‘París puede esperar’ hasta que lleguen ‘Los vigilantes de la playa’


Acción, romance, intriga y, sobre todo, mucha comedia, es lo que protagoniza los estrenos de este viernes, 16 de junio. Un viernes marcado por la llegada de una de las películas del verano, adaptación a la pantalla grande una serie de televisión que marcó a toda una generación. Por supuesto, no es la única novedad. De hecho, y a diferencia de fines de semana anteriores, llegan numerosas novedades que abren todo un abanico de posibilidades cinematográficas.

Pero hay que comenzar por Baywatch: Los vigilantes de la playa, versión cinematográfica de la producción televisiva de los años 90 que, en esta ocasión, mezcla comedia, acción y drama para narrar cómo el socorriste Mitch Buchannon y un novato al que debe acoger a pesar de sus desencuentros se enfrentan a toda una trama criminal que amenaza el futuro de la Bahía que protegen, para lo que contarán con todo un equipo de socorristas. Seth Gordon (Cómo acabar con tu jefe) es el responsable de poner en imágenes esta historia cuyo reparto está encabezado por Dwayne Johnson (Un espía y medio), Zac Efron (Malditos vecinos 2), Alexandra Daddario (San Andrés), Priyanka Chopra (Gunday), Jon Bass (Loving), Kelly Rohrbach (Wilt) e Ilfenesh Hadera (serie Billions), a los que se suman la presencia de actores de la serie original como David Hasselhoff (Giro inesperado) y Pamela Anderson (Blonde and blonder).

Estados Unidos y Japón colaboran en París puede esperar, comedia romántica con dosis dramáticas escrita y dirigida por Eleanor Coppola en la que es su primera película de ficción en pantalla grande. Su trama arranca cuando la mujer de un exitoso productor de Hollywood inicia un viaje en coche junto al socio de su marido para ir a París. Sin embargo, lo que debería ser un recorrido de siete horas se convierte en un viaje de exploración de Francia y de autodescubrimiento para la mujer. Diane Lane (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia) es la principal protagonista de esta historia, en la que también podemos ver a Alec Baldwin (La verdad duele), Arnaud Viard (Plus haut), Cédric Monnet (Par accident) y Élodie Navarre (El arte de amar).

Desde norteamérica, esta vez en colaboración con España, llega también Animal de compañía, thriller de terror cuyo punto de partida es el secuestro de una joven por parte de un trabajador de un refugio de animales, enamorado de ella pero rechazado. Poco a poco el encierro irá desvelando la verdad sobre la chica, con lo que su secuestrador descubre que tienen más cosas en común de las que inicialmente creía. Este segundo largometraje del director español Carles Torrens (Emergo) está protagonizado por Dominic Monaghan (Soldados de fortuna), Ksenia Solo (Desaparecida), Jennette McCurdy (Minor details), Da’Vone McDonald (Vaya resaca), Nathan Parsons (serie True blood) y Janet Song (Palo alto).

Antes de entrar de lleno en las novedades europeas, esta semana también llega Cosecha amarga, drama romántico de corte histórico con capital canadiense cuya trama se ambienta en la Ucrania de los años 30, bajo el gobierno de Stalin. En este contexto surge el amor de una joven pareja, que luchará contra las políticas genocidas que se están implantando en el país. Dirigida por George Mendeluk (Fight or flight), la cinta está protagonizada por Barry Pepper (Matar al mensajero), Max Irons (La dama de oro), Tom Austen (La leyenda de la tumba del dragón), Samantha Barks (Los miserables), Terence Stamp (Big Eyes) y Aneurin Barnard (El secreto del cofre de Midas).

Desde Irlanda y Reino Unido llega I am not a serial killer, thriller dramático con dosis de terror que adapta la novela de Dan Wells y cuya trama se centra en un joven de una pequeña localidad del medio Oeste norteamericano cuya mayor obsesión son los asesinatos en serie. Cuando una ola de sangrientos crímenes asola su pueblo, su meta será dar caza al asesino, aunque durante el proceso deberá luchar contra sus propios demonios. Billy O’Brien (Scintilla) es el encargado de dirigir el film, cuyo reparto está encabezado por Max Records (El canguro), Christopher Lloyd (Mil maneras de morder el polvo), Laura Fraser (Flutter), Karl Geary (The Burrowers) y Matt Roy (Wilson).

Entre los estrenos españoles destaca Señor, dame paciencia, comedia que arranca cuando fallece la mujer de un banquero muy conservador, muy del Real Madrid y muy gruñón. La última voluntad de la esposa es que su familia pase un fin de semana junta para que esparzan sus cenizas en el Guadalquivir. Un viaje que pondrá a prueba la tolerancia del hombre, ya que sus hijos, con los que hace tiempo que no se habla, llegan con unas parejas que no soporta. Una de sus hijas con un catalán del Barça que quiere que su nieto se eduque en un colegio bilingüe catalán-inglés; otra aparece con un joven anti-sistema; y su hijo, que salió del armario hace poco, llega con su novio vasco de origen senegalés. Escrita y dirigida por Álvaro Díaz Lorenzo (La despedida), en su amplio reparto encontramos nombres como los de Jordi Sánchez (Cuerpo de élite), David Guapo (Barcelona, nit d’hivern), Megan Montaner (Dioses y perros), Andrés Velencoso (Fin), Salva Reina (Villaviciosa de al lado), Paco Tous (El guardián invisible), Silvia Alonso (La corona partida), Rossy de Palma (Julieta) y Eduardo Casanova (serie Aída).

También española es la cinta Júlia ist, ópera prima de Elena Martín que, en clave dramática, narra el viaje de una joven universitaria que decide ir a Berlín de Erasmus, abandonando así su hogar por primera vez en su vida. Sin embargo, la experiencia no es como había imaginado. Una ciudad fría y gris la recibe de forma gélida, por lo que deberá confrontar la realidad con sus expectativas. La propia Martín protagoniza esta historia, estando acompañada ante las cámaras por Oriol Puig (Blog), Laura Weissmahr y Carla Linares (Les amigues de l’Àgata).

España participa también en el film Ignacio de Loyola, producción filipina dirigida a cuatro manos por Paolo Dy y Cathy Azanza, quienes debutan de este modo en el largometraje. Como su título indica, la obra aborda la vida del histórico personaje desde su participación en la Batalla de Pamplona hasta la fundación de la Compañía de Jesús, abordando de este modo su conversión gracias a la lectura de los textos sagrados. Andreas Muñoz (Nodo), Javier Godino (Al final del túnel), Julio Perillán (Viral), Gonzalo Trujillo (serie Acacias 38), Isabel García Lorca (Cheeeese) y Lucas Fuica (La ley) encabezan el reparto.

El drama también es el género al que pertenece Cartas de la guerra, film portugués que adapta la novela de António Lobo Antunes en la que, a través de las misivas que un joven alférez médico envía a su esposa, se narra la Guerra Colonial portuguesa en Angola y la difícil situación que vivieron los soldados. Ivo Ferreira (Em Volta) se pone tras las cámaras de este drama que protagonizan Miguel Nunes (Cisne), Margarida Vila-Nova (Corrupção), Ricardo Pereira (Cosmos), João Pedro Vaz (Entre os dedos) y João Pedro Mamede.

Otro de los estrenos europeos es La vida de Anna, ópera prima de Nino Basilia, quien escribe y dirige este drama producido en Georgia que gira en torno a una madre soltera que tiene varios trabajos para poder mantener a su hijo autista. Dispuesta a darle una vida mejor, decide emigrar desde el país europeo a Estados Unidos, para lo que deberá intentar hacerse con un visado ilegal. Ekaterine Demetradze es el principal nombre del reparto.

Desde otros lugares del mundo proceden las siguientes novedades. La mujer del animal es un drama colombiano que arranca cuando una jovencita se escapa del convento de monjas en el que reside para irse a vivir con su hermana a un barrio marginal de Medellín. Allí conoce a su primo, que la secuestra y la obliga a casarse con él. Meses después tiene una hija, lo que unido al hecho de que su primo tiene a otra mujer retenida, da fuerzas a la joven para vencer su miedo y librarse del maltratador. Escrita y dirigida por Víctor Gaviria (Sumas y restas), la cinta está protagonizada por Natalia Polo, Tito Alexander Gomez y Jesús Vásquez.

Para finalizar, un film japonés con origen español. Mientras ellas duermen es el título del nuevo film de Wayne Wang (Sucedió en Manhattan), obra que adapta la novela homónima del escritor y periodista Javier Marias y que gira en torno a un escritor que, durante unas vacaciones con su esposa, empieza a seguir a una joven que se hospeda en su mismo hotel y que se hospeda con un hombre mayor. La obsesión que le provoca esta pareja le llevará a presenciar situaciones comprometidas que no debería conocer. El reparto está encabezado por Takeshi Kitano (Outrage 2), Shioli Kutsuna (Beck), Hidetoshi Nishijima (Hâmerun) y Sayuri Oyamada (Tokyo no uso).

‘Matar al mensajero’: los mismos héroes y villanos sobre el papel


Jeremy Renner da vida a Gary Webb en 'Matar al mensajero', dirigida por Michael Cuesta.Hay algo muy curioso en los thrillers ambientados en la corrupción política y el mundo del periodismo: todos ellos son, en esencia, iguales sobre el papel, pero todos ellos dejan un buen sabor de boca una vez que los títulos de crédito hacen acto de presencia. Es cierto que algunos son mejores que otros; que algunos directamente son soporíferos; y que muchos otros son directamente inverosímiles. Pero la base de verdad que suele acompañar este tipo de historias hacen que sus guiones posean una fortaleza única que lleva a los espectadores a estremecerse, indignarse y compadecerse con lo ocurrido en la trama. Lo nuevo de Michael Cuesta (Roadie) no es distinto, para bien y para mal.

Desde luego, si alguien acude a ver Matar al mensajero con la esperanza de encontrar una isla en un océano, mejor será que desista. Nada en la película interpretada por Jeremy Renner (En tierra de hombres), quien por cierto vuelve a un terreno dramático que maneja muy bien, supone una novedad. En este sentido, el desarrollo dramático puede preverse con varios minutos de antelación, pues las situaciones y los lugares son comunes a los que han presentado muchas otras películas (mejores películas) antes que esta. La puesta en escena de Cuesta, además, tampoco opta por una visión más transgresora de esta lucha quijotesca contra unos gigantes que, en esta ocasión, son gigantes de verdad. De hecho, es en el apartado visual donde más flojea el film.

Entonces, ¿no hay nada en ella digno de mención? No hay nada… y todo. Tal vez sea por la época de corrupción que vivimos; tal vez influya el hecho de que determinados aspectos del Gobierno de un país siguen siendo ajenos al gran público; o simplemente que este tipo de thrillers apasionan. Sea como fuere, la película entretiene gracias precisamente a no salirse del guión establecido, a presentar una lucha imposible de un hombre contra el sistema. Una lucha que, todo sea dicho, le otorga una victoria pírrica. Pero el resultado es lo de menos. Lo más interesante reside en el viaje personal y destructivo que vive el protagonista y el modo en que aquellos que le rodean reaccionan al desarrollo de los acontecimientos. Eso y la reivindicación de una profesión, el periodismo, que necesita más hombres como Gary Webb.

La conclusión de Matar al mensajero, por tanto, es que es una aportación más a este tipo de historias. No tiene nada de original, pero aun así entretiene. No tiene pretensiones de ningún tipo, y a pesar de ello logra generar una cierta incomodidad en el espectador al mostrar la espiral en la que se introduce sin red de seguridad. Posiblemente en otras circunstancias esta historia no habría pasado de un mero telefilm, pero gracias al espectacular reparto y a algunas secuencias bastante impactantes (la primera amenaza al protagonista, el final ideal que contrasta con el real, …) la película alcanza un nivel medio. Una prueba más de que a veces es mejor no experimentar y dejar las cosas como están.

Nota: 6/10

La mente de J. Depp trasciende la guerra de Frankenstein


Estrenos 20junio2014El mes de junio está siendo bastante flojo. Tras tres semanas de estrenos el balance general presenta films que bucean en historias ajenas a las grandes superproducciones pero que, en un sentido u otro, terminan siendo fallidas. Las novedades de este fin de semana se quedan a medio camino entre ambas. Por un lado tenemos producciones con un claro objetivo comercial, mientras que por otro llegan también historias intimistas cuya razón de ser no es otra que contar algo con cierto calado dramático. El éxito o el fracaso de todas ellas se sabrá a mediados de la semana que viene. Ahora únicamente toca hablar sobre esos estrenos que se han repartido entre hoy, viernes 20 de junio, y ayer jueves. Comencemos por estos últimos.

Uno de los títulos más atractivos es Transcendence, thriller de ciencia ficción que vuelve a especular con la idea de la inteligencia artificial, el poder de la mente dentro de la máquina y la lucha por su supervivencia del ser humano contra su propia creación. En esta ocasión la historia se centra en un investigador de la inteligencia artificial que está a punto de desarrollar una máquina capaz de combinar la inteligencia colectiva de la Humanidad con las emociones y sensibilidades que caracterizan al ser humano. Sin embargo, su proyecto se verá truncado cuando un grupo de extremistas anti-tecnológicos atenten contra su vida y le dejen en coma. En un intento por salvarle su mujer y su mejor amigo deciden trascender su mente a la máquina, creando un ser completamente nuevo cuyas ansias de conocimiento pondrá en peligro la propia existencia. Dirigida por Wally Pfister, que debuta de este modo en la dirección después de años como cámara y director de fotografía (es el colaborador habitual de Christopher Nolan), la película cuenta con un reparto espectacular encabezado por Johnny Depp (El llanero solitario), Rebecca Hall (La maldición de Rookford), Paul Bettany (Margin call), Cillian Murphy (Luces rojas), Kate Mara (serie House of cards), Morgan Freeman (El caballero oscuro), Clifton Collins Jr. (Pacific Rim) y Cole Hauser (Objetivo: La Casa Blanca).

Muy distinto es el cariz de Yo, Frankenstein, que combina acción y mitología para contar cómo la criatura del Dr. Frankenstein ha logrado sobrevivir durante 200 años, pasando inadvertido en la sociedad actual hasta que se ve envuelto en una guerra por la Humanidad que también implica a las gárgolas. Será entonces cuando deba tomar una decisión, pues será él la pieza clave para la salvación o la extinción de los hombres. Con un aire a la famosa saga de vampiros y hombres lobo, Underworld (no por casualidad está producida por el mismo equipo), la obra está dirigida por Stuart Beattie (Mañana, cuando la guerra empiece) y protagonizada por Aaron Eckhart (Los diarios del ron), Yvonne Strahovski (serie Dexter), Miranda Otto (El señor de los anillos: Las dos torres), Bill Nighy (Desafío total), Jai Courtney (Divergente) y Socratis Otto (Sin rastro).

El tercer estreno norteamericano del jueves es El cielo es real, film basado en la novela de Todd Burpo y Lynn Vincent que, a su vez, recoge un hecho real que el primero vivió. La trama arranca cuando la familia de Burpo debe afrontar la delicada cirugía de emergencia a la que se somete su hijo pequeño, quien está a punto de morir. Su extraordinaria recuperación parece casi milagrosa, pero lo más sorprendente se revela cuando el niño empieza a hablar con total naturalidad de su viaje por el otro mundo, de la gente a la que conoció y de aquellos a los que todavía puede ver. Un intenso drama dirigido por Randall Wallace (Cuando éramos soldados), quien también participa en el guión, e interpretado por Greg Kinnear (serie Los Kennedy), Kelly Reilly (El vuelo), Thomas Haden Church (Un lugar para soñar), el debutante Connor Corum, Margo Martindale (serie The americans) y Lane Styles (Duda razonable).

Si miramos a Europa una de las novedades más interesantes es Amanece en Edimburgo, comedia musical inglesa con tintes dramáticos y románticos que llega precedida del éxito que tuvo la obra de teatro en la que se basa. Con Dexter Fletcher (Wild Bill) moviendo la cámara, la historia gira en torno a dos amigos que vuelven a la ciudad del título después de haber servido en Afganistán. Ambos son capaces de retomar sus vidas donde las dejaron gracias a unas parejas que les quieren y a unos padres cuya felicidad parece no tener límite. Sin embargo, la felicidad será puesta en peligro cuando un secreto del pasado amenace con destruir todas las parejas. En el reparto destacan nombres como los de George MacKay (Resistencia), Kevin Guthrie (Trash Humpers), Jane Horrocks (Born romantic), Peter Mullan (Caballo de batalla), Antonia Thomas (serie Misfits), Jason Flemyng (Grandes esperanzas) y Freya Mavor (serie Skins).

España presenta este fin de semana varias propuestas. Una de ellas es Perdona si te llamo amor, adaptación de la novela homónima de Federico Moccia que busca continuar el éxito de los anteriores intentos por llevar al cine este tipo de historias. En esta ocasión la trama arranca cuando un joven ejecutivo que parece tenerlo todo en la vida es rechazado por su novia. El duro golpe le lleva a entrar en una espiral de la que solo logra salir cuando conoce a una adolescente 20 años más joven. Entre los dos surgirá un amor imposible que, contra todo pronóstico, llevará a la pareja a descubrir una realidad desconocida para ambos. Joaquín Llamas, veterano director de televisión, debuta en el largometraje cinematográfico con este film protagonizado por Paloma Bloyd (La fría luz del día), Daniele Liotti (La herencia Valdemar), Irene Montalà (Insensibles), Lucía Guerrero (Grupo 7), Andrea Duro (Por un puñado de besos), Adrià Collado (La mujer del anarquista), Jan Cornet (Encontrarás dragones) y Cristina Brondo (Diario de una becaria).

También se estrena Sapos y culebras, película española del 2013 que aborda en clave dramática el vuelco que da la vida de una joven a raíz de la ruina de sus progenitores. Sin embargo, un botín oculto y unas grabaciones reveladoras pueden lograr que todo vuelva a ser como antes. Escrita y dirigida por Francisco Avizanda (Hoy no se fía, mañana sí), la obra cuenta con actores como Ariadna Cabrol (Dos billetes), Juanma Díez (serie Impares), Itxaso González, Alfonso Torregrosa (La vida mancha), Mikel Losada (El cazador de dragones) y Jon Ariño (Bosque de sombras).

La jaula dorada es una de las novedades francesas que aparecen este fin de semana en la cartelera española. Dirigida por Ruben Alves (Secretos de Estado), la cinta cuenta en clave cómica cómo una pareja de inmigrantes portugueses en Francia deben afrontar la difícil decisión de abandonar su vida para volver a su país. Y es que no solo han formado una familia en París, sino que su labor, ella como portera de un lujoso edificio y él como encargado de obra, es tan apreciada que los inquilinos harán lo impensable para evitar que se vayan. Rita Blanco (Noite Escura), Joaquim de Almeida (La conjura de El Escorial), Roland Giraud (Tres solteros y un biberón), Chantal Lauby (Antilles sur Seine) y Barbara Cabrita (Just Ines) son algunos de los integrantes del reparto.

Las novedades francesas en lo que a ficción se refiere se completan con Un cuento francés, comedia producida en 2013 que reflexiona sobre los cuentos de hadas y los finales felices. Todo comienza cuando una joven soñadora que cree en los príncipes azules y en la felicidad sin problemas conoce a un joven que reúne todas las cualidades. Convencida de que por fin ha encontrado lo que busca, su vida dará un vuelco cuando conozca a otro hombre del que también se enamorará. Para colmo, ambos están marcados por unas situaciones personales complejas y que dificultarán mucho el objetivo que la joven se ha marcado. Agnès Jaoui (Háblame de la lluvia) dirige, escribe y protagoniza el film, en el que también encontramos a Jean-Pierre Bacri (Para todos los gustos), quien colabora en el guión; Arthur Dupont (La cocinera del presidente), Agathe Bonitzer (Una botella en el mar de Gaza) y Benjamin Biolay (La mente).

Desde Francia también nos llega el primero de los documentales que aquí abordamos. Se trata de Mademoiselle C, relato que trata de dar una visión inédita y privilegiada del mundo de la moda a través de la vida de un icono de este mundo como es Carine Roitfeld, ex directora de Vogue durante 10 años. Modelos, actores y otros grandes nombres del showbusiness se dan cita en este film dirigido por Fabien Constant (The Vogue Paris Fashion Night Out), entre ellos Anna Wintour, Marion Cotillard (El caballero oscuro: La leyenda renace), James Franco (Juerga hasta el fin), la modelo Linda Evangelista o la cantante Beyoncé Knowles.

Viernes 20 de junio

Tres son las novedades que llegan hoy viernes a la cartelera. Una de ellas es la norteamericana Corrupción en el poder, thriller político del 2010 con dosis de comedia que se basa en uno de los casos más importantes de corrupción en Estados Unidos que involucró a lobbies y partidos políticos. La trama se centra en un lobbista republicano que se enriqueció mediante diversas estafas, fraudes y sobornos cuya base eran los pueblos indígenas a los que representaba en el Congreso. El director George Hickenloop (Dogtown) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que el reparto cuenta con, entre otros, Kevin Spacey (American Beauty), Barry Pepper (Salvar al soldado Ryan), Kelly Preston (Sentencia de muerte), John Lovitz (Los calientabanquillos), Rachelle Lefevre (serie La cúpula), Ruth Marshall (Baby blues), Graham Greene (serie Defiance) y Jason Weinberg (Puck hogs).

Muy distinto es el cariz de New world, thriller ambientado en el mundo del crimen organizado y producido por Corea del Sur en 2013. Escrita y dirigida por Park Hoon-jung (Hyultu), la trama sigue el proceso de infiltración de un policía en una importante banda criminal. Tras ocho años logra convertirse en la mano derecha del número dos de la organización, pero la muerte del líder desata una lucha de poder que no solo pone en riesgo su misión, sino su propia vida. En medio de todo esto, otro policía busca aprovechar esta situación, para lo que pretende utilizarle de cebo. Violencia, acción e intriga se entremezclan en este film protagonizado por Lee Jung-Jae (El gran golpe), Choi Min-sik (Old boy), Hwang Jeong-min (Geomeun jip), Park Seong-Woong (Hit) y Song Ji-hyo (Some).

Terminamos con otro documental, en esta ocasión la producción española ¡Zarpazos! Un viaje por el Spanish  Horror, cinta escrita y dirigida por Víctor Matellano con la que debuta en el largometraje y que, además, se basa en el libro que él mismo ha escrito. A través de recuerdos, anécdotas y entrevistas de diferentes épocas y a personajes que vivieron o han estudiado el fenómeno, el film repasa la producción que a finales de los sesenta del siglo XX fue protagonista en el cine español, generando un determinado star system y propiciando, sobre todo, una salida al mercado internacional y una cierta influencia en producciones posteriores de todo el mundo.

‘El Llanero Solitario’ se adelanta al fin del mundo y a los dinosaurios


Estrenos 23agosto2013Penúltimo fin de semana de agosto, y como viene ocurriendo en las últimas semanas, los estrenos de la cartelera española llegan en dos tandas, unos el miércoles 21 y otros hoy viernes, 23 de agosto. En esta ocasión, empero, no existe ningún motivo festivo por el que se haya adelantado el gran estreno de la semana, salvo acaso la necesidad de ampliar el plazo para poder hacer una mayor taquilla. Pero eso lo sabremos dentro de unos días. Lo importante ahora es repasar las películas que nos llegan, y lo primero que podríamos decir es que, sin ser muchas, sí tratan de satisfacer a públicos muy diversos.

Toca hablar primero de la película adelantada, El Llanero Solitario, nueva mega producción de aventuras, diversión y acción que nos presentan los creadores de Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra (2003), en esta ocasión ambientada en el Lejano Oeste y basada en el famoso personaje de la televisión y la radio estadounidenses. La trama narra los acontecimientos que convirtieron a este ranger de Texas en el misterioso justiciero enmascarado, acompañado siempre por el indio Toro. Lo dicho, mucha acción, comedia y entretenimiento en esta cinta que dirige Gore Verbinski, el director de la trilogía pirata, y protagonizan Johnny Depp (Sombras tenebrosas) y Armie Hammer (J. Edgar), a los que acompañan secundarios como William Fichtner (Elysium), Tom Wilkinson (El exótico Hotel Marigold), Helena Bonham Carter (Grandes esperanzas), James Badge Dale (Iron Man 3), Ruth wilson (Anna Karenina) y Barry Pepper (La trama).

Centrándonos en los films que llegan el viernes, uno de los destacados es Juerga hasta el fin, un extraño experimento promovido por la nueva generación de cómicos de Estados Unidos en el que este grupo de amigos de Hollywood se ven envueltos en lo que parece ser el fin del mundo mientras se divierten en una fiesta. Lo curioso de la propuesta es que todos los actores, incluyendo los que realizan breves apariciones, se interpretan a sí mismos. Escrita y dirigida por Evan Goldberg (guionista de Supersalidos) y Seth Rogen (Superfumados), ambos debutantes en la dirección, esta disparatada comedia está protagonizada por el propio Rogen, James Franco (127 horas), Jonah Hill (Los amos del barrio), Jay Baruchel (Million Dollar Baby), Danny McBride (Caballeros, princesas y otras bestias), Craig Robinson (Jacuzzi al pasado), Michael Cera (Juno), Emma Watson (saga ‘Harry Potter’), Christopher Mintz-Plasse (Kick-Ass), Rihanna (Battleship), Paul Rudd (Mal ejemplo) y Channing Tatum (Infiltrados en clase), entre muchos otros rostros conocidos.

Otra novedad interesante, al menos para los nostálgicos, es el reestreno de Parque Jurásico, esta vez explotando las ventajas y desventajas del 3D. Los dinosaurios de Steven Spielberg (Salvar al soldado Ryan) vuelven a la pantalla grande en esta historia basada en el libro de Michael Crichton acerca de un parque temático en el que las atracciones son dinosaurios devueltos a la vida gracias a la genética. Sin embargo, los primeros invitados, entre los que se encuentran un paleontólogo y un matemático, sufrirán las consecuencias de querer unir 65 millones de años en una pequeña isla. Hay que recordar que esta ganadora de tres Oscars® en 1993 tenía como protagonistas a Sam Neill (Todos los días de mi vida), Laura Dern (The master), Jeff Goldblum (La mosca), Richard Attenborough (Elizabeth), Joseph Mazzello (serie The Pacific), Ariana Richards (Temblores), Samuel L. Jackson (Pulp Fiction), Bob Peck (La guerra del opio) y Martin Ferrero (Dioses y monstruos).

Cerramos capítulo norteamericano con el drama El último concierto, producción que se suma a la reciente tendencia de unir música y madurez. En esta ocasión, el argumento sigue a un cuarteto de cuerda de Nueva York que tras 25 años de música y amistad ve tambalear ambos pilares al conocer que uno de su miembros sufre una enfermedad que le impedirá tocar en un futuro cercano. Los celos, egos y reproches acumulados saldrán a la luz con esta revelación, pero también les permitirá ofrecer un último concierto con el que intentar salvar aquello que les une. Ópera prima de Yaron Zilberman, quien también participa en el guión, la película está protagonizada por Philip Seymour Hoffman (Moneyball: Rompiendo las reglas), Christopher Walken (Siete psicópatas), Catherine Keener (Donde viven los monstruos), Mark Ivanir (La sombra del cazador), Imogen Potts (Noche de miedo), Wallace Shawn (La princesa prometida) y Madhur Jaffrey (Secretos compartidos).

Y si la semana pasada hablábamos del estreno de la primera película de la trilogía ‘Paraíso’ realizada por Ulrich Seidl (Paraíso: Amor), esta vez le toca el turno a Paraíso: Fe, segunda de la saga. En esta ocasión, como refleja el título, el director austríaco aborda el significado de llevar una cruz y de las creencias religiosas a través de una especialista en rayos X que en sus vacaciones se dedica a ir puerta por puerta predicando con una virgen María de 40 centímetros. Su vida dará un vuelco cuando su marido, musulmán egipcio en silla de ruedas y desaparecido desde hace años, regresa a casa, iniciándose un calvario de gritos, rezos y emociones reprimidas. Este drama, co producido entre Austria, Alemania y Francia, cuenta con Maria Hofstätter (Días perros), Nabil Saleh, Natalya Baranova (Otrazheniye v zerkale) y Rene Rupnik.

Por último, nos llega Perder la razón, película producida a cuatro bandas entre Luxemburgo, Bélgica, Francia y Suiza que sigue la vida de un joven marroquí adoptado por un generoso médico belga. Educado como si fuera su hijo, la paciencia y generosidad del médico se verán puestos a prueba cuando, con los años, el joven decida formar una familia que por diversos motivos se verá dependiente del altruista salvador. Dirigida por Joachim Lafosse (Propiedad privada), la cinta cuenta en su reparto con Niels Arestrup (La llave de Sarah), Tahar Rahim (La legión del águila), Émilie Dequenne (La meute) y Stéphane Bissot (El niño).

‘El mensajero’: todo por mi hijo… y por los actores


Barry Pepper, Susan Sarandon y Dwayne Johnson protagonizan 'El mensajero', de Ric Roman Waugh.En España somos muy dados a criticar de forma casi despectiva todo lo que producimos, o casi todo. El cine ha sufrido durante años, y no sin cierta razón, una serie de críticas negativas agrupadas bajo el paraguas de que todo lo que hacemos trata siempre los mismos temas y tiene una calidad bastante pobre. Para aquellos que tal vez no lo sepan, eso ocurre en todos los rincones del mundo, incluido Estados Unidos. Prueba de ello es este thriller con ciertas dosis de acción que protagoniza Dwayne Johnson (El rey Escorpión), una historia tan plana como su actor principal y que ha llegado a donde ha llegado gracias al reparto que tiene, nada más (y nada menos).

Basada en la historia real de un padre coraje, la trama es excesivamente televisiva, con unos giros dramáticos que no solo son previsibles, sino que aportan poco al desarrollo de los acontecimientos, los cuales parecen anunciar con luces de neón e indicadores gráficos cuál va a ser el final. A esa imagen de mediocridad contribuye sin lugar a dudas la labor de Ric Roman Waugh (Felon), director especializado en tramas menores de intriga y acción cuya planificación, salvo casos contados, deja bastante poco a la imaginación formal. Visto de otro modo, todos los elementos se confabulan para ofrecer al espectador un telefilm venido a más cuyo interés radica, aunque sea de forma secundaria, en sus actores y ese conato de crítica social que se asoma en algunos momentos.

Una crítica social que centra su mirada en los desequilibrios del sistema legal de Estados Unidos, donde un joven en primera condena que trafica con drogas tiene una pena de cárcel mayor que un violador o un pederasta. Cosas de la justicia. Y aunque a lo largo del metraje (unos excesivos 112 minutos) el mensaje intenta salir a flote, la indeterminación del guión por optar por un género concreto lo sepulta hasta el texto final que desvela por completo sus intenciones. En cualquier caso, siempre quedan las secuencias de acción, de lo mejor del film, y los actores, sobre todo una Susan Sarandon (Pena de muerte) cínica en su labor de fiscal, y un Barry Pepper (La milla verde) que aporta mucho a pesar de su barba de chivo más que el propio Johnson, un intérprete cuya mayor virtud reside en su físico, y que en esta ocasión se muestra claramente irregular.

Y a pesar de todo entretiene, sobre todo a medida que la intriga relacionada con el cártel de drogas gana presencia. El problema, o mejor dicho algunos de los múltiples problemas, es que dicha intriga, meollo de la película en sí mismo, se toma su tiempo, puede que demasiado. Junto a la previsibilidad de la historia convierte a El mensajero en la típica cinta de sobremesa que distrae durante casi dos horas, pero que se olvida tan pronto como empiezan sus títulos de crédito. Lo que hace un buen plantel de actores. Si no fuera por ellos, a duras penas hubiera sido editada en DVD directamente.

Nota: 5/10

‘El mensajero’ se infiltra entre los estrenos europeos de la semana


Estrenos 7junio2013Los más aficionados al séptimo arte recordarán que hace unos años se produjo en Hollywood una huelga de guionistas que amenazó con paralizar todas las producciones del mercado norteamericano en curso. Afortunadamente, todo terminó relativamente bien. Y decimos “relativamente” porque de aquellos polvos llegan estos lodos en forma de pocas producciones a la cartelera española. Durante las últimas semanas la tónica general está siendo un único estreno viernes tras viernes, teniendo cada vez más presencia las producciones nacionales o europeas. Hoy, viernes 7 de junio, la dinámica no es diferente.

Así pues, el único estreno procedente de Estados Unidos es El mensajero (Snitch), thriller de acción basado en hechos reales que sigue los esfuerzos de un padre por salvar a su hijo de una pena de cárcel de 10 años por tráfico de drogas tras una acusación errónea. Dichos esfuerzos pasan por infiltrarse en un importante cártel de droga y proveer de pruebas e información a la abogada del Gobierno con la que ha llegado al acuerdo. Ric Roman Waugh (La sombra del crimen) dirige esta historia plagada de persecuciones, intrigas y secuencias de acción protagonizada por Dwayne Johnson (G. I. Joe: La venganza) como el citado padre coraje, al que acompañan Susan Sarandon (La gran boda), Barry Pepper (La trama), Jon Bernthal (serie The walking dead), Michael Kenneth Williams (serie Boardwalk Empire), Benjamin Bratt (El amor en los tiempos del cólera) y David Harbour (Sin tregua).

Otro de los estrenos a destacar es Inch’Allah, producción francocanadiense de 2012 que obtuvo el Premio de la Crítica en la última edición del Festival de Berlín. Escrita y dirigida por Anaïs Barbeau-Lavalette (Le ring), la historia se centra en la vida de una joven doctora canadiense que atiende a mujeres palestinas embarazadas en un campo de concentración de Cisjordania. Aunque su carácter le impulsa a tender puentes entre los dos bandos de la guerra, los constantes controles, las balas y la violencia terminarán por arrastrarla a una peligrosa vorágine. Evelyne Brochu (Café de Flore), Sabrina Ouazani (De dioses y hombres), Sivan Levy (Burning Mooki) y Yousef ‘Joe Sweid (Ágora) son sus principales intérpretes.

La parte española de los estrenos está representada esta semana por dos títulos. El primero es 15 años y un día, lo nuevo de Gracia Querejeta (Siete mesas de billar francés). La historia comienza cuando un joven adolescente es enviado por su madre a pasar unos días con su abuelo tras ser expulsado del colegio. El conflicto se generará entre los diferentes caracteres de ambos personajes: el joven tiende a bordear el peligro, mientras que su abuelo, un ex militar de costumbres fijas, es un hombre que ha encontrado ya un equilibrio en su vida. Un drama de carácter social que está protagonizado por Maribel Verdú (Blancanieves), Tito Valverde (Todos los hombres sois iguales), Arón Piper (Maktub), Belén López (8 citas), Susi Sánchez (La voz dormida) y Boris Cucalón, entre otros.

El segundo es Clara, no es nombre de mujer, comedia coral en la que diversas historias se entrecruzan para mostrar un mosaico de relaciones humanas entre Madrid y La Habana. Entre ellas, la de un boticario que se refugia en sus amigos y su moto tras varios años casado con la que fuera su novia de la Facultad. Al mismo tiempo, el sobrino del boticario planea un viaje de fin de curso a Cuba con diversos compañeros y su novia, relación que no es bien vista por algunos de los personajes que aparecen en la trama. Ópera prima de Pepe Carbajo, la película está protagonizada por Jorge Sanz (Ni pies ni cabeza), Miriam Benoit (Vidas tenebrosas), Juan Dorá, Esmeralda Moya (serie Hay alguien ahí), Jorge Perugorría (El cuerno de la abundancia), Juan Muñoz (Equipo Ja) y Miriam Díaz-Aroca (XXL).

En lo que respecta al cine europeo, una de las propuestas para el fin de semana es Populaire, comedia francesa que supone la ópera prima de Régis Roinsard, quien también participa en el guión, y que narra cómo una joven francesa de un pueblo se embarca en una competición de mecanografía en 1958 tras una entrevista de trabajo en la que, aunque desastrosa, descubre un talento innato para escribir a máquina de forma vertiginosa, algo de lo que quiere aprovecharse el jefe de la agencia de seguros para la que hace la prueba. La cinta está protagonizada, entre otros, por Romain Duris (Los seductores), Déborah François (El monje), Bérénice Bejo (The artist), Shaun Benson (Prank), Miou-Miou (Germinal) y Mélanie Bernier (La delicadeza).

Para concluir, aunque no por eso menos interesante, llega a las pantallas españolas Turistas (Sightseers), cinta de Reino Unido precedida de muy buenos comentarios cuya trama comienza cuando un joven convence a su introvertida novia para realizar un viaje en caravana y poder así enseñarle su mundo. Sin embargo, lo que nace como un idílico viaje romántico termina convirtiéndose en una odisea tan particular como los dos protagonistas. Humor negro y ácido es el principal componente de esta historia dirigida por Ben Wheatley (Kill list) y protagonizada por Alice Lowe (Arma fatal) y Steve Oram (It’s all gone Pete Tong), a los que acompañan Eileen Davies (Another year), Roger Michael (La sarrasine), Monica Dolan (Guernsey) y Seamus O’Neill (Murder in mind).

La producción que ‘Los Kennedy’ intentaron ocultar


Hace poco ha salido al mercado una producción que ha levantado varias ampollas en los círculos más poderosos de Estados Unidos. Me refiero a la serie sobre la vida privada de la familia Kennedy, con John F. Kennedy (interpretado por Greg Kinnear) y su mujer, Jacqueline Bouvier (Katie Holmes), como eje narrativo y dramático. Viendo el contenido de la trama, la descripción de personajes y la cadena de mando interna que se reflejan en la pantalla no es de extrañar las numerosas reacciones adversas del entorno de los Kennedy que han presionado para evitar el estreno.

Un estreno, por cierto, que en España ha sido de lo más extraño. Con anuncios de su venta en formato casero incluso en algunos cines, al tiempo que se podía adquirir en las tiendas un conocido canal especializado en producciones para las mujeres, Cosmopolitan, ha decidido emitirla. Algún motivo existirá. La historia comienza en 1960, en plena noche electoral, narrando cómo John (Jack para los amigos) vive las últimas horas antes de convertirse en presidente, derrotando a Richard Nixon. Junto a él, su esposa, su hermano Robert (Barry Pepper), su padre Joseph P. Kennedy (Tom Wilkinson) y su madre Rose (Diana Hardcastle). Sin embargo, la historia recupera a través de flashbacks todos los entresijos y acontecimientos que han llevado a JFK a convertirse en el hombre más poderoso de Estados Unidos.

La serie, como no podía ser de otro modo, emana glamour. Imprescindible para los amantes de la historia reciente, tanto universal como de los Estados Unidos, el plantel de actores ofrece su mejor versión para retratar a unos personajes frívolos, políticamente correctos pero moralmente ambiguos, que afirman ser americanos por encima de cualquier otro concepto a pesar de que eso sea, simplemente, un calificativo territorial.

Es precisamente con esas secuencias del pasado de la familia con las que se descubren muchas de las miserias, individuales y colectivas, que transforman en rancio ese glamour que nunca parecen perder ni los personajes ni la ambientación. A excepción de Robert, todos los hombres vivían por y para la política. Como si de un juego se tratara, el patriarca maneja los hilos de un futuro esperanzador para su hijo mayor, Joseph, truncado por una prematura muerte en la II Guerra Mundial. Fue entonces cuando John asume ese rol. Una vida que queda marcada por los plazos que impone la política, comenzando desde lo más bajo y subiendo en el escalafón hasta llegar a la Casa Blanca.

Pero uno de las imágenes más desagradables es la tormentosa vida personal no sólo del protagonista, sino de la familia en general. De todos es conocido los fatales finales que han tenido los miembros de la familia. Cuestión de destino o no, lo cierto es que la serie muestra una conducta que poco tiene que ver con la imagen de ese joven presidente idealizado, asesinado a tiros en medio de un mandato caracterizado por la lucha de la libertad, los derechos civiles y la honra a los héroes de guerra (él mismo fue herido en la II Guerra Mundial).

Incapaces de mantener la fidelidad a sus esposas, tanto el patriarca como nuestro protagonista (y su hermano, muerto en combate, antes que él) muestran una actitud despreocupada ante la posibilidad de un divorcio, posiblemente porque conocen el poder del dinero y de la fama. Jackie Kennedy, consciente de las aventuras de su marido, intentó sin éxito abandonarle. La madre de JFK se muestra resignada ante los escarceos amorosos de su ya anciano marido. Todo es política en casa de los Kennedy, algo que queda de manifiesto casi en cada plano, y que resulta más que evidente al montar la sede del candidato en la propia mansión.

Sólo Robert Kennedy, que no comparte las aspiraciones políticas de su padre y su hermano (aunque luego se presentó como candidato), muestra un atisbo de respeto y humanidad hacia el género femenino. Sin embargo, de poco sirven los consejos y las quejas en un ambiente donde las decisiones se toman en función de los votos que se puedan arañar a favor. Tal vez la mejor frase que define los mundos encontrados entre hombres y mujeres es la que dice la madre de John F. Kennedy: “Joseph y John son hijos de mi marido. Robert es sólo mío”.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: