‘1898. Los últimos de Filipinas’: los tontos de Baler


Los soldados sobreviven en una iglesia durante el asedio de '1898. Los últimos de Filipinas'.El cine español tiene una deuda con la historia de su país. Más o menos como la tienen casi todos los países a la hora de analizar y reconocer sus propios errores. Tal vez por eso el debut en el largometraje de Salvador Calvo ha provocado el interés y la curiosidad que ha provocado. Y lo cierto es que, al menos en el aspecto dramático y autocrítico, no decepciona, abordando uno de los hechos históricos más interiorizados en la cultura popular desde un punto de vista sincero y ajeno a patriotismos baratos o a heroismos trasnochados.

Habrá quien diga que eso es realismo. En realidad, 1898. Los últimos de Filipinas es un mural de personalidades, un reflejo del declive de una guerra en la que los jóvenes no creen y en la que los más veteranos simplemente hacen los único que han sabido hacer en esos años. De este modo, se genera un conflicto que va más allá del puro belicismo y que termina por definir no solo el contexto político de la época, sino incluso el social. Quizá el mayor problema en este sentido es que los personajes tienden a estereotiparse a medida que avanza la historia: el teniente sediento de sangre; el doctor razonable; los jóvenes asustados; el cura que trata de imbuir de lecciones de vida a través de la palabra de Dios. Pero con todo y con eso, la habilidad de Calvo para narrar la historia logra desprender a la trama de muchos de sus lastres, ofreciendo un estilo visual que aprovecha al máximo los potenciales del desarrollo y que presenta un contexto político, social y económico que en varias ocasiones puede trasladarse a la actualidad.

El talón de Aquiles, sin embargo, se encuentra precisamente en la propia historia. Por mucho que la vistan, que tenga momentos realmente impactantes o que su reparto (la inmensa mayoría del mismo al menos) haga una labor más que notable, lo cierto es que este relato de un grupo de soldados atrincherados en una iglesia da para poco. Para muy poco. Y dos horas de duración son excesivas para algo que podría haberse narrado en hora y media, incluso menos. La consecuencia más inmediata es que en muchos momentos la trama avanza con paso demasiado lento, repitiendo esquemas y cayendo en una reiteración de ideas y propuestas que generan la impresión de andar en círculos hasta los momentos relevantes de la acción.

Lo que termina provocando 1898. Los últimos de Filipinas es una sensación de producto preciosista (algunos planos son brillantes), con factura técnica y artística impecable y con algunos momentos realmente logrados, pero cuyo contenido parece forzado por una necesidad etérea de que la película tiene que tener una duración determinada, como si los casi 12 meses de asedio tuvieran que relatarse en los casi 120 minutos que dura. Menos tiempo habría convertido este film en algo mejor para mayor crítica y vergüenza del Imperio. Y habría eliminado, además, algunas irregularidades dramáticas que se aprecian en determinados momentos.

Nota: 6,5/10

Anuncios

‘El corredor de laberinto’ se enfrenta a la prueba de coronar ‘Everest’


Estrenos 18septiembre2015El fin de semana que comienza hoy, viernes 18 de septiembre, se presenta interesante en lo que a estrenos se refiere. Muchas propuestas que aportan una gran variedad a la cartelera española aterrizan hoy, aunque sin duda lo más interesante pasa por los principales estrenos, que comparten un tono catastrofista en su planteamiento. Una en clave de aventura juvenil, la otra como una historia real, pero ambas llamadas a atraer grandes cantidades de espectadores a las salas.

Lo cierto es que es difícil escoger entre ambas para encabezar los estrenos, por lo que nos decantaremos por la que tiene un reparto más espectacular. Everest es el regreso de Baltasar Kormákur (guns) al largometraje. Un regreso que toma como punto de partida la historia real de dos expediciones que buscan coronar el famoso pico. Y aunque logran su objetivo, una de las mayores tormentas a las que se ha enfrentado el hombre en esas condiciones cayó sobre ellos cuando afrontaban el descenso, obligando al grupo a poner a prueba su ingenio para tratar de sobrevivir al viento, la nieve, el frío y la falta de aire. Drama, tragedia y una atmósfera angustiosa es lo que promete esta cinta proyectada en 2D y en 3D, y protagonizada por un elenco inmejorable: Jason Clarke (Terminator Génesis), Josh Brolin (Una vida en tres días), Keira Knightley (The imitation game), John Hawkes (Lincoln), Jake Gyllenhaal (Prisioneros), Sam Worthington (Sabotage), Martin Henderson (Ases calientes), Emily Watson (La teoría del todo), Robin Wright (La princesa prometida) y Michael Kelly (serie House of cards).

Tampoco se queda atrás el reparto de El corredor del laberinto: Las pruebas, continuación de la cinta de 2014 que vuelve a dirigir Wes Ball y que toma como referencia el segundo de los libros escritos por James Dashner. Ubicada exactamente donde termina la primera entrega, la trama sitúa a los protagonistas en un viaje por una realidad post apocalíptica que no entienden para detener a una misteriosa organización conocida como CRUEL. El trayecto les llevará a atravesar una zona conocida como La Quemadura, de la que no ha regresado nadie. Proyectada en 2D y en 3D, este film juvenil está protagonizado por muchos de los integrantes originales del reparto, a los que se suman nombres nuevos. Dylan O’Brien (Los becarios), Thomas Brodie-Sangster (La última legión), Kaya Scodelario (Ahora y siempre), Ki Hong Lee (Yellow face), Giancarlo Esposito (serie Érase una vez), Aida Gillen (serie Juego de tronos), Patricia Clarkson (Aprendiendo a conducir), Lili Taylor (serie Almost human) y Barry Pepper (Matar al mensajero).

Entre las novedades europeas de la semana destaca El caso Heineken, drama de acción con dosis de humor que aborda el secuestro del conocido magnate de la cerveza Freddy Heineken en 1983. Producido entre Holanda, Reino Unido y Bélgica, está basado en el libro de Peter R. de Vries y dirigido por Daniel Alfredson (Millennium 2: La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina), y su reparto está encabezado por Jim Sturgess (La mejor oferta), Sam Worthington, que esta semana repite, Ryan Kwanten (serie True Blood) y Anthony Hopkins (Noé).

Dos son los títulos españoles de este fin de semana. Por un lado, El virus de la por es lo nuevo de Ventura Pons (Año de Gracia), un drama acerca de las inquietudes sociales. La acción se desencadena cuando un grupo infantil de natación empieza a nadar sin burbuja, momento en el que un monitor da un beso a un niño. Las sospechas acerca del hombre se extienden rápidamente, generando en torno al acto un sinfín de teorías que pondrán en tela de juicio no solo al propio monitor, sino la radicalidad de una sociedad que puede convertir un inocente acto de consuelo en un delito. Roser Batalla (serie El cor de la ciutat), Rubén de Eguia (Una visita inquietante), Albert Ausellé (Lo más importante de la vida es no haber muerto), Santi Ricart (Las voces de la noche) y Diana Gómez (Los inocentes) encabezan el reparto.

Por otro, un título muy interesante para aquellos que quieran conocer el ‘caso Bárcenas’ en profundidad. B, la película es una dramatización de los acontecimientos que tuvieron lugar el 15 de julio de 2013, cuando el ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, declaró en la Audiencia Nacional, así como los motivos que llevaron al acusado a declarar su papel fundamental en una de las tramas de corrupción más importantes de España. Basada en la obra de Jordi Casanovas, la película está escrita y dirigida por David Illundain, quien debuta de este modo en el largometraje, y cuenta con Pedro Casablanc (Un ramo de cactus) y Manolo Solo (Asesinos inocentes) como principales intérpretes.

Desde Francia nos llega La cabeza alta, drama dirigido por Emmanuelle Bercot (Backstage) que gira en torno a un joven que, tras ser abandonado por su madre, dedica su juventud a entrar y salir de juzgados de menores. Su vida cambia cuando un matrimonio decide acogerle bajo su tutela y enviarle a un centro correccional, donde conocerá a una joven que le enseñará otro camino hacia la madurez. La película está protagonizada por Catherine Deneuve (En un patio de París), Sara Forestier (El amor es un crimen perfecto), Benoît Magimel (Pour une femme), Catherine Salée (Melody) y Rod Paradot.

Del país vecino también procede Eden, drama musical de 2014 dirigido por Mia Hansen-Løve (Un amour de jeunesse) que aborda la época dorada del movimiento conocido como “French Touch”, que reunió a un grupo de jóvenes interesados en la música electrónica. Centrándose en los integrantes del grupo Cheers, la cinta aborda el auge y la caída de estos jóvenes mientras formaciones como Daft Punk lograban un hueco entre la élite musical. El film cuenta en su reparto con Félix de Givry (Después de mayo), Pauline Etienne (2 otoños 3 inviernos), Vincent Macaigne (La chica del 14 de julio), Greta Gerwig (La sombra del actor) y Hugo Conzelmann, entre otros.

Francia también participa, junto a Alemania, en la producción de Heimat, la otra tierra, interesante drama histórico que centra su mirada en el éxodo europeo de mediados del siglo XIX hacia Sudamérica, en un intento de la sociedad de huir de la hambruna y las condiciones de vida del continente. El relato, con dos hermanos como protagonistas que se alimentan de sus sueños, combina el romance, la Historia y el drama. Edgar Reitz (El sastre de Ulm) dirige la propuesta, mientras que Jan Dieter Schneider, Antonia Bill, Maximilian Schmidt (Santini’s Netzwerk) y Marita Breuer (This is love) encabezan el reparto.

La producción más internacional posiblemente sea Francisco: El Padre Jorge, biopic del actual pontífice que, a través de la visión de una periodista, recorre su vida desde sus inicios en la religión hasta sus momentos más importantes en la lucha contra la pobreza, la corrupción o la droga. Basado en el libro de Elisabetta Pique y producido entre España, Italia y Argentina, el film está dirigido por Beda Docampo Feijóo (El último tren) y protagonizado por Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Silvia Abascal (Ma ma), Carlos Hipólito (Amores locos) y Leticia Brédice (Rosa fuerte).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: