1ª T. de ‘Legión’, o cómo lograr una serie inusual basada en cómics


El mundo de las adaptaciones de cómics a la pequeña pantalla está siendo tan exitosa como repetitiva. La estructura narrativa de las diferentes series que han surgido a lo largo de estos últimos años comparten la base de enfrentar al héroe contra un enemigo externo, salir derrotado varias veces, replantearse sus propios miedos y motivaciones y, finalmente, vencer la mencionada amenaza en un heroico acto que represente su cambio psicológico y emocional. Es por eso que un producto como Legión, surgido de la mente de Noah Hawley (serie The unusuals), no solo es un soplo de aire fresco en este mundo superheroico, sino que aprovecha al propio protagonista para ofrecer una historia completamente diferente en su forma, compleja y retorcida, que obliga al espectador a prestar una inusual atención a la historia y los personajes, habitualmente de lo más flojo en estas ficciones.

Para aquellos que no conozcan la historia, un breve resumen. El protagonista es un joven y poderoso mutante encerrado en un psiquiátrico por considerar que está enfermo. Sin embargo, un grupo formado por mutantes y no mutantes decide rescatarle junto a otra mutante para que se una a su grupo, explicándole que lo que muchos consideran una enfermedad (incluso él mismo lo ha llegado a creer) es en realidad un increíble poder telépata. Sin embargo, sí existe algo dentro de él que trata de poseerle y robarle su poder, una entidad que ansía vengarse del padre del joven, al que este nunca llegó a conocer.

Narrado así, el argumento de esta primera temporada de 8 episodios puede resultar algo sencillo, e incluso similar al de series ya vistas. Pero Legión dista mucho de ser una serie convencional. Hawley aprovecha las posibilidades que ofrece el mundo de la mente, los recuerdos y los poderes mutantes para construir una narrativa tan fragmentada como la mente del protagonista, con constantes saltos en el tiempo dramático y con numerosas líneas argumentales paralelas que vienen a explicar lo que ocurre en el mundo real y lo que ocurre en el plano psíquico. La combinación es tal que, salvo por algunos tratamientos formales con sutiles diferencias (en algunos casos mucho más evidentes), puede llegar a confundirse el espacio en el que se desarrolla la acción.

Y aunque esto pueda considerarse una debilidad, pues sin duda muchos espectadores pueden dejar de lado la serie, en realidad es su mayor fortaleza. La serie es sumamente compleja, es cierto, pero al mismo tiempo copa todas las expectativas. De hecho, las supera. El que la trama se articule de un modo más o menos lineal, con el héroe luchando contra una amenaza externa y una interna, dota al conjunto de una coherencia que, de otro modo, se perdería. Por otro lado, el caos que puede parecer a simple vista su tratamiento formal termina, una vez superados los primeros capítulos, por ser algo enriquecedor, pues permite apreciar una amplia variedad de matices que aportan una mayor profundidad dramática a los personajes, sobre todo al protagonista, del que se desvelan poco a poco aspectos que deberán ser tratados en las siguientes temporadas.

Más allá de los poderes

De hecho, y aunque a priori es una serie sobre mutantes con extraordinarios poderes, Legión logra su máximo esplendor precisamente en el tratamiento de los personajes y en el modo en que presenta el enfrentamiento entre el bien y el mal dejando esos poderes a un lado, y recurriendo a ellos únicamente como herramienta para desarrollar aspectos de la trama mucho más profundos desde un punto de vista dramático. Esto hace que la primera temporada se distancie, y mucho, de producciones similares, convirtiéndola por ende en algo casi único en su forma y su contenido. Asimismo, la aportación cromática del diseño de producción es simplemente brillante, abordando la evolución del protagonista a través de una paleta de colores enriquecedora en todos los sentidos posibles.

Por su parte, el reparto, espectacular del primero al último, aporta a los personajes una entidad y una sobriedad sin igual. Incluso aquellos definidos más por su ironía logran engrandecer sus respectivos papeles gracias a una apuesta por llevar todo al extremo, siempre considerando unos límites. Evidentemente, esto convierte en muchas ocasiones a los protagonistas en arquetípicos, limitando en cierto modo la versatilidad y los diversos rostros que todos ellos tienen. Sin embargo, estas debilidades, que en realidad son puntuales, se compensan con el tratamiento argumental, con esa apuesta por los mundos de la mente, los recuerdos y la psicología, que ponen a los héroes ante situaciones tan complejas como peligrosas.

Y por si el camino recorrido en esta primera temporada no fuese lo suficientemente interesante, el episodio final deja en el aire muchas preguntas y tramas secundarias abiertas, amén de dar a la principal una futura segunda oportunidad que, esperemos, llegue más pronto que tarde. El hecho de que Hawley explore durante estos capítulos el pasado del protagonista interpretado por Dan Stevens (La Bella y la Bestia) enriquece los matices de este joven acusado de estar loco. De nuevo, sus poderes son algo casi secundario, dando más relevancia a sus todavía desconocidos orígenes (al menos para aquellos que no conozcan su trayectoria en los cómics) y generando la expectación necesaria para demandar más sobre él en la siguiente temporada.

El mejor resumen de Legión podría ser que es una serie de superhéroes muy, muy inusual. Alejada de formatos tradicionales y recurriendo a un personaje relativamente poco conocido entre el gran público, esta primera temporada absorbe todas las potencialidades de las capacidades y las explota al máximo, generando un universo único, colorido y fragmentado en el que realidad y ficción, mente y espacio físico se confunden para contar una compleja historia de miedos internos, amenazas externas y remordimientos arrastrados durante décadas. Una serie, en definitiva, en la que los mutantes son más bien personajes que deben afrontar sus problemas como cualquier otro. Una serie en la que los poderes no tienen el protagonismo. El problema es que esto puede cambiar a medida que se desarrollen esas capacidades sobrehumanas, pero esperemos que eso tarde en llegar, si es que llega alguna vez. Por lo pronto, solo se puede disfrutar de este debut.

‘La chica del tren’ se detiene en la cartelera española


Estrenos 21octubre2016El mes de octubre no está siendo especialmente llamativo en lo que a estrenos se refiere. En efecto, han llegado a la cartelera española títulos más o menos esperados, pero ninguno de ellos parece alcanzar las expectativas puestas en sus historias. De ahí que este viernes, 21 de octubre, sea una oportunidad única para lograr que crítica y público se aúnen para avalar una de las películas más esperada de estas semanas, que por cierto no llega sola.

Hablamos de La chica del tren, adaptación de la conocida novela de Paula Hawkins que gira en torno a una mujer que cada día, de camino al trabajo, fantasea con la vida que lleva una pareja que ve desde el tren en el que viaja. Recientemente divorciada, todo cambia cuando ve desde la ventanilla un suceso impactante que tendrá repercusiones inesperadas, y que la situará en una investigación que ella misma ha ayudado a iniciar. Intriga y drama se combinan en este thriller dirigido por Tate Taylor (Criadas y señoras) y que protagonizan Emily Blunt (Sicario), Rebecca Ferguson (Hércules), Haley Bennett (Los siete magníficos), Justin Theroux (serie The leftovers), Luke Evans (Immortals), Lisa Kudrow (serie Friends), Edgar Ramírez (Joy), Laura Prepon (serie Orange is the new black) y Allison Janney (El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares).

Desde Hollywood también llega El contable, nuevo thriller de acción para Ben Affleck (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia) que dirige Gavin O’Connor (La venganza de Jane) y cuya trama se centra en un erudito de las matemáticas que, a través de una supuesta gestoría de un pequeño pueblo de Estados Unidos, hace de contable autónomo para algunas de las organizaciones más peligrosas del mundo. Pero cuando Hacienda pone el foco sobre su tapadera acepta un cliente legal. Lo que descubrirá allí pondrá en peligro su vida como nunca antes lo había estado. El reparto se completa con Anna Kendrick (Dando la nota – Aún más alto), J.K. Simmons (Whiplash), John Lithgow (Interstellar), Jeffrey Tambor (serie Transparent), Jon Bernthal (Corazones de acero) y Jean Smart (serie Fargo).

Muy diferente es la comedia adolescente Mike y Dave buscan rollo serio, que como se desprende de su título arranca cuando dos hermanos juerguistas ponen un anuncio en internet para encontrar la pareja perfecta con la que acudir a la boda hawaiana de su hermana. Las dos amigas que contestan al anuncio, sin embargo, podrán a prueba el propio carácter juerguista de los chicos. Dirigida por Jake Szymanski, quien debuta en el largometraje cinematográfico después de una larga trayectoria en televisión y el cortometraje, la película está protagonizada por Zac Efron (Malditos vecinos 2), Adam Devine (El becario), Anna Kendrick (Into the woods), Aubrey Plaza (Dirty Grandpa), Stephen Root (Miles) y Alice Wetterlund (The interview).

Estados Unidos, en colaboración con Grecia, está detrás de Verano en Brooklyn, drama familiar que dirige Ira Sachs (El juego del matrimonio) y cuya historia se centra en un joven que se muda a la casa que su abuelo tiene en Brooklyn. Allí conoce a un chico de su edad con el que comparte varias de sus aficiones, y con el que formará un frente común no solo contra los matones del barrio, sino contra la discusión entre sus respectivas familias por un alquiler que amenaza su amistad. Greg Kinnear (Un invierno en la playa), Jennifer Ehle (Cincuenta sombras de Grey), Paulina García (Los 33), Alfred Molina (El secreto de una obsesión), Michael Barbieri y Theo Taplitz son los principales actores del reparto.

Aunque sin duda uno de los estrenos más curiosos de la semana, y posiblemente del año, es Hardcore Henry, cinta de acción y ciencia ficción de 2015 producida entre Estados Unidos y Rusia cuyo punto de partida ya es de por sí original. Un hombre revive en Moscú gracias a su novia. No recuerda nada, pero pocos minutos después es tiroteado y su novia secuestrada, por lo que deberá emprender una búsqueda que le llevará a enfrentarse a todo un ejército que planea dominar el mundo. Y todo ello narrado desde el punto de vista del protagonista, como si de un videojuego en primera persona se tratara. Ilya Naishuller debuta en el largometraje con esta película, contando en el reparto con Sharlto Copley (Chappie), Haley Bennett, que hace doblete esta semana, Danila Kozlovsky (Vampire academy) y Tim Roth (Selma).

Pasamos a los estrenos europeos, y entre ellos destaca La próxima piel, thriller dramático dirigido a cuatro manos por Isaki Lacuesta (Los condenados) e Isa Campos (Els passos dobles) y producido por España y Suiza. El argumento se centra en un joven adolescente que regresa con su familia después de haber estado ocho años desaparecido, y cuando todos lo daban por muerto. Pero lo que comienza siendo un feliz reencuentro familiar se transforma en desconfianza cuando la familia empieza a sospechar que la persona que ha regresado no es el joven desaparecido. Àlex Monner (Sólo química), Emma Suárez (Julieta), Sergi López (Un día perfecto), Bruno Todeschini (Conexión Marsella) e Igor Szpakowski (La por) encabezan el reparto.

Puramente española es Luz de Soledad, drama biográfico que narra los comienzos de las Siervas de María, institución religiosa originada en Madrid en 1851. La trama arranca cuando una joven recurre a Sor Inés para que cuide de su irascible padre, y es a través de esta relación que se aborda el proceso de creación de la institución. Pablo Moreno (Poveda) dirige esta cinta protagonizada por Laura Contreras (Vigilo el camino), Lolita Flores (Fuerte Apache), Elena Furiase (Un Dios prohibido), Carlos Cañas (Todo lo que tú quieras) y Raúl Escudero (Nada de nadie).

Con sello francés se estrena Cuando tienes 17 años, drama romántico que se centra en la difícil vida de un adolescente que vive con su madre, médico de profesión, mientras su padre está en una misión militar. Para colmo, en el colegio sufre acoso de otro joven cuya madre adoptiva está gravemente enferma. La situación se complicará cuando la doctora invite al joven a vivir con ellos, poniendo bajo el mismo techo a los dos adolescentes. Dirigida por André Téchiné (Los testigos), la película cuenta en su reparto con Sandrine Kiberlain (Floride), Kacey Mottet Klein (Keeper) y Corentin Fila.

Terminamos con la cinta animada Cuervito Calcetín: La gran carrera, cinta realizada en 2012 en Alemania que adapta el libro de Nele Moost cuya historia comienza cuando el protagonista que da nombre a la película destruye por accidente todas las provisiones de los animales para pasar el invierno. Decidido a reponerlas antes de que sea tarde, se inscribe en una tumultuosa carrera para ganar el primer premio y comprar todos los alimentos. En el proceso, sin embargo, ganará algo más importante que el dinero. El film está dirigido a cuatro manos por Sandor Jesse (El pequeño rey Macius: La película) y Ute von Münchow-Pohl (Kleiner Dodo).

Keanu Reeves y ‘Mejor otro día’ encabezan unos estrenos ligeros


Estrenos 11abril2014Muchos estrenos pero de un perfil bajo. Al menos para poder pelear con las cintas más taquilleras en España. Ese podría ser el resumen de lo nuevo que llega hoy viernes, 11 de abril, a la cartelera. Comedia, algo de acción y, sobre todo, mucho drama es lo que proponen los más de 10 films que inician hoy su andadura. Y si bien es cierto que algunos de ellos cuentan con varios nombres interesantes capaces de atraer a los espectadores a las salas, su atractivo parece encuadrarse únicamente en un público objetivo muy concreto, lo que augura muy poco movimiento en la taquilla. Eso por no hablar de la distribución que tendrán muchos de estos títulos.

Comenzamos con la que posiblemente tenga más opciones de llegar a un público mayoritario. Mejor otro día es el título de la nueva comedia de Pascal Chaumeil (Llévame a la Luna). Producida en Reino Unido y basada en la novela de Nick Hornby, la historia comienza cuando cuatro desconocidos coinciden en la azotea de un rascacielos con la intención de suicidarse en Nochevieja. El encuentro fortuito da como resultado un pacto por el cual todos seguirán con vida hasta el día de San Valentin, e iniciará una amistad que les enseñará nuevas formas de entender la vida. Humor y drama se dan la mano en este film protagonizado por Pierce Brosnan (El escritor), Aaron Paul (Need for Speed), Imogen Poots (Noche de miedo), Rosamund Pike (Jack Reacher), Toni Collette (serie Rehenes) y Sam Neill (Parque Jurásico).

Muy distinto es el cariz de El poder del Tai Chi, debut tras las cámaras de Keanu Reeves (La leyenda del samurái: 47 ronin), quien se reserva también uno de los papeles principales. Co producida entre China y Estados Unidos, la trama sigue a un joven que se ha convertido en la nueva estrella de las artes marciales siguiendo fielmente la filosofía del Tai Chi Link Kong. Su vida cambia cuando un conocido hombre de negocios le propone participar en una serie de peleas clandestinas que organiza para un selecto grupo de espectadores. A pesar de que el joven se niega por ir en contra de lo que promulga su arte, la amenaza de destruir el templo donde practica le llevará a cambiar de idea. Acción, artes marciales y muchos golpes es lo que propone la película, en la que también encontramos a Chen Lin-Hu (Compromiso de sangre), Simon Yam (El gran golpe), Karen Mok (Una mafia de locos), Hai Yu (El templo de Shaolin) y Silvio Simac (DOA: Dead or Alive).

La única representante puramente estadounidense es Seguridad no garantizada, comedia romántica con ciertas dosis de drama producida en 2012 y que narra la investigación de tres empleados de una revista especializada que descubren un anuncio clasificado en prensa que busca un compañero para viajar en el tiempo. Los problemas surgen cuando uno de los miembros del equipo empieza a sentir algo por el misterioso solitario. Ópera prima de Colin Trevorrow, quien en estos momentos trabaja en el guión de Jurassic World (que también dirigirá), la cinta tiene en su reparto a Aubrey Plaza (Scott Pilgrim contra el mundo), Lauren Carlos, Basil Harris (We go way back), Mary Lynn Rajskub (serie 24), Jake Johnson (Sin compromiso), Karan Soni (serie Betas) y Mark Duplass (El amigo de mi hermana).

España, en colaboración con Argentina, produce Inevitable, historia dirigida por Jorge Algora (El niño de barro) que narra las vidas cruzadas de varios personajes a raíz de la muerte de uno de ellos, acontecimiento que marcará para siempre el devenir de la rutina de los protagonistas. Darío Grandinetti (Carne de neón), Antonella Costa (Ausente), Federico Luppi (Acorralados), Carolina Pelleritti (En fuera de juego) y Mabel Rivera (El orfanato) son los integrantes del reparto de este drama con dosis de romance.

The leftlovers es el título de lo nuevo de Manuel Iborra (Orquesta Club Virginia), un drama que sigue a una joven que acaba de romper con su pasado y que deambula por las calles de su ciudad. A lo largo del recorrido iniciará un viaje interior que la llevará a buscar sentido a su vida, algo que parece encontrar cuando escuche una melodía junto al mar. En pantalla encontramos a un grupo de actores debutantes integrado por María Forqué, Boglione Daniele y Javier Antonio Treviño.

Siguiendo en Europa, toca hablar de Anochece en la India, producción que cuenta con capital español, sueco y rumano cuyo argumento se centra en las vidas de dos personajes unidos por un viaje. Él, un hombre en silla de ruedas con una enfermedad en fase terminal, busca revivir los tiempos en los que recorría medio mundo en furgoneta. Ella es la mujer que le cuida. Juntos encontrarán una forma de recuperar parte de todo lo que la vida les quitó. Dirigida por Chema Rodríguez, que debuta de este modo en el largometraje de ficción, la cinta está protagonizada por Juan Diego (Todo es silencio), Clara Voda (Loverboy), Javier Pereira (No tengas miedo), Ken Appledorn (Casting) y Linda Molin (Bitchkram).

Desde Francia nos llega 9 meses… de condena!, comedia dirigida y protagonizada por Albert Dupontel (Dejad de quererme) en la que una jueza de valores intachables que un día descubre que está embarazada. Sin saber quién puede ser el padre, inicia una investigación que revela que el padre es un criminal de medio pelo. La situación que se plantea a partir de ese momento cambiará su forma de afrontar el mundo. El reparto se completa con Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta), Nicolas Marié (Micmacs), Philippe Uchan (Chicas) y Philippe Duquesne (Par amour).

Francoitaliana es la nacionalidad de Miel, drama que gira en torno a una joven soltera cuyo fin en la vida es asistir a personas en busca de ayuda y aliviar su sufrimiento, incluso aunque eso implique acciones extremas. Sin embargo, su rutina dará un vuelco cuando un hombre de 70 años en perfecto estado de salud la contrate para aliviar un “mal invisible”, lo que no solo iniciará una relación entre ambos, sino que pondrá a prueba las convicciones de la protagonista. Dirigida por Valeria Golino, actriz vista en películas como Rain Man (1988), el reparto está formado por Jasmine Trinca (Casa de tolerancia), Carlo Cecchi (Luna rossa), Libero de Rienzo (Fortapàsc), Vinicio Marchioni (A Roma con amor), Iaia Forte (La gran belleza) y Roberto de Francesco (Piano, solo).

Pasamos a continuación al documental, género en el que nos encontramos hasta tres novedades este fin de semana. Una de ellas, La imagen perdida, expone los estragos del régimen comunista en la Camboya de 1975, época en la que los ciudadanos perdieron su identidad y sus efectos personales, y se convirtieron en números obligados a realizar trabajos forzosos, siempre con el miedo de ser torturados o ejecutados ante cualquier leve infracción. A través de un original formato, en el que las personas son sustituidas por figuras de arcilla, el director Rithy Panh (La gente del arrozal) narra sus recuerdos de aquella época que le tocó vivir cuando tenía 11 años.

Los dos siguientes títulos son españoles. Por un lado tenemos Paradiso, una curiosa obra que recoge la insólita relación entre el proyeccionista y la taquillera del cine Duque de Alba, la última sala ‘X’ que queda en Madrid, y cómo la vida de ambas personas, compañeros durante más de 30 años, está a punto de cambiar ante la inminente jubilación de ella. La obra está dirigida por Omar Al Abdul Razzak, que debuta así en el largometraje.

Por último, el humorista Andreu Buenafuente y la guionista Eva Merseguer (serie Fenómenos) escriben y dirigen El culo del mundo, obra autoreflexiva sobre la comedia y todos aquellos aspectos que la convierten en lo que es hoy actualmente. Partiendo de un correo electrónico que recibió el propio Buenafuente de un espectador apenas tres meses de cancelar su programa, la película entrevista a conocidos cómicos del panorama español para tratar de exponer las claves de aquello que hace reír y, sobre todo, de comprender por qué hacer reír se termina convirtiendo en algo adictivo.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: