‘Yves Saint Laurent’: la transgresión de una historia tradicional


Pierre Niney es 'Yves Saint Laurent' en el film de Jalil Lespert.Los biopic, esas películas que abordan una etapa de la vida de un personaje relevante, tienen siempre una serie de etapas comunes que los convierten en una suerte de fotocopias unos de otros. Que gusten o no depende, en muchas ocasiones, del grado de interés que se tenga por el susodicho personaje. Y aunque la nueva película de Jalil Lespert (Des vents contraires) se sostiene en una estructura dramática bastante previsible, la forma de tratar algunos de los momentos más oscuros e íntimos del revolucionario diseñador de moda aporta al film un toque distinto y elegante que invita a la reflexión.

Y es que a diferencia de los films norteamericanos, Yves Saint Laurent no trata de explicarle al espectador lo que ve. Simplemente busca ser un testigo más o menos neutral del periplo artístico y enfermizo que realiza el protagonista, interpretado con bastante solidez por Pierre Niney (20 años no importan). A esto contribuye, sin lugar a dudas, la narración desde el punto de vista de su compañero de vida, papel que corre a cargo de un Guillaume Gallienne (Quiero ser italiano) comedido y sobrio. De hecho, su rol se convierte con el paso de los minutos en el contrapunto del descenso a los infiernos de Saint Laurent, lo que acentúa no solo esa visión algo alejada del protagonista, sino también el cambio que se produce en el joven tímido que se presenta al inicio del film.

Aunque la labor de Lespert tras las cámaras es excesivamente académica, sobre todo cuando se abordan los años de transgresión del diseñador francés, la sencillez de la puesta en escena se equilibra con un reparto notable y una iluminación que capta, en líneas generales, la evolución de los tiempos que vive el protagonista, lo que por otro lado termina por incidir en los propios personajes y en su entorno. Esto permite, además, que ese distanciamiento, esa mirada objetiva que obliga al espectador a analizar todo lo que pasa por la cabeza del protagonista, adquiera un mayor significado en los momentos más dramáticos de la trama, sobre todo aquellos relacionados con la turbulenta relación entre Saint Laurent y su amante Pierre Bergé.

Desde luego, Yves Saint Laurent gustará a los que busquen una aproximación a la figura de este icono de la moda y al propio mundo de la moda. Es cierto que la película posee varios altibajos narrativos, motivados principalmente por esa estructura que parece repetirse en las películas biográficas. Sin embargo, la forma de narrar, aun cuando la planificación es algo sencilla, es diferente, en ocasiones incluso algo transgresora. El hecho de que actores y director opten por el minimalismo formal en algunos momentos dramáticos puede resultar desconcertante en un primer momento, pero al mismo tiempo es una invitación para reflexionar sobre la vida y obra del diseñador.

Nota: 6/10

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: