‘Capitana Marvel’: Brilla en la oscuridad, tal vez demasiado


Marvel quería su Mujer Maravilla. Después de más de una década con superhéroes masculinos (salvo contadas excepciones, y desde luego nunca en solitario), la Casa de las Ideas necesitaba de un personaje femenino que liderara una revolución en este universo cinematográfico. Más o menos como hizo DC con Wonder Woman allá por 2017. El resultado, aunque brilla en la oscuridad, no termina de ser lo que cabría esperar de ella. Y eso es porque la oscuridad nunca se apodera de la historia.

El planteamiento, de hecho, no es malo. Una protagonista que no recuerda su pasado, unos poderes que no controla, unos amigos y enemigos de los que sospecha, … Las bases dramáticas de Capitana Marvel son sólidas. Sin embargo, la apuesta es dotar al conjunto de luz y color, y no solo visualmente, sino narrativamente hablando. La apuesta por el humor, en algunos momentos un tanto infantil, restan gravedad a lo expuesto en pantalla. Además, el hecho de que personajes como los Skrull hagan gala de un sentido del humor como el que muestran no termina de encajar demasiado. A esto se suma que durante buena parte del segundo acto los personajes parecen dar vueltas sobre una misma idea sin terminar de resolver el enigma, como si hubiera que estirar la duración del film y no se supiera el modo correcto de hacerlo. Esto genera un doble efecto: por un lado, impedir una profundización dramática en los personajes (algunos de los cuales, por cierto, se puede intuir desde el principio de qué lado están), y por otro romper el ritmo narrativo que imprimen las secuencias de acción, cayendo en un tedio innecesario.

Pero que nadie se lleve a error. Estamos ante un entretenimiento puro y duro, con algunas secuencias de acción espléndidas y con un trasfondo emocional y dramático que, aunque no está tratado del todo bien, sí surte el efecto suficiente como para sentar las bases del personaje. Unos efectos visuales impecables, marca de la Casa de las Ideas, completan un festival de luz y color en el que los actores disfrutan para mostrar una complicidad entre ellos y entre los personajes que tampoco suele verse demasiado, y que también suele definir a las cintas de Marvel. Eso por no hablar de complementos secundarios como el famoso gato Goose, que termina por jugar un papel bastante importante en la estructura temporal de todas las películas que hasta ahora conforman este Universo Cinematográfico Marvel.

Al final, Capitana Marvel se acerca más a Guardianes de la galaxia que a Capitán América, pero funciona. De un modo sencillo, por momentos simple, pero funciona. Brie Larson (La habitación) es por derecho propio esta superheroína de poderes cósmicos, y aunque tal vez la película no imprima a su personaje el dramatismo que cabría esperar a tenor de su pasado, ella convierte a Carol Danvers en el referente femenino de este UCM. Podría ser mejor, más dramática, más oscura, incluso más trágica. Pero como presentación de personaje tiene la fuerza suficiente. Y a tenor de la primera escena postcréditos, todo apunta a que la versión más dramática está por venir.

PD.: el homenaje inicial a Stan Lee y su legado dentro y fuera de los cómics es imprescindible.

Nota: 6,5/10

El cine europeo predomina en los primeros estrenos de 2019


El año 2019 comienza débil en lo que a estrenos se refiere, así que esperemos que no sea una premonición de lo que está por llegar. Pocas novedades y con poco interés para el gran público es lo que ofrece este viernes, 4 de enero. Pero como suele ocurrir en estos casos, esa carencia de grandes estrenos se compensa con historias y cintas sumamente interesantes para aquellos que busquen algo diferente. E incluso para aquellos que desean volver a ver en el cine ese film que les marcó hace años.

Comenzamos el repaso con Juliet, desnuda, adaptación de la novela de Nick Hornby que se centra en una pareja que lleva más de 15 años juntos. Ella se muestra preocupada por la pérdida de la pasión y el paso del tiempo, pero él pone toda su atención en un músico norteamericano que desapareció tras publicar un exitoso álbum. Cuando los caminos de estos tres personajes se junten sus vidas no volverán a ser iguales. Jesse Peretz (Fast Track) se pone tras las cámaras de esta comedia dramática con capital norteamericano y británico, con la música como telón de fondo y con Rose Byrne (X-Men: Apocalipsis), Ethan Hawke (Los siete magníficos), Chris O’Dowd (Molly’s game), Lily Newmark (Return of the ghost), Azhy Robertson (Una noche fuera de control) y Phil Davis (Una cita en el parque) como principales actores.

Estados Unidos y España colaboran en Como la vida misma, drama romántico escrito y dirigido por Dan Fogelman (Nunca es tarde (Danny Collins)) cuya trama arranca con una pareja cuyo amor es el motor de una historia romántica mucho más grande que abarca décadas y que va desde las calles de Nueva York hasta el campo andaluz, todo ello conectado entre sí. El reparto, a medio camino entre el país norteamericano y el nuestro, está encabezado por Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Olivia Wilde (El efecto Lázaro), Olivia Cooke (Ready Player One), Annette Bening (La excepción a la regla), Samuel L. Jackson (El otro guardaespaldas), Mandy Patinkin (serie Homeland), Antonio Banderas (Actos de venganza), Laia Costa (Nieve negra) y Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas).

Pasamos a los estrenos europeos, y entre ellos encontramos El collar rojo, producción francesa que adapta la novela de Jean-Christophe Rufin centrado en tres personajes al término de la I Guerra Mundial en un pequeño pueblo. Por un lado, un héroe de guerra encerrado en un cuartel. Por otro, una joven que trabaja hasta la extenuación en el campo, y que sin embargo tiene una formación muy superior. Finalmente, un juez que llega para aclarar la situación, y cuya moral se ha relajado a raíz de la guerra. Y en medio de todo eso, un perro que ladra día y noche. Este thriller dramático está dirigido por Jean Becker (Unos días para recordar) y protagonizado por François Cluzet (La escuela de la vida), Nicolas Duvauchelle (La wedding planner), Sophie Verbeeck (Parenthèse), Jean-Quentin Châtelain (Aux abois) y Patrick Descamps (Cambio de reinas).

Desde Italia procede Silvio (y los otros), drama biográfico que forma parte de un díptico y que está dirigido por Paolo Sorrentino (La juventud) a partir de una historia creada por él mismo. Narra el momento más complicado de la carrera política de Silvio Berlusconi, cuando acababa de abandonar el Gobierno y las acusaciones de corrupción y de tener conexiones con la mafia le acechaban día tras día. En este contexto, un hombre que trata de dar el salto internacional con sus cuestionables negocios de provincia decide acercarse a Berlusconi para lograr sus objetivos, y la mejor forma para ello es con fiestas, excesos y extravagancias. Toni Servillo (Las confesiones), Elena Sofia Ricci (Noi siamo Francesco), Riccardo Scamarcio (La casa de verano), Kasia Smutniak (Mujer y marido), Euridice Axen (In un giorno la fine) y Fabrizio Bentivoglio (Eternamente jóvenes) encabezan el reparto.

La comedia dramática tiene su representante en La gracia de Lucía, producción italiana que gira en torno a una madre soltera que trata de lograr el equilibrio entre su trabajo como topógrafa, un romance complicado y la vida con su hija adolescente. Pero todo podría desaparecer cuando se da cuenta de que un proyecto del ayuntamiento basado en mapas inexactos podría suponer un peligro. Con miedo de perder su trabajo, decide callarse, pero la llegada de una misteriosa mujer que le sugiere que se construya una iglesia en ese lugar pondrá a prueba su fe en los milagros. Gianni Zanasi (Mejor no pensar) dirige este film entre cuyos actores destacan Alba Rohrwacher (Sangre de mi sangre), Elio Germano (Suburra), Giuseppe Battiston (La prima neve), Hadas Yaron (Félix et Meira), Carlotta Natoli (Mi chiamo Maya) y Thomas Trabacchi (Uno per tutti).

Marruecos, Francia y Bélgica producen Razzia, drama de 2017 dirigido por Nabil Ayouch (Much loved) que transcurre en las calles de Casablanca, donde cinco historias y cinco personajes diferentes afrontan sus propios retos y luchas, pero todos con un objetivo común, lo que les llevará en último término a coincidir. Los principales intérpretes son Maryam Touzani, Arieh Worthalter (Éternité), Amine Ennaji (Bajo el sol del desierto) y Abdelilah Rachid (Los caballos de Dios).

El último de los estrenos en imagen real es La quietud, thriller dramático argentino que arranca cuando dos hermanas se reúnen después de varios años desde que una de ellas se fue a París. El encuentro se produce en la estancia familiar que da nombre al film, en la que también se encuentra la madre de ambas. Un giro inesperado hace que el marido de una de las hermanas llegue a la casa junto a un escribano y amigo de la familia. Todos ellos se sumergirán en una trama repleta de secretos que obligará a las hermanas a enfrentarse a una verdad que puede cambiar todas sus vidas. Pablo Trapero (Elefante blanco) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Martina Gusman (Solo para dos), Bérénice Bejo (Éternité), Joaquín Furriel (Cien años de perdón) y Graciela Borges (Tokio).

En cuanto a la animación, una novedad y un clásico recuperado. La primera es Memorias de un hombre en pijama, adaptación de la novela gráfica de Paco Roca que tiene como protagonista a un hombre que, a sus 40 años, logra el sueño de su niñez: trabajar desde casa y en pijama. Pero justo cuando lo logra se enamora de una chica que, si quiere estar con él, tendrá que luchar para superar el hecho de que nunca quiera salir de casa. Y a su alrededor, anécdotas e historias de sus amigos solteros y emparejados que les harán ver la vida y las relaciones de un modo muy diferente. Dirigida por Carlos FerFer, quien de este modo debuta en el largometraje, esta comedia con toques de drama cuenta con las voces originales de Raúl Arévalo (Hablar), María Castro (Pancho, el perro millonario), Manuel Manquiña (Neckan) y Santi Balmes.

Respecto al clásico, regresa a la gran pantalla Mi vecino Totoro, film escrito y dirigido en 1988 por Hayao Miyazaki (El castillo ambulante) cuya historia se centra en dos niñas que se trasladan al campo a vivir con su padre mientras su madre está ingresada en un hospital de la comarca. En el bosque cercano ambas pequeñas descubren una serie de seres fantásticos que solo pueden ser vistos por los puros de corazón. Cuando una de ellas desaparece al ir a ver a su madre, la otra recurrirá al rey de estos seres para que le ayude a encontrarla. Entre las voces de la versión original encontramos las de Noriko Hidaka (Shin angyo onshi), Chika Sakamoto (One Piece Gold), Shigesato Itoi (Hei no naka no korinai menmen), Sumi Shimamoto (El castillo de Cagliostro) e Hitoshi Takagi (Akujo gundan).

La locura de ‘Mamá y papá’ viaja rumbo a ‘Yucatán’


Último día de agosto y último viernes de estrenos de este mes. Y ese final no podría ser más ecléctico en lo que a títulos se refiere. Porque, en efecto, son varias las novedades de este 31 de agosto, pero todas ellas están enfocadas a un tipo de público muy concreto, desde el que busque acción y comedia hasta el que se decante por el drama o la aventura juvenil.

Y el mejor ejemplo de esa variedad puede que sea Mamá y papá, una locura procedente de Estados Unidos a medio camino entre la comedia, el thriller y el terror que escribe y dirige Brian Taylor (Gamer) y cuya premisa inicial es que una extraña epidemia lleva a padres y madres a atacar y matar a sus hijos. En este contexto, dos hermanos deberán intentar sobrevivir a los ataques de sus progenitores. Nicolas Cage (Snowden) y Selma Blair (Ordinary wolrd) dan vida a esos padres, aportando un toque histriónico a la ya de por sí extrema historia. El reparto se completa con Anne Winters (serie Tyrant), Joseph D. Reitman (Then there was), Zackary Arthur (La quinta ola), Olivia Crocicchia (Backgammon) y Lance Henriksen (Lake Eerie).

Diametralmente opuesta es la norteamericana La gaviota, adaptación de la obra de Antón Chéjov cuyo argumento gira en torno a la visita de verano que una veterana actriz realiza a su hermano y a su hijo en una casa de campo. A la cita, que se repite todos los años, lleva en esta ocasión a un novelista de éxito del que se enamorará una joven de una casa vecina. Se establece entonces un triángulo amoroso entre el novelista, la joven y el hijo de la actriz que amenazará con destruir las vidas de las víctimas del amor no correspondido. Dirigida por Michael Mayer (Una casa en el fin del mundo), la película está protagonizada por Saoirse Ronan (Lady Bird), Elisabeth Moss (serie El cuento de la criada), Annette Bening (La excepción a la regla), Michael Zegen (Brooklyn), Corey Stoll (Gold, la gran estafa) y Brian Dennehy (Knight of Cups), entre otros.

Este fin de semana también es el regreso de los superhéroes a la gran pantalla, en esta ocasión con Teen Titans Go! La película, adaptación de la serie animada que arranca cuando los jóvenes superhéroes deciden convertirse en protagonistas de su propia película, y no en meros acompañantes de grandes superhéroes. Pero sus planes se verán alterados por la presencia de un supervillano, que además amenaza con acabar con el espíritu de amistad y unidad que siempre ha reinado en el equipo. Aventuras, animación y humor se dan cita en esta película dirigida a cuatro manos por Aaron Horvath y Peter Rida Michail, autores de la serie original, y que cuenta con las voces originales de Scott Menville (The campus), Khary Payton (serie The walking dead), Tara Strong (Operator), Will Arnett (Ninja Turtles: Fuera de las sombras), Kristen Bell (The disaster artist), Nicolas Cage y Greg Cipes (America is still the place).

Dejamos Estados Unidos para pasar a los estrenos europeos, entre los que destaca Kings, cinta franco belga escrita y dirigida por Deniz Gamze Ergüven (Mustang) que combina drama, romance y crimen en una historia basada en los hechos reales que acontecieron en Los Ángeles en 1992, cuando se desataron una serie de disturbios raciales tras la absolución de varios policías implicados en la paliza a un taxista afroamericano. En este contexto, uno de los pocos residentes blancos en South Central ayudará a su vecina a encontrar y proteger a sus hijos. Daniel Craig (Spectre), Halle Berry (X-Men: Días del futuro pasado), Isaac Ryan Brown (Believe), Lamar Johnson (Full out) y Reece Cody son los principales actores.

La producción española tiene su máximo representante en la comedia Yucatán, nueva película de Daniel Monzón (El niño) tras cuatro años alejado de la gran pantalla. La trama se centra en una pareja de estafadores de turistas en cruceros de lujo que años atrás se separaron por su rivalidad por el amor de una mujer. Sin embargo, un inesperado botín les vuelve a reunir en un barco que cubre la ruta entre Barcelona y Cancún, provocando un encarnizado duelo de tramposos. El reparto está encabezado por Luis Tosar (1898. Los últimos de Filipinas), Stephanie Cayo (serie La hermandad), Rodrigo De La Serna (Cien años de perdón), Toni Acosta (Mi gran noche), Adrián Núñez (Spiral) y Joan Pera (Transeúntes).

También procede de España En las estrellas, drama que se centra en un director de cine en paro, alcohólico y terriblemente deprimido, en parte por la muerte de su mujer. La única luz en su vida es su hijo, al que cuenta los guiones que algún día piensa dirigir cuando encuentre la financiación suficiente. Los problemas para ambos se multiplican desde el momento en que se cuestiona el papel del hombre como padre. Escrita y dirigida por Zoe Berriatúa (Los héroes del mal), la película está protagonizada por Luis Callejo (Es por tu bien), Jorge Andreu, Ingrid García Jonsson (Gernika), Macarena Gómez (Pieles), Kiti Mánver (Las heridas del viento) y José Luis García Pérez (Lejos del mar), entre otros.

El último de los estrenos europeos es Non, producción franco española que aborda de forma coral cómo afectó la reforma laboral de 2016. En concreto, la trama arranca cuando varios trabajadores se enfrentan al cierre de la fábrica y a una insultante indemnización después de una enconada huelga. Ese será el detonante para una espiral donde derechos y reivindicaciones se mezclan. Dirigido a cuatro manos por Eñaut Castagnet y Ximon Fuchs, ambos debutantes tras las cámaras, este drama cuenta con un anónimo reparto integrado por el propio Fuchs, Hélène Hervé, Fafiole Palassio, Manex Fuchs y Tof Sanchez.

Terminamos con el drama La novia del desierto, producción con capital argentino y chileno cuyo argumento gira en torno a una mujer de 54 años que siempre ha trabajado como criada para una familia de Buenos Aires, y cuya vida da un vuelco el día que dicha familia vende la casa para mudarse. Sin recursos, la mujer acepta un trabajo en una lejana ciudad a la que tiene que viajar en autobús. El viaje empeora cuando en la primera parada pierde el bolso, pero ese mismo incidente provocará que conozca a un vendedor ambulante que parece la única persona capaz de ayudarla. Cecilia Atán y Valeria Pivato debutan en la dirección de largometrajes con esta cinta protagonizada por Paulina García (Aquí no ha pasado nada) y Claudio Rissi (Sangre en la boca).

‘Deadpool’ regresa para interrumpir el partido ‘Borg McEnroe’


De un tiempo a esta parte parece que los únicos estrenos llamados a llenar las salas de cine y atraer a un alto porcentaje del público son las películas relacionadas o protagonizadas por superhéroes, videojuegos y la cultura popular en general. Y este viernes, 18 de mayo, podría ser una nueva confirmación de esta tendencia. Lo positivo es que junto a esta propuesta llegan otras sumamente interesantes para el público más diverso.

Pero el repaso a los estrenos de esta semana debe empezar por Deadpool 2, segunda aventura del superhéroe más deslenguado e irónico de Marvel. En esta ocasión el mercenario deberá reunir a un grupo de mutantes para proteger a un joven con habilidades sobrenaturales del brutal mutante viajero en el tiempo conocido como Cable. David Leitch (Atómica) es el encargado de dirigir esta continuación protagonizada de nuevo por Ryan Reynolds (El otro guardaespaldas), al que acompañan Josh Brolin (Everest), Zazie Beetz (Geostorm), Morena Baccarin (serie Gotham), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Brianna Hildebrand (Prism) y Bill Skarsgård (It).

Muy diferente es Borg McEnroe, coproducción de 2017 entre Suecia, Dinamarca y Finlandia dirigida por Janus Metz, quien de este modo debuta en el largometraje de ficción. Como su propio título indica, el film es un biopic sobre la histórica rivalidad entre el tenista sueco Björn Borg y el norteamericano John McEnroe, que alcanzó su culmen en la final de Wimbledon de 1980. Shia LaBeouf (American Honey), Sverrir Gudnason (El círculo), Stellan Skarsgård (Un traidor como los nuestros) y Tuva Novotny (Rosemari) son los principales intérpretes.

Desde Reino Unido llega Las estrellas de cine no mueren en Liverpool, biopic basado en las memorias de Peter Turner, protagonista de la historia de amor entre un joven actor y la estrella de Hollywood Gloria Grahame. La cinta, sin embargo, no es el relato de un romance, sino de los últimos días de la oscar izada actriz, cuando el protagonista recibe una llamada informándole de que su ex amante se ha desmayado en un hotel, hecho que cambiará la vida del hombre para siempre. Paul McGuigan (Victor Frankenstein) dirige esta historia protagonizada por Jamie Bell (Cuatro Fantásticos), Annette Bening (La excepción a la regla), Julie Walters (Brooklyn), Vanessa Redgrave (Foxcatcher), Stephen Graham (serie Boardwalk Empire), Kenneth Cranham (Hércules: El origen de la leyenda) y Frances Barber (El elegido).

También británica es Lean on Pete, aventura dramática basada en la novela de Willy Vlautin cuyo argumento sigue a un joven que con 16 años decide lanzarse a la carretera para encontrar la paz y la libertad que siempre ha anhelado a lomos de un caballo robado. Andrew Haigh (Weekend) se pone tras las cámaras de este film entre cuyos actores destacan Charlie Plummer (King Jack), Travis Fimmel (serie Vikingos), Steve Buscemi (Con la magia en los zapatos), Chloë Sevigny (Amor y amistad) y Steve Zahn (serie Mad dogs).

Antes de continuar con estrenos europeos, Estados Unidos y Sudáfrica colaboran en Sansón, nueva adaptación de la historia bíblica que, en clave dramática y con dosis de acción, narra la historia de un joven hebreo dotado con una fuerza extraordinaria que se convertirá en símbolo de la lucha contra los filisteos después de la muerte de su esposa, durante la cual mantendrá una relación con una mujer filistea que terminará traicionándole. Dirigida a cuatro manos por Bruce Macdonald (The perfect wave) y Gabriel Sabloff (Dancer and the dame), la película cuenta en su reparto con Taylor James (Christmas Eve), Caitlin Leahy (Afterburn/Aftershock), Jackson Rathbone (Tokal), Billy Zane (White island) y Rutger Hauer (Valerian y la ciudad de los mil planetas).

El drama con toques románticos está representado por El taller de escritura, film dirigido por Laurent Cantet (Regreso a Ítaca) que narra la difícil relación entre un hombre que acepta seguir un taller de escritura y la mujer que lo imparte, una novelista de éxito. Cuando él comprende que no se encuentra cómodo en ese lugar desatará una reacción violenta, ante lo que ella se sentirá tan asustada como atraída. La pareja protagonista está formada por Marina Foïs (La tormenta interior) y Matthieu Lucci, a quienes se suman Florian Beaujean, Mamadou Doumbia y Mélissa Guilbert (Corniche Kennedy).

El drama también es el género de Hannah, cuya trama arranca cuando una mujer que ha construido cuidadosamente una rutina en su vida para escapar de sí misma se ve obligada a acompañar a su marido para que entre en prisión y cumpla condena. A partir de ese momento su realidad comienza poco a poco a desmoronarse. Dirigida por Andrea Pallaoro (Medeas), esta película con capital italiano, francés y belga está protagonizada por Charlotte Rampling (Assassin’s Creed), André Wilms (Pause), Jean-Michel Balthazar (Todo tuyo), Simon Bisschop y Stéphanie Van Vive (La oportunidad de mi vida).

A la cartelera llega también la polaca Dos coronas, film dirigido por Michal Kondrat que narra los episodios menos conocidos de la vida del santo Maximiliano Kolbe, mártir conocido por su labor en Auschwitz. La historia se adentra en sus años como misionero. Adam Woronowicz (En cuerpo y alma) da vida al protagonista, estando acompañado por Antoni Pawlicki (Papusza), Pawel Delag (Vikingos), Maciej Musial (Mój biegun) y Cezary Pazura (Bangistan).

Finalmente, desde Rumanía llega el drama Pororoca, cinta escrita y dirigida por Constantin Popescu (Historias de la edad de oro) que narra la vida tranquila y normal de una pareja en la treintena con sus dos hijos. Todo va bien hasta que el padre lleva a los pequeños al parque y uno de ellos desaparece. Sus vidas cambiarán abruptamente para siempre. Bogdan Dumitrache (Sieranevada), Iulia Lumânare (Vanatoare), Constantin Dogioiu (Poarta Albã), Stefan Raus y Adela Marghidan son los principales actores.

‘La excepción a la regla’: no es oro todo lo que reluce


Hay nombres de Hollywood que simplemente elucubrando sobre una posible película logran que medio firmamento cinematográfico se comprometa a participar. Esto, claro está, tiene el riesgo de que luego la historia no sea lo esperado, pero la posibilidad de compartir cartel con algunos de los mitos del séptimo arte siempre es más atractiva que el hecho de que sea un film mediocre. Y aunque eso puede comprenderse en jóvenes actores con incipientes carreras, también se aplica a los más veteranos. Pues bien, todo eso y más es la nueva película de Warren Beatty (Enredos de sociedad), que no dirigía una película desde hace 15 años y en la que, ya sea porque nadie quería su proyecto o por mantener el absoluto control creativo, ejerce de productor, guionista, director y actor.

El resultado de esta La excepción a la regla puede analizarse, si se quiere, desde dos puntos de vista. Por un lado, el reparto y la puesta en escena. Los actores conforman un microcosmos en el que los sueños, las esperanzas, las frustraciones y los traumas del pasado tienen un peso fundamental para entender buena parte del desarrollo dramático del film. La pareja protagonista, aunque con poco carisma, logra aportar cierta presencia a unos roles, por otro lado, bastante arquetípicos. Todo ello narrado por un Beatty sobrio que juega, y mucho, con las luces y sombras, físicas y metafóricas.

Pero el problema que arrastra la historia es, valga la redundancia, la propia historia. El relato construido por el director y guionista peca casi siempre de imperfecciones que se acumulan hasta hacerse insoportables, llevando a los personajes a situaciones inconexas, muchas de ellas carentes de un trasfondo dramático coherente que justifique sus decisiones. La personalidad de Howard Hughes, además, imprime al relato un absurdo caos del que no se libra, por desgracia, ningún aspecto de la cinta, en la que entran y salen personajes secundarios sin demasiado objetivo, dejando en el espectador muchas veces la sensación de que se han dejado muchas cosas en la sala de montaje. De hecho, hay secuencias que directamente parecen cortadas antes de tiempo.

Así las cosas, La excepción a la regla se convierte más en una reunión de grandes y conocidos nombres de Hollywood que en un drama sólido y sobrio sobre el amor prohibido, el dolor del pasado o la búsqueda de lo que realmente queremos. Su desarrollo, marcado por cierto caos y la intermitencia de muchas líneas argumentales, termina por imprimir al conjunto un cierto tedio, impidiendo al espectador seguir la narración y el arco dramático de algunos roles. Da la sensación de que Warren Beatty ansiaba poner en marcha este proyecto fuera como fuera, y el resultado, a pesar de todas las estrellas que integran el reparto, no es ni mucho menos brillante.

Nota: 5/10

Políticos, banqueros, ladrones y policías piden ‘Cien años de perdón’


Estrenos 4marzo2016Primer fin de semana de marzo, y como suele ser habitual, con la resaca de los Oscar todavía reciente. Y aunque este año no llega ningún título premiado o nominado posterior a la gala celebrada el pasado domingo, sí que llegan novedades interesantes. Y la principal, a diferencia de viernes anteriores, tiene sabor español. Pero no es lo único que aterriza en la cartelera española este viernes, 4 de marzo. Comedia y drama acaparan los principales estrenos, que dejan un pequeño hueco para el thriller.

Thriller como el de Cien años de perdón, lo nuevo de Daniel Calparsoro (Combustión), esta vez con capital español, argentino y francés. Su trama arranca cuando seis hombres disfrazados y armados entran en la sede central de un banco de Valencia con la intención de atracarlo. Sin embargo, una serie de complicaciones lleva a los dos líderes a desconfiar uno del otro. Una intriga que implicará a la policía, a la banca y a altos cargos de la política en un juego por descubrir quién roba a quién. La cinta está protagonizada por Luis Tosar (El desconocido), Rodrigo De La Serna (Camino a La Paz), Raúl Arévalo (La isla mínima), Patricia Vico (Perdona si te llamo amor), José Coronado (Fuego) y Marian Álvarez (Felices 140).

Vamos ahora con las novedades desde Hollywood. La primera es Nunca es tarde (Danny Collins), comedia dramática ambientada en el mundo de la música que gira en torno a una veterana estrella del rock de los años 70 cuya vida de excesos y relaciones fallidas no ha parado ni un solo minuto desde sus años de gloria. Todo cambia cuando recibe una carta de John Lennon de hace 40 años, iniciando entonces un viaje que tratará de dar sentido a la segunda oportunidad que se le presenta. Ópera prima de Dan Fogelman, que también escribe el guión, la película está protagonizada por Al Pacino (La sombra del actor), Annette Bening (La mirada del amor), Jennifer Garner (Dallas Buyers Club), Bobby Cannavale (#Chef), Christopher Plummer (Elsa & Fred) y Melissa Benoit (Whiplash).

La comedia y la música también están presentes en Rock the Kasbah, cinta dirigida por Barry Levinson (Algo pasa en Hollywood) que arranca cuando los miembros de una familia musulmana se reúnen en Tánger para llorar la muerte del padre. La particularidad de la familia es que todo son mujeres y que comparten un pasado marcado por difíciles momentos que aflorarán durante estos días, provocando numerosos desencuentros, discusiones y una especie de histeria colectiva. El reparto está encabezado por Bill Murray (St. Vincent), Bruce Willis (RED 2), Kate Hudson (Una decisión peligrosa), Zooey Deschanel (Caballeros, princesas y otras bestias), Leem Lubany (Omar) y Scott Caan (En lo más profundo del valle).

Antes de entrar de llenos en los estrenos europeos, una cinta canadiense que cuenta con colaboración alemana. Remember narra el difícil viaje que debe hacer un hombre en el ocaso de su vida para encontrar al nazi responsable de la muerte de su familia y de la de su mejor amigo. Sin embargo, la verdad que se revelará cuando se encuentre cara a cara con él dará un vuelco a todas sus creencias. Atom Egoyan (Cautivos) es el encargado de poner en imágenes esta historia y de dirigir a Christopher Plummer (El falsificador), Martin Landau (Mysteria), Dean Norris (serie Breaking bad), Jürgen Prochnow (Hitman: Agente 47), Bruno Ganz (El consejero) y Henry Cherny (serie Revenge).

Ahora sí, puramente europea es El amor es más fuerte que las bombas, drama producido por Noruega, Francia y Dinamarca que arranca cuando la familia de una conocida fotógrafa se reúne en la casa familiar para organizar una exposición de su obra a modo de homenaje. Sin embargo, el secreto que allí descubren sumirá sus vidas en el caos más absoluto. Joachim Trier (Reprise) dirige esta propuesta interpretada por Jesse Eisenberg (Ahora me ves…), Gabriel Byrne (Nadie quiere la noche), Isabelle Huppert (Luces de París), Amy Ryan (Birdman), David Strathairn (El nuevo exótico hotel Marigold) y Rachel Brosnahan (serie House of cards).

Desde España también llega Padre Poveda, biopic de este religioso que se convirtió en mártir en 1936 y que fue canonizado por Juan Pablo II en 2003. Su obra socioeducativa en las cuevas de Guadix con los braceros que vivían en la ignorancia se une a su inclusión de la mujer en el campo educativo de principios del siglo XX. Dirigida por Pablo Moreno (Talitá Kum), la cinta tiene como actores principales a Raúl Escudero (Nada de nadie), Elena Furiase (Cruzando el límite), Pablo Viña (La sangre de Wendy) y Daniel Gómez (Un Dios prohibido).

Con algo de retraso se estrena Todos los caminos de Dios, producción española de 2014 que supone el debut en solitario de Gemma Ferraté en el largometraje y que aborda desde una perspectiva moderna la historia de Judas Iscariote. La trama arranca cuando el traidor se adentra en un bosque huyendo de su propia culpabilidad. Allí conoce a un joven con el que inicia un viaje para afrontar su culpa y las consecuencias de sus actos. Marc García Coté (El sexo de los ángeles), Oriol Pla (Truman) y Jan Cornet (Por un puñado de besos) son los tres protagonistas.

España participa igualmente en Vulcania, thriller que cuenta con capital francés y sueco y que se desarrolla en una sociedad distópica que vive dividida en dos bandos enfrentados. En este contexto un joven que trabaja en una fundición deberá replantearse todas sus creencias cuando entabla una relación con una chica. José Skaf debuta en el largometraje con esta película protagonizada por Miquel Fernández (La gran familia española), Aura Garrido (Asesinos inocentes), José Sacristán (Perdiendo el norte), Ginés García Millán (Felices 140) y Silvia Abril (3 bodas de más).

El último estreno de ficción es 13 minutos para matar a Hitler, drama bélico alemán que lleva a la pantalla grande la historia de Georg Elser, un hombre que estuvo a punto de acabar con el dictador alemán con una bomba que él mismo había preparado. Pero Hitler abandonó el lugar algo antes. La cinta ahonda en la figura de este hombre que pudo cambiar el rumbo de la Historia. Dirigido por Oliver Hirschbiegel (Cinco minutos de gloria), el film está interpretado por Christian Friedel (Amour fou), Katharina Schüttler (serie Hijos del Tercer Reich), Burghart Klaußner (Diplomacia), Johann von Bülow (La conspiración del silencio) y Cornelia Köndgen (Be my baby).

El documental tiene como único representante a Janis, cinta que retrata a la conocida cantante Janis Joplin a través de material audiovisual inédito y cartas escritas a sus padres que son leídas por el músico Cat Power, narrador también de esta historia dirigida por Amy J. Berg (Un secreto a voces).

La continuación de ‘Insidious’ quiere asustar al resto de estrenos


Estrenos 25octubre2013Último fin de semana de octubre, un mes que en este 2013 ha deparado algunas muy gratas sorpresas en lo que a calidad cinematográfica se refiere. Y a grandes rasgos, lo que se presenta este viernes 25 no desentona, aunque sí cambia los dramas por el thriller y el terror, que se convierten sin duda en los grandes atractivos de unas propuestas, por lo demás, muy variadas y plagadas de historias y actores que sin duda abarcan un amplio espectro de los espectadores españoles. Pero como siempre, comencemos por los que más repercusión van a tener entre el gran público.

Y estas son, no cabe duda, Insidious: Capítulo 2Grand piano. La primera es la secuela del éxito de 2010 que dirigiera James Wan (Expediente Warren: The conjuring) y que aterrorizó a propios y extraños con una mezcla inusual de ambientación, interpretación y concepto visual. Esta segunda entrega es, como ocurre en muchas ocasiones, una secuela/remake, es decir, una continuación con conceptos idénticos. En esta ocasión, la familia protagonista de la primera pesadilla se muda a la casa de uno de los abuelos tratando de olvidar el pasado, pero los fenómenos extraños, las pesadillas y las aterradoras visiones les obligarán a hacer frente a una conexión con el más allá que les impide seguir con sus vidas. La práctica totalidad del equipo original repite con la promesa de igualar, al menos, la adrenalina que generó la película original. Así pues, Wan vuelve a estar detrás de las cámaras, mientras que Patrick Wilson (Hard candy), Rose Byrne (Los becarios), Ty Simpkins (Revolutionary Road), Lin Shaye (Los tres chiflados) y Barbara Hershey (serie Érase una vez) repiten en sus respectivos papeles.

La segunda, aunque con reparto internacional, es la nueva película del español Eugenio Mia (Agnosia). La historia comienza cuando el pianista más talentoso de su generación regresa a los escenarios después de años sin tocar por su miedo escénico. El teatro en el que va a tocar está abarrotado y la pieza contiene uno de los fragmentos más complicados que se han compuesto nunca. Su reaparición da un vuelco cuando, en la partitura, lee el mensaje: “si fallas una sola nota, morirás”. Sin poder salir del escenario, el pianista deberá descubrir quién es el autor de la amenaza y qué es lo que quiere. Suspense en estado puro protagonizado por Elijah Wood (trilogía El señor de los anillos), John Cusack (El mayordomo), Alex Winter (La disparatada parada de los monstruos), Dee Wallace (Medidas extraordinarias), Kerry Bishé (Argo) y Tamsin Egerton (El secreto de la mansión).

Aunque si hay que elegir a un actor o actriz para este mes que acaba, esa es sin duda Sandra Bullock. Hace unas semanas estrenaba Gravity, y ahora presenta Cuerpos especiales, comedia que junta a dos personajes tan dispares como una estirada agente del FBI y una grosera policía de Boston en su persecución a un capo de la droga. Sus distintas formas de ver el mundo y de entender la justicia será el punto de partida para un sinfín de disparatadas situaciones y secuencias de acción. Paul Feig, director de La boda de mi mejor amiga (2011) dirige la propuesta, que ya tiene anunciada una secuela, y junto a Bullock encontramos a Melissa McCarthy (Por la cara), Demian Bichir (serie The bridge), Marlon Wayans (Scary movie) y Michael Rapaport (Big fan), entre otros.

Muy diferente es el tono de El camino de vuelta, película coral que combina el drama y la comedia para narrar el camino hacia la madurez de un joven de 14 años que no se siente integrado en ningún sitio. Todo cambia cuando, durante unas vacaciones estivales, conoce al director de un parque acuático con el que entablará una amistad que le abrirá las puertas a su lugar en el mundo. Escrita y dirigida por Nat Faxon y Jim Rash, supone su debut en la dirección tras haberse creado una reputación con el guión de Los descendientes (2011). Y como decimos, un reparto plagado de nombres propios, entre los que destacan Steve Carell (La cena), Toni Collette (Hitchcock), Liam James (serie The killing), Allison Janney (serie El ala oeste de la casa blanca), Sam Rockwell (Siete psicópatas), Maya Rudolph (Niños grandes), AnnaSophia Robb (Charlie y la fábrica de chocolate), Rob Corddry (Dolor y dinero) y Amanda Peet (2012).

También tiene tintes dramáticos el romance protagonista de La mirada del amor, segunda película como director de Arie Posin (Historia de un secuestro), que también colabora en el guión. El argumento gira en torno a una mujer que vive sola varios años después de la muerte de su marido. Su vida da un vuelco cuando un día se encuentra con un hombre que es físicamente igual que su fallecido marido, iniciándose entonces una cadena de acontecimientos que la llevarán a vivir una nueva vida. Ed Harris (Al borde del abismo) y Annette Bening (Los chicos están bien) son la pareja protagonista, a la que acompañan Robin Williams (La gran boda), Jess Weixler (The lie) y Amy Brenneman (Conociendo a Jane Austen).

Y dejamos atrás los estrenos estadounidenses para centrarnos en Europa. Sin duda la película más relevante es La vida de Adèle, triunfadora en el último Festival de Cannes y co producida entre Francia, Bélgica y España. Una historia sobre la madurez, sobre la búsqueda de la identidad individual que tiene como protagonista a una joven de 15 años que descubre todo un mundo de deseo y emociones de la mano de una chica con el pelo azul que hará las veces de guía en ese camino hacia la edad adulta. Todo bajo la mirada de aquellos que siempre han estado a su lado. Abdellatif Kechiche (Cuscús) es el director de esta adaptación del cómic de Julie Maroh, mientras que Adèle Exarchopoulos (La redada), Léa Seydoux (Adiós a la reina), Jérémie Laheurte, Mona Walravens (Radiostars), Aurélien Recoing (Kill me please) y Catherine Salée (Torpedo) son sus protagonistas.

Desde Suecia nos llega Come, duerme, muere, producción del 2012 que es, además, la ópera prima de Gabriela Pichler, quien también firma el guión de esta historia acerca de una mujer deslenguada y corpulenta que afronta la vida de forma alegre y activa. Sin embargo, su trabajo en una fábrica empaquetando lechugas, algo en lo que nadie logra superarla, desaparece al quedarse en el paro por la crisis, dejando igualmente de llegar el suelo a su casa. Cuando su padre se ve obligado a emigrar para encontrar trabajo, ella decide seguir adelante y buscar un nuevo futuro en otros ámbitos, superando obstáculos y eliminando barreras. Todo un drama protagonizado por un grupo de actores noveles: Nermina Lukac, Milan Dragisic, Jonathan Lampinen, Peter Fält y Ruzica Pichler.

En cuanto a España, este fin de semana también está representada por Todos queremos lo mejor para ella, segunda película de Mar Coll tras Tres días con la familia (2009). En esta ocasión el argumento se inicia un año después del accidente de una mujer que, a pesar de que aparenta estar recuperada, su vida no está enderezada, ni mucho menos. Su necesidad de complacer a todos los que le rodean no impide que poco a poco un sentimiento de desinterés por su vida anterior se apodere de ella, creciendo una idea que nunca antes se le habría ocurrido: fugarse. Drama con tintes sociales y familiares que protagoniza Nora Navas (Miel de naranjas) y que cuenta además con Valeria Bertuccelli (Viudas), Pau Durà (serie Crematorio), Àgata Roca (Dictado) y Jordi Costa.

En cuanto al género documental, octubre termina con la revisión a la filmografía de uno de los directores europeos más relevantes de los últimos años, Michael Haneke (Amor). Dirigido por Yves Montmayeur (In the mood for Doyle), colaborador habitual del director, Michael H., profesión: Director acerca al público la forma de ser y trabajar del autor de Funny Games (2007) a través de extractos de todas sus obras y entrevistas con actores y actrices que han trabajado con él.

La primera película de… Sam Mendes: ‘American Beauty’


Resulta muy complicado para un realizador que afronta su primer largometraje conseguir que su obra tenga una repercusión más o menos notable. No digamos ya que sea un éxito incomparable. Pero conseguir que una ópera prima alcance la categoría de clásico, de obra clave para el cine posterior y, sobre todo, que obtenga los premios más importantes alrededor del mundo, es conseguir una hazaña al alcance de muy poca gente. Tal vez sea por eso que la elección de Sam Mendes como director del último James Bond, Skyfall, estuvo rodeada de cierta expectación por ver de qué era capaz un director al que se conoce, sobre todo, por su forma de abordar el drama. Género, por cierto, que centró su primera película, American Beauty, allá por 1999, con la que no solo copó su carrera con los premios y el reconocimiento que a muchos otros artistas les cuesta lograr durante décadas, sino que definió un lenguaje cinematográfico muy personal.

Con todo y con eso, posiblemente el punto más débil del film sea su guión, obra de un Alan Ball (serie True Blood) también primerizo en esto de los largometrajes. El libreto sigue la vida aparentemente perfecta de un hombre de clase media, acomodado, con una bella mujer y una hija adolescente. Sin embargo, a medida que se profundiza en el núcleo familiar la historia desvela que la tranquilidad que rodea a los tres es en realidad una máscara de cara a la sociedad para ocultar un matrimonio desunido en el que él se siente despreciado y ella atrapada, y con una hija a la que no comprenden ni escuchan. Todo narrado por el propio protagonista en uno de los planos iniciales más hermosos de los últimos años (y que plantea una sorpresa que no se desvela hasta el clímax del tercer acto).

Sin duda, lo más recordado de este film protagonizado de forma magistral por Kevin Spacey (K-Pax. Un universo aparte), trabajo por el que consiguió el Oscar, y Annette Bening (Bugsy) es precisamente el preciosismo de sus planos, en concreto de las secuencias oníricas en las que el protagonista fantasea con la amiga animadora de su hija. Si todo el metraje desprende una elegancia formal y en el diseño de producción que contrasta con el trasfondo de los personajes, es en estos sueños eróticos donde Mendes explota al máximo su manejo del color y los claroscuros para ofrecer algunos de los momentos que ya son parte inmortal del cine. Del mismo modo, el simbolismo de los pétalos de rosas, flor asociada a su mujer a través del jardín que cuida con más esmero que a su propia hija, da una idea de esa contradicción interna que siente el personaje, y que en más de un diálogo se plantea sin demasiado éxito, incluyendo la resolución de la trama.

Ya que mencionamos la trama, cabe explicar que el film, en sí mismo, puede pecar de un exceso de contenido dramático y moral en detrimento de un desarrollo dramático más puro y lineal. American Beauty es uno de los mejores films de los últimos 15 años, si no el mejor. La forma de presentar a los personajes y, sobre todo, la sutileza y seriedad con la que aborda esa doble moral de la sociedad americana en la que las apariencias importan más que el estado de ánimo de los individuos (y que es el verdadero punto fuerte del conjunto) no deja lugar, empero, a un desarrollo pleno de los conflictos y de las líneas secundarias. Por poner un ejemplo, la historia de amor de la hija (interpretada por Thora Birch) y el hijo del nuevo vecino (Wes Bentley) queda reducida a meras pinceladas cuando, en cierto modo, es uno de los conductores del impactante final.

Un punto de vista único

Dicha problemática, si es que puede denominarse así, viene dada por el protagonista, aunque pueda parecer incoherente. La necesidad del guionista por centrarse en la vida del protagonista casi de forma exclusiva (su figura está presente en prácticamente todas las secuencias, ya sea de forma física o no) impide ese desarrollo de los arcos dramáticos. En cierto modo, incluso la historia principal avanza de forma abrupta hacia su desenlace, utilizando los momentos más dramáticos como detonantes de la acción.

No es de extrañar. La definición del personaje de Spacey es, en cierto modo, lo único que evoluciona a lo largo del film. De la amargura a la indiferencia, y de esta a la libertad individual, todas sus emociones centran la atención del espectador de forma tan absorbente que, en realidad, poco importa la profundidad del resto de personajes. Afortunadamente, todos ellos ofrecen un grado de complejidad tal que conforman un microcosmos tan interesante como único. Cabe destacar aquí también la labor de Chris Cooper como el padre del personaje de Bentley, un militar chapado a la antigua que pega a su hijo para endurecerle frente a la vida y que no soporta la homosexualidad, otro de los conceptos que definen a la perfección la doble moral del film.

Pero estos desajustes en el desarrollo dramático, al final, no son sino un problema secundario ante la fuerza de los personajes y la labor de Mendes tras las cámaras, auténtico artífice de esta joya del séptimo arte. En efecto, los personajes y sus encontradas personalidades no hacen sino reflejar una sociedad hipócrita, cínica y acobardada donde, como ya hemos dicho, lo fundamental son las apariencias. Alan Ball desarrolla en su guión una dura crítica contra ese modelo de familia norteamericana acomodada en algún barrio residencial. Todo es fachada; todo se mueve en torno a ese ideal de felicidad que venden las publicidades y que no ahondan en los problemas familiares y morales que surgen de la mala relación entre los individuos.

Si a esto se suma esa elegancia formal a la que antes nos referíamos, esa crítica se acentúa aún más si cabe. Todo es impoluto, de un blanco virginal que da miedo tocar por si desaparece. Incluso un personaje tan atrevido como el de la animadora se revela asustadizo. La estética de los encuadres, de los escenarios y de la iluminación ahondan en el sentimiento de estar ante una doble lectura de la vida en sociedad, ante un mundo que se antoja extraño de lo perfecto que es. Un trabajo que da sus frutos en el desenlace de la historia, seco y sin alardes, que confirma las sospechas del espectador: que esa belleza americana de la que habla el título es tan efímera como la belleza física de un cuerpo joven.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: