‘Baby Driver’: fotogramas musicales


Hay cine que tiene como contexto la música. Hay cine musical, que no es exactamente lo mismo. Y luego está lo nuevo de Edgar Wright (Arma fatal), cuya definición, al menos una de ellas, podría ser el cine hecho música… o la música hecha cine. Porque si algo destaca en esta cinta de acción para melómanos es precisamente lo que el director logra hacer no solo con una planificación milimétrica, sino con un montaje tan poético, frenético y complejo que reduce las casi dos horas de metraje a un puñado de canciones que ya deben formar parte de la banda sonora de nuestras vidas.

Lo peor de Baby Driver puede que sea, curiosamente, su trama. No porque no sea buena, sino porque aporta más bien poco al género. Lineal y hasta cierto punto previsible, esta historia de ladrones sin corazón y jóvenes corazones robados para una malvada causa recuerda muchas otras grandes películas en lo que a su desarrollo dramático se refiere. Hasta aquí, una película más. Es a partir de entonces cuando la obra adquiere dimensiones casi épicas. Wright demuestra su manejo del montaje, del ritmo y de la cultura musical con una apuesta visual tan rica en referentes como divertida en las interpretaciones de sus solventes y notables actores.

La cinta es música. Y la banda sonora es cine. Su director logra algo sumamente complicado: fusionar hasta hacer uno notas musicales y fotogramas, elaborando una íntima relación que no puede ser destruida. Ya sea con canciones escuchadas en un iPod, ya sea con el ritmo creado por el sonido ambiente, todo en esta historia de amor, velocidad y atracos es una partitura. Incluso algunos momentos protagonizados por Kevin Spacey (Elvis & Nixon) son, literalmente, poéticos, aportando al conjunto un toque tan irónico como lírico. Y junto a todo esto, el tratamiento visual, con secuencias de acción que son pura adrenalina y un uso cromático que adquiere un elevado significado hacia el final del metraje.

En definitiva, Baby Driver es una obra diferente, fresca, no apta para aquellos a los que no les guste la música. Una historia de robos a ritmo de volante, de auriculares y de sueños frustrados que atrapa al espectador en su asiento para llevarle en un viaje por la música de toda una vida. Poco importa en este caso que la historia pueda carecer de demasiada originalidad en lo que a desarrollo y personajes se refiere. Poco importan algunas licencias necesarias para hacer que la acción tenga sentido. Lo que Edgar Wright propone, además de un contundente golpe en la mesa de Hollywood (si es que no lo había dado ya), es un viaje divertido, tanto visual como sonoro, que solo puede disfrutarse. Abróchense el cinturón y, sobre todo, estén atentos a la luz roja.

Nota: 7/10

‘Rush’: la pasión de dos personalidades opuestas


Chris Hemsworth (James Hunt) y Daniel Brühl (Niki Lauda) en 'Rush', de Ron Howard.Tanto si uno es seguidor de la Fórmula 1 como si el mundo del motor no le interesa para nada, la historia de Niki Lauda es un ejemplo trágico de superación. Su rivalidad con James Hunt, su terrible accidente y su posterior reincorporación a los circuitos del mundial le convirtieron en una leyenda viva que el nuevo film de Ron Howard (Apolo 13) recoge con fidelidad y acierto, remarcando las opuestas personalidades en la pista y fuera de ella de los contrincantes, y creando algunos de los mejores momentos de carreras que se han visto en la gran pantalla.

Claro que buena parte del mérito pertenece a Peter Morgan. El guionista de El desafío. Frost contra Nixon (2008) pone sobre el papel la personalidad de cada uno de los personajes como si de una religión se tratara. Cada detalle, cada decisión, es una vía de expresión de sus formas de ser diametralmente opuestas. Da igual que sea una boda o una carrera, una conversación en un hangar o la forma de celebrar un título. Mientras Lauda ve la vida como un camino de disciplina, cálculo y legalidad a cumplir, Hunt es la representación terrenal de Baco, el dios griego del vino y la locura. Una decisión, la de mostrarles de una forma tan uniforme, que en algún momento muestra sus carencias, haciendo que repercuta en el ritmo del conjunto y en algunas decisiones. Sin embargo, no es algo alarmante, al contrario. El guión aprovecha esto para labrar poco a poco el mensaje que finalmente se desvela con el discurso de Lauda, y que no es otro que en la aparente rivalidad se esconde una amistad y respeto mutuos por una pasión compartida.

Este es otro de los fallos del film: la voz narrativa. Howard abusa demasiado del recurso en los primeros compases de forma innecesaria para trasladas al espectador una información necesaria pero fácil de comunicar en imágenes o, si llega el caso, a través de diálogo. Una decisión, por cierto, que contrasta con el resto de la narrativa visual, impactante en sus carreras (sobre todo en la última de Japón) y fiel hasta límites obsesivos en los detalles de la época y de los personajes. Por no hablar del accidente, estremecedor y recreado plano a plano. En este sentido hay que destacar la labor de los actores principales. Tanto Daniel Brühl (Los Pelayos) encarnando a Lauda como Chris Hemsworth (Los Vengadores) en su papel de Hunt sobresalen del conjunto para convertirse literalmente en dos rivales interpretativos. Desde luego, si hay que elegir tal vez sea el segundo el que más sorprende por aquello de que sus papeles hasta ahora le habían exigido poco dramáticamente hablando.

Ron Howard vuelve a demostrar con Rush que es un director polivalente y todoterreno, capaz de sumergirse en cualquier tipo de género y trama sin que esta se vea seriamente afectada por una falta de carácter narrativo. Desde luego, lo que más destaca del film son las carreras y algunas formas de resolver determinados momentos, así como los actores. Sí, tiene fallos, sobre todo en el habitual descenso de ritmo del segundo acto, pero no una vez terminado el metraje no deja una huella demasiado profunda en la impresión general. Entretenida y sobre todo muy fiel a una tragedia que estuvo a punto de ser mortal.

Nota: 7/10

‘Fast and Furious 6’ llega para adelantar a todos los estrenos


Estrenos 24mayo2013Llega el viernes y toca hablar de estrenos. Y como es habitual, la tanda de nuevos títulos que llega a las pantallas españolas viene liderada por una película que está llamada a provocar una asistencia masiva del público a las salas, consiguiendo algo similar a lo que hizo en su momento Iron Man 3, una de las pocas alegrías que ha tenido la taquilla en las últimas semanas. En esta ocasión, coches, adrenalina y mucha acción llegan acompañadas por thrillers, dramas de corte fantástico y mucho cine europeo, entre el que destaca algún que otro título español.

Y vamos con esa primera película. Si hablamos de coches, persecuciones, delitos y peleas aderezado con la presencia de Vin Diesel (Pitch Black) y Paul Walker (Ladrones), muchos tendrán en la mente la saga Fast & Furious. En efecto, hoy viernes, 24 de mayo, llega a España la sexta entrega, titulada cómo no Fast & Furious 6, de nuevo con Justin Lin como director tras encargarse de las últimas películas de la serie. En esta ocasión, la trama transcurre algún tiempo después de la finalización de la anterior película. Tras el golpe orquestado a un imperio mafioso, el equipo dirigido por Diesel y Walker vive dispersado sin poder volver a casa. Sin embargo, su oportunidad de conseguir un indulto llega con la propuesta de detener a una peligrosa banda de conductores mercenarios. Además de los dos protagonistas, muchos rostros conocidos de la saga repiten en sus respectivos papeles, como son Dwayne Johnson (G. I. Joe: La venganza), Michelle Rodriguez (Resident evil), Elsa Pataky (Di Di Hollywood), Tyrese Gibson (Transformers), Shea Whigham (serie Boardwalk Empire) y el rapero Ludacris (Max Payne), a los que habría que sumar nuevas incorporaciones como la de Gina Carano (Indomable) y Luke Evans (Immortals).

Otra de las propuestas más atractivas cambia algo de tercio, aunque sigue teniendo un claro componente del cine de acción. Hablamos de Dead Man Down (La venganza del hombre muerto), thriller que dirige Niels Arden Oplev, director de Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres, la primera versión que se hizo de la famosa novela de Stieg Larsson. Este thriller arranca cuando la mano derecha de un señor del crimen debe hacer frente a un asesino que busca acabar con su jefe, no sin antes eliminar a toda la banda uno por uno. En medio de esta situación conoce a una joven que busca venganza por un crimen cometido contra ella. Lo que nadie parece sospechar es que el protagonista oculta un secreto del pasado. Protagonizada por Colin Farrell (Noche de miedo) y Noomi Rapace, precisamente Lisbeth Salander en la versión de Oplev, la película cuenta también con Terrence Howard (Red tails), Dominic Cooper (El doble del diablo) e Isabelle Huppert (Amor).

El otro estreno estadounidense lleva por título Un amigo para Frank y su argumento es, cuanto menos, curioso. Ambientada en el futuro, la historia se centra en un anciano cuya pasión y única actividad son los libros. Dado que su única amiga es la bibliotecaria de su ciudad, sus hijos deciden regalarle un robot que le cuide y le haga algo de compañía. Lo que al principio se convierte en una incomodidad para el hombre poco a poco se irá tornando en amistad y verdadero afecto. Dirigida por Jake Schreier, quien debuta así en el largometraje, esta comedia dramática con tintes de ciencia ficción está protagonizada por Frank Langella (La caja), James Marsden (27 vestidos), Liv Tyler (The ledge), Susan Sarandon (El cliente), Peter Sarsgaard (An education) y Jeremy Strong (Lincoln), entre otros.

Pasando a la producción nacional que llega este viernes lo primero que nos encontramos es La estrella, drama romántico que supone la ópera prima de Alberto Aranda, quien escribe y dirige este film basado en la novela de Belén Carmona, quien también colabora en el guión. Un guión que sigue a una joven cuya felicidad, al menos de forma aparente, se halla en cuidar de los demás. Tanto, que se olvida de cuidar de sí misma. Sin embargo, su don para el flamenco y para la vida en general le llevarán a descubrir que también tiene derecho a ser feliz. Ingrid Rubio (Que se mueran los feos), Carmen Machi (Los abrazos rotos), Marc Clotet (Mil cretins), Fele Martinez (Tesis), Carlos Blanco (Trastorno) y Rubén Sánchez forman el elenco principal.

Chaika es el otro film español, aunque en esta ocasión comparte producción con Georgia y Rusia. Su historia comienza cuando un joven vuelve a su hogar para enfrentarse a lo que queda de su pasado y de su familia. Durante su estancia empezará a recordar viejos y vagos recuerdos que el protagonista tenía de su madre, un viaje que le llevará a descubrir nuevos territorios desconocidos para él y nuevas revelaciones que modificarán esos recuerdos. Un drama en su definición más pura que dirige Miguel Ángel Jiménez (Ori) y que protagonizan Salome Demuria (Çölçü) y Gio Gabunia.

El director inglés Michael Winterbotton regresa a las pantallas españolas con The trip, producción del 2010 que cuenta como principales protagonistas con Steve Coogan y Rob Brydon, actores con los que ya coincidió en 24 Hour Party People. En esta ocasión la historia es una road movie que se centra en dos personajes que realizan un viaje por los mejores restaurantes de la campiña inglesa. Paul Popplewell (Redención), Margo Stilley (9 songs) y Claire Keelan (The last hangman) completan el reparto principal de esta comedia anglosajona.

En cuanto al resto del mundo, una de las películas que se estrenan hoy es El estudiante, realizada en Argentina en 2011. La trama comienza cuando un joven del interior del país sudamericano llega a Buenos Aires para estudiar en la universidad. Sin embargo, pronto comprende que nada de lo que estudia le interesa, por lo que empieza a deambular por la facultad conociendo gente. Todo cambia cuando entabla amistad con una joven que le introduce en política. Poco a poco aprenderá las técnicas hasta convertirse en un dirigente estudiantil. Dirigida por Santiago Mitre (El amor – primera parte), la película está protagonizada por Esteban Lamothe (La vida por Perón), Romina Paula (Medianeras), Ricardo Félix (La paz) y Valeria Correa (El hombre de al lado).

Por último tenemos que mencionar En otro país, film procedente de Corea del Sur que narra diferentes historias relacionadas entre sí a través de elementos comunes como un hotel, un socorrista o el hecho de que las mujeres protagonistas se llaman Anne y tienen relación de un modo u otro con el país asiático. Un drama que dirige Hong Sang-soo (Hahaha) y que protagonizan Isabelle Huppert, que repite estreno gracias a Un amigo para Frank, Kwon Hye Hyo y Jung Yu Mi, quienes debutan en la interpretación, Yoon Yeo-jeong (Hanyo) y Moon So-ri (Sa-kwa).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: