‘1917’: el viaje contrarreloj de un clásico moderno


Hay películas que parecen llamadas a convertirse en referentes o en clásicos casi al instante. Sam Mendes (American Beauty) es uno de los pocos directores que pueden presumir de lograr esa categoría con muchas de sus historias, incluyendo aquel primer drama de 1999. Su última película, independientemente de los premios que obtenga, es un ejercicio fílmico extraordinario, apasionante, capaz de sumergir al espectador en el horror de la guerra como pocos relatos logran. Y todo ello con la complejidad formal del plano secuencia, en este caso ligeramente falseado por motivos obvios.

Aquellos que alguna vez se hayan enfrentado a un rodaje de este tipo comprenderán todo lo que conlleva. Estudio de los movimientos de cámara, de todos los personajes, del decorado, la dinámica de los movimientos dentro y fuera de plano, etc. Pero en el caso de 1917 existe un componente adicional, y es el contexto bélico en el que se desarrolla. Muchos de los momentos exigen de una preparación aún mayor, no solo para dotar de realismo al conjunto, sino para no provocar accidentes y por las evidentes necesidades de una única toma. Todo esto, dicho de una forma menos técnica, implica un trabajo cinematográfico extraordinario que perfectamente podría haber derivado en una película tediosa, sin ritmo, carente de interés por el devenir de los personajes. Por el contrario, Mendes sumerge al espectador en la acción casi sin darle tiempo de saber dónde se encuentra en un ejercicio de composición visual, sonora y narrativa sencillamente perfecto.

Pero la película ofrece algo más que un espectáculo visual. El relato de la odisea que viven los dos protagonistas está estructurado de forma milimétrica para plantear constantes giros argumentales en los que la vida y la muerte se mezclan para reflejar el horror de una guerra en la que la lucha cuerpo a cuerpo y la constante huída hacia adelante eran el día a día. En este sentido, es cierto que los actores, muchos de ellos muy conocidos, se diluyen en el absorbente marcho que crea Mendes, pero no por ello su labor es menos importante, pues todos ellos logran generar tanto la urgencia del punto de partida como el intenso clímax en el comienzo de una batalla. Así, fondo y forma se dan la mano en una película que el director maneja con mano firme, en la que nada está dejado al azar aunque pueda parecer lo contrario, y en la que la angustia acompaña al espectador, que también es capaz de vivir el descanso final con el que cierra el film.

Así, 1917 se convierte en una obra extraordinaria, diferente, compleja en la forma y en el tratamiento de un fondo, por otro lado, bastante sencillo. Es cierto que la premisa inicial y la motivación que sustenta toda la historia es simple y directa, pero esto permite construir todo un mundo de horrores a cada cual más impactante. La I Guerra Mundial nunca se había vivido de forma tan cercana, y posiblemente en una película nunca habían ocurrido tantas situaciones como las que narra Mendes. Es lo que ofrece el plano secuencia. La imposibilidad de cortar para cambiar a otra secuencia obliga a completar los evidentes momentos narrativos más pausados con movimiento. Y eso, a su vez, minimiza esas pausas para acentuar la sensación de tensión constante, de peligro inminente que se cierne sobre los protagonistas y los espectadores. Una película imprescindible que si no se ha convertido ya en un clásico, lo hará dentro de poco.

Nota: 10/10

Y once años después llega el final del viaje de ‘Vengadores’


Ha pasado más de una década desde aquel Iron Man que supuso el pistoletazo de salida para el Universo Cinematográfico Marvel. Y este viernes 26 de abril es la fecha elegida para la conclusión de ese viaje por el que han pasado multitud de superhéroes. Aunque no es el único estreno, más bien al contrario. Más de una decena de títulos completan la oferta que llega a las salas de toda España.

Pero comencemos por Vengadores: Endgame, continuación de Vengadores: Infinity war que adelanta su estreno al jueves y que vuelve a estar dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo (Capitán América: Civil War). Su historia aborda la decisión que toman los Vengadores que han sobrevivido a la decisión de Thanos de acabar con la mitad de la población del Universo. Los supervivientes deberán hacer acopio de todas sus fuerzas y su determinación para enfrentarse una última vez a un enemigo aparentemente invencible. Aventura, acción y unos colosales efectos especiales es lo que plantea esta conclusión a 22 películas en estos años, y en la que estarán presentes todos los superhéroes de la Casa de las Ideas que ya han pasado por la gran pantalla. Así, el reparto está encabezado por Robert Downey Jr. (El juez), Chris Evans (Un don excepcional), Chris Hemsworth (Malos tiempos en El Royale), Mark Ruffalo (Spotlight), Chadwick Boseman (Dioses de Egipto), Don Cheadle (serie House of lies), Brie Larson (La habitación), Scarlett Johansson (Una noche fuera de control), Paul Rudd (Mute), Dave Bautista (Hotel Artemis), Tom Holland (Z, la ciudad perdida), Evangeline Lilly (Acero puro), Josh Brolin (Deadpool 2), Jeremy Renner (La llegada) y Sebastian Stan (La suerte de los Logan).

También estadounidense es el western Sin piedad, segunda película como director del actor Vincent D’Onofrio (serie Daredevil), quien también se reserva un papel en este drama biográfico en torno a las legendarias figuras de Pat Garrett y Billy el Niño. La trama arranca cuando un joven se ve obligado a atravesar el suroeste de Estados Unidos para salvar a su hermana de su despiadado tío. Por el camino se cruza con el sheriff y el famoso forajido, envueltos en un juego del gato y el ratón en el que el joven deberá elegir bando y demostrar a su familia qué tipo de hombre es. Entre los principales actores destacan el debutante Jake Schur, Ethan Hawke (Los siete magníficos), Dane DeHaan (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Leila George (Mortal engines), Chris Pratt (quien también está presente en Vengadores: Endgame) y Adam Baldwin (serie The last ship).

Estados Unidos y Chile colaboran en Gloria Bell, comedia dramática con toques de romance de 2018 que reinterpreta Gloria, la película chilena de 2013. La cinta sigue la vida de una mujer divorciada de espíritu libre cuyos días pasan en una oficina y sus noches en una pista de baile. Una noche conoce a un hombre que le abrirá las puertas a un nuevo amor, pero también a las dificultades del mundo de las citas, la identidad y la familia. Sebastián Lelio, director del film original, se pone tras las cámaras de esta nueva versión que cuenta con Julianne Moore (El séptimo hijo), John Turturro (Transformers: El último caballero), Jeanne Tripplehorn (Un marido perfecto), Sean Astin (serie Stranger things), Michael Cera (Tyrel), Brad Garrett (Not fade away) y Alanna Ubach (Hasta los huesos) como principales actores.

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y lo hacemos con La importancia de llamarse Oscar Wilde, coproducción de 2018 con capital británico, belga, italiano y alemán. Escrita, dirigida y protagonizada por Rupert Everett, supone el debut tras las cámaras del actor de Noche real (2015). El argumento aborda los últimos momentos del escritor, que en su lecho de muerte repasa su vida, sus momentos más oscuros y el apoyo incondicional de sus amigos. Junto a Everett completan el reparto Colin Firth (Kingsman: El Círculo de Oro), Colin Morgan (serie Humans), Emily Watson (En la playa de Chesil), Edwin Thomas, Tom Wilkinson (Negación) y Anna Chancellor (El último acto).

Entre los estrenos españoles destaca La pequeña Suiza, comedia dirigida por Kepa Sojo (El síndrome de Svensson) que transcurre en un imaginario pueblo castellano ubicado en el centro del País Vasco. Sus habitantes solicitan formar parte del territorio vasco, algo a lo que se niega el gobierno de la comunidad. Sin embargo, un curioso hallazgo llevará a los osados habitantes a pedir una nueva anexión, aunque en este caso nada menos que a Suiza. Entre los principales intérpretes encontramos a Maggie Civantos (serie Vis a vis), Jon Plazaola (Villaviciosa de al lado), Ingrid García Jonsson (Toro), Secun de la Rosa (El bar), Enrique Villén (Las aventuras de Moriana), Ramón Barea (Bajo la piel de lobo) y Antonio Resines (La reina de España).

También española es The invocation of Enver Simaku, thriller de terror ambientado en la Albania de 1997, cuando un hombre regresa a ese país para investigar el asesinato de su esposa después de casi dos décadas en las que una imagen de vídeo, deteriorada y casi fantasmagórica, le ha obsesionado. Su investigación le llevará a sumergirse en un mar de grabaciones, expedientes y visiones del más allá. Escrita y dirigida por Marco Lledó Escartín (Los ajos quemados), la cinta está protagonizada por Julien Blaschke (La piel fría), Antonio de la Cruz (Nacida para ganar), Laertis Vasiliou (Agon), Viktor Zhusti (Delegacioni) y Piro Milkani (Fraktura), entre otros.

El drama histórico está representado por La portuguesa, adaptación a la gran pantalla de la novela de Robert Musil que narra cómo el miembro de una familia italiana busca un matrimonio en Portugal. Tras regresar de su viaje de luna de miel, se ve envuelto en la guerra con las fuerzas del Episcopado de Trento. La llegada de la extranjera aporta más tensión en el seno familiar, pero con el fin de la guerra su figura, y la de los portugueses, podría perderse en el día a día familiar. Rita Azevedo Gomes (La venganza de una mujer) dirige esta producción portuguesa protagonizada por Clara Riedenstein (John from), Marcello Urgeghe (The secret agent), Ingrid Caven (Deepfrozen), Rita Durão (Quaresma) y Pierre Léon (La France).

Rusia y Francia coproducen Leto, biopic romántico con trasfondo musical que aborda la escena del rock de principios de los 80 en Leningrado y, en concreto, la figura de Viktor Tsoï, un joven músico que creció escuchando a grandes estrella del rock. Su encuentro con su ídolo Mike y su esposa cambiará su destino, construyendo juntos una leyenda inmortal. Dirigido por Kirill Serebrennikov (Traición), el film cuenta con los actores Teo Yoo (Equals), Irina Starshenbaum (Attraction) y Roman Bilyk dando vida al trío protagonista.

La cinta más internacional de la semana es Familia sumergida, película con capital argentino, noruego, brasileño y alemán con la que debuta como directora de largometrajes la actriz María Alche (Me casé con un boludo). Este drama arranca cuando una mujer se enfrenta a la muerte de su hermana y a vaciar la casa familiar de Buenos Aires. En ese proceso conoce a un amigo de su hija cuya presencia en la vivienda dará lugar a viajes y aventuras juntos. Uno de esos días, además, recibe una llama de un pariente lejano para una reunión, mientras en su casa mantiene diálogos con otros familiares de otra dimensión. El reparto está encabezado por Mercedes Morán (Maracaibo), Esteban Bigliardi (La cordillera), Marcelo Subiotto (La luz incidente), Ia Arteta y Laila Maltz (Adiós entusiasmo).

Pasamos a los estrenos de animación. Buñuel en el laberinto de las tortugas adapta la novela gráfica homónima de Fermín Solís que aborda la historia del famoso director de cine justo después de rodar su primera película, La Edad de Oro. A pesar de ser una de las principales figuras del movimiento surrealista, Buñuel encuentra muchas dificultades para financiar su siguiente proyecto, un documental sobre Las Hurdes, una de las regiones más pobres y olvidadas de España. Por ello, el escultor Ramón Acín compra un billete de lotería prometiendo que, si toca, pagará la producción. La suerte se pone de su lado y comienza un viaje con el que Luis se convertirá en Buñuel. Dirigida por Salvador Simó (Petualangan singa pemberani), esta coproducción entre España, los Países Bajos y Alemania cuenta con las voces principales de Jorge Usón (Los futbolísimos), Fernando Ramos, Luis Enrique de Tomás y Cyril Corral.

Con algo de retraso, aunque estrenada el jueves 25, llega Mutafukaz, aventura animada de 2017 que une acción y comedia en una trama que sigue la vida de un pobre diablo que malvive en una mega-urbe infestada de bandas violentas, policías corruptos y buscavidas sin escrúpulos. Un día, durante su trabajo como repartidor, sufre un accidente a partir del cual empieza a tener visiones de seres monstruosos por toda la ciudad. Con capital francés y japonés, y dirigida a cuatro manos por Shôjirô Nishimi y Guillaume Renard, autor del cortometraje en el que se basa esta historia, entre las voces originales de esta cinta destacan las de Orelsan (Comment c’est loin), Gringe (serie Bloqués), Redouanne Harjane (Prêt à tout), Féodor Atkine (Road games) y Julien Kramer.

La última de las novedades animadas es Terra Willy: Planeta desconocido, comedia de nacionalidad francesa que dirige Eric Tosti, y con la que debuta en el largometraje tras varios años en televisión. El argumento arranca cuando un niño que viaja por el espacio con sus padres sufre un accidente, su nave se destruye y él sale despedido en una cápsula de emergencia a un planeta desconocido. Separado de sus padres, buscará la forma de reencontrarse con ellos, al tiempo que explora este nuevo mundo acompañado de un robot de supervivencia y de un amigo alienígena. Timothé Vom Dorp (El hijo de Jean), Edouard Baer (Astérix & Obélix: Al servicio de su majestad), Marie-Eugénie Maréchal, Guillaume Lebon (L’enfant prodige) y Barbara Tissier (Carences) ponen las principales voces.

Para terminar, dos documentales. La canción de nuestra vida, producción estadounidense de 2016 escrita y dirigida por el cantante Rory Feek (Josephine), aborda la vida de su esposa, la también cantante Joey Feek. La cinta narra la lucha de la mujer contra el cáncer mientras afrontan el mayor reto de sus vidas: el nacimiento de su hija con Síndrome de Down, con el que decidieron aparcar sus carreras musicales y establecerse en una pequeña granja en la comunidad que amaban.

Del presente año es Azul Siquier, producción escrita y dirigida por Felipe Vega (Nubes de verano) que sigue el trabajo y la pasión por la fotografía de Carlos Pérez-Siquier, fotógrafo almeriense que lleva toda la vida enfrentado a la luz y el color de su tierra para tratar de captarla con su cámara. A través de su visor el director realiza una descripción de este arte y del artista con una mirada llena de humor y melancolía.

El nuevo ‘Robin Hood’ pretende impedir que Ralph rompa Internet


Diciembre comienza con estrenos adelantados. El Puente de la Constitución obliga a que las novedades lleguen a la cartelera española este miércoles 5 de diciembre, al menos en su mayoría. Y dado que hay más días de ocio, esta semana aterrizan títulos de lo más variados pero con la clara intención de llenar salas. Y desde luego muchos de ellos pueden conseguirlo.

Es el caso, por ejemplo, de Ralph rompe Internet, secuela de la exitosa cinta de Disney de 2012 que vuelve a mostrar el mundo de los videojuegos desde dentro, sumando además lo que existe detrás de las conexiones a la red. La trama sigue a los dos protagonistas de la primera entrega en busca de una pieza que permita salvar el mundo de uno de ellos. Pero para eso tendrán que adentrarse en el vasto mundo de Internet, donde encontrarán aliados y peligrosos enemigos en una realidad que no conocen. Phil Johnston debuta tras las cámaras codirigiendo la cinta junto a Rich Moore, autor la primera entrega, y entre las voces originales de esta producción hollywoodiense encontramos las de John C. Reilly (The Sisters Brothers), Sarah Silverman (La batalla de los sexos), Gal Gadot (Wonder Woman), Taraji P. Henson (Figuras ocultas), Jane Lynch (serie Glee) y Alfred Molina (Un hombre de familia).

Aventura y acción es lo que promete Robin Hood, nueva versión procedente de Hollywood del famoso personaje con la que debuta en el largometraje cinematográfico Otto Bathurst, director habituado a las series. La trama aborda los orígenes del héroe, que llega de las Cruzadas para encontrarse con un bosque de Sherwood lleno de mal y corrupción. Junto a una banda de forajidos intentará poner solución a eso, aunque las decisiones que tendrá que tomar no serán nada fáciles. Taron Egerton (Kingsman: El Círculo de Oro) da vida al protagonista, estando acompañado en el reparto por Jamie Foxx (Baby driver), Eve Hewson (serie The knick), Jamie Dornan (Cincuenta sombras liberadas), Paul Anderson (El renacido), Tim Minchin (serie Californication), Ben Mendelsohn (Ready Player One) y F. Murray Abraham (El gran hotel Budapest).

Otra nueva versión de un clásico, Suspiria, también llega a la cartelera. Con capital italiano y estadounidense, este remake del conocido film de Dario Argento de 1977 narra en clave de thriller de terror la llegada de una joven bailarina norteamericana a una prestigiosa escuela de danza. El mismo día que ingresa una antigua alumna recientemente expulsada es asesinada. Sin embargo, este no es un hecho aislado, lo que hace sospechar a la nueva alumna de que la escuela tiene algo que ver. Sospechas que aumentan cuando una compañera le asegura que antes de que la reciente víctima muriera le confesó un terrorífico secreto. Luca Guadagnino (Call me by your name) se pone tras las cámaras, mientras que entre las actrices destacan Dakota Johnson (Mejor… solteras), Tilda Swinton (Doctor Strange), Chloë Grace Moretz (Malditos vecinos 2), Mia Goth (El secreto de Marrowbone), Sylvie Testud (Tamara) y Angela Winkler (En tiempos de luz menguante).

Puramente estadounidense es el drama El regreso de Ben, nueva película escrita y dirigida por Peter Hedges (La extraña vida de Timothy Green) cuyo argumento arranca cuando un joven regresa a su casa en Nochebuena. Su madre le da la bienvenida, pero pronto se da cuenta de que su hijo no está bien, por lo que hará todo lo posible para que su familia no se derrumbe en unos días tan especiales. Julia Roberts (Wonder), Lucas Hedges (Tres anuncios en las afueras), Kathryn Newton (Lady Bird), Courtney B. Vance (Fiesta de empresa) y Tim Guinee (About Scout) encabezan el reparto.

Estados Unidos y México colaboran en Roma, nuevo proyecto de Alfonso Cuarón (Gravity) que llega a Netfilx y a cines seleccionados y que narra la turbulenta vida en los años 70 de una trabajadora doméstica y de su compañera, ambas de origen mixteco, a las órdenes de una familia de clase media en la colonia que da nombre al título, un barrio de Ciudad de México. Entre los principales actores, la mayoría anónimos, encontramos a Yalitza Aparicio, Nancy García García, Diego Cortina Autrey, Marina de Tavira (Ana y Bruno) y Carlos Peralta.

La única cinta que se estrena el viernes día 7 es Galveston, producción estadounidense que combina drama y acción a partir de una novela de Nic Pizzolatto, autor de la serie True Detective y encargado igualmente del guión de este film cuya trama se centra en un asesino a sueldo al que con 40 años le diagnosticaron cáncer de pulmón. Sospechando que su jefe quiere eliminarle, inicia un viaje con rumbo desconocido durante el cual se encuentra con una joven que le dará la oportunidad de darle un nuevo sentido a su vida. Mélanie Laurent (Plonger) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Ben Foster (Inferno), Elle Fanning (Mary Shelley), Jeffrey Grover (Yo soy la venganza), Lili Reinhart (serie Riverdale), Beau Bridges (La montaña entre nosotros) y María Valverde (Gernika).

Pasamos ahora a los estrenos puramente europeos, y entre ellos destaca la británica Rey de ladrones, nueva película de James Marsh (La teoría del todo) a partir de un artículo de Mark Seal acerca del modo en que se llevó a cabo un robo en la conocida compañía de depósitos londinense Hatton Garden Safe Deposit. La historia se centra en un veterano ladrón de 77 años que decide dar un último golpe, para lo que reúne a un grupo de la vieja escuela, entre 60 y 70 años, y a un joven. Aunque la banda logra su objetivo con éxito, llevándose un botín valorado en 14 millones de libras, sus posteriores disputas acerca del reparto y la filtración de los datos a la opinión pública complican el futuro de este grupo de ladrones. El reparto está encabezado por Michael Caine (Ahora me ves 2), Michael Gambon (La reina Victoria y Abdul), Ray Winstone (Caza al asesino), Jim Broadbent (Paddington 2), Paul Whitehouse (La muerte de Stalin), Francesca Annis (Shifty) y Charlie Cox (serie Daredevil).

Bélgica y Luxemburgo colaboran en Kursk, drama de acción basado en la tragedia real del submarino Kursk, que en el 2000 naufragó durante un ejercicio militar dejando atrapados a 118 marinos. A pesar de su desesperada situación, la comunidad internacional no logró desarrollar una estrategia a tiempo para salvar a la tripulación, mientras las familias luchaban contra las trabas burocráticas para intentar rescatar a estos hombres y mujeres. Dirigida por Thomas Vinterberg (La caza), la cinta está protagonizada, entre otros, por Léa Seydoux (Spectre), Colin Firth (Kingsman: Servicio Secreto), Matthias Schoenaerts (Suite francesa), Michael Nyqvist (Amenazados en la red) y Max von Sydow (Tan fuerte, tan cerca).

La única propuesta española es El rey, comedia dirigida a cuatro manos por el actor Alberto San Juan (Las furias) y Valentín Álvarez, ambos debutantes en el puesto de director. Basada en una obra del propio San Juan, la trama gira en torno a un anciano y recién destronado Juan Carlos I que, durante la madrugada, recibe los fantasmas de personas de su pasado, entre ellas Franco, Adolfo Suárez o Felipe González. A través de sus visitas irá recordando los momentos de su reinado para completar una pesadilla de la monarquía española. Luis Bermejo (Ánimas), Guillermo Toledo (Soy tu karma) y el propio San Juan integran el reparto.

El último de los estrenos de ficción es La familia, cinta de 2017 con capital noruego, chileno y venezolano en torno a la difícil relación entre un padre y su hijo en una zona marginal de Caracas. Dado que apenas se ven, el hombre por los trabajos que le permiten mantener al menor, el pequeño se pasa el día con sus amigos por las calles, jugando y aprendiendo la violencia que le rodea. Escrito y dirigido por Gustavo Rondón Córdova, quien debuta de este modo en el largometraje, este drama está protagonizado por Giovanni García (El amparo) y Reggie Reyes.

Un único documental cierra el repaso de esta semana. Apuntes para una película de atracos es el título de esta obra escrita y dirigida por León Siminiani (Mapa) que se centra en la relación entre un director de cine sin trabajo y un atracador de bancos encerrado en prisión. Su relación se convierte en amistad a medida que avanzan para lograr un objetivo común: hacer una película de atracos.

‘La monja’ promete terror en medio de ‘Un océano entre nosotros’


Septiembre va a ser un mes al menos interesante para un amplio espectro del público. Producciones destacadas llegan estas semanas a la cartelera española, y comienzan por este viernes día 7 con una propuesta de terror esperada por los fans. Por supuesto, no llega sola. De hecho, su estreno coincide con el de títulos para todo tipo de público.

Pero sin duda el estreno de la semana es La monja, spin-off de Expediente Warren: El caso Enfield (2016) que promete más de un susto a todo aquel que se atreva a entrar en la sala de cine. La historia arranca con el suicidio de una monja de clausura en una abadía de Rumanía. Para investigar lo sucedido el Vaticano envía a un sacerdote con un pasado tormentoso y a una joven novicia a punto de tomar sus votos. Juntos tendrán que enfrentarse a los secretos de la Orden y a una fuerza para la que no están preparados. Dirigida por Corin Hardy (The hallow), la cinta está protagonizada por Demián Bichir (serie The bridge), Taissa Farmiga (serie American Horror Story), Jonas Bloquet (Elle), Ingrid Bisu (Periferic), Charlotte Hope (Un reino unido), Sandra Teles (Holding back) y Bonnie Aarons (The fighter).

Muy diferente es I love dogs, comedia dramática dirigida por Ken Marino (Instrucciones para ser un latin lover) que aborda las vidas de varios dueños de perros en Los Ángeles y cómo cambian a medida que la rutina de unos se cruza con la de otros, todo siempre con sus mascotas como nexo de unión. Nina Dobrev (Enganchados a la muerte), Vanessa Hudgens (Machete kills), Lauren Lapkus (The unicorn), Finn Wolfhard (serie Stranger things), Eva Longoria (Lowriders) y Thomas Lennon (serie Arma letal) son los principales actores.

Entre los títulos europeos destaca la británica Un océano entre nosotros, drama biográfico que narra la historia de Donald Crowhurst, un hombre aficionado a la vela que en 1968 decide participar en la Sunday Times Golden Globe Race para dar la vuelta al mundo en solitario y en un barco todavía inacabado, dejando a su mujer y sus dos hijos en tierra. James Marsh (La teoría del todo) se pone tras las cámaras, mientras que en pantalla veremos a Rachel Weisz (Negación), Colin Firth (Kingsman: El círculo de oro), David Thewlis (Liga de la Justicia), Jonathan Bailey (The young Messiah), Mark Gatiss (Absolutamente fabulosas) y Simon McBurney (Misión: Imposible – Nación secreta).

Varios son los films españoles que se estrenan esta semana, entre ellos Cuando los ángeles duermen, thriller dramático escrito y dirigido por Gonzalo Bendala (Asesinos inocentes) cuyo punto de partida es el viaje de regreso a casa de un honrado padre de familia. En dicho viaje se cruzará con dos adolescentes que darán un vuelco a su vida y que convertirán esa noche en la peor de sus pesadillas. El reparto está encabezado por Julián Villagrán (Abracadabra), Marian Álvarez (La niebla y la doncella), Ester Expósito (serie Estoy vivo), Marisol Membrillo (Magical girl), Adolfo Fernández (Alpha) y Christian Mulas (Toro).

El drama es el protagonista de Las distancias, otra de las producciones españolas de este viernes que arranca cuando cuatro amigos realizan un viaje sorpresa a Berlín para visitar al quinto miembro del grupo por su 35 cumpleaños. Pero cuando este no les recibe como esperan lo que se producirá será una reflexión en torno al sentido de su amistad y al modo en que han cambiado sus vidas desde que las imaginaran cuando eran jóvenes. Elena Trapé (Blog) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Alexandra Jiménez (Toc Toc), Miki Esparbé (Cuerpo de élite), Isak Férriz (Lobos sucios), Bruno Sevilla (Como reinas) y Maria Ribera (No quiero perderte nunca).

La tercera película con sello español es Carmen y Lola, drama romántico escrito y dirigido por Arantxa Echevarría (7 from Etheria) que aborda la relación homosexual de dos adolescentes gitanas que no parecen seguir los pasos que tradicionalmente están marcados para ellas. A pesar de sus diferencias (una sueña con ir a la universidad y otra se conforma con un trabajo que ya ha conseguido), un encuentro fortuito entre ambas despertará en ellas algo que no pensaban que pudieran sentir. Zaira Morales, Rosy Rodríguez, Moreno Borja, Rafaela León y Carolina Yuste (serie La sonata del silencio) son los prácticamente anónimos protagonistas.

También pertenece al drama, y también tiene capital español, El pomo azul, cuya trama gira en torno a una mujer que busca un piso donde poder desarrollar un futuro común con su pareja aparentemente consolidada. Su mundo cambiará por completo el día que encuentre un extraño anuncio: una pareja de ancianos regala su piso a la pareja que logre realizar una serie de pruebas a cada cual más extravagante. Montse Bodas y Raquel Gómez Troyano escriben y dirigen la que es su ópera prima, que está protagonizada por Aurora González, Ricardo Lacámara (serie Olmos y Robles), Selica Torcal (serie Con el culo al aire), Anzony Blanco y Antonio Esquivias (serie Tarancón. El quinto mandamiento).

Terminamos este repaso con Mary y la flor de la bruja, aventura familiar de animación japonesa que adapta a la gran pantalla el relato de Mary Stewart en el que una joven que vive en el campo con su tía se encuentra una noche con una escoba y una flor que le otorga increíbles poderes mágicos, pero solo por unas horas. Gracias a ellos llega a una extraña escuela de magia en la que deberá descubrir el secreto que se esconde detrás de las terribles cosas que están ocurriendo en dicha escuela. Dirigida a cuatro manos por Hiromasa Yonebayashi (El recuerdo de Marnie) y Giles New, quien se encarga de supervisar la versión inglesa, la cinta cuenta con las voces, en su versión original, de Hana Sugisaki (La espada del inmortal), Fumiyo Kohinata (Soromon no gishou), Ryûnosuke Kamiki (Taiyô), Hikari Mitsushima (Gukôroku) y Jirô Satô (Tenkû no hachi).

‘Mamma Mia! Una y otra vez’: ¿cómo puedo resistirme a ti?


Lo principal a la hora de hacer una historia es tener algo que contar. Puede parecer algo simple, pero las salas de cine están repletas de películas sin historia, limitadas únicamente a una sucesión de escenas de acción, chistes de dudosa gracia o canciones sin un nexo en común. Y si eso ocurre en films originales, qué no pasará en las secuelas, precuelas, remakes y demás producciones. Por eso el regreso de la música de ABBA es algo tan gratamente disfrutable, porque en todo momento está donde debe estar.

Y eso es, ni más ni menos, que en el entretenimiento inocente y musical que ya tuvo la original. Las canciones del famoso grupo vuelven a fundirse con una historia fresca, dinámica, cargada de humor y drama. Porque, a diferencia de la primera parte, Mamma Mia! Una y otra vez tiene un notable lado dramático, fundamentalmente por la presencia siempre constante del personaje de Meryl Streep (Ricki), que aporta un tono algo más lacrimógeno al conjunto y provoca una continua nostalgia que no logran ni muchos actores o actrices, ni muchas películas. Y para ejemplo, el final en la iglesia, tan bello como enternecedor y emocionante. Es el clímax, en realidad, de un camino creciente sembrado de emotivas referencias que funciona como un reloj para arrancar las lágrimas y, posteriormente, dibujar la sonrisa en los labios del espectador. Un cúmulo de emociones que demuestran que esta cinta tiene entidad por sí sola.

Pero esta segunda parte es, ante todo, espectáculo. Conteniendo algunos números musicales que nada tienen que envidiar a la original (el restaurante y la llegada de los barcos a la isla son los dos mejores ejemplos), la cinta dirigida con acierto por Ol Parker (Ahora y siempre) no pretende ser nunca más de lo que puede esperarse de ella. Sin grandes giros argumentales, con algunos momentos muy previsibles y, todo hay que decirlo, posibles fallos de guión relativos a la continuidad con la primera parte, el relato funciona gracias a la frescura de sus protagonistas (Lily James –Cenicienta– está espléndida), a una narrativa sin altibajos y a la facilidad para combinar el pasado y el presente del relato. Todo ello aderezado con un final cuya guinda del pastel lleva el nombre de Cher (Pegado a ti).

Habrá quien diga que Mamma Mia! Una y otra vez es más de lo mismo. Y sí, es más música, más ABBA, más paisajes idílicos y más entretenimiento. Pero también tiene algo nuevo que permite mantener la frescura, algo diferente que la convierte en una producción propia, capaz de funcionar de forma independiente y con el dinamismo que tuvo la cinta original. Una más que digna secuela que hace las delicias de los fans de la película y es capaz de arrancar la sonrisa y el ritmo a cualquier espectador. ¿Cómo resistirse a eso?

Nota: 7/10

‘Kingsman: El círculo de oro’: no es oro todo lo que brilla, pero brilla


Hasta ahora Matthew Vaughn (Stardust) nunca había dirigido una secuela. Todos sus proyectos tenían ese componente adicional de ser únicas o, al menos, la primera de una serie. Y eso, unido a la fuerza visual del director, convertían esas cintas en auténticas joyas del séptimo arte. Esta primera segunda parte que dirige, aunque igualmente espectacular en su narrativa y su apuesta visual, pierde la frescura que sí otorgan las primeras partes, y eso es algo que, aunque sea muy en el fondo, se nota.

Quizá el problema (y la virtud) de Kingsman: El círculo de oro radica precisamente en el aspecto visual y en el lenguaje de Vaughn, que aunque original como pocos se mantiene fiel a un estilo ya planteado en la primera entrega. Dicho de otro modo, da la sensación de que el director no quiere (o no se atreve) a experimentar con otra narrativa. O sencillamente no puede. Sea como fuere, esta continuación remite demasiado, en algunos casos con acierto y en otros con algo de desatino, al estilo de la cinta original. Si a esto le sumamos un guión que no solo no aporta demasiado a la historia inicial sino que además hace algo más alargada la trama, lo que tenemos es una secuela previsible, entretenida como pocas pero que ofrece pocas novedades a lo ya visto hasta ahora.

Eso no quiere decir, ni mucho menos, que no estemos ante una cinta divertida y sumamente entretenida. Y a esto contribuyen, no cabe duda, las incorporaciones al reparto original, desde una Julianne Moore (Siempre Alice) muy cómoda como la villana de turno, hasta un Pedro Pascal (Destino oculto) que es capaz de acaparar la atención en prácticamente todas las secuencias del film en las que aparece. Eso por no hablar del humor que desprende toda la trama incluso en los momentos teóricamente más serios o dramáticos. Gracias a estos elementos la cinta es capaz de superar con relativa facilidad los problemas que presenta en lo que a ritmo se refiere, sobre todo en algunos momentos más narrativos del metraje.

En el fondo, Kingsman: El círculo de oro no deja de ser una cinta de aventuras y espionaje más. Visualmente poderosa y muy divertida, la película entretiene, los actores y los espectadores se lo pasan en grande, y la narrativa es ágil, fresca y dinámica, salvo en algunos momentos. Pero la película aporta más bien poco al universo ya presentado en la primera parte, y eso termina por restar algo de brillo al conjunto. En cierto modo, esta segunda parte responde a todo lo que debe tener una segunda parte: más de todo. Tal vez sea porque Vaughn nos ha acostumbrado a cosas fuera de lo común cada vez que se pone tras las cámaras, y esta cinta no lo es. No significa un fracaso. Es simplemente que no tiene el factor sorpresa de la primera entrega, pero eso no impide que se pueda disfrutar a carcajada limpia.

Nota: 7/10

Los ‘Kingsman’ se enfrentan al mundo de LEGO por la Reina Victoria


Fin de semana de pocos aunque muy interesantes estrenos. Desde la acción al drama, pasando por la comedia y el cine para toda la familia, los títulos que llegan este viernes, 22 de septiembre, a la cartelera española prometen ofrecer algo a prácticamente todos los tipos de espectadores. Y si los géneros no son suficiente, también hay que tener en cuenta los nombres que sustentan muchas de las novedades.

Para comenzar el repaso tenemos Kingsman: El Círculo de Oro, continuación del film de 2014 que vuelve a adaptar el mundo de cómic creado por Mark Millar y Dave Gibbons en una aventura plagada de acción y humor que arranca cuando la sociedad secreta Kingsman es atacada y prácticamente destruida, sus pocos supervivientes deberán buscar ayuda en los Statesman, sus “primos” norteamericanos. Matthew Vaughn (Kick-Ass: Listo para machacar) vuelve a ponerse tras las cámaras para imprimir su particular visión de esta historia y dirigir a Taron Egerton (Legend), Colin Firth (El editor de libros), Julianne Moore (Wonderstruck), Halle Berry (X-Men: Días del futuro pasado), Mark Strong (El caso Sloane), Jeff Bridges (Comanchería), Channing Tatum (Los odiosos ocho), Pedro Pascal (La gran muralla) y Elton John.

Muy diferente es la comedia de aventura y acción familiar La LEGO Ninjago película, nueva adaptación de este famoso juego de construcción dirigida en esta ocasión a tres bandas por Charlie Bean (serie Robotboy), Paul Fisher y Bob Logan. Su trama se centra en seis jóvenes ninjas encargados de proteger su ciudad. Para ello, durante la noche se convierten en secretos guerreros que adquieren poderosas habilidades con las que podrán derrotar al malvado Garmadon. Entre las voces de la versión original de esta coproducción entre Estados Unidos y Dinamarca destacan las de Jackie Chan (Atrapa a un ladrón), Dave Franco (Ahora me ves 2), Michael Peña (Belleza oculta) y Justin Theroux (La chica del tren).

La recreación histórica llega de la mano de La Reina Victoria y Abdul, cinta que adapta el libro de Shrabani Basu y que, en clave de comedia dramática, aborda la historia real de la amistad que surge entre la monarca y un joven indio que, poco a poco, va adquiriendo relevancia en la Corte Real hasta convertirse en secretario personal de la Reina. Stephen Frears (Florence Foster Jenkins) dirige esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido que cuenta con un reparto encabezado por Judi Dench (Philomena), Ali Fazal (Fast & Furious 7), Eddie Izzard (serie Hannibal), Tim Pigott-Smith (Whisky Galore), Adeel Akhtar (La gran enfermedad del amor), Michael Gambon (El último virrey de la India) y Olivia Williams (Amor sin cita previa).

Estados Unidos también participa en La historia del amor junto a Francia, Canadá y Rumanía. Esta producción de 2016 adapta la novela de Nicole Krauss para narrar la historia de dos personajes muy distintos, un inmigrante judío polaco y una joven en la Nueva York del siglo XXI, cuyos destinos parecen unidos por un libro llamado ‘La historia del amor’. Este drama romántico con trasfondo bélico está dirigido por Radu Mihaileanu (El concierto) y protagonizado por Derek Jacobi (Cenicienta), Sophie Nélisse (La ladrona de libros), Gemma Arterton (Melanie: The girl with all the gifts) y Elliott Gould (serie Ray Donovan).

Puramente europea es Bye bye Germany, comedia dramática con la II Guerra Mundial como telón de fondo cuya trama, basada en las novelas de Michel Bergmann, se centra en un grupo de judíos supervivientes de un campo de concentración que, ante la necesidad de conseguir dinero para llegar a Estados Unidos, deciden preparar un gran timo vendiendo ropa de cama entre los alemanes. Dirigida por Sam Garbarski (Irina Palm), la cinta está protagonizada por Antje Traue (Criminal), Anatole Taubman (Transporter legacy), Moritz Bleibtreu (Las confesiones), Mark Ivanir (The man who was thursday), Joel Basman (Paula) y Jeanne Werner (Antes del frío invierno).

La representante española lleva por título Los comensales, comedia escrita y dirigida por Sergio Villanueva, actor visto en Malas noticias (2008) que debuta de este modo en el largometraje de ficción. El argumento arranca cuando una escritora y un director teatral se reúnen con varios actores para hablar de un posible proyecto. Durante el encuentro la obra de teatro pasará a un segundo plano, centrándose la conversación en sus vidas, sus miedos y sus sueños. En el reparto encontramos a Silvia Abascal (Truman), Juan Diego Botto (Ismael), Quique Fernández (Un ajuste de cuentas) y Sergio Peris-Mencheta (El mal que hacen los hombres).

Con mucho retraso se estrena en España la danesa A war (Una guerra), drama bélico de 2015 escrito y dirigido por Tobias Lindholm (Secuestro) que narra tanto la vida de los soldados en el frente como la de las familias que esperan en casa el regreso de los soldados tratando de mantener una cierta normalidad. En concreto, la historia se centra en un comandante cuya compañía se ve atrapada en un fuerte fuego cruzado durante una misión de rutina. Las decisiones que tome tendrán duras consecuencias no solo en los soldados bajo su mando, sino en la mujer y los hijos de muchos de ellos que se encuentran en casa. Pilou Asbæk (Lucy), Tuva Novotny (Come Reza Ama), Søren Malling (serie 1864), Charlotte Munck (Headhunter) y Dar Salim (Familien Jul) encabezan el reparto.

‘Hasta el último hombre’ se enfrenta a ‘El editor de libros’


Estrenos 7 y 9 de diciembre de 2016La extraña semana en España entre el lunes 5 de diciembre y el domingo 11 ha provocado que la cartelera reciba los estrenos de forma adelantada este miércoles, día 7. Esto va a permitir a muchos espectadores acercarse a las salas para comprobar, como se empieza a rumorear, que los principales títulos que llegan tienen serias opciones de competir por los Oscar en las principales categorías. Dos películas muy diferentes entre sí pero que tienen todos los elementos habituales en las producciones dramáticas que suelen presentarse en estos premios. Junto a ellos, varias novedades que se reparten entre este miércoles y el viernes 9.

Comenzamos el repaso con Hasta el último hombre, drama bélico producido entre Estados Unidos y Australia basado en un personaje real y que supone el regreso tras las cámaras de Mel Gibson (La pasión de Cristo) después de 10 años. La trama, ambientada en la II Guerra Mundial, narra la historia de Desmond T. Doss, médico militar que combatió en la batalla de Okinawa sin disparar un solo tiro, y que con sus acciones se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir la Medalla de Honor en la historia de Estados Unidos. El reparto está encabezado por Andrew Garfield (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro), Vince Vaughn (serie True detective), Sam Worthington (Everest), Teresa Palmer (Triple 9), Rachel Griffiths (Al encuentro de Mr. Banks) y Hugo Weaving (La modista).

También destaca la británica El editor de libros, adaptación del libro de A. Scott Berg en torno a la figura de Max Perkins, editor de autores como Hemingway o Fitzgerald. El argumento se centra en la relación de amistad entre él y un joven Thomas Wolfe, un diamante en bruto que ayudó a convertir en un genio. Dirigida por Michael Grandage, que debuta de este modo en la dirección, la cinta está protagonizada por Colin Firth (Kingsman: Servicio secreto), Jude Law (Espías), Nicole Kidman (El secreto de una obsesión), Guy Pearce (Iron Man 3), Laura Linney (Sully) y Dominic West (Pride).

Muy diferente a estas películas es la comedia Fiesta de empresa, producción hollywoodiense dirigida a cuatro manos por Josh Gordon y Will Speck (directores de Un pequeño cambio) que, como se desprende de su título, gira en torno a una fiesta de empresa organizada por unos directivos para conseguir atraer a un cliente. El problema llega cuando el evento se les va de las manos y termina convirtiéndose en un desmadre fuera de control. Humor gamberro a raudales es lo que ofrece este film, además de nombres como los de Jennifer Aniston (Cómo acabar sin tu jefe 2), Jason Bateman (Un espía y medio), Olivia Munn (X-Men: Apocalipsis), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Jamie Chung (serie Érase una vez), Kate McKinnon (Cazafantasmas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Este miércoles también se estrena Paterson, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) como director en la ficción cinematográfica. A medio camino entre el drama y la comedia, la historia de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y Alemania gira en torno a un conductor de autobús llamado Paterson que vive y trabaja en la ciudad de Paterson (Nueva Jersey). Su vida, monótona y rutinaria, se reparte entre su trabajo, su pasión por la poesía y su novia, una mujer con una vida y sueños muy diferentes. Juntos son capaces de encontrar la poesía y la belleza en los detalles más pequeños. Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Golshifteh Farahani (Altamira) dan vida a la pareja protagonista.

Este miércoles también llegan otras dos novedades. Por un lado, la española María (y los demás) supone el debut en el largometraje de Nely Reguera. Este drama arranca cuando una mujer que ha cargado siempre con el peso de su familia, cuidando de su padre y sus hermanos, recibe la noticia de que su progenitor va a contraer matrimonio con su enfermera. Este hecho abre la puerta a la posibilidad de que viva su propia vida, aunque deberá afrontar si realmente quiere y es capaz de hacerlo. Los principales actores son Bárbara Lennie (Magical girl), José Ángel Egido (Quién mató a Bambi?), Rocío León (Anabel), Pablo Derqui (Neruda), Vito Sanz (Los exiliados románticos) y Julián Villagrán (Ciudad delirio).

Por otro, Migas de pan es un drama producido entre España y Uruguay dirigido por Manane Rodríguez (Un ajuste de cuentas) cuya historia gira en torno al regreso de una mujer a su país natal, del que tuvo que huir tras enfrentarse a la persecución, el presidio y la pérdida de custodia de su hijo. En su vuelta tendrá que decidir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia. En el reparto encontramos a Cecilia Roth (Los amantes pasajeros), Ernesto Chao (La playa de los ahogados), Ulises Di Roma (El faro del sur), Quique Fernández (Próxima) y Justina Bustos (Una noche de amor).

Viernes, 9 de diciembre

Junto a estos estrenos adelantados al miércoles también llegan a la cartelera varios títulos este viernes, 9 de diciembre. Uno de ellos es Las apariencias engañan, comedia norteamericana cuyo argumento se centra en una pareja cuya vida da un giro radical al verse implicados en una trama de espionaje y descubrir que sus vecinos, aparentemente perfectos, son en realidad dos agentes secretos que trabajan para el Gobierno. Greg Mottola (Paul) dirige esta propuesta protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), Isla Fisher (Animales nocturnos), Zach Galifianakis (R3sacón), Gal Gadot (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Ming Zhao (Héctor y el secreto de la felicidad), Maribeth Monroe (El Plan B) y Kevin Dunn (Decisión final).

Con algo de retraso llega En defensa propia, western dramático estrenado en 2014 que dirige Daniel Barber (Harry Brown) y que ambienta su acción en los últimos días de la Guerra de Secesión. En concreto, la trama se centra en tres mujeres que, abandonadas a su suerte, deberán hacer todo lo posible para defender su hogar y a ellas mismas del ataque de dos soldados que se han escapado del Ejército de la Unión. Sam Worthington, que hace doblete, Brit Marling (The East), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Muna Otaru (Leones por corderos), Kyle Soller (El quinto poder) y Ned Dennehy (Downhill) son los principales actores.

Por otro lado, la española 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla relata en clave dramática cómo una joven licenciada en periodismo se convirtió en la primera persona en encontrar a Emiliano Revilla, empresario secuestrado durante 249 días por ETA. Aunque sabe que tiene la noticia del año, también es consciente de que no puede dar la exclusiva hasta pasadas unas horas. Debut en el largometraje de Luis María Ferrández, la cinta está protagonizada por Macarena Gómez (Musarañas), Alberto Jiménez (El gran salto adelante), Beatriz Medina (Los héroes del mal), Mauricio Bautista (Marisa en los bosques), Tema Blasco (Lección debida) y Javier Antón (Messer).

Finalmente, el documental brasileño Cinema Novo es un ensayo cinematográfico acerca de uno de los movimientos audiovisuales más influyentes en Sudamérica durante los años 50 y 60, todo visto a través de las obras y las reflexiones de sus autores más destacados. La cinta está escrita y dirigida por Eryk Rocha (Transeunte).

El bebé de Bridget Jones llega con ‘Los hombres libres de Jones’


Estrenos 16septiembre2016Después de semanas en las que la acción y la fantasía ha copado la mayor parte de los principales estrenos semana tras semana, el entretiempo cinematográfico comienza a llegar a las salas, y antes de poder ver los títulos que, presumiblemente, competirán por los premios, toca afrontar la llegada de otro tipo de películas. Este viernes, 16 de septiembre, es el turno del regreso de un personaje esperado por muchos, pero llega acompañado por algunos de esos títulos que ya empiezan a sonar en algunas quinielas. Y ambos, por supuesto, por estrenos de lo más variado.

Desde luego, el principal estreno es Bridget Jones’s Baby, tercera parte de las desventuras de este personaje interpretado por Renée Zellweger (Expediente 39) y creado por Helen Fielding. En esta ocasión la trama sitúa a la protagonista ante la duda de quién es el padre de su futuro hijo, después de haber roto con el que creía iba a ser el amor de su vida y haber conocido a un galán estadounidense que parece ser el hombre perfecto. Dirigida por Sharon Maguire (El diario de Bridget Jones), esta comedia co producida entre Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda y Francia cuenta en su reparto con Colin Firth (Kingsman: Servicio Secreto), Patrick Dempsey (serie Anatomía de Grey), Celia Imrie (El nuevo exótico hotel Marigold), Emma Thompson (Un golpe brillante), Gemma Jones (Radiador) y Jim Broadbent (La leyenda de Tarzán).

Puramente norteamericana es Los hombres libres de Jones, drama biográfico que narra la rebelión de un soldado del ejército Confederado durante la Guerra de Secesión, llegando a liderar una milicia de desertores, esclavos y mujeres que se levantó contra el Gobierno para crear su propio estado. Gary Ross (Los juegos del hambre) es el encargado de poner en imágenes esta historia interpretada por Matthew McConaughey (Interstellar), Gugu Mbatha-Raw (La verdad duele), Keri Russell (serie The americans) y Mahershala Ali (serie House of cards), entre otros.

El elemento terrorífico lo aporta Morgan, thriller de ciencia ficción que supone el debut en el largometraje de Luke Scott. La trama arranca cuando una especialista en problemas empresariales es solicitada para evaluar el riesgo que puede suponer el producto de una compañía, y si es necesario acabar con él. Ese producto es, en concreto, una forma de vida con apariencia humana pero con unas capacidades y un poder que pueden poner en riesgo la vida de los que la rodean. Entre los principales actores encontramos a Kate Mara (Marte), Anya Taylor-Joy (La bruja), Toby Jones (serie Wayward Pines), Rose Leslie (serie Juego de tronos), Boyd Holbrook (Perdida), Michelle Yeoh (The lady), Jennifer Jason Leigh (Los odiosos ocho), Paul Giamatti (San Andrés) y Brian Cox (Pixels).

La representante española es El futuro ya no es lo que era, comedia escrita y dirigida por Pedro L. Barbero (Tuno negro) cuya historia gira en torno a un joven que debe decidir si acepta la millonaria propuesta de una cadena de televisión para convertirse en el adivino estrella de un programa, o arriesgar todo su futuro para luchar por sus sueños. Dani Rovira (Ocho apellidos catalanes), Carmen Maura (Las sillas musicales), Carolina Bang (Mi gran noche), José Corbacho (Mi dulce), Yolanda Ramos (Ahora o nunca) y Eduardo Velasco (La mula) encabezan el reparto.

Italia y Francia son los países responsables de Suburra, thriller dramático ambientado en el mundo de la mafia en Italia que adapta la novela de Giancarlo De Cataldo y Carlo Bonini. La trama comienza con el intento de construir en la costa un complejo urbanístico al más puro estilo Las Vegas. Para ello, un viejo jefe de la mafia logra el apoyo de grupos locales de Ostia, pero no parece suficiente, por lo que se desatará una lucha entre políticos, mafiosos y eclesiásticos que dejará a su paso ríos de sangre. Dirigido por Stefano Sollima (serie Roma criminale), el film está interpretado por Pierfrancesco Favino (Rush), Elio Germano (El fin es mi principio), Claudio Amendola (Cha cha cha) y Alessandro Borghi (Roma criminale).

Sin duda la cinta más internacional es Boi Neon, drama de 2015 que cuenta con capital brasileño, uruguayo, holandés y español y cuya trama se centra en un joven que trabaja en las “Vaquejadas”, el tradicional rodeo del noreste de Brasil. Aunque feliz con su vida y el grupo que le acompaña de feria en feria, el panorama cambiante del país, que empieza a industrializarse con la fábrica de textil, le hace soñar con algo más, con el diseño de moda. Escrita y dirigida por Gabriel Mascaro (Vientos de agosto), la película está protagonizada por Juliano Cazarré (Serra Pelada), Alyne Santana, Carlos Pessoa y Maeve Jinkings (Falsa Loura).

En lo que a animación se refiere, dos son las propuestas que llegan a la cartelera. Robinson, una aventura tropical narra la historia escrita por Daniel Defoe desde un punto de vista muy particular. La historia se centra en un guacamayo que vive en una isla tropical junto a un grupo variopinto de animales. A pesar de la comodidad de su vida, ansía poder salir de allí y conocer mundo, algo que podría cumplirse cuando Robinson Crusoe llega a la isla después de un naufragio. El problema es que con él llegan también piratas y un grupo de gatos salvajes que amenazan su pacífica vida. Producida entre Francia y Bélgica, la cinta está dirigida a cuatro manos por Vincent Kesteloot y Ben Stassen (Sammy’s avonturen 2), y cuenta con las voces de Matthias Schweighöfer (Todo un hombre), Dieter Hallervorden (The child) y Aylin Tezel (Lost in the living).

Desde China llega El pincel mágico, aventura familiar dirigida por Zhixing Zhong, que debuta en el largometraje. La trama se centra en un joven con pasión y habilidad para la pintura que un día recibe un pincel mágico que convierte en realidad todo lo que plasma sobre el lienzo. Pronto comienza a utilizarlo para ayudar a sus vecinos, pero un codicioso general le obligará a utilizarlo para sus fines personales, lo que obligará al joven y a sus amigos a iniciar una lucha por su libertad. Entre las voces del reparto encontramos las de Haitian Hong (Qian ting zong dong yuan 5: shi guang bao he), Xianglong Meng (Dragon Nest: Warriors’ Dawn) y Shao Yichen.

Terminamos con un documental estrenado el jueves y que solo podrá verse durante la próxima semana. The Beatles: Eight Days a Week, dirigido por Ron Howard (El código Da Vinci), se centra en la carrera de esta mítica banda entre 1962 y 1966. Por primera vez se muestran imágenes de sus primeros conciertos y muchas de las interioridades del grupo.

‘Kingsman: Servicio secreto’: los sastres de la mesa redonda


Taron Egerton, Colin Firth y Samuel L. Jackson protagonizan 'Kingsman: Servicio secreto'.Apenas tiene cinco películas en su haber como director, pero Matthew Vaughn (Stardust) es uno de los realizadores con un futuro más prometedor. Al menos con una visión más personal de la narrativa audiovisual y del espectáculo. Su último film lo confirma, no solo porque es una de las propuestas más divertidas y con mensaje de denuncia social que hay actualmente en la cartelera, sino porque derrocha imaginación formal por los cuatro costados de cada uno de sus fotogramas.

Y es que Kingsman: Servicio secreto vuelve a nutrirse de la imaginación que también derrocha Mark Millar en sus novelas gráficas. La película, más allá de su contenido o de sus excesos (ese final con la princesa es la guinda del pastel), es un viaje en montaña rusa por un mundo, el del espionaje, visto desde un punto de vista muy particular. A medio camino entre la elegancia de James Bond y la crudeza de Jason Bourne, Vaughn construye un relato que deja muy poco tiempo al aburrimiento, que obliga al espectador a mantener la atención sobre cada detalle y que, en definitiva, disecciona un género muy manido con una mirada gamberra y original.

A todo ello contribuye un reparto que simplemente impresiona. Se ha convertido en algo habitual ver a grandes actores enfundarse trajes de superhéroes. Lo que no es tan habitual es ver a alguien como Colin Firth (El diario de Bridget Jones) enfundarse un traje de sastre para protagonizar una de las secuencias más violentas y mejor rodadas de los últimos años, que tiene como protagonistas una iglesia y un grupo de feligreses en estado de ira. Lo cierto es que todos los protagonistas, sin excepción, forman un mosaico de personalidades y de contrastes que juegan en beneficio de un film que sabe reírse de si mismo y de todos aquellos referentes que toma para darles la vuelta. Y lo hace a través de esa especie de organización que emula a los caballeros de la mesa redonda del rey Arturo.

Quizá peque de violenta. Quizá haya momentos en los que pierda algo de fuelle. Y posiblemente algunos secundarios no estén demasiado desarrollados. Pero Kingsman: Servicio secreto es una alternativa divertida, transgresora y con un claro mensaje que es capaz de agradar a todo tipo de espectadores. Y eso no es fácil de lograr hoy en día. Ahí está el mérito de Matthew Vaughn, quien ha logrado que sus cinco obras como director sean cinco films que han dejado una cierta huella en cada uno de sus géneros. Solo le queda realizar un film de gran calado en crítica y público para convertirse en uno de los más grandes directores. Todo llegará.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: