Bale y Damon compiten en ‘Le Mans ’66’ contra ‘El irlandés’


Noviembre está siendo un mes de muchos, muchísimos estrenos. La cercanía de la época de premios empieza a notarse en la cartelera española, donde a diferencia de la semana pasada, este viernes día 15 llegan varios estrenos llamados a atraer al gran público. Acción, drama, terror y comedia son los principales géneros que llegan a las pantallas, aunque el estreno más importante cuenta con una particularidad adicional.

Y es que El irlandés, la nueva película de Martin Scorsese (Silencio) llega a un puñado de cines de forma limitada, siendo estrenada posteriormente en Netflix. La cinta, basada en la novela de Charles Brandt, se centra en el asesino a sueldo Frank Sheeran, conocido como ‘El irlandés’, quien en su lecho de muerte confesó haber cometido el asesinato no resuelto del líder sindical estadounidense Jimmy Hoffa por encargo de Russell Bufalino, jefe de una familia mafiosa. Este drama biográfico cuenta con un imponente reparto encabezado por Robert De Niro (Joker), Al Pacino (Érase una vez en… Hollywood), Joe Pesci (Love Ranch), Harvey Keitel (The last man), Anna Paquin (El permiso), Bobby Cannavale (Ant-Man y la Avispa), Jesse Plemons (El vicio del poder), Stephen Graham (Rocketman) y Jack Huston (Ben-Hur).

También biográfica, aunque en este caso ambientada en el mundo del motor, es Le Mans ’66, adaptación del libro de A.J. Baime que narra la lucha entre Ford y Ferrari por el Campeonato del Mundo de Le Mans de 1966. La cinta aborda el encargo de Henry Ford II y Lee Iacocca de diseñar y construir desde cero un nuevo automóvil capaz de acabad con el dominio de la casa italiana, y cómo un visionario Carroll Shelby y el conductor británico Ken Miles hicieron historia. Dirigida por James Mangold (Logan), la película está protagonizada por Christian Bale (Hostiles), Matt Damon (Suburbicon), Jon Bernthal (Viudas), Caitriona Balfe (Money monster), Marisa Petroro (Axium effect) y Josh Lucas (Lo que fuimos), entre otros.

La última de las producciones estadounidenses es La casa del terror, cinta escrita y dirigida a cuatro manos por Scott Beck y Bryan Woods (Nightlight) que arranca cuando seis amigos deciden entrar en una casa encantada que les promete experiencias extremas. Según se anuncia, el lugar les enfrentará a sus miedos más profundos. Pero la noche terminará siendo mortal cuando descubran que algunos de esos monstruos son muy reales. Terror, algo de intriga y emociones fuertes es lo que promete esta cinta en cuyo reparto encontramos a Katie Stevens (serie Las farsantes), Will Brittain (Desolate), Lauryn Alisa (serie Step Up: High water), Andrew Caldwell (Don’t sleep), Shazi Raja (Qué fue de Brad) y Schuyler Helford (serie #Cybriety).

Entre los estrenos españoles destaca Madre, el largometraje continuación del corto homónimo nominado al Oscar (la primera secuencia de la película es el propio cortometraje). Dirigida también por Rodrigo Sorogoyen (El reino), esta combinación de drama e intriga arranca cuando una madre recibe una llamada desesperada de su hijo de seis años que le dice que está perdido en una playa de Francia y que no encuentra a su padre. Fue lo último que supo del pequeño, y diez años más tarde la mujer vive en esa misma playa en la que desapareció su hijo. Poco a poco parece que está logrando salir del oscuro abismo en el que se quedó atrapada, pero su vida da un vuelco cuando conoce a un adolescente francés que le recuerda a su hijo. Entre ambos surge una fuerte conexión que terminará sembrando el caos. Marta Nieto (serie Cuéntame cómo pasó), Alex Brendemühl (El creyente), Jules Porier (Marvin ou la belle éducation), Frédéric Pierrot (Llenos de vida), Anne Consigny (Elle), Blanca Apilánez (Requisitos para ser una persona normal) y Raúl Prieto (El desentierro) son los principales actores.

Muy diferente es la comedia Si yo fuera rico, cinta que narra las peripecias de un joven en apuros y en una crisis sentimental que, de la noche a la mañana, se hace exageradamente rico. Pero su situación con su pareja, de la que se está divorciando, le impide contárselo a nadie, ni siquiera a sus amigos, y evitar a toda costa que alguien pueda descubrir su nueva fortuna. Dirigida por Álvaro Fernández Armero (Las ovejas no pierden el tren), esta película con capital español está protagonizada por Álex García (Gernika), Alexandra Jiménez (Superlópez), Adrián Lastra (Toc toc), Diego Martín (Continuer), Bárbara Santa-Cruz (Sin rodeos), Paula Echevarría (Ola de crímenes) y Antonio Resines (La reina de España).

También pertenece a la comedia el tercer estreno español, Turbulencia zombi, film escrito y dirigido por Martín Garrido Ramis (Una función para olvidar), quien se reserva un papel en esta historia que tiene como protagonistas a un grupo de friáis de las películas de zombis que deciden rodar una película de ese género, aunque sin tener ni idea de cómo hacerlo. El reparto se completa con Beatriz Barón (El hijo bastardo de Dios), Alfredo Contreras, Toni Llull y Leyden Lorenzo, entre otros.

España también está presente, junto a Francia y Portugal, en Liberté, drama de corte histórico que transcurre en 1774 entre Potsdam y Berlín. Tres libertinos expulsados de la corte de Luis XVI van en busca del duque de Walchen, un seductor y libre pensador alemán con el objetivo de exportar el libertinaje y convertirlo en una filosofía que rechace la moral y la autoridad. Albert Serra (Roi Soleil) dirige este film en cuyo reparto encontramos a Helmut Berger (Saint Laurent), Theodora Marcadé, Marc Susini (Trois ponts sur la rivière) y Baptiste Pinteaux.

Con capital francés y belga cuenta la comedia Buenos principios, adaptación de la novela de John Fante que dirige y protagoniza Yvan Attal (Una razón brillante), cuyo argumento se centra en un escritor de mediana edad que no ha vuelto a encontrar la inspiración después de escribir un best sellar hace más de 20 años. Él parece hacer responsable a su mujer y sus cuatro hijos de no haber conseguido sus sueños y no haber triunfado, pero de la noche a la mañana su mundo empieza a cambiar: el amor de su mujer flaquea, sus hijos se independizan y aparece de la nada un perro que le ayudará a entender que su mejor historia la ha estado viviendo todos estos años. Además de Attal, el reparto está integrado por Charlotte Gainsbourg (El muñeco de nieve), Pascale Arbillot (¿Dónde estás mamá?), Adèle Wismes (Vivir deprisa, amar despacio) y Sébastien Thiery (Salvoconducto).

Puramente francesa es Rémi: una vida extraordinaria, drama familiar de 2018 que adapta la novela de Hector Malot acerca de un huérfano arrebatado de su madre adoptiva a los 10 años y entregado a un misterioso músico ambulante. Durante esta aventura aprenderá la dura vida del acróbata y a cantar para sobrevivir, y terminará por conocer el secreto de su verdadero origen. Dirigido por Antoine Blossier (Proie), este drama familiar está protagonizado por Daniel Auteuil (Las confesiones), Maleaume Paquin, Virginie Ledoyen (Adiós a la reina), Jonathan Zaccaï (Cerise), Jacques Perrin (El infierno 2005) y Ludivine Sagnier (El Club de la Tristeza).

El último de los estrenos de ficción es La audición, drama con capital francés y alemán dirigido por Ina Weisse (Der architekt) cuya trama tiene como protagonista a una profesora de violín en un instituto de música. La mujer logra la admisión de un chico en el que detecta un notable talento, pero el trabajo con el joven la llevará a distanciarse de su hijo y de su marido. El día del examen parcial del joven los acontecimientos se precipitan con un trágico giro. Nina Hoss (serie Homeland), Simon Abkarian (Cartas a Roxanne), Jens Albinus (Rosita), Ilja Monti y Serafines Mishiev (So fiel Zeit) son los principales actores.

Pasamos ahora a la animación. One Piece: Estampida es el título de la nueva película con los personajes de la famosa serie de anime de Eiichiro Oda. En esta ocasión, la historia transcurre en el Pirates Festival, evento realizado por piratas para los piratas. La tripulación del Sombrero de paja recibe una invitación del anfitrión no solo para acudir, sino para participar en una búsqueda del tesoro en el que participarán multitud de piratas, entre ellos los conocidos como la Peor generación. Takashi Otsuka (Eiga Purikyua ôru sutâzu DX 3: Mirai ni todoke! Sekai o tsunagu nijiiro no hana) dirige esta aventura con capital japonés que cuenta con las voces originales de Ikue Ôtani (Pokémon: Detective Pikachu), Mayumi Tanaka (El bosque del piano), Kappei Yamaguchi (El niño y la bestia), Kazuya Nakai (Godzilla: The planet eater) e Hiroaki Hirata (Maquia. Una historia de amor inmortal), entre otros.

Desde Rusia llega Animales en apuros, cinta animada de 2018 dirigida a cuatro manos por Victor Azeev, quien debuta en el largometraje con este film, y Vasiliy Rovenskiy (Pomnyu – ne pomnyu). El argumento sigue a un castor y un gato que, después de convertirse en mejores amigos, emprenden una misión peligrosa para liberar a sus compañeros animales secuestrados por extraterrestres.

En lo que a documental se refiere, dos son las propuestas. Renacidos: El Padre Pío cambió sus vidas es una producción española que, a través del relato de 25 personas, narra la labor del Padre Pío y cómo cambió la vida de personas cuyos testimonios harán estremecer a los espectadores. José María Zavala (El misterio del Padre Pío) dirige esta propuesta.

También española, aunque de 2018, es Idrissa, crónica de una muerte cualquiera, producción que pone el foco en el caso real de un joven inmigrante africano que murió en 2012 en un Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona. A través de su caso la cinta reconstruye el drama de la realidad de quienes llegan a otro país en busca de un futuro mejor. La película está dirigida por Xavier Artigas y Xapo Ortega (Tarajal).

 

‘Érase una vez… en Hollywood’: aquellos maravillosos 60


Tarantino es de los pocos directores que crean opiniones muy enfrentadas. A algunos les encanta y otros le odian. No hay término medio. Por eso su novena película va a ser, casi con toda probabilidad, objeto de un duro debate. Y es que, como ya ocurriera en Los odiosos ocho (2015), el director ha perdido algo de ritmo en sus films. O más bien, lo ha dejado de lado momentáneamente. Pero todo tiene un motivo.

Y en el caso de Érase una vez… en Hollywood ese motivo no es otro que transportar al espectador a una época diferente. Una época en la que los grandes directores y los grandes actores eran los protagonistas de una historias en las que los efectos especiales eran accesorios. Y ese viaje atrás en el tiempo no es solo con una historia tan sólida como original y fascinante, sino que también afecta al lenguaje audiovisual que utiliza Tarantino, aprovechando largos planos, movimientos de personajes en la profundidad de campo y captando las emociones de los personajes hasta niveles poco vistos en el cine actual. Y, por supuesto, la música, de nuevo impecable. Todo ello conforma un relato mágico, puede que a veces lento pero indudablemente divertido. Un viaje al corazón de Hollywood a través de los ojos de unos personajes en la órbita de los grandes nombres del séptimo arte.

Pero a pesar de ese cambio en el lenguaje y de una cierta falta de ritmo, el estilo Tarantino sigue estando ahí, y más fresco que nunca. Sus constantes saltos temporales vuelven a ser una seña de identidad, en esta ocasión como si se tratara de un Quijote que relata anécdotas pasadas en lugar de historias (algunas tan largas que pueden generar algo de confusión cuando se retoma la historia principal). Sus actores sencillamente están perfectos (el reparto es un desfile de grandes estrellas), en particular el dúo formado por Leonardo DiCaprio (Origen) y Brad Pitt (Máquina de guerra), dos personajes en un momento de transición en sus vidas que se aferran a un pasado glorioso mientras tratan de comprender y aceptar su nuevo lugar en el mundo del celuloide. Y por si alguien dudaba de la agilidad y brutalidad del director, esa secuencia final tan salvaje como irónica y divertida que viene a imponer justicia en un trágico suceso histórico, al más puro estilo Malditos bastardos (2009).

Así que sí, Érase una vez… en Hollywood es una película de Tarantino. Con todas las letras. Y es una gran película de Tarantino. Puede que guste más a los más cinéfilos, pero desde luego que la película debería de estudiarse como un gran ejemplo de mimetismo audiovisual. Actores y director asumen lenguaje, posición corporal y narrativa audiovisual para, literalmente, transportarse a ese final de los años 60 en el que el cine y la televisión todavía no estaban a la misma altura, en el que el movimiento hippie seguía estando en las calles y en el que Charles Manson todavía andaba en libertad. Un homenaje a otra época, a nuestros padres y abuelos, a todos aquellos actores, directores, guionistas y productores que nos han dejado obras maestras de la Historia del Cine. En definitiva, una obra con constantes referencias al pasado que debería ser un referente para el cine del futuro, al menos para ese cine que no necesita de efectos digitales para causar sensación.

Nota: 8,5/10

Políticos, banqueros, ladrones y policías piden ‘Cien años de perdón’


Estrenos 4marzo2016Primer fin de semana de marzo, y como suele ser habitual, con la resaca de los Oscar todavía reciente. Y aunque este año no llega ningún título premiado o nominado posterior a la gala celebrada el pasado domingo, sí que llegan novedades interesantes. Y la principal, a diferencia de viernes anteriores, tiene sabor español. Pero no es lo único que aterriza en la cartelera española este viernes, 4 de marzo. Comedia y drama acaparan los principales estrenos, que dejan un pequeño hueco para el thriller.

Thriller como el de Cien años de perdón, lo nuevo de Daniel Calparsoro (Combustión), esta vez con capital español, argentino y francés. Su trama arranca cuando seis hombres disfrazados y armados entran en la sede central de un banco de Valencia con la intención de atracarlo. Sin embargo, una serie de complicaciones lleva a los dos líderes a desconfiar uno del otro. Una intriga que implicará a la policía, a la banca y a altos cargos de la política en un juego por descubrir quién roba a quién. La cinta está protagonizada por Luis Tosar (El desconocido), Rodrigo De La Serna (Camino a La Paz), Raúl Arévalo (La isla mínima), Patricia Vico (Perdona si te llamo amor), José Coronado (Fuego) y Marian Álvarez (Felices 140).

Vamos ahora con las novedades desde Hollywood. La primera es Nunca es tarde (Danny Collins), comedia dramática ambientada en el mundo de la música que gira en torno a una veterana estrella del rock de los años 70 cuya vida de excesos y relaciones fallidas no ha parado ni un solo minuto desde sus años de gloria. Todo cambia cuando recibe una carta de John Lennon de hace 40 años, iniciando entonces un viaje que tratará de dar sentido a la segunda oportunidad que se le presenta. Ópera prima de Dan Fogelman, que también escribe el guión, la película está protagonizada por Al Pacino (La sombra del actor), Annette Bening (La mirada del amor), Jennifer Garner (Dallas Buyers Club), Bobby Cannavale (#Chef), Christopher Plummer (Elsa & Fred) y Melissa Benoit (Whiplash).

La comedia y la música también están presentes en Rock the Kasbah, cinta dirigida por Barry Levinson (Algo pasa en Hollywood) que arranca cuando los miembros de una familia musulmana se reúnen en Tánger para llorar la muerte del padre. La particularidad de la familia es que todo son mujeres y que comparten un pasado marcado por difíciles momentos que aflorarán durante estos días, provocando numerosos desencuentros, discusiones y una especie de histeria colectiva. El reparto está encabezado por Bill Murray (St. Vincent), Bruce Willis (RED 2), Kate Hudson (Una decisión peligrosa), Zooey Deschanel (Caballeros, princesas y otras bestias), Leem Lubany (Omar) y Scott Caan (En lo más profundo del valle).

Antes de entrar de llenos en los estrenos europeos, una cinta canadiense que cuenta con colaboración alemana. Remember narra el difícil viaje que debe hacer un hombre en el ocaso de su vida para encontrar al nazi responsable de la muerte de su familia y de la de su mejor amigo. Sin embargo, la verdad que se revelará cuando se encuentre cara a cara con él dará un vuelco a todas sus creencias. Atom Egoyan (Cautivos) es el encargado de poner en imágenes esta historia y de dirigir a Christopher Plummer (El falsificador), Martin Landau (Mysteria), Dean Norris (serie Breaking bad), Jürgen Prochnow (Hitman: Agente 47), Bruno Ganz (El consejero) y Henry Cherny (serie Revenge).

Ahora sí, puramente europea es El amor es más fuerte que las bombas, drama producido por Noruega, Francia y Dinamarca que arranca cuando la familia de una conocida fotógrafa se reúne en la casa familiar para organizar una exposición de su obra a modo de homenaje. Sin embargo, el secreto que allí descubren sumirá sus vidas en el caos más absoluto. Joachim Trier (Reprise) dirige esta propuesta interpretada por Jesse Eisenberg (Ahora me ves…), Gabriel Byrne (Nadie quiere la noche), Isabelle Huppert (Luces de París), Amy Ryan (Birdman), David Strathairn (El nuevo exótico hotel Marigold) y Rachel Brosnahan (serie House of cards).

Desde España también llega Padre Poveda, biopic de este religioso que se convirtió en mártir en 1936 y que fue canonizado por Juan Pablo II en 2003. Su obra socioeducativa en las cuevas de Guadix con los braceros que vivían en la ignorancia se une a su inclusión de la mujer en el campo educativo de principios del siglo XX. Dirigida por Pablo Moreno (Talitá Kum), la cinta tiene como actores principales a Raúl Escudero (Nada de nadie), Elena Furiase (Cruzando el límite), Pablo Viña (La sangre de Wendy) y Daniel Gómez (Un Dios prohibido).

Con algo de retraso se estrena Todos los caminos de Dios, producción española de 2014 que supone el debut en solitario de Gemma Ferraté en el largometraje y que aborda desde una perspectiva moderna la historia de Judas Iscariote. La trama arranca cuando el traidor se adentra en un bosque huyendo de su propia culpabilidad. Allí conoce a un joven con el que inicia un viaje para afrontar su culpa y las consecuencias de sus actos. Marc García Coté (El sexo de los ángeles), Oriol Pla (Truman) y Jan Cornet (Por un puñado de besos) son los tres protagonistas.

España participa igualmente en Vulcania, thriller que cuenta con capital francés y sueco y que se desarrolla en una sociedad distópica que vive dividida en dos bandos enfrentados. En este contexto un joven que trabaja en una fundición deberá replantearse todas sus creencias cuando entabla una relación con una chica. José Skaf debuta en el largometraje con esta película protagonizada por Miquel Fernández (La gran familia española), Aura Garrido (Asesinos inocentes), José Sacristán (Perdiendo el norte), Ginés García Millán (Felices 140) y Silvia Abril (3 bodas de más).

El último estreno de ficción es 13 minutos para matar a Hitler, drama bélico alemán que lleva a la pantalla grande la historia de Georg Elser, un hombre que estuvo a punto de acabar con el dictador alemán con una bomba que él mismo había preparado. Pero Hitler abandonó el lugar algo antes. La cinta ahonda en la figura de este hombre que pudo cambiar el rumbo de la Historia. Dirigido por Oliver Hirschbiegel (Cinco minutos de gloria), el film está interpretado por Christian Friedel (Amour fou), Katharina Schüttler (serie Hijos del Tercer Reich), Burghart Klaußner (Diplomacia), Johann von Bülow (La conspiración del silencio) y Cornelia Köndgen (Be my baby).

El documental tiene como único representante a Janis, cinta que retrata a la conocida cantante Janis Joplin a través de material audiovisual inédito y cartas escritas a sus padres que son leídas por el músico Cat Power, narrador también de esta historia dirigida por Amy J. Berg (Un secreto a voces).

Los espías de ‘Operación U.N.C.L.E.’ se infiltran en la cartelera


Estreno 14agosto2015El mes de agosto es, en líneas generales, el mes de los espías. Al estreno la semana pasada de la nueva entrega de ‘Misión: Imposible’ se suma ahora otro título que, al igual que aquella, toma como referencia una antigua serie de televisión. Aunque a diferencia de aquella, llega acompañada de un buen puñado de títulos que tienen todo lo necesario para competir por la taquilla. Sea como fuere, hoy viernes, 14 de agosto, la actualidad pasa por la Guerra Fría.14

Y es que Operación U.N.C.L.E. llega a los cines. La nueva película de Guy Ritchie (Snatch: Cerdos y Diamantes) adapta la conocida serie de televisión de los años 60 acerca de la colaboración que un espía norteamericano y uno soviético deben llevar a cabo en plena Guerra Fría. La cinta narra cómo ambos agentes deben apartar sus diferencias para detener a una misteriosa organización criminal que amenaza con acabar con el frágil equilibrio mundial gracias a la proliferación de armas. Su única pista es la hija de un científico alemán secuestrado por la organización. Acción, humor y estilo son los ingredientes de esta aventura al más puro estilo James Bond que protagonizan Henry Cavill (El hombre de acero), Armie Hammer (El llanero solitario), Hugh Grant (Notting Hill), Alicia Vikander (Ex Machina), Elizabeth Debicki (Macbeth) y Jared Harris (Pompeya).

La comedia es la protagonista de Y de repente tú, historia escrita y protagonizada por Amy Schumer (serie Inside Amy Schumer) y dirigida por Judd Apatow (Si fuera fácil). La trama, una nueva vuelta de tuerca al romanticismo, sigue la vida de una joven que no tiene ataduras y no cree en la monogamia. Periodista de profesión para una conocida revista, su mundo se tambaleará cuando empiece a enamorarse del protagonista de su último artículo, un joven médico deportivo. Será entonces cuando deba plantearse si ha estado equivocada todos estos años. El reparto se completa con Bill Hader (Cosas que hacer antes de los 18), Brie Larson (El jugador), Tilda Swinton (El gran hotel Budapest), Colin Quinn (Niños grandes) y Vanessa Bayer (Off the cuff).

El tercero de los estrenos norteamericanos es Tracers, vehículo de promoción para Taylor Lautner (el hombre lobo de la saga Crepúsculo), quien de este modo continúa buscando su sitio en la industria. La historia gira en torno a un joven que se gana la vida repartiendo en bicicleta hasta que choca con una misteriosa joven. El mundo que ella le descubre, en el que pequeños crímenes y parkour se fusionan, le seduce hasta el punto de introducirse en la banda. Sin embargo, el férreo control del líder criminal del grupo obligará al muchacho a decidir entre su libertad o el amor. Con dirección de Daniel Benmayor (Bruc. El desafío), en el reparto también encontramos a Marie Avgeropoulos (Caza a muerte), Adam Rayner (serie Tyrant), Rafi Gavron (La fría luz del día) y Luciano Acuna Jr.

Y otro nombre propio que regresa hoy es Al Pacino (El padrino) con Señor Manglehorn, drama producido en 2014 cuyo argumento se centra en un ex convicto que hace 40 años renunció a la mujer que amaba por dar un gran golpe. Ahora, retirado y en paz en una pequeña localidad, ve pasar los días sin preocupaciones hasta que su pasado sale a la luz, lo que generará conflictos con unos vecinos que creían conocerle mejor. Dirigida por David Gordon Green (Superfumados), entre los actores que completan el reparto están Holly Hunter (Jackie), Harmony Korine (Stoker), Chris Messina (serie The newsroom) y Natalie Wilemon (Hostage).

Pasamos ahora a los estrenos españoles. Uno de los más destacados es Extinction, adaptación de la novela de Juan de Dios Garduño que transcurre en un futuro post apocalíptico en el que la mayor parte de la Humanidad se ha convertido en criaturas sin intelecto que matan por placer a los pocos humanos que quedan. En este contexto tratan de sobrevivir dos hombres y la hija pequeña de uno de ellos. Ellos conviven en una perpetua enemistad generada por un conflicto pasado, pero cuando una de esas criaturas se aproxime a sus vidas deberán dejar de lado las diferencias para proteger aquello que más quieren. Acción, intriga y ciertas dosis de suspense son los ingredientes de esta película dirigida por Miguel Ángel Vivas (Secuestrados) y protagonizada por Matthew Fox (En la mente del asesino), Jeffrey Donovan (J. Edgar), Clara Lago (Ocho apellidos vascos), Valeria Vereau (serie El don de Alba) y Quinn McColgan (Non-Stop).

España también participa en la comedia romántica Sin hijos, producción que cuenta además con capital argentino y que narra el delicado equilibrio que debe mantener el padre de una niña de ocho años cuando un viejo amor de adolescencia vuelve a su vida. Y es que la mujer a la que ama no está dispuesta a salir con hombre con hijos, por lo que deberá hacer lo imposible para que ella no descubra la existencia de la niña. Ariel Winograd (Mi primera boda) dirige el conjunto, mientras que Maribel Verdú (Felices 140), Diego Peretti (Maktub), Guadalupe Manent y Horacio Fontova (Aballay, el hombre sin miedo) encabezan el plantel de actores.

Por último, un reestreno. Mala sangre, cinta de 1986 escrita y dirigida por Leos Carax (Holy motors) vuelve a los cines en una versión restaurada y supervisada por el propio director en un intento de dotar de su máximo esplendor a esta historia acerca de dos jóvenes que deben saldar una importante deuda en pocos días. Para ello deciden robar una importante vacuna que cura un virus que afecta a aquellos que practican el amor sin amor. Para aquellos que no la hayan visto, el reparto está encabezado por Denis Lavant (Marussia), Juliette Binoche (Godzilla), Julie Delpy (Antes del anochecer), Michel Piccoli (No toques el hacha) y Hans Meyer (El pacto de los lobos).

Russell Crowe debuta en la cartelera española como director


estrenos 24abril2015Siguiendo la estela de los últimos fines de semana, hoy viernes, 24 de abril, llegan a la cartelera un nutrido y muy variado grupo de estrenos, algunos de ellos con un interés añadido al que habitualmente podemos encontrar en la cartelera. Desde el regreso a la gran pantalla de veteranos actores, hasta comedias de todo tipo, los espectadores podrán encontrar en los cines atractivos proyectos, uno de los cuales sin duda destaca sobre el resto.

Dicho estreno es el de El maestro del agua, debut en la dirección de ficción de Russell Crowe (Gladiator), quien además protagoniza el film. Producida entre Estados Unidos, Australia y Turquía, la acción se centra en la búsqueda de un australiano que, cuatro años después de la I Guerra Mundial, realiza en Turquía para encontrar a sus dos hijos desaparecidos en combate, en un intento de cumplir una última promesa a su fallecida esposa. Un intenso drama salpicado de cierta intriga y con dosis de acción que cuenta en su reparto con Olga Kurylenko (Oblivion), Jai Courtney (Divergente), Isabel Lucas (Amanecer Rojo), Ryan Corr (Before the rain) y Damon Herriman (Son of a gun).

Muy diferente es la comedia gamberra Superpoli en Las Vegas, secuela de Superpoli de centro comercial (2009). Dirigida por Andy Fickman (La montaña embrujada), la trama se sitúa seis años después del primer film, y sitúa al protagonista en una convención de seguridad organizada en Las Vegas. A pesar de ser un encuentro informal y una excusa para tener unas merecidas vacaciones, cuando un complot para atacar el hotel en el que se hospeda sea descubierto el protagonista no tendrá más remedio que volver a hacer lo que mejor sabe hacer. Mucho humor y mucha acción de la mano de Kevin James (Peso pesado), quien repite como héroe de la función. A él se suman Raini Rodriguez (Fin de curso), Eduardo Verástegui (Bella), Daniella Alonso (serie Revolution) y Neal McDonough (serie Mob city).

Aunque sin duda la cinta con los mejores nombres en sus títulos de crédito es La sombra del actor, adaptación de la novela de Philip Roth que, a medio camino entre la comedia y el drama, aborda la desesperación de un famoso actor teatral que, casi de la noche a la mañana, pierde su talento para la interpretación. Deprimido y desesperado, se embarcará en una aventura con una lesbiana en un intento de recuperar la magia perdida. La película, producida entre Estados Unidos e Italia, está dirigida por Barry Levinson (Esfera) y protagonizada por Al Pacino (El Padrino II), Greta Gerwig (Frances Ha), Nina Arianda (Midnight in Paris), Dylan Baker (serie Political Animals), Charles Grodin (Beethoven), Dianne Weist (El gran año) y Kyra Sedgwick (serie The Closer).

Los amantes del terror tienen una cita con La pirámide, producción norteamericana dirigida por el debutante Grégory Levasseur, guionista de Alta tensión (2003) o Maniac (2012). La película, como se desprende de su título, narra la pesadilla que viven un grupo de arqueólogos al entrar en una pirámide recién descubierta y enfrentarse con algo que nunca hubieran imaginado. Ashley Hinshaw (serie True Blood), Christa Nicola (serie Home and Away), Denis O’Hare (serie American Horror Story) y James Buckley (Supercutres) conforman el reparto principal.

Pasamos ahora a los estrenos españoles, y entre ellos destaca Sexo fácil, películas tristes, co producida por Argentina en 2014 y cuya trama es, cuanto menos, diferente. La historia se centra en tres personajes: un guionista y los protagonistas de su nueva película, una comedia romántica que debe escribir mientras supera su mayor crisis sentimental. Escrita y dirigida por Alejo Flah (Taxi), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Ernesto Alterio (La montaña rusa), Quim Gutiérrez (La gran familia española), Marta Etura (Mientras duermes), Julieta Cardinali (Tres deseos) y Carlos Areces (Balada triste de trompeta).

Otra comedia, aunque esta vez gamberra, es el género al que pertenece Cómo sobrevivir a una despedida, cuyo argumento puede deducirse del propio titular. Un grupo de amigas cuyas vidas no han sido como imaginaban en su infancia deciden tomar las riendas de su futuro, y para ello comienzan por organizar una despedida de soltera a la primera del grupo que va a casarse. Manuela Moreno, quien también participa en el guión, debuta en el largometraje con esta propuesta protagonizada por Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados), Celia de Molina (Temporal), Úrsula Corberó (Perdiendo el norte), María Hervás (serie La pecera de Eva) y Brays Efe.

Las novedades españolas se completan con dos propuestas muy diferentes. Por un lado, Murieron por encima de sus posibilidades es una ácida crítica en forma de comedia a la actual situación que viven millones de españoles. La trama arranca cuando cinco personajes muy golpeados por la crisis aunque sin aparentemente nada en común deciden llevar a cabo un intrincado plan: secuestrar al presidente del Banco Central y exigirle que todo vuelva a ser como antes. La propuesta está dirigida por Isaki Lacuesta (Los condenados), y cuenta con un reparto coral de excepción: Raúl Arévalo (La isla mínima), Imanol Arias (Pájaros de papel), Bruno Bergonzini (Todas las canciones hablan de mí), Àlex Brendemühl (Eltern) Eduard Fernández (El niño), Ariadna Gil (El baile de la Victoria), José Coronado (Los últimos días), Sergi López (Ismael), Carmen Machi (Ocho apellidos vascos) y Ángela Molina (Miel de naranjas).

Los estrenos europeos se completan con dos propuestas francesas. La familia Bélier es una comedia dramática dirigida por Eric Lartigau (Un ticket pour l’espace) que aborda la forma en que los seres humanos nos enfrentamos a los cambios importantes. La trama gira en torno a una chica de 16 años cuya vida se reparte entre el instituto y ayudar a sus padres sordos haciendo de intérprete con el resto del mundo. Su vida cambiará cuando un profesor descubra un talento para la canción, ofreciéndole la posibilidad de desarrollarlo en París. Karin Viard (El amor es un crimen perfecto), François Damiens (Tango libre), Louane Emera y Eric Elmosnino (Ouf) conforman el reparto principal.

Por su parte, Girlhood es un drama que aborda los problemas de integración que sufren los jóvenes en determinadas zonas de Francia. Escrita y dirigida por Céline Sciamma (Tomboy), la cinta sigue los intentos de una joven de huir del entorno opresivo en el que vive. Con nulas perspectivas en la escuela, su encuentro con tres chicas rebeldes abrirá un nuevo camino hacia la libertad que tanto anhela, lo que llevará a la joven a abandonar la escuela e incluso a cambiarse el nombre. El reparto está encabezado las debutantes por Karidja Touré, Assa Sylla, Lindsay Karamoh y Mariétou Touré.

La única propuesta animada del fin de semana llega desde Canadá. La leyenda de Sarila, ópera prima de Nancy Florence Savard, narra los problemas de una tribu de esquimales para encontrar alimentos. A pesar de los intentos de los cazadores, su área parece haber quedado desierta. Los intentos del chamán son infructuosos, por lo que decide enviar a un joven que está empezando a desarrollar ciertas habilidades mágicas (y al que envidia y teme) a encontrar Sarila, una tierra sagrada en la que hay alimentos en abundancia. La película cuenta con las voces originales de Christopher Plummer (La última estación), Rochelle Lefevre (American summer), Dustin Milligan (El rescate) y Tim Rozon (Long gone day).

Terminamos con el documental Cobain: Montage of Heck, relato autorizado de la vida y obra del cantante de Nirvana que, 20 años después de su muerte, sigue siendo un icono de la música. A través de vídeos caseros, grabaciones, fotografías y diarios el realizador y guionista Brett Morgen (El chico que conquistó Hollywood) realiza un recorrido visceral por el lado menos conocido del fallecido artista.

La complejidad de ‘El Padrino II’ como arma para superar al original


Al Pacino vuelve a ser Michael Corleone en 'El Padrino, Parte II'.Hace aproximadamente 40 años Francis Ford Coppola, autor de la que posiblemente sea la mejor trilogía de la historia del cine, lograba algo inaudito en los 87 años que llevan celebrándose los Oscar: que una secuela se hiciera con el galardón a la Mejor Película. Desde luego, fue el año de El Padrino, Parte II, estrenada en 1974, entre otras cosas porque además de convertirse en la única cinta en lograr igualar en este sentido a su predecesora (El Padrino logró el galardón dos años antes), superó al original en el número de premios: seis frente a tres. Cada uno podrá encontrar los motivos que quiera para este extraño fenómeno, pero en líneas generales todos los argumentos se pueden resumir en que la secuela fue mejor que la primera parte. Y eso es mucho decir.

En realidad, lo que mejor define al film de Coppola es su capacidad para no convertirse en un mero vehículo repetitivo de los quehaceres mafiosos de la familia Corleone. Mientras que la primera parte aborda el ascenso del personaje interpretado por Al Pacino (El precio del poder), esta continuación narra los problemas a los que se enfrenta como capo de la familia. Esto permite al director explorar una serie de líneas dramáticas que no pudieron tratarse en la primera parte, desde el conflicto puramente matrimonial hasta las traiciones en el seno familiar, sin duda uno de los momentos más impactantes del relato. Es esta intensidad dramática lo que ensalza la historia hasta convertirla en algo único, independiente de El Padrino pero que bebe de sus influencias y de sus acontecimientos.

Dicho de otro modo, no es necesario haber visto la primera parte para poder disfrutar de la segunda, aunque sí es conveniente. En esta reflexión juega un papel fundamental la narrativa de cómo un joven Vito Corleone (al que da vida un magistral Robert De Niro) llega a Estados Unidos y logra convertirse en jefe de la mafia. Los paralelismos que el director es capaz de plasmar en pantalla entre las historias de padre e hijo a edades similares son fascinantes. Como si de un bucle temporal se tratara, ambos deben hacer frente a amenazas externas, a venganzas del pasado y, en definitiva, a luchar por la posición social que han logrado adquirir. Lo que en la primera parte era un mero relato de un joven que se involucra poco a poco en los negocios familiares, en El Padrino II se convierte en un drama acerca de las amenazas que conlleva el poder, y cómo ni siquiera los lazos de sangre impiden las traiciones.

Todo ello bajo una estructura narrativa relativamente similar, lo que hace aún más complejo el equilibrio entre la novedad y la repetición de conceptos. Lo cierto es que esta continuación responde a esa idea de ofrecer más de todo sin perder la esencia. En efecto, la segunda parte aprovecha los hitos dramáticos más clásicos de la trama (un negocio en ciernes, una traición, una sospecha, una respuesta final) para erigirse como algo sensiblemente distinto, fundamentalmente por el alcance dramático de los acontecimientos y de las decisiones. En líneas generales, el original abordaba el conflicto desde el punto de vista de “buenos y malos”; la segunda entrega apuesta más bien por la sutileza y por no establecer los roles desde el primer momento.

Muchas historias para un final

Uno de los aspectos más notables de El Padrino II, y que también se encuentra en El Padrino, es su capacidad para hilvanar las diferentes tramas sin que esto provoque una desconexión de los acontecimientos por parte del espectador. Y en esta segunda parte no hay que olvidar que se introducen historias protagonizadas por dos personajes diferentes en épocas distintas. El motivo principal de que esto ocurra cabe buscarlo en que, precisamente, lo narrado en todas estas historias tiene un nexo común: los fantasmas que asaltan al personaje de Pacino. Todo lo narrado en el film, incluso aquellos momentos protagonizados por De Niro, tienen como objetivo abordar los conflictos emocionales a los que se enfrenta el protagonista, y que encuentran un reflejo físico en el desarrollo del arco dramático.

Así, la historia es en realidad un viaje personal por la mente de un hombre llamado a convertirse en un referente que nunca quiso ser, pero que acepta de buen grado. Sus intentos por sacar a su familia de negocios ilícitos contrastan con la brutalidad con que afronta, por ejemplo, la relación con el personaje de Diane Keaton (Annie Hall) y los hijos de ambos. Brutalidad emocional más que física, pero brutalidad al fin y al cabo. Quizá sea esto lo que más fascina del personaje de Michael Corleone, su incapacidad para afrontar los problemas sin utilizar la violencia. Sea como fuere, su forma de afrontar los retos dramáticos que se plantean y las decisiones que eso conlleva son lo que han convertido a este rol en uno de los inmortales del cine.

Pero antes mencionaba que esta continuación mantiene una estructura similar al original. Para poder comprobarlo solo hay que ver cómo resuelve Coppola todos los cabos sueltos que van quedando a lo largo de la trama. Ese final en el que mientras el piadoso protagonista está celebrando una ceremonia eclesiástica se suceden una serie de asesinatos ordenados por él es un clásico que resume a la perfección todos los contrastes de los que se nutre la trama para construir la complejidad que desprende. Y es la que permite explicar determinados comportamientos del protagonista, dispuesto a eliminar a todos sus enemigos.

Habrá muchos que no consideren a El Padrino II como un film superior al original. Y tal vez no solo sea desde un punto de vista artístico. Pero la construcción de su trama, apoyada en las diferentes líneas argumentales desarrolladas de forma conjunta, es mucho más compleja y más elaborada que la de El Padrino. Y eso es mucho decir si tenemos en cuenta que el original de 1972 no es precisamente un film sencillo. Es precisamente esa capacidad de superación lo que lleva a la continuación a convertirse en un relato único, independiente y con giros argumentales mucho más elaborados. Un clásico, en definitiva, que ha sabido encontrar su hueco en la historia sin tener que depender exclusivamente de una historia previa.

‘Tipos legales’: el inexorable paso del tiempo no afecta a los clichés


Alan Arkin, Al Pacino y Christopher Walken son el trío protagonistas de 'Tipos legales'.El tiempo no pasa en balde para nadie. No lo hace para el ciudadano de a pié, pero tampoco para las estrellas de Hollywood… ni para sus personajes. Una conclusión tan simple como demoledora es lo que se obtiene de la nueva película de Al Pacino (Heat), Christopher Walken (Atrápame si puedes) y Alan Arkin (Pequeña Miss Sunshine), una comedia tan sencilla y previsible como distraída en la que los veteranos actores demuestran, una vez más, que son capaces de salvar casi cualquier cosa. Y es que sin ellos esta producción se convertiría en un compendio de clichés y situaciones al más puro estilo de la comedia norteamericana moderna.

Y es que esta historia sobre la última noche de un antiguo criminal justo el día que sale de prisión es una sucesión de lugares, conversaciones y gags vistos en más de una ocasión, con la originalidad, o mejor dicho la curiosidad, de que ahora son personajes con los problemas típicos de la vejez. Tal situación origina algunos de los momentos más divertidos, como ver a Pacino en la camilla de un hospital delirando por la mezcla de pastillas que se ha tomado para poder aguantar la noche. Sin embargo, poco más. La trama, que bien podría haber contenido algún que otro giro dramático de cierto empaque, se desarrolla de forma lineal sin sorprender al espectador más que con algún que otro punto divertido.

El principal escollo al que se enfrenta el film de Fisher Stevens (Beso en Manhattan), que por otro lado realiza una labor más que correcta en la planificación y la creación de ambientes, es que desvela los pocos interrogantes casi desde el principio. De poco sirve tratar de presentar al personaje de Pacino como un hombre astuto que conoce de antemano su final si ya se muestra quién va a ser el encargado de llevarlo a cabo. Por no hablar del hecho de que su final se ve venir casi desde el primer plano de la película. Todo ello termina por restar interés a una historia que, repetimos, tiene sus tres patas fundamentales en los tres integrantes principales de su reparto.

Al final, Tipos legales se antoja distraída, por momentos entretenida y por momentos algo tediosa. Una oportunidad única para ver a tres grandes actores realmente envejecidos, algo cansados y, en cualquier caso, muy afectados por el paso del tiempo. El film es un canto a las segundas oportunidades, a cumplir las últimas voluntades en vida y a defender aquello que más nos importa, aunque sea con decenas de años a nuestras espaldas. El problema es cómo lo hace. La mejor forma de comprobar la trascendencia o intrascendencia de la película es haciéndose la siguiente pregunta tras encenderse las luces. ¿Qué habría pasado si los personajes fuesen algo más jóvenes y estuvieran interpretados por actores de segunda categoría de Hollywood? Probablemente, que estaríamos ante un producto con poco contenido.

Nota: 5,5/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: