‘El cazador y la Reina del Hielo’: frío, mucho frío


Chris Hemsworth y Emily Blunt son 'El cazador y la Reina del Hielo'.No creo que a nadie se le escape que esta secuela de aquella reinterpretación del cuento de Blancanieves realizada en 2012 es un producto pensado, medido y desarrollado para explotar al máximo los bolsillos de los adolescentes y jóvenes que buscan entretenimiento sin exigir demasiado de nada. Y como tal producto, es comprensible. Pero incluso en ese marco, la película dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, tiene diversas lecturas, lo que no la convierte necesariamente en una buena propuesta.

Es más, en muchos aspectos es relativamente mediocre. Su desarrollo dramático, si es que existe, es tan plano como el espejo que protagoniza esta historia (por supuesto, no brilla tanto); los personajes, carentes de profundidad, recurren a clichés para interpretar su papel en una amalgama de cuentos que, aunque parezca lo contrario, termina por salir bien parada del experimento. Visualmente, eso sí, posee cierto interés, sobre todo algunas secuencias de acción. Y determinados pilares narrativos, como la relación entre hermanas malvadas o el amor mal entendido de una madre hacia los niños que nunca podrán ser sus hijos, resultan interesantes, aportando a la historia algo más que la mera sucesión de previsibles situaciones.

El problema es que lo poco que puede ofrecer queda eclipsado por la excesiva sencillez del conjunto. Sin grandes alardes técnicos o visuales, la película se ve obligada a recurrir a los actores, sobre todo a las villanas interpretadas por Charlize Theron (Young adult) y Emily Blunt (Destino oculto). Respecto a los héroes de turno, poco se puede decir que no se presuponga de una historia de aventuras como esta en la que los buenos son muy buenos, los malos muy malos, y los medio malos… pues eso, medio malos. Y a continuación una impresión puramente personal: Chris Hemsworth (Escapada perfecta) parece afrontar este personaje desde la ironía y la autoparodia, como si le importara poco o nada los retos que pueda suponer su interpretación. Da la sensación de que empieza a estar saturado de este tipo de papeles, asumiéndolos como un vehículo de ingresos económicos de dudosos desafíos profesionales.

Y eso no es algo malo, al contrario. Representa, al menos desde un punto de vista, una madurez que le empuja a querer algo más. Habrá que ver si llega a conseguirlo. Por lo pronto, Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina del Hielo es una película, pues eso, fría, cuyo principal atractivo reside en el reparto y algunas secuencias de acción. Nada más ofrece, salvo tal vez comprobar con cierta ironía cómo la protagonista del primer film queda relegada a una mera referencia en la secuela. A más de uno debería hacerle reflexionar. En definitiva, dos horas de entretenimiento sin exigencias que se hará tolerable si se busca distracción, y que será insufrible para aquellos que esperen algo más.

Nota: 5,5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: