‘Masters of Sex’ apuesta por los secundarios en su tercera temporada


Los problemas románticos entre los protagonistas se agudizan en la tercera temporada de 'Masters of Sex'.Uno de los fallos que se producen con facilidad a la hora de desarrollar una historia es dejar en un segundo plano las, valga la redundancia, tramas secundarias. Los problemas que esto puede generar engloban desde la pérdida de interés en personajes potencialmente atractivos hasta la debilidad de la estructura dramática. Y hasta cierto punto, era lo que ocurría en la serie Masters of Sex durante las dos primeras temporadas, sobre todo en la segunda. Tal vez por eso, Michelle Ashford (serie Nuevos policías), creadora de esta interesante producción basada en la novela de Thomas Maier, ha optado en esta tercera temporada por desarrollar el mundo de los personajes que se mueven detrás de la relación entre Bill Masters y Virginia Johnson.

De hecho, estos 12 episodios recuperan algunos personajes que parecían haberse perdido a lo largo del tratamiento de la historia. El caso más evidente es el de Beau Bridges (Fuga explosiva), mentor del protagonista, homosexual y con una carga dramática que prácticamente había desaparecido. Su vuelta a escena, además de coherente y enmarcada dentro de la historia de una forma impecablemente natural, ofrece al espectador una reflexión sobre el mundo en el que se desarrolla la trama, tanto a nivel social como personal. Gracias a este punto de apoyo, la serie enriquece ese espectro de romance/sexualidad que parecía acotado al estudio de los protagonistas y a los derivados del mismo, y que ahora tiene una vía de desarrollo ajena, en cierto modo, a esa historia principal.

Del mismo modo, el abanico de personajes secundarios que se dan cita en esta tercera temporada de Masters of Sex, unido a la cada vez mayor presencia de sus historias, crean un mundo mucho más interesante en el que la pareja protagonista es, en cierto modo, testigo, no catalizador. Desde la oposición religiosa y todo lo que eso conlleva (con un gancho de final de serie sumamente interesante), hasta el carácter más independiente del personaje de Annaleigh Ashford (Top five), la historia de la serie adquiere cada vez más ramificaciones, lo que en definitiva ayuda a que el episodio final deje un escenario más complejo, más incierto e indudablemente más atractivo.

En este contexto es importante destacar lo acaecido con el personaje de Caitlin FitzGerald (Adultos a la fuerza), esposa resignada que ya había experimentado cierta evolución en la anterior etapa y que, ahora, adquiere un rol mucho más notable. Más allá de la fortaleza de convertirse en una mujer independiente, lo realmente llamativo es la forma en que asume la infidelidad de su esposo, dotando de naturalidad no solo el acto en sí, sino la relación con la amante colaboradora, estableciendo un curioso triángulo que genera situaciones tan sorprendentes como bien tratadas desde un punto de vista dramático.

Nuevos olores

Todo esto no impide, por supuesto, que la trama principal de Masters of Sex siga su evolución. Al contrario, la enriquece de un modo que, en cierto sentido, se había perdido. Pero volviendo a esa trama principal, esta tercera temporada decide dar un giro completo a la relación entre los personajes de Michael Sheen (Lejos del mundanal ruido) y Lizzy Caplan (The interview) y situarles en un punto de inflexión tan atractivo como coherente. La tensión dramática entre ambos, desarrollada a lo largo de las temporadas anteriores en una especie de tira y afloja, rompe por completo en estos 12 capítulos de un modo inesperado.

En realidad, y conociendo el tono general de este drama, la forma en que el romance de estos personajes evoluciona no podría ser de otro modo. Lejos de disputas con objetos volando por la habitación, o de gritos que traspasan varias estancias, la seriedad que ambos doctores muestran en el modo de tratar su relación es un soplo de aire fresco que, además, añade un grado más de dificultad al desarrollo dramático de la serie. Y es que ese tira y afloja que antes mencionaba, y que ahora parece romperse al menos por uno de los extremos, sigue siendo vigente, precisamente, en el otro cabo, lo que provoca una situación de desequilibrio muy interesante.

Situación que es abordada de formas muy diversas por todos los personajes que rodean a los protagonistas, y evidentemente por los propios protagonistas. La aparición en escena del personaje de Josh Charles (Más allá de la muerte) no solo conlleva la evolución del estudio sobre sexualidad al campo de los olores y las fragancias, sino que se convierte en un punto de inflexión que pone patas arriba el mundo de prácticamente todos los roles que participan en la trama. Evidentemente, su efecto es mayor en aquellos cercanos a los protagonistas, pero eso no impide que no genere cierto impacto en el resto. Es él el que protagoniza, junto a Sheen y Caplan, algunas de las mejores secuencias de la temporada, y desde luego es él uno de los activos más importantes en el cambio que se produce en la serie al final de esta etapa.

Así las cosas, la tercera temporada de Masters of Sex se ha convertido en una de las mejores etapas de la serie. Superado el primer impacto de una serie con un tratamiento tan abierto de la sexualidad, estos episodios ofrecen al espectador un auténtico tratamiento de la sociedad en la que se enmarca la producción, más o menos como había ocurrido en la segunda temporada, pero unificando más la trama principal con las secundarias, y generando una tensión en aumento entre los personajes principales y los secundarios más relevantes. Un enriquecimiento, en definitiva, de la complejidad creativa de este producto cuya cuarta temporada promete, a tenor del final de esta, un mundo completamente nuevo.

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: