‘Figuras ocultas’: el racismo oculto tras la conquista del espacio


Las mujeres afroamericanas fueron las 'Figuras ocultas' en la carrera espacial de la NASA.Siempre es interesante descubrir nuevas historias, sobre todo si son reales y han pasado totalmente desapercibidas para el gran público. Y por encima de cualquier cosa, si se convierten en una lucha contra una injusticia y un racismo establecidos por el sistema, como refleja la última película de Theodore Melfi (St. Vincent). Tal vez por eso esta trama sobre las primeras mujeres afroamericanas que lograron puestos relevantes en la NASA y que participaron en la primera misión espacial con éxito es más un alegato contra el racismo que una historia de superación, con todo lo bueno y todo lo malo que eso conlleva cinematográficamente hablando.

Desde un punto de vista narrativo, la cinta de Melfi peca en algunos momentos de un excesivo formalismo. Aunque es cierto que existe poco margen para la invención, esta apuesta por el clasicismo resta dramatismo a determinados momentos del film, principalmente a los puntos de giro finales. A esto se suma un desarrollo dramático excesivamente lineal, sin demasiados conflictos salvo aquellos relacionados con el racismo social existente en Estados Unidos en los años 60. De hecho, son estos aspectos los más loables de la trama, tanto los visualmente llamativos (la protagonista debe recorrer un kilómetro para poder ir al baño en su puesto de trabajo) como los conceptuales (una mujer afroamericana es capaz de resolver lo que no saben un grupo de ingenieros blancos).

En este sentido, destaca sobremanera la labor de los actores, sobre todo de Taraji P. Henson (serie Empire), Kevin Costner (Criminal) y Octavia Spencer (Lo mejor de ella). Este trío de actores se terminan convirtiendo en el alma de la historia, y lo hacen precisamente porque cargan sobre sus hombros las principales situaciones raciales de la historia. Dicho de otro modo, la carrera espacial contra la URSS queda, en cierto sentido, en un segundo plano, centrando la atención en la lucha no solo por los derechos de la gente de color, sino de las mujeres en un mundo dominado por hombres y en el que el género femenino estaba relegado a labores, digamos, menos relevantes o menos vistosas.

Desde luego, Figuras ocultas es un alegato contra el racismo, la historia de la lucha de tres mujeres por lograr que el mundo reconociera su trabajo y su inteligencia sin ver su color de piel o su género. El problema está en que hay poco más en este film. Poco habría importado que la trama se enmarcara en la NASA o en cualquier otro contexto, pues la parte de la carrera espacial parece quedar relegada a un segundo plano. A todo ello se suma una planificación excesivamente académica, casi aséptica, que resta dramatismo o emoción a muchos de los momentos álgido de la historia. Con todo, y como decía al comienzo, siempre es interesante conocer este tipo de historias.

Nota:6,5/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: