Almodóvar triunfa en la 34 edición de los Goya semanas antes de los Oscar


No es que tenga una relación directa, pero desde luego los Goya celebrados ayer sábado 25 de enero y los Oscar que tendrán lugar en unas semanas tienen algo en común. Ambos tenían en las principales categorías a Antonio Banderas y a Pedro Almodóvar por Dolor y gloria. Y si de algún modo los premios españoles pueden reflejar una tendencia, podríamos estar hablando de un gran año para el actor y el director. Sobre todo para el primero, que recibía pasada la medianoche el primer ‘cabezón’ por un trabajo de su exitosa y larga carrera. En total, 7 premios para la película en esta 34 edición, algo previsible para todos los aficionados.

Y que sean previsibles no implica que no haya habido alguna que otra injusticia, algo lógico teniendo en cuenta que cuando hay un ganador tan claro suele haber igualmente un perdedor evidente. Y en este caso ha sido Mientras dure la guerra, el extraordinario film de Alejandro Amenábar (Ágora) sobre el golpe de Estado y el inicio de la Guerra Civil a través de la figura de Unamuno. La película, con 5 premios, ha recibido fundamentalmente todas las estatuillas técnicas, salvo Eduard Fernández (Todos lo saben), quien con su interpretación de José Millán-Astray no solo compone un personaje inolvidable, sino que sostiene buena parte de la tensión dramática e interpretativa con Karra Elejalde (Ocho apellidos catalanes), quien en esta ocasión poco podía hacer ante Banderas. Fernández, junto a Belén Cuesta como Mejor Actriz por La trinchera infinita, son las dos únicas notas discordantes en la sinfonía que Dolor y gloria ha compuesto en las principales categorías.

Pero a pesar de la poca sorpresa que haya podido generar esta 34 edición de los Premios Goya, eso no ha impedido que haya habido premios emotivos y, a todas luces, representativos de que en el cine español todavía hay cierta esperanza más allá de grandes directores, consolidados actores y grandes circuitos de productoras. El premio de Benedicta Sánchez por Lo que arde es un ejemplo de que una pasión puede perseguirse a la edad que sea, y que un gran trabajo siempre tiene su recompensa, en este caso como un Goya a Mejor Actriz Revelación. Y en una edición eminentemente masculina, algo que fue criticado en algún que otro momento de la gala, es importante destacar el futuro de la dirección en España con el premio a Belén Funes por La hija de un ladrón.

Poco que comentar deja una edición de los Goya en la que costó que el humor reinara, excesivamente larga para los premios que se otorgaron (como suele ser habitual) y un tanto sobria para el carácter festivo de una cita de estas características. Tal vez precisamente por la falta de sorpresa en los premiados, la gala deja en el recuerdo pocos momentos estelares, aunque sí algunos interesantes discursos como el de Benedicta Sánchez, Antonio Banderas y Pedro Almodóvar, quien hizo un alegato en favor de ese cine alejado de las grandes productores, aquel en el que muchas veces se encuentra un talento nuevo y desconocido capaz de romper con los modelos ya establecidos, y que poco a poco se está muriendo al no contar ni con la ayuda ni con la atención de administraciones y productores.

Ganadores de la XXXIV edición de los Premios Goya

Mejor Película: Dolor y gloria.

Mejor Dirección: Pedro Almodóvar, por Dolor y gloria.

Mejor Dirección Novel: Belén Funes, por La hija de un ladrón.

Mejor Guión Original: Pedro Almodóvar, por Dolor y gloria.

Mejor Guion Adaptado: Benito Zambrano, Daniel y Pablo Remón, por Intemperie.

Mejor Música Original: Alberto Iglesias, por Dolor y gloria.

Mejor Canción Original: ‘Intemperie’, por Intemperie, de Javier Ruibal.

Mejor Actor Protagonista: Antonio Banderas, por Dolor y gloria.

Mejor Actriz Protagonista: Belén Cuesta, por La trinchera infinita.

Mejor Actor de Reparto: Eduard Fernández, por Mientras dure la guerra.

Mejor Actriz de Reparto: Julieta Serrano, por Dolor y gloria.

Mejor Actor Revelación: Enric Auquer, por Quien a hierro mata.

Mejor Actriz Revelación: Benedicta Sánchez, por Lo que arde.

Mejor Dirección de Producción: Carla Pérez de Albéniz, por Mientras dure la guerra.

Mejor Dirección de Fotografía: Mauro Herce, por Lo que arde.

Mejor Montaje: Teresa Font, por Dolor y gloria.

Mejor Dirección Artística: Juan Pedro de Gaspar, por Mientras dure la guerra.

Mejor Diseño de Vestuario: Sonia Grande, por Mientras dure la guerra.

Mejor Maquillaje y/o Peluquería: Ana López-Puigcerver, Belén López-Puigcerver y Nacho Díaz, por Mientras dure la guerra.

Mejor Sonido: Iñaki Díez, Alazne Amextoy, Xanti Salvador y Nacho Royo-Villanova, por La trinchera infinita.

Mejores Efectos Especiales: Mario Campoy e Iñaki Madariaga, por El hoyo (The Platform).

Mejor Película de Animación: Buñuel en el laberinto de las tortugas, de Salvador Simó.

Mejor Película Documental: Ara Malikian, una vida entre las cuerdas, de Nata Moreno.

Mejor Película Iberoamericana: La odisea de los giles, de Sebastián Borensztein.

Mejor Película Europea: Los miserables, de Ladj Ly.

Mejor Cortometraje Documental: Nuestra vida como niños refugiados en Europa, de Silvia Venegas Vengas.

Mejor Cortometraje de Ficción: Suc de Síndria, de Irene Moray.

Mejor Cortometraje de Animación: Madrid 2120, de José Luís Quirós y Paco Sáez.

Allen pasa un ‘Día de lluvia en Nueva York’ con Smith siendo ‘Géminis’


Con la locura del Joker todavía presente llega un nuevo viernes, y con él varios estrenos que, a diferencia de las últimas semanas, sí tienen muchos de ellos el potencial de convertirse en un gran atractivo para el grueso de los espectadores, o al menos en una pequeña sorpresa de la taquilla. Ciencia ficción, acción, drama, terror y cine para toda la familia son algunos de los géneros que se dan cita este 11 de octubre.

Desde luego, la principal novedad es Géminis, regreso tras las cámaras de Ang Lee tras Billy Lynn (2016). La historia, a medio camino entre la acción, el drama y la ciencia ficción, tiene como protagonista a un asesino de élite veterano que, de la noche a la mañana, es señalado y perseguido por otro agente, mucho más joven y cuya identidad no es capaz de descubrir, pero que es capaz de predecir todos y cada uno de sus movimientos. La persecución dará un giro inesperado cuando descubra que su perseguidor es una versión más joven de él mismo. Will Smith (Aladdín) da vida al protagonista y a su perseguidor (con el correspondiente rejuvenecimiento digital), y está acompañado en el reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y China por Clive Owen (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Mary Elizabeth Winstead (serie Fargo), Benedict Wong (Vengadores: Endgame), Douglas Hodge (Gorrión rojo), Ralph Brown (Jackie) y Linda Emond (La gran enfermedad del amor).

Puramente estadounidense es Día de lluvia en Nueva York, nueva película escrita y dirigida por Woody Allen (Wonder Wheel) cuya trama, a medio camino entre la comedia y el drama, narra el fin de semana en la Gran Manzana que pasan dos jóvenes amantes. La ciudad será testigo y escenario de los líos en los que se verán envueltos. Con el estilo habitual del director, la película cuenta igualmente con un amplio número de actores de renombre o con trayectoria ascendente, entre los que destacan Timothée Chalamet (Call me by your name), Elle Fanning (Mary Shelley), Selena Gomez (En lucha incierta), Jude Law (Capitana Marvel), Diego Luna (El blues de Beale Street), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Rebecca Hall (Holmes & Watson) y Kelly Rohrbach (Baywatch: Los vigilantes de la playa).

Otro que regresa este fin de semana es Casey Affleck (I’m still here), que escribe, dirige y protagoniza La luz de mi vida, drama de ciencia ficción que aborda la relación entre un padre y su hija en un mundo en el que las mujeres casi han desaparecido después de una pandemia. Bajo esta premisa la historia analiza la difícil tarea de educar y enseñar a los hijos a vivir y volar solos. A Affleck le acompañan en el reparto Anna Pniowsky (He’s out there), Tom Bower (Runoff), Elisabeth Moss (serie El cuento de la criada), Hrothgar Mathews (Teen lust) y Timothy Webber (Rabbit), entre otros.

Terror, comedia y thriller es lo que ofrece Noche de bodas, producción con capital estadounidense y canadiense que dirigen a cuatro manos Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de El heredero del diablo (2014). La historia sigue la lucha por la supervivencia de una joven prometida que, para formar parte de la familia rica y excéntrica de su nuevo esposo, tiene que participar en una tradición ancestral y mortal. Samara Weaving (Tres anuncios en las afueras), Mark O’Brien (Malos tiempos en El Royale), Andie MacDowell (Paper year), Adam Brody (Isabelle), Henry Czerny (serie Revenge) y Nicky Guadagni (Lars y una chica de verdad) encabezan el reparto.

Antes de pasar a los estrenos puramente europeos, una de animación. Abominable es el título de lo nuevo de Dreamworks y Pearl Studios, una coproducción entre Estados Unidos y China que sigue la vida de una adolescente de Shanghai que un día se encuentra a un joven yeti en la azotea de su edificio. La criatura se ha escapado de un laboratorio y está siendo buscada por toda la ciudad, por lo que la joven y sus amigos deberán ayudarle a huir en una aventura en la que tendrán que enfrentarse a numerosos desafíos. Dirigida por Jill Culton (Colegas en el bosque) y Todd Wilderman (Colegas en el bosque 2), la cinta cuenta con las voces originales de Chloe Bennet (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.), Tenzing Norgay Trainor (serie Liv y Maddie), Albert Tsai (serie Dr. Ken), Eddie Izzard (La reina Victoria y Abdul), Joseph Izzo y Sarah Paulson (Glass).

Dos son las producciones españolas de la semana. Paradise Hills supone el debut en el largometraje de Alice Waddington, que dirige una historia de fantasía, drama y suspense cuyo argumento se desarrolla en una residencia de lujo donde familias acomodadas mandan a sus hijas para que sean educadas para ser mujeres perfectas. Una joven despierta allí una mañana, y aunque a su alrededor todo parece idílico, pronto descubrirá que la residencia, en realidad, oculta un oscuro secreto. Emma Roberts (serie American Horror Story: Apocalypse), Eiza González (Baby driver), Danielle Macdonald (A ciegas), Milla Jovovich (Desvelando la verdad), Awkwafina (Ocean’s 8), Jeremy Irvine (Mamma Mia! Una y otra vez) y Arnaud Valois (120 pulsaciones por minuto) son los principales actores.

Muy diferente es Abuelos, comedia dramática con marcada conciencia social que tiene como protagonistas a tres hombres en la última etapa de su vida laboral. Ninguno de ellos tiene trabajo, se sienten desfasados y el mercado laboral parece haber cerrado las puertas a personas de su edad. Ante esta situación, deciden emprender y montar su propio negocio, y nada mejor que hacerlo en el campo en el que se han convertido en expertos: cuidar de bebés. Santiago Requejo se pone al frente de su primer largometraje dirigiendo en el reparto a Carlos Iglesias (Los muertos no se tocan, nene), Roberto Álvarez (Neckan), Ramón Barea (Todos lo saben), Ana Fernández (La luz con el tiempo dentro), Mercedes Sampietro (Las furias) y Eva Santolaria (Héroes).

España también está presente en el último estreno de la semana, en colaboración con Francia y Luxemburgo. Lo que arde tiene como protagonista a un hombre que regresa a su aldea perdida en las montañas después de un tiempo en la cárcel por provocar un incendio. Allí vuelve a vivir con su madre, su perra y sus tres vacas. La tranquila vida que lleva en la naturaleza se verá alterada cuando un violento fuego arrasa la zona. Dirigido por Oliver Laxe (Mimosas), este drama está protagonizado por un reparto desconocido encabezado por Amador Arias, Benedicta Sánchez, Iván Yañez, Inazio Abrao y Elena Mar Fernández.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: