‘Regresión’: miedo a las reglas del thriller


Emma Watson y Ethan Hawke protagonizan 'Regresión', de Alejandro Amenábar.No voy a ser yo quien, tras películas como Tesis (1996) o Abre los ojos (1997) descubra ahora que Alejandro Amenábar se siente muy cómodo en el thriller. El suspense de muchos de sus films, unido a su capacidad de narrar muchas veces con información sugerida y no con hechos palpables, le ha permitido crear algunas de las mejores historias del cine español moderno. Y hasta cierto punto, su nueva película tiene buena parte de ese espíritu. Pero hete aquí que, cosas del destino, es el propio director el encargado de eliminar el suspense antes de tiempo.

Es fácil entender Regresión como un thriller al uso, con su policía que debe afrontar su propia forma de ser, con un caso que tiene más implicaciones de las inicialmente previstas, y con una víctima que parece ocultar información sobre lo ocurrido. Y si esta combinación la enmarcamos en el satanismo que adquirió relevancia en los años 90, lo que nos encontramos es una interesante reflexión sobre la naturaleza humana, sobre el poder que tiene la sugestión no solo de nuestros semejantes, sino de todos los canales que nos rodean. Dicho de otro modo, es una reflexión sobre cómo el miedo se apodera poco a poco de la mente más curtida.

Y eso, de un modo u otro, convierte al nuevo film de Amenábar en algo diferente. El pulso narrativo del director, además, imprime a la historia un halo de misterio añadido. Pero todo ese misterio se desvanece demasiado pronto. Sin desvelar la historia, existe un momento clave, que en cierto modo podría identificarse con el segundo punto de giro de la trama, que rompe por completo con el suspense, desvelando la realidad con un simple plano. El motivo de esta decisión podría estar en que, en realidad, la película no es sino un estudio sobre lo sugestionable de nuestra mente.

Pero aunque esto sea así, lo cierto es que Regresión pierde fuerza desde el momento en que enseña sus cartas de forma tan descarada. La sensación que deja en el espectador es la de estar ante un producto que podría haber sido mucho más si hubiese querido explotar más el suspense que propone al principio, y no limitarse a exponer la debilidad del ser humano ante sus propios miedos. Incluso con eso, el reparto, el estilo visual y las reflexiones que arroja merecen el precio de una entrada.

Nota: 6,5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: