Allen pasa un ‘Día de lluvia en Nueva York’ con Smith siendo ‘Géminis’


Con la locura del Joker todavía presente llega un nuevo viernes, y con él varios estrenos que, a diferencia de las últimas semanas, sí tienen muchos de ellos el potencial de convertirse en un gran atractivo para el grueso de los espectadores, o al menos en una pequeña sorpresa de la taquilla. Ciencia ficción, acción, drama, terror y cine para toda la familia son algunos de los géneros que se dan cita este 11 de octubre.

Desde luego, la principal novedad es Géminis, regreso tras las cámaras de Ang Lee tras Billy Lynn (2016). La historia, a medio camino entre la acción, el drama y la ciencia ficción, tiene como protagonista a un asesino de élite veterano que, de la noche a la mañana, es señalado y perseguido por otro agente, mucho más joven y cuya identidad no es capaz de descubrir, pero que es capaz de predecir todos y cada uno de sus movimientos. La persecución dará un giro inesperado cuando descubra que su perseguidor es una versión más joven de él mismo. Will Smith (Aladdín) da vida al protagonista y a su perseguidor (con el correspondiente rejuvenecimiento digital), y está acompañado en el reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y China por Clive Owen (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Mary Elizabeth Winstead (serie Fargo), Benedict Wong (Vengadores: Endgame), Douglas Hodge (Gorrión rojo), Ralph Brown (Jackie) y Linda Emond (La gran enfermedad del amor).

Puramente estadounidense es Día de lluvia en Nueva York, nueva película escrita y dirigida por Woody Allen (Wonder Wheel) cuya trama, a medio camino entre la comedia y el drama, narra el fin de semana en la Gran Manzana que pasan dos jóvenes amantes. La ciudad será testigo y escenario de los líos en los que se verán envueltos. Con el estilo habitual del director, la película cuenta igualmente con un amplio número de actores de renombre o con trayectoria ascendente, entre los que destacan Timothée Chalamet (Call me by your name), Elle Fanning (Mary Shelley), Selena Gomez (En lucha incierta), Jude Law (Capitana Marvel), Diego Luna (El blues de Beale Street), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Rebecca Hall (Holmes & Watson) y Kelly Rohrbach (Baywatch: Los vigilantes de la playa).

Otro que regresa este fin de semana es Casey Affleck (I’m still here), que escribe, dirige y protagoniza La luz de mi vida, drama de ciencia ficción que aborda la relación entre un padre y su hija en un mundo en el que las mujeres casi han desaparecido después de una pandemia. Bajo esta premisa la historia analiza la difícil tarea de educar y enseñar a los hijos a vivir y volar solos. A Affleck le acompañan en el reparto Anna Pniowsky (He’s out there), Tom Bower (Runoff), Elisabeth Moss (serie El cuento de la criada), Hrothgar Mathews (Teen lust) y Timothy Webber (Rabbit), entre otros.

Terror, comedia y thriller es lo que ofrece Noche de bodas, producción con capital estadounidense y canadiense que dirigen a cuatro manos Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de El heredero del diablo (2014). La historia sigue la lucha por la supervivencia de una joven prometida que, para formar parte de la familia rica y excéntrica de su nuevo esposo, tiene que participar en una tradición ancestral y mortal. Samara Weaving (Tres anuncios en las afueras), Mark O’Brien (Malos tiempos en El Royale), Andie MacDowell (Paper year), Adam Brody (Isabelle), Henry Czerny (serie Revenge) y Nicky Guadagni (Lars y una chica de verdad) encabezan el reparto.

Antes de pasar a los estrenos puramente europeos, una de animación. Abominable es el título de lo nuevo de Dreamworks y Pearl Studios, una coproducción entre Estados Unidos y China que sigue la vida de una adolescente de Shanghai que un día se encuentra a un joven yeti en la azotea de su edificio. La criatura se ha escapado de un laboratorio y está siendo buscada por toda la ciudad, por lo que la joven y sus amigos deberán ayudarle a huir en una aventura en la que tendrán que enfrentarse a numerosos desafíos. Dirigida por Jill Culton (Colegas en el bosque) y Todd Wilderman (Colegas en el bosque 2), la cinta cuenta con las voces originales de Chloe Bennet (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.), Tenzing Norgay Trainor (serie Liv y Maddie), Albert Tsai (serie Dr. Ken), Eddie Izzard (La reina Victoria y Abdul), Joseph Izzo y Sarah Paulson (Glass).

Dos son las producciones españolas de la semana. Paradise Hills supone el debut en el largometraje de Alice Waddington, que dirige una historia de fantasía, drama y suspense cuyo argumento se desarrolla en una residencia de lujo donde familias acomodadas mandan a sus hijas para que sean educadas para ser mujeres perfectas. Una joven despierta allí una mañana, y aunque a su alrededor todo parece idílico, pronto descubrirá que la residencia, en realidad, oculta un oscuro secreto. Emma Roberts (serie American Horror Story: Apocalypse), Eiza González (Baby driver), Danielle Macdonald (A ciegas), Milla Jovovich (Desvelando la verdad), Awkwafina (Ocean’s 8), Jeremy Irvine (Mamma Mia! Una y otra vez) y Arnaud Valois (120 pulsaciones por minuto) son los principales actores.

Muy diferente es Abuelos, comedia dramática con marcada conciencia social que tiene como protagonistas a tres hombres en la última etapa de su vida laboral. Ninguno de ellos tiene trabajo, se sienten desfasados y el mercado laboral parece haber cerrado las puertas a personas de su edad. Ante esta situación, deciden emprender y montar su propio negocio, y nada mejor que hacerlo en el campo en el que se han convertido en expertos: cuidar de bebés. Santiago Requejo se pone al frente de su primer largometraje dirigiendo en el reparto a Carlos Iglesias (Los muertos no se tocan, nene), Roberto Álvarez (Neckan), Ramón Barea (Todos lo saben), Ana Fernández (La luz con el tiempo dentro), Mercedes Sampietro (Las furias) y Eva Santolaria (Héroes).

España también está presente en el último estreno de la semana, en colaboración con Francia y Luxemburgo. Lo que arde tiene como protagonista a un hombre que regresa a su aldea perdida en las montañas después de un tiempo en la cárcel por provocar un incendio. Allí vuelve a vivir con su madre, su perra y sus tres vacas. La tranquila vida que lleva en la naturaleza se verá alterada cuando un violento fuego arrasa la zona. Dirigido por Oliver Laxe (Mimosas), este drama está protagonizado por un reparto desconocido encabezado por Amador Arias, Benedicta Sánchez, Iván Yañez, Inazio Abrao y Elena Mar Fernández.

‘Lion’ lidera unos estrenos múltiples que invitan a ‘Vivir de noche’


Estrenos 27enero2017Último fin de semana de enero, y como ha venido siendo habitual desde que comenzara 2017, a la cartelera llegan novedades con aroma a Oscar y premios en general. De hecho, la principal película de este viernes, 27 de enero, fue una de las más nominadas en los últimos Globos de Oro y ha acaparado unas cuantas nominaciones a los premios de la Academia de Hollywood. Pero junto con ella aterrizan propuestas para todos los públicos que van desde el thriller hasta la animación.

Comenzamos el repaso con Lion, adaptación del libro de Saroo Brierley en el que narra su viaje para reencontrarse con su familia después de 25 años. La trama arranca cuando, de pequeño, se pierde en un tren y se ve obligado a vivir solo en Calcuta, donde una familia australiana le adopta. Años después, y convertido en un hombre, regresa sobre sus pasos y sus recuerdos para localizar a aquellos que perdió hace tanto tiempo. Dirigido por Garth Davis, que debuta de este modo en el largometraje de ficción, este interesante drama coproducido entre Estados Unidos y Australia está protagonizado por Dev Patel (Chappie), Nicole Kidman (El editor de libros), Rooney Mara (Carol), David Wenham (300: El origen de un imperio) y Nawazuddin Siddiqui (Kick), entre otros.

Desde Hollywood llega Vivir de noche, nuevo trabajo de Ben Affleck (Argo) como director en el que adapta una novela de Dennis Lehane. El argumento se centra en un grupo de gángsteres en plenos años 20, durante la Ley Seca. Buscando prosperar en su negocio, se trasladan a Florida, donde no solo deberán hacer frente a la competencia y al Ku Klux Klan, sino al pasado que arrastran con ellos. Protagonizada por el propio Affleck, la cinta cuenta con un notable reparto en el que destacan nombres como Sienna Miller (Burnt), Zoe Saldana (Star Trek: Más allá), Elle Fanning (The neon demon), Chris Cooper (Agosto), Brendan Gleeson (En el corazón del mar), Chris Messina (serie The newsroom) y Clark Gregg (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.).

Este viernes también supone el regreso de M. Night Shyamalan (La visita) al thriller con dosis de terror. Múltiple narra la historia de un hombre con un trastorno de identidad disociativa que tiene un total de 23 personalidades. Su vida da un giro cuando una de ellas le lleva a secuestrar a tres jóvenes. La historia, escrita también por el director indio, tiene como principal protagonista a James McAvoy (X-Men: Apocalipsis), al que acompañan Anya Taylor-Joy (La bruja), Betty Buckley (El incidente), Brad William Henke (The tank) y Haley Lu Richardson (Bronce).

Y nueve años después de su última película como director, Sean Penn (Caza al asesino) regresa tras las cámaras con Diré tu nombre, drama ambientado en los conflictos bélicos de África y que gira en torno a la relación entre la directora de una agencia de ayuda internacional y un apasionado médico que ha dedicado buena parte de su vida a salvar vidas en el continente. Lo que comienza como un apasionado romance se sembrará de dudas cuando las decisiones que él tomó en el pasado terminen por influir en la relación. Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera) y Javier Bardem (El consejero) dan vida a la pareja protagonista, y están acompañados por Adèle Exarchopoulos (Los anarquistas), Jean Reno (Escuadrón de élite) y Jared Harris (Operación U.N.C.L.E.).

El thriller también define la historia de Como perros salvajes, adaptación de la novela de Edward Búnker cuyo argumento se centra en tres ex convictos contratados para llevar a cabo un secuestro en Los Ángeles. Sin embargo, el trabajo sale mal y se verán obligados a iniciar una carrera en la que no solo tratarán de salvar sus vidas, sino que lucharán por no volver a la cárcel. Paul Schrader (Adam resucitado) se pone tras las cámaras en este film protagonizado por Nicolas Cage (Policías corruptos), Willem Dafoe (Pasolini), Reynaldo Gallegos (El francotirador) y Magi Avila (La reyna del pacífico).

Estados Unidos, Reino Unido y China colaboran en Billy Lynn, drama bélico basado en la novela de Ben Fountain cuyo argumento se centra en un grupo de soldados que se convierten en héroes tras una angustiosa batalla en Irak. Uno de ellos, un joven de 19 años, verá cómo sus vidas son convertidas en espectáculo a su regreso a Norteamérica, iniciando una gira de la victoria que nada tiene que ver con lo que realmente vivieron en Oriente Medio. Dirigida por Ang Lee (La vida de Pi), la cinta cuenta en su reparto con el debutante Joe Alwyn, Steve Martin (El gran año), Kristen Stewart (Café Society), Garrett Hedlund (Pan: Viaje a Nunca Jamás), Vin Diesel (El último cazador de brujas) y Chris Tucker (El lado bueno de las cosas).

El terror tiene a su máximo representante en Somnia. Dentro de tus sueños, cinta dirigida por Mike Flanagan (Hush) en la que una pareja decide adoptar a un niño al que le aterroriza dormir. Aunque al principio creen que se debe al traumático pasado del pequeño, poco a poco descubren que sus sueños se proyectan en la realidad, por lo que muchas veces las terribles pesadillas que tiene adquieren forma física. Para poder salvarse deberán averiguar qué se esconde tras los sueños del niño. Kate Bosworth (Hombres de élite), Thomas Jane (El velo), Jacob Tremblay (La habitación), Annabeth Gish (Tierra de asesinos) y Dash Mihok (serie Ray Donovan) encabezan el reparto.

En lo que a estrenos europeos se refiere, El último rey es una propuesta de aventuras y acción con capital noruego, danés, irlandés y húngaro cuya trama se ambienta en la Noruega de 1206. En plena cruenta guerra civil el rey agoniza en su lecho de muerte, pero en secreto nace uno de sus hijos, destinado a sucederle en el trono. Los enemigos del monarca ponen precio a la cabeza del bebé, y tan solo dos fieles soldados, dispuestos a sacrificarlo todo, se interpondrán para que el niño llegue a convertirse algún día en el nuevo rey de Noruega. Dirigida por Nils Gaup (En busca de la estrella del Navidad), la película está protagonizada por Jakob Oftebro (serie 1864), Nikolaj Lie Kaas (El niño 44), Thorbjørn Harr (serie Vikingos), Kristofer Hivju (serie Juego de tronos) y Pål Sverre Hagen (La leyenda de Ragnarok).

Francia y Canadá colaboran en Ballerina, aventura familiar de animación que dirigen a cuatro manos Eric Summer y Éric Warin, ambos debutantes en el largometraje de ficción. El argumento gira en torno a una joven huérfana cuyo único sueño es convertirse en bailarina. Para ello contará con la ayuda de su mejor amigo y de un inventor, con los que vivirá múltiples aventuras en un París mágico. Entre las voces originales encontramos las de Elle Fanning, que esta semana repite estreno, Dane DeHaan (Condenados), la cantante Carly Rae Jepsen y Maddie Ziegler.

Fuera de Europa destaca la surcoreana El imperio de las sombras, nuevo film escrito y dirigido por Kim Jee-woon (El último desafío) cuya trama, ambientada a finales de los años 20, durante la ocupación japonesa de Corea, aborda un juego de espías en el que la resistencia trata de destruir una base japonesa en Seúl. En medio del conflicto se encuentra un policía que colabora con los japoneses pero que se siente obligado a colaborar en una causa mayor. En el reparto destacan nombres como los de Lee Byung-hun (Los siete magníficos), Song Kang-ho (Sado), Gong Yoo (Train to Busan), Park Hee-soon (Ga-bi), Eom Tae-goo (Cha-i-na-ta-un) y Han Ji-min (Yeok-rin).

Desde Chile llega Las Plantas, drama de 2015 que gira en torno a una joven de 17 años que cuida de su hermano en estado vegetativo y que sobrevive gracias a su madre, que está en el hospital. Fan de los cómics, un día descubre un extraño ejemplar cuya historia llevará a la chica a descubrir su sexualidad y a un mundo en el que fantasía y realidad se mezclan. Ópera prima de Roberto Doveris, la cinta está protagonizada por Ingrid Isensee (El bosque de Karadima), Ernesto Meléndez (serie Vuelve temprano), Mauricio Vaca (Miguel San Miguel) y Violeta Castillo.

El documental tiene como representante El fin de ETA, producción española dirigida por Justin Webster (Seré asesinado) en torno a las conversaciones que durante años mantuvieron en el caserío Txillarre, de Elogiar (Gipuzkoa), el líder del PSOE vasco Jesús Eguiguren y el líder de Batasuna, Arnaldo Otegui. Un diálogo personal que adquirió mayor trascendencia cuando en 2004 el PSOE llegó al Gobierno de España de la mano de José Luis Rodríguez Zapatero.

Y el ganador de los Oscar 2013 es… ¡’Argo’!… ¿o ‘La vida de Pi’?


Ang Lee y Ben Affleck, triunfadores de los Oscar 2013.Desde que se dieran a conocer los ganadores de la 85ª edición de los Oscar se ha asegurado por activa y por pasiva que Argo, el film dirigido por Ben Affleck (The Town, ciudad de ladrones) ha sido la gran triunfadora. Bueno, es cierto que se ha llevado premios tan importantes como el de Mejor Película, Mejor Montaje y Mejor Guión Adaptado. Pero eso es todo. Lo cierto es que si hacemos balance de los premiados hay dos cosas seguras. Primero, que La vida de Pi ha sido la que más estatuillas acumula, un total de 4. Y segundo, que el gran damnificado ha vuelto a ser Steven Spielberg, esta vez con Lincoln como trabajo sobre el que centrar el análisis. Como venimos haciendo en Toma Dos desde que empezamos hace ya algo más de un año, vamos a repasar algunos momentos de aquella velada y, sobre todo, algunos de los premios, muchos de ellos previsibles pero no por eso menos interesantes.

Respecto a la gala en sí misma poco más hay que decir que no se haya dicho ya. Hubo pocas sorpresas a excepción de, por ejemplo, la conexión con la Casa Blanca para que la Primera Dama, Michelle Obama, presentara el Oscar a la Mejor Película. Un detalle que evidencia algo que todo el mundo sabe y que confirma lo que ya se vio a lo largo de la ceremonia. Estados Unidos, en esto de programar fiestas y espectáculos, han sido, son y siempre serán únicos, estando a muchos años de distancia del resto de países. Creo que a nadie se le podría imaginar ver a la mujer de un Primer Ministro, de un Jefe de Estado o de un Presidente de Gobierno de un país europeo participando en una gala como la de los César o los Goya, y eso dice mucho no solo del país, sino de la relación que existe entre la industria cinematográfica y el resto de estamentos sociales.

Volviendo a los premios, desde luego la sorpresa la protagonizó Ang Lee, quien se llevó el Oscar al Mejor Director por La vida de Pi. Es un premio justo y más que merecido, pero plantea serias dudas sobre la imagen que tienen en la Academia de Hollywood de Steven Spielberg. He llegado a escuchar que no resultó ganador porque la película tiene una carencia de ritmo que la hace algo pesada por momentos. Personalmente, no creo que vayan por ahí los tiros. Si algo ha demostrado la historia de los Oscar es que no hay director más infravalorado en estos premios que Spielberg. Sus nominaciones son innumerables, pero solo ha logrado dos estatuillas como Mejor Director. Y creo que nadie puede alegar que el realizador de Indiana Jones y la última cruzada sea un director aburrido. Personalmente, y analizando en profundidad el trabajo con los actores y la planificación de ambos films, me quedo con el biopic del presidente norteamericano antes que con la fábula de Lee, pero esto es otra historia.

De ser una de las favoritas, Lincoln ha terminado por ser casi una de las olvidadas. Dos Oscar, uno de ellos para Daniel Day-Lewis (Gangsters de Nueva York), que la sitúan en el mismo nivel que lo último de Quentin TarantinoDjango desencadenado, que como suele ser habitual en su director, logra Mejor Guión Original y el premio para un actor, en este caso Christoph Waltz como secundario. Por cierto, dos de dos para el actor austríaco: dos nominaciones por dos films de Tarantino y dos premios. Desde luego, si existen los actores fetiches, el realizador de Malditos bastardos es un talismán para Waltz.

Los mejores de la historia

Como se puede ver, esta edición de los Oscar ha sido muy repartida. Sin ir más lejos, el film con más estatuillas se ha llevado solo una de las “importantes”, dejando el resto para el apartado técnico, en el que se ha impuesto a auténticos titanes como Los Vengadores en los efectos visuales. Curiosamente, Los miserables ha terminado logrando más premios que algunas de las favoritas. Tres Oscar que premian, de un modo u otro, los dos aspectos más importantes de la película: el sonido y la recreación de la pobreza de la época. Por cierto, que los actores de la película, entre los que estuvo Anne Hathaway antes de ser premiada por Mejor Actriz de Reparto, protagonizaron uno de los momentos más estremecedores de la gala, cuando todos ellos (y cuando digo todos son protagonistas y secundarios) salieron al escenario a cantar diversos fragmentos de la película.

En cualquier caso, lo que sí dejó clara la gala es que, después de 85 años, la Academia de Hollywood ha revelado algunos de los nombres propios más importantes de la historia o, por decirlo de otro modo, algunos de los mejores. Daniel Day-Lewis, que como decíamos más arriba se hizo con el Oscar al Mejor Actor, se convirtió en la noche del domingo 24 de febrero en el primer actor en tener 3 Oscar, el primero por Mi pie izquierdo (1989) y el segundo por Pozos de ambición (2007). Se corona, así, como el mejor actor de todos los tiempos, al menos si se atiende a unos premios que, al menos en parte, se otorgan por motivos que no tienen nada que ver con lo puramente artístico.

Pero no fue el único. Estos Oscar confirmaron también que Disney no tiene rival en el campo de la animación. Bien es cierto que este año competía con Brave (Indomable) en colaboración con Pixar, y con ¡Rompe Ralph!, pero no reside ahí lo más importante. Ahora mismo cualquier película que realicen estos estudios está muy por encima de cualquier otra producción. En algunos casos demasiado. Pero aunque esto pudiera ser más o menos previsible, lo relevante está en las categorías que menos suelen atenderse en este tipo de análisis, en este caso la de Mejor Cortometraje de Animación. The Paperman, pequeña joya proyectada junto a Brave, fue la ganadora de la categoría, confirmando que la compañía del ratón sigue teniendo olfato para apostar por historias no necesariamente en 3D o realizadas por ordenador, pero que comparten entre ellas la grandeza de historias entrañables y realizadas con una clase y una categoría envidiables.

Al final, esta ceremonia de los Oscar ha sido una gala de homenaje al musical. Si el año pasado el protagonista fue el cine y sus orígenes, este año la música ha centrado todos y cada uno de los aspectos de la noche. Desde el discurso inicial del presentador, Seth McFarlane (Ted) hasta el homenaje a los 50 años de James Bond (con el premio a la Mejor Canción para Adele y su Skyfall), pasando por el número musical de Chicago (2002) o la canción de Barbra Streisand The way we weretema central de la película Tal como éramos (1973) que ella protagonizó y que sirvió para ilustrar a los fallecidos durante el último año. Curiosamente, ninguna de las películas más premiadas tiene nada que ver con este género. A continuación tenéis la relación de los ganadores de la 85ª edición de los premios Oscar 2013.

Mejor película: Argo de Ben Affleck.

Mejor director: Ang Lee por La vida de Pi.

Mejor actor principal: Daniel Day Lewis por Lincoln.

Mejor actriz principal: Jennifer Lawrence por El lado bueno de las cosas.

Mejor actriz de reparto: Anne Hathaway por Los miserables.

Mejor actor de reparto: Christoph Waltz por Django desencadenado.

Mejor película de animación: Brave de Mark Andrews.

Mejor película de habla no inglesa: Amour de Michael Haneke.

Mejor guión adaptado: Chris Terrio por Argo.

Mejor guión original: Quentin Tarantino por Django desencadenado.

Mejor documental: Searching for Sugar Man de Malik Bendejelloul.

Mejores efectos visuales: La vida de Pi (Bill Westenhofer, Guillaume Rocheron, Erik-Jan De Boer y Donald R. Elliott).

Mejor fotografía: Claudio Miranda por La vida de Pi.

Mejor montaje: William Goldberg por Argo.

Mejor diseño de producción: Lincoln (Rick Carter y Jim Erickson).

Mejor vestuario: Jacqueline Durran por Anna Karenina.

Mejor maquillaje: Los miserables (Lisa Westcott y Julie Dartnell).

Mejor banda sonora: Mychael Danna por La vida de Pi.

Mejor canción original: Adele por Skyfall.

Mejor mezcla de sonido: Los miserables (Andy Nelson, Mark Paterson y Simon Hayes).

Mejor montaje de sonido: Ex Aequo La noche más oscura (Paul N.J. Ottosson) y Skyfall (Per Hallberg y Karen Baker Landers).

Mejor cortometraje: Curfew de Shaun Christensen.

Mejor corto animado: The Paperman de John Kars.

Mejor corto documental: Inocente de Sean Fine y Andrea Nix.

‘La vida de Pi’: el colorido mundo de las religiones


Un tigre es el único superviviente que acompaña a Pi en su naufragio en 'La vida de Pi'.Haga lo que haga, Ang Lee (Brokeback Mountain) es un director que rara vez deja indiferente al espectador. Su cine podrá apasionar, decepcionar o generar rechazo, pero nunca será una obra superflua o simplista. Y desde luego, su nueva apuesta por el color y el drama de la supervivencia no desentona en este marco. Es más, supone todo un ejercicio visual sin comparación en los últimos años, pero ofrece al mismo tiempo una lectura profunda sobre el sentido de las múltiples creencias religiosas y su valor en la sociedad y en la propia existencia del ser humano.

Como suele ser habitual, lo más llamativo a simple vista es su narrativa formal y la amplia paleta de colores que Lee utiliza a lo largo del metraje. Azules, rojizos y blancos conforman un mundo único y aislado, ignoto para el espectador y habitado por criaturas conocidas pero observadas en un estado totalmente nuevo. Un colorido que hipnotiza al mismo tiempo que sorprende, y que en cierto modo es lo primero que se recuerda una vez encendidas las luces. Sin embargo, hay mucho más. Se podría decir que La vida de Pi es un estudio sobre las religiones en su sentido más sociológico. A través de la aventura de este joven hindú, cristiano y musulmán que naufraga con unos pocos animales (de los que al final solo queda un tigre de Bengala) se llega a descubrir que las creencias en un ser superior o, si se prefiere, en algo abstracto que rige nuestras vidas, no es más que la explicación más amable de los acontecimientos más terribles de la vida.

Gracias a una primera parte sencilla y algo cómica que puede hacerse larga en algunos momentos (debido principalmente a historias secundarias que no llevan a ningún lado), sobre todo si se espera con ansiedad el esperado desarrollo del naufragio, el director introduce al espectador a ese extraño mundo de las creencias religiosas, confrontadas en todo momento con las creencias científicas. Sin ese mosaico de la vida en la India sería difícil comprender todo lo sucedido a posteriori, aunque no es menos cierto que ese final algo abierto a la interpretación de cada uno da una nueva perspectiva a todo lo narrado durante las dos horas que dura el film. Puede que ese retraso en llegar al meollo de la historia sea uno de los pocos puntos débiles del film, que hubiera ganado algunos enteros más si se viera acortado en el inicio.

En cualquier caso, Lee ha conseguido con La vida de Pi una obra preciosista, reflexiva y emotiva a partes iguales, en la que lo importante no es tanto el resultado del viaje como lo aprendido durante el mismo. Poco importa si lo que se nos cuenta es cierto o no, si está exagerado o se atiene a lo que realmente ocurrió (aunque hay detalles que hacen inclinar la balanza claramente hacia un lado). Lo relevante es el hecho en sí: que un joven logró sobrevivir meses en medio del océano sin ningún conocimiento de náutica. Las lecciones de un entorno tan hostil como el mar, así como la necesidad de afrontar sus miedos y sus instintos animales más básicos, es lo realmente emotivo y dramático de la historia. Y en esto el relato sí tiene una única posible interpretación.

Nota: 8/10

Pistoletazo de salida para la época navideña con ‘La vida de Pi’


Tal vez sea un poco prematuro, pero parece que el invierno ha llegado a España. Y no solo por el temporal que azota a esta zona de Europa, sino por los estrenos que aterrizan en la cartelera hoy viernes, 29 de noviembre. Más allá de títulos de claro corte navideño y enfocados a toda la familia, empiezan a llegar ya obras con claro aroma a premios, sobre todo a los Oscars. En efecto, esta es la época en la que se estrenan más títulos que pugnan por hacerse con las estatuillas y que, en líneas generales, poseen una carga y un desarrollo dramático mucho mayor que las películas de la época estival. Y como inicio de temporada, mucha y muy variada es la oferta.

La propuesta más interesante es La vida de Pi, cinta de Ang Lee (Tigre y Dragón) cuyo trabajo visual deja completamente atónito al espectador, como ya se pudo comprobar con su trailer. La historia, que adapta la novela de Yann Martel, sigue a un muchacho que, durante un viaje en barco a Canadá para instalarse allí junto a sus padres y el zoo que poseen, sufre el azote de una tormenta que les hace naufragar. Tras lograr salvarse en un bote salvavidas, descubrirá que en la pequeña barca se han colado algunos animales, el más peligroso un tigre al que deberá amaestrar si quiere sobrevivir. Un drama emotivo y colorido que está protagonizado por Suraj Sharma, Irrfan Khan (The amazing Spider-man), Ayush Tandon, Gautam Belur, Adil Hussain (Agent Vinod), Tabu (El buen nombre) y Gérard Depardieu (Matrimonio de conveniencia).

Una de las películas navideñas del año será, sin lugar a dudas, El origen de los guardianes, una aventura familiar que da una vuelta de tuerca a personajes tan propios de la fantasía de esta época como Papá Noel, el Hombre de los Sueños, el Conejo de Pascua o el Hada de los Dientes. Realizada en animación por ordenador y con la posibilidad de verla en 3D, la trama gira en torno a Jack Escarcha, un joven que deberá unir fuerzas a los guardianes de los sueños y fantasías de los niños cuando estos se vean amenazados por una fuerza oscura que trata de conquistar el mundo sembrando miedo. Esta adaptación del libro de William Joyce viene dirigida por Peter Ramsey, que debuta en el largometraje en pantalla grande, y cuenta con las voces de Chris Pine (Esto es la guerra), Alec Baldwin (No es tan fácil), Jude Law (Contagio), Isla Fisher (Despedida de soltera) y Hugh Jackman (Australia), entre otros.

Precisamente Gérard Depardieu repite en pantalla, aunque esta vez como uno de los principales protagonistas, en una nueva adaptación de las aventuras de Astérix, en concreto, Astérix y Obélix: Al servicio de su majestad. Los dos galos protagonistas se verán obligados a acudir a Gran Bretaña para ayudar a una aldea bretona a resistir el ataque de Julio César, para lo que llevarán un tonel de poción mágica. Sin embargo, no todo sale como esperan, y pronto se verán envueltos en varios problemas y en un país extranjero del que desconocen las costumbres. Pura comedia francesa (en la que también participa España) en la que Depardieu es el único que repite su personaje, Obélix. El resto, dirigidos por Laurent Tirard (El pequeño Nicolás), son Edouard Baer (Pollo con ciruelas), Guillaume Gallienne (Patio de butacas), Vincent Lacoste (Low Cost), Valérie Lemercier (Los visitantes), Fabrice Luchini (Las chicas de la sexta planta), Catherine Deneuve (Repulsión), Dany Boon (Micmacs) y Jean Rochefort (El artista y la modelo).

En cuanto a la producción nacional, el título que más interés genera es Invasor, nueva película de Daniel Calparsoro (Asfalto) que gira en torno a un médico militar español que, tras sufrir un atentado en una misión internacional, vuelve a casa con graves secuelas. Cuando empieza a recordar lo sucedido en aquel atentado, empieza a sospechar que la versión oficial difiere mucho de lo que realmente debió de ocurrir, y empieza una investigación de la verdad que pondrá en peligro su vida y la de su familia. Un thriller protagonizado por Alberto Ammann (Celda 211), Alex Hafner (Killing Frisco), Antonio de la Torre (Azuloscurocasinegro), Inma Cuesta (Grupo 7) y Karra Elejalde (También la lluvia).

También española es El encamado, curiosa comedia en la que un publicista decide, una mañana de año nuevo, no levantarse de la cama ese día… ni al siguiente, ni el mes siguiente, ni los siguientes años, con todos los problemas y situaciones extravagantes que eso conlleva para su entorno. Ópera prima de Germán Roda, la película está protagonizada por el también debutante Alberto Castrillo-Ferrer, al que acompañan Luis Larrodera (Torrente 3: El protector), María José Moreno (Chatarra), Fran Perea (El camino de los ingleses), Nacho Rubio (Una de zombies) y Manuela Velasco (Amigos…).

Desde Francia llega también lo nuevo de Costa-Gavras (Amén.) en torno al mundo capitalista y al ascenso de un personaje hacia las posiciones más privilegiadas y dominadoras del sistema financiero. Con el título de El capital, este drama crítico cuenta, como actores principales, con Gabriel Byrne (El fin de los días), Céline Sallette (De óxido y hueso), Gad Elmalesh (El juego de los idiotas) y Liya Kedebe (El buen pastor).

Por su parte, dos son los títulos que llegan desde Sudamérica, si bien uno de ellos cuenta con participación Española en su producción. Nos referimos a Cruz del sur, película uruguayo-española, una propuesta que aúna drama, comedia y romance en un argumento que sigue los pasos de un uruguayo que decide emigrar a Barcelona tras perder su empleo. En la Ciudad Condal conoce a un argentino y, poco a poco, empieza a unir de nuevo el núcleo familiar, aunque su vida se verá alterada por la presencia de una joven camarera y una noticia inesperada. Dirigida por Tony Lopez y David Sanz (ambos debutantes), está protagonizada por el propio Sanz, al que acompañan Leonor Svarcas (Gigante), Jorge Temponi (El ingeniero), Zaida Fornieles, entre otros.

El otro film es Juan y Eva, producida en el 2011 por Argentina y escrita y dirigida por Paula de Luque (El vestido). Su argumento sigue el nacimiento y consolidación de la relación amorosa entre Juan Domingo Perón y Eva Duarte desde enero de 1944. La pareja protagonista está interpretada por Osmar Núñez (Encarnación) y Julieta Díaz (La señal), a los que acompañan, entre muchos otros, Alfredo Casero (El día que me amen) y Fernán Miras (Días de vinilo).

Finalmente, y con bastante retraso respecto a su estreno oficial en 2009, llega otra cinta de animación para los más pequeños, Amigos para siempre. Producida a tres bandas entre Italia, Alemania y Francia, la historia se basa en los relatos de Helme Heine para contar un viaje de amistad y valor en el que los animales de una granja deberán salir en busca de una oveja que ha sido secuestrada por lobo, iniciando un peligroso camino en el que descubrirán dónde reside la verdadera fortaleza. La propuesta está dirigida por Tony Loeser (que debuta como director) y Jesper Møller (Astérix y los vikingos).

La poesía visual de Ang Lee en el trailer de ‘Life of Pi’


Mucha gente considera su cine algo pretencioso y su lenguaje visual carente del ritmo que debería tener para contar historias como la de Hulk (2003). Sin embargo, el director taiwanés Ang Lee es uno de los pocos que puede presumir de una belleza formal fuera de lo común en todas sus películas, ya sean dramas, adaptaciones de cómic o historias épicas. Hace unos días pudimos volver a apreciar dicha belleza en el trailer de Life of Pi, que podéis ver al final y del que analizaremos a continuación algunos de sus elementos más llamativos y más utilizados por el responsable de la célebre Tigre y dragón (2000).

La trama de esta Vida de Pi no puede ser más sencilla. Un joven indio llamado Pi, hijo de un guarda de zoo, viaja en un barco rodeado de numerosos animales. Una tormenta en medio del mar hace naufragar al barco, pero el chico logra salvarse en una barca… junto a cuatro animales: un orangután, una cebra, una hiena y un tigre de Bengala. La vida a borde del bote y los peligros de sus compañeros animales supondrán una experiencia única en su vida. Protagonizada por un debutante Suraj Sharma, en el film pueden verse caras tan conocidas como las de Gérard Depardieu (Mammuth), Irrfan Khan (The amazing Spider-Man) y Tabu (El buen nombre).

Como puede verse, el guión firmado por David Magee (Un gran día para ellas) y basado en una novela de Yann Martel aborda un tema ya utilizado en el cine para narrar la soledad y la supervivencia del cuerpo y del espíritu. A la mente viene Naúfrago (2000) de Robert Zemeckis, aunque también esa obra algo extraña para un director como Alfred Hitchcock cuyo título ya lo dice todo: Naúfragos (1944). Empero, la obra de Lee, a tenor de lo visto en el trailer y de la experiencia de sus anteriores títulos, aporta un plus creativo en el campo visual que dejará atónito a más de uno.

Desde luego, si algo define a Lee es su paleta cromática. Todas sus películas, tengan el carácter que tengan, poseen colores tan variados que convierten las historias en auténticos cuentos, en obras cuya fantasía se encuentra más en la forma que en el fondo. Incluso un drama tan crudo como Brokeback Mountain (2005) tiene momentos de auténtica lírica cromática, destacando los paisajes montañosos y el vestuario de algún que otro personaje.

Life of Pi, en este sentido, no deception. Más bien al contrario. Siguiendo la estela de Tigre y dragón, el director parece explorar todas las posibilidades del color y su colaboración e integración con la narrativa, algunas veces tensa y dramática y otras suave y hermosa, hasta límites tan insospechados como esa ballena saliendo de un agua manchada con una especie de pintura fluorescente. Con todo, este no es más que un elemento visual impactante; lo realmente interesante parece encontrarse en otros momentos del trailer.

Y es que la historia que muestran estos poco más de dos minutos deja entrever una relación de amistad/rivalidad entre los animales (sobre todo el tigre) y el joven, cuyo instinto de supervivencia le lleva a evitarlos primero y a tratar de controlarlos después. Cómo lo consigue en medio del mar es algo que habrá que descubrir el día de su estreno. Sea como fuere, este trailer impacta visual y emocionalmente, desde esos primeros momentos que narran el hundimiento del barco hasta esa poesía propia del director de La tormenta de hielo (1997). Su estreno, a finales de noviembre.

La imparable destrucción de ‘Hulk’ bajo tres rostros distintos


Comenzamos el análisis a las películas realizadas de los personajes que protagonizan Los Vengadores, y lo hacemos con las dos partes de Hulk, el alter ego de Bruce Banner que nace de la ira del doctor tras sufrir un accidente con rayos gamma. Dos películas, en efecto, pero de muy distinta repercusión, aceptación e incluso intención. El caso de Hulk, de hecho, por aquello de ser un personaje creado enteramente por ordenador, es significativo: tres actores son los que han puesto el rostro humano a la verde criatura. Primero fue Eric Bana en 2003; cinco años más tarde, Edward Norton trataba de controlar su ira; y en su próxima aparición, será Mark Ruffalo el encargado de hacerlo creíble cuando no se dedique a destruir una ciudad. Y en cada una de ellas Hulk mantenía los rasgos físicos (e incluso cicatrices) de los actores, algo que sin lugar a dudas es de alabar.

El primero en transformarse, como decimos, fue el actor de Troya bajo las órdenes de Ang Lee (Tigre y Dragón) en Hulk. La cinta, como es habitual en este tipo de historias, narra los orígenes del personaje, su exposición a los rayos y su lucha por comprender la criatura en la que se convierte, algo en lo que estará ayudado por Betty Ross, el elemento romántico interpretado por Jennifer Connelly (Una mente maravillosa) e hija del General Ross (Sam Elliot), una suerte de Capitán Ahab que persigue, en este caso, a su ballena verde.

Más allá de los cambios con respecto al cómic necesarios en toda adaptación al cine, lo que realmente llamó la atención, y también fue uno de los elementos más criticados, fue un montaje que se dejaba influir, precisamente, por la estructura en viñetas de las páginas dibujadas de Marvel. Un montaje que, aun siendo original, generaba serias dudas en la viabilidad de las secuencias, que se convertían en un mosaico algo caótico de movimiento y diálogos en el que era difícil centrar la atención. A esto se unía una estructura narrativa basada, quizá demasiado, en los recuerdos reprimidos de un personaje marcado por la tragedia y por un sentimiento de odio y temor hacia su padre, magníficamente interpretado por Nick Nolte.

La fortuna tampoco acompañó al actor principal, no tanto por la interpretación de Bana (más que correcta en su desesperación), sino por un físico poco apropiado para un científico que debe contrastar lo máximo posible con su alter ego musculoso. Eso sí, el film de Lee implantó algo que se ha mantenido en todas las apariciones recientes del personaje, y es el diseño de la estructura física, de los músculos y de la animación, que en esta primera entrega la llevó a cabo el propio director, entre otros.

Edward Norton y su tranquilidad

El resultado de Hulk no fue el que se esperaba, por lo que los responsables de la compañía propietaria del personaje se pensaron muy mucho una nueva película. Finalmente, se dio luz verde a un nuevo proyecto que estuviera a medio camino entre la secuela y un relanzamiento de la historia, con nuevas caras delante y detrás de las cámaras. Al contrario de la saga Spiderman, los X-MenLos 4 fantásticos, Hulk cambió de rostro. Ni siquiera se utilizó el número 2 en su título. El increíble Hulk llegaba a las pantallas en 2008 de la mano de Louis Leterrier (Transporter), y lo hacía con Edward Norton en la piel de Banner, Liv Tyler (Armageddon) como Betty Ross y William Hurt (Una historia de violencia) como el Coronel Ross.

Como es conocido, Norton impuso sus propias reglas en el guión y en su personaje, y lo cierto es que no fue algo negativo en el resultado final, más bien al contrario. Esta nueva película perdía el carácter luminoso de la primera para convertirse en una historia traumática, oscura y con cierto aire trágico, en la que el personaje de Norton es un fugitivo por voluntad propia, aislado del mundo y obligado a mantener su cuerpo por debajo de un número determinado de pulsaciones para no perder el control y transformarse.

Puede que el director no se caracterice por unas historias complejas, pero está especializado en cintas de acción, y ese carácter se evidencia en la fuerza de los planos y, sobre todo, en la destrucción final producida por la pelea entre Hulk y el villano, interpretado por un impecable Tim Roth (Reservoir Dogs) antes de su transformación. Unas secuencias acordes a la imponente presencia de la masa verde que, a diferencia de la película de Lee, no evitan los golpes ni las heridas producidas. Incluso Edward Norton, quien compone un Bruce Banner mucho más solitario, temeroso e inteligente, ofrece físicamente un aspecto mucho más creíble en una historia, por lo demás, más clara, directa y sencilla que la primera entrega.

Y como no podía ser de otro modo, el final de El increíble Hulk, tanto el momento en el que se ve a Norton meditando en una cabaña, como esa escena adicional al final de los créditos con Tony Stark (Robert Downey Jr.) hablando con el Coronel, enfocan directamente a Los Vengadores y la participación de un nuevo doctor Banner en la batalla para salvar el mundo. Tres intervenciones en la pantalla grande y tres actores diferentes que, además de modificar los rasgos de la criatura, inciden en las diferentes caras de un personaje poliédrico, complejo y asustado de sí mismo.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: