‘Le Mans ’66’: Dos hombres y su destino


El mundo del motor y la velocidad siempre ha tenido en el cine un romanticismo y un atractivo muy definidos. La rivalidad entre pilotos y compañías, las tensiones en los equipos, la adrenalina de ver el marcador de la velocidad llegar al máximo posible. Todos ellos son elementos que definen a este género. Pero la nueva película de James Mangold (Logan) tiene algo más. Un algo más que se sustenta en un reparto extraordinario.

Porque Le Mans ’66, más que una película de velocidad o la rivalidad de las compañías Ford y Ferrari por ganar las 24 horas de Le Mans, es una historia de dos hombres enfrentándose a todo y a todos para lograr no solo ganar a Ferrari, sino construir el coche más rápido de ese momento. En este sentido, Mangold construye un relato casi épico sustentado en el conflicto entre dos amigos que, a pesar de sus diferencias, se respetan, se aprecian y, sobre todo, se enfrentan juntos a un poder que está por encima de sus posibilidades. Los tira y afloja en su lucha personal trasladados al conflicto con los mandamases representan una de las mejores muestras del delicado equilibrio entre el desarrollo del futuro y el conservadurismo del pasado, pero sobre todo la lucha entre aquellos expertos en un determinado campo y los que tienen otros intereses.

Curiosamente, las carreras no son lo más atractivo del film. Es cierto que son parte fundamental y aportan un añadido muy interesante al conjunto, sobre todo la brutalidad y espectacularidad de algunas de ellas, pero Mangold no apuesta por ellas de una forma evidente. Es más, hay varios momentos de las pruebas deportivas que se narran más como una parte ínfima de esa relación entre los dos protagonistas (inmensos Christian Bale –La gran apuesta– y Matt Damon –Suburbicón-) que como un punto fundamental del relato. Y eso se nota en el lenguaje narrativo, espectacular por necesidad pero no apasionante. Y esto no debería de verse como algo negativo, o al menos no como algo demasiado negativo. La película no es un carrusel de veloces vehículos y motores al máximo, sino, como digo, es la historia de una amistad y de dos hombres queriendo hacer historia.

Dicho de otro modo, Le Mans ’66 no es una historia sobre pilotos. No es un relato sobre una rivalidad sobre una pista y cómo eso se traslada a velocidades de vértigo. Y puede que esto para muchos sea ya una decepción, pero nada más lejos de la realidad. Mangold construye un interesante relato sobre dos hombres que hicieron historia luchando contra la adversidad interpretados por dos actores extraordinarios acompañados de un reparto en estado de gracia. Sí, el film se hace un poco largo en sus dos horas y media. Posiblemente le sobren algunos momentos del metraje, y esto tal vez es lo que no lo convierte en una obra sobresaliente. Pero en todo caso estamos ante una historia que relata la Historia desde un punto de vista diferente, más humano.

Nota: 7,5/10

Bale y Damon compiten en ‘Le Mans ’66’ contra ‘El irlandés’


Noviembre está siendo un mes de muchos, muchísimos estrenos. La cercanía de la época de premios empieza a notarse en la cartelera española, donde a diferencia de la semana pasada, este viernes día 15 llegan varios estrenos llamados a atraer al gran público. Acción, drama, terror y comedia son los principales géneros que llegan a las pantallas, aunque el estreno más importante cuenta con una particularidad adicional.

Y es que El irlandés, la nueva película de Martin Scorsese (Silencio) llega a un puñado de cines de forma limitada, siendo estrenada posteriormente en Netflix. La cinta, basada en la novela de Charles Brandt, se centra en el asesino a sueldo Frank Sheeran, conocido como ‘El irlandés’, quien en su lecho de muerte confesó haber cometido el asesinato no resuelto del líder sindical estadounidense Jimmy Hoffa por encargo de Russell Bufalino, jefe de una familia mafiosa. Este drama biográfico cuenta con un imponente reparto encabezado por Robert De Niro (Joker), Al Pacino (Érase una vez en… Hollywood), Joe Pesci (Love Ranch), Harvey Keitel (The last man), Anna Paquin (El permiso), Bobby Cannavale (Ant-Man y la Avispa), Jesse Plemons (El vicio del poder), Stephen Graham (Rocketman) y Jack Huston (Ben-Hur).

También biográfica, aunque en este caso ambientada en el mundo del motor, es Le Mans ’66, adaptación del libro de A.J. Baime que narra la lucha entre Ford y Ferrari por el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. La cinta aborda el encargo de Henry Ford II y Lee Iacocca de diseñar y construir desde cero un nuevo automóvil capaz de acabad con el dominio de la casa italiana, y cómo un visionario Carroll Shelby y el conductor británico Ken Miles hicieron historia. Dirigida por James Mangold (Logan), la película está protagonizada por Christian Bale (Hostiles), Matt Damon (Suburbicon), Jon Bernthal (Viudas), Caitriona Balfe (Money monster), Marisa Petroro (Axium effect) y Josh Lucas (Lo que fuimos), entre otros.

La última de las producciones estadounidenses es La casa del terror, cinta escrita y dirigida a cuatro manos por Scott Beck y Bryan Woods (Nightlight) que arranca cuando seis amigos deciden entrar en una casa encantada que les promete experiencias extremas. Según se anuncia, el lugar les enfrentará a sus miedos más profundos. Pero la noche terminará siendo mortal cuando descubran que algunos de esos monstruos son muy reales. Terror, algo de intriga y emociones fuertes es lo que promete esta cinta en cuyo reparto encontramos a Katie Stevens (serie Las farsantes), Will Brittain (Desolate), Lauryn Alisa (serie Step Up: High water), Andrew Caldwell (Don’t sleep), Shazi Raja (Qué fue de Brad) y Schuyler Helford (serie #Cybriety).

Entre los estrenos españoles destaca Madre, el largometraje continuación del corto homónimo nominado al Oscar (la primera secuencia de la película es el propio cortometraje). Dirigida también por Rodrigo Sorogoyen (El reino), esta combinación de drama e intriga arranca cuando una madre recibe una llamada desesperada de su hijo de seis años que le dice que está perdido en una playa de Francia y que no encuentra a su padre. Fue lo último que supo del pequeño, y diez años más tarde la mujer vive en esa misma playa en la que desapareció su hijo. Poco a poco parece que está logrando salir del oscuro abismo en el que se quedó atrapada, pero su vida da un vuelco cuando conoce a un adolescente francés que le recuerda a su hijo. Entre ambos surge una fuerte conexión que terminará sembrando el caos. Marta Nieto (serie Cuéntame cómo pasó), Alex Brendemühl (El creyente), Jules Porier (Marvin ou la belle éducation), Frédéric Pierrot (Llenos de vida), Anne Consigny (Elle), Blanca Apilánez (Requisitos para ser una persona normal) y Raúl Prieto (El desentierro) son los principales actores.

Muy diferente es la comedia Si yo fuera rico, cinta que narra las peripecias de un joven en apuros y en una crisis sentimental que, de la noche a la mañana, se hace exageradamente rico. Pero su situación con su pareja, de la que se está divorciando, le impide contárselo a nadie, ni siquiera a sus amigos, y evitar a toda costa que alguien pueda descubrir su nueva fortuna. Dirigida por Álvaro Fernández Armero (Las ovejas no pierden el tren), esta película con capital español está protagonizada por Álex García (Gernika), Alexandra Jiménez (Superlópez), Adrián Lastra (Toc toc), Diego Martín (Continuer), Bárbara Santa-Cruz (Sin rodeos), Paula Echevarría (Ola de crímenes) y Antonio Resines (La reina de España).

También pertenece a la comedia el tercer estreno español, Turbulencia zombi, film escrito y dirigido por Martín Garrido Ramis (Una función para olvidar), quien se reserva un papel en esta historia que tiene como protagonistas a un grupo de friáis de las películas de zombis que deciden rodar una película de ese género, aunque sin tener ni idea de cómo hacerlo. El reparto se completa con Beatriz Barón (El hijo bastardo de Dios), Alfredo Contreras, Toni Llull y Leyden Lorenzo, entre otros.

España también está presente, junto a Francia y Portugal, en Liberté, drama de corte histórico que transcurre en 1774 entre Potsdam y Berlín. Tres libertinos expulsados de la corte de Luis XVI van en busca del duque de Walchen, un seductor y libre pensador alemán con el objetivo de exportar el libertinaje y convertirlo en una filosofía que rechace la moral y la autoridad. Albert Serra (Roi Soleil) dirige este film en cuyo reparto encontramos a Helmut Berger (Saint Laurent), Theodora Marcadé, Marc Susini (Trois ponts sur la rivière) y Baptiste Pinteaux.

Con capital francés y belga cuenta la comedia Buenos principios, adaptación de la novela de John Fante que dirige y protagoniza Yvan Attal (Una razón brillante), cuyo argumento se centra en un escritor de mediana edad que no ha vuelto a encontrar la inspiración después de escribir un best sellar hace más de 20 años. Él parece hacer responsable a su mujer y sus cuatro hijos de no haber conseguido sus sueños y no haber triunfado, pero de la noche a la mañana su mundo empieza a cambiar: el amor de su mujer flaquea, sus hijos se independizan y aparece de la nada un perro que le ayudará a entender que su mejor historia la ha estado viviendo todos estos años. Además de Attal, el reparto está integrado por Charlotte Gainsbourg (El muñeco de nieve), Pascale Arbillot (¿Dónde estás mamá?), Adèle Wismes (Vivir deprisa, amar despacio) y Sébastien Thiery (Salvoconducto).

Puramente francesa es Rémi: una vida extraordinaria, drama familiar de 2018 que adapta la novela de Hector Malot acerca de un huérfano arrebatado de su madre adoptiva a los 10 años y entregado a un misterioso músico ambulante. Durante esta aventura aprenderá la dura vida del acróbata y a cantar para sobrevivir, y terminará por conocer el secreto de su verdadero origen. Dirigido por Antoine Blossier (Proie), este drama familiar está protagonizado por Daniel Auteuil (Las confesiones), Maleaume Paquin, Virginie Ledoyen (Adiós a la reina), Jonathan Zaccaï (Cerise), Jacques Perrin (El infierno 2005) y Ludivine Sagnier (El Club de la Tristeza).

El último de los estrenos de ficción es La audición, drama con capital francés y alemán dirigido por Ina Weisse (Der architekt) cuya trama tiene como protagonista a una profesora de violín en un instituto de música. La mujer logra la admisión de un chico en el que detecta un notable talento, pero el trabajo con el joven la llevará a distanciarse de su hijo y de su marido. El día del examen parcial del joven los acontecimientos se precipitan con un trágico giro. Nina Hoss (serie Homeland), Simon Abkarian (Cartas a Roxanne), Jens Albinus (Rosita), Ilja Monti y Serafines Mishiev (So fiel Zeit) son los principales actores.

Pasamos ahora a la animación. One Piece: Estampida es el título de la nueva película con los personajes de la famosa serie de anime de Eiichiro Oda. En esta ocasión, la historia transcurre en el Pirates Festival, evento realizado por piratas para los piratas. La tripulación del Sombrero de paja recibe una invitación del anfitrión no solo para acudir, sino para participar en una búsqueda del tesoro en el que participarán multitud de piratas, entre ellos los conocidos como la Peor generación. Takashi Otsuka (Eiga Purikyua ôru sutâzu DX 3: Mirai ni todoke! Sekai o tsunagu nijiiro no hana) dirige esta aventura con capital japonés que cuenta con las voces originales de Ikue Ôtani (Pokémon: Detective Pikachu), Mayumi Tanaka (El bosque del piano), Kappei Yamaguchi (El niño y la bestia), Kazuya Nakai (Godzilla: The planet eater) e Hiroaki Hirata (Maquia. Una historia de amor inmortal), entre otros.

Desde Rusia llega Animales en apuros, cinta animada de 2018 dirigida a cuatro manos por Victor Azeev, quien debuta en el largometraje con este film, y Vasiliy Rovenskiy (Pomnyu – ne pomnyu). El argumento sigue a un castor y un gato que, después de convertirse en mejores amigos, emprenden una misión peligrosa para liberar a sus compañeros animales secuestrados por extraterrestres.

En lo que a documental se refiere, dos son las propuestas. Renacidos: El Padre Pío cambió sus vidas es una producción española que, a través del relato de 25 personas, narra la labor del Padre Pío y cómo cambió la vida de personas cuyos testimonios harán estremecer a los espectadores. José María Zavala (El misterio del Padre Pío) dirige esta propuesta.

También española, aunque de 2018, es Idrissa, crónica de una muerte cualquiera, producción que pone el foco en el caso real de un joven inmigrante africano que murió en 2012 en un Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona. A través de su caso la cinta reconstruye el drama de la realidad de quienes llegan a otro país en busca de un futuro mejor. La película está dirigida por Xavier Artigas y Xapo Ortega (Tarajal).

 

‘El vicio del poder’: un poder ejecutivo individual… y efectivo


A medio camino entre el documental, la comedia y el drama. Ese es el delicado equilibrio, y buena base del éxito, que logra Adam McKay (La gran apuesta) con su film sobre la vida y cuestionable obra de Dick Cheney. Una película compleja narrativamente hablando, irónica a cada paso que analiza y terriblemente trágica por cuanto expone unos hechos que cambiaron el rumbo del mundo de un modo tan crudo y desnudo que es difícil no plantearse muchas cuestiones sobre los dirigentes que nos gobiernan.

Pero vayamos a lo que nos importa, y es que este El vicio del poder es una cinta diferente, notablemente superior a casi todas las que pueden verse actualmente en una sala de cine. Y lo es porque su director logra conjugar de forma magistral todos y cada uno de los elementos de cualquier película, desde una caracterización y una interpretación sencillamente impecables hasta una banda sonora minuciosamente escogida que ensalza el verdadero significado de las escenas (ese final con la banda sonora de West Side Story es el mejor ejemplo). Todo ello compone un relato en el que el montaje es clave, pues no solo aporta ese toque documental al conjunto, sino que permite al espectador apreciar el subtexto que muchas veces puede no identificarse en este tipo de historias políticas. Un montaje que, por ejemplo, juega con la posibilidad de un final feliz para el planeta si Cheney se hubiera retirado a tiempo de su carrera política. Por cierto, a aquellos que hayan seguido la serie House of cards puede que les resulten familiares ciertos aspectos de la carrera de este político.

Posiblemente el mayor problema de este film sea su excesiva duración. La vida de Cheney, por muchos intensos momentos que tuviera, no aguanta un relato de más de dos horas, y ni siquiera la extraordinaria interpretación de Christian Bale (La promesa), más allá de sus 18 kilos de más, logra sostener el relato en muchos tramos. Por cierto, que Bale es en realidad la punta de lanza de un reparto en estado de gracia. Pero volviendo al ritmo narrativo de la cinta, McKay, a pesar de su extraordinaria labor, no es capaz de equilibrar adecuadamente los cambios de interés dramático que tiene el film. Y es algo que se nota incluso en el lenguaje visual. Las secuencias más importantes e interesantes están abordadas con un ritmo casi frenético, mientras que las más irrelevantes se afrontan casi con un lenguaje academicista, carente de la personalidad que caracteriza al film.

Esta irregularidad es la que impide que El vicio del poder sea una obra brillante, aunque no tanto como para que no estemos hablando de una película más que notable. Su montaje, el humor con el que afronta algunos de los hechos más oscuros de la reciente historia de Estados Unidos, la labor del reparto (más allá de transformaciones o caracterizaciones), el narrador y su relación con los hechos o la música componen un relato que no solo entretiene en su mayoría, sino que invita a reflexionar sobre lo que ha ocurrido en el mundo en los últimos 20 años. Que una película ofrezca al espectador la base para un debate, aunque sea interno, y le obligue a mirar los acontecimientos más recientes con otros ojos es ya de por sí algo por lo que merece la pena revisionar varias veces esta cinta. Y si lo hace con el estilo personal y transgresor de McKay, el interés se multiplica.

Nota: 8,5/10

Bale encarna ‘El vicio del poder’ ante las nuevas aventuras de Astérix


En años anteriores algunas de las películas con más posibilidades de llevarse varios Oscar solían estrenarse con semanas de antelación. Sin embargo, este 2019 parece que se condensarán muchos de estos títulos en los meses de enero y febrero, es decir, poco tiempo antes de conocerse los ganadores. De hecho, este viernes, 11 de enero, llega uno de los films que más nominaciones tuvo en los Globos de Oro (considerados antesala de la codiciada estatuilla) y que menos premios se llevó. Por supuesto, no llega solo a la cartelera española.

Pero sin duda, El vicio del poder es el gran estreno de la semana. Escrita y dirigida por Adam McKay (La gran apuesta), la trama narra cómo Dick Cheney, burócrata de Washington, terminó siendo el Vicepresidente de Estados Unidos bajo el mandato de George W. Bush y convirtiéndose en el hombre más poderoso del mundo, con consecuencias que aún hoy se dejan sentir. Christian Bale (Exodus: Dioses y reyes) da vida al protagonista, para lo que engordó 18 kilos. El reparto se completa con Amy Adams (Animales nocturnos), Steve Carell (La batalla de los sexos), Sam Rockwell (Tres anuncios en las afueras), Alison Pill (El caso Sloane), Eddie Marsan (Atómica), Tyler Perry (Perdida), Jesse Plemons (Los archivos del Pentágono), Lily Rabe (serie American Horror Story: Apocalypse) y Shea Whigham (Kong: La Isla Calavera).

Entre los estrenos europeos destaca Astérix: El secreto de la poción mágica, nueva adaptación a la gran pantalla de las aventuras de los personajes creados por René Goscinny y Albert Uderzo que, en esta ocasión, no surge de ningún cómic en concreto. La historia arranca cuando Panoramix cae de un árbol mientras busca los ingredientes de su poción mágica. Impedido al haberse roto una pierna, el druida reflexiona sobre su futuro y decide partir en busca de otro druida que sea digno de recibir el mayor secreto de su aldea: la fórmula de la poción que ha mantenido a raya a los romanos. Para el viaje contará con la ayuda de Astérix y Obélix. Dirigida a cuatro manos por Alexandre Astier y Louis Clichy (ambos directores de Astérix: la Residencia de los Dioses), la cinta francesa cuenta con las voces originales de Christian Clavier (Con los brazos abiertos), Guillaume Briat (Clitopraxis), Bernard Alane (Agathe Cléry) y el propio Astier.

También francesa es la comedia dramática El gran baño, dirigida por Gilles Lellouch (Narco). El argumento se centra en un grupo de hombres que, en plena crisis de los cuarenta, decide formar el primer equipo nacional de natación sincronizada masculino. A pesar de no tener experiencia ni conocimientos, su empeño y su ilusión les hará trabajar en equipo y desafiar los estereotipos y las barreras que se encuentren a su paso. Entre los principales actores encontramos a Mathieu Amalric (Los fantasmas de Ismael), Guillaume Canet (Perdido), Benoît Poelvoorde (Están por todas partes), Jean-Hugues Anglade (Suburra), Virginie Efira (Elle), Leïla Bekhti (El rehén) y Marina Foïs (El taller de escritura).

Francia y Hungría colaboran en Atardecer, drama ambientado en Budapest en 1913, meses antes del comienzo de la I Guerra Mundial. La protagonista es una joven que, después de pasar su infancia en un orfanato, regresa a la ciudad con la intención de entrar a trabajar como sombrerera en la antigua tienda de sus padres biológicos. Sin embargo, el nuevo propietario la rechaza. Sola y sin trabajo, descubrirá la existencia de un hermano, desvelando además oscuros secretos de su familia. Tras las cámaras encontramos a László Nemes (El hijo de Saúl), mientras que el reparto está encabezado por Susanne Wuest (Mademoiselle Paradis), Vlad Ivanov (Dark crimes), Juli Jakab (Two hookers and a bitch), Mónika Balsai (Kincsem) y Björn Freiberg (Matones sobre ruedas).

También es una coproducción Border, drama romántico con dosis de fantasía que cuenta con capital sueco y danés y que se basa en una historia corta de John Ajvide Lindqvist que tiene como protagonista a una mujer con un olfato tan desarrollado que es capaz de oler la culpa de cualquiera que quiere esconder algo. Un día su olfato es puesto a prueba con un hombre que pasa ante ella. Aunque sabe que oculta algo, no es capaz de identificarlo, y lo que es peor, se siente atraída por él. Al descubrir la verdadera identidad del hombre comprenderá también la verdad sobre su propia existencia y que su vida ha sido una gran mentira, lo que pondrá a la mujer ante una difícil decisión. Ali Abbasi (Shelley) pone en imágenes esta historia protagonizada por Eva Melander (Flocken), Eero Milonoff (El día más feliz en la vida de Olli Mäki), Jörgen Thorsson (Waltz for Monica), Ann Petrén (Eskil & Trinidad) y Sten Ljunggren (Medan vi lever).

Fuera de Europa nos encontramos con la vietnamita La tercera esposa, debut en el largometraje de Ash Mayfair, quien también escribe el guión de este drama ambientado en el siglo XIX que gira en torno a una niña de 14 años que se convierte en la tercera mujer de un rico terrateniente. Pronto comprende que su estatus solo podrá ser afirmado teniendo un hijo varón, algo que se convierte en una posibilidad real al quedarse embarazada. Sin embargo, la joven tendrá que enfrentarse a un amor prohibido cuyas consecuencias no solo serán devastadoras, sino que le harán comprender que en ese mundo sus opciones son pocas. Long Le Vu (Pleno verano), Mai Thu Huong Maya, Nguyen Phuong Tara My y Nhu Quynh Nguyen (Ben khong chong) encabezan el reparto.

Terminamos con un documental español, Todos los caminos, escrito y dirigido por Paola García Costas (Línea de meta), quien relata el viaje en bicicleta que realiza el padre de una niña con una enfermedad rara que no tiene cura y el popular actor Dani Rovira (Superlópez), acompañados de otros dos amigos. Juntos recorren la distancia entre Barcelona y Roma para visitar al Papa Francisco y dar así visibilidad a esta enfermedad, en una experiencia llena de emociones donde la solidaridad, la ternura, el deporte y la amistad son las principales características.

Música y drama reparten premios y derrotas en los 76 Globos de Oro


Vaya por delante que nunca he creído del todo eso de que los Globos de Oro son la antesala de los Oscar, aunque reconozco que los datos a lo largo de los años confirman en cierto modo esta teoría. Por eso esta 76 edición de estos premios concedidos por la prensa internacional en Estados Unidos es tan atractiva, pues de confirmar los pronósticos podrían verse algunas sorpresas en el Teatro Dolby (antes Kodak). Y si no se confirman, vendría a demostrar que no siempre estas dos entregas de premios están de acuerdo. Sea como fuere, lo cierto es que en esta ocasión las estatuillas han estado muy repartidas, y aunque para todo hay opiniones, creo que han logrado un amplio consenso a favor.

Desde luego, las mayores sorpresas, para mal, las han dado El vicio del poderHa nacido una estrella, las dos principales favoritas en categorías cinematográficas que casi se van de vacío. La primera solo ha logrado el premio al Mejor Actor de Comedia para Christian Bale (El caballero oscuro), mientras que la segunda logra el premio por la canción ‘Shallow’, compuesta entre otros por Lady Gaga, quien logra así su segundo de estos premios tras el obtenido por American Horror Story: Hotel. Por el contrario, se puede decir que Green Book y Bohemian Rhapsody, con el permiso de Alfonso Cuarón y su Roma, han sido las grandes triunfadoras y, por qué no, las grandes sorpresas. No es que no tuvieran posibilidades de lograr premios, sencillamente parecían títulos menos favoritos. Y personalmente considero que otorgar estos premios a un film como el biopic de Freddy Mercury no solo eleva a esta cinta a la categoría que merece, sino que reconoce la labor de Bryan Singer (X-Men) como director (aunque sin premio para el realizador) y la de Rami Malek (serie Mr. Robot) como actor, este sí con premio particular por su espléndida interpretación del fallecido cantante.

Lo que sí dejan estos premios es una más que presumible lucha por los principales premios Oscar. Lucha, dicho sea de paso, que será muy interesante analizar una vez se conozca el resultado y hacia qué lado han caído los apoyos. Pero los Globos de Oro han dejado algunas sorpresas, la más interesante, sin duda, la de Mejor Película de Animación. En la última década esta categoría ha tenido un único dueño en los Oscar: Walt Disney. Ya sea a través de Pixar o cualquiera otra de las compañías que forman parte de este macroimperio, lo cierto es que sus películas han sido premiadas de forma sistemática año tras año, con la excepción de Rango (2011). Por eso que una film como Spider-Man: Un nuevo universo haya logrado imponerse a cintas como Los Increíbles 2Ralph rompe Internet es un cambio más que positivo en esta trayectoria, demostrando que hay vida más allá de Disney, al menos en lo que a premios se refiere.

Último reconocimiento

En lo que respecta a la televisión, la mayor sorpresa posiblemente sea que ninguna de las habituales producciones que copan estas categorías ha logrado premios, lo cual no hace sino confirmar el buen momento de las series en todos sus formatos. En el recuerdo queda ese premio a Mejor Serie Drama para The americans, cuya última temporada, además de idónea, deja uno de los momentos más importantes de la narrativa moderna y una conclusión perfecta para una serie que ha sabido mantener un alto nivel dramático, de intriga y político durante prácticamente todas sus temporadas.

También destaca la repetición, por segundo año consecutivo, de Rachel Brosnahan como Mejor Actriz Comedia/Musical por The Marvelous Mrs. Maisel y, sobre todo, el triunfo de la serie de antología American Crimen Story, un formato poco habitual pero que ha dado muy buenos resultados en líneas generales en las producciones que se han arriesgado a ofrecer algo diferente y bien planteado al espectador. Sin premios se queda The Handmaid’s Tale, cuya segunda temporada ha dejado algunos momentos de irregularidad dramática y una labor excepcional de su principal secundaria, a la que da vida Ivonne Strahovski (All I see is you) y que finalmente no ha logrado tampoco un reconocimiento en forma de premio.

En resumen, y volviendo a lo que decía inicialmente, los Globos de Oro dejan unos premios muy repartidos, con pocos films que acaparen muchos reconocimientos y evidenciando la dificultad a la hora de premiar unos u otros trabajos. Queda la duda ahora de si los Oscar se plantearán también en estos términos, o si por el contrario habrá grandes triunfadoras. En cualquier caso, la realidad es que, sobre todo en televisión, las producciones no solo crecen en variedad, sino también en calidad, y eso obliga a mirar en muchas direcciones y a abrir el abanico de premios a obras que, décadas atrás, tal vez ni siquiera se habrían planteado. Y sobre todo, estos reconocimientos permiten a muchos creadores arriesgar con historias y planteamientos diferentes, enriqueciendo a su vez el propio séptimo arte, del que ya forma parte por derecho propio la pequeña pantalla.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Bohemian Rhapsody.

Mejor Película Comedia/Musical: Green Book.

 Mejor Director: Alfonso Cuarón, por Roma.

Mejor Actor Dramático: Rami Malek, por Bohemian Rhapsody.

Mejor Actor Comedia/Musical: Christian Bale, por El vicio del poder.

Mejor Actriz Dramática: Glenn Close, por La buena esposa.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Olivia Colman, por La favorita.

 Mejor Actor Secundario: Mahershala Ali, por Green Book.

Mejor Actriz Secundaria: Regina King, por El blues de Beale Street.

Mejor Guión: Peter Farrelly, Nick Vallelonga y Brian Hayes Currie, por Green Book.

Mejor Banda Sonora: Justin Hurwitz, por El primer hombre.

Mejor Canción: Lady Gaga, Anthony Rossomando, Andrew Wyatt y Mark Ronson, por ‘Shallow’, de Ha nacido una estrella.

Mejor Película en Lengua Extranjera: Roma (México).

Mejor Película de Animación: Spider-Man: Un nuevo universo.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Americans.

Mejor Actor Drama: Richard Madden, por Bodyguard.

Mejor Actriz Drama: Sandra Oh, por Killing Eve.

Mejor Serie Comedia: El método Kominsky.

Mejor Actor Comedia/Musical: Michael Douglas, por El método Kominsky.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Rachel Brosnahan, por The Marvelous Mrs. Maisel.

Mejor Miniserie/Telefilme: American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Darren Criss, por American Crime Story: El asesinato de Gianni Versace.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Patricia Arquette, por Fuga en Dannemora.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Ben Wishaw, por A very english scandal.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Patricia Clarkson, por Heridas abiertas.

Richard Gere lo consigue todo, incluso ‘La promesa’ de Christian Bale


El verano cinematográfico se toma un descanso en lo que a blockbusters se refiere para presentar, en este primer fin de semana de junio, numerosos títulos nuevos que, además de variedad, ofrecen al espectador historias alejadas de histrionismos o la espectacularidad que suele acompañar a los grandes estrenos de estas fechas. De hecho, solo hay que echarle un vistazo a la principal novedad de este viernes, día 2, para percatarse de que este es un fin de semana diferente.

Y es que los títulos de esta semana están encabezados por Norman, el hombre que lo conseguía todo, thriller dramático con capital estadounidense e israelí protagonizado por Richard Gere (El nuevo exótico hotel Marigold) y cuya trama se centra en un empresario de nivel bajo y amigo de un joven político que pasa por su peor momento. Tres años después, cuando el político se convierte en líder mundial, la vida del hombre de negocios cambia por completo. Escrita y dirigida por Joseph Cedar (Beaufort), la cinta completa su reparto con Lior Ashkenazi (La dune), Michael Sheen (serie Masters of sex), Charlotte Gainsbourg (Samba), Dan Stevens (serie Legión), Steve Buscemi (Con la magia en los zapatos) y Hank Azaria (Los pitufos 2).

Estados Unidos también colabora, en este caso junto a España, en La promesa, drama histórico dirigido por Terry George (Atraco en Belfast) que, ambientado en la caída del Imperio Otomano en los años 20 del pasado siglo, se centra en el triángulo amoroso formado por un estudiante de medicina, una bella mujer y un periodista norteamericano, que deberán afrontar sus sentimientos en un mundo que se desmorona a su alrededor. Entre los actores del film destacan Christian Bale (La gran apuesta), Oscar Isaac (X-Men: Apocalipsis), Charlotte Le Bon (Un viaje de diez metros), Jean Reno (Escuadrón de élite), Shohreh Aghdashloo (Los últimos caballeros), Tom Hollander (Misión: Imposible – Nación secreta), Alicia Borrachero (Vidas pequeñas) y Daniel Giménez Cacho (El Jeremías).

En lo que a cine europeo se refiere, el principal estreno es Marie Curie, biopic en clave de drama romántico que dirige Marie Noelle (Ludwig II) y cuya historia se centra en el momento en que la famosa científica gana el Premio Nobel de Física mientras mantiene una relación sentimental con un hombre casado. La alegría y la importancia del premio se verán empañados por las acusaciones de adulterio. Karolina Gruszka (Trick), Charles Berling (Elle), André Wilms (Pause), Daniel Olbrychski (Salt), Arieh Worthalter (Asalto en París) y Samuel Finzi (Fritz Lang) encabezan el reparto.

Antes de pasar a las novedades españolas, un thriller de 2015. La cara oculta de la Luna, producida entre Alemania y Luxemburgo, adapta la novela de Martin Suter acerca de un abogado que presencia el suicidio de un hombre de negocios al que arruinó tiempo atrás. Incapaz de seguir con su vida, el hombre deja todo para iniciar un viaje junto a una chica hippie por un bosque, y con el que el abogado perderá el control de su vida. Dirigida por Stephan Rick (Unter Nachbarn), la película está protagonizada por Moritz Bleibtreu (La dama de oro), Jürgen Prochnow (El código Da Vinci), Nora von Waldstätten (Los cinco y la isla del tesoro), André Hennicke (Solness) y Nino Porzio (serie Alerta cobra).

La comedia romántica es protagonista en Como la espuma, nuevo film escrito y dirigido por Roberto Pérez Toledo (Al final todos mueren) que arranca cuando 15 personas se reúnen en una antigua mansión, en la que tendrá lugar una orgía improvisada. Fruto de este encuentro surgirán romances, desencuentros, desamores y relaciones que cambiarán para siempre la vida de los protagonistas. Esta cinta con capital español está protagonizada por Sara Sálamo (Tres 60), Daniel Muriel (Azuloscurocasinegro), María Cotiello (Las 13 rosas), Miguel Diosdado (serie Bandolera), Pepe Ocio (Ignacio de Loyola), Carlo D’Ursi (La punta del iceberg) y Nacho San José (People you may know).

Este viernes la cartelera suma igualmente a Mil cosas que haría por ti, producción española que gira en torno a un joven que pierde un carísimo reloj, regalo de su novia por su cumpleaños. Esto provoca que ella decida romper la relación, por lo que el chico inicia una búsqueda para recuperarlo y poder volver con ella. Pero lo que parecía algo sencillo se complica cada vez más a cada paso. Esta comedia está dirigida por Dídac Cervera (Los inocentes), y en su reparto cuenta con Peter Vives (Eva), Carmina Barrios (Carmina y amén.), Iris Lezcano (serie Sin tetas no hay paraíso), Jordi Vilches (La banda Picasso), Boris Ruiz (Los ojos de Julia) y Cristina Brondo (Pecados).

También española es Bittersweet days, debut en el largometraje de Marga Melià, quien escribe y dirige esta comedia dramática con tintes románticos cuya historia comienza cuando el novio de una joven tiene que trasladarse temporalmente a Londres por trabajo, lo que le obliga a ella a buscar un compañero de piso. El elegido es un extrovertido fotógrafo holandés. La convivencia hará que los dos se replanteen el modo en que afrontan la vida. Entre los principales actores encontramos a Patricia Caballero, Joan Miquel Artigues (serie El secreto de Puente Viejo), Brian Teuwen y Esther González.

El cuarto film de producción nacional es Cine Basura: La película, comedia de ciencia ficción que supone el debut en el largometraje de Paco Fox y Miguel Ángel Viruete, y que gira en torno a dos videobloggers especializados en películas malas que abren una puerta entre el mundo de este cine basura y nuestra realidad, con el “fatídico” resultado de que la cutrez invade nuestro mundo. El propio Paco Fox protagoniza el film junto a Miguel Ángel Aijón (Una de zombies), Natalia Bilbao (Poveda), Maite Medina, Alejandra Saba (Ella & Él) y Carlos Zapata.

Francia y Egipto participan en Clash, thriller dramático que transcurre en El Cairo dos días después de la destitución de Mohamed Mursi. En ese momento, un furgón policial ocupado por decenas de personas detenidas por sus ideas políticas y sus creencias religiosas expondrán los distintos puntos de vista de los diferentes bandos con el objetivo de salir indemnes del futuro que les aguarda. Mohamed Diab (El Cairo 678) es el encargado de dirigir esta cinta en cuyo reparto hallamos nombres como los de Nelly Karim (The blue elephant), Waleed Abdel Ghany, Mahmoud Fares y Ahmed Abdelhamid Hefny.

La animación tiene como única representante la cinta Nur y el templo del dragón, adaptación de la novela de Toti Martínez de Lezea acerca de un joven que se traslada a vivir a China con su familia. Poco a poco hace nuevos amigos, uno de los cuales le invita a su cumpleaños en un parque de atracciones. Durante la fiesta el homenajeado desaparece, y el joven iniciará, junto a un grupo, la búsqueda de su amigo, para lo que deberán superar un laberinto y las pruebas que les permitan atravesar las nueve puertas del dragón. El film está dirigido por Juan Bautista Berasategui (El embrujo del sur).

Para finalizar, un documental. O mejor dicho, una combinación de drama y documental. Correspondencias es el título del film portugués escrito y dirigido por Rita Azevedo Gomes (Frágil como o mundo) que se centra en el intercambio de cartas entre Sophia Mello Breyner Andresen y Jorge de Sena, dos de los escritores más importantes del siglo XX en aquel país. Esta correspondencia es puesta en escena para potenciar la complicidad que se crea entre ambos, y en la que la historia, la política y la libertad se mezclan. Rita Durão (Quaresma), Anna Leppänen (serie I love it), Pierre Léon (La France) y Eva Truffaut (La piel dura) son los encargados de dar vida a estas cartas.

 

Pitt, Bale, Gosling y Carrell son ‘La gran apuesta’ de la semana


Estrenos 22enero2016Como suele ser habitual, enero está siendo un mes muy interesante desde el punto de vista cinematográfico. Es época de estrenos llamados a convertirse en lo mejor del año, y prácticamente todas las semanas llega a la cartelera algún título con al menos una nominación. Hoy viernes, 22 de enero, no es menos.

Desde luego, lo más interesante es La gran apuesta, drama basado en la historia real de cuatro hombres que descubren que el sistema financiero está a punto de colapsar. Ante la negativa a aceptarlo por parte de entidades financieras, gobiernos y medios de comunicación, deciden realizar una apuesta en forma de arriesgadas inversiones. Sin embargo, su estrategia les pondrá en contacto con el lado oscuro de la banca moderna. Basado en el libro de Michael Lewis, la cinta está dirigida por Adam McKay (Los otros dos) y protagonizada por Brad Pitt (Corazones de acero), Christian Bale (Exodus: Dioses y reyes), Ryan Gosling (Gangster Squad), Steve Carrell (Foxcatcher), Melissa Leo (serie Wayward Pines) y Marisa Tomei (Y de repente tú), entre otros.

Muy diferente es La quinta ola, film de ciencia ficción que combina acción y aventura en una trama que narra cómo la Tierra ha sufrido cuatro ataques en forma de oleadas que han diezmado la población mundial. En este mundo apocalíptico una joven trata de salvar a su hermano de la anunciada quinta ola, que terminará con la especie humana. Solo un joven parece ser la única esperanza de lograr un sitio seguro donde sobrevivir. J Blakeson (La desaparición de Alice Creed) dirige esta propuesta basada en la novela de Rick Yancey, mientras que Chloë Grace Moretz (The equalizer), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Maria Bello (Prisioneros), Maika Monroe (It follows), Ron Livingston (Vacaciones), Maggie Siff (serie Hijos de la Anarquía), Nick Robinson (Jurassic World), Alex Rose (serie The cut) y Tony Revolori (El gran hotel Budapest) encabezan el reparto.

El público infantil tiene como principal propuesta Alvin y las ardillas: Fiesta sobre ruedas, cuarta entrega de las aventuras de estos personajes que, en esta ocasión, les sitúa ante un dilema inesperado. Una serie de malentendidos llevan a los protagonistas a pensar que Dave pretende pedir matrimonio a su nueva novia, algo que el resto tratará de evitar dado que no solo le perderían, sino que ganarían un terrible hermanastro. Aventura y humor se dan cita en este film dirigido por Walt Becker (Dos canguros muy maduros) y que cuenta con un reparto integrado por Jason Lee (Columbus circle) y las voces de Justin Long (Tusk), Matthew Gray Gubler (Beautiful girl), Jesse McCartney (88), Kaley Cuoco (serie The Big Bang theory), Christina Applegate (Los amos de la noticia) y Anna Faris (Les doy un año).

Otra adaptación literaria que llega esta semana es The end of the tour, obra que recoge la relación entre el periodista de la revista Rolling Stone, David Lipsky (autor del libro), y el escritor David Foster Wallace durante la promoción de su novela ‘La broma infinita’. El encargado de poner en imágenes este drama es James Ponsoldt (Aquí y ahora), quien también se encarga de dirigir a Jesse Eisenberg (Ahora me ves…), Joan Cusack (Las ventajas de ser un marginado), Anna Chlumsky (serie Hannibal), Jason Segel (Si fuera fácil), Ron Livingston, que estrena por partida doble, y Mamie Gummer (Ricki).

También estadounidense es el drama musical con dosis de fantasía Jem y los hologramas, cinta dirigida por Jon M. Chu (G.I. Joe: La venganza) que sigue el viaje de cuatro hermanas desde su éxito en el mundo del vídeo underground hasta la fama mundial, que les llevará a conocer diferentes estilos de vida y de música, y que les permitirá crear su propio destino. Aubrey Peeples (serie Nashville), Stefanie Scott (Insidious: Capítulo 3), Hayley Kiyoko (Hello, my name is Frank), Ryan Guzman (April rain) y Juliette Lewis (Agosto) interpretan a los principales personajes.

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca La juventud, cinta que cuenta con capital francés, italiano, suizo e inglés y cuya trama gira en torno a dos viejos amigos que se acercan a los 80 años y que deciden aprovechar el tiempo que saben que se les acaba en un bello hotel al pie de los Alpes. Uno, director de cine, quiere terminar su última gran obra; el otro, director de orquesta, no desea volver a una carrera con la que terminó hace tiempo. Escrita y dirigida por Paolo Sorrentino (La gran belleza), la película está protagonizada por Michael Caine (Interestellar), Harvey Keitel (El congreso), Rachel Weisz (El legado de Bourne), Paul Dano (Looper) y Jane Fonda (Ahí os quedáis).

Francia e Italia también están detrás de Mia madre, drama con tintes familiares dirigido e interpretado por Nanni Moretti (Habemos Papam) que se centra en una directora de cine en plena crisis sentimental y existencial que debe hacer frente a la muerte de su madre, para lo que contará con el apoyo de su hermano y de un excéntrico actor. En el reparto también encontramos a Margherita Buy (Viajo sola), John Turturro (Aprendiz de gigoló), Stefano Abbati (Matrimoni e altri disastri), Beatrice Mancini y Giulia Lazzarini (Capitan Basilico).

Terminamos el repaso con Midiendo el mundo, producción alemana de 2012 que se basa en la novela de Daniel Kehlmann y que dirige Detlev Buck (Hopnick). La trama, ambientada en 1799, narra la relación entre matemático Carl Friedrich Gauss y el geógrafo Alexander von Humboldt para tratar de descifrar y medir el mundo. El resultado fue una lucha contra la moralidad de la época para poder predecir, por ejemplo, el cambio climático del planeta. Entre los intérpretes encontramos a Karl Markovics (Sin identidad), Jérémy Kapone (Livide), Florian David Fitz (Der brand) y Albrecht Schuch (Westwind).

‘Exodus: Dioses y reyes’: las lagunas de Egipto


Joel Edgerton y Christian Bale dan vida a Ramsés y a Moisés en 'Exodus: Dioses y reyes', de Ridley Scott.Ridley Scott, director de joyas como Blade Runner (1982) es víctima de su propio legado. Sus primeros films han alcanzado tal grado de grandeza que prácticamente todo lo que hace actualmente es mirado bajo ese mismo prisma. Lo que los espectadores parecen olvidar es que aquellos films que tanto impactaron no lo hicieron por unos sólidos guiones (que también), sino por una puesta en escena y un diseño de producción apabullantes. Y esto, sobre todo esto, es lo que su última película deja en el recuerdo.

En efecto, si algo destaca de Exodus: Dioses y reyes es el cuidado diseño de producción, sobre todo en lo referente al mundo egipcio. El vestuario y la recreación de los templos y carros trasladan al espectador a un Egipto faraónico que, aunque con sus errores históricos, algunos provocados por auténtica desidia, fascina y dota al conjunto de una magia única. La apuesta por la tonalidad grisácea, una seña de identidad de las grandes superproducciones de Scott, crea además un nexo de unión con la imagen que se tiene hoy en día de ese mundo antiguo que, todo hay que decirlo, era más colorido de lo que se presenta en el film.

Y si el diseño de producción es hermoso, su condición de blockbuster hace que la cinta tenga algunos momentos simplemente espectaculares. Momentos todos ellos que, por cierto, se apartan en cierto modo de la intervención divina para dotarlos de un cierto realismo teológico. En realidad, todo el guión contiene una interesante carga política y social, revolución incluida, que trata de restar relevancia a la presencia de un Dios vengativo y, hasta cierto punto, infantil. Sin embargo, la mayor debilidad reside, precisamente, en el texto de base. El desarrollo dramático se antoja intermitente, plagado de secundarios que aparecen y desaparecen como por arte de magia y con unos protagonistas estereotipados en exceso, sobre todo el faraón interpretado por Joel Edgerton (Warrior), quien hace lo que puede con un rol maniqueo, odioso y débil.

Al final, la sensación que deja Exodus: Dioses y reyes es la de un film con una puesta en escena espectacular que trata de abarcar demasiado y que no se define mucho. Su evidente vocación política (el Moisés de Christian Bale –El maquinista– es un hombre que organiza una revolución) y su poco afán por defender la obra de Dios hacen que el film resulte interesante desde un punto de vista meramente interpretativo. Ahora bien, la cinta peca en exceso de irregularidad, tanto en su ritmo como en su definición de los personajes, demasiado estereotipados incluso para el tipo de relato que es. Entretiene, desde luego, pero da la sensación de que podría haber sido algo mucho mejor en su contenido, que no en su forma. En definitiva, Scott dota de vida un guión con muchas lagunas.

Nota: 5,5/10

El ‘Exodus’ de R. Scott Vs. la ‘Magia a la luz de la Luna’ de W. Allen


Estrenos 5diciembre2014Tradicionalmente el mes de diciembre ha sido época de estrenos enfocados a los más pequeños y joyas del séptimo arte que buscan tener presencia en los principales festivales y galas de premios. Pero de un tiempo a esta parte es también época de grandes superproducciones con una vocación algo diferente a la del mero blockbuster. Este 2014 no va a ser menos, y hoy, 5 de diciembre, llega a las pantallas españolas el primero de esos films. Una historia ya conocida con nuevos protagonistas que está llamada a ser un taquillazo casi asegurado. Aunque la mejor noticia se encuentra en los títulos que la acompañan, muchos de ellos con nombres propios de peso dentro del celuloide.

Pero antes de centrarnos en ellos hay que hablar de Exodus: Dioses y reyes, nuevo film de Ridley Scott (Alien, el octavo pasajero) que recupera para la gran pantalla la historia de Moisés. Siguiendo la estela de clásicos como Los 10 mandamientos (1956), la trama narra la relación entre el faraón Ramsés y Moisés, su hermano adoptado, desde que estos son pequeños hasta que sus destinos les convierten en enemigos. Misma historia, por tanto, aunque con la visión grandilocuente de Scott y un diseño de producción simplemente espectacular que puede apreciarse incluso desde sus primeros tráilers. Acción, drama y efectos al servicio de un argumento que puede verse en 3D y que está protagonizado por un plantel de actores deslumbrante en el que destacan Christian Bale (La gran estafa americana), Joel Edgerton (El gran Gatsby), John Turturro (Aprendiz de gigoló), Aaron Paul (serie Breaking Bad), Ben Mendelssohn (Cruce de caminos), Sigourney Weaver (Luces rojas), Ben Kingsley (El médico) y la española María Valverde (Tengo ganas de ti).

En el lado opuesto del espectro cinematográfico se encuentra Magia a la luz de la Luna, nueva comedia escrita y dirigida por Woody Allen (Blue Jasmine) cuya acción transcurre en la Costa Azul durante los años 20 del pasado siglo. Este idílico marco sirve al director para exponer el enredo en el que se ve envuelto un mago al tratar de desenmascarar a una joven médium. Colin Firth (Un plan perfecto), Emma Stone (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Marcia Gay Harden (serie The Newsroom), Jacki Weaver (Stoker) y Eileen Atkins (Cold Mountain) son los principales protagonistas de esta trama.

La tercera de las películas que provienen de Estados Unidos es Ouija, título que deja poco a la imaginación. En efecto, esta cinta de terror gira en torno a un tablero de este conocido juego. Todo comienza cuando una pareja decide investigar la misteriosa muerte de una de sus amigas al encontrar en su habitación una Ouija. Las preguntas les llevarán a descubrir que el espíritu que está con ellos no tiene intención de terminar el juego. Ópera prima de Stiles White, la obra está protagonizada por Olivia Cooke (serie Bates Motel), Daren Kagasoff (serie Vida secreta de un adolescente), Douglas Smith (Percy Jackson y el mar de los monstruos), Ana Coto (DisCONNECTED) y Bianca Santos (serie Familia de acogida).

Y con algo de retraso llega La última aventura de Robin Hood, drama independiente del 2013 que se estrena en Video on Demand y cuyo argumento narra los últimos años de vida de Errol Flynn, protagonista de clásicos como Robin de los Bosques (1938), Murieron con las botas puestas (1941) o El capitán Blood (1935). Unos años en los que su alcoholismo y su decadencia le llevaron a iniciar un romance con una joven actriz cuya madre, ansiosa por conseguir fama, no dudó en aprovechar. Sin embargo, cuando los acontecimientos se precipitaron y la relación se hizo pública, la vida de los implicados dio un determinante vuelco. Richard Glatzer y Wash Westmoreland (Quinceañera) escriben y dirigen esta trama protagonizada por Kevin Kline (Sin compromiso), Dakota Fanning (Push), Susan Sarandon (Pacto de silencio), Sean Flynn (Alex in Wonder), Bryant Batt (12 años de esclavitud) y Patrick St. Esprit (Chain letter).

Más antigua todavía es Electrick children, cinta producida en 2012 cuyo argumento sigue a una joven que vive en una comunidad mormona fundamentalista de Utah. Su vida cambia cuando, durante su decimoquinto cumpleaños, descubre un cassette de rock prohibido por su comunidad. El sonido que descubre le abre la mente y los ojos a un mundo que desconocía. Tres meses después anuncia que está embarazada, aunque asegura que ha sido una inmaculada concepción. Escapando de sus padres y de un matrimonio concertado, viaja a Las Vegas para intentar encontrar al cantante de su cinta y averiguar el misterio. Este drama supone el debut en la dirección y escritura de largometrajes de Rebecca Thomas, y está protagonizado por Julia Garner (Martha Marcy May Marlene), Rory Culkin (Scream 4), Liam Aiken (El demonio bajo la piel), Bill Sage (Precious) y Billy Zane (Titanic).

Dejamos Estados Unidos, aunque no Norteamérica. Desde Canadá Xavier Dorval (Los amores imaginarios) escribe y dirige Mommy, drama que narra la difícil relación entre una joven viuda y su hijo de 18 años, que sufre déficit de atención e hiperactividad. Todo cambia cuando una joven se muda a la vivienda de al lado, marcando sus vidas y obligándoles a entender la vida de otra forma. Anne Dorval (Miraculum), Suzanne Clément (Yo maté a mi madre), Antoine-Olivier Pilon (Laurence anyways) y Patrick Huard (Starbuck) son los actores principales.

Si nos fijamos en los estrenos europeos, destaca la española Natasha, ópera prima de Sandeep Raisinghani que combina humor y drama familiar. La cinta sigue a una joven fotógrafa cuya vida una vez deja su cámara está marcada por la triste relación con su madre y el voraz apetito por los hombres de su jefa, lo que le llevará a enfrentarse a un dilema sobre las relaciones que definirá su vida personal y laboral. El reparto está encabezado por un reparto prácticamente desconocido en el que destacan Anna Piqué Busqué, Pasión Guerrero (El Proyecto Rothstein), Francesc Such Gomar, Ricard Balada Cuadrado y Konstantina Tikova.

Por su parte, Mil noches, una boda (Party girl) es un drama francés cuya trama gira en torno a una mujer de 60 años a la que le sigue gustando salir por las noches y conocer hombres. Para ganarse la vida les invita a un cabaret próximo a la frontera entre Francia y Alemania. Sus sueños se verán realizados cuando un antiguo cliente le pide en matrimonio, presentándose así su oportunidad de cambiar de vida. La cinta está escrita y dirigida a tres bandas por Maria Amachoukeli-Barsacq, Claire Burger y Samuel Theis (La princesa de Montpensier), siendo la ópera prima de todos ellos. En el reparto destacan Angélique Litzenburger, Joseph Bour, Mario Theis y el propio Samuel Theis.

Finalmente, aunque no por eso menos importante, se estrena La isla de Giovanni, cinta de animación japonesa dirigida por Mizuho Nishikubo (Atagooru wa neko no mori) basada en hechos reales que narra la relación de dos niños de países e idiomas diferentes que tratan de superar tanto las barreras del lenguaje como las de la propia Historia. Todo ello porque las islas en las que viven se adjuntaron tras una serie de terribles conflictos. En su versión original cuenta con las voces de Natalie Hoover, Masachika Ichimura (Terumae romae), Polina Ilyushenko e Hiroshi Inuzuka (Chameleon).

Tráiler de ‘Exodus: Dioses y reyes’, épica bíblica a cargo de R. Scott


Fotograma del tráiler de 'Exodus', dirigida por Ridley Scott.Tras hacerse públicas varias fotografías del film, ayer pudimos finalmente descubrir el tráiler de lo nuevo de Rdiley Scott después de El consejero. Bajo el título de Exodus: Dioses y reyes, la trama escrita por Steven Zaillian, guionista de, entre otras, La lista de Schindler (1993), aborda diversas historias del libro del Éxodo, centrándose principalmente en la relación entre Moisés y Ramsés en Egipto. Supone, por tanto, una actualización de Los 10 mandamientos (1956), aunque es de esperar que aporte al menos algo distinto a la trama, más fresco y dinámico. Y a tenor de lo visto en estos primeros minutos, que como siempre encontraréis al final del texto, cumple con esa idea de dotar de mayor dinamismo a la historia, así como un tono más sombrío y más épico, si es que esto último es posible.

Lo que no se le puede negar a este avance es su capacidad para mostrar el diseño de producción, todo un despliegue de grandiosidad que refleja con bastante coherencia el estilo egipcio en todos los detalles, desde los majestuosos edificios de piedra (el colorido de estatuas, muros y figuras es notable) hasta la indumentaria o las herramientas, como se desprende de esas secuencias bélicas en las que los carros son tirados por dos caballos (es esta una de las imágenes más conocidas de Ramsés II) o los soldados y reyes visten los tocados que pueden encontrarse representados en los muros de los templos. Del mismo modo, el tráiler hace hincapié en la relación fraternal entre Moisés y el futuro faraón, llevándolas hasta límites nunca antes presentados, es decir, una lucha entre ambos.

Una grandiosidad, por cierto, que impregna todos los detalles del film, desde sus planos, con un uso interesante de los planos generales para mostrar la grandeza de Egipto, hasta sus efectos visuales, como ese plano del caballo ante el muro de agua. Por otro lado, Scott sigue fiel a su estilo personal a tenor de la apuesta por una fotografía sombría, que huye de brillanteces cromáticas y se acerca más a ese tono sombrío al que antes hacía referencia, en la línea de lo que ya hizo en Gladiator (2000) o en El reino de los cielos (2005). Por supuesto, todavía falta mucho para valorar positiva o negativamente el film, pero a priori se antoja una propuesta cuanto menos interesante que, independientemente de su influencia bíblica, parece querer contar una historia más terrenal, próxima a las relaciones entre hermanos y al debate de la esclavitud en Egipto, algo que por cierto ya se ha demostrado no ser cierto, al menos en la forma en que esta historia pretende mostrarlo.

La película, que llegará a los cines en diciembre de este 2014, cuenta con un reparto espectacular en el que destacan Christian Bale (La gran estafa americana) como Moisés; Joel Edgerton (El gran Gatsby) como Ramsés; John Turturro (Aprendiz de gigoló) como Seti; Sigourney Weaver (serie Political animals) como Tuya, la madre de Ramsés; Aaron Paul (serie Breaking Bad) como Josué; Ben Kingsley (El médico) como Nun; la española María Valverde (Tengo ganas de ti) como Séfora; e Indira Varma (Mindscape) como Miriam. A continuación el tráiler.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: