‘En mil pedazos’: recomponiendo vidas


Existen tantas películas sobre el proceso de desintoxicación que vive un adicto como pedazos menciona el título de lo nuevo de Sam Taylor-Johnson (Cincuenta sombras de Grey). Entonces, ¿qué hace diferente a esta historia para merecer ser contada? En realidad, muy poco… y bastante a la vez. Puede que desde el punto de vista puramente argumental tenga poco de novedoso, pero visualmente la película ofrece algo que muy pocos títulos son capaces de ofrecer.

Porque sí, la historia ya es conocida. De hecho, uno de los personajes de En mil pedazos viene a corroborar esta afirmación con un argumento sobre el proceso que deben superar los adictos para desengancharse. Sin embargo, eso no resta efectividad a su contenido. Sin llegar a ser impactante visualmente hablando, Taylor-Johnson recurre al lirismo visual para narrar un proceso visceral, dramático y duro. A través de su narrativa, la directora saca el máximo provecho a las emociones del protagonista y a esa lucha contra unos demonios internos que personifica en varias ocasiones en aquellos que le rodean. Un proceso, como digo, archiconocido en el séptimo arte, pero que en esta ocasión viene a añadir algunos componentes que lo convierten en atractivo y, hasta cierto punto, diferente.

Para empezar, esa poesía visual traducida en una elegancia única para narrar los momentos más difíciles del relato, desde el comienzo del protagonista hasta la tragedia final (interesante el paralelismo entre lo que ocurre y la visión del protagonista). Detalles como los personajes secundarios, que todos los roles sean o hayan sido adictos, aumenta la sensación de grupo, de formar una familia propia en la que todos saben lo que ocurre dentro y fuera de cada uno. Pero ante todo, la película es lo que es gracias a los actores, comenzando por Aaron Taylor-Johnson (The Wall) y continuando por un elenco sencillamente brillante a pesar de aparecer tan solo algunos minutos en la mayoría de ocasiones. La sobriedad de las interpretaciones, la sencillez con la que se afrontan las escenas, permiten al espectador centrarse en el drama que se esconde detrás de cada diálogo y cada acción, acentuando el proceso vivido por el protagonista.

El mayor problema de En mil pedazos es, básicamente, que su historia no aporta grandes novedades. Eso y que algunos tramos del relato pierden cierto ritmo y están demasiado condensados. Pero la película funciona, y lo hace gracias a la mano de su directora, capaz de ofrecer una mirada propia a un relato ya contado con anterioridad, y de unos actores capaces de dar vida a un complejo mosaico de personajes, emociones y situaciones a cada cual más dramática. Todo ello convierte a este film en una obra tal vez menor pero sumamente interesante y recomendable, amén de un alegato contra las adicciones y la destrucción que siembran a su alrededor y en el propio enfermo/adicto (la explicación de por qué una adicción es una enfermedad es perfecta). No atraerá masas, pero es una de las pequeñas joyas que merece la pena descubrir.

Nota: 7/10

Anuncios

La comedia y el drama llevan los estrenos ‘A dos metros de ti’


Una de cal y otra de arena. Así se podrían entender los dos primeros fines de semana de septiembre. Si hace siete días el terror se apoderaba de la cartelera, este viernes día 13 es todo lo contrario. Romance, comedia y drama centran los principales títulos, que, eso sí, están enfocados a todo tipo de públicos.

Entre los títulos estadounidenses encontramos A dos metros de ti, drama romántico adolescente que tiene como protagonista a una joven que, aunque intenta vivir su vida como cualquier chica de su edad, pasa mucho tiempo en el hospital al sufrir fibrosis quística. Todo cambia cuando conoce a un encantador chico que también es paciente del hospital. Ambos comenzarán una relación que les llevará a desafiar todas las normas, incluso aunque eso ponga en riesgo sus vidas. Justin Baldoni (serie My last days) se pone tras las cámaras para debutar en el largometraje de ficción como director, mientras que en el reparto encontramos los nombres de Haley Lu Richardson (Múltiple), Cole Sprouse (serie Riverdale), Claire Forlani (Infierno de cristal), Parminder Nagra (Hechizada), Moises Arias (Ben-Hur) y Emily Baldoni (Los fantasmas de mis exnovias).

También pertenece al drama En mil pedazos, cinta de 2018 dirigida por Sam Taylor-Johnson (Cincuenta sombras de Grey) cuyo argumento arranca cuando un joven adicto a las drogas se somete a un tratamiento de desintoxicación en una clínica que le obligará a enfrentarse a la realidad de su vida. Aaron Taylor-Johnson (Animales nocturnos), Odessa Young (Nación salvaje), Charlie Hunnam (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Billy Bob Thornton (serie Fargo), Juliette Lewis (Jim y los Hologramas), Gioanni Ribisi (Ted 2), David Dastmalchian (Ant-Man y la Avispa) y Ryan Hurst (serie Hijos de la anarquía) son los principales actores.

La última de las novedades estadounidenses es Dulcinea, film de corte romántico cuya trama se centra en un joven norteamericano obsesionado con España. Al volver a su hogar descubre que su madre ha muerto y que su novia le engaña con su hermano. Tras varios intentos fallidos de suicidio, su terapeuta le entrega un anillo que le permitirá viajar a cualquier parte del mundo con una única condición: no visitar el mismo lugar dos veces. David Hebrero debuta como director en el largometraje de ficción con esta historia protagonizada por Steven Tulumello, Sara Sanz, Germán Torres (Que Dios nos perdone), Thalma de Freitas (O xangô de Baker Street) y Phil Miler (Primavera).

Pasamos a los estrenos europeos, concretamente a los españoles. Sordo es el título de la adaptación del cómic creado por David Muñoz y Rayco Pulido sobre la vida de los maquis tras la Guerra Civil. La trama sigue a Anselmo Rojas, sordo debido a una explosión. Él y su jefe, Vicente Roig, son sorprendidos junto al resto de compañeros durante una operación se sabotaje. Anselmo logra escapar, pero será perseguido por el ejército en una carrera plagada de obstáculos, el primero el silencio que siempre le acompaña. Dirigida por Alfonso Cortés-Cavanillas (Los días no vividos), esta cinta que combina drama y acción cuenta en su reparto con Asier Etxeandia (Llueven vacas), Hugo Silva (Sólo se vive una vez), Marian Álvarez (El cuaderno de Sara), Aitor Luna (Matar el tiempo), Olimpia Melinte (Selfie 69) e Imanol Arias (serie Cuéntame cómo pasó).

La comedia dramática española está representada por Litus, adaptación de la obra de teatro homónima que tiene como punto de partida una reunión de amigos que llevan tiempo sin verse. El motivo es compartir un rato juntos después de la muerte de un miembro del grupo. Pero uno de ellos tiene una noticia: el fallecido dejó una carta de despedida para cada uno de ellos. Lo que comienza siendo un reencuentro para recordar a un amigo termina siendo una ocasión para descubrir los secretos más íntimos guardados durante años. Dani de la Orden (El mejor verano de mi vida) dirige esta versión cinematográfica protagonizada por Belén Cuesta (La Llamada), Adrián Lastra (Toc toc), Álex García (La novia), Quim Gutiérrez (Abracadabra), Miquel Fernández (La llave de la felicidad) y Marta Nieto (La despedida).

Desde Francia nos llega Los años más bellos de una vida, drama dirigido por Claude Lelouch (Roman de gare) cuya historia se centra en un hombre que, con la edad, se ha perdido por los caminos de su memoria. Sin embargo, siempre recuerda la historia de amor que vivió hace años, por lo que su hijo decide encontrar a la mujer que marcó su vida. La cinta es una continuación de Un hombre y una mujer (1966), recuperando no solo a los personajes sino también a los actores. De este modo, Jean-Louis Trintignant (Amor), Anouk Aimée (Silencio de amor), Souad Amidou (Islamour), Antoine Sire (Un hombre y una mujer), Marianne Denicourt (Hipócrates) y Monica Bellucci (En la Vía Láctea) encabezan el reparto.

También europea, concretamente austríaca, es ¿Qué hemos hecho para merecer esto?, comedia de 2018 que arranca cuando una mujer de 49 años, feminista, atea, con dos hijas y un exmarido, afronta la etapa adolescente de una de sus hijas. Aunque piensa que está preparada para todo lo que esté por llegar, cuando la joven se presenta con hiyab, dice haberse convertido al Islam y que se le tiene que llamar Fátima, la vida de la mujer entra en una serie de contradicciones de consecuencias inesperadas. Eva Spreitzhofer (Unter Blinden: Das extreme Leben des Andy Holzer) escribe y dirige este film, con el que además debuta en el largometraje de ficción. Entre los principales actores encontramos a Caroline Peters (Kalte probe), Chantal Zitzenbacher (Siebzehn), Simon Schwarz (About a girl), Jimmy Angelo, Duygu Arslan (serie Tschuschen:Power) y Emily Cox (Jesus cries).

Con bastante retraso se estrena Cuatro manos, thriller dramático alemán de 2017 escrito y dirigido por Oliver Kienle (Bis aufs Blut – Brüder auf Bewährung) que tiene protagonistas a dos hermanas que, cuando eran niñas, fueron testigos de un brutal asesinato. Ese hecho hizo que una de ellas se obsesionara con la protección de la otra, hasta el punto de sufrir paranoia. Pero cuando los asesinos de aquel terrible crimen salen de prisión la joven decide enfrentarse a ellos, aunque un accidente convertirá su obsesión por la protección en una auténtica pesadilla. El film está protagonizado por Frida-Lovisa Hamann, Friederike Becht (La conspiración del silencio), Christoph Letkowski (Fucking Berlin), Agnieszka Guzikowska y Detlef Bothe (Into the suite).

Alemania también está presente, junto a Palestina y los Países Bajos, en Los informes de Sarah y Saleem, cinta que combina drama, misterio y crimen para narrar cómo el ‘affair’ entre una judía y un palestino se convierte en un problema de Estado cuando el ejército israelí invade la sede de la autoridad palestina en Cisjordania y se incauta de miles de documentos. Muayad Alayan (Al-hob wa al-sariqa wa mashakel ukhra) se pone tras las cámaras de esta película cuyo reparto está encabezado por Sivane Kretchner, Adeeb Safadi (Junction 48), Ishai Golan (Family), Hanan Hillo (serie Fauda), Maisa Abd Elhadi (Idol) y Kamel El Basha (El insulto).

Terminamos el repaso con la brasileña El vendedor de sueños, drama de 2016 que adapta el libro de Augusto Cury cuyo punto de partida es el intento de suicidio de un famoso psiquiatra. Tan solo un mendigo logra salvarle de la muerte. El misterioso y desaliñado hombre se presenta como ‘El vendedor de Sueños’, y pronto empieza a despertar la curiosidad de todo aquel que le rodea, atrayendo a su alrededor a más y más personas. Pero, ¿quién es ese mendigo y qué le ha llevado hasta allí? La cinta está dirigida por Jayme Monjardim (O tempo e o vento), y entre sus principales actores encontramos a César Troncoso (Zanahoria), Dan Stulbach (A suprema felicidade), Dani Antunes (Loucas pra casar), Nelson Baskeville (serie Viver a vida), Billy Blanco Jr. (Muitos homens num só) y Marcelo Flores (E aí… comeu?).

‘La La Land’ allana su camino a los Oscar en los Globos de Oro 2017


'La La Land' y 'The Crown', principales triunfadores en los Globos de Oro 2017Es muy poco habitual que en una entrega de premios cinematográficos, sea cual sea, una de las películas más nominadas logre llevarse todas las estatuillas a las que opta. Es relativamente normal que una cinta con una, dos, tres o incluso cuatro nominaciones logre todos esos premios, pero ¿siete de siete? Bueno, pues eso es lo que ha conseguido en la 74 edición de los Globos de Oro La ciudad de las estrellas, título en español para La La Land, llamada a ser la película del año. Y ante esto se abre ahora el debate acerca de su posibilidad de ser también la gran triunfadora en los Oscar.

Vaya por delante que son muy pocas las comedias que han logrado repetir hazaña en ambos premios (lo que vendría a confirmar que eso de que los Globos de Oro son la ‘antesala de los Oscar’ es un poco excesivo), pero los precedentes son, sin lugar a dudas, esperanzadores, comenzando por la última en conseguirlo: The artist. Y aunque todavía tienen que conocerse las nominaciones, el éxito del film dirigido por Damien Chazelle (Whiplash) no resta la importancia de otros nominados en esta edición de 2017, entre ellos ComancheríaManchester frente al mar o la otra galardonada como Mejor Película Dramática: Moonlight.

De hecho, y aunque pueda parecer secundario, es interesante el mensaje lanzado por algunos de los premios en la categoría cinematográfica, entre ellos el de Mejor Actriz Secundaria, Mejor Actor Dramático y Mejor Actriz Dramática. El primero viene a responder a una crítica surgida ante la ausencia de nominados y premiados afroamericanos en los Oscar; el segundo reconoce a un actor que ya ha hecho méritos más que suficientes para confirmarse como uno de los mejores de su generación; y el tercero cierra reconoce también la labor de los actores del cine europeo más allá del propio premio a la Película en Lengua Extranjera.

En efecto, Viola Davis, una de las actrices más nominadas en los últimos años y menos premiadas, ha logrado su primer Globo de Oro por Fences, aunque no es la única actriz de color que ha competido en esta categoría, y posiblemente no sea la única que lo haga en los Oscar. Y antes de finalizar con el análisis de lo que han sido y lo que pueden deparar estos premios, un apunte: el premio a Aaron Taylor-Johnson como Mejor Actor Secundario por Animales nocturnos puede parecer excesivo teniendo en cuenta la competencia, pero sin duda es merecido para un profesional capaz de ponerse en la piel de cualquier personaje. Y por supuesto, Meryl Streep, nominada por Florence Foster Jenkins, se lleva su premio, en esta ocasión honorífico.

Todo por The Crown

En las categorías televisivas es donde más de uno puede haberse llevado una sorpresa. Desde luego, y esto es un apunte puramente personal, esta edición de los Globos de Oro ha sido una de las más completas en lo que a nominaciones se refiere, sobre todo en el premio a la Mejor Serie Dramática, que ha terminado en manos de The Crown, la principal favorita, pero que tenía como competidores Juego de Tronos, Stranger Things, WestworldThis is us. Con todo, el hecho de que sean unos premios tan repartidos indica la buena salud de la ficción televisiva en cualquier formato.

Los Globos de Oro 2017 dejan igualmente una reflexión interesante. Para empezar, parece que esos años en los que dos o tres series acaparaban la atención en todas las categorías han llegado a su fin, al menos de momento. Las principales categorías contaban con veteranos como VeepTransparentMozart in the jungle, a los que se suman títulos como los mencionados anteriormente. Y ninguno de ellos ha logrado ninguna de las estatuillas, dejando paso a las nuevas producciones más frescas y con propuestas diferentes.

Diferente es el caso de las miniseries. Como es evidente, los nominados suelen ser nuevos cada año, pero en esta ocasión dos han sido los títulos que se han llevado el gato al agua. Por un lado, American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson, serie cuyo formato es similar al de American Horror Story pero que aborda casos reales. Quizá lo más destacable sea el premio para Sarah Paulson, actriz que en los últimos años ha demostrado su talento en la serie de terror y que ahora es reconocida por su rol en este drama. Y por otro, El infiltrado, cuyos principales actores han sido reconocidos en casi todas las categorías, lo que da una idea de lo que puede llegar a ofrecer el producto.

Así las cosas, todo apunta a que La ciudad de las estrellas (La La Land) será la gran triunfadora en los próximos premios que vengan, incluidos los Oscar. Pero más allá de esta visión, lo relevante de esta edición de los Globos de Oro se haya en los premiados ajenos a esta comedia dramática musical, tanto por el talento que se reconoce como por lo que representan socialmente hablando. A continuación podéis encontrar todos los premiados.

CATEGORÍAS CINEMATOGRÁFICAS

Mejor Película Dramática: Moonlight.

Mejor Película Comedia/Musical: La ciudad de las estrellas (La La Land).

 Mejor Director: Damien Chazelle, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Actor Dramático: Casey Affleck, por Manchester frente al mar.

Mejor Actor Comedia/Musical: Ryan Gosling, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Actriz Dramática: Isabelle Huppert, por Elle.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Emma Stone, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

 Mejor Actor Secundario: Aaron Taylor-Johnson, por Animales nocturnos.

Mejor Actriz Secundaria: Viola Davis, por Fences.

Mejor Guión: Damien Chazelle, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Banda Sonora: Justin Hurwitz, por La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Canción: Justin Hurwitz, por ‘City of Stars’, de La ciudad de las estrellas (La La Land).

Mejor Película en Lengua Extranjera: Elle (Francia).

Mejor Película de Animación: Zootrópolis.

 

 CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

Mejor Serie Drama: The Crown.

Mejor Actor Drama: Billy Bob Thornton, por Goliath.

Mejor Actriz Drama: Claire Foy, por The Crown.

Mejor Serie Comedia: Atlanta.

Mejor Actor Comedia/Musical: Donald Glover, por Atlanta.

Mejor Actriz Comedia/Musical: Tracee Ellis Ross, por Black-ish.

Mejor Miniserie/Telefilme: American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson.

Mejor Actor Miniserie/Telefilme: Tom Hiddleston, por El infiltrado.

Mejor Actriz Miniserie/Telefilme: Sarah Paulson, por American Crime Story: El pueblo contra O.J. Simpson.

Mejor Actor Secundario Serie/Miniserie/Telefilme: Hugh Laurie, por El infiltrado.

Mejor Actriz Secundaria Serie/Miniserie/Telefilme: Olivia Colman, por El infiltrado.

‘Animales nocturnos’: la belleza de una historia de violencia


La belleza y la violencia se dan cita en 'Animales nocturnos' de Tom Ford.Son solo dos películas a sus espaldas, pero Tom Ford ha logrado hacerse un hueco como director de prestigio. Un hombre soltero, dirigida en 2009, supuso su debut, pero su nuevo film es una consagración en un tipo de arte diferente al que nos tiene acostumbrado este diseñador de moda. Lo cierto es que habrá muchos para los que los calificativos se acaben a la hora de definir esta película, y no es de extrañar. Todo en ella, hasta el más mínimo detalle, está pensado para narrar una historia llena de contrastes, tan sencilla y directa como compleja e interpretable.

Y ese puede que sea el mayor atractivo de Animales nocturnos, al menos en lo que se refiere a su contenido. Con un desarrollo dramático que salta de la ficción al presente para viajar al pasado, la maestría de Ford a la hora de narrar la trama es brillante, logrando no solo que el espectador pueda seguir perfectamente el hilo argumental, sino aplicando un sentido artístico a las transiciones pocas veces visto en una película. Más allá de esto, el hecho de que convivan en el relato hasta tres momentos diferentes (con tres historias casi independientes) hace que la cinta posea varios niveles interpretativos que discurren de forma paralela hasta un punto final en común que, como no podía ser de otro modo, quedan maravillosamente reflejados en el rostro de una impecable Amy Adams, que tiene serias opciones de lograr un Oscar, ya sea por esta interpretación o por la de La llegada.

En realidad, Adams es solo un ejemplo a destacar de un reparto ejemplar. Y junto al reparto, el resto de elementos. Desde la banda sonora, a medio camino entre lo perturbador y lo emotivo, hasta la fotografía, pasando por la composición dramática del plano o el lenguaje visual y sonoro utilizado durante todo el film. Todo en esta película desprende un aire preciosista y detallista, tan bello y cautivador como violento y algo desagradable. Nada se deja al azar en esta historia, e incluso los paisajes parecen estar diseñados para transmitir determinadas emociones al espectador. Y es gracias a esto que la película adquiere una nueva dimensión, engrandeciendo una ya de por sí interesante trama.

Desde luego, Animales nocturnos es una de las cintas del año. No haré ninguna apuesta sobre cuántas nominaciones logrará, pero sí parece claro que una película de Tom Ford volverá a competir por varias estatuillas. Y no es de extrañar. Pocos directores actuales son capaces de transmitir tanto en un solo plano como, por ejemplo, el que cierra esta historia. Y muy pocos son capaces de sacar tanto de sus actores, de sus decorados y de todos los elementos que componen una película. Se le puede acusar de pretencioso, de algunos diálogos insustanciales o de una estética que, para muchos, puede no concordar con lo que se cuenta. Pero nada de eso es relevante ante la belleza y la perfección que emana cada fotograma de esta película.

Nota: 8/10

‘Vaiana’ sale a mar abierto para buscar ‘Animales nocturnos’


Estrenos 2diciembre2016Diciembre va a ser un mes plagado de estrenos muy esperados, pero también de títulos que empiezan a sonar para los premios que se entregarán en los primeros meses de 2017. Y este viernes, día 2, aterrizan en la cartelera española varios de esos films. Pero como siempre, no lo hacen solos, y este fin de semana tiene la particularidad de que se estrenan varias películas españolas de notable interés.

Pero comencemos por Animales nocturnos, adaptación de una novela de Austin Wright que, en clave de thriller dramático, narra la vida de una joven galerista de arte que un día recibe el manuscrito inédito de su exmarido, al que no ve desde hace años, para que lo lea y le dé su opinión. Pero lo que comienza siendo una sencilla lectura pronto se convierte en un violento viaje que obligará a la mujer a enfrentarse a miedos y hechos del pasado que había dejado enterrados. Tom Ford (Un hombre soltero) se pone tras las cámaras de esta historia protagonizada por Amy Adams (La llegada), Jake Gyllenghaal (Everest), Armie Hammer (Operación U.N.C.L.E.), Aaron Taylor-Johnson (Godzilla), Michael Shannon (Loving), Isla Fisher (Ahora me ves…), Laura Linney (Sully) y Michael Sheen (serie Masters of sex).

También se estrena este viernes la que será la cinta de animación de estas navidades. Vaiana es la nueva producción Disney dirigida a cuatro manos por Ron Clements y John Musker, autores de Tiana y el sapo (2009). Ambientada en la Polinesia hace 2.000 años, la historia sigue la aventura de una entusiasta joven descendiente de un largo linaje de capitanes marinos que deberá embarcarse en un peligroso viaje para buscar ayuda cuando su familia se vea amenazada por una maldición. Aventura, comedia y algo de drama son los ingredientes de esta cinta que cuenta con las voces principales de Auli’i Cravalho y Dwayne Johnson (Un espía y medio).

Antes de abandonar norteamérica hay que hablar de La pasión de Augustine, drama religioso producido por Canadá en 2015 que dirige Léa Pool (En busca de un sueño) y cuya trama arranca cuando la Madre Augustine, que enseña a través de la música a mujeres en dificultades en los años 60, en plena revolución cultural y social. Cuando sus métodos empiezan a ser cuestionados y su vida corra peligro recurrirá de nuevo a la música para poder salvar todo lo que le importa. Entre las actrices protagonistas destacan Céline Bonnier (Love project), Valérie Blais (Borderline), Anne-Élisabeth Bossé (9), Pierrette Robitaille (Mambo italiano) y Lysandre Ménard.

Y como siempre que estrena una película, también destaca esta semana La doncella, nuevo thriller dramático dirigido por Park Chan-wook (Stoker) que se inspira en la novela de Sarah Waters para narrar la historia de una joven carterista que, en 1930 y bajo la colonización japonesa de Corea, entra a trabajar al servicio de una rica mujer como su doncella. Su intención no es otra que robar la cuantiosa fortuna de la mujer, recluida en su mansión bajo la influencia de un tirano, para un hombre que se hace pasar por Conde. Ha Jung-woo (Asesinos), Jo Jin-woong (Paparoti), Moon So-ri (En otro país), Kim Hae-suk (El gran golpe) y Kim Min-hee (Ahora sí, antes no) son los principales actores.

En lo que a estrenos europeos se refiere destaca sobremanera la española 1898. Los últimos de Filipinas, drama bélico histórico dirigido por Salvador Calvo, que debuta en el largometraje de ficción tras una larga trayectoria en televisión. Su trama, como se desprende del título, narra la historia del grupo de soldados españoles que resistieron en aquel país durante un año sin saber que el conflicto entre España y Estados Unidos, en el que el primer país perdió las últimas colonias, había terminado. El notable reparto está encabezado por Luis Tosar (Toro), Emilio Palacios (La puerta abierta), Álvaro Cervantes (Tengo ganas de ti), Javier Gutiérrez (Plan de fuga), Karra Elejalde (100 metros), Carlos Hipólito (Amores locos) y Eduard Fernández (El hombre de las mil caras).

También es española la comedia Villaviciosa de al lado, film basado en la historia real de un pueblo en el que tocó la lotería pero cuyos agraciados prefirieron que la noticia no saliera a la luz dado que el premio había sido adquirido en el local de alterne al que iban todos los hombres. Dirigida por Nacho G. Velilla (Perdiendo el norte), la cinta está protagonizada por Carmen Machi (Ocho apellidos catalanes), Arturo Valls (Rey Gitano), Belén Cuesta (El pregón), Macarena García (Palmeras en la nieve), Yolanda Ramos (Ahora o nunca), Carmen Ruiz (Mi gran noche), Carlos Santos (Miel de naranjas), Jon Plazaola (serie Allí abajo) y el cómico Leo Harlem.

A la comedia pertenece igualmente Ranas, producción española escrita y dirigida por Patxo Tellería (Bypass) cuya historia gira en torno a un director de una sucursal de banco que es detenido por delitos económicos. Sin embargo, logra huir y esconderse. Abandonado por su superior, que fue el que le enredó en el delito, sin familia ni amigos, termina en un edificio ocupado por desahuciados en lucha, a los que logra engañar para que le den dinero y poder, de ese modo, comprar documentación falsa y huir del país. En el reparto de esta comedia encontramos nombres como los de Gorka Otxoa (Los miércoles no existen), Mikel Losada (Tres mentiras), María Cruickshank (serie Vis a vis), Gurutze Beitia (El primer último día) y Miren Gaztañaga (Bingen).

El thriller dramático español está representado por La madriguera, que centra su atención en un escritor de éxito cuya vida da un giro tras un trágico suceso que le lleva a encerrarse en su casa y dejar de escribir. Su editorial, que quiere que cumpla su contrato, decide enviar a una ayudante que admira su obra, pero lo que comienza siendo una relación laboral pronto deriva en una obsesión del hombre hacia la que considera su musa, y a la que no piensa dejar escapar nunca. Ópera prima de Kurro González, en su reparto encontramos a Francisco Conde (Entrelobos), Cristina Castaño (Nacida para ganar), Carlos Santos, que hace doblete en estrenos, Javier Mora (Lasa y Zabala) y Adriana Torrebejano (serie Tierra de lobos).

España y Francia están detrás de El perdido, aventura con dosis de drama dirigida por Christophe Farnarier (El somni) cuya historia, basada en hechos reales, sigue el viaje de un campesino andaluz que en los años 90 desapareció durante 14 años para vivir en el monte. Adri Miserachs da vida al protagonista.

Francia también está presente, junto con Suiza, en Aloys, fantasía dramática que arranca cuando un taciturno detective cuya vida consiste en grabar a los demás se emborracha y se queda dormido en un autobús. Cuando despierta su cámara y sus cintas han desaparecido. Una posterior llamada de una misteriosa mujer podría desvelarle el paradero de su trabajo. Escrita y dirigida por Tobias Nölle (Heimatland), la película está protagonizada por Georg Friedrich (Wild), Koi Lee, Yufei Li, Tamil Krejcí (Mémorie) y Tilde von Overbeck.

Desde Brasil nos llega Madre solo hay una, cinta escrita y dirigida por Anna Muylaert (Una segunda madre) que gira en torno a un adolescente cuya vida se desmorona cuando descubre de forma brusca que su madre le robó de un hospital cuando era un bebé. Sus padres biológicos, que le encuentran después de 17 años, quieren integrarle en su familia y en la vida acomodada que llevan, aunque el joven tiene una visión muy diferente de lo que debería ser su vida. Matheus Nachtergaele (Sangue Azul), Daniela Nefussi (Bicho de sete cabeças), Daniel Botelho y Noemi Nero encabezan el reparto de este drama.

‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: doble de acción, mitad de drama


'Los Vengadores. La era de Ultrón' supone para los héroes la prueba más dura de sus vidas.Cada uno a su modo, MarvelDC Cómics han cambiado el modo de entender el cine de superhéroes. El primero ha redefinido el concepto de entretenimiento; el segundo ha elevado este género a cotas que parecían inimaginables. Pero si algo ha hecho la casa de héroes como Spider-Man o Iron Man es crear un mundo cinematográfico que traslada de forma magistral el mundo de los cómics. Esto implica que, aunque para disfrutar de una película no hace falta ver el resto, todas y cada una se nutren entre ellas. Y en esto ha tenido buena parte de responsabilidad Joss Whedon (serie Buffy Cazavampiros), quien con la continuación de Los Vengadores (2012) vuelve a demostrar su habilidad para el dinamismo visual.

Porque lo cierto es que Los Vengadores: La era de Ultrón es un constante movimiento. Las peleas, los momentos irónicos, e incluso los momentos más dramáticos, contienen una agilidad narrativa fuera de toda duda. Es, al igual que le ocurría a su predecesora, un cómic en movimiento, algo que queda patente con la declaración de intenciones de la primera secuencia y ese plano en el que aparecen todos los superhéroes en formación de ataque. A partir de ese momento poco margen existe para la reflexión, lo cual no quiere decir que no exista un cierto desarrollo dramático. No mucho, pero existe. Si a esto se suma la comodidad de unos actores que disfrutan de sus personajes lo que obtenemos es un relato entretenido como pocos que invita al espectador a evadirse de todo lo que le rodea.

Ahora bien, la película se encuentra con un escollo relativamente importante que no logra solventar, y es el hecho de tener que luchar contra su propia naturaleza. Sin los conflictos personales que poblaron la primera entrega lo que queda es un arco dramático algo plano, sin grandes giros argumentales y, desde luego, con pocas o ninguna sorpresa. Se puede decir que la película es lineal, una carencia que se suple, y muy bien, con el dinamismo de sus secuencias y el ritmo desenfrenado de la narración, que apenas deja tiempo para la reflexión. Plagada de efectos visuales a cada cual más espectacular (los planos generales de combate son simplemente brillantes), la película cojea en el plano emocional al no existir las fricciones entre los héroes que sí se vivieron en el film original. Incluso el intento de incorporar la vida secreta de uno de los protagonistas, que en un principio parece dotar de mayor gravedad a la trama, se diluye entre rayos y puñetazos.

Algo ayuda, además de la continua sucesión de luchas y persecuciones, la presencia de un villano como Ultrón, al que da vida un James Spader (serie Boston Legal) cuya labor solo podrá apreciarse en todo su esplendor en la versión original. El resto de nuevos personajes suponen una distracción de las irregularidades del film, es cierto, pero su introducción en un film tan repleto de personajes impide que se desarrollen como es debido, lo que les convierte en meros testigos de lo que ocurre en pantalla. Sí, tienen ciertos momentos de protagonismo y gloria, pero su presencia queda lejos de la que tienen el resto de héroes, algo motivado principalmente porque éstos han tenido la oportunidad de brillar con luz propia en sus respectivas sagas. Tratar de presentar en sociedad nuevos héroes en un film tan saturado termina por diluirlos en un maremagno de poderes.

Lo que no cabe duda es que Los Vengadores: La era de Ultrón cumple con lo que promete, y lo hace con nota. Tal vez haya perdido el factor sorpresa de la primera entrega; tal vez su aspecto dramático no tiene la misma fuerza. Pero todo eso queda eclipsado por una agilidad visual y narrativa innegables, y que convierten a Whedon en uno de los nombres de peso en esta segunda etapa de Marvel, que terminará este año. Dos horas y media de acción en estado puro, humor irónico para los momentos más relajados y poca profundidad dramática que se pasan con bastante velocidad. Ahora toca esperar al próximo villano, que para aquellos que no puedan aguantar las ganas de conocerlo será… el que aparece en la secuencia post títulos de créditos.

Nota: 7/10

Tráiler de ‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: más y más de todo


El tráiler de 'Los Vengadores: La era de Ultrón' ofrece la primera imagen del personaje.De una secuela se espera siempre más y mejor. Si es un drama o un thriller, más intensidad emocional. Y si es una cinta de acción… pues eso, más acción. Pero cuando se habla de la continuación de un evento como el que fue Los Vengadores hace ya dos años es difícil pensar en algo más grande que la destrucción final de Nueva York. Por eso el primer tráiler generaba tanta expectación, y a tenor de lo que puede verse en el avance que Marvel hizo público ayer los fans verán cumplidas sus expectativas, al menos en lo que a espectacularidad se refiere. Aunque como está ocurriendo en la llamada “segunda fase”, los elementos más dramáticos de este grupo de superhéroes también están presentes. La trama de Los Vengadores: La era de Ultrón sitúa a los héroes ante un reto aún mayor al de su primera aventura juntos, pues deberán hacer frente no solo a sus problemas para trabajar juntos, sino a un enemigo que nace cuando Tony Stark trata de relanzar un antiguo programa que salvaguardaría la paz mundial. Cuando Ultrón haga acto de presencia y revele sus verdaderos planes solo ellos serán capaces de detenerle, aunque para ello tengan que sacrificar su propia vida.

A tenor de lo que puede verse en este primer avance, que como es habitual encontraréis al final del texto, los componentes dramáticos tendrán un papel fundamental. Más allá de las rencillas que nutren la dinámica del grupo (y que según parece volverán a aparecer), lo relevante es el carácter algo derrotista del montaje y de los momentos elegidos para el tráiler, dejando en el aire la sensación de estar ante el final de algo y ante un nuevo comienzo. El escudo roto del Capitán América es la imagen más elocuente de todas, sugiriendo la posibilidad de su muerte o, al menos, de su derrota. Y no sería algo descabellado si tenemos en cuenta la tradición de muerte y resurrección que existe en los cómics.

En cualquier caso, lo que sí parece evidente es que esta continuación dirigida de nuevo por Joss Whedon, creador de series como Buffy, cazavampiros, busca un tratamiento visual de la historia similar al de su predecesora, en el que los contrastes o los juegos de luces quedan relegados a un segundo plano. Esto, que funcionó bien en la primera parte debido, en buena medida, al tono aventurero de la misma, genera un pequeño contraste con el tono de la trama, aunque por otro lado saca mucho partido a las secuencias de acción, sobre todo a la que protagonizan Hulk y el Hulkbuster. Lo que parece claro es que la película será más grande en todos los sentidos.

Habrá que esperar hasta mayo del 2015 para poder disfrutar de Los Vengadores: La era de Ultrón, que cuenta en su reparto con los actores que vienen dando vida a los superhéroes en las últimas películas, es decir, Chris Evans (Rompenieves) como Capitán América; Robert Downey Jr. (#Chef) como Iron Man; Chris Hemsworth (La cabaña en el bosque) como Thor; Scarlett Johansson (Lucy) como Viuda Negra; Jeremy Renner (El sueño de Ellis) como Ojo de Halcón; Mark Ruffalo (Begin Again) como Hulk; Samuel L. Jackson (RoboCop) como Nick Furia; Paul Bettany (Transcendence) como la voz de Jarvis; y Cobie Smulders (serie Cómo conocí a vuestra madre) como Maria Hill. Además, y como se puede ver en el tráiler, se incorporan Andy Serkis (King Kong), Aaron Taylor-Johnson (Godzilla) como Quicksilver; y Elizabeth Olsen (Luces rojas) como Bruja Escarlata. Sin más dilación, el primer avance.

‘Godzilla (2014)’: salvados por nuestro destructor


'Godzilla' arrasa San Francisco en un intento de acabar con otros monstruos.Tratar de reinventar en algunos géneros y con determinadas películas es tarea ardua, por no decir imposible. Sobre todo si son clásicos cuyo desarrollo está arraigado en la cultura popular de un modo u otro. Eso debió pensar Gareth Edwards (Monsters), quien se embarca en su primera gran producción con el monstruo más famoso de Japón. Nada más y nada menos. A tenor del resultado, esta nueva versión del ‘kaiju’ sigue la tradición del personaje en todos sus aspectos pero, como le suele ocurrir a este tipo de films, ofrece poco más que la propia criatura a pesar de los intentos por humanizar su trama.

De hecho, si algo no termina de funcionar en la historia es el grupo de protagonistas, no tanto por su dibujo sobre el papel (que tampoco es demasiado profundo), sino por el desarrollo de la historia que les une a Godzilla y al resto de ‘kaiju’ que aparecen en el film. La trama, que mantiene el espíritu de crítica a la energía nuclear, no termina de funcionar en sus primeros minutos debido a una entrega excesiva en el tratamiento de unos personajes que tienen más bien poco que ofrecer y de una historia que, en un intento por generar intriga, lo que logra es no aportar casi nada de información. En este sentido, la evolución dramática demuestra que todo lo narrado hasta la aparición del fantástico monstruos es, por decirlo claro, paja con la que rellenar, pues una vez empezada la destrucción apenas tienen sentido el resto de elementos.

Eso sí, desde el momento en que las criaturas despiertan la película alcanza un nivel espectacular. Edwards opta ya durante los títulos de créditos por un estilo clásico en todos los aspectos, desde una banda sonora magistral hasta una criatura con el diseño de los primeros films. Combinado con una planificación que sabe aprovechar bastante bien los recursos de los que dispone, el director logra que el film crezca poco a poco hasta terminar como lo que es, un film divertido de aventuras y catástrofes que lo único que trata es de entretener. Y no hay duda de que lo consigue gracias, curiosamente, a que los seres humanos prácticamente se convierten en espectadores de la magnífica lucha entre monstruos que, como no podía ser menos, destruye la ciudad de San Francisco.

Esta nueva versión de Godzilla, por tanto, recupera buena parte del encanto de la serie de películas, incluyendo esa imagen de antihéroe que para salvar al mundo de otros monstruos destruye medio planeta. La factura técnica es impecable, las luchas espectaculares y la música brillante. Pero está claro que no es una película perfecta, sobre todo si se acude a verla con una mentalidad excesivamente seria (hay algunas incongruencias en el guión bastante llamativas). De hecho, a la película le sobra buena parte de un inicio que se enroca en sí mismo para explicar el proceso de aparición de estas criaturas, cuando un discurso más directo habría servido igual, o incluso mejor. Al fin y al cabo, el protagonista es el monstruo, no las personas, algo que queda patente a medida que pasan los minutos.

Nota: 6,5/10

‘Godzilla’ vuelve a surgir para arrasar con la taquilla


Estrenos 16mayo2014Tal y como viene ocurriendo en las últimas semanas, los estrenos de hoy, 16 de mayo, se reparten en dos fechas. La mayoría de las novedades asaltan la cartelera a partir de las 16:00 horas, pero algunas de ellas se adelantaron para que los espectadores pudieran acudir a verlas ayer jueves. Una de ellas fue el principal estreno de la semana, que no es otro que la enésima aproximación al monstruo nipón por excelencia. Tras ella, un buen puñado de títulos de los géneros más variados. Así que comencemos por los estrenos adelantados.

Y como no puede ser de otro modo, lo hacemos con Godzilla (3D), cinta dirigida por Gareth Edwards (Monsters) que, como decimos, vuelve a contar los orígenes de la criatura originaria de Japón. En esta ocasión la aparición del monstruo nace por la mano del hombre y su arrogancia científica, y llega acompañada de otras criaturas. La trama se centra en una familia cuyos miembros, de un modo u otro, se verán involucrados en la lucha de la Humanidad por su subsistencia. Acción, efectos y ciertas dosis de drama es lo que, a priori, propone el film, que cuenta con Aaron Taylor-Johnson (Anna Karenina), Bryan Cranston (serie Breaking Bad), Elizabeth Olsen (Martha Marcy May Marlene), Juliette Binoche (Mil veces buenas noches), David Strathairn (serie Alphas), Ken Watanabe (Origen) y Sally Hawkins (Blue Jasmine) en su reparto.

Otra de las películas que llegaron ayer jueves es Por un puñado de besos, drama romántico español basado en la novela de Jordi Sierra i Fabra titulada “Un poco de abril, algo de mayo, todo septiembre”. Escrita y dirigida por David Menkes (Mentiras y gordas), la trama se centra en una joven pareja cuya primera cita se desarrolla de una forma poco convencional principalmente por los objetivos y el carácter de cada uno. Ella busca el amor desesperadamente tras una serie de acontecimientos que han destruido sus sueños, mientras que él esconde un importante secreto que puede dar al traste con la relación que acaba de comenzar. El reparto está integrado por Ana de Armas (serie El internado), Martiño Rivas (Tres bodas de más), Jan Cornet (Luces rojas), Joel Bosqued (serie La pecera de Eva), Marina Salas (Tengo ganas de ti) y Megan Montaner (Dioses y perros).

Por último tenemos que hablar de la francesa Nueva vida en Nueva York, comedia dramática con tintes románticos que arranca cuando un escritor que todavía no ha sentado la cabeza ve cómo su vida se derrumba al enterarse de que su mujer se muda a Nueva York con sus hijos. Algún tiempo después decide seguirles al no soportar la distancia, pero la vida que le espera en la Gran Manzana será de todo menos plácida. Para poder mantenerse en la ciudad fingirá ser padre del hijo de una pareja de lesbianas, se casará con una chino-americana para conseguir los papeles, e incluso tendrá que lidiar con la aparición de su primer amor. Escrita y dirigida por Cédric Klapisch (Las muñecas rusas), la cinta cuenta en su reparto con Romain Duris (La espuma de los días), Audrey Tautou (La delicadeza), Cécile De France (El niño de la bicicleta), Kelly Reilly (Sherlock Holmes) y Sandrine Holt (serie Rehenes).

16 de mayo

Pasamos a las novedades de hoy viernes, y lo hacemos con Maniac, coproducción entre Estados Unidos y Francia del 2012 a medio camino entre el thriller, el terror y el slasher. Remake del clásico homónimo de 1980, la trama narra la solitaria y tranquila vida de un vendedor de maniquíes que, sin embargo, esconde un oscuro y turbio pasado. El terror se desencadenará cuando una joven artista acuda a él buscando ayuda para su exposición. Protagonizada por Elijah Wood (Grand piano),la cinta está apadrinada por Alexandre Aja (Alto voltaje), quien también participa en el guión. Tras las cámaras nos encontramos a Franck Khalfoun (Parking 2), mientras que el reparto se completa con Nora Arnezeder (El invitado), Genevieve Alexandra (A un paso de la muerte), Brian Ames (Walking the halls), Liane Balaban (Coach), Jan Broberg (serie Everwood) y Aaron Colom.

España también está presente en esta segunda tanda de estrenos con 10.000 km, drama romántico y muy intimista que aborda el conflicto que surge en una pareja con intenciones de tener un hijo cuando cuando una oferta de trabajo les plantea una separación durante un año y con un océano entre ambos. Ópera prima de Carlos Marques-Marcet, el film está protagonizado por Natalia Tena (serie Juego de Tronos) y David Verdaguer (serie La sagrada familia).

Del 2009 es nuestra siguiente protagonista, El árbol, drama producido por España y México que sigue el recorrido por el madrileño barrio de Malasaña de un hombre que intenta huir de si mismo y de la situación en la que vive. Primer film de ficción escrito y dirigido por Carlos Serrano Azcona, en su reparto encontramos actores desconocidos como Ana Casado Boch, Rodolfo Gilmartin, Montxo Obeso, Bosco Sodi, María Brunete y Mayte Cedeño.

Llenar el vacío es la ópera prima de la directora Rama Burshtein, una producción israelí de 2012 que narra la difícil decisión de una joven a punto de casarse en Tel Aviv. La historia se centra en una familia cuya dicha por la boda de su hija pequeña se ve empañada por la muerte de la hija mayor, madre de una pequeña. El marido, consciente de que debe darle a su hija una madre, se plantea llevarla a Bélgica, pero la abuela, ante el temor de la separación, propone al hombre casarse con la hermana de su difunta mujer, comprometida con otro hombre. Este intenso drama está protagonizado por Hadas Yaron (Lemarit Ain), Yiftach Klein (El pequeño tallarín), Irit Sheleg (Night terrors), Chayim Sharir (Gentila) y Razia Israeli (Tahara).

Wagner de Assis (A cartomante) es el director y guionista de Astral city, drama brasileño de corte fantástico producido en 2010 que narra el viaje que realiza un doctor después de su muerte. Un viaje de autodescubrimiento y transformación que comienza con dolor y sufrimiento pero que termina en una ciudad donde la vida sigue para todos. Renato Prieto (Bezerra de Menezes: O diário de um espírito), Fernando Alves Pinto (O signo da cidade), Rosanne Mulholland (Falsa Loura), Inez Viana (Um show de Verão) y Rodrigo dos Santos (Dang kou) conforman el reparto principal.

Pasamos ahora al género de animación, representado por dos propuestas. Una de ellas es The fake, thriller dramático producido en Corea del Sur que aborda la lucha de un hombre violento y borracho contra las doctrinas evangelistas de un pastor que trata de convencer a su pueblo de donar sus ahorros a cambio de un lugar en el cielo. Todo con la amenaza de fondo de la construcción de una presa que sepultará la zona bajo el agua. La cinta está dirigida por Yeon Sang-ho (Dwae-ji-ui-wang).

La otra es la española Hiroku: Defensores de Gaia, cinta de aventuras futurista y con un claro mensaje ecologista que tiene lugar después de un cataclismo planetario. En este contexto la muerte de un brillante científico como consecuencia de la invención de una máquina para controlar el clima obligará a su discípula a huir. Con la ayuda de un extraño mecenas creará un grupo de jóvenes multirracial cuyo objetivo será salvar el planeta. Ópera prima de Saúl Barreto Ramos y Manuel González Mauricio, la película cuenta con las voces, en su versión original, de Benjamin Nathan-Serio (Puzzled love), James Phillips, Bth Trollan (La tropa de trapo en el país donde siempre brilla el sol) y James Walker Reid.

Finalmente, en el apartado documental destaca la española Antonio Vega: Tu voz entre otras mil, cinta escrita y dirigida por Paloma Concejero, con la que debuta en el largometraje.  Como su propio título indica, la obra recoge las voces de aquellos que conocieron al artista para ofrecer un punto de vista diferente e íntimo de su personalidad. Igualmente, a lo largo de su metraje se escuchan por primera vez las declaraciones que el músico hizo al escritor Bosco Ussía, en las que desgranó diferentes momentos de su vida.

Concluimos este repaso con The Crash Reel, film dirigido por Lucy Walker (Waste land) que expone la sobrecogedora historia de Kevin Pearce, una joven promesa del snowboard que sufrió un fuerte golpe en la cabeza durante su preparación para los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver en 2010, provocándole una grave lesión cerebral que, tras mucho trabajo, dedicación y apoyo familiar, logró superar. Lo que nadie esperaba era que decidiese volver a subirse a una tabla para competir, pues un ligero golpe podría ser mortal.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: