La panda de pringaos regresa en ‘Guardianes de la galaxia, vol. 2’


Tras varias semanas de numerosos estrenos de diferente interés, sobre todo para el gran público, abril termina por todo lo alto, al menos en lo que a variedad se refiere. Blockbusters, películas de autor, viejas glorias e historias de todo el mundo se dan cita en la cartelera este viernes, día 28. O mejor dicho, más que historias de todo el mundo, lo que llega a España son historias de toda la galaxia.

Y es que se estrena Guardianes de la galaxia, vol. 2, continuación del éxito de Marvel de 2014 que repite prácticamente en todos sus aspectos la fórmula que tan buenas sensaciones dejó la primera entrega. La trama continúa las aventuras de este grupo mientras intentan mantener unida esta familia recién descubierta, tratan de averiguar los orígenes de uno de ellos e incorporan a su lucha a viejos enemigos convertidos ahora en necesarios aliados. Acción, aventura, humor y mucha diversión son los ingredientes de este film aderezado con una banda sonora de lo más ochentera y en el que repiten los responsables originales. Así, James Gunn (Super) se pone tras las cámaras para dirigir a Chris Pratt (Passengers), Zoe Saldana (Vivir de noche), Dave Bautista (Spectre), Bradley Cooper (Juego de armas), Vin Diesel (Fast & Furious 8), Michael Rooker (serie The walking dead), Karen Gillan (La gran apuesta) y Glenn Close (Decadencia), a los que se suman Kurt Russell (Los odiosos ocho), Tommy Flanagan (Running wild), Elizabeth Debicki (Operación U.N.C.L.E.) y Sylvester Stallone (Creed: La leyenda de Rocky).

Entre los nuevos títulos de este fin de semana destaca también La excepción a la regla, comedia dramática con una notable carga romántica escrita y dirigida por Warren Beatty (Enredos de sociedad), quien también se reserva un papel relevante en esta trama que arranca cuando una joven actriz llega a Los Ángeles para trabajar a las órdenes de Howard Hughes. Poco a poco inicia una relación con el chofer del famoso multimillonario, productor y director; relación que desembocará en una historia de amor que desafiará la regla del magnate de que sus empleados no intimen con sus actrices. El extenso reparto de este film de 2016 está compuesto por nombres tan conocidos como los de Alden Ehrenreich (¡Ave, César!), Lily Collins (Un invierno en la playa), Haley Bennett (La chica del tren), Candice Bergen (Guerra de novias), Martin Sheen (Trash, ladrones de esperanza), Taissa Farmiga (serie American Horror Story: Roanoke), Alec Baldwin (La verdad duele), Matthew Broderick (Manchester frente al mar), Ed Harris (Retales de una vida), Annette Bening (Casi perfecta) y Oliver Platt (The ticket), entre muchos otros.

Muy diferente es Una historia de venganza, thriller dramático protagonizado por Arnold Schwarzenegger (Terminator: Génesis) que se inspira en la historia verídica del accidente aéreo de Überlingen, en Alemania, donde dos aviones chocaron y dejaron decenas de muertos en 2002. Un hombre, cuya mujer e hija fallecieron en el suceso, inicia entonces una búsqueda para vengarse del hombre responsable de la tragedia. Elliott Lester (Blitz) dirige la propuesta, cuyo reparto se completa con Maggie Grace (V3nganza), Scott McNairy (Expertos en crisis), Kevin Zegers (Colonia V), Hannah Ware (Shame) y Glenn Morshower (Lugares ocultos).

Fuera de las fronteras de Hollywood destaca Lady Macbeth, film británico que adapta la novela de Nikolai Leskov en la que una mujer vive amargada y angustiada por un matrimonio con un hombre que le dobla la edad y una despiadada familia. Ambientada en la Inglaterra rural de 1865, la mujer comenzará un romance con un joven que trabaja en la hacienda de su marido, lo que despertará en ella una poderosa fuerza que la llevará a conseguir todo lo que quiere. Dirigida por William Oldroyd (In mid wickedness), la cinta está protagonizada por Cosmo Jarvis (Doble identidad: Jaque al MI-5), Florence Pugh (The falling), Paul Hilton (London road) y Naomi Ackie (serie The five), entre otros.

El principal estreno español es Plan de fuga, thriller escrito y dirigido por Iñaki Dorronsoro (La distancia) que gira en torno al duelo entre un ladrón de bancos y un policía. El primero se alía con una banda para robar la inexpugnable caja fuerte del banco Suizo, cuya entrada es difícil y la fuga, en teoría, imposible. El segundo inicia una investigación para tratar de desbaratar todo el plan. Luis Tosar (Toro), Javier Gutiérrez (Assassin’s Creed), Alain Hernández (Palmeras en la nieve) y Alba Galocha (El hombre de las mil caras) encabezan el reparto.

También española es La mano invisible, drama de 2016 que reflexiona sobre el mundo laboral actual mediante una historia que se centra en 11 trabajadores que son invitados a desarrollar su labor en una nave industrial y ante la mirada de cientos de personas, sin saber muy bien el motivo por el que están allí o el objetivo de lo que ocurre. David Macián debuta en el largometraje con este film que protagonizan Marta Larralde (Novatos), Marina Salas (Por un puñado de besos), Josean Bengoetxea (Que Dios nos perdone), José Luis Torrijo (Los amantes pasajeros) y Eduardo Ferrés (La final).

Con algo más de retraso llega Todo mujer, producción española de 2015 escrita y dirigida por Rafael Gordon (Bellos suicidios) que, en clave dramática, cuenta la historia de una mujer que vive como una ermitaña en un palacete segoviano que se cae a pedazos, en el que además habita un intruso enamorado. Su única forma de supervivencia es una gallina que pone un huevo con el que no se muere de hambre. La vida de la mujer cambia por completo cuando conoce a un mendigo en peores circunstancias que ella y decide acogerlo. En el reparto destacan los nombres de Isabel Ordaz (Una hora más en Canarias), Julia Quintana (Mussolini va a morir), Miguel Torres García, Arantxa de Juan (Terca vida) y Alfonso Arranz Lago.

Entre el resto de estrenos europeos destacan dos cintas italianas. Un italiano en Noruega narra en clave de comedia las peripecias de un funcionario del sur de Italia cuya vida se desmorona cuando se produce una reducción de plantilla y sufre un traslado forzoso a Noruega, donde deberá de encargarse de una estación científica en el Polo Norte y adaptarse a las costumbres de este país. Dirigida por Gennaro Nunziante (Sole a catinelle), la cinta está protagonizada por Checco Zalone (Che bella giornata), Eleanora Giovanardi (Amo la tempestad), Sonia Bergamasco (La straniera), Mauricio Micheli (Valzer) y Lino Banfi (Focaccia Blues).

A medio camino entre el drama y la comedia se encuentra Maravilloso Boccaccio, adaptación de varios relatos del ‘Decamerón’ que toman como punto de partida el mismo que el clásico escrito por Boccaccio. En 1348 un grupo de jóvenes huye de la peste que asola los núcleos urbanos de la Toscana, refugiándose en una mansión en la que, para pasar los días, cada uno de ellos debe contar una historia cuya duración o género no importan. Tan solo deben tener una cosa en común: deben hablar de amor. Paolo y Vittorio Taviani (César debe morir) dirigen esta versión protagonizada por Kasia Smutniak (Limbo), Jasmine Trinca (Miel), Kim Rossi Stuart (Anni felici), Riccardo Scamarcio (Pasolini) y Lello Arena (Facciamo paradiso), entre otros.

Lejos de Europa encontramos La chica dormida, producción australiana de 2015 que adapta a la gran pantalla esta obra de teatro cuya trama se centra en una joven que está a punto de cumplir 15 años y convertirse en una mujer. Para celebrarlo, su madre organiza una fiesta a la que invita a familiares y amigos de la joven, que comenzará a sentirse presionada. Tras la celebración, la chica entrará en un mundo incomprensible algo violento y erótico. Ópera prima de Rosemary Myers, la película está interpretada por Bethany Whitmore (Mental), Harrison Feldman (serie Upper Middle Bogan), Tilda Cobham-Hervey (52 martes), Matthew Whittet (Australia), Danielle Catanzariti (Closed for winter) y Eamon Farren (Chained).

Desde India llega la conclusión de la superproducción de acción y aventura Baahubali 2: The conclusion, que dirige, al igual que la primera entrega, S.S. Rajamouli (Eega). La trama se centra en el hijo de Baahubali, quien descubre la verdad sobre su pasado y emprende un viaje para encontrar las respuestas a las preguntas que le han atormentado, descubriendo que la historia del reino está muy ligada a su propia vida. Prabhas (Rebel), Tamannaah Bhatia (Bengal tiger), Anushka Shetty (Lingaa) y Rana Daggubati (Baby) encabezan el reparto.

Terminamos el repaso con Dancing Beethoven, documental escrito y dirigido por Arantxa Aguirre (El esfuerzo y el ánimo) cuya temática se centra en la preparación de la Novena Sinfonía de Beethoven por parte del Béjart Ballet Lausanne y el Ballet de Tokio. Ambas compañías representan esta pieza en Tokio acompañadas por la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por Zubin Mehta.

Anuncios

La cartelera española se llena de nombres propios después de Reyes


Estrenos 8enero2016Con el nuevo año 2016 llega, como suele ser habitual en estas fechas, la época de los estrenos más interesantes del año, aquellos que luchan y lucharán por los principales premios cinematográficos en todo el mundo. Uno de ellos ya llegó el pasado 1 de enero, y este viernes, día 8, no se queda atrás. Claro que no son las únicas novedades. La ciencia ficción, el terror, el drama y una amplia variedad de géneros se dan cita en la cartelera española.

Aunque desde luego el título más interesante es Joy. Y lo es sobre todo por los nombres que sustentan el proyecto, cuya relevancia en los últimos años ha sido notable. Tras las cámaras está David O. Russell, y delante de ella encontramos actores como Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert De Niro, que ya coincidieron con el director en El lado bueno de las cosas (2012). En esta ocasión la trama se centra en una joven que logra abrirse camino en el mundo de los negocios, aunque para ello tenga que luchar contra su propia familia y contra una tormenta de emociones que pondrá a prueba la confianza que deposita en aquellos a los que considera amigos. En el reparto de esta comedia también encontramos a Édgar Ramírez (Líbranos del mal), Virginia Madsen (Walter) e Isabella Rossellini (Pollo con ciruelas).

Muy diferente es el thriller biográfico que propone Legend, adaptación de la novela de John Pearson que narra el ascenso y la caída de los hermanos gemelos Kray, los gánsteres más famosos de Londres en los años 60. El director Brian Helgeland (Payback) es el responsable de poner en imágenes esta historia protagonizada por Tom Hardy (Locke) en un doble papel, Emily Browning (Pompeya), Taron Egerton (Kingsman: Servicio secreto), Christopher Eccleston (serie The Leftovers), David Thewlis (Macbeth) y Chazz Palminteri (Último recurso).

Completa el trío principal de novedades otro nombre propio. Maggie es el título del nuevo intento de Arnold Schwarzenegger (Terminator: Génesis) de recuperar su hueco en el cine y, en particular, en el género fantástico. La historia se ambienta en el mundo de los zombis, y más concretamente en algo poco habitual en este tipo de films: el proceso de transformación. Todo comienza cuando un padre debe hacer frente a la enfermedad que ha contraído su hija, un virus que la transformará en un ser peligroso y que obliga al hombre a mantenerla en cuarentena y recluida en casa. Ópera prima de Henry Hobson, la cinta cuenta en su reparto con Abigail Breslin (Agosto), Joely Richardson (Más allá del amor), Jodie Moore (Heaven’s rain) y Rachel Whitman Groves (Dunaway hearts).

Más terrorífica es Exorcismo en el Vaticano, producción que vuelve a incidir en Dios y el Diablo, en las posesiones y en la lucha del bien y el mal. Aunque en esta ocasión la trama trata de ir más allá y se centra en una joven cuya vida cambia cuando empieza a ver que su mera presencia provoca dolor y muerte a los que la rodean. Cuando el Vaticano se fija en ella, decide iniciar un exorcismo pensando que está poseída por un demonio. Pero el secreto que descubrirán será mucho más peligroso, iniciando un proceso para salvar al mundo. Dirigida por Mark Neveldine (Gamer), la película está protagonizada por Dougray Scott (V3nganza), Michael Peña (Ant-Man), Peter Andersson (Flugparken), Djimon Hounsou (El séptimo hijo) y Kathleen Robertson (serie Boss).

Sin duda la novedad más internacional es Eisenstein en Guanajuato, comedia biográfica con tintes románticos que escribe y dirige Peter Greenaway (La ronda de noche), y que cuenta con capital holandés, finlandés, belga, francés y mexicano. Su trama arranca unos años después del rodaje de El acorazado Potemkin (1925). Rechazado por Hollywood, el director ruso recala en México para rodar su nuevo film, donde se dejará llevar además por el encanto del país y de su joven y atractivo guía, quien le llevará a dar libertad a sus deseos más reprimidos. Elmer Bäck (Där vi en gång gått), Luis Alberti (Carmin tropical), Maya Zapata (Bolero de noche), Lisa Owen (Los insólitos peces gato) y Stelio Savante (Jimmy) son los principales actores.

Puramente francesa es la comedia No es mi tipo, producida en 2014 y que adapta la novela de Philippe Vilain en la que un joven profesor de Filosofía en París es destinado a Arras durante un año. En ese tiempo inicia una relación con una peluquera con la que le unen más diferencias que similitudes. Escrita y dirigida por Lucas Belvaux (Rapt), la cinta cuenta en su reparto con Émilie Dequenne (Perder la razón), Loïc Corbery (Les amateurs), Sandra Nkake (Casablanca driver), Charlotte Talpaert y Anne Coesens (Como un león).

También de 2014 es la holandesa Secretos de guerra, drama familiar de corte histórico que se centra en la relación de dos amigos que viven a salvo de los acontecimientos de la II Guerra Mundial, conflicto que ven como el contexto ideal para sus aventuras. La llegada de una joven a una granja cercana separará a ambos chicos, lo que lleva a uno de ellos a revelar una pequeña infracción de la familia de la chica. Lo que no sabe es que con sus celos desvela una conspiración mucho mayor. Basada en la novela de Jacques Vriens, la cinta está dirigida por Dennis Bots (Zoop in Afrika) y está protagonizada por Maas Bronkhuyzen (Jacobo lobo), Joes Brauers, Nils Verkooijen (Spijt!), Pippa Allen (Patatje Oorlog) y Loek Peters (Roffa).

‘Terminator: Génesis’: el presente de un pasado alterado por el futuro


Arnold Schwarzenegger vuelve a ser el T-800 en 'Terminator: Génesis'.A primera vista la saga ‘Terminator’ puede ser entendida como un mero entretenimiento de viajes en el tiempo, robots de última tecnología y la ya tradicional guerra entre la Humanidad y las máquinas. Pero esta historia creada por James Cameron (Mentiras arriesgadas) va mucho más allá: es una reflexión sobre el destino, sobre la fútil lucha del hombre contra algo que ocurrirá irremediablemente. Por eso esta entrega/reinicio/remake dirigida por Alan Taylor (Mi Napoleón) deja con un sabor de boca tan agridulce, pues combina lo mejor y más tradicional de la saga pero trata de dar un final que no solo no concuerda, sino que además rompe por completo con todo lo visto a lo largo de las dos horas de metraje.

La verdad es que toda película con viajes en el tiempo es un ejercicio de funambulismo muy peligroso. Exige por parte de director y guionista un control de todo lo que ocurre y de todo lo que se dice para que concuerde no solo con el presente, sino con el futuro que todavía está por llegar y con el pasado que todo el mundo conoce. Dicho de otro modo, ofrecer un final que no mantenga intacto el pasado, el presente y el futuro rompe por completo con el desarrollo dramático de la historia. Por ello no tiene mucho sentido la secuencia final de Terminator: Génesis, y por eso no parece muy coherente el giro que da el film hacia su tercio final.

Y es que la película va de más a menos. Con un comienzo espectacular y brillante, la cinta se anuncia como una especie de homenaje a los dos primeros títulos de la serie, ambos clásicos indiscutibles. La presencia de los robots de ambas cintas, algunos guiños a momentos inolvidables y ciertos diálogos cargados de ironía parecen convertir a esta nueva entrega en una referencia constante a lo mejor de este universo. Pero es cuando debe tomar las riendas de su propia historia cuando la cosa empieza a torcerse. Su objetivo de rizar el rizo lleva a sus responsables a crear una trama que no aguanta ni siquiera una mínima reflexión, no digamos ya una “sesuda” discusión sobre la viabilidad de lo visto en pantalla. A esto tampoco ayuda demasiado el reparto, no tanto porque no sean los actores idóneos sino porque sus personajes tienen un punto autoparódico que no termina de encajar bien en el mito de Sarah Connor y Kyle Reese.

Todo ello por no hablar de algunas preguntas sin respuesta que plantea la película. Es cierto que Terminator: Génesis aborda una línea temporal diferente, y como tal tiene libertad para desarrollar la trama a su antojo. Y hasta cierto punto, sale victoriosa del intento. Pero el problema es que está planteada como una historia tradicional y estándar, en la que el final feliz es de obligado cumplimiento y en la que los héroes logran el objetivo completo, esto es, acabar con la amenaza en el pasado, en el presente y en el futuro. Y eso, más que le pese a alguno, no es Terminator.

Nota: 5,5/10

‘Terminator’ se reinicia para acabar con ‘Magic Mike XXL’


Estrenos 10julio201510Fin de semana de emociones fuertes. Hacía bastante tiempo que no se citaban en un mismo viernes dos films llamados a llenar las salas. Este fenómeno, unido al éxito de Los minionsJurassic World provoca que estemos ante una lucha por la taquilla muy interesante. Pero hoy viernes, 10 de julio, no solo llegan blockbusters a la cartelera. Varias novedades, incluyendo alguna española, conforman una oferta que va desde la comedia al drama, pasando por el thriller o el biopic musical.

Y como no puede ser de otro modo, comenzamos el repaso con Terminator: Génesis, nueva entrega de la saga de ciencia ficción apocalíptica que, en esta ocasión, está planteada más como un reinicio de la historia de Sarah Connor y el Terminator enviado para matarla. Todo comienza como los seguidores de la serie ya conocen. El líder de la resistencia contra las máquinas, John Connor, envía a Kyle Reese a 1984 para que proteja a su madre del Terminator enviado para matarla. Sin embargo, algo sale mal y se produce una fractura temporal que crea nuevos acontecimientos. El soldado se encontrará entonces con un pasado que no se parece en nada al que conocía, por lo que deberá no solo enfrentarse a nuevos enemigos, sino que buscará el modo de volver a escribir el pasado. Dirigida por Alan Taylor (Thro: El mundo oscuro), la película es un vehículo para que Arnold Schwarzenegger (Sabotage) regrese a uno de sus personajes más importantes. El reparto se completa con Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Jason Clarke (El amanecer del Planeta de los Simios), Jai Courtney (El maestro del agua), J. K. Simmons (Whiplash), Matt Smith (Lost river), Byung-hun Lee (Red 2) y Sandrine Holt (serie Rehenes).

Aunque sin duda la cinta más importante para muchas (y muchos) será Magic Mike XXL, secuela del film de 2012 que, como se desprende del título, promete algo más grande, más largo y más sofocante de lo que ofreció la primera entrega. ¿Y en qué se traduce esto? Bueno, pues en unos espectáculos de strippers masculinos más subidos de tono. La cinta sitúa a los protagonistas tres años después, ya retirados cuando estaban en la cresta de la ola. Su intención es abandonar ese mundo definitivamente, pero quieren hacerlo a su manera, es decir, ofreciendo un espectáculo como nunca antes se ha visto. Gregory Jacobs (Escalofríos) se pone tras las cámaras para dirigir a Channing Tatum (Foxcatcher), Matt Bomer (serie Ladrón de guante blanco) y Joe Manganiello (serie True Blood) en los principales personajes, a los que se suman intérpretes femeninas como Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre: Sinsajo I), Amber Heard (3 días para matar), Jada Pinkett Smith (serie Gotham) y Andie MacDowell (Prácticamente muerto).

Para aficionados a la música nos llega uno de los estrenos más interesantes, Love & Mercy, el biopic de Brian Wilson, fundador de los Beach Boys. La cinta aborda su vida en dos etapas muy concretas. La primera durante su época de máximo esplendor y de sus primeros problemas nerviosos que le impidieron manejar el éxito que llegó a tener su grupo. La segunda, unos 20 años después, se centra en el hombre arruinado y confundido que está bajo vigilancia de un psicólogo durante 24 horas. Drama musical que recupera la figura de uno de los compositores que marcaron una época y que está dirigido por Bill Pohlad (Old explorers). En el reparto, plagado de nombres conocidos, encontramos entre otros a Paul Dano (Prisioneros), John Cusack (Fuga al límite), Elizabeth Banks, que esta semana repite estreno, Paul Giamatti (San Andrés), Jake Abel (La huésped) y Joanna Going (El árbol de la vida).

El drama romántico está representado por Elsa & Fred, cinta del 2014 dirigida por Michael Radford (El mercader de Venecia) que gira en torno a la relación de dos personas en el ocaso de sus vidas. Él se ha quedado viudo recientemente, por lo que su hija decide trasladarle a un pequeño apartamento en contra de su voluntad. Ella sigue soñando con encontrar a su galán de cine. Su encuentro les llevará a descubrir que nunca es tarde para hacer planes. Shirley MacLaine (La vida secreta de Walter Mitty), Christopher Plummer (The tempest), Marcia Gay Harden (Parkland), Scott Bakula (serie Mujeres desesperadas), Chris Noth (serie Sexo en Nueva York) y James Brolin (Burlesque) encabezan el reparto.

La representante española es Investigación policial, thriller en clave cómica del 2013 que escribe, dirige y protagoniza Daniel Aguirre, quien de este modo debuta en el largometraje. La cinta gira en torno a dos investigadores enfrascados en un caso que no parece avanzar hacia ninguna parte. Las numerosas horas que pasan juntos intentado resolverlo les permitirá compartir sus frustraciones sobre sus respectivas vidas personales. Pero todo cambiará cuando se topen sin previo aviso con una aventura que podría dar por terminada la investigación. El reparto se completa con Sergio Cortina, Antonio Resines (Ni pies ni cabeza), Belén López-Valcárcel e Ingrid García Jonsson (Hermosa juventud).

Y solo en algunos cines se repone con motivo de su 50 aniversario El mundo sigue, cinta de 1965 escrita y dirigida por Fernando Fernán Gómez (La lengua de las mariposas), quien también se reserva uno de los roles principales, y basada en la novela de Juan Antonio de Zunzunegui. Ambientada en la España de los años 60, la película se centra en las relaciones de una familia en la que la madre es una abnegada mujer que soporta cómo su marido, guardia municipal, tiende a maltratarla. Su único hijo, beato convertido en sacerdote, dedica su vida a tratar de expiar los pecados de su familia, mientras que sus dos hijas, cada una obsesionada a su manera por la riqueza, se odian mutuamente. Junto a Fernán Gómez aparecen en pantalla Agustín González (El abuelo), Francisco Pierrá (Amaya), Gemma Cuervo (Señora doctor), Lina Canalejas (El extraño viaje) y Milagros Leal (La vil seducción).

Desde Italia nos llega la comedia romántica ¿Te acuerdas de mí?, cinta producida en 2014 y dirigida por Rolando Ravello (Tutti contro tutti) en la que un cleptómano y una narcoléptica que sufre amnesia cada vez que se desmaya inician una relación sentimental cuando se conocen en la consulta de su psiquiatra. Él está profundamente enamorado, pero ella, que lleva un diario para poder recordar todo, tiene apuntado que es una persona a evitar. El plantel de actores está encabezado por Ambra Angiolini (Maldamore), Edoardo Leo (Viva l’Italia), Paolo Calabresi (Tutta colpa di Freud), Susy Laude (Henry) y Pia Engleberth (El capital humano).

Con algo de retraso se estrena Paraíso, comedia mexicana del 2013 que se centra en los esfuerzos de una mujer por adaptarse a su nueva vida en México D.F. Todo cambiará cuando se entere de un curso de cocina gallega organizado por un grupo de españolas de su vecindario. Dirigida por Mariana Chenillo (Cinco días sin Nora), la película está protagonizada por Andrés Almeida (La otra familia), Daniela Rincón, Luis Gerardo Méndez (Morelos) y Camila Selser (Amor de mis amores), entre otros.

Otra de las novedades de la semana es Retratos de familia, debut en el largometraje de Anthony Chen. Producida en Singapur en 2013 e inspirada en la infancia del director, la trama comienza cuando una mujer filipina entra a trabajar para una familia en la que las relaciones entre el padre, la madre y el hijo son muy tensas. La presencia de la mujer, que rápidamente establece un fuerte vínculo con el chico, no hace sino tensar aún más las situaciones y despertar los celos de la madre. En el reparto destacan los nombres de Yeo Yann Yann (Muallaf), Chen Tian Wen (El laberinto del asesino), Angeli Bayani (Graceland) y Jialer Koh.

El único documental estrenado hoy es La mirada del silencio, producción de 2014 que cuenta con capital procedente de Finlandia, Dinamarca, Indonesia, Noruega y Reino Unido. Dirigida por Joshua Oppenheimer, autor de la polémica The act of killing (2012), la película viene a ser una mirada desde el lado de las víctimas a los mismos acontecimientos narrados en aquel film, llegando a enfrentar a una familia superviviente del genocidio indonesio con los asesinos de muchos de sus familiares.

mirada del silencio

‘Los mercenarios 3’: cualquier tiempo pasado fue mejor


Stallone y su equipo vuelven en 'Los mercenarios 3'.Hay que reconocerle a Sylvester Stallone una capacidad asombrosa para resucitar viejas glorias. Su trilogía de cine de acción clásico, en la que tienen cabida todos los nombres propios del género que han sido algo en algún momento, podrá ser mejor, regular o peor, pero ha dejado claro que todavía hay espectadores capaces de pagar una entrada por ver algo de realismo en la pantalla. Y si a esto añadimos que a cada nueva entrega se suman más y más nombres, pues el espectáculo está servido. En un intento de rizar el rizo el protagonista de Acorralado (1982) ha querido contar para esta nueva ocasión con sangre nueva, lo cual pervierte un poco el sentido natural de este tipo de películas.

Y lo hace no tanto por la presencia de una nueva generación de mercenarios, sino porque su presencia, que en teoría sirve para demostrar que cualquier tiempo pasado fue mejor, resta dinamismo al escaso desarrollo dramático que tiene Los mercenarios 3. Si bien es cierto que la secuencia que protagonizan, planificada al milímetro y con un estilo bastante más sutil que el que abre la película, es impecable, no es menos cierto que rompe con el ritmo que hasta ese momento tenía la trama, generando la sensación de querer cambiar y no poder conseguirlo. Si a esto añadimos la necesidad de hacer la película más accesible a un público más joven, el resultado es una cinta de acción con mucho espectáculo pero con menos músculo que sus predecesoras, o lo que es lo mismo, menos alma mercenaria.

De las nuevas incorporaciones destaca sobremanera la de Antonio Banderas (Two much), quien lejos de sentirse intimidado ante tanto mito del cine de acción termina por convertirse en el mejor personaje de la película gracias a un enfoque humorístico de su rol, quien por cierto es a su vez una especie de caricatura de algunos de sus papeles, sobre todo los de El Zorro. Su aportación eleva además el grado interpretativo de sus compañeros, lo cual es de agradecer, sobre todo porque ejerce de contrapeso ante la acumulación de testosterona que suponen otros debutantes de la saga y ante la cantidad de explosiones, tiroteos y peleas cuerpo a cuerpo que se dan a lo largo del metraje, y que de nuevo crean el verdadero interés de una historia que, aunque con algo más de carga dramática que las anteriores, no deja de ser una excusa para liarse a tortas con el primer sospechoso que se cruce en su camino.

La sensación que deja Los mercenarios 3 es agridulce. Evidentemente, nadie se espera de esto una obra cumbre del género. Simplemente se busca entretenimiento y evasión, algo que logra con creces. El problema reside en su enfoque menos adulto de los personajes y de la temática. Las secuencias de acción parecen algo más espectaculares y menos violentas, y la incorporación de los jóvenes conecta con las generaciones digitales, pero rompe con la tendencia salvaje de este grupo de tipos rudos que prefieren tirar una puerta abajo a entrar por el conducto de ventilación. La mejor prueba de esto es que el combate final se limita a un pequeño intercambio de golpes. Lo dicho: cualquier tiempo pasado fue mejor.

Nota: 6/10

‘Los mercenarios 3’ quieren escapar de los ‘Guardianes de la galaxia’


Estrenos 14agosto2014Dos pesos pesados llegan hoy a la cartelera. Si la semana pasada daba la sensación de que ninguna película quería competir con Transformers: La era de la extinción, la situación de este jueves 14 de agosto es bien distinta. Dos géneros distintos, es cierto, pero indudablemente enfocados a un público objetivo similar, y sin duda con la intención de convertir este fin de semana de tres días en un festival de colas en las taquillas, palomitas y diversión. Y para ello cuentan con sendos repartos que dejan sin aliento. Aunque por fortuna, no son las únicas novedades que aterrizan en la cartelera española.

Eso sí, son las más importantes, por lo que iniciamos el repaso con ellas. Y dado que se ha convertido en uno de los mejores estrenos del año, toca hablar primero de Guardianes de la galaxia, nueva producción de Marvel que adapta en esta ocasión una serie de cómics algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados la Casa de las Ideas. La trama sigue a un aventurero que es capturado por un cazarrecompensas tras robar una misteriosa esfera. Una vez encerrado se unirá a cuatro inadaptados para huir de la prisión y de un misterioso villano que planea matarle y quedarse con la esfera. Sin embargo, todo cambia cuando descubre el verdadero poder del objeto, debiendo decidir entre su propio interés y la responsabilidad de tener el futuro del universo en sus manos. Dirigida por James Gunn (Super), quien también participa en el guión y será el director de la ya anunciada secuela, esta aventura espacial cargada de acción, humor y efectos especiales cuenta con un puñado de actores muy conocidos, entre los que destacan Chris Pratt (Her), Zoe Saldana (Avatar), Dave Bautista (El hombre de los puños de hierro), Vin Diesel (Riddick) y Bradley Cooper (La gran estafa americana), estos últimos prestando sus voces a los protagonistas generados por ordenador; Lee Pace (El hobbit: La desolación de Smaug), Benicio del Toro (Salvajes), John C. Reilly (Un dios salvaje), Djimon Hounsou (Diamante de sangre), Glenn Close (serie Daños y perjuicios), Michael Rooker (serie The walking dead) y Karen Gillan (Oculus).

Igual de impresionante, o incluso más, es el reparto de Los mercenarios 3, película que cierra la trilogía homenaje al cine de acción de los años 80 y 90 del siglo XX ideada por Sylvester Stallone (La gran revancha), quien por cierto vuelve a estar al frente de este equipo que en esta ocasión deberá hacer frente a una amenaza muy personal cuando un viejo conocido que fundó los Mercenarios reaparezca en escena. En realidad esto no sería un problema si no fuera porque años atrás dejó el grupo para dedicarse al tráfico de armas, siendo supuestamente asesinado por aquellos a los que consideraba su familia. Ahora, y temiendo que la vieja generación no sea suficiente, estas máquinas de matar deberán recurrir a sangre nueva capaz de abordar las situaciones desde otro punto de vista. Patrick Hughes (Red Hill) se pone tras las cámaras para llenar los planos de explosiones, disparos y peleas cuerpo a cuerpo protagonizadas por Jason Statham (Redención), Dolph Lundgren (Soldado universal), Jet Li (Romeo debe morir), Randy Couture (Cinturón rojo), Terry Crews (Gamer), Wesley Snipes (Blade), Mel Gibson (Vacaciones en el infierno), Antonio Banderas (La leyenda del Zorro), Kellan Lutz (Hércules: El origen de la leyenda), Ronda Rousey, Kelsey Grammer (serie Boss), Arnold Schwarzenegger (Sabotage) y Harrison Ford (Indiana Jones y el templo maldito).

Cuatro años después de su estreno en Estados Unidos, y sin duda motivado por la muerte de su director y protagonista, nos llega Una cita para el verano, único film en el que Philip Seymour Hoffman (La duda) se puso tras las cámaras. Adaptación de la obra de Robert Glaudini, la trama sigue la relación que inicia un introvertido conductor de limusinas con una mujer igualmente introvertida a raíz de que unos amigos comunes hagan las veces de celestinas. Sin embargo, mientras su relación se afianza y crece con el paso de los meses, el matrimonio que les presentó se pierde cada vez más en los problemas y las dificultades del día a día. Un interesante drama que, además de Hoffman, tiene en su reparto a John Ortiz (El lado bueno de las cosas), Richard Petrocelli (The tavern), Thomas McCarthy (El año del perro), Amy Ryan (El intercambio) y Daphne Rubin-Vega (Juegos salvajes).

Si dirigimos la mirada hacia Europa, una de las novedades es la francesa The last diamond, un thriller dramático procedente de Francia que narra el último trabajo de un atracador en libertad vigilada, que como no podía ser de otro modo es el robo de un valioso diamante durante una subasta. Para poder llevarlo a cabo deberá acercarse a una experta en diamantes que tiene un interés profesional y familiar en que todo salga según lo previsto. Eric Barbier (La hora del silencio) dirige la propuesta a la vez que colabora en el guión, mientras que Bérénice Bejo (The artist), Yvan Attal (Hora punta 3), Jean-Frençois Stévenin (Mis días felices), Antoine Basler (El asalto), Jacques Spiesser (Un engaño de lujo) y Annie Cordy (Las malas hierbas) son los actores principales.

Desde Reino Unido llega Belle, producción del 2013 que se basa en la historia real de la hija ilegítima y mestiza de un almirante de la Royal Navy. Su estatus social le permite moverse por importantes círculos sociales, pero su color de piel supone una limitación insalvable en una sociedad como la inglesa en pleno siglo XVIII, cuando la esclavitud todavía era algo habitual. Su romance con un joven idealista que pretende cambiar las cosas les llevará a intentar abolir la esclavitud. Dirigida por Amma Asante, para la que es su segundo largometraje tras A way of life (2004), la película está protagonizada por Gugu Mbatha-Raw (serie Touch), a la que acompañan una serie de rostros conocidos como los de Sam Reid (Anonymous), Matthew Goode (Stoker), Tom Wilkinson (El llanero solitario), Emily Watson (Anna Karenina), Sarah Gadon (Enemy), Miranda Richardson (La reina Victoria), Tom Felton (saga Harry Potter) y Penelope Wilton (serie Downton Abbey).

El último de los estrenos europeos es la coproducción entre Alemania y Bélgica titulada Mi amigo Mr. Morgan. Escrita y dirigida en 2013 por Sandra Nettelbeck (Deliciosa Martha), la película adapta la novela de Françoise Dorner en la que un anciano norteamericano que vive en París conoce a una joven que le lleva a cambiar su forma de ver el mundo. Viudo y con tendencias suicidas, la amistad con la joven le llevará a descubrir el valor del romance y el significado de la familia. El reparto está encabezado por Michael Caine (Ahora me ves…), Clémence Poésy (127 horas), Justin Kirk (Vamps), Jane Alexander (Terminator salvation), Gillian Anderson (serie La caza) y Michelle Goddet (¿Qué es la vida?).

La siguiente novedad procede de Canadá. Estrenada en su país en 2013, Gabrielle es un intenso drama romántico con toques musicales escrito y dirigido por Louise Archambault (Familia) cuya trama se centra en una joven con el síndrome de Williams. Su alegría por vivir y su capacidad para la música la llevarán a iniciar una relación con un joven al que conoce en un centro de ocio. Juntos deberán hacer frente a las limitaciones sociales de aquellos que les rodean y a los problemas personales que cada uno tiene. Gabrielle Marion-Rivard y Alexandre Landry conforman la pareja protagonista, rodeados para la ocasión por Mélissa Désormeaux-Poulin (Omertà) y Vincent-Guillaume Otis (Babine), entre otros.

Terminamos este repaso con Khumba, cinta de animación producida entre Estados Unidos y Suráfrica en 2013 que sigue a una cebra sin rayas en la mitad de su cuerpo durante el viaje que realiza a un pozo del que se cree que estos animales consiguieron su preciado dibujo. Los personajes que conocerá durante el camino, así como la necesidad de enfrentarse a un peligroso leopardo que aterroriza al resto de animales, harán que su visión del mundo y de la manada cambie para siempre. Dirigida por Anthony Silverston, quien debuta de este modo en el largometraje, la película cuenta en su versión original con voces como las de Jake T. Austin (Noche de fin de año), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Loretta Devine (Dos familias y una boda), Laurence Fishburne (Matrix), Richard E. Grant (La dama de hierro), AnnaSophia Robb (La montaña embrujada) y Liam Neeson (Battleship).

‘Sabotage’: un bosque de testosterona que no deja ver los árboles


Arnold Schwarzenegger protagoniza 'Sabotage', de David Ayer.Como si de uno de sus personajes se tratara, Arnold Schwarzenegger está dispuesto a demostrar que todavía no ha sido derrotado y a recuperar el trono que ostentaba allá por los años 80 y 90 del pasado siglo con películas como Commando (1985), Depredador (1987) o El último gran héroe (1993). Pero ni la época es la misma ni el actor está en la misma forma. Es por eso que películas como la que dirige David Ayer (Dueños de la calle) con irregular fortuna se antoja más una especie de homenaje a un tipo de cine de acción muy tradicional, alejado de grandes efectos digitales y capaces de entretener hasta su último fotograma. Un homenaje a un actor que ha aprendido una valiosa lección: el tiempo obliga a buscar apoyos. Pero todo ello, nostalgia y dinamismo incluidos, no debe impedir al espectador notar las evidentes carencias de un producto inacabado.

La primera y más importante es que su trama, aunque solventa en líneas generales todas las incógnitas que plantea, tiene un desarrollo algo intermitente. Mientras que en su primera mitad la acción es prácticamente constante, desde el momento en que la investigación sobre la muerte de los miembros del equipo toma el control el film pierde músculo y ralentiza notablemente su dinamismo. Esto no sería algo negativo si no fuera por el hecho de que su forma de abordar la intriga deja una serie de vacíos narrativos que el espectador debe rellenar por su cuenta y riesgo, lo que generará no pocos quebraderos de cabeza. Y al mismo tiempo, esto tampoco sería un problema si los personajes no quedaran relegados a la mínima expresión hacia el final del metraje.

En efecto, los problemas del arco narrativo pueden tolerarse gracias a una puesta en escena dinámica que ofrece algunos hallazgos interesantes, como aquellos en los que dos líneas temporales distintas se presentan entrelazadas. La acción del film, unido a unos diálogos que despertarán la nostalgia de más de uno, puede ser motivo suficiente para dejarse llevar. Empero, los personajes frenan el desarrollo hasta el punto de convertirse en meros peleles al servicio del gran maestro Schwarzenegger, quien por cierto se reserva uno de esos finales para quitarse el sombrero (la expresión de su rostro al ver que ha recibido un disparo tras acabar con todo un bar de matones es impagable). Pero volviendo a los secundarios, son ellos los que generan más interés en los primeros compases de la historia, ofreciendo un crisol de personalidades que podrían haber dado mucho más de sí, sobre todo las de Sam Worthington (Avatar) y Joe Manganiello (Qué esperar cuando estás esperando). La única que se salva es Mireille Enos (Guerra Mundial Z), cuya evolución es una carrera hacia delante en una espiral de violencia y paranoia de lo más interesante.

Así las cosas, Sabotage es lo que cabría esperar de este tipo de cine. Acción, violencia, diálogos tópicos y chistes sin demasiada gracia. Las bazas con las que juega son conocidas, o deberían serlo, por el espectador antes incluso de comprar la entrada. Y en este sentido cumple, y de qué manera, con su función. Pero rascando un poco la superficie uno puede encontrarse con una trama que, aunque interesante, se pierde en un laberinto de mentiras e intereses. David Ayer, quien vuelve a demostrar una cierta personalidad formal, no es capaz de dar forma al thriller que se esconde bajo tantos tiros y tantos cadáveres. Da la sensación de que podría haber llegado a algo más si hubiera tenido un poco más de trasfondo, de que en este caso el bosque no deja ver los árboles. Pero bueno, al fin y al cabo es una cinta para pasar el rato y para rememorar esos años dorados del cine de acción. Y para eso es ideal.

Nota: 6/10

Schwarzenegger trata de recuperar su estatus con un ‘Sabotage’


Estrenos 11julio2014El verano cinematográfico de este 2014 está siendo, cuanto menos, de perfil bajo. Aquellos que sigan viernes tras viernes las novedades que llegan a la cartelera habrán notado que muchos de los estrenos en principio más relevantes carecen de grandes estrellas o de tramas propias de esta época. Hoy, 11 de julio, los estrenos mantienen esa tendencia, pues salvo un thriller de acción a la antigua usanza, el resto de films se enmarcan en general en comedias amables y dramas sociales y románticos. Todo a la espera de que empiecen a llegar los grandes títulos, algo que ocurrirá la semana próxima. Por ahora, aquí va un resumen de estas nuevas películas.

Quizá un síntoma del fenómeno mencionado es el hecho de que uno de los films más relevantes es Sabotage, propuesta de acción e intriga que recupera la época dorada del género, tanto por su estrella como por la temática y el estilo visual utilizado. La historia gira en torno a las relaciones creadas en un grupo especial de la DEA encargado de las misiones más peligrosas y brutales. En una de esas misiones se hacen con una importante suma de dinero que logran esconder. Cuando algún tiempo después los agentes empiecen a morir uno a uno el equipo deberá investigar quién está detrás de todo sin poder confiar en nadie. Dirigida por David Ayer (Sin tregua), la película es un nuevo intento por parte de Arnold Schwarzenegger (Terminator) de recuperar un trono que perdió en los 90. Eso sí, para ello se rodea de un puñado de actores conocidos, entre los que destacan Sam Worthington (Avatar), Terrence Howard (Prisioneros), Olivia Williams (El sexto sentido), Joe Manganiello (serie True Blood), Max Martini (Pacific Rim), Mireille Enos (Guerra Mundial Z) y Josh Holloway (serie Intelligence).

Diametralmente opuesta es la temática de Más allá del amor, drama romántico adolescente basado en la novela de Scott Spencer que se encarga de dirigir Shana Feste (El mejor). Su trama aborda la relación entre una chica privilegiada y un joven carismático cuya pasión tendrá que luchar contra las opiniones de ambas familias, opuestas a dicho amor. Alex Pettyfer (Soy el número cuatro) y Gabriella Wilde (Carrie) son los principales protagonistas, a los que acompañan Robert Patrick (Terminator 2: El juicio final), Bruce Greenwood (El vuelo), Rhys Wakefield (The Purge: La noche de las bestias), Dayo Okeniyi (Runner Runner), Joely Richardson (Luces rojas) y Emma Rigby (El médico).

Igualmente distinta es otro de los estrenos que nos llegan de Estados Unidos. Producida en 2013, La batalla del año 3D es un musical dirigido por Benson Lee que se basa en un documental dirigido por el mismo director titulado Planet B-Boy (2007). Con la presencia de bailarines de hip-hop profesionales, la cinta narra los intentos de un antiguo y exitoso bailarín que, gracias a la fortuna que ha amasado, pretende devolver a Estados Unidos su lugar en las competiciones de baile. Para ello contrata a antiguos colaboradores, pero nuevos retos se le presentarán al tener que lidiar con los egos de las nuevas estrellas. Entre sus intérpretes encontramos a Josh Holloway, que también estrena Sabotage, Laz Alonso (Jugada perfecta), Josh Peck (Red Dawn), Caity Lotz (serie Arrow), el rapero Chris Brown (Ladrones) y el bailarín Jon ‘Do Knock’ Cruz.

Con más retraso nos llega Un plan perfecto, estrenada en 2012. Ópera prima escrita y dirigida por la actriz Jennifer Westfeldt (serie 24), quien se reserva un papel en el film, su argumento gira en torno a seis amigos cuya relación se ve marcada por la llegada de sus bebés. Mientras que los problemas crecen en los matrimonios a medida que van teniendo más niños, los dos únicos miembros de la pandilla que todavía permanecen solteros deciden tener un hijo mientras mantienen su independencia para salir con otras personas. La película, que se encuentra a medio camino entre la comedia coral y el drama, cuenta con Adam Scott (La vida secreta de Walter Mitty), Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga), Kristen Wiig (Casi perfecta), Megan Fox (Transformers), Chris O’Dowd (Calvary), Jon Hamm (serie Mad Men) y Edward Burns (Salvar al soldado Ryan).

Dejamos Estados Unidos para hablar del único estreno español de la semana, La cueva, historia de terror que comienza cuando un grupo de cinco amigos decide ir a pasar sus vacaciones en Formentera, donde durante varios días recorren los rincones más hermosos y desconocidos de la isla. Ataviados únicamente con sus mochilas, una de sus exploraciones les lleva a una cueva que deciden explorar. La situación se volverá insostenible cuando ninguno de ellos logre encontrar el camino de vuelta y tanto el agua como la comida empiecen a escasear. Alfredo Montero (Niñ@s) es el encargado de poner en imágenes un guión en el que también participa, mientras que Marta Castellote, Xoel Fernández (Mataharis), Eva García-Vacas (Holmes & Watson. Madrid days), Marcos Ortiz (La chispa de la vida) y Jorge Páez dan vida a los cinco amigos.

Otro título importante de la semana es El abuelo que saltó por la ventana y se largó, éxito sueco del 2013 que adapta la novela de Jonas Jonasson. El film sigue las peripecias de un abuelo que en el día de su 100 cumpleaños se escapa de su residencia. Rápidamente se ve envuelto en una trama criminal al robar una importante suma de dinero a un conocido capo. Aunque capturarle podría parecer sencillo, el anciano no es un hombre cualquiera. Su vida ha estado plagada de momentos imprescindibles en la Historia de la Humanidad, conociendo a personajes tan relevantes como Stalin, Hitler, Franco o Reagan. Dirigida por Felix Herngren (Varannan vecka), en el reparto de la película destacan Robert Gustafsson (Fyra nyanser av bruna), Iwar Wiklander (Las huellas imborrables), David Wiberg, Mia Skäringer (Mammas pojkar), Jens Hultén (Más allá de la frontera), Bianca Cruzeiro y Alan Ford (Snatch: Cerdos y diamantes).

Desde Reino Unido aterriza en España el drama romántico Ahora y siempre, film del 2012 con un interesante reparto que adapta la novela de Jenny Downham para contar cómo una joven diagnosticada con una enfermedad terminal se enfrenta al mundo a través de una lista de tareas que toda adolescente debería realizar. Y aunque poco a poco logra hacer su sueño realidad, la llegada de un nuevo vecino pondrá su mundo patas arriba. Tras las cámaras encontramos a Ol Parker (Rosas rojas), mientras que frente a ella se dejan ver nombres como los de Dakota Fanning (La guerra de los mundos), Jeremy Irvine (Grandes esperanzas), Olivia Williams, que repite estreno, Kaya Scodelario (Shank) y Paddy Considine (El ultimátum de Bourne).

También de 2012 es la co producción entre Alemania y Noruega titulada Dos vidas, una combinación de thriller y drama que dirigen a cuatro manos Georg Maas (NeuFundLand) y Judith Kaufmann, quien debuta de este modo en la dirección. Su trama se ambienta en Europa unos años después de la caída del Muro de Berlín. Una “hija de la guerra” (fruto del amor entre un soldado alemán y una mujer noruega), solicitada para declarar contra el estado noruego, se niega a colaborar en el juicio. Su reacción tendrá consecuencias inesperadas cuando toda su vida se vaya desmoronando poco a poco al descubrirse todos los secretos y mentiras sobre los que se construyó su infancia y la de sus hijos. Una situación que obligará a todos los miembros de la familia a posicionarse a su lado o contra ella. Juliane Köhler (El hundimiento), Liv Ullmann (Sonata de otoño), Sven Nordin (Ulykken), Ken Duken (Mi último día sin ti), Julia Bache-Wiig (En gansee snill mann) y Rainer Bock (Passion) son los actores principales.

Por último, hay que hablar de Borgman, thriller escrito y dirigido por Alex van Warmerdam (Los norteños) cuya historia se centra en un hombre que vive bajo tierra en un refugio que él mismo ha construido. Su vida, similar a la de otras personas, se ve alterada cuando un grupo de hombres armados, entre ellos un sacerdote, acudan al bosque en el que se esconde con la intención de matarle. El reparto está formado por Jan Bijvoet (Alabama Monroe), Hadewych Minis (Loft), Jeroen Perceval (Bullhead), Tom Dewispelaere (Frits en Freddy) y el propio Warmerdam.

Stallone y Schwarzenegger intentan escapar de la ira de ‘Carrie’


Estrenos 5diciembre2013Fin de semana de viejas glorias. Así se podría definir a tenor de los estrenos que llegan a la cartelera hoy jueves, 5 de diciembre. Al menos los norteamericanos. Remakes de viejas películas y estrellas del cine de acción de los años 80 y 90 se dan cita para intentar hacerse con la taquilla frente a numerosas propuestas españolas y europeas, contando para ello con la ventaja de un día más con motivo de la festividad de mañana viernes.

Comenzamos por Carrie, nueva adaptación al cine del clásico de terror escrito por Stephen King y que ya fue adaptado en 1976 por Brian De Palma (Mission: Impossible) con Sissy Spacek (Criadas y señoras) dando vida a esta joven maltratada por su madre y ridiculizada por sus compañeros de clase que un buen día descubre que posee la capacidad de mover objetos con la mente, poder que utilizará en el baile de graduación para vengarse de todos aquellos que se han burlado de ella en la propia fiesta. Promocionada como una versión más oscura y psicológica, la cinta está dirigida por Kimberly Peirce (Boys Don’t Cry) y posee su mayor atractivo en la pareja de intérpretes femeninas que dan vida a madre e hija: Julianne Moore (Don Jon) y Chloë Grace Moretz (Kick Ass 2. Con un par). El reparto se completa con Gabriella Wilde (Los tres mosqueteros), Portia Doubleday (Youth in Revolt), Judy Greer (Los descendientes) y Alex Russell (Chronicle), entre otros.

Y cómo son las cosas. Lo que no pudo lograrse cuando ambos actores estaban en el punto álgido de sus carreras se consigue en esta especie de segunda juventud que están teniendo. Me refiero a la idea de ver juntos en pantalla a Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger, que ya colaboraron en Los mercenarios 2 y que ahora vuelven con Plan de escape, thriller carcelario cuyo punto de partida no es excesivamente novedoso. Un hombre que se dedica a diseñar prisiones de las que es imposible escapar se presta a intentar escapar de “La Tumba”, una cárcel secreta que alberga a los criminales más peligrosos del mundo y que ha sido construida según sus indicaciones. Sin embargo, una vez dentro su situación cambia al presenciar algo que no debía, teniendo que sobrevivir entre los presos y tratando de burlar la seguridad que él mismo creó en una carrera contra el tiempo. Mikael Håfström (El rito) es el encargado de poner en imágenes la historia, y Jim Caviezel (serie Person of interest), Faran Tahir (Elysium), Amy Ryan (El intercambio), Sam Neill (Parque Jurásico), Vincent D’Onofrio (Los amos de Brooklyn), Vinnie Jones (Snatch: Cerdos y diamantes) y el rapero 50 Cent (Gun) son algunos de los actores que acompañan a las dos estrellas.

Como decíamos, son muchas y muy interesantes las propuestas europeas de este jueves. Una de ellas es la británica Le week-end, comedia romántica que sigue el viaje a Paris de una pareja, ciudad a la que vuelven después de que la visitaran durante su luna de miel. Su intención es reavivar su amor y rejuvenecer su relación. Durante su estancia se encontrarán con un viejo amigo que les abrirá los ojos a una forma de entender la vida, el matrimonio y las relaciones completamente nueva. Dirigida por Roger Michell (Notting Hill), la película cuenta con Jim Broadbent (La dama de hierro), Lindsay Duncan (Una cuestión de tiempo), Jeff Goldblum (La mosca) y Olly Alexander (Los viajes de Gulliver) como reparto principal.

También pertenece a la comedia la española 3 bodas de más, que como su propio título indica centra su atención en los enredos enmarcados en estos acontecimientos. Concretamente, en tres bodas a las que es invitada la protagonista en menos de un mes. El problema reside en que en las tres bodas se casan sus ex novios, y la única pareja que encuentra para ir es el nuevo becario que le han asignado en el trabajo. Estos tres enlaces le servirán no solo para rememorar un pasado que trata de olvidar, sino para afrontarlos y poder encontrar el mejor camino para enderezar su futuro. Con Inma Cuesta (La voz dormida) como principal protagonista, esta película dirigida por Javier Ruiz Caldera (Promoción fantasma) tiene también a Martín Rivas (serie El internado), Quim Gutiérrez (La gran familia española), Paco León (Dieta mediterránea), Rossy de Palma (Los abrazos rotos), al humorista Berto Romero y a María Botto (Mi vida en ruinas) entre los actores destacados.

Otro de los estrenos es La jaula de oro, co producida entre España y México y debut en el largometraje de ficción del español Diego Quemada-Díez. El argumento se centra en tres jóvenes de los barrios bajos de Guatemala que deciden viajar a Estados Unidos en busca de una vida mejor, trayecto durante el que se encontrarán con un indígena de la sierra de Chiapas que no habla español. Sin dinero y sin recursos, recurrirán a trenes de carga y vías de tren para llegar a su destino, aunque el viaje les deparará numerosas pruebas que les harán enfrentarse a una dura realidad. Un drama social que tiene como protagonistas a un grupo de actores noveles, entre los que destacan Brandon López, Rodolfo Domínguez, Karen Martínez, Carlos Chaplin y Héctor Tahuite.

Seguimos en Europa. Con participación italiana y francesa se presenta La gran belleza, comedia con toques dramáticos con Paolo Sorrentino (Un lugar donde quedarse) como director que, en clave de historia coral, muestra una sociedad en decadencia con el telón de fondo de la ciudad de Roma. Arribistas, nobles en decadencia, periodistas, actores, artistas, criminales de altos vuelos, … Todos crean una red social a la que asiste el protagonista, indolente y decepcionado, entre copas de gin tonic, El reparto está compuesto por, entre otros, Toni Servillo (No mires atrás), Carlo Verdone (Manuale d’amore 3. Las edades del amor), Sabrina Ferilli (Natale a New York), Carlo Buccirosso (Il divo), Iaia Forte (La bella gente) y Pamela Villoresi (Los banqueros de Dios).

Terminamos con dos nuevas propuestas de animación para la época navideña. Una de ellas es El extraordinario viaje de Lucius Dumb, cinta española que derrocha buenas intenciones en todos sus fotogramas y que está realizada por Maite Ruiz de Austri (El tesoro del rey Midas). Con la ciencia como protagonista, la historia pone el foco en el viaje que debe hacer un joven científico tímido y bondadoso que es elegido por sus compañeros para buscar un artefacto que convierta la Tierra en un lugar pacífico, feliz y luminoso. Durante su trayecto se encontrará con dos alienígenas que han tenido una avería en su nave y que buscan una fuente de energía positiva que sea capaz de recargar sus baterías.

Junto a esta, y producida entre Perú y Argentina en 2012, tenemos Rodencia y el diente de la princesa, dirigida por David Bisbano (Valentino y el clan del can). Su trama, a medio camino entre la fantasía, las aventuras y la comedia, tiene como protagonista a un joven ratón aprendiz de mago del reino de Rodencia, un lugar mágico en el que habitan todo tipo de seres maravillosos y poderosos. Su aventura comienza cuando decide obtener un objeto mágico y de legendario poder para así derrotar a las fuerzas de un malvado hechicero que amenaza con invadir su mundo. En la versión original encontramos las voces de Hernán Bravo, Natalia Rosminati (Futbolín), Ricardo Alanis (Amor de otoño), Enrique Porcellana (Pérez, el ratoncito de tus sueños) y Sergio Bermejo (Comodines).

Los elementos formales de ‘Terminator’ que han superado a su trama


Arnold Schwarzenegger es 'The Terminator', la implacable máquina de matar ideada por James Cameron.Es curioso cómo trata el tiempo a los mitos del cine. Algunos de ellos logran mantener su figura dentro del contexto en el que fueron creados. Otros, por contra, adquieren una magnitud mucho mayor y terminan por fagocitar el resto de elementos que definen cualquier historia, llegando a distorsionar incluso el propio carácter. Algo de esto le ha ocurrido al implacable asesino metálico de Terminator (1984), uno de los papeles más importantes en la carrera del ahora ex gobernador de California y recientemente recuperado para el cine Arnold Schwarzenegger (Los mercenarios 2). Los años han dejado como poso principal de este clásico de James Cameron (Avatar) la idea de acción y violencia a raudales como vehículo para el lucimiento personal de su estrella. Nada más lejos de la realidad.

De hecho, lo mejor que aporta este film, que dio pié a una irregular saga cinematográfica, es la simpleza y la sencillez de su argumento, amén de una realización directa y que permite intuir las maneras de un director obsesionado con los avances tecnológicos. A diferencia de las posteriores secuelas, el original de Cameron se aprovecha de las limitaciones propias de un presupuesto ajustado para mostrar el espíritu fantástico en su máximo esplendor. Pocas concesiones hay para la pirotecnia gratuita, por lo que las secuencias de acción se convierten en necesarias y fundamentales. Pero si por algo se destaca la cinta es por la forma de narrar su argumento. Sin tener los cálculos exactos a mano, aproximadamente durante el primer tercio de la trama el diálogo brilla por su ausencia, dejando el peso narrativo en esa obsesiva búsqueda de Sarah Connor que realizan dos personajes llegados a través de un portal.

Analizado fríamente, el desarrollo dramático tiene muy pocos elementos más. Todo gira en torno a la búsqueda, y salvo las concesiones a ese aterrador futuro en el que máquinas y hombres combaten por la supervivencia, la acción no se separa en ningún momento de su línea maestra. Durante sus poco más de 100 minutos Terminator es un viaje por la violencia, una búsqueda sin fin de un personaje que debe morir para que las máquinas dominen el mundo sobre un lecho de calaveras humanas. Por desgracia, esto es lo que ha trascendido de la película, y salvo su más inmediata secuela, Terminator 2: El juicio final (1991), es lo que más se ha explotado a nivel popular.

Como decíamos al principio, nada más lejos de la realidad. Lo más atractivo de la cinta de Cameron son los conceptos científicos y morales que se esconden tras la historia. Lo que suele quedar grabado en la memoria de los espectadores es la idea de que el humano del futuro enviado para salvar a la protagonista juega un papel fundamental en el desarrollo de los acontecimientos. Como suele ocurrir en este tipo de historias temporales (Looper es un buen ejemplo de ello), las paradojas están a la orden del día, y ofrecen la posibilidad de conjeturar todo tipo de hipótesis alternativas. Todo esto acerca a la película más hacia el carácter intimista y dramático de la trama que hacia la espectacularidad de la acción y los efectos.

El primer paso de la revolución

La verdadera naturaleza de 'Terminator' aparece con el fuego.Precisamente los efectos especiales son uno de los platos fuertes del relato en tanto en cuanto sirven para mejorar la narrativa, y no al revés. La transformación que sufre el personaje de Schwarzenegger a lo largo del film es, con las limitaciones propias de la época y los inevitables animatronics algo ridículos en nuestra era digital, un claro ejemplo de todo ello. No defenderemos aquí que el protagonista de Depredador (1987) es un buen actor, ni mucho menos, pero es justo reconocer el aura que supo aportar a un personaje impasible, una máquina de matar que no reacciona, que solo se mueve por el objetivo marcado en su memoria interna y que actúa de forma directa y rápida.

Su labor en los primeros compases de la trama permite comprender mejor algunas secuencias posteriores como la reparación que se realiza a sí mismo o el excelente clímax final en el que el hombre deja paso a la máquina para desvelar una criatura aún más terrorífica que trata de cumplir su misión hasta su último aliento. La solidez de esta evolución, que deja muy pocos detalles al azar, es uno de las bases visuales y narrativas que sustentan la parte más formal de la trama. Base que, por cierto, ha servido también para el posterior desarrollo de las inquietudes técnicas del director y de su pasión por incorporar al lenguaje audiovisual las nuevas tecnologías.

Ese proceso de transformación del villano está íntimamente relacionado, empero, con otro proceso de cambio mucho más psicológico: el de la protagonista femenina interpretada por Linda Hamilton (Un pueblo llamado Dante’s Peak). De nuevo, las paradojas temporales adquieren protagonismo. A lo largo de la película se hace hincapié en la idea de una Sarah Connor combativa, de férreo carácter y con el único propósito de instruir a su hijo en la lucha contra las máquinas. Un mensaje diametralmente opuesto al que define al propio personaje. Todo eso cambia a medida que la amenaza del asesino metálico se vuelve más y más real, terminando por mostrar a esa heroína cuya intención no es otra que prevenir de lo que va a ocurrir, asumiendo su rol como líder espiritual de una futura rebelión.

No cabe duda de que Terminator es un clásico de la ciencia ficción. No por casualidad, lo es gracias a un espíritu basado en la historia, no en la espectacularidad visual (que la tiene, sobre todo para la época en la que se enmarca). De hecho, la presencia de una estrella como Schwarzenegger, a pesar de lo que generalmente se tiende a pensar, está al servicio de esta trama en la que futuro y presente se entremezclan constantemente. Todo esto la acerca más a los productos propios de directores noveles (de hecho, es la segunda película de Cameron) que tratan de contar, ante todo, una historia sólida y con cierta profundidad. Quizá la mejor prueba de que lo consiguió sea que en la actualidad se plantean remakes y nuevas secuelas, aunque muchas de ellas se hayan convertido en ejercicios de pirotecnia sin nada nuevo que contar.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: