El cine europeo predomina en los primeros estrenos de 2019


El año 2019 comienza débil en lo que a estrenos se refiere, así que esperemos que no sea una premonición de lo que está por llegar. Pocas novedades y con poco interés para el gran público es lo que ofrece este viernes, 4 de enero. Pero como suele ocurrir en estos casos, esa carencia de grandes estrenos se compensa con historias y cintas sumamente interesantes para aquellos que busquen algo diferente. E incluso para aquellos que desean volver a ver en el cine ese film que les marcó hace años.

Comenzamos el repaso con Juliet, desnuda, adaptación de la novela de Nick Hornby que se centra en una pareja que lleva más de 15 años juntos. Ella se muestra preocupada por la pérdida de la pasión y el paso del tiempo, pero él pone toda su atención en un músico norteamericano que desapareció tras publicar un exitoso álbum. Cuando los caminos de estos tres personajes se junten sus vidas no volverán a ser iguales. Jesse Peretz (Fast Track) se pone tras las cámaras de esta comedia dramática con capital norteamericano y británico, con la música como telón de fondo y con Rose Byrne (X-Men: Apocalipsis), Ethan Hawke (Los siete magníficos), Chris O’Dowd (Molly’s game), Lily Newmark (Return of the ghost), Azhy Robertson (Una noche fuera de control) y Phil Davis (Una cita en el parque) como principales actores.

Estados Unidos y España colaboran en Como la vida misma, drama romántico escrito y dirigido por Dan Fogelman (Nunca es tarde (Danny Collins)) cuya trama arranca con una pareja cuyo amor es el motor de una historia romántica mucho más grande que abarca décadas y que va desde las calles de Nueva York hasta el campo andaluz, todo ello conectado entre sí. El reparto, a medio camino entre el país norteamericano y el nuestro, está encabezado por Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Olivia Wilde (El efecto Lázaro), Olivia Cooke (Ready Player One), Annette Bening (La excepción a la regla), Samuel L. Jackson (El otro guardaespaldas), Mandy Patinkin (serie Homeland), Antonio Banderas (Actos de venganza), Laia Costa (Nieve negra) y Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas).

Pasamos a los estrenos europeos, y entre ellos encontramos El collar rojo, producción francesa que adapta la novela de Jean-Christophe Rufin centrado en tres personajes al término de la I Guerra Mundial en un pequeño pueblo. Por un lado, un héroe de guerra encerrado en un cuartel. Por otro, una joven que trabaja hasta la extenuación en el campo, y que sin embargo tiene una formación muy superior. Finalmente, un juez que llega para aclarar la situación, y cuya moral se ha relajado a raíz de la guerra. Y en medio de todo eso, un perro que ladra día y noche. Este thriller dramático está dirigido por Jean Becker (Unos días para recordar) y protagonizado por François Cluzet (La escuela de la vida), Nicolas Duvauchelle (La wedding planner), Sophie Verbeeck (Parenthèse), Jean-Quentin Châtelain (Aux abois) y Patrick Descamps (Cambio de reinas).

Desde Italia procede Silvio (y los otros), drama biográfico que forma parte de un díptico y que está dirigido por Paolo Sorrentino (La juventud) a partir de una historia creada por él mismo. Narra el momento más complicado de la carrera política de Silvio Berlusconi, cuando acababa de abandonar el Gobierno y las acusaciones de corrupción y de tener conexiones con la mafia le acechaban día tras día. En este contexto, un hombre que trata de dar el salto internacional con sus cuestionables negocios de provincia decide acercarse a Berlusconi para lograr sus objetivos, y la mejor forma para ello es con fiestas, excesos y extravagancias. Toni Servillo (Las confesiones), Elena Sofia Ricci (Noi siamo Francesco), Riccardo Scamarcio (La casa de verano), Kasia Smutniak (Mujer y marido), Euridice Axen (In un giorno la fine) y Fabrizio Bentivoglio (Eternamente jóvenes) encabezan el reparto.

La comedia dramática tiene su representante en La gracia de Lucía, producción italiana que gira en torno a una madre soltera que trata de lograr el equilibrio entre su trabajo como topógrafa, un romance complicado y la vida con su hija adolescente. Pero todo podría desaparecer cuando se da cuenta de que un proyecto del ayuntamiento basado en mapas inexactos podría suponer un peligro. Con miedo de perder su trabajo, decide callarse, pero la llegada de una misteriosa mujer que le sugiere que se construya una iglesia en ese lugar pondrá a prueba su fe en los milagros. Gianni Zanasi (Mejor no pensar) dirige este film entre cuyos actores destacan Alba Rohrwacher (Sangre de mi sangre), Elio Germano (Suburra), Giuseppe Battiston (La prima neve), Hadas Yaron (Félix et Meira), Carlotta Natoli (Mi chiamo Maya) y Thomas Trabacchi (Uno per tutti).

Marruecos, Francia y Bélgica producen Razzia, drama de 2017 dirigido por Nabil Ayouch (Much loved) que transcurre en las calles de Casablanca, donde cinco historias y cinco personajes diferentes afrontan sus propios retos y luchas, pero todos con un objetivo común, lo que les llevará en último término a coincidir. Los principales intérpretes son Maryam Touzani, Arieh Worthalter (Éternité), Amine Ennaji (Bajo el sol del desierto) y Abdelilah Rachid (Los caballos de Dios).

El último de los estrenos en imagen real es La quietud, thriller dramático argentino que arranca cuando dos hermanas se reúnen después de varios años desde que una de ellas se fue a París. El encuentro se produce en la estancia familiar que da nombre al film, en la que también se encuentra la madre de ambas. Un giro inesperado hace que el marido de una de las hermanas llegue a la casa junto a un escribano y amigo de la familia. Todos ellos se sumergirán en una trama repleta de secretos que obligará a las hermanas a enfrentarse a una verdad que puede cambiar todas sus vidas. Pablo Trapero (Elefante blanco) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Martina Gusman (Solo para dos), Bérénice Bejo (Éternité), Joaquín Furriel (Cien años de perdón) y Graciela Borges (Tokio).

En cuanto a la animación, una novedad y un clásico recuperado. La primera es Memorias de un hombre en pijama, adaptación de la novela gráfica de Paco Roca que tiene como protagonista a un hombre que, a sus 40 años, logra el sueño de su niñez: trabajar desde casa y en pijama. Pero justo cuando lo logra se enamora de una chica que, si quiere estar con él, tendrá que luchar para superar el hecho de que nunca quiera salir de casa. Y a su alrededor, anécdotas e historias de sus amigos solteros y emparejados que les harán ver la vida y las relaciones de un modo muy diferente. Dirigida por Carlos FerFer, quien de este modo debuta en el largometraje, esta comedia con toques de drama cuenta con las voces originales de Raúl Arévalo (Hablar), María Castro (Pancho, el perro millonario), Manuel Manquiña (Neckan) y Santi Balmes.

Respecto al clásico, regresa a la gran pantalla Mi vecino Totoro, film escrito y dirigido en 1988 por Hayao Miyazaki (El castillo ambulante) cuya historia se centra en dos niñas que se trasladan al campo a vivir con su padre mientras su madre está ingresada en un hospital de la comarca. En el bosque cercano ambas pequeñas descubren una serie de seres fantásticos que solo pueden ser vistos por los puros de corazón. Cuando una de ellas desaparece al ir a ver a su madre, la otra recurrirá al rey de estos seres para que le ayude a encontrarla. Entre las voces de la versión original encontramos las de Noriko Hidaka (Shin angyo onshi), Chika Sakamoto (One Piece Gold), Shigesato Itoi (Hei no naka no korinai menmen), Sumi Shimamoto (El castillo de Cagliostro) e Hitoshi Takagi (Akujo gundan).

Anuncios

‘Molly’s Game’: El póker no es un juego de azar


Aaron Sorkin, creador de series como El ala oeste de la Casa Blanca y guionista de películas como La red social (2010), nunca ha sido un autor fácil. Más bien al contrario, su forma de narrar historias, con personajes complejos, cargados de matices y un bagaje cultural, social y político interminable, obliga a mantener una inusitada atención a lo que se narra, incluso aunque esto pueda parecer una tontería. Su primera película como director no es diferente, y aunque en este caso la realidad no supere a la ficción, su sello sigue dejando algunos momentos realmente extraordinarios.

Momentos que superan, con mucho, la propia historia. Porque más allá de un guión estándar y un desarrollo bastante lineal, sin grandes giros argumentales, el argumento de Molly’s Game, basado en la vida de Molly Bloom, tiende a perderse en su propio juego. El juicio al que se enfrenta la protagonista se convierte en una mera excusa para narrar la vida de esta ‘princesa del póker’, como se la llegó a denominar, una vida rodeada de personalidades y nombres (y hombres) importantes que, más allá del glamour y la sensación de estar siempre en el límite de la legalidad, aporta más bien poca profundidad dramática. Ese es el gran problema del film, que su base argumental, aunque pueda tener interés en un primer momento por los orígenes de la protagonista (magistralmente narrados, por cierto), pierde fuerza a medida que se adentra en la trama y no se generan los conflictos necesarios para que pueda crecer dramáticamente hablando.

El resultado es un film correcto, sin grandes giros pero que es capaz de ofrecer algo en compensación, y es la labor de Sorkin como guionista y unos actores extraordinarios. Curiosamente, es hacia el tercio final cuando todos ellos ofrecen lo mejor de sí mismos. El director y guionista compone un tour de force espléndido para mostrar la vulnerabilidad de un personaje aparentemente fuerte y abordar los orígenes de sus decisiones, en un diálogo entre Jessica Chastain (La casa de la esperanza) y Kevin Costner (Lo mejor para ella) que deja sin palabras. Aunque posiblemente el momento cumbre sea la defensa que hace Idris Elba (100 calles) de la protagonista, en uno de los mejores y más intensos monólogos de los últimos años. Posiblemente el final del film sea lo más atractivo del excesivo metraje, pero hay que reconocer que a lo largo de las dos horas y 20 minutos de duración hay momentos que juegan con la ironía, con el drama y sí, con el póker, que aderezan la por otro lado lineal historia.

En cierto sentido, Molly’s Game es un claro ejemplo de que una historia más bien sencilla puede adquirir peso dramático si los nombres encargados de contarla ofrecen su mejor versión. Claro que esta película, como todo lo que toca Sorkin, no es apta para todos los gustos. Diálogos densos, cargados de información, irónicos y rápidos, muy rápidos. Secuencias complejas, con argot del póker que a los profanos les sonará a chino. Y una duración innecesaria. Habrá quien no acepte estas premisas, pero aquellos que sí lo hagan disfrutarán de unos actores extraordinarios, de un desarrollo dramático sin grandes giros pero cargado de momentos interesantes, algunos brillantes. Como se menciona en un momento de la película, “el póker no es un juego de azar”. El cine tampoco, y el primer film dirigido por Aaron Sorkin es la prueba.

Nota: 6,75/10

Vuelve Dory para buscar a los ‘Dioses de Egipto’


Estrenos 22junio2016Los estrenos del último fin de semana de junio se adelantan. Al menos los más importantes. Este miércoles, día 22, llegan a la cartelera un buen puñado de novedades llamadas a reinar en la taquilla española, sin duda con la intención de aprovechar las Fiestas de San Juan que se celebran en buena parte de la geografía nacional. Y si hay que hablar de un estreno, ese es una nueva secuela.

Claro que en esta ocasión secuela tal vez no sea la denominación más acertada. La nueva película de Pixar, que lleva por nombre Buscando a Dory, recupera a los personajes del clásico Buscando a Nemo (2003) para narrar una nueva aventura, esta vez centrada en el famoso pez con poca memoria que arrancó más de una sonrisa y más de una lágrima. En concreto, Dory recuerda que tiene una familia en algún lugar, y que puede que la estén buscando, por lo que convence a sus amigos para iniciar un viaje que les llevará por medio mundo. Una premisa tan sencilla como la de la primera parte que a buen seguro volverá a hacer las delicias de grandes y pequeños, amén de mostrar una animación única del entorno marino. Andrew Stanton, director de la primera parte, repite tras las cámaras, acompañado para la ocasión por Angus MacLane, que debuta en el largometraje. Entre las voces originales encontramos a Ellen DeGeneres (Carta de amor), Albert Brooks (La verdad duele), Hayden Rolence, Ed O’Neill (serie Modern Family), Kaitlin Olson (Vacaciones), Ty Burrell (Butter), Diane Keaton (La gran boda), Idris Elba (Caza al asesino) y Dominic West (Pride).

Muy diferente es el otro gran estreno, Dioses de Egipto, epopeya de acción y efectos especiales que narra, no sin ciertas licencias, uno de los episodios más importantes de la mitología Egipcia: la lucha entre el dios Horus y su tío Set, dios de la oscuridad. La historia arranca cuando un joven que quiere salvar a su amada emprende un viaje para buscar a Horus, el dios halcón, y pedir su ayuda para recuperar el trono de Egipto, usurpado por Set, quien ha destruido la próspera tierra del Nilo. Así, mortal e inmortal emprenden una batalla contra las fuerzas del mal que les llevará al Más Allá y a lugares emblemáticos de la tierra de los faraones. Alex Proyas regresa a la dirección después de que en 2009 realizara Señales del futuro, mientras que el reparto está encabezado por Gerard Butler (Objetivo: Londres), Nikolaj Coster-Waldau (serie Juego de tronos), Brenton Thwaites (Maléfica), Geoffrey Rush (La mejor oferta), Chadwick Boseman (Decisión final) y Courtney Eaton (Mad Max: Furia en la carretera), entre otros.

Otra secuela, aunque esta vez en clave de comedia gamberra, cierra el trío de estrenos procedente de Hollywood. Se trata de Malditos vecinos 2, que vuelve a contar con el equipo principal y con una trama que, a grandes rasgos, juega con los mismos elementos que llevaron a la primera parte al éxito. En esta ocasión, el matrimonio protagonista afronta la llegada de su segundo hijo, lo que les lleva a querer mudarse a una casa más grande. Pero cuando pretenden vender la vivienda actual descubren que una hermandad universitaria, esta vez de chicas, se ha mudado a la casa de al lado, lo que hará más difícil la venta. Para poder echarlas recurrirán a un viejo amigo experto en estos temas. Nicholas Stoller (Paso de ti) vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que el reparto vuelven a encabezarlo Seth Rogen (Steve Jobs), Zac Efron (El chico del periódico), Rose Byrne (Espías), Dave Franco (Negocios con resaca) y Lisa Kudrow (Rumores y mentiras), a los que se suman Chloë Grace Moretz (La quinta ola), Selena Gomez (Spring breakers) y Kiersey Clemons (Dope).

Entre las novedades europeas destaca lo nuevo de Stephen Frears (Philomena), titulado The program. La trama, producida entre Francia y Reino Unido y basada en el libro de David Walsh, narra la conspiración de Lance Armstrong y su desesperada carrera por ganar, en un engaño a la comunidad internacional que ha supuesto una de las mayores decepciones deportivas de la historia. Este drama está protagonizado por Ben Foster (El único superviviente), Chris O’Dowd (St. Vincent), Jesse Plemons (serie Fargo), Lee Pace (Guardianes de la galaxia), Dustin Hoffman (El coro) y Guillaume Canet (En solitario).

Puramente francesa es la comedia Un hombre de altura, adaptación europea de la cinta argentina Corazón de León (2013) cuya historia, para aquellos que no hayan visto el film original, arranca cuando una joven y guapa abogada rompe su matrimonio. Abierta a volver a encontrar el amor, la mujer entra en contacto con un hombre que ha encontrado su teléfono. La primera conversación deja claro que algo entre ellos puede surgir, pero cuando queden para conocerse las diferencias físicas entre ambos y las convenciones sociales no dejarán de poner trabas a su amor. Dirigida por Laurent Tirard (El pequeño Nicolás), la película cuenta en su reparto con Jean Dujardin (Monuments Men), Virginie Efira (20 años no importan), Cédric Kahn (Tedio), Stéphanie Papanian y César Domboy (El desafío).

Alemania está presente en la producción india 7 diosas, comedia dramática dirigida por Pan Nalin (Valley of flowers) en la que una fotógrafa de éxito reúne a sus mejores amigas en la víspera de su boda en una idílica playa. Las mujeres son un reflejo de la sociedad india actual, y aunque todo está preparado para que la noche se convierta en una celebración por todo lo alto, un pequeño detalle puede dar al traste con la fiesta: ninguna de las amigas sabe con quién se ha prometido la novia. Sarah-Jane Dias (Panjaa), Anushka Manchanda, Amrit Maghera (Someday…), Pavleen Gujral y Sandhya Mridul (Strings) encabezan el reparto.

La producción española está representada por Benidorm mon amour, ópera prima de Santiago Pumarola que, en clave de comedia, aborda el viaje de tres amigos cuando uno de ellos logra un permiso en la Mili. Dispuestos a pasar un fin de semana inolvidable, emprenden su camino hacia Benidorm, donde conocerán a un grupo de francesas espectaculares, pero donde se verán envueltos también en una trama de policías y ladrones de medio pelo que les situará al borde de la muerte. La cinta está protagonizada por José Lamuño (Cómo sobrevivir a una despedida), Nazaret Aracil (serie Esposados), Miguel Barberá (serie Toledo) y Ferran Gadea (Blockbuster).

España y México colaboran en el drama Pozoamargo, nueva cinta escrita y dirigida por Enrique Rivero (Parque vía) que arranca cuando el protagonista descubre que tiene una enfermedad venérea. La culpa y el autocastigo son tales que decide huir y refugiarse en el campo como un campesino, trabajando para expiar sus pecados. Todo cambiará cuando una serie de acontecimientos le abran la puerta a una posible redención. Natalia de Molina (Techo y comida), Elsa Díaz, Jesús Gallego y Xuaco Carballido (Cenizas del cielo) encabezan el reparto.

Respecto a las novedades sudamericanas, la principal propuesta es Desde allá, coproducción entre México y Venezuela que gira en torno al propietario de un laboratorio de prótesis dentales que dedica su tiempo libre a buscar jóvenes en paradas de autobús para ofrecerles dinero y observarles mientras se masturban. Pero no es esta la única obsesión del hombre. Otra de sus aficiones es espiar a un hombre de avanzada edad con el que le une un pasado común. Todo cambiará cuando lleve a su casa al líder de una pequeña banda de delincuentes. Ópera prima de Lorenzo Vigas, la cinta cuenta con Alfredo Castro (Las niñas quispe), Luis Silva, Jericó Montilla y Catherina Cardozo (Travesía) entre sus principales actores.

Desde Brasil nos llega La orilla (Beira-Mar), debut en el largometraje de ficción de los directores Filipe Matzembacher y Marcio Reolon cuya trama se centra en la relación de dos amigos que aprovechan un viaje a una ciudad de la costa para abordar el distanciamiento en su relación, los conflictos con la familia y el futuro que a ambos les espera. El reparto está encabezado por Francisco Gick, Elisa Brittes (Os Senhores da Guerra 2: Passo da Cruz), Mauricio Barcellos y Mateus Almada.

Finalizamos el repaso de esta semana con Phantom Boy, película de animación que cuenta con capital francés y belga y que, en clave de fantasía y cine negro, sigue las aventuras de un niño internado en un hospital que se convierte, junto a un policía con la pierna rota y una intrépida periodista, en la única esperanza para salvar Nueva York de la amenaza de un hombre desfigurado que podría colapsar la ciudad. Dirigida a cuatro manos por Jean-Loup Felicioli y Alain Gagnol, autores de Un gato en París, la película cuenta, en su versión original, con las voces de Edouard Baer (Pollo con ciruelas), Audrey Tatou (La delicadeza) y Jean-Pierre Marielle (Max).

‘Selma’ es el punto de partida de los estrenos de marzo


Estrenos 6marzo2015Iniciamos nuevo mes cinematográfico en lo que a estrenos se refiere, pero viendo las novedades poco parece haber cambiado. La cartelera española se va a nutrir a partir de hoy viernes, 6 de marzo, de cintas de Oscar, de propuestas de terror, thriller y comedia que llevan sello europeo y norteamericano. Ah!, y el regreso de unos personajes que han marcado un antes y un después para muchas generaciones. Pero lo primero es lo primero.

Si hay un estreno que destaca ése es Selma, drama histórico y biográfico producido entre Estados Unidos y Reino Unido que narra la marcha que un joven Martin Luther King emprendió desde Selma a Montgomery, en Alabama, como acto para defender y reivindicar los derechos civiles y la igualdad de voto. Un acto cuya repercusión más inmediata fue que el presidente Johnson firmó la ley sobre el derecho al voto ese mismo año. Nominada a Mejor Película y ganadora de un Oscar a la Mejor Canción, esta cinta dirigida por Ava DuVernay (I will follow) tiene un amplio e interesante reparto en el que destacan David Oyelowo (El mayordomo), Tom Wilkinson (El gran hotel Budapest), Tim Roth (El fraude), Giovanni Ribisi (Mil maneras de morder el polvo), Cuba Gooding Jr. (Jerry Maguire), Carmen Ejogo (serie Hora Cero), Alessandro Nivola (La gran estafa americana), André Holland (serie The Knick) y la presentadora Oprah Winfrey.

Puramente norteamericana es En tercera persona, nuevo trabajo de Paul Haggis (Crash) como guionista y director, producido en 2013 y que de nuevo vuelve a tratar el tema de las relaciones humanas y cómo determinan nuestro futuro, incluso de forma indirecta. En concreto, la trama narra las historias de amor, pasión y confianza de tres parejas que viven en Nueva York, Roma y París, sin que aparentemente tengan relación alguna. Un interesante drama que, como suele ser habitual en el director, cuenta con un reparto de lujo, a saber: Liam Neeson (Caminando entre las tumbas), Olivia Wilde (Rush), Maria Bello (Prisioneros), Mila Kunis (Ted), Adrien Brody (Midnight in Paris), James Franco (Juerga hasta el fin) y Kim Basinger (Batman).

Sin dejar Estados Unidos, toca ahora hablar de un film que puede parecer comedia, pero en realidad pertenece al género de terror. Zombeavers (Castores zombies) supone el debut en el largometraje de Jordan Rubin, y como su propio título indica narra la surrealista historia de un grupo de jóvenes universitarios cuyas vacaciones junto a un apacible lago se ven alteradas por un grupo de castores muertos vivientes con una agresividad desatada. Cortney Palm (San Patricios), Lexi Atkins (White Dwarf), Rachel Melvin (My funny Valentine) y Hutch Dano (Ramona y su hermana) son algunos de los protagonistas que sufrirán los ataques de estos particulares zombis.

También de terror, aunque producida en 2013, es Oculus: El espejo del mal, nuevo film de Mike Flanagan (Absentia) que arranca cuando dos hermanos vuelven a reunirse tras 20 años de separación. Uno de ellos, encerrado durante ese tiempo en una institución mental por el brutal asesinato de sus padres, trata de rehacer su vida, pero el pasado parece perseguirle. Su hermana está convencida de que él no solo no cometió los crímenes, sino que fue una fuerza sobrenatural alojada en un antiguo espejo de su casa. El reparto está encabezado por Karen Gillan (Guardianes de la galaxia), Brenton Thwaites (Maléfica), Katee Sackhoff (Riddick), Rory Cochrane (Argo) y Annalise Basso (Al filo de la verdad).

Cerramos el ciclo de films estadounidenses con Lawless (Sin ley), drama ambientado en el mundo del crimen producido en 2012 y cuyo argumento, ambientado en la década de los años 30, sigue la lucha de tres hermanos que han logrado salir adelante gracias a una destilería de alcohol y a un negocio de venta ilegal. El contrabando se verá amenazado cuando llegue desde Chicago un agente especial que imponga la Ley Seca, algo que los tres hermanos no pueden permitir. Basado en la novela de Matt Bondurant, el film está dirigido por John Hillcoat (La carretera), quien dirige a un notable plantel de actores, en el que destacan Shia LaBeouf (Transformers), Tom Hardy (Origen), Jason Clarke (Tierra de asesinatos), Guy Pearce (MS1: Máxima seguridad), Jessica Chastain (El árbol de la vida), Mia Wasikowska (Stoker), Dane DeHaan (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro) y Gary Oldman (El topo).

Canadá y Alemania son los dos países que están detrás de Maps to the stars, lo nuevo de David Cronenberg (Promesas del este) como director. Este intenso drama gira en torno a los secretos y los lados oscuros de todos los miembros de una familia que vive en Hollywood y que está marcada por traumas, obsesiones y celos. La frágil situación familiar se agravará cuando uno de sus miembros regrese del psiquiátrico y empiece a trabajar para una actriz en decadencia y cuya vida ha estado marcada por las sospechas de asesinato. Un interesante film con un no menos interesante reparto, a saber: Julianne Moore (Siempre Alice), Mia Wasikowska, que repite esta semana, Robert Pattinson (Agua para elefantes), John Cusack (Grand piano), Olivia Williams (Sabotage) y Sarah Gadon (Enemy).

Producida entre Reino Unido e Irlanda, Calvary es el segundo film de John Michael McDonagh tras la notable El irlandés (2011), de nuevo protagonizado por Brendan Gleeson (Al filo del mañana). Su argumento, dramático aunque con ciertas dosis de humor negro, narra cómo un sacerdote debe hacer frente a sus propio calvario mientras mantiene a flote la fe de sus feligreses y la vida de su frágil hija. En el reparto también destacan Chris O’Dowd (Thor: El mundo oscuro), Kelly Reilly (El vuelo), Aidan Gillen (serie Juego de Tronos) y Dylan Moran (Corredor de fondo).

Si nos centramos en los estrenos nacionales, destacan dos películas. Por un lado, la comedia Perdiendo el norte, tercer largometraje de Nacho G. Velilla (Que se mueran los feos) que aborda una de las mayores problemáticas de la España actual: el éxodo de jóvenes al extranjero, concretamente a Alemania. Todo comienza cuando dos jóvenes con una gran cualificación pero pocas oportunidades laborales ven un programa similar a ‘Españoles por el Mundo’ y deciden ir a Alemania ante el alentador panorama que se muestra. Sin embargo, cuando llegan allí las cosas no son como se anunciaban por televisión. Yon González (Torrente 4), Blanca Suárez (Los amantes pasajeros), Julián López (Torrente 5. Operación Eurovegas), José Sacristán (Magical girl), Miki Escarbé (La maniobra de Heimlich), Úrsula Corberó (Quién mató a Bambi?), Malena Alterio (Al final del camino), Javier Cámara (La vida inesperada) y Carmen Machi (Ocho apellidos vascos) conforman el reparto principal.

Por otro, La luz con el tiempo dentro es un drama biográfico que trata de aproximar al espectador a la figura de Juan Ramón Jiménez a través de una reconstrucción de su vida mediante su obra. Con el autor como protagonista y narrador de la historia, el film incluye secuencias que incluso llegan a adaptar relatos suyos. Dirigida por Antonio Gonzalo (Una pasión singular), la cinta cuenta con un reparto encabezado por Marc Clotet (La voz dormida), Carlos Álvarez-Nóvoa (El amor no es lo que era), Tamara Arias (7 pasos y medio), Ana Fernández (Acorralados) y Alex O’Dogherty (serie Doctor Mateo).

Argentina, Colombia, Francia y Polonia están detrás de Refugiado, la producción más internacional de la semana. Dirigida por Diego Lerman (La mirada invisible), quien también participa en el guión, la historia arranca cuando un niño de siete años regresa a su casa después de una fiesta de cumpleaños y descubre a su madre inconsciente. Víctima de malos tratos, cuando la mujer despierta decide acudir a un centro para mujeres maltratadas con el pequeño, y desde allí ambos iniciarán un viaje para instalarse en otro lugar. Un viaje en el que, a través de los ojos del niño, todo se vuelve peligroso. Entre los intérpretes principales están Julieta Díaz (Corazón de león), Sebastián Molinaro, Marta Lubos (Patagonia) y Valentina García Guerrero.

Desde Asia nos llegan dos películas muy distintas. The target (El objetivo) es una producción de Corea del Sur escrita y dirigida por Chang (Gosa) que sigue la búsqueda desesperada de dos personajes de lo más dispar: un ex mercenario acusado de un crimen que no ha cometido y un médico cuya esposa ha sido secuestrada. Cuando los caminos de ambos se crucen solo dispondrán de 36 horas para descubrir quién está detrás de todo. El reparto está encabezado por Jin Guo, Yeo-Jeong Jo (Bang Ja Jeon), Jin-wook Lee (Su-sang-han gel-nyeo) y Seung-ryong Ryu (Sikeurit).

Por último, una de animación japonesa. Los Caballeros del Zodíaco: La leyenda del Santuario supone una revisión del famoso manga de Masami Kurumada y de la serie de televisión que influyó en tantas generaciones. Con un diseño por ordenador y unos efectos mejorados, la cinta dirigida por Kei’ichi Sato (Ashura) es una especie de resumen del arco argumental más famoso de estos personajes, es decir, el que enfrenta a Seiya y sus amigos a los Caballeros de Oro, en una lucha por salvar a Atenea. La versión original cuenta con las voces de Kaito Ishikawa, Kenji Akabane, Kensho Ono (Eden), Nobuhiko Okamoto (Patema y el mundo inverso) y Kenji Kojima (Clannad).

‘St. Vincent’: la bondad oculta de Bill Murray


Bill Murray es 'St. Vincent', de Theodore Melfi.Una de las cosas más hermosas del cine es que, aunque pasen los años, siempre puede sorprender. Y a medida que el tiempo avanza dichas sorpresas suelen esconderse tras títulos a priori menores pero de una calidad artística, dramática y humana admirables. Ya le gustaría a muchos de los supuestos dramas modernos lograr la honradez del nuevo film de Theodore Melfi (Winding Roads), una obra hecha a la medida de su protagonista pero que es capaz de sobreponerse a su labor para convertirse en una obra bella en todos los sentidos. Y todo ello sin hacer demasiado ruido, lo cual puede que no le reporte ingentes cantidades de dinero pero sin duda dejará más de una nominación.

De hecho, algunas ya han llegado como reconocimiento a la labor de Bill Murray (Atrapado en el tiempo), quien demuestra, una vez más, el grandísimo actor que es. Es cierto que su personaje se enmarca en sus papeles habituales de hombre malhumorado, algo cascarrabias y cuyo rechazo de aquellos que le rodean es una lamentable pose que termina por aislarle de la sociedad. Y sí, es cierto igualmente que tras esa fachada se esconde un ser humano entrañable, entregado al amor de su vida y con una bondad muy por encima de la media. Pero con todo y con eso, el verdadero reto llega con el segundo punto de giro, que aquí no desvelaremos. Es en ese punto cuando su actuación alcanza niveles que pocos actores logran con el realismo, la sencillez y la sinceridad con que lo hace Murray.

Aunque independientemente de su papel, la película es un atractivo mapa de las complicadas relaciones humanas que a veces nos toca vivir. El vínculo creado entre este anciano y el niño al que debe cuidar termina por convertirse en un reflejo de lo que un padre debería ser, aunque visto a través de un filtro algo distorsionado. El discurso final del joven al que da vida el debutante Jaeden Lieberher así lo demuestra. El santo no es, por tanto, aquel que se comporta de forma recta e inmaculada, sino aquel que ayuda a sus semejantes en el sentido más amplio de la palabra “ayuda”. Bajo este prisma se desarrollan toda una serie de relaciones que derivan en la idea de que cada uno recibe lo que da a los demás, ofreciendo al protagonista una segunda oportunidad.

Tal vez St. Vincent no sea una gran obra (algunos pasajes de su desarrollo son demasiado simples), pero sin duda es una película entrañable, que deja un buen sabor de boca y que logra hacer reír con algunas situaciones realmente difíciles. Es la magia del buen cine. Y buena parte de la responsabilidad la tiene Bill Murray, aunque es justo reconocer que todo el reparto, en líneas generales, logra una labor notable. Es lo que ocurre cuando una película se hace con el sentimiento de estar contando algo importante, aunque solo sea para el reducido equipo de personas que participan en un rodaje. Esa sinceridad traspasa la pantalla para reclamar la atención del espectador, y desde luego lo consigue.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: