‘Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo’: magos del humor


Mortadelo y Filemón deberán derrotar a Jimmy el Cachondo en su nueva aventura animada.Han sido necesarios tres intentos para lograr trasladar con acierto a la gran pantalla a unos de los personajes más importantes de las viñetas españolas. El carácter absurdo de las aventuras que durante años han protagonizado los agentes secretos más ineptos de España han encontrado en la animación el ritmo y la “seriedad” que no lograron tener en sus previas aventuras de carne y hueso. La historia ha demostrado que hay personajes que no pueden tener presencia física, y Mortadelo y Filemón son algunos de ellos.

Con Javier Fesser, responsable de aquella La gran aventura de Mortadelo y Filemón en 2003, las desventuras, los golpes y los constantes guiños al contexto social de España regresan con una fuerza inesperada. Y lo hace sobre un guión sólido que sigue con mano firme la estructura de los tebeos que han hecho reír a miles de jóvenes y adultos. En efecto, lo mejor de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo es su fidelidad a unos cómics que son muy difíciles de adaptar. Los detalles al margen de la historia, la sutileza de algunos chistes, e incluso gags característicos de Ibáñez se dan cita para convertir a este film ajustado en su metraje en un festival del humor. Desde ese comienzo de agente secreto al más puro estilo James Bond (por cierto, una versión idealizada de lo que después se desarrolla de forma más propia de la TIA) hasta ese final sacado literalmente de las viñetas, todo en la película está pensado para provocar una sonora carcajada.

Esto no quiere decir que la película sea una joya del séptimo arte. Sus fallos, aunque enterrados bajo la risa, provocan en ciertos momentos una falta de ritmo notable, sobre todo en el segundo acto. Del mismo modo, la necesidad que tiene el director de introducir un personaje como Rompetechos, eventual en las historias, como un protagonista más termina por saturar la historia de situaciones absurdas, si es que eso puede llegar a ocurrir en una misión de Mortadelo y Filemón. En este sentido, algunos gags visuales pueden llegar a ser repetitivos en su desarrollo, aunque eso no impide que ofrezcan algunos de los mejores momentos de la trama.

Se puede decir que Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo es la película sobre estos personajes que el cine estaba esperando, o al menos que el cine se merecía. Divertida, dinámica, con constantes referencias a los tebeos, a la sociedad y a la cultura, y con un sentido del ridículo (o ausencia de él) sin igual. Es cierto que hay momentos en los que el ritmo frena, en buena medida motivado por el hecho de que la película es más larga que el cómic, pero eso no debería ser un impedimento para disfrutar de una hora y media de puro humor. Los fans de los personajes encontrarán en los fotogramas el delicioso espíritu de las viñetas. Incluso podrán comprobar cómo el doctor Bacterio es capaz de crear un invento que funciona. A disfrutar.

Nota: 7/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: