‘Han Solo: Una historia de Star Wars’: el sino de los tiempos


Según los datos de la taquilla, la nueva aventura galáctica, dirigida en esta ocasión por Ron Howard (Ángeles y demonios), no está teniendo la repercusión ni el éxito esperados. Habrá quien lo achaque a factores externos, pero la realidad es que esta historia sobre la juventud de uno de los personajes más icónicos de la saga creada por George Lucas (American Graffiti) no termina de encajar del todo bien en el imaginario galáctico. Y por muchos motivos.

Para empezar, las líneas temporales. Cuesta identificar claramente el momento en el que transcurre esta trama con respecto a la saga principal, a diferencia de lo que ocurre con Rogue One. Y la cinta parece quedar un poco ‘coja’ de algo tan importante como las batallas espaciales, seña de identidad de la saga cinematográfica. Se antoja más, por tanto, como una especie de aventura futurista que como una obra propiamente de Star Wars. A todo ello se suman, por ende, la ausencia de muchos de los elementos que siempre han acompañado esta mega historia cinematográfica, desde la banda sonora a detalles y escenarios icónicos.

Así, salvo Chewbacca, el propio Solo, al que da vida con acierto Alden Ehrenreich (Hermosas criaturas), Lando Calrissian (sin duda lo mejor de la trama con un Donald Glover –Magic Mike XXL– inmenso) y el Halcón Milenario, la película no ofrece un contexto galáctico capaz de permitir al espectador medio identificarlo con el resto de películas. Pero eso es el contexto. En realidad el problema, como en cualquier otra película, es el contenido. Sí, la película es dinámica, divertida, con dosis de humor, acción y drama adecuadas. Pero el tratamiento de los personajes es algo tosco, definidos todos ellos con trazo excesivamente grueso y arquetípico. Apenas hay giros argumentales interesantes, salvo esa decisión final de Han Solo que choca un poco con su comportamiento en el resto de la saga. Esto implica que las decisiones de los personajes parecen tener poca base dramática, y como consecuencia el desarrollo de la cinta se produce casi más por inercia que por motivaciones argumentales.

Todo ello sitúa a Han Solo: Una historia de Star Wars más como una historia futurista que como una obra dentro de un conjunto. De hecho, da la sensación de que los elementos de Star Wars que aparecen están introducidos después de plantear una historia genérica. O dicho de otro modo, todo lo que ocurre en la cinta podría haber transcurrido en otro universo, en otra galaxia, y haber sido una película totalmente independiente. Y habría seguido teniendo los mismos problemas narrativos y estructurales porque es el sino de los tiempos que corren: más espectáculo, más diversión, pero menos tratamiento dramático. Solo se merecía algo más.

Nota: 6,5/10

Anuncios

La historia de Han Solo lidera los últimos estrenos de mayo


Hemos tenido que esperar al último fin de semana de mayo, pero finalmente una nueva entrega de la saga ‘Star Wars’ hace acto de presencia en la cartelera española. Mejor dicho, una nueva película del universo creado por George Lucas allá por 1977. Y como viene siendo habitual, este 25 de mayo llegan más estrenos que tratan de acaparar la atención de aquellos espectadores que prefieran alejarse del blockbuster de la semana.

Pero es obligado comenzar el repaso a los estrenos con Solo: Una Historia de Star Wars, aventura galáctica que transcurre años antes de la cinta original para narrar los orígenes de Han Solo, sus primeras aventuras como contrabandista antes de formar parte de la Rebelión, cómo conoció a Chewbacca y a Lando Calrisian. Ron Howard (En el corazón del mar) se pone tras las cámaras en esta superproducción cargada de acción, humor y efectos especiales que adelanta su estreno al día 24 y que cuenta en su reparto con Alden Ehrenreich (La excepción a la regla), Joonas Suotamo (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Paul Bettany (Vengadores: Infinity War), Woody Harrelson (Tres anuncios en las afueras), Thandie Newton (serie Westworld), Donald Glover (Marte) y Warwick Davis (Get Santa).

Muy diferente es el drama romántico Disobedience, film con capital estadounidense, irlandés y británico que dirige Sebastián Lelio (Gloria) y cuya trama arranca cuando una mujer regresa a su comunidad judía ortodoxa después de varios años fuera. El motivo no es otro que la muerte de su padre, rabino de la comunidad. Aunque su marcha fue traumática, un amigo de la infancia le invita a quedarse en su casa, a lo que ella acepta. Allí descubre que la esposa de éste es su ex mejor amiga, con la que mantiene un complicado pasado que ahora, con las dos mujeres bajo el mismo techo, amenaza con destruir la vida que todos han construido. Rachel Weisz (Negación) y Rachel McAdams (Spotlight) dan vida a las dos mujeres, estando acompañadas en el reparto por Alessandro Nivola (La poesía del duelo) y Cara Horgan (El niño con el pijama de rayas), entre otros.

Puramente estadounidense es Blanco perfecto, thriller que se centra en el viaje que realizan un grupo de amigos. Durante el trayecto se quedan atrapados en plena carretera durante la noche por el reventón de una rueda. Será entonces cuando los jóvenes vayan muriendo uno por uno a manos de un francotirador oculto del que solo pueden protegerse con el vehículo. Dirigida por Ryûhei Kitamura (Nadie vive), la película está protagonizada por un reparto poco conocido encabezado por Kelly Connaire, Stephanie Pearson (Wolf mother), Rod Hernandez, Anthony Kirlew y Alexa Yeames (Available).

Entre los estrenos procedentes únicamente de Europa destaca Corporate, cinta francesa ambientada en el mundo de las grandes multinacionales. El argumento sigue a una jefa de Recursos Humanos cuyo gran poder de persuasión y su falta de remordimientos la han permitido crecer dentro de la empresa. Todo cambia cuando uno de los empleados se suicida y se inicia una investigación que la sitúa como principal sospechosa. Nicolas Silhol debuta en el largometraje con este thriller dramático protagonizado por Céline Sallette (serie Les revenants), Lambert Wilson (Las confesiones), Stéphane De Groodt (No molestar), Hyam Zaytoun (serie Second chance) y Violaine Fumeau (Les éléphants).

Por su parte, El doctor de la felicidad narra en clave de comedia cómo un estafador que dejó atrás esa vida y se convirtió en médico llega a un pequeño pueblo para sustituir a un viejo amigo. Pronto descubre que todos los habitantes gozan de muy buena salud, por lo que emplea todas sus artimañas para llenar su consulta con pacientes que creen tener extrañas enfermedades. Esto pone sobre aviso al cura, que ve cómo su iglesia se queda vacía. Pero la vida que este doctor se ha construido peligrará cuando un personaje de su pasado regrese para chantajearlo y cuando empiece a enamorarse de una preciosa joven. Dirigida por Lorraine Lévy (El hijo del otro), la cinta cuenta en su reparto con Omar Sy (Inferno), Alex Lutz (Le talent de mes amis), Ana Girardot (El hombre perfecto), Sabine Azéma (Cosmos) y Pascal Elbé (24 jours).

Italia, Alemania y Francia colaboran en La chica en la niebla, ópera prima escrita y dirigida por Donato Carrisi que sigue la vida de un detective narcisista y acostumbrado a atraer a los medios de comunicación, y al que se le encarga investigar la desaparición de una joven en un pueblecito escondido en los Alpes. A medida que el caso avanza el investigador comprende que el caso va a ser más complicado de lo que imaginaba, y que la repercusión mediática va a ser de tal magnitud que influirá en las vidas de unas personas que no están acostumbradas a tantos desconocidos. Basado en la novela homónima escrita por el propio director, este thriller está protagonizado por Toni Servillo (La gran belleza), Alessio Boni (Maldamore), Lorenzo Richelmy (La terra e il vento), Jean Reno (Atraco en familia), Galatea Ranzi (Como las hormigas) y Greta Scacchi (The falling).

La representante española de la semana es La noche del virgen, mezcla de comedia, terror y fantasía realizada en 2016 por Roberto San Sebastián en el que es su debut en el largometraje. El argumento se centra en una Nochevieja y un joven veinteañero que no ha perdido la virginidad. Dispuesto a que esa sea la noche definitiva, conoce a una atractiva mujer madura que le lleva a su apartamento. Pero lejos de ser lo que parece, la noche se tuerce y termina convirtiéndose en una vorágine de sudor, sangre y diversos fluidos. El reparto está encabezado por Javier Bódalo (Cómo sobrevivir a una despedida), Miriam Martín (Sapos y culebras), Víctor Amilibia (Visionarios), Ignatius Farray (La tumba de Bruce Lee) y Rocío Suárez.

Con algo de retraso llega el thriller dramático Playground, producción polaca de 2016 cuya trama arranca cuando una niña de 12 años, en el último día de clase, decide organizar una cita secreta con un compañero de clase del que lleva enamorada todo el curso. Sin embargo, lo que en principio iba a ser una charla íntima se descontrolada y conduce a un final aterrador. Dirigida por Bartosz M. Kowalski (Moja wola), que de este modo debuta en el largometraje de ficción, la cinta está protagonizada por los debutantes Michalina Swistun, Nicolas Przygoda, Przemyslaw Balinski y Patryk Swiderski, entre otros.

Dejando a un lado las novedades del Viejo Continente, destaca la australiana Sweet Country, aventura dramática dirigida por Warwick Thornton (The darkside) que arranca cuando un aborigen australiano que trabaja para un predicador mata en defensa propia a un amargado veterano de guerra. El hombre huye con su mujer al peligroso desierto del interior de la isla mientras es perseguido por una cuadrilla al estar acusado del asesinato de un hombre blanco. Pero a medida que se van conociendo los detalles del crimen se irán creando las dudas sobre si se está haciendo lo correcto. Entre los actores principales encontramos a Hamilton Morris, Bryan Brown (Dioses de Egipto), Sam Neill (The daughter), Thomas M. Wright (Everest), Matt Day (My year without sex) y Ewen Leslie (The mule).

El documental está representado por Caras y lugares, film escrito y dirigido a cuatro manos por JR (Women are heroes) y Agnès Varda (Las cien y una noches) que recorre la Francia rural, hablando con sus gentes e ilustrando con grandes imágenes este vitalista recorrido humano.

‘La excepción a la regla’: no es oro todo lo que reluce


Hay nombres de Hollywood que simplemente elucubrando sobre una posible película logran que medio firmamento cinematográfico se comprometa a participar. Esto, claro está, tiene el riesgo de que luego la historia no sea lo esperado, pero la posibilidad de compartir cartel con algunos de los mitos del séptimo arte siempre es más atractiva que el hecho de que sea un film mediocre. Y aunque eso puede comprenderse en jóvenes actores con incipientes carreras, también se aplica a los más veteranos. Pues bien, todo eso y más es la nueva película de Warren Beatty (Enredos de sociedad), que no dirigía una película desde hace 15 años y en la que, ya sea porque nadie quería su proyecto o por mantener el absoluto control creativo, ejerce de productor, guionista, director y actor.

El resultado de esta La excepción a la regla puede analizarse, si se quiere, desde dos puntos de vista. Por un lado, el reparto y la puesta en escena. Los actores conforman un microcosmos en el que los sueños, las esperanzas, las frustraciones y los traumas del pasado tienen un peso fundamental para entender buena parte del desarrollo dramático del film. La pareja protagonista, aunque con poco carisma, logra aportar cierta presencia a unos roles, por otro lado, bastante arquetípicos. Todo ello narrado por un Beatty sobrio que juega, y mucho, con las luces y sombras, físicas y metafóricas.

Pero el problema que arrastra la historia es, valga la redundancia, la propia historia. El relato construido por el director y guionista peca casi siempre de imperfecciones que se acumulan hasta hacerse insoportables, llevando a los personajes a situaciones inconexas, muchas de ellas carentes de un trasfondo dramático coherente que justifique sus decisiones. La personalidad de Howard Hughes, además, imprime al relato un absurdo caos del que no se libra, por desgracia, ningún aspecto de la cinta, en la que entran y salen personajes secundarios sin demasiado objetivo, dejando en el espectador muchas veces la sensación de que se han dejado muchas cosas en la sala de montaje. De hecho, hay secuencias que directamente parecen cortadas antes de tiempo.

Así las cosas, La excepción a la regla se convierte más en una reunión de grandes y conocidos nombres de Hollywood que en un drama sólido y sobrio sobre el amor prohibido, el dolor del pasado o la búsqueda de lo que realmente queremos. Su desarrollo, marcado por cierto caos y la intermitencia de muchas líneas argumentales, termina por imprimir al conjunto un cierto tedio, impidiendo al espectador seguir la narración y el arco dramático de algunos roles. Da la sensación de que Warren Beatty ansiaba poner en marcha este proyecto fuera como fuera, y el resultado, a pesar de todas las estrellas que integran el reparto, no es ni mucho menos brillante.

Nota: 5/10

La panda de pringaos regresa en ‘Guardianes de la galaxia, vol. 2’


Tras varias semanas de numerosos estrenos de diferente interés, sobre todo para el gran público, abril termina por todo lo alto, al menos en lo que a variedad se refiere. Blockbusters, películas de autor, viejas glorias e historias de todo el mundo se dan cita en la cartelera este viernes, día 28. O mejor dicho, más que historias de todo el mundo, lo que llega a España son historias de toda la galaxia.

Y es que se estrena Guardianes de la galaxia, vol. 2, continuación del éxito de Marvel de 2014 que repite prácticamente en todos sus aspectos la fórmula que tan buenas sensaciones dejó la primera entrega. La trama continúa las aventuras de este grupo mientras intentan mantener unida esta familia recién descubierta, tratan de averiguar los orígenes de uno de ellos e incorporan a su lucha a viejos enemigos convertidos ahora en necesarios aliados. Acción, aventura, humor y mucha diversión son los ingredientes de este film aderezado con una banda sonora de lo más ochentera y en el que repiten los responsables originales. Así, James Gunn (Super) se pone tras las cámaras para dirigir a Chris Pratt (Passengers), Zoe Saldana (Vivir de noche), Dave Bautista (Spectre), Bradley Cooper (Juego de armas), Vin Diesel (Fast & Furious 8), Michael Rooker (serie The walking dead), Karen Gillan (La gran apuesta) y Glenn Close (Decadencia), a los que se suman Kurt Russell (Los odiosos ocho), Tommy Flanagan (Running wild), Elizabeth Debicki (Operación U.N.C.L.E.) y Sylvester Stallone (Creed: La leyenda de Rocky).

Entre los nuevos títulos de este fin de semana destaca también La excepción a la regla, comedia dramática con una notable carga romántica escrita y dirigida por Warren Beatty (Enredos de sociedad), quien también se reserva un papel relevante en esta trama que arranca cuando una joven actriz llega a Los Ángeles para trabajar a las órdenes de Howard Hughes. Poco a poco inicia una relación con el chofer del famoso multimillonario, productor y director; relación que desembocará en una historia de amor que desafiará la regla del magnate de que sus empleados no intimen con sus actrices. El extenso reparto de este film de 2016 está compuesto por nombres tan conocidos como los de Alden Ehrenreich (¡Ave, César!), Lily Collins (Un invierno en la playa), Haley Bennett (La chica del tren), Candice Bergen (Guerra de novias), Martin Sheen (Trash, ladrones de esperanza), Taissa Farmiga (serie American Horror Story: Roanoke), Alec Baldwin (La verdad duele), Matthew Broderick (Manchester frente al mar), Ed Harris (Retales de una vida), Annette Bening (Casi perfecta) y Oliver Platt (The ticket), entre muchos otros.

Muy diferente es Una historia de venganza, thriller dramático protagonizado por Arnold Schwarzenegger (Terminator: Génesis) que se inspira en la historia verídica del accidente aéreo de Überlingen, en Alemania, donde dos aviones chocaron y dejaron decenas de muertos en 2002. Un hombre, cuya mujer e hija fallecieron en el suceso, inicia entonces una búsqueda para vengarse del hombre responsable de la tragedia. Elliott Lester (Blitz) dirige la propuesta, cuyo reparto se completa con Maggie Grace (V3nganza), Scott McNairy (Expertos en crisis), Kevin Zegers (Colonia V), Hannah Ware (Shame) y Glenn Morshower (Lugares ocultos).

Fuera de las fronteras de Hollywood destaca Lady Macbeth, film británico que adapta la novela de Nikolai Leskov en la que una mujer vive amargada y angustiada por un matrimonio con un hombre que le dobla la edad y una despiadada familia. Ambientada en la Inglaterra rural de 1865, la mujer comenzará un romance con un joven que trabaja en la hacienda de su marido, lo que despertará en ella una poderosa fuerza que la llevará a conseguir todo lo que quiere. Dirigida por William Oldroyd (In mid wickedness), la cinta está protagonizada por Cosmo Jarvis (Doble identidad: Jaque al MI-5), Florence Pugh (The falling), Paul Hilton (London road) y Naomi Ackie (serie The five), entre otros.

El principal estreno español es Plan de fuga, thriller escrito y dirigido por Iñaki Dorronsoro (La distancia) que gira en torno al duelo entre un ladrón de bancos y un policía. El primero se alía con una banda para robar la inexpugnable caja fuerte del banco Suizo, cuya entrada es difícil y la fuga, en teoría, imposible. El segundo inicia una investigación para tratar de desbaratar todo el plan. Luis Tosar (Toro), Javier Gutiérrez (Assassin’s Creed), Alain Hernández (Palmeras en la nieve) y Alba Galocha (El hombre de las mil caras) encabezan el reparto.

También española es La mano invisible, drama de 2016 que reflexiona sobre el mundo laboral actual mediante una historia que se centra en 11 trabajadores que son invitados a desarrollar su labor en una nave industrial y ante la mirada de cientos de personas, sin saber muy bien el motivo por el que están allí o el objetivo de lo que ocurre. David Macián debuta en el largometraje con este film que protagonizan Marta Larralde (Novatos), Marina Salas (Por un puñado de besos), Josean Bengoetxea (Que Dios nos perdone), José Luis Torrijo (Los amantes pasajeros) y Eduardo Ferrés (La final).

Con algo más de retraso llega Todo mujer, producción española de 2015 escrita y dirigida por Rafael Gordon (Bellos suicidios) que, en clave dramática, cuenta la historia de una mujer que vive como una ermitaña en un palacete segoviano que se cae a pedazos, en el que además habita un intruso enamorado. Su única forma de supervivencia es una gallina que pone un huevo con el que no se muere de hambre. La vida de la mujer cambia por completo cuando conoce a un mendigo en peores circunstancias que ella y decide acogerlo. En el reparto destacan los nombres de Isabel Ordaz (Una hora más en Canarias), Julia Quintana (Mussolini va a morir), Miguel Torres García, Arantxa de Juan (Terca vida) y Alfonso Arranz Lago.

Entre el resto de estrenos europeos destacan dos cintas italianas. Un italiano en Noruega narra en clave de comedia las peripecias de un funcionario del sur de Italia cuya vida se desmorona cuando se produce una reducción de plantilla y sufre un traslado forzoso a Noruega, donde deberá de encargarse de una estación científica en el Polo Norte y adaptarse a las costumbres de este país. Dirigida por Gennaro Nunziante (Sole a catinelle), la cinta está protagonizada por Checco Zalone (Che bella giornata), Eleanora Giovanardi (Amo la tempestad), Sonia Bergamasco (La straniera), Mauricio Micheli (Valzer) y Lino Banfi (Focaccia Blues).

A medio camino entre el drama y la comedia se encuentra Maravilloso Boccaccio, adaptación de varios relatos del ‘Decamerón’ que toman como punto de partida el mismo que el clásico escrito por Boccaccio. En 1348 un grupo de jóvenes huye de la peste que asola los núcleos urbanos de la Toscana, refugiándose en una mansión en la que, para pasar los días, cada uno de ellos debe contar una historia cuya duración o género no importan. Tan solo deben tener una cosa en común: deben hablar de amor. Paolo y Vittorio Taviani (César debe morir) dirigen esta versión protagonizada por Kasia Smutniak (Limbo), Jasmine Trinca (Miel), Kim Rossi Stuart (Anni felici), Riccardo Scamarcio (Pasolini) y Lello Arena (Facciamo paradiso), entre otros.

Lejos de Europa encontramos La chica dormida, producción australiana de 2015 que adapta a la gran pantalla esta obra de teatro cuya trama se centra en una joven que está a punto de cumplir 15 años y convertirse en una mujer. Para celebrarlo, su madre organiza una fiesta a la que invita a familiares y amigos de la joven, que comenzará a sentirse presionada. Tras la celebración, la chica entrará en un mundo incomprensible algo violento y erótico. Ópera prima de Rosemary Myers, la película está interpretada por Bethany Whitmore (Mental), Harrison Feldman (serie Upper Middle Bogan), Tilda Cobham-Hervey (52 martes), Matthew Whittet (Australia), Danielle Catanzariti (Closed for winter) y Eamon Farren (Chained).

Desde India llega la conclusión de la superproducción de acción y aventura Baahubali 2: The conclusion, que dirige, al igual que la primera entrega, S.S. Rajamouli (Eega). La trama se centra en el hijo de Baahubali, quien descubre la verdad sobre su pasado y emprende un viaje para encontrar las respuestas a las preguntas que le han atormentado, descubriendo que la historia del reino está muy ligada a su propia vida. Prabhas (Rebel), Tamannaah Bhatia (Bengal tiger), Anushka Shetty (Lingaa) y Rana Daggubati (Baby) encabezan el reparto.

Terminamos el repaso con Dancing Beethoven, documental escrito y dirigido por Arantxa Aguirre (El esfuerzo y el ánimo) cuya temática se centra en la preparación de la Novena Sinfonía de Beethoven por parte del Béjart Ballet Lausanne y el Ballet de Tokio. Ambas compañías representan esta pieza en Tokio acompañadas por la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por Zubin Mehta.

‘¡Ave, César!’: el absurdo del humor negro


Scarlett Johansson y Josh Brolin son dos de los protagonistas de '¡Ave, César!'.Un caos absoluto. Un mundo en el que los egos se mezclan con los intereses económicos, en el que la Guerra Fría y la amenaza del comunismo conformaban un paisaje de fondo constante, y en el que casi nada es lo que parece. Así describen los hermanos Coen (Un tipo serio) el Hollywood de los años 50. Y en esta suerte de caos en el que todo termina saliendo bien es donde la película logra sus mayores logros, pero también donde se encuentra con sus mayores problemas.

Y es que ¡Ave, César! contiene demasiados personajes secundarios que ayudan a crear ese microcosmos que es el estudio de cine en el que se ruedan muchas y variopintas películas (desde western hasta musicales, pasando por dramas y, cómo no, peplum), pero que al mismo tiempo desvían la atención de la trama principal, lo que no hace sino ralentizar el ritmo del desarrollo dramático. En muchas ocasiones da la sensación de estar ante un episodio largo de alguna de las sitcom más populares de la parrilla televisiva actual, aunque sin el humor tan evidente que estas contienen.

Este es el gran problema. Los hermanos Coen apuestan por una estructura narrativa inconexa, que vive de los surrealistas personajes que aparecen y desaparecen sin dejar la huella necesaria en el espectador, ni digamos ya en la historia principal. Es cierto que muchos de ellos, por no decir todos, aportan su granito de arena a un humor ácido y negro que divierte y entretiene, pero no es menos cierto que su poca presencia en el conjunto general hace inviable poder apreciarlos en todo su esplendor. Y algunos de ellos, como es el caso del director interpretado por Ralph Fiennes (Cegados por el sol) o el actor al que da vida Channing Tatum (El destino de Júpiter), piden a gritos más minutos en pantalla.

Al final, el título no solo hace honor al contenido de la trama, sino a la impresión general del film. ¡Ave, César! es el título de una película sobre la vida de Cristo. Una incongruencia que se traslada al propio cariz de esta comedia de los hermanos Coen, plagadas de personajes que rozan el absurdo y de un humor que divierte por momentos, que mantiene siempre un nivel óptimo de sonrisa en el rostro del espectador, pero que se diluye entre tanto personaje, tanta secuencia de película diferente y tan poca unión entre ellas. Es la vida de un estudio de cine.

Nota: 6/10

‘Hansel y Gretel’ llegan para cazar a todos los espectadores posibles


Estrenos 1marzo2013.La resaca de los Oscar deja un panorama realmente interesante en lo que a estrenos se refiere. Por un lado, las nuevas propuestas de este viernes, 1 de marzo, están destinadas a pelear por las grandes cifras y por la mayor cantidad de espectadores posible. Por otro, la repercusión de los premios va a impulsar, sin lugar a dudas, a los títulos que se han alzado con alguna que otra estatuilla. Así las cosas, la taquilla española de los próximos tres días posiblemente asista a una lucha entre veteranas como Mamá y estrenos como Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, el título más llamativo de todos los que llegan.

Dicho título, como todo el mundo se imaginará, es una modernización del clásico cuento de los hermanos Grimm, y que cuenta los años posteriores al terrible suceso de la bruja y la casita de dulce. Ambos hermanos, ya adultos, se han convertido en cazadores de brujas, pero el destino les enfrentará a un peligro mucho mayor cuando descubran que un mal diabólico está asolando un conocido pueblo. Escrita y dirigida por Tommy Wirkola (Zombis nazis), este film que mezcla acción y fantasía podrá verse tanto en 3D como en 2D. Sus protagonistas principales son Jeremy Renner (Los Vengadores), Gemma Arterton (Furia de Titanes) y Famke Janssen (X-Men), a los que cabría sumar, entre otros, Pihla Viitala (Paha perhe), Derek Mears (Predators), Thomas Mann (Proyect X) y Peter Stormare (Fargo).

Otra cinta fantástica, aunque en este caso enmarcada en el drama y el romance, es Hermosas criaturas, adaptación de la novela escrita por Kami Garcia y Margaret Stohl, y que gira en torno a un joven cuyas ansias de escapar de su rutina le llevan a conocer a una joven con la que descubrirá todo un mundo de magia y misterio, además del verdadero pasado de ambas familias. El film está dirigido por Richard LaGravenese (Posdata: Te quiero) y cuenta con un reparto de auténtico lujo, sobre todo en sus secundarios: Alden Ehrenreich (Tetro), Alice Englert (In fear), Jeremy Irons (Jungla de cristal. La venganza), Viola Davis (Criadas y señoras), Emmy Rossum (El día de mañana), Thomas Mann, quien repite película este fin de semana, y Emma Thompson (Mucho ruido y pocas nueces).

La comedia norteamericana queda representada este viernes por Abuelos al poder, un producto que posee, a todas luces, todos los elementos que definen al género en Estados Unidos. Dirigida por Andy Fickman (Ella es el chico), la trama comienza cuando una pareja regida por normas clásicas se tiene que hacer cargo de sus nietos, acostumbrados a las reglas del mundo moderno. Billy Crystal (Una terapia peligrosa) y Bette Midler (El retorno de las brujas) son sus principales protagonistas, a los que acompañan Marisa Tomei (El inocente), Tom Everett Scott (Un hombre lobo americano en París), Bailee Madison (Sígueme el rollo), Joshua Rush (Imparable), Jennifer Crystal Foley (El presidente y miss Wade) y Gedde Watanabe (Apostando al límite), entre otros.

En lo referente a España, la única representante, y en colaboración con Estados Unidos, es Aquí y allá, ópera prima escrita y dirigida por Antonio Méndez Esparza que narra la difícil vuelta a México de un músico que trata de ganarse la vida con su grupo debido al cambio que se ha producido en su forma de ver y entender el mundo, algo que le hará chocar no solo con la sociedad que dejó, sino con la familia con la que se reencuentra. Este intenso drama está protagonizado por un grupo de actores noveles que debutan de esta forma en la interpretación: Pedro de los Santos, Teresa Ramírez Aguirre, Lorena Guadalupe Pantaleón Vázquez, Heidi Laura Solano Espinoza, Néstor Tepetate Medina y Carolina Prado Ángel.

Si nos acercamos al cine europeo, una de las cintas más interesantes que llegan este primero de marzo es Weekend, producción británica del 2011 que narra el encuentro de dos jóvenes homosexuales durante una noche de fiesta. Lo que en principio iba a ser una relación de una noche termina convirtiéndose en un fin de semana donde las confesiones, las historias del pasado y los momentos especiales cobran protagonismo. Andrew Haigh (Greek Pete) dirige este drama que está protagonizado por Tom Cullen (serie Black Mirror), Chris New, Jonathan Race, Laura Freeman (Skeletons) y Loreto Murray.

Co producida entre Dinamarca, Suecia y la República Checa, Un asunto real, el otro estreno europeo del fin de semana, gira en torno a un acontecimiento verídico, el romance prohibido que surgió entre la reina Carolina Matilde de Dinamarca y el médico del rey. Nikolaj Arcel (La isla de las almas perdidas) dirige a Alicia Vikander (Kronjuvelerna), Mads Mikkelsen (Casino Royale), Mikkel Boe Følsgaard, Trine Dyrholm (Amor es todo lo que necesitas) y David Dencik (Happy end), entre otros, en este drama histórico.

Érase una vez en Anatolia es el film que cierra los estrenos de esta semana. Producida en 2011 entre Turquía y Bosnia Herzegovina, el argumento sigue a un asesino que guía a un grupo de policías hasta el lugar en el que enterró un cuerpo, en plena estepa de Anatolia. Durante el camino se descubrirán una serie de pistas que sacarán la verdad a la luz. Dirigida por Nuri Bilge Ceylan (Tres monos), está protagonizada, entre otros, por Muhammet Uzuner (Münferit), Yilmaz Erdogan (Organize isler), Taner Birsel (Itiraf), Ahmet Mümtaz Taylan (Kaptan feza) y Firat Tanis (Vay Arkadas). [Retrasada al 22 de marzo de 2013]

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: