Los trucos de magia baratos de Oz le mantienen como líder de taquilla


Este 2013, y a falta todavía de estrenos veraniegos de gran envergadura, está siendo un año más bien pobre en lo referente a la recaudación. Ni siquiera las producciones de más peso económico, y normalmente más espectaculares y atractivas al gran público, están teniendo el comportamiento previsto. Los datos del pasado fin de semana no rompen esta racha negativa, y vuelven a registrar unas cifras algo bajas, en concreto 6,9 millones de euros. Aunque lo más llamativo, como ha ocurrido en otras ocasiones, es el hecho de que ninguno de los estrenos haya logrado ser la película más taquillera.

Es más, en dicho puesto vuelve a repetir Oz, un mundo de fantasía, que con un descenso del 34% logra 1,32 millones de euros en su segunda semana, acumulando más de 3,5 millones de euros. En las próximas semanas llegarán estrenos que presentarán competencia directa, pero vista la indolencia de una taquilla que parece mostrarse indiferente a ciertas propuestas, es posible que aguante el tirón durante algunas semanas más, lo que podría situarla en torno a los 7,5 millones. Indolencia, por cierto, que parece haber afectado a uno de los estrenos de la semana, Jack, el caza gigantes, que se queda algo por debajo del millón de euros (980.000 euros) a pesar de haberse estrenado en más de 450 salas, lo que deja una media de unos 2.125 euros, cifra muy alejada de lo que se esperaba de esta superproducción. Podría llegar a un techo de unos 4 millones si el boca a oreja logra impulsarla.

En tercer lugar nos encontramos con Los amantes pasajeros, que caen un acentuado 55% hasta los 0,84 millones de euros, lo que evidencia una falta de interés que parece incrementarse a medida que nos alejamos de su fecha de estreno. De seguir así es más que probable que se quede en torno a los 5 millones de euros al final de su etapa comercial en salas. Otro de los estrenos, Anna Karenina, se halla en el puesto número cuatro con 790.000 euros, logrados en 248 salas. Dichos datos reflejan una media de más de 3.000 euros, y aunque su temática y tratamiento generarán muchas dudas en semanas venideras, si logra mantener el ritmo podría superar los 3 millones de euros.

Hansel y Gretel: Cazadores de brujas se sitúan en mitad de tabla con, curiosamente, medio millón de euros, es decir, un 42% menos que hace siete días. Poco a poco logra mantenerse a flote, sumando ya 3,5 millones de euros y teniendo muchas posibilidades de superar los 5 millones. Le sigue relativamente de cerca Parker, que presenta uno de los descensos más bajos del top 10 con un 39%, obteniendo unos resultados que, teniendo en cuenta el tipo de producto que es, podrían considerarse como correctos. Algo más de 1,15 millones de euros es lo que ya acumula, y no sería extraño que superase los 2 millones.

Otro descenso menor es el de Dando la nota. La comedia musical pierde un 31% y recauda 0,37 millones de euros, quedándose muy cerca del millón de euros en apenas 10 días y ocupando la séptima plaza de este ranking. Con algo de suerte llegará a los 2 millones. Y para cerrar estos primeros puestos de la taquilla tres veteranos. El primero es El lado bueno de las cosas, que desciende un 30%, que suma unos 300.000 euros para llegar a los 8,5 millones de euros, teniendo al alcance de la mano los 9 millones de euros y, si se mantiene a flote, rozar los 10 millones de euros. Los dos últimos puestos son para Argo, que sigue disfrutando de su segunda juventud gracias a los Oscar, y ¡Rompe Ralph!, que se resiste a desaparecer ante la falta de competencia entre el público infantil.

Anuncios

La fantasía de Oz se impone por poco al alocado vuelo de Almodóvar


Ha sido muy poca la diferencia, pero finalmente Oz, un mundo de fantasía superó a Los amantes pasajeros en lo que a recaudación se refiere durante el pasado fin de semana. Un fin de semana, por cierto, que en líneas generales mejora lo visto en las últimas semanas, pero que sigue sin acercarse a los datos de años anteriores. Así las cosas, durante los tres días analizados se superaron los 8 millones de euros y el millón de espectadores, concretamente 1,15 millones. Y aunque las cifras de los títulos más taquilleros pueden parecer buenas, existen matices que cabría señalar.

Por ejemplo, mientras que Oz, un mundo de fantasía conseguía unos 2 millones de euros en 649 salas (aproximadamente 3.100 euros de media), la película de Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre) se situaba en los 1,88 millones en unas 300 salas, lo que deja una media de más de 6.000 euros por pantalla. Teniendo en cuenta las características de una y otra, y que la primera se proyectaba tanto en 2D como en 3D, sin duda la mejor parada ha sido la segunda. Además, la fantasía de Sam Raimi (Rápida y mortal) va a tener serios competidores durante las próximas semanas, por lo que va a ser muy difícil que mantenga el liderazgo, sobre todo si el boca oreja no es del todo positivo.

El tercer puesto es para Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, que no logra ni siquiera superar el millón de euros en su segunda semana. En concreto, 0,85 millones de euros que suponen un 47% menos y completan un balance total de 2,84 millones en sus primeros días. Al igual que le ocurre a Oz, un mundo de fantasía, los estrenos de las próximas semanas determinarán su recorrido, pero una posible cifra serían los 5 millones de euros en total. Otro de los estrenos, Parker, se halla en la cuarta posición con 630.000 aproximadamente. Su distribución en 240 cines hace una media de más de 2.600 euros, y teniendo en cuenta el tirón de su estrella, Jason Statham (Crank) entre cierto sector del público es posible que llegue a los 2 millones de euros al final de su carrera comercial.

El ecuador de este top 10 es para otro estreno, Dando la nota, la comedia musical que logra 540.000 euros en 248 salas, es decir, una media de unos 2.175 euros. Desde luego, la temática y los actores no hacen pensar en una afluencia mayor de público en las próximas semanas, amén de otros estrenos juveniles que sin duda afectarán a su ritmo de recaudación. No parece posible que repita el éxito que sí tuvo en Estados Unidos, proporcionalmente hablando, claro está. Podría alcanzar el millón de euros.

A partir de aquí los primeros puestos de la taquilla se nutren de viejos conocidos como El lado bueno de las cosas, que se queda en el puesto número seis con un descenso del 36%. En total lleva ya algo más de 8 millones de euros, y si sabe aprovechar algo más el efecto Oscar podría llegar a superar los 9 millones. Algo similar a lo que le ocurre a Argo, que vive una segunda juventud gracias a los premios de Hollywood. Con una caída del 37% se sitúa en séptima posición y acumula algo menos de 6 millones.

La cinta de terror Mamá se queda con el octavo escalón de este top 10 amén de uno de los descensos más acentuados del tramo que aquí analizamos, un 52%. Claro que ya lleva varias semanas en cartel, por lo que dicho desgaste es lógico, sobre todo si tenemos en cuenta que ha superado el millón de espectadores y se acerca a los 8 millones de euros en total, teniendo relativamente fácil superar dicha cifra. En cuanto a los dos últimos puestos, Django desencadenado, que ocupa el anteúltimo puesto, supera ya los 10 millones de euros, y La Jungla: Un buen día para morir, registra la peor caída con un 60% y se queda con poco más de 3,2 millones de euros en total, lo que en ningún caso debería valorarse como éxito teniendo en cuenta el tipo de cinta y las características del protagonista en cuestión.

‘Los amantes pasajeros’: sexo homosexual de altos vuelos


Raúl Arévalo, Carlos Areces y Javier Cámara durante el número musical de 'Los amantes pasajeros'.El subconsciente no engaña y, mal que nos pese, termina por hacerse patente en nuestras decisiones. Que a buena parte del público español se le antoje el cine de Pedro Almodóvar (La mala educación) como un compendio y un mapa de los deseos sexuales de homosexuales o de las frustraciones y anhelos de mujeres de cualquier condición no es casualidad. En su nueva película, tal vez para demostrar que es capaz de exponer todos los elementos de su cine sin ningún tipo de tapujos, da rienda suelta a los conceptos más transgresores que han marcado su trayectoria. El problema es que lo hace sobre una base que solo se sustenta en un pilar con tres patas, lo que hace tambalearse al conjunto hasta terminar siendo algo indiferente.

Dicho pilar está compuesto por los tres asistentes de vuelo homosexuales y, dicho vulgarmente, “muy locazas”. Muy bien interpretados por Javier Cámara (Torremolinos 73), Raúl Arévalo (También la lluvia) y Carlos Areces (Lobos de Arga), su presencia no solo arroja luz sobre un conjunto algo sombrío, sino que supone todo un riesgo, una apuesta personal por el exceso que, en otro contexto y con otros actores, posiblemente supondría la sentencia de muerte del film. Un film, por cierto, que es una especie de Aterriza como puedas (1980) versión Almodóvar.

Y ahí está el problema. El director manchego se sirve de una excusa barata para sacar a relucir todas las miserias sexuales de los personajes que interactúan frente a la cámara. Todo gira alrededor del mismo tema hasta saturar la paciencia del espectador. Sí, existen momentos divertidos, principalmente los relacionados con los tres personajes antes mencionados, pero el resto es un quiero y no puedo. Al fin y al cabo, el secreto de Aterriza como puedas y del resto de la saga era el surrealismo tan variopinto que acompañaba a sus personajes. En el caso de la película que nos ocupa, dicha variedad parece querer mostrarse al inicio para desaparecer a los pocos minutos, dejando paso al sexo y a las bromas sexuales, muchas de ellas excesivamente infantiles para el tipo de cine que firma Almodóvar.

El director de Todo sobre mi madre (1999) ha confesado que esta es su película más gay, y desde luego componentes homosexuales no le faltan. Más bien, le sobran, pues en su intento de demostrar que todos, o casi todos, llevamos a un homosexual en nuestro interior se olvida por completo de dar empaque a las diferentes historias que se citan en ese fallido vuelo a ninguna parte. Al final se expone mucha información pero se desarrolla poco y se concluye aún menos o, mejor dicho, se hace de forma atropellada y tosca. Algo similar a lo que le ocurre a la narrativa en varios momentos, donde los planos y las reacciones de los actores no parecen encajar en la secuencia que se desarrolla. El sexo y la homosexualidad terminan por devorarlo todo, como si de una comedia adolescente norteamericana se tratara. Divertida, sí, pero excesivamente simple.

Nota: 5,5/10

Raimi nos devuelve a Oz y Almodóvar toma un vuelo inolvidable


Estrenos 8marzo2013.Comparado con otras ocasiones puede que los estrenos de hoy, viernes 8 de marzo, se antojen algo escasos. Seis películas de nueva hornada que llegan a la cartelera española. Sin embargo, solo con atender un poco al carácter de los títulos y a los nombres propios que participan en ellos podemos deducir que el fin de semana se presenta muy interesante. Fantasía, comedia, acción, musical, drama. … prácticamente todos los géneros están representados, algunos de ellos de formas tan espectaculares como Oz, un mundo de fantasía o tan deliberadamente provocativas como Los amantes pasajeros.

Pero comencemos por el regreso al mundo de Oz. A modo de precuela del clásico El mago de Oz de 1939, el nuevo film de Sam Raimi (Spider-man) narra los orígenes del famoso mago, que son nada más y nada menos que los de un mago de poca monta que es transportado desde Kansas hasta ese fantástico mundo en el que deberá decidir quienes están de su parte y quienes en su contra mientras interviene en la disputa de tres brujas que le obligarán a demostrar que es el mago que todo el mundo estaba esperando. Fantasía, acción y comedia se mezclan en este relato sobre los orígenes de uno de los personajes más importantes del cine, y lo hacen en 3D para todos aquellos que lo deseen. James Franco (127 horas) es el principal protagonista, aunque está acompañado por tres actrices como son Rachel Weisz (La fuente de la vida), Mila Kunis (Cisne negro) y Michelle Williams (Mi semana con Marilyn), amén de otros actores secundarios como Zach Braff (El último beso) o los ya habituales en el cine de Raimi, Bruce Campbell (Posesión infernal) y Ted Raimi (En algún lugar de la memoria), hermano del director.

Otro regreso protagoniza el gran estreno español de la semana. Hablamos de Pedro Almodóvar (La piel que habito) y Los amantes pasajeros, comedia pura y dura que, hasta cierto punto, trata de alejarse de las temáticas más clásicas y tópicas del director manchego. Eso sí, mantiene ese gusto por un reparto coral que, en esta ocasión, sitúa en un avión a Ciudad de México. La trama comienza cuando un problema genera en todos los pasajeros, y en la propia tripulación, la sensación de que van a morir allí, lo que les llevará a exponer sus intimidades y a generar todo tipo de situaciones. Como decimos, muchos nombres del cine español, entre los que cabría destacar: Javier Cámara (Que se mueran los feos), Carlos Areces (Balada triste de trompeta), Raúl Arévalo (Promoción fantasma), Hugo Silva (El cuerpo), Antonio de la Torre (Grupo 7), Penélope Cruz (Nine), Antonio Banderas (Indomable), Paz Vega (Triage), Lola Dueñas (Las chicas de la sexta planta), Cecilia Roth (El nido vacío) y Miguel Ángel Silvestre (Lo mejor de Eva).

Otra comedia, aunque en esta ocasión de marcado contenido musical, es Dando la nota, producción que se nutre en parte de la estela que está generando la serie Glee para contar la llegada a la universidad de una joven cuya gran pasión es la música, aunque solo escucharla. Obligada a formar parte de algún grupo, termina recalando en uno de chicas de todas las clases y condiciones que lo único que tienen en común es su canto a capela. Juntas empezarán a plantearse nuevos retos para subir peldaños en el mundo y los concursos universitarios de los grupos a capela. Dirigida por Jason Moore, que debuta así en el largometraje, la cinta está protagonizada por rostros conocidos para el público juvenil como Anna Kendrick (saga Crepúsculo), Skylar Astin (Destino: Woodstock), Ben Platt, Brittany Snow (Una noche para morir), Anna Camp (Criadas y señoras), Rebel Wilson (Qué esperar cuando estás esperando), Alexis Knapp (Percy Jackson y el ladrón del rayo), Ester Dean y Elizabeth Banks (Los juegos del hambre).

Estrenada con algo de retraso llega Las flores de la guerra, producción del 2011 dirigida por Zhang Yimou (Hero) y protagonizada por Christina Bale (El caballero oscuro), que abandona el mundo del cómic para enfundarse una sotana e interpretar a un joven que acude a Nanjing en 1937, es decir, en plena guerra entre China y Japón. Aunque su intención inicial es preparar el entierro de un sacerdote, su misión pronto se verá ampliada cuando deba dar cobijo a un grupo de menores alojadas en la iglesia y a un grupo de prostitutas que buscan refugiarse de la guerra. Un drama en todos sus sentidos que cuenta con la participación de un amplio y desconocido reparto asiático, en el que destacan Ni Ni, Zhang Xinyi, Huang Tianyuan, Han Xiting y Zhang Doudou.

La acción la pone Parker, nuevo producto pensado para el lucimiento de su estrella, Jason Statham (Los mercenarios 2), quien en esta ocasión da vida a un ladrón que es traicionado por su equipo durante su último golpe. Decidido a vengarse, se asocia con una mujer infiltrada en la organización con el único objetivo de recuperar todo el botín. Taylor Hackford (Pactar con el diablo) es el encargado de intentar aportar algo de alma a esta cinta de acción mil y una veces vista. La novedad llega en el resto del reparto, plagado de estrellas de la pequeña y la gran pantalla. Así, encontramos a Jennifer Lopez (El plan B), Michael Chiklis (serie The Shield), Nick Nolte (Límite: 48 horas), Wendell Pierce (Cómo acabar con tu jefe) y Clifton Collins Jr. (Star Trek), entre otros.

Como puede verse, la mayor parte de los estrenos nos llegan este fin de semana de Estados Unidos. Para aquellos que disfruten con el cine europeo, y más allá de lo nuevo de Almodóvar, llega también este viernes En la niebla, coproducción entre Alemania, Holanda, Bielorrusia, Rusia y Letonia que se llevó el premio de la crítica en el último Festival de Cannes. Su argumento gira en torno a un hombre que es acusado injustamente de colaboracionismo en la frontera occidental de la URSS ocupada por los alemanes en 1942. Su desesperación ante el futuro que le aguarda le hará tomar una decisión tan arriesgada como moralmente compleja. Dirige Sergei Loznitsa (Schastye moe), y protagonizan Vladimir Svirskiy (4 Tage im Mai), Vladislav Abashin (Novaya Zemlya), Sergei Kolesov, Nikita Peremotovs y Yuliya Peresild (The abduction).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: