchi (Colegas en el bosque), en su versión original cuenta con las voces de Ben Kingsley (El médico), Jared Harris (Pompeya), Nick Frost (Bienvenidos al fin del mundo), Elle Fanning (Maléfica), Toni Colecte (serie Rehenes) y Simon Pegg (Star Trek: En la oscuridad), entre otros.

El último de los estrenos procedentes de Hollywood es Blue ruin, thriller del 2013 escrito y dirigido por Jeremy Saulnier (Murder party) que sigue las desventuras de un joven cuya vida se limita a su Pontiac azul y a recoger botellas en la playa. Sus días pasan sin sobresaltos hasta que recibe una noticia que modifica su rutina para siempre, emprendiendo un viaje a la casa donde se crió para llevar a cabo una extraña venganza. En el reparto encontramos a Macon Blair (Gretchen), Devin Ratray (Nebraska), Amy Hargreaves (serie Homeland), Kevin Kolack (Dumping up and down) y Eve Plumb (Manfast).

Tras el pequeño inciso anterior para hablar de la nueva entrega de [REC] es hora de volver a repasar el cine español que llega, y lo hacemos con Loreak, drama que sigue la vida de tres mujeres y cómo esta cambia para siempre cuando empiezan a recibir, día tras día y a la misma hora, un ramo de flores anónimo. Una de ellas lo recibe en su casa, mientras que las otras dos lo encuentran depositado en memoria de alguien que fue muy importante para ellas. Los sentimientos que afloran con este sencillo acto hará que las protagonistas modifiquen su forma de entender el mundo. Dirigida a cuatro manos por Jon Garaño y Jose Mari Goenaga, ambos directores de 80 egunean (2010), la película cuenta en su reparto con Tagore Aranburu (La herida), Itziar Aizpuru (El gran Vázquez), Itziar Ituño (Izarren aria), Ane Gabarain (800 balas) y Josean Bengoetxea (Lo mejor de Eva).

La otra propuesta española es 321 días en Michigan, ópera prima de Enrique García cuya trama se centra en un joven ejecutivo que está a punto de ir a la cárcel por delito financiero. Dispuesto a que esa mancha no aparezca en su currículum, convence a todo el mundo de que va a hacer un curso en Michigan. Sin embargo, ocultar los 321 días que pasará en la cárcel no será tan sencillo una vez que entre en prisión. Este drama está protagonizado por Salvador Reina (La isla mínima), David García-Intriago (Cuarta sesión), Virginia Muñoz (serie Palomitas), Hector Medina, Chico García (El niño) y Virginia de Morata.

En cuanto al resto de estrenos europeos, destaca sobremanera la inglesa Filth, comedia dramática del 2013 ambientada en el mundo del crimen que adapta la novela de Irvine Welsh, autor de la novela en la que se basó Trainspotting (1996). La historia gira en torno a un policía que investiga un caso de asesinato cuya repercusión puede darle el ascenso que tanto ansía. Por supuesto, en el transcurso del mismo encontrará numerosos problemas a los que enfrentarse, entre ellos sus propias adicciones y su particular forma de ver el mundo, que jugarán en su contra siempre que puedan. Escrita y dirigida por Jon S. Baird (Cass), la cinta tiene un interesante reparto encabezado por James McAvoy (X-Men: Días del futuro pasado), Jamie Bell (Snowpiercer), Imogen Poots (Mejor otro día), Jim Broadbent (La dama de hierro), Eddie Marsan (serie Ray Donovan), Shirley Henderson (La mirada del amor) y Kate Dickie (serie Juego de tronos).

También se estrena la alemana Las aventuras del pequeño fantasma, aventura fantástica para toda la familia producida en 2013 que arranca cuando un pequeño fantasma que vive aburrido en su castillo se encuentra con un grupo de chicos que realizan una escapada nocturna a su morada. Ansioso por tener compañía y poder ver mundo, a la mañana siguiente se despierta perdido en medio de la ciudad. Ennegrecido por el sol, su imagen no solo provoca rechazo entre la gente con la que se cruza, sino que incita a todo el mundo a perseguirle para acabar con él. Será entonces cuando pida ayuda a sus nuevos amigos para poder regresar a su hogar. Basada en el libro de Otfried Preuβler, la película tiene  a Alain Gsponer (Lila, Lila) tras las cámaras, mientras que los personajes de carne y hueso están interpretados por Nico Hartung, Emily Kusche, Jonas Holdenrieder (Omamamia), Uwe Ochsenknecht (Honor de caballero) y Sandra Borgmann (Schilf).

Pasamos ahora al género documental, cuyo máximo representante esta semana es En tierra extraña, escrito y dirigido por Icíar Bollaín (Te doy mis ojos). El relato sigue la vida en el extranjero de Gloria, española que ha tenido que marcharse por culpa de la crisis. Maestra de profesión, vive en Edimburgo y trabaja como dependienta. Su frustración hace que forme un colectivo cuya última iniciativa trata de dar voz a toda la gente que, como ella, se ha visto obligada a emigrar. La película cuenta con la colaboración del actor Alberto San Juan (Mientras duermes).

Por último, La sal de la Tierra es una coproducción entre Brasil, Francia e Italia que sigue los últimos viajes realizados por el fotógrafo Sebastiaõ Salgado, cuya cámara ha estado presente en buena parte de los hitos históricos de la Humanidad de los últimos años. El proyecto que recoge el film se centra en descubrir los parajes vírgenes que todavía quedan en el planeta, retratando así flora y fauna salvaje que formarán parte de un proyecto fotográfico a modo de homenaje a la belleza de la Tierra. La cinta está dirigida por Wim Wenders (Buena Vista Social Club) en colaboración con el hijo del fotógrafo, Juliano Ribeiro Salgado (Paris la métisse).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: