‘Sully’: el culpable de salvar 155 vidas


Tom Hanks da vida a 'Sully', el piloto que salvó 155 vidas.Hay películas que a través de su montaje, su ambientación o sus efectos especiales son capaces de provocar todo tipo de emociones en el espectador. Pero existe un cine capaz de arrancar esos mismos sentimientos simplemente con el desarrollo de una historia o, lo que es más complicado aún, con una sencilla mirada de un actor. No voy a descubrir ahora que Clint Eastwood (Banderas de nuestros padres) es capaz de eso y mucho más, tanto como director como frente a las cámaras. Pero ver lo que ha sido capaz de hacer con una historia tan simple como la del accidente del Hudson es para quitarse el sombrero.

Porque sí, Sully es una historia sencilla, en algunos casos puede que excesivamente simple. Todo el mundo, en mayor o menor medida, conoce la historia de estas 155 personas que salvaron la vida gracias a la decisión de su piloto, al que da vida un extraordinario Tom Hanks (Esperando al rey) que perfectamente podría conseguir una nueva nominación al Oscar. Me imagino que el guión será para muchos previsible y falto de dinamismo a la hora de abordar los acontecimientos que se produjeron en los días posteriores a ese amerizaje en Nueva York. Realmente la cinta, en este sentido, no cuenta demasiado. Y sin embargo, lo cuenta todo.

La forma de rodar de Eastwood introduce al espectador en el sistema norteamericano que busca imperiosamente una responsabilidad humana en el incidente. La insistencia es tal que llega a resultar indignante el trato a una persona que ha salvado tantas vidas, situándole más como un criminal que como el hombre que logró una hazaña casi imposible. Y es aquí donde el film se revela como la notable obra que es. La labor de Hanks es maravillosa, y por momentos soberbia; el tratamiento del accidente por parte del director es tan sobrio y realista que es capaz de poner al espectador en el lugar de esos pasajeros; y el contraste entre la visión de la sociedad y de las altas esferas en torno a lo ocurrido es tan dispar que ofrece una idea muy precisa de las motivaciones que se esconden detrás de la investigación de los hechos.

Desde luego, Sully no es espectacular, no es apabullante o extremadamente dramática. No, Sully es una historia real, sencilla y ajustada a lo que podemos encontrarnos al salir a la calle. Pero es el modo en el que se narra ese accidente y el posterior trato que se le da al piloto que salvó tantas vidas lo que termina por atrapar al espectador en una sucesión de emociones que van desde la alegría a la indignación, de la satisfacción a la frustración. Una película, en definitiva, que muestra lo mejor y lo peor del ser humano y la sociedad. Y hay pocas cosas más interesantes en una película que eso.

Nota: 7/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: