‘The interview’: la parodia de la discordia


Seth Rogen y James Franco protagonizan 'The Interview'.Sin duda la nueva gamberrada de Seth Rogen (Hazme reír) delante y detrás de la cámara será recordada por considerarse el detonante de una tensión casi bélica entre Estados Unidos y Corea del Norte. El morbo que genera ver la película que, supuestamente, generó el ciberataque a Sony es más que suficiente para convertir al film en un éxito que, de otro modo, casi seguro que no obtendría. Y da igual que sea buena o mala. La curiosidad radica en su realmente la crítica y la burla son para tanto. Bueno, eso me imagino que dependerá del cristal con el que se mire, pero en líneas generales sí, la feroz crítica y el sarcasmo más rudo están presentes. Y de qué modo.

Porque lejos de lo que pueda pensarse, The interview tiene críticas y dardos envenenados para todos los participantes en esta ácida comedia. Desde el líder norcoreano, presentado como un hombre atormentado por la figura de su padre y con gustos por la cultura norteamericana actual más iconoclasta (escucha a Katy Perry mientras bebe margaritas), hasta los norteamericanos, con ese presentador que confunde a Stalin con Stallone, todos los roles caen en una serie de estereotipos que, en el fondo, son los que dan vida a la maquinaria de este film cuyo clímax es un exceso detrás de otro. El guión en sí mismo no supone un reto dramático excesivo, pero lo cierto es que tampoco se busca, y dudo mucho que haya algún espectador que realmente espere encontrar algo más que unos cuantos chistes a cargo de sus protagonistas.

Así que sí, la respuesta al morbo generado por la polémica es afirmativa. El líder de Corea del Norte sale mal parado… como el resto de personajes. En este sentido, el guión trabaja sobre unos estereotipos que funcionan extremadamente bien gracias sobre todo a la simplicidad de la propuesta y a la previsibilidad de su desarrollo dramático, carente de grandes giros. La verdad es que es una trama sin momentos memorables, pero también sin momentos olvidables. Es, con sus virtudes y sus defectos, una película que se conoce de antemano, sobre todo si se ha visto algún film de Rogen y de su humor tendente a la reincidencia de gags relacionados con la sexualidad. Más allá de la crítica y de algunos momentos que arrancan sonoras carcajadas, la cinta pasa de forma discreta por la mente del espectador.

Una distracción que sabe lo que es y para qué está concebida. Ni más ni menos. The interview, en este sentido, es un film sincero. Sin duda la polémica generada ayudará a sanear las cuentas del film, pero tras todo el ruido mediático se esconde una propuesta con una dosis de crítica y de autocrítica notable. No será de lo mejor que pueda verse ahora mismo en la cartelera. Y desde luego, Seth Rogen tiene en su cartera films mucho más divertidos. Pero permite que nos olvidemos de dramas serios durante casi dos horas, sustituyendo los problemas reales por cotilleos, comedia y acción. Y eso tampoco está mal de vez en cuando.

Nota: 5,5/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: