‘Musarañas’: una ópera prima con sabor a ‘Misery’


Nadia de Santiago y Macarena Gómez son las hermanas protagonistas de 'Musarañas'.La ópera prima de cualquier director siempre tiene algo de experimental y de homenaje, producido por la necesidad de realizar un ejercicio de caligrafía audiovisual que, como cualquier iniciado en cualquier arte, tiene la utilidad de comprobar si realmente tiene lo necesario para encandilar con su historia. Es por eso que normalmente el espectador puede encontrar elementos muy positivos en estas películas, pero envueltos en un desequilibrio muy acentuado. Es lo que le ha ocurrido a Juanfer Andrés y a Esteban Roel con esta especie de homenaje a Misery (1990).

Porque en líneas generales el desarrollo de la trama bebe mucho de aquella historia, aderezada para la ocasión con un trasfondo social (la dictadura española), psicológico (un caso grave de agorafobia) y familiar (los secretos de las dos hermanas) muy particular que enriquecen los cánones generales de la trama. Y en este sentido, el desarrollo dramático de Musarañas camina con paso firme durante su primera parte hacia el thriller psicológico y el terror atmosférico más personal. Sin embargo, los errores de coherencia cometidos durante dicho desarrollo dilapidan el desenlace, entregándose al exceso de sangre, violencia y caos que generan, a su vez, un final sin demasiado sentido pero que trata de cerrar el círculo familiar de ese piso de roedores. El hecho de que las premisas de la historia se puedan desmontar con una sencilla llamada de teléfono da buena cuenta de la fragilidad sobre la que se construye el resto del guión.

Un guión que, por cierto, basa la mayor parte de su éxito en la labor de Macarena Gómez (Del lado del verano), quien hace suyo el personaje con una solidez asombrosa, dotando a esta mujer traumatizada, enferma y psicópata de una fuerza y de una entereza increíblemente creíbles, valga la redundancia. Es gracias a ella que la cinta absorbe en sus primeros compases, que intriga en su desarrollo y que, a pesar de sus carencias y excesos, incomoda en su desenlace. A su alrededor gravitan una serie de actores en buena forma que ayudan a dotar de credibilidad al conjunto, aunque la calidad de Gómez es tal que termina por eclipsar la labor del resto. En realidad, si no fuese por los actores posiblemente estaríamos hablando de un telefilm algo tétrico y falto de rigor en sus aspectos más realistas.

Lo cierto es que Musarañas es una película que va de más a menos, que atrapa al espectador con el magnetismo de su actriz protagonista y esos primeros ataques de ira que sitúan la acción en el punto idóneo. El problema es que poco a poco pierde fuerza hasta el punto de perder el control. Sus interesantes puntos de giro pueden intuirse a medida que los directores tratan de proporcionar gotas de información que, en realidad, son mensajes bastante evidentes disfrazados de secretos familiares. Film entretenido para los amantes del terror psicológico, pero en cualquier caso una buena prueba de los problemas a los que se enfrentan los directores noveles.

Nota: 6/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: