‘Agentes de S.H.I.E.L.D.’ subsana a tiempo los fallos de su 1ª T


los 'Agentes de S.H.I.E.L.D.' deben localizar y neutralizar amenazas por todo el mundo en su primera temporada.Le pese a quien le pese, Marvel ha logrado una de las cosas más complicadas en lo que a adaptaciones se refiere: trasladar el complejo entramado de cómics a la gran pantalla. Y es que no se trata solamente de adaptar las aventuras de los superhéroes de papel, sino de crear todo un mundo en el que un film influya en otro, en el que cualquier referencia tenga importancia para futuros acontecimientos. El mayor evento hasta la fecha en este sentido había sido Los Vengadores (2012), cuyo éxito ha derivado directamente en un producto televisivo que no solo ha servido como background del mundo marvelita, sino que ha sabido defenderse como una aventura propia y única a pesar de su titubeante comienzo: Agentes de S.H.I.E.L.D. Y todo por la muerte de uno de los personajes secundarios más carismáticos de los films: el agente Coulson.

Sin él posiblemente esta primera temporada de 22 episodios no sería lo que es… o lo mejor dicho lo que ha terminado siendo. Para ponernos en situación, el mencionado personaje, que moría durante el clímax de Los Vengadores, vuelve a la vida en esta producción para ponerse al frente de un equipo que se dedica a viajar por todo el mundo para encontrar y neutralizar potenciales amenazas de origen no humano. Y este es solo uno de los múltiples secretos que contiene el desarrollo de esta primera temporada, cuya evolución ha sido, por cierto, bastante irregular. Si bien es cierto que bien está lo que bien acaba, obviar los problemas dramáticos que ha tenido esta nueva serie surgida de la mente de Joss Whedon (serie Buffy Cazavampiros) en colaboración con Maurissa Tancharoen y Jed Whedon (ambos colaboradores en la serie Dollhouse) sería poco coherente y, sobre todo, impediría apreciar el notable crecimiento que han tenido personajes y trama.

En líneas generales, Agentes de S.H.I.E.L.D. ha pasado de ser una aventura sencilla y directa con gran presupuesto a un thriller algo más complicado pero igualmente directo. Más allá de los interrogantes que generó el agente Coulson (de nuevo un Clark Gregg impecable) con su resurrección (de la que no desvelaré nada), la primera parte de la temporada se centró fundamentalmente en un formato episódico cuyo máximo interés era ver una especie de película en formato corto. Y desde luego el episodio piloto cumple las expectativas, pero ahí queda todo. El posterior planteamiento dramático demuestra que dicha idea inicial no funcionaba como debería, fundamentalmente porque ver a un grupo de personajes sin habilidades especiales salvando el mundo es excesivamente similar a otros productos ya vistos. Por otro lado, la espectacularidad del cine, con sus grandes presupuestos, no puede lograrse en la pequeña pantalla con un presupuesto más reducido. La genialidad de Whedon y compañía radica en que el cambio no ha requerido de grandes traumas y ha permitido reestructurar algunos aspectos secundarios de la trama que hacían cojear al conjunto.

Y todo gracias a un único personaje. Esto es algo que todo guionista, veterano o novel, debería analizar. La simple introducción del rol interpretado por un Bill Paxton (Al filo del mañana), que da rienda suelta a su vena más salvaje, da un giro completo al sentido original de la serie, convirtiendo al producto en una ficción autónoma enmarcada en los acontecimientos vistos en las películas. Erigido como un punto de giro fundamental, su incorporación hace que el desarrollo dramático funcione como una intriga de espionaje en la que buenos y malos ya no están tan definidos como en los primeros compases de la temporada. Es él el que aporta frescura a los personajes y a la trama, la pieza clave de un puzzle que se había planteado desde el principio pero que, tal vez por desidia, se había aparcado. En definitiva, es un villano a la altura de las necesidades de los héroes cuya derrota obligará a los guionistas a buscar un sustituto digno si se quiere mantener lo conseguido en el clímax de estos primeros episodios.

Un lavado de cara necesario

Decía que la presencia de Paxton es el detonante del cambio en Agentes de S.H.I.E.L.D., pero no lo es únicamente en la trama. Una de las debilidades más palpables que tiene esta primera temporada es la presencia del personaje de Brett Dalton (Beside still waters), no tanto por su interpretación como por la definición excesivamente plana de sus motivaciones. Prácticamente definido como un soldado sin sentimientos, su evolución en la serie era más bien nula. La incorporación del personaje de Paxton no solo reactiva el interés por este rol, por su pasado y por su futuro, sino que presenta al que será su sustituto (al menos a priori) en la próxima temporada, un rol bastante más interesante que, para satisfacción de los fans, posee conexiones con otros grupos del universo Marvel.

La mejor prueba de que la serie ha logrado, gracias a este giro narrativo, convertirse en un producto con vida propia es el hecho de que, analizadas en su conjunto, sus fases se corresponden con los films estrenados a lo largo de todo este tiempo. Esta primera temporada ha pasado del dinamismo de Los Vengadores a la sobriedad de Thor: El mundo oscuro, para terminar con la intriga de Capitán América: El soldado de invierno. De hecho, cualquier aficionado encontrará con facilidad los nexos de unión entre las diferentes tramas y la propia serie. Pero lejos de quedarse en eso, en un contexto para algo mayor, las aventuras de este grupo de espías han sido el caldo de cultivo en el que las futuras tramas cinematográficas podrán apoyarse para avanzar. El hecho de que se responda a muchos interrogantes generados tanto en los episodios como en las películas la convierte en un gran arco dramático a tener en cuenta si se quiere estar al tanto de todo lo que sucede y sucederá en el mundo audiovisual de Marvel.

El mejor ejemplo de todo ello son las numerosas colaboraciones y referencias que contiene la temporada. Samuel L. Jackson (RoboCop) o Cobie Smulders (serie Cómo conocí a vuestra madre) son solo algunos de los actores que se han prestado a reforzar los nexos de unión entre la gran y la pequeña pantalla. El hecho de que, además, el primero cierre esta primera entrega de capítulos dando el relevo de forma oficial al personaje de Gregg no hace sino abrir la puerta a nuevas posibilidades en ambos medios, potenciadas además por los dos enganches finales que posee el último episodio de la temporada, muy relacionados ambos con los dos principales secretos que han estado entrando y saliendo de la trama a lo largo de su desarrollo. Uno es el pasado del personaje interpretado por Chloe Bennet (serie Nashville) y el otro son las consecuencias que tiene la resurrección del agente Coulson.

Evidentemente, Agentes de S.H.I.E.L.D. es una serie pensada para los fans de Marvel y de los cómics en general. Su factura técnica, en líneas generales, es notable, y la presencia de personajes clásicos del universo marvelita hará las delicias de los fieles seguidores. Es una lástima que haya tardado tanto (amenaza de cancelación incluida) en darse cuenta de su propio potencial, aunque más vale tarde que nunca. El cambio tan marcado que sufre hacia la mitad de esta primera temporada permite especular con un futuro prometedor, sobre todo gracias a esas últimas secuencias que dejan con ganas de más. Sí, comenzó siendo una serie para fans, pero ha terminado siendo una historia de espías, traiciones y honor en la que la tecnología y los efectos tienen una participación importante. Y eso es algo universal.

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: