‘La Bella y la Bestia’: animación de carne y hueso


Las producciones Disney tienen muchos defectos, pero si por algo pueden ser defendidas es por la magia que desprenden en cada plano, por esa capacidad de llevar al espectador, sea de la edad que sea, a un momento de su vida en el que todo era fantasía, en el que todo estaba por descubrir. Y si eso ya tiene mérito, lograrlo con una versión en imagen real de una historia mil veces vista y cantada es un reto al alcance de muy pocos.

De ahí que esta nueva versión de La bella y la bestia tenga tanto mérito. La traslación al mundo de carne y hueso de esta fantasía con objetos animados no solo es fiel al original, sino que logra desprender el carrusel de emociones que tienen sus canciones, amén del recorrido dramático de sus personajes, interpretados por unos actores que disfrutan con cada línea de diálogo y con cada movimiento de baile. Esa diversión se traslada, en última instancia, al desarrollo argumental de la historia, adaptada en algunos aspectos a los tiempos modernos pero sin perder de vista en ningún momento la fuerza de la poderosa historia de base.

Es magia, sí. Es romance, ternura y diversión. Pero incluso su intención por ser fiel al original (coartado, claro está, por los límites que impone la realidad) deja espacio para la introducción de ciertas secuencias que ayudan a explicar algo mejor la evolución de los personajes, su pasado y su futuro, y cómo todo termina por tener más coherencia. Dichas secuencias, aunque inteligentemente introducidas, restan sin embargo algo de ritmo al resto del desarrollo, lo que al final deja un sabor agridulce en un film, por otro lado, muy completo que aprovecha con bastante habilidad los recursos del musical y de la fantasía animada en la que se basa (atención al número del comedor o al clásico baile en el salón).

Al final, lo realmente importante es si La bella y la bestia logra emocionar tanto como su original animado. La respuesta es un rotundo sí. O al menos, un SÍ con mayúsculas. Quizá su mayor problema sea que, en ese intento por no ser una copia exacta, trata de introducir elementos nuevos cuyo funcionamiento dentro del engranaje dramático no siempre es el idóneo. Pero desde luego, si ese es el mayor problema, bendito sea, porque lo cierto es que, aunque perjudica al ritmo, ayuda a completar la historia, haciéndola algo más adulta y compleja. Disney ha encontrado un nuevo nicho de mercado en estas versiones en imagen real. ¿Cuál será la siguiente?

Nota: 7/10

Anuncios

Regresa el clásico. Regresa ‘La bella y la bestia’ en carne y hueso


Habrá muchos que hayan marcado en el calendario este viernes, 17 de marzo, como uno de los días imprescindibles en lo que a estrenos se refiere. Desde luego, a tenor de lo que llega a la cartelera española así lo parece, porque salvo la principal novedad, llamada a ser uno de los taquillazos del año, poco más parece destacar para el gran público, lo cual no quiere decir que carezcan de interés. Pero si hay algo que destaca esta semana es la nueva versión en imagen real de un clásico Disney.

En esta ocasión le toca el turno a La bella y la bestia, una de las cintas más taquilleras y recordadas de la compañía que vuelve a la gran pantalla copiada casi plano a plano de su original animado de 1991, aunque adaptada para el público actual. La historia, para aquellos que todavía no la conozcan, narra cómo una hermosa joven, lista e independiente, es capturada por una bestia para salvar a su padre. Entre estos dos personajes comenzará a surgir el amor cuando ella empiece a ver más allá del terrible aspecto y descubra que, en el fondo, hay un gran hombre. La música vuelve a ser parte fundamental de este film dirigido por Bill Condon (Mr. Holmes) y protagonizado por Emma Watson (Regresión), Dan Stevens (Caminando entre las tumbas), Luke Evans (La chica del tren), Emma Thompson (Un paseo por el bosque), Ewan McGregor (Un traidor como los nuestros), Ian McKellen (X-Men: Días del futuro pasado), Kevin Kline (Mi casa en París), Josh Gad (Pixels) y Stanley Tucci (Spotlight).

Muy diferente es Imperium, thriller dramático basado en la vida de un agente del FBI que estuvo durante años infiltrado en grupos neonazis estadounidenses. La trama arranca cuando este joven agente decide aceptar el encargo de su superiora para introducirse en una de estas bandas, de la que se sospecha que podría estar preparando acciones terroristas. Ópera prima de Daniel Ragussis, quien también es autor del guión, la cinta cuenta con un reparto encabezado por Daniel Radcliffe (Victor Frankenstein), Toni Collette (Mejor otro día), Burn Gorman (La cumbre escarlata), Sam Trammell (serie True Blood) y Nestor Carbonell (Cristiada).

La comedia dramática tiene a Los Hollar como principal representante. John Krasinski (Tierra prometida) dirige y protagoniza esta historia sobre un hombre que debe regresar a su pueblo natal tras enterarse de que su madre está muy enferma y va a ser sometida a una cirugía cerebral. Acompañado de su novia, embarazada de ocho meses, el joven tendrá que hacer frente a la vida que ha dejado atrás y a su disfuncional familia. Entre los actores también destacan Anna Kendrick (El contable), Margo Martindale (serie The americans), Richard Jenkins (Asalto al poder), Sharlto Copley (Chappie) y Mary Elizabeth Winstead (Calle Cloverfield 10).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, más concretamente al español. Incierta gloria es lo nuevo de Agustí Villaronga (Pa negre), un drama que adapta la novela de Joan Sales en la que un joven oficial republicano es destinado a un puesto temporalmente inactivo en el Frente de Aragón en 1937. Allí se enamora de una enigmática viuda que le convence para falsificar un documento que convierte a la mujer en señora de la comarca. La situación se complica cuando un amigo del oficial descubre el delito y, a cambio de no delatarle, le exige que aleje a su mujer y su hijo de los bombardeos de Barcelona. El reparto está encabezado por Terele Pávez (La puerta abierta), Oriol Pla (Truman), Juan Diego (Todo es silencio), Marcel Borràs (Ahora o nunca), Fernando Esteso (Cuatro mujeres y un lío) y Luisa Gavasa (La novia).

Francia y Bélgica se encuentran detrás de Crudo, thriller de terror que arranca cuando una joven vegetariana logra entrar en la facultad de veterinaria. Será allí donde sus gustos no serán entendidos por sus compañeros, que logran obligarla a comer carne casi a diario. Pero lo que comienza como una especie de tortura despierta en la joven un ansia por comer carne que termina llevándola a consumir todo tipo de carne cruda a cualquier hora del día. Unas ansias que deberá calmar por el bien de todos sus compañeros. Julia Ducournau debuta en el largometraje cinematográfico con esta cinta interpretada por Laurent Lucas (Floride), Bouli Lanners (De óxido y hueso), Rabah Nait Oufella (Atracadores), Ella Rumpf (Chrieg) y Garance Marillier, entre otros.

Francia también colabora, aunque en esta ocasión con Italia, en Locas de alegría, comedia dramática dirigida por Paolo Virzì (El capital humano), quien también colabora en el guión de esta historia centrada en dos mujeres muy diferentes. Por un lado, una condesa charlatana y adinerada que está convencida de encontrarse entre los círculos políticos más importantes. Por otro, una joven introvertida y tatuada envuelta en su propio halo de misterio. Lo que ambas comparten es que son pacientes de una delirante institución psiquiátrica. Valeria Bruni Tedeschi (Mi familia italiana), Micaela Ramazzotti (El nombre del bambino), Valentina Carnelutti (Arianna) y Elena Lietti (Il rosso e il blu) encabezan el reparto.

El último de los estrenos de ficción es El balcón de las mujeres, comedia dramática israelí que arranca cuando el balcón de las mujeres de una sinagoga se derrumba, dejando en coma a la mujer del rabino. El incidente provoca una crisis en la comunidad que se verá agravada con la llegada de un joven y carismático rabino que, aunque aparenta ser el salvador, oculta una realidad conservadora y misógina. Dirigida por Emil Ben-Shimon, que debuta de este modo en el largometraje cinematográfico, la cinta está protagonizada por Evelin Hagoel (My lovely sister), Sharon Elimelech (Shoshelet Schwartz), Itzik Cohen (A matter of size) y Yafit Asulin (Hadereh lean).

Terminamos el repaso de esta semana con Safari, documental austríaco dirigido por Ulrich Seidl (En el sótano) que vuelve a poner el foco en los bajos instintos de la sociedad. La cinta recoge el modo en que pasan sus vacaciones muchos turistas alemanes y austríacos, y que no es otro que disparando y matando animales en África solo por el hecho de que pueden hacerlo, posando posteriormente junto a los animales muertos.

‘Mr. Holmes’: los estragos de la culpabilidad


Milo Parker e Ian McKellen protagonizan 'Mr. Holmes'.La mejor prueba de que el personaje de Sherlock Holmes ha trascendido la literatura, la historia y hasta su propia dimensión de investigador privado es el alto número de relatos, ya sean escritos o audiovisuales, que han surgido en torno a su figura y que han ampliado el universo creado por Arthur Conan Doyle, ubicando al famoso investigador privado en entornos muy diferentes al de las novelas. Evidentemente, algunos de esos productos son mejores que otros. Por eso resulta gratificante encontrarse con una historia tan intimista, personal y deductiva como la que protagoniza Ian McKellen (El código Da Vinci), quien por cierto no solo está espléndido en la piel de Holmes, sino que es capaz de representar la decadencia del cuerpo a través de los años simplemente con su interpretación.

Quizá lo más interesante de Mr. Holmes, y eso es algo que también hay que reconocer al resto de los actores (en especial al joven y casi debutante Milo Parker) y al director, Bill Condon (Dioses y monstruos), sea la relación entre los dos protagonistas, un anciano y un niño que ve en él la figura paterna que nunca tuvo y el maestro que siempre había necesitado. La necesidad mutua que surge entre ambos roles es el auténtico motor del film, más allá del caso a resolver que, todo sea dicho, es más sencillo de lo que suele ser en estos casos pero es indudablemente más interesante en tanto en cuanto afecta directamente a Holmes y sus propias capacidades mentales.

La ternura de la relación, además, es la que permite desarrollar el resto de tramas secundarias, lo que termina por componer un relato que pivota sobre varios tiempos narrativos y, a la vez, sobre varias investigaciones que corren de forma paralela pero que, gracias a las abejas, encuentran nexos de unión que ayudan a dar una explicación conjunta a los sucesivos misterios que se plantean. Puede parecer que el argumento, en líneas generales, es excesivamente simple. Y desde luego algunos roles secundarios necesitan de una definición más precisa. El segundo, sin duda, es un lastre notable; el primero, sin embargo, debe ser entendido como una necesidad dramática. Complicar el misterio a resolver habría puesto en duda la solidez de la relación entre personajes, auténtico corazón de la trama.

Dicho esto, Mr. Holmes se revela como una historia tierna, ajena en cierto modo al universo literario de Conan Doyle pero muy influido por sus personajes y sus aventuras. La cinta, en realidad, es un testimonio sobre la vejez, sobre los errores y cómo estos pueden llegar a obsesionar hasta el punto de boicotear nuestros propios recuerdos. Y es un testimonio hermoso, elegante y brillantemente interpretado. En otras palabras, es una reflexión sobre la lucha de la mente contra sus propias limitaciones, y sobre el modo en que la pasión de los que nos rodean puede devolvernos aquello que creíamos perdido. Una nueva faceta del personaje para sus más fieles seguidores.

Nota: 6,5/10

‘Cuatro Fantásticos’ al rescate de un anciano ‘Mr. Holmes’


Estrenos 21agosto2015Fin de semana muy interesante el que comienza hoy. Y no lo digo por su principal estreno, uno de los reinicios superheróicos más interesantes del año, sino por la cantidad de estrenos y, sobre todo, por el atractivo que estos tienen, ya sea por reparto, por la trama o, simplemente, por la diversión que ofrecen. Comedia, drama, intriga y ciencia ficción se dan cita hoy viernes, 21 de agosto, para tratar de revitalizar una taquilla que ha ido cuesta abajo en las últimas semanas.

Y a pesar de la relevancia de muchos estrenos, el más importante es Cuatro Fantásticos, nuevo intento por llevar al cine a la familia de superhéroes más famosa de Marvel, después del fallido proyecto iniciado hace ahora 10 años. Con un carácter más juvenil y un tono, a priori, más oscuro, la historia narra de nuevo los orígenes de estos cuatro personajes ahora convertidos en cuatro jóvenes inadaptados que viajan a una dimensión desconocida en compañía de un quinto compañero. En el viaje algo sale mal y cuando regresan sus cuerpos han cambiado de formas asombrosas, otorgándoles poderes inimaginables. Sin embargo, al tiempo que descubren sus propios límites deberán hacer frente a la amenaza que han traído consigo en el cuerpo y la mente de su quinto acompañante. Dirigida por Josh Trank (Chronicle), la película está protagonizada por Miles Teller (Whiplash), Kate Mara (serie House of cards), Jamie Bell (Snowpiercer), Michael B. Jordan (Red tails), Toby Kebbell (El consejero) y Tim Blake Nelson (Matar al mensajero).

Una de las propuestas más interesantes es Mr. Holmes, adaptación de la novela de Mitch Cullin que, a su vez, toma como base al famoso detective creado por Arthur Conan Doyle. La trama sitúa al protagonista en su vejez, ya retirado de su profesión y dedicado a la apicultura. A pesar de que mantiene una mente brillante la senilidad empieza a afectar a su razonamiento. Por eso cuando el hijo de la mujer que cuida la casa, que tiene en Sherlock a una figura paterna, decide investigar un antiguo caso sin resolver, el anciano encontrará un motivo para salir de su retiro. Bill Condon (El quinto poder) dirige esta película protagonizada por Ian McKellen (X-Men: Días del futuro pasado), Milo Parker (Robot overlords), Laura Linney (Crónica de un engaño), Hiroyuki Sanada (Lobezno inmortal) y Patrick Kennedy (La conspiración de noviembre).

Aunque si de nombres conocidos se trata, la palma se la lleva Vacaciones, comedia gamberra protagonizada por Ed Helms (R3sacón) que nace como secuela de Las vacaciones de una chiflada familia americana (1983) y cuya trama se centra en el hijo del protagonista de aquel film. Adulto y con una familia a su cargo, su intento de pasar unas vacaciones con su mujer y sus hijos en el lugar que recuerda con más cariño generará situaciones de lo más surrealista. Dirigida a cuatro manos por John Francis Daley y Jonathan M. Goldstein, ambos debutantes en el largometraje, la cinta cuenta en su reparto con Christina Applegate (Los amos de la noticia), Chevy Chase (Pequeños grandes héroes), Beverly D’Angelo (Bounty killer), Chris Hemsworth (Thor), Michael Peña (Ant-Man), Charlie Day (Cómo acabar con tu jefe), Leslie Mann (Si fuera fácil), Norman Reedus (serie The walking dead) y Colin Hanks (serie Fargo).

También es atractivo el reparto de Cut bank, thriller policíaco de 2014 cuyo argumento comienza cuando un joven ex atleta de 25 años decide irse del pueblo más frío de Estados Unidos (y que da nombre al film) en el que ha vivido toda la vida. Sus intentos por alejarse de la vida que siempre ha conocido le llevarán a tomar decisiones que cambiarán no solo su vida, sino la de todos los habitantes. Matt Shakman, director habitual en series como RevengeThe Good Wife, es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Liam Hemsworth (El poder del dinero), Teresa Palmer (Memorias de un zombie adolescente), John Malkovich (Red 2), Billy Bob Thornton (El juez), Bruce Dern (Nebraska) y Michael Stuhlbarg (serie Boardwalk Empire).

En cuanto a los estrenos europeos, destaca por encima de todos la francesa Amar, beber y cantar, última película de Alain Resnais (El año pasado en Marienbad) que fue rodada pocos meses antes de que el director falleciera. Adaptación de una obra de Alan Ayckbourn, la película se centra en un grupo de teatro amateur que es sacudido por la noticia de la inminente muerte de un amigo común. Pero incluso en esos últimos momentos, con un pie en la tumba, el hombre será capaz de poner a prueba la confianza del grupo. A medio camino entre la comedia y el drama, la cinta está protagonizada por Sabine Azéma (Las malas hierbas), André Dussollier (Chicas), Hippolyte Girardot (Kidon) y Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta).

‘El quinto poder’: radiografía estática de un escándalo político


Daniel Brühl y Benedict Cumberbatch en 'El quinto poder', de Bill Condon.A pesar de que de hay muchas pruebas de que Hollywood sigue ofreciendo talentos nuevos e ideas frescas, es indudable que los remakes, las adaptaciones literarias y los “hechos reales” suponen una parte cada vez mayor de su producción. Y en este microcosmos hay, como ocurre siempre, cosas buenas y cosas malas. O mejor dicho, cosas que merece la pena adaptar y cosas que, simplemente, no tienen consistencia para una película. El caso de WikiLeaks y de Julian Assange pertenece a los segundos. Su historia, con todo el impacto, polémica y repercusión que tuvo, no posee los elementos narrativos necesarios para ser contado en imágenes. Claro que a esto tampoco ayuda la labor del director, Bill Condon (Kinsey).

La trama, que comienza con un recorrido por la comunicación desde la prehistoria hasta nuestros digitales días, carece en todo momento de aquello que más necesita para subsistir: conflicto. El desarrollo dramático de personajes y acontecimientos, que debería avanzar en una misma dirección, permanece inmóvil hasta prácticamente los hechos finales. Durante buena parte de sus dos horas de duración (demasiado largas se miren por donde se miren) los ideales periodísticos, las diatribas morales y la euforia de derrocar poderosos imperios desde la soledad de un ordenador plantean un puñado de preguntas al espectador que él mismo debe resolver, sin contar nunca con una postura oficial por parte del texto base de la película, salvo en ese final donde, por fin, se establecen unos límites a la historia.

Pero este inmovilismo no pertenece únicamente al guión, carente de fuerza suficiente para sostener por sí solo el interés. Como decimos, Condon contribuye en buena medida con una realización excesivamente tradicional que posee unos oasis interesantes en su forma de mostrar la imaginaria organización de WikiLeaks. La falta de poderío visual convierte la historia en algo superficial, a medio camino entre la simple exposición de los hechos y la más básica de las narrativas cinematográficas del drama social-profesional. En buena medida, la película se sostiene gracias a un reparto excepcional en todos sus elementos, destacando por encima de todos un Benedict Cumberbatch (El topo) que capta con la elegancia e inteligencia que le caracteriza la compleja psicología de un personaje tan polémico como Assange.

El quinto poder no es una mala película, pero sí es excesivamente lenta, tediosa. Su afán por mostrar al detalle los pasos que llevaron hasta la filtración de los cables termina lastrando el conjunto y la labor de los actores. Sí, el espectador recibe mucha información sobre todo lo ocurrido, pero es una información neutra, aséptica, carente de conflictos o de giros argumentales. Por decirlo de algún modo, y siguiendo la estela periodística que define al relato, lo que se ve en pantalla es una información de cualquier periódico escrito contado en imágenes. Primero lo que dice uno; luego lo que dice otro. El cine es, o debería ser, algo más que una mera exposición de los hechos.

Nota: 5/10

La actualidad social y política se cuela en los estrenos


Estrenos 18octubre2013Nueva semana de estrenos en España, y nuevo aterrizaje de propuestas dramáticas dirigidas a un público adulto. En esta ocasión, sin embargo, las dos principales novedades tienen una característica en común: ambas relatan acontecimientos de actualidad. Ya sean la piratería somalí o documentos clasificados expuestos a la opinión pública, la Historia más reciente de Estados Unidos marca la pauta de este viernes, 18 de octubre. Por supuesto, no son los únicos. Animación para los más pequeños, comedias románticas y varias propuestas españolas completan la oferta cinematográfica.

Pero comencemos por las películas con mayor repercusión. Capitán Phillips, basada en el libro escrito por el propio capitán, es la narración en imágenes del secuestro por parte de piratas somalíes de un carguero norteamericano en 2009, el primer abordaje sufrido en 200 años. La película narra cómo el mencionado capitán hizo frente a la situación y logró salvar a su tripulación ofreciéndose como rehén. Drama, acción y reconstrucción histórica se entremezclan en esta historia que parecía predestinada a convertirse en película desde que hace cuatro años saltó a las portadas de todos los periódicos. Dirigida por Paul Greengrass, que ya tiene experiencia en este tipo de films (fue el encargado de dirigir United 93), tiene como indiscutible estrella a Tom Hanks (Forrest Gump), al que rodean rostros conocidos como los de Catherine Keener (La hija de mi mejor amigo), Chris Mulkey (The purge: La noche de las bestias), Max Martini (Pacific Rim) y Corey Johnson (La cuarta fase), y rostros nuevos como los de Barkhad Abdi, Barkhad Abdirahman, Faysal Ahmed y Mahat M. Ali.

El otro gran estreno es El quinto poder, película que, también en clave de drama/thriller/reconstrucción histórica cuenta el proceso de creación de WikiLeaks y su crecimiento en relevancia informativa y social hasta la famosa filtración de documentación clasificada de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, acontecimiento que todavía hoy tiene repercusión en buena parte de la actualidad política y social. Bill Condon, recién terminada su participación en las dos últimas entregas de la saga Crepúsculo, es el encargado de dirigirla, mientras que Benedict Cumberbatch (serie Sherlock) y Daniel Brühl (Rush) son los principales protagonistas. El reparto se completa con Laura Linney (Crónica de un engaño), Anthony Mackie (Dolor y dinero), Stanley Tucci (Los juegos del hambre), Peter Capaldi (Guerra Mundial Z) y David Thewlis (War Horse).

Antes de terminar con los estrenos estadounidenses hay que pararse en Turbo, cinta de animación producida por Dreamworks que podrá ser vista en 3D y que, siguiendo la estela de otros títulos del género, nos presenta a un caracol que quiere ser algo más, ser más rápido. Por caprichos del destino, lo que debería haber sido un accidente mortal le dota de unos poderes muy peculiares: es superveloz y sus ojos se iluminan como faros. Ahora, con la ayuda de unos caracoles urbanos amantes de las carreras, tratará de conseguir su sueño: ganar las 500 horas de Indianápolis. Humor y acción forman la base de esta película dirigida por David Soren, quien debuta así en el largometraje, y que cuenta en su versión original con las voces de Ryan Reynolds (R.I.P.D. Departamento de policía mortal), Paul Giamatti (Los idus de marzo), Samuel L. Jackson (Los Vengadores), Michael Peña (Gangster Squad), Luis Guzmán (Arthur), Maya Rudolph (Niños grandes 2), Richard Jenkins (Asalto al poder), Michelle Rodriguez (Fast & Furious 6) y Snoop Dogg.

La comedia romántica tiene su máximo exponente este fin de semana en Una cuestión de tiempo, producción inglesa de los responsables de cintas como Cuatro bodas y un funeral (1994), Notting Hill (1999) o Love Actually (2003). La trama gira en torno a un joven que, a sus 21 años, descubre que puede viajar en el tiempo. De hecho, todos los hombres de su familia pueden. Con semejante don, el joven se propone encontrar novia, y lo consigue. Sin embargo, pronto descubrirá que ni siquiera ese poder puede librarle de las decepciones, y que su uso siempre tiene consecuencias. Richard Curtis (Radio encubierta) se pone tras las cámaras, mientras que Domhnall Gleeson (Anna Karenina), Rachel McAdams (Sherlock Holmes), Bill Nighy (Desafío total), Tom Hollander (Hanna), Lydia Wilson (Nunca me abandones) y Lindsay Duncan (Bajo el sol de la Toscana) son los actores principales.

Otra comedia, aunque esta algo más gamberra, es Autobiografía de un mentiroso, en la que 14 estudios de animación recrean las memorias de Graham Chapman, miembro de los Monty Python, fallecido en 1989. Diferentes estilos de animación dan forma a un relato en el que ficción y realidad se entremezclan. Dirigida por Bill Jones, Jeff Simpson y Ben Timlett, los tres debutantes en el largometraje, la producción inglesa cuenta con las voces de los miembros del grupo cómico, es decir, John Cleese (La pantera rosa 2), Terry Jones (Le créateur), Michael Palin (Arthur Christmas: Operación regalo), Terry Gilliam (El imaginario del Doctor Parnassus) y el propio Chapman, además de otros nombres conocidos como los de Stephen Fry (V de Vendetta) y Cameron Diaz (Un plan perfecto).

Y pasamos a la única propuesta española de ficción, Todas las mujeres, producción que combina la comedia con el drama para contar cómo un veterinario debe hacer frente a los problemas que ha creado a lo largo de los años con todas las mujeres que han significado algo en su vida, grupo en el que se encuentran su madre, su amante, su psicóloga, su compañera, su ex novia y su cuñada. Mariano Barroso (Lo mejor de Eva), que participa en el guión, es el director de la cinta, que cuenta como principal protagonista con Eduard Fernández (Una pistola en cada mano), que cuenta para la ocasión con Michelle Jenner (No tengas miedo), Lucía Quintana (serie Maitena: Estados alterados), María Morales (Gordos) y Nathalie Poza (Días de cine).

Finalmente, como suele ser habitual, destacamos algunos documentales que llegarán a las principales ciudades de España. Uno de ellos es La primavera, de capital español y director francés producido en 2012 y que narra la vida en la Sierra Cavallera de una mujer y su familia que tratan de sobrevivir en un entorno silencioso, solitario y repetitivo que hace la vida muy dura para los campesinos. El director es Christophe Farnarier (El somni), mientras que algunos miembros de la familia protagonista son Carme Fajula, Martí Villa, Jordi Villa y Luis Villa.

Guerras sucias, producido en 2013 por Estados Unidos, es un reflejo de las investigaciones realizadas por el reportero de guerra Jeremy Scahill sobre la política bélica de la primera potencia mundial en el exterior. Pero lo que empieza como una investigación de un hecho aislado se convierte rápidamente en una investigación global que le lleva a conocer algunos de los secretos más sucios y oscuros del país y las guerras encubiertas que lleva a cabo en varios puntos del planeta. La película está dirigida por Rick Rowley (The Fourth World War).

Por último, y de vuelta a España, tenemos A ritmo de Jess, un retrato de la personalidad del fallecido Jesús “Jess” Franco (Gritos en la noche) durante el rodaje de la que sería su última película. Ópera prima de Naxo Fiol, el documental muestra cómo un rodaje aparentemente sencillo y reducido, con muy pocos miembros en el equipo técnico y un reducido plantel de actores, puede terminar siendo un caos cuando el ritmo de rodaje de Franco apenas es aguantado por el resto de los participantes en la producción.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: