‘Rocketman’: Circle of Life


No sé si este es el inicio de una oleada de películas biográficas de grandes iconos de la música. Pero que en tan poco tiempo hayan llegado dos films como Bohemian Rhapsody (2018) y el que ahora nos ocupa sí permite apreciar las diferentes visiones que el cine puede ofrecer sobre una idea base como es el relato de la vida de un artista mundialmente conocido. Y eso sin necesidad de entrar en debates de cuál es mejor (no es ni el momento ni el lugar).

Si hubiera que resumir este Rocketman en una idea, esa es la de musical clásico. La vida de Elton John, histrionismos y excesos aparte, se plantea desde el primer momento como un espectáculo visual en el que el color, la música y los actores juegan un papel imprescindible. Que el protagonista se presente con el vestuario con el que lo hace para, a continuación, retrotraerse a su infancia con un número musical de colores apagados salvo él mismo es toda una declaración de intenciones en la que el director Dexter Fletcher (Amanece en Edimburgo) da una idea de la personalidad que va a tener el film, capaz de narrar más con imágenes que con la música (el abrazo final entre el personaje adulto y el niño explica el sentido de cada minuto de metraje). A partir de ahí, y como si de un largo flashback se tratara, el espectador asiste a un proceso de evolución en el que pocas cosas se dejan a un lado, tanto buenas como malas, lo cual es de agradecer por la aparente sinceridad que demuestra.

Fletcher realiza un trabajo más que notable, tanto por su lenguaje narrativo y su manejo de la cámara como por su trabajo con un reparto en estado de gracia, encabezado por un Taron Egerton (Eddie el Águila) que no solo interpreta, sino que asume absolutamente cada aspecto del artista, transformándose tanto física como emocional y sonoramente. Pero no es el único. Cada uno de los actores, en mayor o menor medida, se sumerge en este viaje aportando más matices a sus personajes, enriqueciéndolos para acentuar el drama de esta historia que, todo sea dicho, también tiene ciertos momentos irregulares. Posiblemente el mayor ‘pero’ que se le pueda poner es una cierta falta de concreción temporal. Las transiciones de años que se producen en el metraje, exquisitamente ejecutadas, pueden llegar a desubicar al espectador en el paso del tiempo, y eso unido a un cierto abandono en el tratamiento de algunos secundarios puede generar una pérdida de ritmo, aunque no influye demasiado en el resultado final.

Un resultado que convierte a Rocketman en un musical ideal para los amantes del género, pero también para aquellos que quieran conocer un poco más la vida de Elton John. Excesos, alcohol, drogas, excentricidades, … La película ofrece todo, y lo hace con la visión de un director con una personalidad arrolladora y de unos actores que ofrecen lo mejor de sí para componer la banda sonora de toda una vida. Y por supuesto, los amantes de su música encontrarán algunos de los temas más conocidos del artista. No todos, que son son muchas décadas sacando discos. Una película entretenida, entrañable, dramática en algunos momentos y visualmente espectacular.

Nota: 7,5/10

Anuncios

Elton ‘Rocketman’ John pone la música a ‘John Wick: Capítulo 3’


El mes de mayo finaliza por todo lo alto en lo que a estrenos se refiere, tanto por el interés que puedan tener los títulos que llegan este viernes día 31 como por la variedad y cantidad de los mismos. Musical biográfico, acción, thriller, comedia y mucho cine español son los ingredientes que los espectadores podrán encontrar en la cartelera.

Sin duda el título más importante es Rocketman, drama biográfico sobre la vida y carrera musical de Elton John, desde sus inicios como prodigio en la Royal Academy of Music hasta el estrellato con una carrera en la que su compositor y colaborador Bernie Taupin jugó un papel fundamental. Dirigida por Dexter Fletcher (Eddie el Águila), esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido está protagonizada por Taron Egerton (Kingsman: El círculo de oro), Bryce Dallas Howard (Jurassic World: El reino caído), Richard Madden (serie Los Médici: Señores de Florencia), Jamie Bell (Cuatro fantásticos), Steven Mackintosh (Urban Hymn) y Gemma Jones (Tierra de Dios), entre otros.

Muy diferente es John Wick: Capítulo 3 – Parabellum, nueva entrega de la saga de acción protagonizada por Keanu Reeves (Matrix) que cuenta con capital exclusivamente hollywoodiense. La trama narra los hechos inmediatamente posteriores a la segunda entrega, cuando el protagonista es ex-comulgado por un asesinato dentro de las instalaciones del Continental. Esto provocará que toda clase de asesinos salgan en su búsqueda para cobrar la recompensa millonaria por su cabeza. Chad Stahelski vuelve a ponerse tras las cámaras como ya hizo en las dos anteriores entregas, y el reparto se completa con Ian McShane (El niño), Lawrence Fishburne (Passengers), Lance Reddick (Little woods), Halle Berry (X-Men: Días del futuro pasado), Anjelica Huston (El gran año) y Asia Kate Dillon (serie Billions).

Reino Unido y Estados Unidos también colaboran en La corresponsal, drama bélico de corte biográfico basado en un artículo de Vanity Fair escrito por Marie Brenner que aborda el trabajo y la vida de Marie Colvin, una de las corresponsales más famosa actualmente. Aunque al inicio de su carrera parece sentirse cómoda denunciando los horrores en países de todo el mundo mientras comparte martinis con la élite de Londres, poco a poco las tragedias que ve y relata empiezan a pesar en su vida personal hasta desmoronarse. A pesar de todo, se embarca en un último trabajo, el más peligroso, en la ciudad sitiada de Homs (Siria). Matthew Heineman, director de documentales como City of ghosts (2017), debuta en el género de ficción con esta cinta de 2018 entre cuyos actores destacan Rosamund Pike (El hombre del corazón de hierro), Jamie Dornan (Cincuenta sombras de Grey), Stanley Tucci (Transformers: El último caballero), Tom Hollander (La promesa), Alexandra Moen (Not alone) y Corey Johnson (Jackie).

Entre los estrenos puramente europeos destaca Infiltrado en Miami, comedia francesa de 2018 escrita y dirigida por Rachid Bouchareb (Tras la pista del enemigo) que arranca cuando un policía de Belleville, el distrito multiétnico de París, decide entrar como funcionario en el consulado francés de Miami ocupando el puesto de un amigo suyo que ha sido asesinado, con la esperanza de encontrar al asesino. En el estado norteamericano se alía con un policía con malas pulgas que le enseñará lo básico, y con el que comenzará a investigar el crimen. Omar Sy (Mañana empieza todo), Luis Guzmán (9/11), Biyouna (Cheba Louisa), Diem Nguyen, Eriq Ebouaney (Asalto en París) e Issaka Sawadogo (Det vita folket) encabezan el reparto.

Francia también está presente, junto a Bélgica, en la comedia dramática Clara y Claire, adaptación de la novela de Camille Laurens cuya trama se centra en una mujer de 50 años que, para espiar a su amante, crea un perfil falso en las redes sociales haciéndose pasar por una joven de 24 años. Sin embargo, el efecto que consigue es que el mejor amigo de su amante se enamore de ella, y que ella empiece a sentir algo por él. Y aunque todo transcurre en el mundo virtual, los sentimientos cada vez se vuelven más reales. Dirigida por Safy Nebbou (Comme un homme), la cinta está protagonizada por Juliette Binoche (Ghost in the Shell: El alma de la máquina), Nicole Garcia (Grandes familias), François Civil (Fonzy), Marie-Ange Casta (Ouvert la nuit), Guillaume Gouix (Perros rabiosos) y Charles Berling (Marie Curie).

La aventura dramática tiene como principal representante a Ártico, producción islandesa de 2018 que tiene como protagonista a un hombre que trata de sobrevivir en el Ártico, a 70 grados bajo cero, refugiándose en los restos de un avión accidentado. Sin embargo, un evento inesperado le obligará a salir y a emprender un peligroso viaje. Joe Penna debuta en el largometraje con esta cinta que tiene como únicos protagonistas a Mads Mikkelsen (serie Hannibal), Maria Thelma Smáradóttir (serie Prisioneras) y Tintrinai Thikhasuk.

Desde Italia llega 10 días sin mamá, comedia dirigida por Alessandro Genovesi (Soap opera), que también participa en su guión. El argumento se centra en un matrimonio y sus tres hijos. Él está completamente volcado en su trabajo, sin tiempo que dedicar a su familia, mientras que ella ha dejado de lado todo para ejercer como madre. Pero cuando la mujer, estresada de su rutina, decide irse de viaje a Cuba con su hermana, él tendrá que comenzar a ejercer como padre, lo que provocará un sinfín de situaciones caóticas. Fabio De Luigi (Esconde a la abuela en la nevera), Valentina Lodovini (Soundtrack), Angelica Elli, Bianca Usai y Matteo Castellucci son los principales actores.

En lo que a producción española se refiere, La estrategia del pequinés es el título de la adaptación de la novela homónima escrita por Alexis Ravel. Este thriller ambientado en las Islas Canarias arranca cuando un hombre que ha dejado atrás su vida criminal y trata de seguir adelante de forma tranquila se une a un último golpe para poder afrontar la enfermedad de su mujer. El plan es robar la caja fuerte del abogado y testaferro del más temible traficante de las islas. Para ello se suman al grupo un matón y una prostituta. Pero hasta un plan sencillo puede complicarse cuando los socios son gente que tiene la traición como única regla. Elio Quiroga (Nodo) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Jorge Bosch (Las ovejas no pierden el tren), Enrique Alcides (Haz de tu vida una obra de arte), Unax Ugalde (Lasa y Zabala), Kira Miró (No lo llames amor… llámalo X), Ismael Fritschi (Crisis) y Pep Jové (La luna en botella).

También española, aunque con colaboración estadounidense, es The chain, thriller dirigido por David Martín Porras (Stealing summers) que arranca cuando un hombre descubre que tiene la misma enfermedad neurológica que su padre. Dispuesto a no vivir lo mismo que él, decide suicidarse, para lo que contacta con una siniestra cadena de muertes asistidas. Su vida entrará en una espiral de violencia cuando deba cumplir con la única condición de la cadena: para morir primero hay que matar a alguien. El reparto está encabezado por John Patrick Amedori (Exorcismo en el Vaticano), Ray Wise (El destino de los Burnett), Madeline Zima (From A to B), Adrienne Barbeau (Gates of darkness), Jamie Clayton (El muñeco de nieve) y Dey Young (The northern kingdom).

La comedia dramática también es el género de Escapada, debut en el largometraje de Sarah Hirtt que cuenta con capital español, belga y luxemburgués. Ambientada en España, la historia aborda la relación de tres hermanos que vuelven a reencontrarse para solucionar una herencia. Un acontecimiento que despertará viejos fantasmas y que pondrá a prueba sus diferentes visiones del mundo. Entre los principales actores encontramos a François Neycken (Rodin), Raphaëlle Corbisier, Yohan Manca, María León (El autor), Sergi López (Huérfana) y Fermí Reixach (Amnesia).

La cinta más internacional posiblemente sea La ceniza es el blanco más puro, drama romántico coproducido entre China, Japón y Francia. La historia arranca en 2001, cuando una joven locamente enamorada de un cabecilla del hampa local es testigo de un ataque contra el hombre que ama. Para defenderle, dispara contra aquellos que pretenden atacarle, y para no delatarle termina condenada a cinco años de cárcel. Al salir busca al que fue su amor, pero este no parece dispuesto a aceptarla en su vida tras tanto tiempo. Jia Zhangke (Más allá de las montañas) escribe y dirige este film protagonizado por Zhao Tao (Naturaleza muerta), Liao Fan (Shi Fu), Xu Zheng (Wu rey qu), Liang Casper, Feng Xiaogang (Lao pao er) y Diao Yinan (Black coal).

Pasamos ahora a los estrenos de animación. Dilili en París es una cinta familiar de misterio con capital francés, belga y alemán ambientada en la Belle Époque y que tiene como protagonista a una joven que se embarca en una investigación para descubrir el origen de una serie de misteriosos secuestros, para lo que contará con la ayuda de un repartidor con scooter y de personajes extraordinarios que se cruzarán en su camino. Escrito y dirigido por Michel Ocelot (Kirikú y la bruja), el film cuenta con las voces originales de Prunelle Charles-Ambron, Enzo Ratsito, Natalie Dessay (Lucia di Lammermoor) y Bruno Paviot (Los pitufos 2), entre otros.

También de animación es Okko, el hostal y sus fantasmas, producción japonesa de 2018 basada en las novelas de Hiroko Reijo y Asami que tienen como protagonista a una joven que, tras perder a sus padres en un accidente de coche, va a vivir con su abuela, que regenta una posada tradicional japonesa. Allí empezará a ver y relacionarse con fantasmas que enseñarán a la joven la profesión de su abuela para convertirse en heredera del negocio. Kitarô Kôsaka (Nasu: Suitcase No Wataridori) es el encargado de dirigir esta cinta, entre cuyas voces en versión original destacan Seiran Kobayashi, Nana Mizuki (Gatos: Un viaje de vuelta a casa), Satsumi Matsuda, Rina Endô (serie Barakamon) y Etsuko Kozakura (Bonobono: Kumomo no Ki no Koto).

Terminamos este repaso con el documental La ciudad oculta, cinta dirigida por Víctor Moreno (La piedra) que cuenta con capital español, francés y alemán. La historia pone su mirada en un universo nunca visto en una película: el mundo que forman las tuberías, galerías, túneles, estaciones de metro, … en el subsuelo de una gran urbe. Un espacio sin el cual no podría funcionar y del que, sin embargo, no siempre somos conscientes.

‘Jurassic World: El reino caído’: de vuelta a los orígenes


Como cualquier género o subgénero, el cine de dinosaurios debe ofrecer con cada película algo nuevo, diferente. Y en esta ocasión esa diferencia no es otra que nuevas criaturas creadas genéticamente a partir de otros dinosaurios. En realidad, la fórmula no es nueva, porque ya ocurrió en la primera entrega de esta nueva serie de films, pero sí es nuevo el enfoque que aporta J. A. Bayona (Lo imposible), o al menos lo suficientemente fresco y respetuoso con el original como para superar a su predecesora.

Porque es la labor del director la que marca la diferencia. Y curiosamente, lo hace homenajeando al maestro Spielberg y ese film que ahora cumple 25 años y que, como queda patente con este Jurassic World: El reino caído, está más en forma que muchas otras historias. Desde el tratamiento de los personajes hasta la iluminación y los juegos con las sombras de los dinosaurios, pasando por detalles como la herida en la pierna de la heroína o esa suerte de extraña familia formada por las necesidades del momento, Bayona opta por mirar en el espejo del film que lo inició todo y aprovechar los recursos narrativos en su propio beneficio para conformar un relato fresco, dinámico, por momentos intenso y cargado con parte de la magia que, por ejemplo, no tenía el film de 2015.

Su labor, sin embargo, no oculta un guión más bien deficiente en lo que a narrativa se refiere. Si bien es cierto que el tratamiento de personajes es correcto (y la labor de todo el reparto es espléndida), el desarrollo del arco argumental es excesivamente lineal, recurriendo a lugares comunes y giros argumentales previsibles, sin dar pie a la sorpresa o a una cierta intriga en una trama, por otro lado, entregada al entretenimiento en estado puro. Y esto no es algo necesariamente malo, al contrario: consciente de las dificultades de aportar algo nuevo y diferente, opta por una historia que para muchos será “más de lo mismo” y vestirla de forma elegante y sobresaliente con la firma de Bayona.

Este Jurassic World: El reino caído es lo que toda secuela debe ser: más acción, más diversión, más adrenalina y, en pocas palabras, mejor que su predecesora. Con una fuerza visual que no es veía en la saga desde el primer film, Bayona imprime un toque imprescindible para entender la calidad del film, que recurre a temas del film original como la familia, las dudas sobre la ética de crear dinosaurios o el poder y la avaricia de aquellos que desean sacar rédito económico a una fuerza de la naturaleza de este calibre. En este sentido, posiblemente lo mejor del film sea su final, abriendo la puerta a una tercera entrega con posibilidades infinitas.

Nota: 7/10

Los dinosaurios de ‘Jurassic World’ regresan para dominar la cartelera


Hace 25 años los dinosaurios llegaron a las salas de cine para reclamar su hueco no solo en la taquilla, sino también en el imaginario de grandes y pequeños. Y este viernes, 8 de junio, llega la que es la quinta entrega de la franquicia. Bueno, más bien llega el jueves día 7. Y como era de esperar, lo hace acompañada por un buen puñado de títulos que no buscan, en ningún caso, competir con la que sin duda será una de las cintas más taquilleras del año.

Así que comenzamos este repaso por Jurassic World: El reino caído, cinta que continúa los hechos ocurridos en Jurassic World (2015). La trama comienza cuatro años después de que el parque temático de dinosaurios fuera destruido y los enormes animales campen a sus anchas por la isla. Cuando el volcán despierta y amenaza con extinguir de nuevo a estas criaturas, los protagonistas de la primera entrega regresan para intentar salvarlos, descubriendo entonces una conspiración para crear un ser que pondrá en peligro nuestra propia supervivencia. Acción, aventura y espectaculares efectos especiales es lo que propone esta cinta dirigida por el español J.A. Bayona (Un monstruo viene a verme) en cuyo reparto encontramos a Chris Pratt (Vengadores: Infinity War), Bryce Dallas Howard (Gold, la gran estafa), Jeff Goldblum (Thor: Ragnarok), Ted Levine (Swing State), Toby Jones (El muñeco de nieve) y James Cromwell (Los límites de la verdad), entre otros.

El otro estreno estadounidense es Indiana, combinación de thriller y terror dirigida por Toni Comas (Navegar es necesario) que sigue el último caso de dos hombres conocidos como Spirit Doctors, es decir, personas que se dedican a ayudar a gente perturbada por posesiones, casas encantadas y otros episodios sobrenaturales en Indiana. La cinta está protagonizada por Gabe Fazio (Blue Collar Boys), Bradford West (Shame the devil), Stuart Rudin (La vida de Flynn), Noah McCarty-Slaughter (Wig’d out) y Sophie Auster (Circuit).

Entre las novedades europeas destaca Normandía al desnudo, comedia dramática francesa que centra su trama en un pequeño pueblo cuyos habitantes, ganaderos de profesión, están notando la crisis agrícola de una manera especial. Su alcalde, desesperado por lograr que el país les atienda y poder sacar a sus conciudadanos de la precaria situación, ve una oportunidad en la llegada de un fotógrafo especializado en desnudos en masa. Lo difícil será convencer a todo el pueblo de que se desnude por esa causa. Philippe Le Guay (Las chicas de la sexta planta) se pone tras las cámaras, mientras que François Cluzet (Testigo), François-Xavier Demaison (Cómo conocí a mi padre), Julie-Anne Roth (La felicidad nunca viene sola), Pili Groyne (El nuevo nuevo testamento) y Toby Jones, que dobla estreno esta semana, encabezan el reparto.

Francia, Bélgica y Suiza colaboran en Marguerite Duras. París, 1944, adaptación de la novela de la propia Duras que, en clave de drama biográfico, narra cómo la joven y brillante escritora participa en la resistencia contra el Nazismo junto a su marido. Cuando él es deportado por la Gestapo ella se entregará a una lucha por recuperarle. Dirigida por Emmanuel Finkiel (Voyages), la cinta está protagonizada por Mélanie Thierry (Un día perfecto), Benoît Magimel (Asalto al convoy), Benjamin Biolay (Gaby Baby Doll) y Grégoire Leprince-Ringuet (Una historia de locos).

Desde Alemania nos llega En tiempos de luz menguante, comedia dramática cuya trama gira en torno al 90 cumpleaños de un alto mando comunista de la República Democrática Alemana, que tiene lugar en 1989. El hombre celebra tan señalada fecha rodeado de amigos y familiares que parecen actuar como si nada cambiara, aunque en el exterior todo esté cambiando. De hecho, el nieto favorito del anciano ha desertado a Alemania Occidental, algo que todo el mundo quiere ocultarle. Basada en la navela de Eugen Ruge, la cinta está dirigida por Matti Geschonneck (Boxhagener Platz) y protagonizada por Bruno Ganz (Un deporte de chicas), Alexander Fehling (serie Homeland), Sylvester Groth (Operación U.N.C.L.E.), Angela Winkler (Desaster), Pit Bukowski (Antimarteria) y Stephan Grossmann (Vollmond).

La última cinta europea, al menos de ficción en imagen real, es la rusa Salyut-7, héroes en el espacio, drama histórico con dosis de acción que transcurre en 1985, cuando la estación soviética no tripulada que da nombre al film pierde toda comunicación con el centro de control. La posible caída de la estación amenaza las vidas de miles de personas, y serán dos astronautas los que deban acudir allí y descubrir qué ha ocurrido en una arriesgada misión espacial nunca antes realizada. Klim Shipenko (Kto ya?) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Lyubov Aksyonova (Rodina), Pavel Derevyanko (Leningrado), Oksana Fandera (Ogni pritona), Vitaliy Khaev (Orlean) y Vladimir Vdovichenkov (Leviatán).

La comedia romántica está representada por El fútbol o yo, producción argentina dirigida por Marcos Carnevale (El espejo de los otros) que, como su propio título indica, gira alrededor del deporte rey. El argumento se centra en un hombre que desde pequeño ha logrado equilibrar todos los aspectos de su vida con su gran pasión: el fútbol. Sin distinción entre equipos, colores o aficiones, es capaz de estar 24 horas viendo partidos, sea el que sea. Pero cuando su mujer se divorcia de él, sus hijas adolescentes se alejan y pierde el trabajo comprende que es un adicto al fútbol y decide buscar ayuda, aunque tal vez sea demasiado tarde. Adrián Suar (Me casé con un boludo), Julieta Díaz (Refugiado), Rafael Spregelburd (Cetáceos), Federico D’Elía (Gigantes de Valdés), Alfredo Casero (La reconstrucción) y Carolina Levi (Casanova) encabezan el reparto.

Del extremo oriente llega A Taxi Driver: Los héroes de Gwangju, drama de acción de corte histórico producido por Corea del Sur y ambientado en 1980, cuando un taxista de Seúl recibe una oferta para llevar a un reportero alemán en un viaje de ida y vuelta antes del toque de queda hasta Gwangju, trabajo por el que le pagarán lo suficiente para cubrir los atrasos de su renta. Hun Jang (Go-ji-jeon) es el encargado de dirigir este film, que cuenta entre sus principales actores con Kang-ho Song (El imperio de las sombras), Thomas Kretschmann (Vengadores: La era de Ultrón), Jun-yeol Ryu (Glory Day) y Hae-jin Yoo (Leokki).

La animación tiene esta semana a Beyond beyond como única representante. Con mucho retraso llega esta producción de 2014 con capital sueco y danés cuya trama sigue a un joven conejo que vive en el mar con su padre y al que le encantan los barcos, hasta el punto de querer tripular uno para ir al reino del Rey Pluma, donde cree que está su madre. Su vida cambia cuando recibe una llamada con información sobre el Rey Pluma que le llevará a emprender la aventura por su cuenta. Dirigida por Esben Toft Jacobsen, que de este modo debuta en el largometraje, la obra cuenta con las voces, en su versión original, de Gustaf Hammarsten (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres), Lennart Jähkel (Las huellas imborrables), Sissela Kyle (Ego) y Leif Andrée (Flickan).

Terminamos con dos documentales. Por un lado, McQueen es una producción de Reino Unido dirigida a cuatro manos por Ian Bonhôte (Alleycats) y el debutante Peter Ettedgui que aborda la complicada vida de Alexander McQueen, revolucionario modisto fallecido en 2010.

Por otro, Petitet es el título del film español que narra el proceso creativo y de producción que lleva a cabo el músico gitano del barrio del Raval barcelonés que da nombre a esta cinta para dar un gran concierto de rumba en el Liceo. El film está escrito y dirigido por Carles Bosch (Balseros).

‘El fundador’ se lanza a buscar ‘Gold’ en la isla calavera de King Kong


Poco a poco van llegando las películas llamadas a llenar las salas. O al menos a intentarlo. Si hace siete días era la hora de los superhéroes, este viernes, 10 de marzo, es el turno de los animales gigantescos. Pero las nuevas versiones de historias conocidas no es lo único que se estrena. Hechos reales y mucho cine internacional es lo que aterriza hoy en las salas de cine de toda España.

Aunque lo primero es lo primero. Kong: la isla calavera es la nueva versión de la historia del famoso gorila gigantesco que, como es habitual, comienza cuando un grupo de exploradores y militares dan con una isla en el Pacífico siguiendo las leyendas de que en ella habitan criaturas prehistóricas y monstruosas. Al llegar allí, en efecto, se topan con estos seres, pero también con el enorme gorila rey de esa isla. Su única oportunidad de salvarse es el amor que el animal parece sentir por una de las mujeres de la expedición. Aventura, acción y muchos efectos para esta cinta dirigida por Jordan Vogt-Roberts (The kings of summer) y que cuenta en su reparto con Tom Hiddleston (La cumbre escarlata), Brie Larson (La habitación), Samuel L. Jackson (La leyenda de Tarzán), John Goodman (Calle Cloverfield 10), John C. Reilly (Langosta), Toby Kebbell (Un monstruo viene a verme) y Thomas Mann (Project X).

Muy diferente es el drama biográfico El fundador, cinta dirigida por John Lee Hancock (Al encuentro de Mr. Banks) que narra la historia de Ray Kroc, un vendedor de Illinois que en los años 50 conoció a los hermanos McDonald, propietarios de una hamburguesería con un sistema único de cocina. Solo él fue capaz de ver el potencial del negocio, y poco a poco fue posicionándose hasta arrebartarles la idea y convertirla en el imperio McDonald’s. Michael Keaton (Spotlight), Laura Dern (Alma salvaje), Patrick Wilson (Expediente Warren: El caso Enfield), Linda Cardellini (Padres por desigual), Nick Offerman (Knight of cups) y John Carroll Lynch (Jackie) encabezan el reparto.

Y aunque no se basa en una historia real, Gold sí utiliza las historias de muchos personajes auténticos para narrar la aventura de un explorador cuya suerte, en horas bajas, cambia cuando descubre una mina de oro. Sin embargo, lo más difícil será mantener su nueva fortuna alejada de las garras de todos aquellos que quieren su parte del pastel. Con dosis de drama y thriller, el film está dirigido por Stephen Gaghan (Syriana) y protagonizado por Matthew McConaughey (Los hombres libres de Jones), Edgar Ramírez (Joy), Bryce Dallas Howard (Jurassic World), Corey Stoll (Ant-Man), Toby Kebbell, que hace doblete en los estrenos, Rachael Taylor (serie Jessica Jones) y Bill Camp (Jason Bourne).

El estreno español de la semana es Zona hostil, ópera prima de Adolfo Martínez Pérez que utiliza un hecho real ocurrido en 2012 para narrar cómo a un convoy norteamericano escoltado por la Legión española le estalla una mina al norte de Afganistán. El grupo queda a cargo de un inexperto teniente, que debe esperar a la dotación de rescate. Pero cuando esta llega en helicóptero, el suelo cede bajo el aparato, dejándolo inutilizado y aislando a rescatadores y rescatados. La única salida parece ofrecerla un descabellado plan, pero para poder ejecutarlo los soldados deberán sobrevivir al ataque nocturno del enemigo. Este drama bélico cuenta en su reparto con Ariadna Gil (Vivir es fácil con los ojos cerrados), Raúl Mérida (serie Isabel), Roberto Álamo (Que Dios nos perdone), Antonio Garrido (La playa de los ahogados), Jacobo Dicenta (Camarón), Ismael Martínez (Faraday) e Ingrid García Jonsson (Toro).

También bélica, y también basada en un hecho real, es Land of mine: Bajo la arena, film producido en 2015 entre Dinamarca y Alemania que narra como, tras la II Guerra Mundial, un grupo de soldados alemanes es capturado por el ejército danés y llevado a una idílica playa en la que pueden ser libres siempre y cuando eliminen antes las cerca de 45.000 minas allí enterradas. Durante esos delicados trabajos un sargento danés empezará a apreciar a los hombres detrás del horror que causaron los nazis. Escrito y dirigido por Martin Zandvliet (Dirch), este testimonio anti bélico está protagonizado por Roland Møller (Secuestro), Mikkel Boe Følsgaard (Rosita), Laura Bro (Un asunto real), Louis Hofmann (Tom Sawyer), Joel Basman (Dawn) y Oskar Bökelmann (Die Vermissten).

Con algo de retraso también llega La comunidad de los corazones rotos, comedia dramática francesa de 2015 que tiene como escenario un edificio de los suburbios y un ascensor averiado. A través del encuentro de seis personajes esta cinta dirigida por Samuel Benchetrit (Chez Gino) aborda la ternura, el respeto y la compasión del ser humano. Isabelle Huppert (Luces de París), Valeria Bruni Tedeschi (El capital humano), Michael Pitt (Siete psicópatas), Gustave Kervern (En un patio de París) y Jules Benchetrit (Reencontrar el amor) encabezan el reparto.

Francia, Bélgica y Suiza colaboran en 9 meses (Keeper), drama romántico realizado en 2015 por Guillaume Senez en lo que supone su debut en el largometraje. La trama gira en torno a dos jóvenes quinceañeros enamorados que descubren juntos la sexualidad. Todo cambia cuando ella descubre que está embarazada, algo que él no asume bien al principio. Sin embargo, poco a poco la idea de ser padre le irá conquistando. El reparto está encabezado por Kacey Mottet Klein (Sister), Corentin Lobet (Una dama en París), Sam Louwyck (El país de las maravillas), Laetitia Dosch (Un amor de verano) y Galatéa Bellugi (Les yeux clairs).

Francia también colabora, junto a Brasil en este caso, en Doña Clara (Aquarius), film escrito y dirigido por Kleber Mendonça Filho (O Som ao Redor) que, en clave dramática, narra la lucha de una ex crítica musical contra un promotor inmobiliario que ha comprado todos los pisos del edificio en el que ella vive, situado frente al paseo marítimo. Una lucha que llevará a la mujer a reflexionar sobre su vida, su pasado y sus seres queridos. Entre los actores principales destacan Sonia Braga (Lope), Maeve Jinkings (Falsa Loura) e Irandhir Santos (Tatuagem).

Lejos de los estrenos europeos, también llega a la cartelera Yo no soy Madame Bovary, comedia china que arranca cuando una mujer organiza un falso divorcio para poder acceder a un segundo apartamento. Sin embargo, su marido vuelve a casarse de forma inesperada, lo que obliga a la mujer a recurrir al juzgado. Tras ser acusada por su marido, ella se embarca en un viaje de diez años para restaurar su reputación. Dirigida por Feng Xiaogang (El funeral del jefe), la película cuenta con Fan Bingbing (X-Men: Días del futuro pasado), Fan Wei (Ciudad de vida y muerte), Li Zonghan (Hushed road), Guo Tao (Regreso a casa) y Chengpeng Dong (One night surprise) entre sus principales actores.

En lo que a documental se refiere, la única propuesta de la semana es Uncle Howard, cinta dirigida por Aaron Brookner (The silver goat) que recupera la vida y obra del director Howard Brookner a través de un viaje realizado por su sobrino, que le lleva a encontrar las latas de sus films en un refugio subterráneo.

‘Black Mirror’ se centra en la ciencia ficción de la tecnología en su 3ª T


Bryce Dallas Howard protagoniza uno de los episodios de la tercera temporada de 'Black Mirar'.Tras dos temporadas y un especial navideño, Black Mirror se ha consolidado como la crítica más ácida a la tecnología y la dependencia social de ella. Sin embargo, la serie de Charlie Brooker (serie Dead set) ha evolucionado en su tercera temporada hacia un carácter más fantástico, centrándose en la ciencia ficción más que en la crítica o en la denuncia social. Tal vez sea por el hecho de que son seis episodios en lugar de tres, o simplemente porque era el camino a seguir natural para una ficción de estas características. El caso es que estos capítulos, algunos de ellos de una factura impecable en todos sus aspectos, comparten más puntos en común que el trasfondo social y humano que ha caracterizado a la serie. Que esto sea algo positivo o negativo es decisión personal de cada uno.

Quizá la mayor evidencia de esto es que, salvo el episodio titulado ‘Cállate y baila’ (‘Shut up and dance’ en versión original), el componente tecnológico tiene un peso más que notable en la historia, en muchas ocasiones jugando con los aspectos futuristas o con una hipótesis sobre la evolución que tendrán campos como los videojuegos o los drones. ‘Caída en picado’ y ‘Playtesting’ son claros ejemplos. El primero, protagonizado por Bryce Dallas Howard (Jurassic World), representa una reflexión del mundo que puede crear la dependencia cada vez mayor de las redes sociales y del reconocimiento que, en teoría, dan al individuo dentro de un entorno globalizado. El segundo, con los videojuegos como contexto, alerta de los riesgos de un mundo del entretenimiento cada vez más personalizado e inclusivo.

En este sentido, es evidente que los episodios mantienen el componente social, pero lo hacen con una apuesta por el futurismo, por la ciencia ficción más que por los peligros de una sociedad dependiente de una tecnología que ya existe. Si bien es cierto que en temporadas anteriores ya existía ese equilibrio entre realidad y ficción, en estos seis episodios la balanza parece inclinarse más por la ficción, narrando historias en algunos casos sumamente fantásticas que, aunque con un trasfondo de crítica o denuncia, no dejan de ser modelos de entretenimiento sin demasiado contenido. Tal vez sea por eso que ‘La ciencia de matar’ es uno de los episodios más flojos no solo de la tercera temporada de Black Mirror, sino de toda la serie.

Ahora bien, esta apuesta deja también uno de los episodios más románticos y bellos de esta producción. ‘San Junipero’ se convierte en un canto al amor eterno e inmortal, a la libertad de poder encontrar a la persona idónea esté donde esté gracias a un terreno neutral en forma de mundo digital. De nuevo, la serie va un paso más allá y aborda un futuro de ciencia ficción que desarrolla, en cierto modo, una realidad ya existente pero mucho menos sofisticada. En este caso, sin embargo, la trama está planteada de forma tan sutil y entrelazada que termina por alternar drama romántico con un cierto suspense, amén de obligar al espectador a prestar atención al más mínimo detalle para tratar de comprender cómo y dónde se desarrolla la acción.

Realidad de las tramas

'San Junipero' es uno de los episodios más recordados de la tercera temporada de 'Black Mirar'.Nada de esto impide, sin embargo, que Black Mirror siga inquietando conciencias con su tercera temporada. A pesar de contener episodios sin excesiva trascendencia más allá de la trama en sí, en su conjunto se puede entender como un estudio del comportamiento humano en el más amplio espectro. Desde ese primer episodio con las redes sociales como indicador de las clases sociales (tener pocos ‘Me gusta’ te convierte en un paria), hasta el último en el que, simple y llanamente, se ha acabado con las abejas reales y se ha tenido que buscar una alternativa cibernética, todos los episodios, y en esto sí que no hay excepción, están planteados para obligar al espectador a reflexionar sobre su propia realidad.

Y eso se consigue gracias a unas tramas notablemente estructuradas, capaces de seguir una senda marcada mientras libran una batalla intelectual con el que está al otro lado de esa “espejo negro” al que hace referencia el título de la serie. Al existir argumentos independientes, cada episodio está narrado de forma propia, aunque todos mantienen en común la idea de que nada es lo que parece, de que la realidad es mucho más terrible de lo que en un principio pueda parecer. De este modo, verdad y mentira, realidad y ficción, se funden en un único mensaje dominado por esas nuevas tecnologías que parecen adueñarse poco a poco de la serie y que, por suerte o por desgracia, ya se han adueñado de nuestras vidas.

Incluso aunque algunos capítulos posean un argumento sin demasiado interés, es de justicia reconocer los puntos de giro tan interesantes que ofrecen todos ellos gracias, precisamente, a esa idea de que nada es lo que parece. Otra cosa muy diferente es que el contexto en el que se desarrollan esas historias y el modo en que se narran sea el adecuado. Personalmente creo que la narrativa es, como suele ser habitual en esta serie, ejemplar, pero ese contexto peca, en algunos casos, de una ingenuidad manifiesta, lastrando tanto las ideas que maneja como la dinámica visual. No ocurre en todos, es cierto, pero sí en los suficientes como para identificar un patrón, y es el hecho de que parece no haber ideas suficientes (o suficientemente trabajadas) como para completar una temporada de seis episodios.

Dicho de otro modo, la tercera temporada de Black Mirror posiblemente satisfaga a los seguidores, y desde luego mantiene la senda ideológica y narrativa de las anteriores etapas, pero en su conjunto puede que tenga algunos de los episodios más flojos de la serie. Ya sea por su extensión, por la complejidad de crear estas tramas o por su apuesta decidida por la ciencia ficción por encima de otros factores, lo cierto es que estas seis historias no logran despertar la admiración que sí despertaron las anteriores, posiblemente también porque el impacto poco a poco se va superando. En cualquier caso, con estos problemas que parecen empezar a surgir la serie sigue siendo una de las más frescas, dinámicas, transgresoras y provocativas de la televisión moderna, lo cual ya debería dar una idea de la calidad que atesora.

La Enterprise va ‘Más allá’ para encontrar a ‘Peter y el dragón’


Estrenos 19agosto2016Como suele ocurrir por estas fechas, cada semana llegan a la cartelera española títulos que harán las delicias de fans y aficionados al cine en el más puro sentido del entretenimiento. Y aunque este 2016 puede que esté siendo menos intenso que años anteriores, eso no implica que no estén estrenándose películas tan espectaculares como esperadas. Este viernes, día 19, no va a ser menos, y aunque a diferencia de semanas anteriores el número de estrenos será muy limitado, acaparan un amplio abanico de géneros que van desde el terror a la aventura juvenil y el drama.

Con todo, es evidente que el estreno más esperado es Star Trek: Más allá, tercera aventura de la tripulación de la Enterprise bajo el auspicio de J.J. Abrams (Star Wars: El despertar de la fuerza) que vuelve a combinar aventura espacial, acción y humor para narrar la misión que realiza esta nave en los confines del universo. Allí deberán enfrentarse a Krall, un misterioso enemigo que se opone al espíritu y los planes de la Federación. Dirigida por Justin Lin (Fast & Furious 6), la película vuelve a contar con el reparto original, en el que destacan Chris Pine (La hora decisiva), Zachary Quinto (Margin call), Zoe Saldana (Guardianes de la galaxia), Karl Urban (serie Almost Human), Simon Pegg (Amor sin cita previa), John Cho (Grandma) y el recientemente fallecido Anton Yelchin (Green room), y a los que se suma Idris Elba (Bastille Day).

También destaca la nueva versión de Peter y el dragón, aventura para toda la familia con sello Disney que narra la historia de amistad entre un niño huérfano y un fantástico dragón. La película, dirigida por David Lowery (En un lugar sin ley), cuenta con un notable reparto encabezado por Bryce Dallas Howard (Jurassic World), Oakes Fegley (Prism), Craig Hall (Love birds), Karl Urban, que duplica estreno, Robert Redford (La verdad) y Wes Bentley (serie American Horror Story: Hotel).

Muy diferente es el tercer estreno procedente de Hollywood, Nunca apagues la luz, producción de terror que toma como base algo tan sencillo como el miedo de los niños a la oscuridad. La trama se centra en una joven que, cuando logra independizarse, cree que ha dejado atrás los miedos de su niñez. Pero cuando su hermano pequeño presenta los mismos síntomas que a ella la llevaron casi a la locura deberá afrontar que ese miedo a la oscuridad no era tan imaginario como creía, y deberá luchar contra un ente que parece tener como objetivo a la madre de ambos. Dirigida por David F. Sandberg, la película supone su debut en el largometraje a partir de un corto suyo. Teresa Palmer (Triple 9), Maria Bello (La quinta ola), Gabriel Bateman (Checkmate) y Billy Burke (serie Revolution) son los principales actores.

La única novedad española de la semana es Secuestro, thriller dirigido por Mar Targarona (Mor, vida nueva) cuya historia arranca cuando el hijo de una prestigiosa abogada es secuestrado a la salida del colegio. Horas más tarde el pequeño aparece magullado y empapado en sudor, y afirma que ha logrado escapar de su captor. Las investigaciones logran dar con un sospechoso que el pequeño identifica, pero la falta de pruebas obliga a la Justicia a ponerle en libertad. Temiendo por la vida de su hijo, la abogada hará lo que jamás pensó: tomarse la justicia por su mano, algo que tendrá consecuencias imprevistas. Entre los actores de la cinta encontramos a Blanca Portillo (La chispa de la vida), Antonio Dechent (Akemarropa), Vicente Romero (Asesinos inocentes), Josep Maria Pou (Murieron por encima de sus posibilidades), Macarena Gómez (Musarañas) y José Coronado (Cien años de perdón), entre otros.

Bélgica y Francia producen Los caballeros blancos, drama de 2015 basado en el libro de François-Xavier Pinte y Geoffroy D’uriel cuyo argumento se centra en un grupo de miembros de una ONG que planean sacar de Chad a 300 niños para que sean adoptados por familias francesas y tengan así un mejor futuro. Para darle mayor relevancia invitan a una periodista a que cubra todo el proceso. Sin embargo, durante la realidad del país les obligará a replantearse los límites de la ayuda humanitaria. Dirigida por Joachim Lafosse (Perder la razón), la cinta cuenta con un reparto integrado por Vincent Lindon (Los canallas), Louise Bourgoin (Un golpe brillante), Valérie Donzelli (Declaración de guerra), Reda Kateb (Lejos de los hombres), Yannick Renier (A primera hora) y Stéphane Bissot (La religiosa).

Por último, y también producida en 2015, se estrena La estación de las mujeres, drama que cuenta con capital de la India, Reino Unido y Estados Unidos, y cuya trama aborda la liberación cultural de tres mujeres. Una joven de 15 años observa cómo son capaces de romper con las tradiciones que las obligan a estar en casa y abandonar su vida, al tiempo que se enfrenta a una futura vida de casada, lo que la obligará a dejar la escuela, los libros y sus amigos. Escrita y dirigida por Leena Yadav (Teen Patti), la película está protagonizada por Lehar Khan (Jalpardi: The desert mermaid), Surveen Chawla (Ugly), Radhika Apte (Haram) y Tannishtha Chatterjee (Sunrise).

‘Jurassic World’: el parque abre sus puertas sin la magia de Spielberg


Chris Pratt dirige a un grupo de Velociraptores en 'Jurassic World'.Para todos aquellos niños que quedaron fascinados con Parque Jurásico allá por 1993 posiblemente la cuarta entrega de la saga, dirigida por Colin Trevorrow (Seguridad no garantizada), les resulte familiar. Muy familiar. Porque si algo bueno tiene esta historia es que se parece, y mucho, a la trama original, incluyendo referencias, homenajes y guiños al film de Steven Spielberg. En este sentido ofrece un sinfín de emociones, una ironía atractiva y una espectacularidad sin igual. Es, en pocas palabras, un blockbuster a disfrutar con palomitas y el refresco de turno. Ahora bien, ¿tiene la magia del primer film?

Por desgracia, la respuesta es no. Sin entrar en comparativas, la realización de Trevorrow, a pesar de ser más que correcta, tiene cierta falta de garra, recurriendo en demasiadas ocasiones a recursos ya utilizados. Algunos resultan divertidos, pero otros son simplemente una ausencia total de narrativa propia. Esto elimina las posibilidades de algunas secuencias, aproximando la cinta al género de acción más que a la aventura. A esto habría que sumar la poca fuerza de sus personajes, sobre todo de unos secundarios que parecen llevar colgado a la espalda el minuto y la forma en que van a morir. El caso más evidente es el de Vincent D’Onofrio (Los amos de Brooklyn), posiblemente el más débil de todos.

Aunque tal vez lo que más desinfla la historia es el clímax, una especie de más difícil todavía en el que se mezclan hasta tres dinosaurios colaborando para destruir al enemigo de turno. Un desenlace que confirma la sensación de que la trama trata a estos dinosaurios casi como personas, eliminado el factor animal y salvaje que sí tenía el clásico de 1993. Si bien es cierto que este tratamiento logra algunas de las mejores secuencias del relato, también dota al conjunto de una extraña pátina que lo convierte más en una monster movie al estilo de las versiones de ‘Godzilla’ que en una cinta de supervivencia como pudo ser el original.

Curiosamente, todo esto ocurre hacia la segunda mitad del film, es decir, cuando entra en materia. En realidad, Jurassic World arranca retomando esa magia que solo Spielberg es capaz de imprimir a sus películas. Una magia que vuelve a llevar a los espectadores a ese parque de atracciones con dinosaurios que, esta vez sí, funciona a pleno rendimiento. Pero como si de un fenómeno metalingüístico se tratara, el desarrollo de la película empieza a torcerse cuando la trama, de hecho, se tuerce para los protagonistas. Al final, la cinta funciona como un entretenimiento magnífico. Divierte, emociona en algunos momentos y apenas deja tiempo para reflexionar. Pero cuando todo acaba y las luces se encienden un análisis más pausado revela que algo falta, que bajo esa espectacularidad algo no funciona. Ese algo tiene un nombre: la magia de Spielberg.

Nota: 6,5/10

El parque de dinosaurios reabre sus puertas 22 años después


Estrenos 12junio2015Hace 65 millones de años los dinosaurios dominaban la Tierra. Y hace 22 años dominaron la taquilla. Hoy viernes, 12 de junio, vuelven a la actualidad cinematográfica con el estreno de su nueva entrega que promete acción, diversión y algún que otro susto, todo en un intento de repetir el éxito de aquella primera Parque Jurásico (1993). Pero no llega solo. Varias son las novedades que aterrizan hoy en la cartelera, con orígenes muy diversos y centradas sobre todo en la comedia y el drama.

Pero comencemos por Jurassic World, cuarta entrega de la saga que en esta ocasión dirige Colin Trevorrow (Seguridad no garantizada) y cuyo argumento transcurre varios años después de los incidentes del primer film. Ahora el parque está a pleno rendimiento, cada año reciben millones de visitantes y se ha conseguido no solo controlar a las especies, sino crear otras nuevas con las que entretener y sorprender a los visitantes. El último reto es diseñar genéticamente a un dinosaurio totalmente nuevo que sea la gran atracción del parque durante los próximos años. Pero la criatura creada pronto escapa al control de los cuidadores, por lo que el parque y sus visitantes volverán a estar en peligro. El reparto está encabezado por Chris Pratt (Guardianes de la galaxia), Bryce Dallas Howard (Criadas y señoras), Ty Simpkins (Insidious), Irrfan Khan (La vida de Pi), Nick Robinson (The kings of summer), Vincent D’Onofrio (Una noche para sobrevivir), Jake Johnson (Vamos de polis) y Omar Sy (X-Men: Días del futuro pasado).

El otro estreno relevante que procede de Estados Unidos es Dale duro, nuevo vehículo cómico para Will Ferrell (La Lego película) que en esta ocasión dirige el guionista Etan Cohen (Men in Black III) en la que es su primera película tras las cámaras. La trama arranca cuando un millonario es condenado a entrar en prisión por fraude. Decidido a sobrevivir en un entorno tan difícil, pedirá ayuda a un experto para que le prepare a fondo para su nueva vida. Junto a Ferrell encontramos a Kevin Hart (El gurú de las bodas), Alison Brie (serie Mad men), Craig T. Nelson (The company men), T.I. (serie Boss) y Edwina Findley Dickerson (serie Treme).

También desde Norteamérica, aunque en colaboración de Reino Unido, nos llega Lejos del mundanal ruido, nueva adaptación de la novela escrita por Thomas Hardy cuya historia, ambientada en la Inglaterra victoriana, comienza cuando una joven orgullosa, independiente y muy bella hereda la granja de su tío. Casi al mismo tiempo tres pretendientes muy diferentes entre ellos se disputarán su mano. Thomas Vinterberg (La caza) dirige este drama con toques románticos protagonizado por Carey Mulligan (El gran Gatsby), Matthias Schoenaerts (Suite francesa), Michael Sheen (serie Masters of sex), Tom Sturrridge (En la carretera), Juno Temple (Maléfica), Bradley Hall (Spider) y Jessica Barden (Mindscape).

Entramos ahora en los estrenos europeos, y entre quizá el más internacional sea Viaje a Sils Maria, coproducida entre Francia, Suiza, Alemania, Bélgica y Estados Unidos. Escrita y dirigida por Olivier Assayas (Las horas del verano), la trama gira en torno a una veterana actriz cuya vida parece encaminarla hacia el retiro laboral. Mientras repasa sus éxitos y su época de mayor esplendor una joven y prometedora actriz pretende comenzar su carrera precisamente con el papel que lanzó a la fama a la estrella en decadencia, algo que provocará la envidia en la mujer. El reparto tiene como principales atractivos a Juliette Binoche (Godzilla), Kristen Stewart (Blancanieves y la leyenda del cazador), Chloë Grace Moretz (Carrie), Lars Eidinger (Hell), Johnny Flynn (Song one) y Angela Winkler (Ferien).

España está representada por Hablar, comedia dramática dirigida por Joaquín Oristrell (Dieta mediterránea) que, en plano único y en continuidad, aborda 75 minutos de la vida de varios personajes en el madrileño barrio de Lavapiés. Una hora y cuarto en el que los protagonistas, en plena crisis económica, política y existencial, hablan, discuten, gritan, ríen, lloran, susurran, roban y, en definitiva, proponen al espectador una visión muy particular de la realidad. Sergio Peris-Mencheta (El Capitán Trueno y el Santo Grial), Estefanía de los Santos (Carmina y amén), María Botto (Tres bodas de más), Raúl Arévalo (La isla mínima), Marta Etura (Los últimos días), Juan Diego Botto (Ismael), Miguel Ángel Muñoz (Al final todos mueren), Goya Toledo (Maktub) y Secun de la Rosa (Lobos de Arga) son algunos de los protagonistas de esta cinta coral.

Concebida originalmente como una serie de televisión en 2014, El pequeño Quinquin es una comedia que combina misterio y crimen escrita y dirigida por Bruno Dumont (Camille Claudel 1915). Su trama se centra en el personaje que da nombre a la producción, líder de una banda de delincuentes que aterroriza a un pequeño pueblo con sus horribles crímenes. La cinta, cuya duración total es de más de tres horas, tiene un desconocido reparto encabezado por Alane Delhaye, Lucy Caron, Bernard Pruvost, Philippe Jore y Philippe Peuvion.

Del 2013 es la suiza Cherry Pie, ópera prima de Lorenz Merz que narra el viaje que hace una joven en un intento de huir de sí misma. A lo largo de su recorrido por carreteras, gasolineras y estaciones de servicio la cámara sigue a la protagonista en un proceso interior en el que casi no hay diálogos. A pesar de que varios actores hacen acto de presencia a lo largo del argumento, la principal protagonista es Lolita Chammah (Memory Lane).

Y del mismo año es Los Andersson: Road Movie, comedia sueca que vuelve a tener como protagonista a esta familia cuyas aventuras en esta ocasión les llevarán al sur de Francia en busca del autor de un cuadro que adquirieron hace años y que, según las últimas tasaciones, tiene un valor de 900.000 coronas. El problema es que no está firmado, por lo que encontrar al artista es el único impedimento para que puedan ser ricos. Dirigida por Hannes Holm (Los Andersson en Grecia), la cinta cuenta con William Ringström, Morgan Alling (Arn: El caballero templario), Anja Lundkvist (Offside) y Julius Jimenez Hugoson como actores principales.

Por último, Los insólitos peces gato es una coproducción entre Francia y México realizada en 2013 escrita y dirigida por Claudia Sainte-Luce, quien debuta así en el largometraje. La historia comienza cuando una joven solitaria que trabaja como cajera es ingresada en el hospital por apendicitis. Durante su estancia conocerá a una madre de cuatro hijos ingresada por su frágil estado de salud. La fortaleza de la mujer y el equilibrio que establece con los miembros de su familia crea en la joven una admiración que la llevará a implicarse y a establecer estrechos vínculos con ellos, sobre todo cuando la salud de la madre empeore. Drama y comedia se mezclan en esta cinta protagonizada por Lisa Owen (Divina confusión), Ximena Ayala (Diente por diente), Sonia Franco (Generación Spielberg), Wendy Guillén y Andrea Baeza (El eco del miedo).

Tráiler de ‘Jurassic World’: vuelven los dinosaurios de Isla Nublar


El tráiler de 'Jurassic World' deja algunas secuencias que recuerdan a las del original.Cuando la cuarta entrega de la saga iniciada por Steven Spielberg con Parque Jurásico en 1993 llegue a las salas habrán pasado exactamente 22 años desde que los dinosaurios camparan a sus anchas por Isla Nublar, tiempo que ha servido para situar al clásico donde se merece y para comprobar, por enésima vez, que segundas partes nunca fueron buenas. Ahora, apadrinado por el alma mater de esta saga, llega un nuevo intento de revitalizar la franquicia. El tráiler, que encontraréis al final del texto, resulta interesante y a todas luces aventurero, pero deja algunas dudas acerca de la originalidad de la propuesta.

La trama, a pesar de sus matices, tiene una estructura relativamente similar. Han pasado 22 años desde los acontecimientos que tuvieron lugar en el viaje de prueba de Parque Jurásico, y tras todo este tiempo el complejo funciona a pleno rendimiento según la idea original del John Hammond (al que dio vida el recientemente fallecido Richard Attenborough). Sin embargo, la ambición de sus responsables les lleva a crear una nueva especie a partir de modificaciones genéticas, lo que desatará de nuevo el caos en la isla. Como puede suponerse, aunque los personajes no son los mismos sí que existe un intercambio de papeles, volviendo a ser protagonista un científico, un experto es dinosaurios, unos chicos que deberán tratar de sobrevivir en el parque, … Pero esto no es lo único que nos remite a la película de Spielberg.

Es más, la imagen que acompaña este texto es, en este sentido, muy significativa. La carrera de los Gallimimus, el paseo inicial con los Brachiosaurus o la entrada al parque son algunas imágenes, algunas secuencias que ambas películas comparten, con la salvedad del paso del tiempo y la incorporación de nuevas tecnologías y artes conceptuales. Por otro lado, el rol protagonista al que da vida Chris Pratt (Guardianes de la galaxia) tiene un aspecto extremadamente similar al que siempre se asocia al personaje de Sam Neill (Horizonte final). A pesar de todo, la incorporación de nuevas especies y ese aire clásico que desprende en todo momento la convierten en una aventura capaz de aportar algo más que un mero homenaje al original, como demuestran algunas espectaculares secuencias con Velociraptores de por medio.

La cinta, que llegará a los cines en junio de 2015, está dirigida por el relativamente debutante Colin Trevorrow (Seguridad no garantizada) y cuenta en su reparto, además del citado Pratt, con Bryce Dallas Howard (Spider-Man 3), Ty Simpkins (Iron Man 3), Jake Johnson (Vamos de polis), Nick Robinson (The kings of summer), Vincent D’Onofrio (El juez), Omar Sy (X-Men: Días del futuro pasado), Judy Greer (El amanecer del Planeta de los Simios) y Katie McGrath (serie Merlín), entre otros. A continuación, el tráiler.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: