‘Maléfica’ regresa para acabar con los zombies de ‘Zombieland’


Fin de semana de secuelas. Y de lo más variadas. Los dos principales títulos que llegan este viernes 18 de octubre a las salas españolas son secuelas de dos exitosas cintas, recuperando a sus actores originales e incorporando nuevas caras conocidas. Pero por supuesto, no son las únicas novedades. Un buen puñado de estrenos para todo tipo de públicos se presenta en la cartelera.

Aunque como digo, uno de los principales títulos es Zombieland: Mata y remata, secuela de la cinta de 2009 que lograba una efectiva mezcla de humor, acción y sangre por los cuatro lados de la pantalla. La trama se sitúa tiempo después de los acontecimientos de la película original. Los cuatro miembros de esa especie de familia disfuncional deberán enfrentarse a nuevos tipos de zombis que han sabido evolucionar, además de encontrarse con nuevos supervivientes humanos. Y deberán hacerlo intentando sobrevivir a los problemas que provoca su propia convivencia. Ruben Fleischer (Gangster Squad. Brigada de élite) vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que Woody Harrelson (Han Solo: Una historia de Star Wars), Jesse Eisenberg (Ahora me ves 2), Emma Stone (La favorita) y Abigail Breslin (Final girl) vuelven a interpretar el cuarteto protagonista, estando acompañados por Zoey Deutch (The disaster artist), Rosario Dawson (The ever after), Bill Murray (Dos tontos todavía más tontos), quien también repite respecto a Bienvenidos a Zombieland, Dan Aykroyd (Tammy) y Luke Wilson (Hollow body), entre otros.

También regresa a las pantallas Maléfica: Maestra del mal, segunda parte de la reinterpretación del cuento de La Bella Durmiente que vuelve a centrarse en el personaje de la villana. La trama narra la compleja relación de la protagonista con la que pronto será coronada Reina, y cómo deberán hacer frente a nuevos adversarios para proteger las tierras y las criaturas mágicas que residen en ellas. Dirigida por Joachim Rønning (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), la película vuelve a contar con Angelina Jolie (The tourist) como protagonista, completando el reparto Elle Fanning (La seducción), Michelle Pfeiffer (Ant-Man y la Avispa), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Ed Skrein (Deadpool), Sam Riley (Sometimes always never), Imelda Staunton (Pride) y Juno Temple (Wonder Wheel).

Dejando a un lado las producciones hollywoodienses nos encontramos con The King, drama histórico de corte biográfico con capital británico, húngaro y australiano. Esta producción de Netflix que tendrá un estreno limitado en salas narra los primeros años de Enrique V como rey de Inglaterra. La trama sigue al joven y caprichoso príncipe que abandonó sus responsabilidades reales para vivir entre la plebe, y cómo la muerte de su padre le obliga a retomar una vida de la que quería huir. Tras su coronación deberá aprender a lidiar con las intrigas palaciegas, afrontar una guerra y tratar de mantener los lazos que le unen a su antigua vida. David Michôd (Máquina de guerra) dirige esta propuesta protagonizada por Timothée Chalamet (Call me by your name), Sean Harris (Misión: Imposible. Fallout), Ben Mendelsohn (Robin Hood. Forajido, héroe, leyenda), Robert Pattinson (Z, la ciudad perdida), Lily-Rose Depp (Un hombre fiel), Tara Fitzgerald (Una) y Joel Edgerton (Gorrión rojo), quien escribe el guión junto al propio director.

Esta semana también es el regreso del director Costa-Gavras (El capital), Adults in the room (Comportarse como adultos), basado en el libro escrito por el economista Yanis Varoufakis. El argumento aborda la batalla política entre el propio Varoufakis como ministro de Finanzas griego y la Unión Europea durante la renegociación de la relación de Grecia y el resto de países. La cinta analiza todo lo que ocurre a puerta cerrada, aquello que no trascendió a la opinión pública. Con capital francés y griego, este drama biográfico está protagonizado por Christos Loulis (Do it yourself), Alexandros Bourdoumis (serie To soi sou), Ulrich Tukur (En la sombra), Josiane Pinson (Room service), Daan Schuurmans (Soof 2), Christos Stergioglou (Son of Sofia) y Aurélien Recoing (Malgré la nuit).

Puramente francesa es Retrato de una mujer en llamas, drama romántico de corte histórico ambientado en la Francia de 1770. La trama tiene como protagonista a una pintora que recibe un encargo: realizar un retrato de bodas de una joven que acaba de dejar el convento y tiene serias dudas respecto a su inminente matrimonio. La artista quiere retratarla sin su conocimiento, por lo que inicia una investigación diaria con la que se volverán más y más próximas. Dirigida por Céline Sciamma (La banda de las chicas), la cinta cuenta en su reparto con Noémie Merlant (Un seductor a la francesa), Adèle Haenel (120 pulsaciones por minuto), Luana Bajrami (La última lección), Valeria Golino (La casa de verano) y Christel Baras (Un hombre fiel).

España y Bélgica colaboran en El asesino de los caprichos, thriller policíaco dirigido por Gerardo Herrero (Las siete muertes) que arranca cuando se producen varios crímenes en un barrio de clase alta. Todas las víctimas tienen en común coleccionar grabados de Goya. Dos inspectoras de policía iniciarán una investigación para descubrir a un asesino que, además, reproduce con sus víctimas las escenas de los Caprichos de Goya. Maribel Verdú (Superlópez), Aura Garrido (La niebla y la doncella), Roberto Álamo (Tiempo después), Daniel Grao (Animales sin collar), Antonio Velázquez (Mi gran noche), Ginés García Millán (Regreso al horizonte) y Ruth Gabriel (Hielo) son los principales actores.

Pasamos al único estreno de animación, Harvie y el museo mágico, producción de la República Checa de 2017 que sigue las aventuras de un niño de 10 años muy inteligente y tal vez demasiado entusiasta cuyo único objetivo es superar el último e imposible nivel de su videojuego favorito, en un intento de ser respetado por sus compañeros de colegio y recibir el orgullo de su padre. Pero al acabar el juego comenzará el verdadero viaje cuando se adentre en el reino de los títeres y, por accidente, active el Disco Mágico, que devolverá la vida a los muñecos y a su monstruoso amo. El joven deberá usar todos sus conocimientos para poder superar este desafío. Dirigida a cuatro manos por Martin Kotík (Max Marvel Show) e Inna Evlannikova (Space dogs: aventura en el espacio), la película cuenta con las voces originales de Martin Klásek, Martin Dejdar (Kamenák 4), Ota Jirák (Saxana), Jirí Lábus (Tri bratri) y Zbysek Pantucek (serie Helena).

La última de las novedades es el documental Primeras soledades, producción francesa de 2018 que aborda las historias personales, familiares, las pasiones y, por supuesto, la soledades de un grupo de adolescentes de un instituto de los suburbios de París. Un reflejo de una etapa de la vida en la que los jóvenes se plantean cómo afrontar su futuro, cómo huir de unas familias que están completamente rotas, cómo comenzar una vida que les puede traer tantas cosas buenas como malas. La cinta está dirigida por Claire Simon (Le concours).

‘El rey león’: realismo animal y deshumanizador


Son varias ya las películas que Disney ha revisionado ya en imagen real, pero la nueva versión del que posiblemente sea su mayor clásico moderno (si es que 25 años de vida puede considerarse moderno) ha dejado ver los aciertos y errores de esta estrategia con una claridad meridiana. No se trata de comparar un film con otro, sino más bien de comprobar cómo una misma historia varía en función de las herramientas utilizadas.

Porque siendo sinceros, la historia de este El rey león sigue teniendo la fuerza, interés y dramatismo de siempre. Una trama atemporal que encandila generación tras generación y que invita a revisionarse siempre que se puede. Sus conceptos shakesperianos, sus inmortales giros argumentales, su combinación de humor y drama, y sobre todo unos personajes perfectamente definidos y con una profundidad dramática fuera de toda duda siguen siendo los elementos que definen esta historia, y bajo ese prisma esta versión dirigida con inteligencia por Jon Favreau (El libro de la selva) se revela como un film sólido. De hecho, el director logra salir airoso de algunos de los momentos más complejos del relato, como son la canción ‘Yo voy a ser el rey león’ (magistral el modo en que utiliza los movimientos de cámara y los animales) y esa pelea final entre leones y hienas, todo un derroche de elegancia y belleza visual.

Ahora bien, la película peca en algo fundamental. Algo que, por otro lado, es comprensible si tenemos en cuenta su apuesta visual y su concepto de película realista con animales generados por ordenador. El clásico de animación humanizaba a los animales. Sonreían, lloraban, expresaban dolor, alegría, rabia, … Todo eso se pierde desde el momento en que los leones, sencillamente, no expresan muchos de esos sentimientos; o desde el momento en que los pájaros no pueden sonreír. Esto impide al espectador, por ejemplo, identificarse al máximo con los personajes. Si bien es cierto que el desarrollo dramático no se ve dificultado en ningún momento, también es cierto que muchas de las situaciones más complejas desde un punto de vista emocional no terminan de resolverse correctamente. Bajo este punto de vista, aunque es un film visualmente impecable el trasfondo de la historia queda algo suavizado.

De este modo, este realista El rey león es… muy realista. Tal vez demasiado para la historia tan compleja que se quiere contar. Favreau compone un relato sólido, espléndido en el apartado visual y muy original a la hora de afrontar algunos de los retos narrativos (en otros casos, como esa visión en las nubes de Mufasa, queda algo desdibujado). Un relato con una alta carga dramática que, sin embargo, en muchas ocasiones no logra trasladarse bien al film ante ese alarde de realismo animal que muestra en cada plano. La soberbia del joven Simba se pierde en esa tierna mirada de cachorro. Las dudas del Simba adulto tampoco logran encontrar salida en el rostro impasible del león. Tan solo la fiereza del combate final saca a relucir una inusitada fuerza. Esto es un problema para el film, es evidente, pero no es necesariamente algo malo que convierta la película en un fallido proyecto. Simplemente, es una nueva visión de una historia ya conocida. Y es una versión que maravilla por su calidad técnica y que contiene algunos momentos a tener en cuenta.

Nota: 7/10

Vikander es ‘Tomb Raider’… y Mara es ‘María Magdalena’


Recién terminada la temporada de estrenos nominados a los principales premios cinematográficos, comienza ahora la temporada de títulos llamados a arrasar en la taquilla española. Y lo hace con una nueva adaptación a la gran pantalla de la aventurera más famosa de los videojuegos. Aunque no llega sola; de hecho, este viernes 16 de marzo aterrizan en las salas un importante número de films para todos los gustos.

Pero como decía, comenzamos el repaso por Tomb Raider, nueva versión cinematográfica de la famosa saga de videojuegos protagonizada por Lara Croft y coproducida entre Estados Unidos y Reino Unido. En esta ocasión es Alicia Vikander (Jason Bourne) la que da vida a la protagonista, que ya fue interpretada por Angelina Jolie (Maléfica) en dos películas. La trama, mezcla de aventura y acción, narra cómo la joven, que siempre ha renegado del legado de su padre, un excéntrico y rico aventurero, decide ir en su busca después de varios años en paradero desconocido, descubriendo una conspiración que amenaza la vida en el mundo y afrontando sus propios límites para impedirlo. Dirigida por Roar Uthaug (Escape), en el reparto también destacan Dominic West (serie The affair), Walton Goggins (Los odiosos ocho), Daniel Wu (Warcraft: El origen), Alexandre Willaume (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Kristin Scott Thomas (Suite francesa) y Derek Jacobi (Asesinato en el Orient Express).

Muy diferente es María Magdalena, coproducción entre Reino Unido y Australia que, como su propio título indica, narra la vida de este controvertido personaje bíblico, a través de cuyos ojos se aborda, a su vez, la vida de Jesús. Garth Davis (Lion) dirige este drama protagonizado por Rooney Mara (A ghost story), Joaquin Phoenix (En realidad, nunca estuviste aquí), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Tahar Rahim (Los anarquistas), Tchéky Karyo (Les brigands), Ariane Labed (Assassin’s Creed) y Denis Ménochet (Custodia compartida).

Reino Unido también está presente, en este caso junto a Estados Unidos, en Aniquilación, nueva película con estreno exclusivo en Netflix el pasado lunes día 12, cuyo argumento arranca cuando una bióloga y exsoldado se une a una expedición para saber qué le ocurrió a su marido en el Área X, un fenómeno siniestro y misterioso que se expande por la costa americana. Lo que descubrirá allí pondrá a prueba su cordura y su propia vida. Basada en la novela de Jeff VanderMeer, la cinta está dirigida por Alex Garland (Ex_Machina) y protagonizada por Natalie Portman (Jackie), Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Jennifer Jason Leigh (Amityville: El despertar), Gina Rodriguez (serie Jane the virgin), Tessa Thompson (Thor: Ragnarok) y David Gyasi (Interstellar).

Puramente estadounidense es Mi nombre es Te Ata, drama biográfico de corte histórico que narra la historia de María Thompson Fisher, mujer que pertenecía a Chickasaw, hoy Oklahoma, y que no dejó de perseguir sus sueños a pesar de las desigualdades sociales y raciales para conseguir convertirse en una de las grandes artistas nativas americanas de la época. Dirigida por Nathan Frankowski (Unlimited), la película cuenta en su reparto con Q’orianka Kilcher (Sky), Graham Greene (serie Defiance), Mackenzie Astin (Daddy), Brigid Brannagh (Terapia mortal), Cindy Pickett (Confession) y Gil Birmingham (Comanchería).

El estreno español de la semana es la comedia La tribu, nueva película dirigida por Fernando Colomo (La banda Picasso) que comienza cuando una mujer, limpiadora de profesión y streetdancer de vocación, decide retomar el contacto con un hijo al que dio en adopción cuando era un bebé. Este hijo es ahora un ejecutivo que, después de firmar un ERE para cientos de personas, lo ha perdido todo, incluso la memoria. A pesar de los mundos tan distintos en los que viven, la música y el baile les unirán. Paco León (Toc Toc), Carmen Machi (El bar), Luis Bermejo (Fe de etarras), Julián López (El tiempo de los monstruos) y Bárbara Santa-Cruz (Llar) encabezan el reparto.

Francia y Bélgica colaboran en Perdido, thriller dramático que gira en torno a un hombre cuyo amor por el trabajo y su carrera profesional le han llevado a apartar a todos los que quiere, incluyendo a su hijo, al que ve en contadas ocasiones después del divorcio. Su forma de afrontar la vida cambia cuando el pequeño desaparece, aparcando vida laboral para buscar a su hijo por todos los medios. Christian Carion (El caso Farewell) dirige este film protagonizado por Guillaume Canet (La próxima vez apuntaré al corazón), Mélanie Laurent (Frente al mar), Olivier de Benoist (C’est quoi cette famille?!) y Marc Robert (La grande boucle).

Puramente francesa es Jeannette, la infancia de Juana de Arco, musical de corte histórico que, como su propio título indica, sigue la vida de esta joven que pasa de cuidar ovejas y soñar con echar a los británicos de Francia a convertirse, guiada por su fe, en Juana de Arco. Bruno Dumont (La alta sociedad) escribe y dirige esta adaptación de la obra de Charles Peguy que cuenta con un debutante reparto encabezado por Lise Leplat Prudhomme, Aline Charles, Jeanne Voisin, Lucile Gauthier y Victoria Lefebvre.

Desde Hungría nos llega el drama 1945, cinta dirigida por Ferenc Török (Overnight) cuyo argumento arranca cuando los habitantes de un pueblo se preparan para celebrar una boda en 1945. Es en ese momento cuando dos judíos ortodoxos que portan dos misteriosas cajas llegan al lugar, revolucionando a los vecinos y sembrando la duda sobre sus verdaderas intenciones. Tamás Szabó Kimmel (Made in Hungaria), Ági Szirtes (The door), Péter Rudolf (Pillangók), József Szarvas (Mancs), Bence Tasnádi (Couch surf) y Dóra Sztarenki (A martfüi rém) encabezan el reparto.

Sin duda la película más internacional es El insulto, thriller dramático que cuenta con capital procedente de Líbano, Bélgica, Chipre, Francia y Estados Unidos. La trama se centra en el enfrentamiento entre un cristiano libanés y un palestino provocado cuando el primero derrama agua por accidente sobre el segundo. Su pelea llegará hasta la justicia y se convertirá en un conflicto nacional entre las dos religiones. Ziad Doueiri (El atentado) dirige este film protagonizado por Kamel El Basha (Al-hob wa al-sariqa wa mashakel ukhra), Adel Karam (Rue Huvelin), Rita Hayek (serie Kafa: Enough) y Diamand Bou Abboud (Stable unstable).

La única cinta de animación de la semana es silent voice, adaptación del cómic de Yoshitoki Oima que dirige Naoko Yamada (Tamako rabu sutôrî) y que narra cómo un joven busca redimirse años después de acosar en el colegio a una niña sorda que, a causa del bullying, tuvo que cambiarse de escuela. Entre las voces principales destacan las de Miyu Irino (Miss Hokusai), Saori Hayami (Blame!), Aoi Yûki (Kamen rider 1 go) y Yui Ishikawa (Ataque a los Titanes).

En cuanto al género documental, dos son las propuestas. The best day of my life, escrita y dirigida por Fernando González Molina (El guardián invisible) es una coproducción entre España, Rusia y Uganda sobre la reunión de un grupo de personas para celebrar que, pese a las dificultades, viven con orgullo su homosexualidad.

Finalmente, la española 100 días de soledad aborda la relación del hombre y la naturaleza narrando cómo José Díaz se rueda a sí mismo durante los 100 días del título en una cabaña de Asturias, donde permanece totalmente aislado, sin móvil ni electricidad ni reloj. El film está dirigido a cuatro manos entre Díaz y Gerardo Olivares (El faro de las orcas).

‘Doctor Strange’: la magia del ‘toque Marvel’


Benedict Cumberbatch da vida al 'Doctor Strange' de Marvel.Pocos personajes van quedando del extenso Universo Marvel que no tengan su adaptación a la gran o a la pequeña pantalla. Y a medida que se van sucediendo los superhéroes la saturación y el cansancio narrativo, que no visual, se va notando. La película que dirige Scott Derrickson (Sinister) es una evidencia de que siempre es mejor una buena historia que los orígenes de un personaje, por muy dramáticos que sean. Mejor aún: es infinitamente más interesante ver cómo se forja un héroe con una buena trama.

Y como le ocurre al protagonista de Doctor Strange al comienzo de la cinta, la película parece un quiero y no puedo, un intento de contar algo sumamente interesante que se solventa con minutos frenéticos cargados de efectos en el último tercio del film. Hasta entonces, esta historia protagonizada magníficamente por Benedict Cumberbatch (Amazing Grace) aborda de forma excesivamente larga el surgimiento de un hechicero y su viaje por las artes místicas. Más allá de críticas culturales o religiosas con poco fundamento, el verdadero problema del film es que está descompensado.

Descompensado en todos sus aspectos. Narrativamente hablando, es demasiado parsimoniosa al comienzo para acelerarse sin demasiado sentido al final. Interpretativamente hablando, el extraordinario elenco de actores está muy por encima de lo que puede ofrecer la cinta. Y visualmente, la historia saca mucho partido de sus escenas, pero la puesta en escena de Derrickson, más especializado en tenebrosos sustos y atmósferas agobiantes, es ciertamente limitada y en algunos momentos caótica.

Por fortuna, existe eso que se llama ‘toque Marvel’, y que podríamos entender como el entretenimiento sin daño ni maldad que permite al espectador pasar dos horas entretenidas. El problema es que cuando se compara Doctor Strange con otras grandes superproducciones similares no termina de funcionar correctamente. Lejos parecen quedar las épocas de Iron Man, Capitán América o Spider-man, tres personajes cuyas historias en el cine han sabido explicarse de forma mucho más orgánica. La magia de La Casa de las Ideas funciona en este caso, pero solo para salvar al espectador de una historia irregular.

Nota: 6,5/10

Llega el ‘Doctor Strange’ con una ‘Ouija y acompañado de ‘Trolls’


Estrenos 28octubre2016Terminamos octubre con uno de los estrenos más esperados de la temporada, llamado a iniciar lo que se conoce como la Fase 3 de Marvel. En efecto, este viernes 28 de octubre viene marcado por superhéroes, entretenimiento y diversión, tanto para adultos como para los más pequeños. Pero aquellos que quieran escapar de grandes blockbusters y salas abarrotadas de adolescentes también encontrarán propuestas interesantes.

Evidentemente, comenzamos el repaso a las novedades con Doctor Strange, nuevo superhéroes de Marvel que llega a la gran pantalla. Para aquellos que no le conozcan, la historia narra cómo un exitoso cirujano sufre un accidente que le deja las manos inútiles para poder operar. Su búsqueda de una cura le lleva a gastar toda su fortuna y encontrar en el Himalaya una guía espiritual que le llevará hasta un mundo nuevo y desconocido en el que la magia es el factor determinante. Acción, aventura y algunas dosis de humor marca de la casa son los factores que definen esta historia dirigida por Scott Derrickson (Sinister) y protagonizada por Benedict Cumberbatch (Black Mass), Chiwetel Ejiofor (Triple 9), Rachel McAdams (Spotlight), Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), Mads Mikkelsen (serie Hannibal), Tilda Swinton (¡Ave, César!) y Benjamin Bratt (El mensajero).

La aventura y el humor también están presentes en Trolls, nueva producción animada de Dreamworks que adapta a la gran pantalla a los famosos muñecos. La trama se centra en un grupo de estas criaturas que viven siempre con optimismo y felicidad. Tan solo hay un trole huraño y pesimista, y será él el que deba salvar a sus amigos cuando aquellos que quieren destruirles secuestre a todo su grupo salvo a su insoportablemente adorable reina. Mike Mitchell (Alvin y las ardillas 3) y el debutante en los largometrajes Walt Dohrn se encargan de poner en imágenes el argumento, mientras que Anna Kendrick (El contable), Zooey Deschanel (serie New girl), Justin Timberlake (Runner runner), Christine Baranski (serie The Big Bang Theory), Christopher Mintz-Plasse (Malditos vecinos 2), James Corden (The lady in the van), Jeffrey Tambor (serie Transparent) y Kunal Nayyar (Food) ponen las principales voces.

Muy diferente es Ouija: El origen del mal, cinta de terror a modo de precuela de la estrenada en 2014. Ambientada en 1965, la película comienza cuando una madre y sus dos hijas, que realizan sesiones de espiritismo para todo aquel que esté dispuesto a pagar, incorporan un nuevo truco a su trabajo. Sin embargo, esta decisión abre la puerta a un verdadero espíritu maligno que se apoderará de la hija más pequeña. Mike Flanagan (Absentia) dirige esta propuesta interpretada por Henry Thomas (El trato), Doug Jones (La cumbre escarlata), Elizabeth Reaser (Young adult), Annalise Basso (Captain Fantastic) y Ele Keats (Insidious: Capítulo 3).

El último de los estrenos estadounidenses es Maggie’s Plan, comedia dramática producida en 2015 que narra cómo una profesora que trata de encontrar su camino en Nueva York se enamora de un hombre casado al que considera el futuro padre de sus hijos. Y eso es precisamente lo que logra. Pero años después de romper ese matrimonio, de casarse con el hombre de sus sueños y de tener una hija comprenderá que tal vez su antigua mujer era la ideal para él. Dirigida por Rebecca Miller (La vida privada de Pippa Lee), la cinta está protagonizada por Greta Gerwig (Lola versus), Julianne Moore (Siempre Alice), Ethan Hawke (Regresión), Travis Fimmel (serie Vikingos), Bill Hader (Mi amigo el gigante) y Maya Rudolph (Puro vicio).

Comenzamos ahora con las novedades europeas, y lo hacemos con Yo, Daniel Blake, lo nuevo de Ken Loach (Jimmy’s Hall) que, como es habitual, aborda los problemas y conflictos sociales en Inglaterra. Producida entre Reino Unido, Francia y Bélgica, la trama sigue a un carpintero de 59 años que se ve obligado a recurrir a las ayudas sociales por primera vez en su vida. Víctima de un ataque al corazón, su médico le recomienda que no trabaje más, pero la administración le obliga a buscar empleo si no quiere afrontar una sanción. Su caso no es el único, y durante sus visitas a la oficina de empleo conocerá a una mujer en la que se apoyará. El reparto está encabezado por Dave Johns, Hayley Squires (Noche real), Dylan McKiernan, Briana Shann y Sharon Percy (Nefarious).

Destaca asimismo la española Que Dios nos perdone, thriller policíaco que dirige Rodrigo Sorogoyen (Stockholm) y que gira en torno a la persecución de dos inspectores de policía de un asesino en serie en el Madrid de 2011, en plena crisis económica, con el movimiento 15M y con la visita del Papa como telón de fondo. Una búsqueda que les hará darse cuenta de que no son tan diferentes del hombre al que buscan. El reparto está encabezado por Antonio de la Torre (Tarde para la ira), Roberto Álamo (Incidencias), Luis Zahera (La playa de los ahogados), Raúl Prieto (serie Sin identidad), María Ballesteros (Amanecer en Asia) y María de Nati.

También española es 7 años, thriller que se centra en cuatro amigos que, además, son socios de una empresa con dificultades económicas y legales. A lo largo de una única noche deberán buscar una solución para salvar su empresa, pero también a ellos mismos en una carrera contrarreloj en la que alguno tendrá que sacrificarse. Roger Gual (Remake) dirige esta cinta entre cuyos actores encontramos a Paco León (Tres bodas de más), Juana Acosta (Anna), Alex Brendemühl (Ma ma), Manuel Morón (Cinco metros cuadrados) y Juan Pablo Raba (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.).

España colabora junto a Rumanía en La madre, film dirigido por Alberto Morais (Las olas) que, en clave dramática, narra la situación de un joven que, al ser perseguido por los servicios sociales, se refugia en casa del ex amante rumano de su inestable madre. Javier Mendo (serie Los protegidos), Laia Marull (La herencia Valdemar), Nieve de Medina (Caleidoscopio), Alexandru Stanciu y Ovidiu Crisan encabezan el reparto.

Pasamos ahora a los documentales. Dead slow ahead es el título de una producción hispano francesa que dirige Mauro Herce (Slimane) y que, a medio camino entre el terror y el drama aborda la dura vida de los marineros de un enorme carguero cuya maquinaria parece engullir a los obreros.

Por su parte, España entre dos trincheras: La guerra civil en color es un relato que aborda el conflicto que vivió España entre 1936 y 1939 a través de imágenes de archivo completadas con color que adquieren una mayor crudeza. Luis Carrizo y Francesc Escribano (Generació D) son sus directores.

Finalmente, Mat Whitecross (Ashes) es el encargado de dirigir Supersonic, documental musical sobre la trayectoria del grupo británico Oasis desde sus comienzos en un garaje hasta sus conciertos en grandes escenarios de todo el mundo, y abordando la complicada relación entre los hermanos Gallagher.

‘Triple 9’: un código también puede dañar un género


Chiwetel Ejiofor, Aaron Paul, Clifton Collins Jr. y Anthony Mackie recurren a un 'Triple 9' para dar un golpe.Habitualmente las claves de cualquier género permiten a los creadores recurrir a una serie de elementos cuya eficacia en el desarrollo dramático está demostrada. Sin embargo, esta herramienta tan eficaz puede ser contraproducente para la propia obra si no se integra de forma armónica y natural en la trama. El resultado de eso es una historia, en nuestro caso una película, en la que se intuye mucho potencial, pero que se queda a medio gas, estando cada vez más desequilibrada a medida que avanza la trama.

El caso de Triple 9 es sumamente llamativo. Con un planteamiento tan interesante, con un reparto de altura que logra engrandecer a sus personajes, y con algunas secuencias de acción bien rodadas, la historia se va enfriando lentamente hasta un final que, aunque debería ser cuanto menos interesante, resulta obvio, carente de impacto dramático. Y el motivo de todo ello, aunque parezca excesivo, tiene su origen en el primer acto, en lo que Robert McKee denomina el “incidente desencadenante”: una muerte innecesaria por cuanto había ocurrido en la historia hasta ese incipiente momento. Una muerte que, en las claves del género, es casi obligada, pero que en función de cómo se habían repartido las cartas en esta historia lejos de ayudar perjudica.

A ello se suma un desarrollo dramático de algunos personajes un tanto obligado, casi forzado. Sin ir más lejos, la historia no termina de explicar, por ejemplo, la situación del rol de Chiwetel Ejiofor (Salt), las sospechas del personaje de Woody Harrelson (Rampart) o, por el contrario, la ausencia de ellas en el papel al que da vida Casey Affleck (En un lugar sin ley). Esta indefinición lleva a los personajes a actuar de forma coherente a lo que sucede en pantalla, pero no a una personalidad sólida que permita, en un momento dado, provocar un giro dramático. Y es aquí donde el espectador se reencuentra con esa incómoda sensación de estar ante un film correcto pero previsible, interesante pero algo tedioso.

En definitiva, Triple 9 provoca esa doble sensación de estar en tierra de nadie, de ser un quiero y no puedo en el thriller policíaco. Y no hay nada peor que la indefinición, sobre todo si esta deja al espectador indiferente. El código de la policía utilizado en el film sirve como un notable punto de partida que se diluye entre extrañas intrigas, sospechas que no alcanzan su plenitud y secuencias de acción que, aquí sí, son lo más atractivo de la película.

Nota: 6/10

Portman clama venganza mientras se produce un ‘Triple 9’


Estrenos 6mayo2016Comenzamos el mes de mayo, y lo hacemos, como ha sido habitual en las últimas semanas, con una amplia y variada batería de estrenos cinematográficos. Aunque ninguno de ellos tiene, a priori, capacidad para convertirse en un blockbuster, sí poseen el suficiente atractivo, ya sea por trama, actores o formato, para tener cierta relevancia en la taquilla durante los próximos días. Acción, comedia, terror, drama y música se dan cita este viernes, 6 de mayo.

Y precisamente comenzamos por la acción de Triple 9, thriller policíaco dirigido por John Hillcoat (La carretera) en el que criminales y policías no siempre son los malos y los buenos. La historia se centra en un grupo que pretende dar el mayor golpe de su historia, y aunque para ello tienen a policías corruptos de su lado, no es suficiente. Por ello, planean la muerte de un agente a modo de distracción. Y por si la historia fuera poco atractivo, la cinta presenta un reparto encabezado por Kate Winslet (Steve Jobs), Chiwetel Ejiofor (Marte), Casey Affleck (Interestellar), Woody Harrelson (serie True Detective), Aaron Paul (Need for speed), Anthony Mackie (Capitán América: Civil War), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la justicia), Norman Reedus (serie The Walking Dead), Teresa Palmer (Cut bank), Michael Kenneth Williams (El jugador) y Clifton Collins Jr. (Transcendence).

Algo diferente, aunque también con buenas dosis de acción, es La venganza de Jane, western dramático que arranca cuando un fuera de la ley llega a su casa con ocho balas en el cuerpo y a punto de morir. Su esposa, a regañadientes, recurre a un ex amante para que le ayude no solo a curarle, sino a defender la casa de la banda a la que pertenecía su marido, que está en camino para terminar el trabajo. Gavin O’Connor (Warrior) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Natalie Portman (Thor), Joel Edgerton (Black mass), Ewan McGregor (Mortdecai), Noah Emmerich (serie The Americans) y Rodrigo Santoro (Focus).

El principal estreno dramático es la norteamericana Freeheld, adaptación de la historia real de una condecorada policía de Nueva Jersey que, cuando le diagnostican cáncer, decide emprender las gestiones para dejar su pensión a su pareja de hecho, una joven con la que ha compartido su vida. Sin embargo, los funcionarios no ven con buenos ojos una relación homosexual, lo que obligará a la pareja a recurrir al apoyo de compañeros y ciudadanos para luchar por la justicia. Dirigida por Peter Sollett (Camino a casa), la cinta está interpretada por Julianne Moore (El séptimo hijo), Ellen Page (Into the forest), Steve Carell (La gran apuesta), Michael Shannon (serie Boardwalk Empire) y Luke Grimes (El francotirador), entre otros.

En lo que a comedia se refiere Hollywood presenta Infiltrados en Miami, secuela de Vaya patrulla (2014) que vuelve a contar con los principales responsables detrás y delante de las cámaras para narrar cómo la pareja de policías, que están a punto de convertirse en familia política, deben desarticular una banda de narcotraficantes en Miami que mueven su producto hasta Atlanta, lo que terminará por generar no pocos problemas. Tim Story (Los 4 fantásticos y Silver Surfer) es el encargado de dirigir un reparto encabezado por Ice Cube (Infiltrados en clase), Kevin Hart (Dale duro), Ken Jong (R3sacón), Benjamin Bratt (serie Sin cita previa), Olivia Munn (serie The newsroom), Bruce McGill (Una noche para sobrevivir), Tika Sumpter (Sparkle) y Sherri Shepherd (Top five).

Entre las novedades europeas destaca The Tribe, producción ucraniana y de los Países Bajos de 2014 que ha cosechado premios allá por donde ha pasado y cuya historia que arranca cuando un joven sordo llega a un internado en el que, para poder sobrevivir, se une a una cruel organización. Sin embargo, su amor por una de las concubinas hará que rompa todas las normas no escritas de esta tribu. Dirigida por Miroslav Slaboshpytskyi, que debuta de este modo en el largometraje, la cinta, que llega después de retrasar su fecha de estreno, está protagonizada por un anónimo reparto en el que destacan Grigoriy Fesenko, Yana Novikova, Rosa Babiy y Alexander Dsiadevich.

El terror en la cartelera lo pone El otro lado de la puerta, producción británica con colaboración india que dirige Johannes Roberts (Alice) y que arranca cuando una madre decide recurrir a un ritual que le permitiría despedirse de su hijo fallecido. Sin embargo, lo que en principio es solo una despedida abre en realidad una puerta entre el mundo de los vivos y los muertos, por lo que la mujer deberá luchar contra el espectro que un día fue su querido pequeño si quiere salvar al resto de su familia. Sarah Wayne Callies (En el ojo de la tormenta), Jeremy Sisto (Hangman), Javier Botet (Magical girl), Logan Creran (Steel), Jax Malcolm y Sofia Rosinsky encabezan el reparto.

En lo que a producción española se refiere destaca El olivo, nuevo film de Icíar Bollaín (También la lluvia) que narra en clave de comedia dramática cómo una joven que trabaja en una granja de pollos decide traer un milenario olivo de vuelta a la finca familiar cuando su abuelo, la persona que más le importa, decide dejar de comer, algo que ella achaca a la venta del enorme árbol sin el consentimiento del anciano. Entre los actores encontramos a Javier Gutiérrez (El desconocido), Anna Castillo (Fuera de foco), Pep Ambròs, Manuel Cucala y Aina Requena (Castillos de cartón).

También tiene relevancia Nacida para ganar, comedia dirigida por Vicente Villanueva (Lo contrario al amor) que se centra en una mujer cuya vida ha sido igual desde la adolescencia. Mismo vecindario, mismo novio, mismo trabajo, … Todo cambia cuando su inseparable amiga del instituto le propone entrar en un revolucionario negocio de venta piramidal que le hará rica en muy poco tiempo. El reparto está encabezado por Alexandra Jiménez (Embarazados), Victoria Abril (Solo quiero caminar), Cristina Castaño (Días azules), Marta Belenguer (El amor no es lo que era), Guadalupe Lancho (Evelyn), Luisber Santiago (Atasco en la nacional) y José Manuel Cervino (Dos billetes).

El género musical tiene esta semana sabor español. Todo es de color es la nueva propuesta de Gonzalo García Pelayo (Alegrías de Cádiz), una historia que arranca cuando el manager de un retirado grupo de rock decide organizar un concierto homenaje para la banda en un intento por recuperar las emociones y los recuerdos con los que ahora mismo vive día tras día. Javier García Pelayo (Corridas de alegría), Natalia Rodríguez (3 bodas de más) y Alfonso Sánchez (Ocho apellidos catalanes) encabezan el reparto.

La música también está muy presente en Tini, el gran cambio de Violetta, comedia familiar producida entre España, Argentina e Italia que refleja, en cierto modo, el cambio real en la vida de la actriz Martina ‘Tini’ Stoessel, protagonista de la serie Violetta. La trama se centra en el viaje de autodescubrimiento creativo y espiritual de la joven después de recibir una noticia que da un vuelco completo a su mundo. Dirigida por Juan Pablo Buscarini (El inventor de juegos), en el reparto encontramos también a Ángela Molina (Lejos de los hombres), Jorge Blanco (High School Musical: El desafío), Diego Ramos (serie Los exitosos Pells) y Kidder van Kooten (serie Spangas).

Continuando con los estrenos europeos, el drama histórico francés Mayo de 1940 aborda el éxodo de un pequeño pueblo francés en plena II Guerra Mundial huyendo del avance nazi. Los habitantes llevan con ellos a un niño, hijo de un opositor alemán al régimen nazi encarcelado en Arras por haber mentido sobre su nacionalidad. Pero en el caos que sigue a la invasión alemana tanto él como un soldado escocés lograrán huir, emprendiendo un viaje en busca del pequeño. Christian Carion (El caso Farewell) dirige esta propuesta protagonizada por August Diehl (Costa esperanza), Olivier Gourmet (Monsieur Chocolat), Mathilde Seigner (Max), Alice Isaaz (Una semana en Córcega) y Matthew Rhys (serie The americans).

Francia también participa en Peace to us in our dreams, cinta que cuenta además con fondos lituanos y rusos. Su argumento arranca cuando un hombre, su hija y su pareja llegan a una cabaña cerca de un lago para pasar un fin de semana. Los tres parecen huir de un pasado que les ha provocado dolor, decepción y hartazgo, pero pasar unos días a solas no siempre es la mejor solución, por lo que deberán lograr un entendimiento y respeto mutuo para seguir adelante. Sharunas Bartas (La casa) escribe, dirige y protagoniza este drama, en el que también encontramos los nombres de Lora Kmieliauskaite y Edvinas Goldstein.

El último de los estrenos de esta semana es la surcoreana Ahora sí, antes no, drama que gira en torno a un director de cine que llega a la ciudad en la que va a rodar un día antes de lo previsto. El error le permite disfrutar de mucho tiempo libre y conocer a una joven artista con la que termina pasando el día. Conoce su estudio, su obra, cenan, toman algo juntos. Pero el día da un giro radical con la respuesta a una pregunta que ella plantea. Hong Sang-soo (En otro país) escribe y dirige esta cinta cuyo reparto protagonizan Gi Ju-bong (Noche y día), Yoon Yeo-jong (Hahaha), Kim Min-hee (Sunaebo) y Jong Jae-yeong (Countdown).

Fin de semana de adaptaciones en la cartelera española


Estrenos 15abril2016Abril está siendo un mes especialmente prolífico en lo que a estrenos se refiere. A diferencia de semanas anteriores, en lo que va de mes los estrenos se suceden por decenas de forma constante, ofreciendo al espectador una notable variedad de géneros donde elegir. Y este viernes, 15 de abril, no es diferente. Desde la fantasía hasta el drama, pasando por la comedia, el thriller o la dramatización histórica, las novedades de esta semana tienen un denominador común: la mayoría son títulos con cierto peso.

Es el caso, por ejemplo, de la nueva versión de El libro de la selva, novela de Rudyard Kipling que, en esta ocasión, está rodada en imagen real, con personajes humanos de carne y hueso, y aprovechando la tecnología 3D. La historia es la conocida: un niño que se ha criado con lobos en la selva se ve obligado a abandonar su manada y el mundo que siempre ha conocido ante la amenaza de varios animales que le ven como un peligro. Acción, aventura y humor son las claves de esta cinta dirigida por Jon Favreau (Iron Man) y con el debutante Neel Sethi como Mowgli, que estará arropado por las voces de Bill Murray (Aloha), Ben Kingsley (El desafío), Idris Elba (Caza al asesino), Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud), Scarlett Johansson (¡Ave, César!), Christopher Walken (Jersey Boys) y Giancarlo Esposito (serie Érase una vez).

Muy diferente es Victor Frankenstein, coproducción entre Estados Unidos e Inglaterra que reinterpreta el personaje del famoso doctor de Mary Shelley. En concreto, cuenta la historia a través de los ojos de Igor, el famoso ayudante del doctor, al que conoce cuando todavía es un joven estudiante de medicina, y al que ayuda a convertirse en la leyenda que ha perdurado a lo largo de los años. Paul McGuigan (El caso Slevin) es el encargado de poner en imágenes esta trama protagonizada por James McAvoy (X-Men: Días del futuro pasado), Daniel Radcliffe (Amigos de más), Andrew Scott (Spectre) y Jessica Brown Findlay (Lullaby).

Y como no hay dos sin tres, también llega este fin de semana otra adaptación, en este caso del film argentino El secreto de sus ojos (2009), titulado para la ocasión El secreto de una obsesión. La historia se centra en el brutal asesinato de la hija adolescente de una supervisora del FBI, hecho que cambia por completo las vidas de los integrantes de su equipo, y que tendrá consecuencias incluso varias décadas después. Dirigido por Billy Ray (El precio de la verdad), este drama está protagonizado por Julia Roberts (Agosto), Nicole Kidman (No confíes en nadie), Chiwetel Ejiofor (Marte), Michael Kelly (serie House of cards) y Don Harvey (Vice), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca sobremanera El héroe de Berlín, drama histórico con capital francés, alemán y canadiense que narra la victoria de Jesse Owens en las Olimpiadas de Berlín en 1936, bajo el gobierno de Hitler. La cinta aborda los problemas sociales y raciales a los que tuvo que enfrentarse el joven atleta antes de decidirse a competir en representación de Estados Unidos. Stephen Hopkins (Bajo sospecha) es el encargado de dirigir el film, en el que encontramos a Stephan James (Selma), William Hurt (La huésped), Jeremy Irons (Hermosas criaturas), Jason Sudeikis (Somos los Miller) y Carice van Houten (serie Juego de tronos).

Desde Reino Unido llega The Lady in the van, comedia dramática que lleva a la gran pantalla la historia real vivida por el guionista de la cinta, Alan Bennett (La locura del Rey Jorge), durante 15 años. En ese tiempo una mujer aparcó su furgoneta en el acceso a la casa en la que vivía el hombre. Lo que comenzó como un favor con cierto recelo se terminó convirtiendo en amistad. Dirigida por Nicholas Hytner (El crisol), la película está protagonizada por Dominic Cooper (Need for speed), Maggie Smith (El exótico Hotel Marigold), James Corden (Into the woods), Eleanor Matsuura (Blood moon) y Jim Broadbent (Paddington).

Francia propone para esta semana el drama romántico Mi amor, cinta dirigida por Maïwenn (Polisse) que arranca cuando una joven sufre un grave accidente mientras esquiaba. El largo proceso de rehabilitación le llevará a pensar en una tumultuosa relación con un hombre al que adoró más que a su vida, pero con el que todo ha terminado. El reparto está encabezado por Vincent Cassel (El niño 44), Louis Garrel (Un castillo en Italia), Emmanuelle Bercot (Clément) e Isild Le Besco (Una nueva amiga).

Otro de los estrenos europeos es Redención: Los casos del departamento Q, tercera adaptación de las novelas de Jussi Adler-Olsen que cuenta con capital noruego, danés, alemán y sueco, y cuya trama comienza cuando se descubre el mensaje en una botella lanzada al mar, un grito de ayuda escrito en sangre. El caso llega al departamento Q, encargado de crímenes sin resolver, dando lugar a una investigación que llevará a los policías a retomar un viejo y diabólico caso. Dirigida por Hans Petter Moland (Uno tras otro), la cinta cuenta con los algunos de los actores de los anteriores films, entre ellos Nikolaj Lie Kaas (serie Forbrydelsen), Fares Fares (serie Tyrant), Jakob Oftebro (Cuando despierta la bestia) y Johanne Louise Schmidt.

También cuenta con capital de varios países el drama histórico Reina Cristina, traslación a la gran pantalla de la vida de Cristina de Suecia, una mujer avanzada a su tiempo y que mantuvo en todo momento una lucha interna entre sus responsabilidades, sus deseos de vivir la vida de una determinada forma, el amor de su padre y las enseñanzas de su religión. Producida entre Finlandia, Alemania, Canadá, Suecia y Francia, la película está dirigida por Mika Kaurismäki (Divorcio a la finlandesa), y su reparto está encabezado por Malin Buska (Happy End), Sarah Gadon (Enemy), Michael Nyqvist (serie Hora cero) y François Arnaud (Yo maté a mi madre).

Con algo de retraso se estrena Cantinflas, biopic del famoso actor mexicano producido por ese país en 2014. En concreto, la trama gira en torno al desarrollo de La vuelta al mundo en 80 días (1956), película que le valió al cómico un Globo de Oro. Dirigida por Sebastian del Amo (El fantástico mundo de Juan Orol), la película está protagonizada por Óscar Jaenada (La fría luz del día), Michael Imperioli (serie Los Soprano), Joaquín Cosio (Jirón de niebla) y Teresa Ruiz (Mariachi gringo).

Finalmente, desde Argentina llega El incendio, drama dirigido por Juan Schnitman (Grande para la ciudad) cuya premisa inicial es tan sencilla como contundente. Una joven pareja está a punto de entrar a vivir en su nuevo piso, pero el futuro de esa vida juntos se ve retrasado porque el agente inmobiliario se retrasa en la entrega de llaves. Ese breve espacio de tiempo es el detonante que hará aflorar los celos, los reproches, los anhelos y las dudas en la pareja. Pilar Gamboa (Todos mienten) y Juan Barberini (El estudiante) son los dos protagonistas.

‘Marte’: Robinson Crusoe espacial


Matt Damon debe sobrevivir en 'Marte' solo con su ingenio.Cualquier proyecto de Ridley Scott (Black rain) relacionado con la ciencia ficción siempre genera expectación por motivos más que evidentes. Tal vez sea por eso que lo que se espera siempre de sus films es poco menos que la genialidad. Su última incursión en el género, aunque no alcance ese grado, sin duda es uno de los mejores ejercicios de entretenimiento, drama y fascinación por el planeta rojo de los últimos años. Y lo más interesante es que no recurre a grandes artificios ni a complejas historias, todo lo contrario.

Si algo hace atractiva a Marte es, precisamente, su sencillez. Sencillez en el desarrollo dramático, sencillez en su lenguaje narrativo y sencillez en sus personajes. El guión, aunque previsible, tiene la fuerza suficiente para estremecer, conmover y hacer reír a partes iguales. Nada en la historia hace pensar en un desenlace diferente al que todo el mundo tiene en mente, pero eso no impide que la tensión sea más que palpable en muchos momentos, sobre todo en el clímax. La narrativa utilizada por Scott acentúa este carácter natural, casi habitual, como si los paseos por Marte fueran algo de andar por casa.

Pero el reparto es, sin lugar a dudas, el principal responsable. Con la cantidad de nombres importantes que figuran lo normal sería que la historia tendiera hacia una suerte de cinta heroica en la alguien terminara sacrificándose. Nada de eso está presente, ni remotamente. Las decisiones, frías, calculadas y sopesadas de cara a la opinión pública, se toman en un marco muy diferente al de la típica cinta de aventuras. Y los actores, sin excepción, no solo conocen el alcance de sus roles, sino que los dotan de una vida sobria, sin estridencias patrióticas o enaltecedoras. Son, simple y llanamente, hombres en una situación extraordinaria.

Todo ello convierte a Marte en una obra diferente, curiosa en su forma y en su contenido, no tanto porque ofrezca algo novedoso, sino porque dentro de la comodidad de lo previsible es capaz de lograr el entretenimiento serio e inteligente que respeta al espectador. Ridley Scott recupera un buen tono narrativo, respetando los límites de su relato y aprovechando al máximo lo que le ofrecen sus actores. Un notable drama de un náufrago en un mar de polvo y tierra en el que nada crece y nada vive. Bueno, casi nada.

Nota: 7/10

’12 años de esclavitud’: la vergüenza vence a la dignidad


Chiwetel Ejiofor y Michael Fassbender en '12 años de esclavitud', de Steve McQueen.Apenas tres películas. Eso es lo que ha tardado el director Steve McQueen (Shame) en demostrar que detrás de ese nombre hay algo más que una coincidencia afortunada. De hecho, hay mucho más. Su forma de narrar, la sensibilidad formal de sus planos y la sensibilidad moral que transmite a través de sus actores son los tres pilares de un estilo único e hipnótico que es capaz de embelesar al espectador y de hacerle estremecerse con la crudeza de los acontecimientos que narra a partes iguales. Su nueva película, gran favorita para los Oscars, se convierte en un vehículo para dar rienda suelta a dicho estilo, pero al mismo tiempo supone una crítica dura y sin miramientos a la historia de Estados Unidos.

De hecho, uno de los mejores aspectos de 12 años de esclavitud es la forma de afrontar los diferentes puntos de vista. Mientras que visiones algo más partidistas convertirían el relato en buenos contra malos (o lo que es lo mismo, negros contra blancos), McQueen se sumerge en la compleja sociedad esclavista de la época y, sobre todo, en la lucha de conflictos personales del protagonista, un Chiwetel Ejiofor (Salt) excepcional que muestra física y psicológicamente la evolución de un hombre libre al que le roban su libertad y, lo más importante, su dignidad. En este sentido, la película se aleja de la mera denuncia por los salvajes y brutales abusos de algunos de los propietarios de plantaciones (incluso en esta categoría había hombres y monstruos) para convertirse en un magistral relato de supervivencia, de miedo y de desesperación; un relato en el que apenas hay hueco para la esperanza y en el que, gracias a ese estilo del que antes hablaba, no se deja nada al azar.

Tal vez sea esto lo más criticado del film, pero es sin duda lo que define el carácter del relato. En pocas palabras, la película es violenta. Muy violenta en algunos momentos. Daños físicos frente a cámara, agresiones psicológicas, amenazas. Pocas cosas, por no decir ninguna, se dejan sin mostrar por la cámara. Desagradable, sí, pero en cierto modo necesario. Gracias a su forma de rodar los actores obtienen la libertad necesaria para explorar todos los rincones de sus personajes hasta límites insospechados, lo que redunda en un importante beneficio y permite a la historia transmitir diversas emociones. Cabe destacar en este aspecto que todo el reparto, desde la brutalidad e hipocresía de Michael Fassbender (Centurión) hasta los pocos y estupendos minutos de Brad Pitt (Babel), hace un trabajo maravilloso, ofreciendo matices a sus respectivos personajes y convirtiéndolos en algo más que unos meros estereotipos de la época.

Es innegable que 12 años de esclavitud es una película magistral. Steve McQueen logra reflejar la complejidad de una época en la que la vida de una persona de color valía realmente poco, una época en la que la hipocresía, el dolor y la violencia estaban a la orden del día. Se le puede achacar una cierta insistencia en los aspectos más escabrosos de la trama. Incluso una lentitud a la hora de narrar algunos momentos de la vida de este hombre que vivió toda una odisea durante más de una década. Son aspectos secundarios. La sensación que permanece al final es la de estar ante una obra atemporal, capaz de arrancar de los espectadores todo tipo de emociones y de obligar, en muchos momentos, a retirar la mirada por la vergüenza de saber que esto fue una historia real.

Nota: 9/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: