‘Mientras dure la guerra’: el templo de la inteligencia


Hay que reconocerle a Alejandro Amenábar (Tesis) su valentía a la hora de escoger proyectos. O más bien, su capacidad para afrontar producciones que tratan de ahondar en los entresijos que se esconden detrás de cada historia, sea real o ficticia. Las motivaciones, el desarrollo de acontecimientos, los giros argumentales que cambian por completo el sentido de una trama, … Todo ello, unido a un lenguaje visual que sabe adaptarse a cada relato, le convierte en uno de los mejores directores del panorama español.

Eso, y mucho más, es lo que desprende Mientras dure la guerra. Su forma de encarar el inicio de la Guerra Civil en España y la relación del escritor Miguel de Unamuno con el bando sublevado y la República es sencillamente brillante. Puede parecer simple, incluso un poco academicista, pero en un país tan polarizado como este es un soplo de aire fresco que alguien tome la suficiente distancia para tratar de aportar una visión objetiva de los acontecimientos. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que no despierte sentimientos de muy diversa índole, pero sí permite al espectador acercarse a este momento vital de la historia reciente de España. A través de un desarrollo marcado por los giros argumentales en forma de muertes y disparos en la madrugada, Amenábar construye el cambio de paradigma que se produce en el protagonista (magistral Karra Elejalde –La higuera de los bastardos-) de una forma natural, evidenciando el error inicial que se traduce, finalmente, en ese discurso histórico en la Universidad de Salamanca el Día de la Raza (ahora Día de la Hispanidad).

Pero la película va mucho más allá. En realidad, los acontecimientos acaecidos en 1936 no dejan de ser un reflejo de lo que el director en realidad quiere contar, y es el carácter de una sociedad condenada a enfrentarse, condenada a no entenderse. La breve secuencia del protagonista y su joven amigo en una carretera a Zamora discutiendo por ideas contrarias (con una clara referencia al Duelo a garrotazos de Goya) es posiblemente el momento más clarificador de un film cuya puesta en escena, vestuario y reparto son simplemente soberbios. Y si la historia de Unamuno resulta atractiva por cuanto viene a representar ese cambio de mentalidad, no lo es menos el modo en que Francisco Franco desarrolla su estrategia para terminar convirtiéndose en el dictador que gobernó España durante casi 40 años.

Habrá quienes critiquen a Mientras dure la guerra por plantear la historia tan solo desde el punto de vista de un bando. Habrá quienes consideren que evita mostrar la violencia. Pero la realidad es que Amenábar construye el que posiblemente sea el relato más fiel de esos primeros meses de contienda. No es necesario mostrar disparos en la nuca, ni conflictos bélicos en el frente. Basta con evidenciar la virulencia con la que se defienden las ideas para hacerse una idea del enconamiento social y político existente en 1936. Y es aquí donde subyace el verdadero interés y la extraordinaria visión de la película. Su retrato de aquellos meses, de los intelectuales, las cazas de brujas, los fusilamientos y el golpe de Estado (no solo en la sublevación militar, sino también de Franco dentro de sus propias filas) es brillante, elegante y tan complejo como la sociedad que describe. Un reflejo de muchas cosas que se pueden ver y sentir hoy en día.

Nota: 9/10

‘Rambo’ sigue regresando ‘Mientras dure la guerra’


Septiembre finaliza con un claro ambiente bélico en lo que a cine se refiere. Y lo hace recuperando viejos personajes y acontecimientos históricos del pasado siglo en España. Pero este viernes día 27 también es el turno de mucha comedia, algo de drama y algo de ciencia ficción.

Comenzamos el repaso con Mientras dure la guerra, regreso a los cines de Alejandro Amenábar (Regresión). Esta coproducción entre España y Argentina aborda la vida del escritor Miguel de Unamuno durante el verano de 1936, cuando decide apoyar públicamente la sublevación militar contra la República, siendo destituido como rector de la Universidad de Salamanca. Cuando el bando sublevado empieza a encarcelar a algunos de sus compañeros y el conflicto se vuelve cada vez más sangriento comenzará a cuestionarse su postura inicial. Drama, historia y cine bélico se dan cita en este film protagonizado por Karra Elejalde (Que baje Dios y lo vea), Eduard Fernández (Perfectos desconocidos), Santi Prego (A esmorga), Nathalie Poza (No sé decir adiós), Patricia López Arnaiz (El árbol de la sangre), Luis Zahera (El reino), Luis Bermejo (La tribu), Inma Cuevas (Toc toc) y Tito Valverde (Villaviciosa de al lado), entre otros.

Muy diferente es Rambo: Last blood, nueva entrega de la saga estadounidense que vuelve a protagonizar Sylvester Stallone (Creed II: La leyenda de Rocky), y que en esta ocasión sitúa al exmilitar retirado en su rancho familiar. Su descanso se ve interrumpido por la desaparición de su nieta tras cruzar la frontera con México. El veterano emprende así un peligros viaje en el que se enfrentará a uno de los cárteles más peligrosos de la zona, descubriendo la verdad tras la desaparición de su nieta. Su sed de venganza le llevará a cumplir una última misión. Dirigida por Adrian Grunberg (Vacaciones en el infierno), esta cinta de acción, aventura y thriller cuenta en su reparto, además de Stallone, con Paz Vega (Actos de venganza), Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas), Óscar Jaenada (El hombre que mató a Don Quijote), Yvette Monreal (Lowriders), Adriana Barraza (Loca por el trabajo) y Joaquín Cosio (Cinderelo).

Entre el resto de estrenos europeos encontramos El papel de sus vidas, comedia francesa escrita y dirigida por Anne Giafferi (Angie et Gabrielle) que tiene como protagonistas a dos mujeres: una actriz que acaba de salir de una fallida operación de cirugía estética, y a la doble que utiliza para reemplazarla en un rodaje. Lo que la primera no sabe es que la segunda es su hermana gemela. La tensión entre ambas irá en aumento al chocar sus personalidades, pues la actriz es una diva detestable y su doble, peluquera de profesión, una persona encantadora. Mathilde Seigner (Vuelta a casa de mi madre) da vida a los dos personajes femeninos, estando acompañada en el reparto por François-Xavier Demaison (Como conocí a mi padre), Arié Elmaleh (Entre ellas), Marie-Anne Chazel (Fanny), Nicolas Briançon (Les gamins) y Vincent Regan (Normandía al desnudo).

También francesa, aunque con colaboración belga, es Bienvenidos al barrio, cuya trama sigue a un jefe de una agencia de comunicación que, tras un tormentoso control fiscal, se ve obligado a desmoralizar su empresa a un barrio muy conflictivo del extrarradio de París. Una vez allí conocerá a un joven que se ofrece a enseñarles los modos y costumbres de su nuevo barrio. Mohamed Hamidi (La vaca) se pone tras las cámaras de esta comedia protagonizada por Gilles Lellouche (Cosas de la edad), Malik Bentalha (Mi tierra), Camille Lou (serie Les bracelets rouges), Sabrina Ouazani (Historias de una indecisa), Anne-Elisabeth Blateau (serie Scènes de ménages) y Loïc Legendre (Los 50 son los nuevos 30).

Puramente española es Agur Etxebeste!, secuela de Aupa Etxebeste! (2005) que, al igual que la primera cinta, está dirigida a cuatro manos por Asier Altuna y Telmo Esnal. El argumento sitúa al protagonista en un momento de su vida en el que, por “problemas de salud”, se ve obligado a abandonar la alcaldía. Sin embargo, para no perder el mandato del Ayuntamiento decide nombrar a su mujer como la primera alcaldesa del pueblo. Pero ella, lejos de ser una mujer de paja, se toma muy en serio su trabajo y comienza a realizar cambios en el funcionamiento de la administración, poniendo patas arriba la relación de pareja. Esta comedia cuenta con Ramón Agirre (Black is Beltza), Elena Irureta (A escondidas), Iban Garate (Miel de naranjas) y Paco Sagarzazu (Bajo la piel de lobo) como principales actores.

La propuesta de ciencia ficción de la semana es H0us3, ópera prima de Manolo Munguia que transcurre durante una cena de un grupo de antiguos compañeros de la universidad, a la que acuden también sus parejas. Un encuentro para ponerse al día después de varios años que, sin embargo, da un giro cuando uno de ellos confiesa haber descifrado uno de los archivos más secretos de Internet, dentro del cual hay una aplicación de realidad aumentada. Al intentar modificarla entre todos desencadenarán una serie de acontecimientos con consecuencias inesperadas. La cinta, que cuenta con capital español, está protagonizada por Rubèn Serrano (serie El secreto de Puente Viejo), Roc Esquius (serie La Riera), Míriam Tortosa (El juego del ahorcado), Anna Bertran (serie Pop ràpid) y Mariona Tena (Diario de una ninfómana).

Desde India llega, en colaboración con Francia, Señor, drama romántico de 2018 cuya trama sigue a una empleada de hogar que trabaja para un hombre de familia adinerada. Él parece tenerlo todo, pero no ha logrado alcanzar sus sueños y se siente perdido. Ella vive llena de esperanza. Cuando sus mundos se cruzan las barreras que parecían insuperables comenzarán a verse de otro modo. Escrita y dirigida por Rohena Gera, que de este modo debuta en el largometraje de ficción tras el documental What’s love got to do with it (2013), la cinta cuenta con un reparto encabezado por Tillotama Shome (Sold), Vivek Gomber (Tribunal), Geetanjali Kulkarni (Hotel Salvación), Rahul Vohra (Un + une) y Ahmareen Anjum.

Por último, Hasta siempre, hijo mío es el título del drama chino dirigido por Xiaoshuai Wang (Sueños de Shangai) que sigue la vida de dos matrimonios a lo largo de casi cuatro décadas, abordando los grandes cambios sociales y económicos a los que tienen que hacer frente en China. Entre los principales actores encontramos a Liya Ai (Cheng xiang sheng di hua er), Jiang Du (Hong hai xing dong), Zhao-Yan Guo-Zhang (An elephant sitting still), Jingjing Li (Monster hunt) y Xi Qi (Wan wu sheng zhang).

‘Regresión’: miedo a las reglas del thriller


Emma Watson y Ethan Hawke protagonizan 'Regresión', de Alejandro Amenábar.No voy a ser yo quien, tras películas como Tesis (1996) o Abre los ojos (1997) descubra ahora que Alejandro Amenábar se siente muy cómodo en el thriller. El suspense de muchos de sus films, unido a su capacidad de narrar muchas veces con información sugerida y no con hechos palpables, le ha permitido crear algunas de las mejores historias del cine español moderno. Y hasta cierto punto, su nueva película tiene buena parte de ese espíritu. Pero hete aquí que, cosas del destino, es el propio director el encargado de eliminar el suspense antes de tiempo.

Es fácil entender Regresión como un thriller al uso, con su policía que debe afrontar su propia forma de ser, con un caso que tiene más implicaciones de las inicialmente previstas, y con una víctima que parece ocultar información sobre lo ocurrido. Y si esta combinación la enmarcamos en el satanismo que adquirió relevancia en los años 90, lo que nos encontramos es una interesante reflexión sobre la naturaleza humana, sobre el poder que tiene la sugestión no solo de nuestros semejantes, sino de todos los canales que nos rodean. Dicho de otro modo, es una reflexión sobre cómo el miedo se apodera poco a poco de la mente más curtida.

Y eso, de un modo u otro, convierte al nuevo film de Amenábar en algo diferente. El pulso narrativo del director, además, imprime a la historia un halo de misterio añadido. Pero todo ese misterio se desvanece demasiado pronto. Sin desvelar la historia, existe un momento clave, que en cierto modo podría identificarse con el segundo punto de giro de la trama, que rompe por completo con el suspense, desvelando la realidad con un simple plano. El motivo de esta decisión podría estar en que, en realidad, la película no es sino un estudio sobre lo sugestionable de nuestra mente.

Pero aunque esto sea así, lo cierto es que Regresión pierde fuerza desde el momento en que enseña sus cartas de forma tan descarada. La sensación que deja en el espectador es la de estar ante un producto que podría haber sido mucho más si hubiese querido explotar más el suspense que propone al principio, y no limitarse a exponer la debilidad del ser humano ante sus propios miedos. Incluso con eso, el reparto, el estilo visual y las reflexiones que arroja merecen el precio de una entrada.

Nota: 6,5/10

Amenábar hace su particular ‘Regresión’ a la cartelera española


Estrenos 2octubre2015Mucho ha pasado desde que los espectadores vimos por última vez el nombre de Alejando Amenábar en la gran pantalla. Seis años, para ser más exactos. En efecto, aunque parezca mentira, Ágora (2009) fue su último film. Pero el del director español no es el único regreso a la cartelera española hoy viernes, 2 de octubre, aunque desde luego es el más esperado.

Y es que Regresión supone ver a Amenábar en el género que le dio la fama, y desde luego en el que más a gusto parece sentirse. Producido entre España y Canadá, este intenso thriller psicológico ambientado en los años 90 sigue la investigación de un detective sobre la acusación de una joven hacia su padre. Cuando éste confiesa el atroz crimen sin ni siquiera poder recordarlo la policía deberá recurrir a un psicólogo que pueda desentrañar los misterios de la mente de acusado y acusadora. Pero lo que descubrirán será una conspiración que va más allá de lo imaginable. Intriga, acción y buenas dosis de sustos están asegurados en esta cinta que escribe el propio Amenábar y que protagonizan Ethan Hawke (The purge: La noche de las bestias), Emma Watson (saga ‘Harry Potter’), Devon Bostick (La verdad), David Thewlis (La teoría del todo) y David Dencik (Serena).

También vuelve a los cines Hitman: Agente 47, nuevo intento de llevar a la gran pantalla uno de los videojuegos más conocidos después del film de 2007. En esta ocasión, la cinta norteamericana se centra en la lucha del agente contra una gran corporación que amenaza su propia existencia. Y es que el objetivo de esta empresa es crear soldados modificados genéticamente tomando como modelo al propio agente 47. Solo una joven parece tener las respuestas para poder derrotar a la corporación. Ópera prima de Aleksander Bach, la película está protagonizada por Rupert Friend (serie Homeland), Zachary Quinto (Star Trek), Hannah Ware (Shame), Ciarán Hinds (serie Political animals) y Thomas Kretschmann (serie The river).

Entre los estrenos europeos destaca Lejos de los hombres, drama francés de 2014 que dirige David Oelhoffen (En mono absence) tomando como partida un relato corto de Albert Camus. Ambientada en la Guerra de Argelia, la trama sigue a un profesor que se mantiene al margen del conflicto hasta que un agente de la ley le confía la vida de un hombre acusado de asesinato para que le escolte hasta Tinguit. Durante el camino se formarán estrechos lazos de amistad entre ellos, pero también pondrán en riesgo sus vidas al tener que huir de aquellos que claman venganza por el asesinato. Viggo Mortensen (Las dos caras de enero), Reda Kateb (Hipócrates), Nicolas Giraud (Lo que el día debe a la noche), Djemel Barek (Una casa en Córcega) y Ángela Molina (Blancanieves) encabezan el reparto.

Francia también está detrás de El precio de la fama, coproducción de 2014 en colaboración con Bélgica que, a medio camino entre la comedia y el drama, gira en torno a un hombre que sale de la cárcel en los años 70 y empieza a vivir con la familia de su hermano. Sin embargo, la falta de dinero y de recursos le llevará a cometer la mayor osadía que se le ocurre: robar el féretro en el que trasladan a Charles Chaplin y pedir un rescate por él. La cinta está dirigida por Xavier Beauvois (De dioses y hombres) y protagonizada por Benoît Poelvoorde (Tímidos anónimos), Roschdy Zem (La fría luz del día), Chiara Mastroianni (Americano), Nadine Labaki (Caramel) y Peter Coyote (Su última voluntad).

Otra producción del 2014 es Jack, drama alemán dirigido por Edward Berger (Wanderbread) que se centra en la dura vida de un niño de 10 años que se ve obligado a cuidar de sí mismo y de su hermano pequeño ante la ausencia de su madre, que prefiere salir todas las noches. Cuando un accidente doméstico le envía a un centro de los Servicios Sociales, el niño no duda en escaparse para buscar a su hermano y recorrer la ciudad para encontrar un lugar en el que poder vivir sin preocupaciones. El reparto está encabezado por Ivo Pietzcker, Georg Arms, Luise Heyer (Westwind) y Nele Mueller-Stöfen (Todo por el éxito).

España también participa en El apóstata, drama cómico que cuenta además con capital francés y uruguayo, y que narra los intentos de un joven que quiere emanciparse de todo aquello que escapa a su control a través de un afán cínico en cuestiones religiosas. Federico Veiroj (La vida útil) es su director, mientras que Álvaro Ogalla, Marta Larralde (Cruzados), Bárbara Lennie (El niño), Vicky Peña (El perfecto desconocido) y Jaime Chávarri (Gran slalom) son los principales actores.

Dejando a un lado los estrenos europeos, este viernes también llega a las carteleras Oda a mi padre, cinta dirigida por JK Youn (Haeundae) y producida con capital surcoreano que gira en torno a un niño que se compromete a hacerse cargo de su familia durante la Guerra de Corea, y tras la desaparición de su padre. La promesa se extenderá a lo largo de 60 años en los que la esperanza y el sacrificio personal marcarán su vida. Este intenso drama está protagonizado por Hwang Jong-min (New world), Kim Yunjin (serie Perdidos), Oh Dal-su (Old Boy) y Jung Jin-young.

En cuanto a la animación, la cinta danesa Marco Macaco y los primates del Caribe es la única representante. Dirigida por Jan Rahbek, quien debuta de este modo en el largometraje, la historia se centra en un mono que sueña con ser un gran investigador, pero que en realidad trabaja de vigilante en una playa. Su vida tendrá una oportunidad de cambiar cuando llegue a la isla en la que vive un importante empresario que quiere construir un gran casino. Sospechando de sus intenciones, iniciará una investigación que revelará las verdaderas intenciones del macaco.

Por último, un documental. No estamos solos es una producción española que trata de abordar el carácter de las manifestaciones y las protestas de la sociedad civil, opuesta a recortes, privatizaciones y corrupción política. A través de la visión de diversos actores culturales, y con el apoyo de los acontecimientos que ha vivido España en los últimos años, el director Pere Joan Ventura (El efecto Iguazú) hace un recorrido por una época que va a cambiar el modo de vivir de los españoles.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: